Diferencia entre revisiones de «Batallón Atlácatl»

4 bytes añadidos ,  hace 5 años
sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Los primeros soldados entrenados de este batallón llegaron a El Salvador en [[1981]]. El batallón fue entrenado en [[Fort Bragg]], [[Carolina del Norte]], por las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos y el Segundo Batallón, 505ª de Infantería de la [[82.ª División Aerotransportada]]. Como resultado de su formación en EE.UU., el batallón tenía una estrecha relación con los asesores militares de los Estados Unidos y las Fuerzas Especiales Estadounidenses que operaban en El Salvador durante la guerra civil de los años 80. Entró en operaciones a partir del 1 de marzo de 1981, según Orden General, con sede en el Sitio del niño y adscrito al Estado Mayor General (Hoy Conjunto) de la Fuerza Armada. Ocupó este Batallón, las instalaciones de la Ciudad Normal “Alberto Masferrer”, a 26 km al Oeste de San Salvador, con un total de 1261 Soldados bajo el Comando del Tte. Cnel. DEM. [[Domingo Monterrosa Barrios]], se le dio el nombre de ATLACATL en memoria del indígena cuscatleco cuya existencia no ha sido comprobada.
 
La Comisión de la Verdad para El Salvador (UNTC) concluye en su informe que el Batallón fue responsable de la [[masacre de El Mozote]], la masacre de El Calabozo, y [[Mártires de la UCA|la ejecución de seis jesuitas y dos empleadas domesticas]]. El batallón estuvo también implicado en el asesinato de alrededor de 50 civiles en la orilla del [[Río Guaslinga]].<ref>[http://www.derechos.org/nizkor/salvador/informes/truth.html Report of the UN Truth Commission on El Salvador]</ref> [[Human Rights Watch]] relaciona al batallón con otras masacres que no se recogen en el informe de Naciones Unidas: docenas de asesinatos en Tenancingo and Copapayo en 1983, 68 en Los Llanitos, y tres asesinatos independientes en 1989. En este ionforme de 1990, Human Rights Watch concluye que estos números no deben sorprender: "los oficiales nosteamericanos nunca tuvieron la menor preferencia por la preservación de los derechos humanos como prioridad a la necesidad de ganar la guerra, cuando, como era frecuente, ambos objetivos entraban en conflicto."<ref>[https://books.google.com/books?id=_c8umnadLwkC&source=gbs_navlinks_s "A Year of Reckoning: El Salvador a Decade After the Assassination of Archbishop Romero"] Human Rights Watch, 1990, pp. 225-227</ref>
 
Durante el periodo de funcionamiento de este batallón el Gobierno de los Estados Unidos aportaba 1.000.000 de dólares diarios como ayuda militar al ejército salvadoreño.<ref>[ http://eprints.ucm.es/4036/1/S1020602.pdf La ayuda norteamericana en Centroamérica, 1980-1992] [[José Antonio Sanahuja]] Departamento de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales
447

ediciones