Diferencia entre revisiones de «Batallón Atlácatl»

4 bytes añadidos ,  hace 5 años
sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Los primeros soldados entrenados de este batallón llegaron a El Salvador en [[1981]]. El batallón fue entrenado en [[Fort Bragg]], [[Carolina del Norte]], por las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos y el Segundo Batallón, 505ª de Infantería de la [[82.ª División Aerotransportada]]. Como resultado de su formación en EE.UU., el batallón tenía una estrecha relación con los asesores militares de los Estados Unidos y las Fuerzas Especiales Estadounidenses que operaban en El Salvador durante la guerra civil de los años 80. Entró en operaciones a partir del 1 de marzo de 1981, según Orden General, con sede en el Sitio del niño y adscrito al Estado Mayor General (Hoy Conjunto) de la Fuerza Armada. Ocupó este Batallón, las instalaciones de la Ciudad Normal “Alberto Masferrer”, a 26 km al Oeste de San Salvador, con un total de 1261 Soldados bajo el Comando del Tte. Cnel. DEM. [[Domingo Monterrosa Barrios]], se le dio el nombre de ATLACATL en memoria del indígena cuscatleco cuya existencia no ha sido comprobada.
 
La [[Comisión de la Verdad para El Salvador]] (UNTC) concluye en su informe que el Batallón fue responsable de la [[masacre de El Mozote]], la [[masacre de El Calabozo]], y [[Mártires de la UCA|la ejecución de seis jesuitas y dos empleadas domesticas]]. El batallón estuvo también implicado en el asesinato de alrededor de 50 civiles en la orilla del [[Río Guaslinga]].<ref>[http://www.derechos.org/nizkor/salvador/informes/truth.html Report of the UN Truth Commission on El Salvador]</ref> [[Human Rights Watch]] relaciona al batallón con otras masacres que no se recogen en el informe de Naciones Unidas: docenas de asesinatos en Tenancingo and Copapayo en 1983, 68 en Los Llanitos, y tres asesinatos independientes en 1989. En este ionforme de 1990, Human Rights Watch concluye que estos números no deben sorprender: "los oficiales nosteamericanos nunca tuvieron la menor preferencia por la preservación de los derechos humanos como prioridad a la necesidad de ganar la guerra, cuando, como era frecuente, ambos objetivos entraban en conflicto."<ref>[https://books.google.com/books?id=_c8umnadLwkC&source=gbs_navlinks_s "A Year of Reckoning: El Salvador a Decade After the Assassination of Archbishop Romero"] Human Rights Watch, 1990, pp. 225-227</ref>
 
Durante el periodo de funcionamiento de este batallón el Gobierno de los Estados Unidos aportaba 1.000.000 de dólares diarios como ayuda militar al ejército salvadoreño.<ref>[ http://eprints.ucm.es/4036/1/S1020602.pdf La ayuda norteamericana en Centroamérica, 1980-1992] [[José Antonio Sanahuja]] Departamento de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales
447

ediciones