Diferencia entre revisiones de «Usuario:Efegé/Guerra de las Cien Horas»

 
=== Honduras y el MCCA ===
Pese a que el MCCA tuvo un crecimiento notable en sus primeros años, este no beneficióbeneficiaba por igual a los países involucrados., pues Nicaragua y Honduras fueroneran los menos favorecidos. LaEn el caso de Honduras, se esperaba que la incorporación al proceso de integración provocaría beneficios como la instalación de industrias, facilidades arancelarias para sus productos y participación de utilidades del comercio regional. Pero la balanza comercial hondureñacomenzó eraa ser negativa tras la integración, especialmente con el estado vecino de El Salvador.,<ref name=perez_uno>{{Cita Harvard |Pérez Pineda|2014|pp=8-10|sp=sí}}</ref>(pues en 1968 llegó a 37,8-10 millones de Lempiras. Muestra de esa desventaja era que los productos provenientes de Centroamérica se adquirían más caros en Honduras, ya que al tener preferencia arancelaria no habían ingresos fiscales.<ref name=arieh_tres>{{Cita Harvard |Arieh Gerstein|1970| pp)La=561-562|sp=sí}}</ref>Era economíacon hondureñael vecino El Salvador, depaís que le aventajaba en desarrollo hechoindustrial, teníacon unael menorque basemás productivase presentaba ese desequilibrio, yya que que sus exportaciones comenzaron a tener una importante participación en la medianaeconomía yhondureña, pequeñasi empresase notoma podíanen competircuenta anteque lasel mismas79,8% nacientesde industriasla hondureñasproducción ysalvadoreña especialmenteen las1969 salvadoreñasse dirigía a este país.<ref name=overall_uno>{{Cita Harvard |OverallBologna|20061978| locpp=Introducción80|sp=sí}}</ref>
 
La balanza comercial hondureña era negativa, (8-10 pp)La economía hondureña, de hecho, tenía una menor base productiva, y la mediana y pequeña empresa no podían competir ante las mismas nacientes industrias hondureñas y especialmente las salvadoreñas.<ref name=overall_uno>{{Cita Harvard |Overall|2006| loc=Introducción}}</ref>
Pese a que El Salvador tenía más desarrollo industrial con respecto a Honduras, esta se adhirió al proceso de integración en el entendido de que esperaba beneficios como la instalación de más industrias, facilidades arancelarias para sus productos y participación de utilidades del comercio regional. De hecho la balanza comercial para Honduras comenzó a ser negativa tras la integración, pues en 1968 llegó a 37,8 millones de Lempiras. Aparte que los productos provenientes de Centroamérica los adquiría más caros, y al tener estos preferencia arancelaria no tenía ingresos fiscales.<ref name=arieh_tres>{{Cita Harvard |Arieh Gerstein|1970| pp=561-562|sp=sí}}</ref>El Salvador tenía un importante participación en su economía si se toma en cuenta que el 79,8% de su producción salvadoreña en 1969 se dirigía a este país.<ref>{{Cita Harvard |Bologna|1978| pp=80|sp=sí}}</ref>
 
LosPor tanto, los fallos del MCCA con respecto a Honduras provocóprovocaron que la culpa recayera sobre El Salvador.<ref>{{Cita Harvard |Alcántara Sáez|1980| pp=732|sp=sí}}</ref>PorLa tantosituación llegó a un punto que se empezó a gestarsegestar un boicot a suslos productos provenientes del vecino país y en consecuencia se promovió el consumo de productos nacionales. Además, aparte de desarrollarsesurgió un sentimiento nacionalista contrarioque alapuntó vecinosus país,dardos y especialmente contraa los campesinos salvadoreños residentes.<ref name=perez_uno/>(8-10pp)<ref name=overall_uno/>EstoToda ademáseste panorama ayudaba al gobierno hondureño a desviar la reformaatención de una eficiente reforma agraria yeficiente, aaparte que hacía disminuir las protestas de maestros y estudiantes.<ref>{{Cita Harvard |Alcántara Sáez|1980| pp=731|sp=sí}}</ref>
 
Para Thomas Anderson, dicha balanza comercial era negativa de igual forma con los Estados Unidos como los vecinos centroamericanos, pero siendo el país norteamericano un importante socio en el abastecimiento de armas, créditos y el negocio de las bananas, era más fácil encontrar culpables en Centroamérica, específicamente con El Salvador, pese a que en realidad este estaba entre los más favorecidos con el MCCA. Sin embargo existieron las voces de quienes empezaron a notar que Honduras se estaba convirtiendo en una colonia salvadoreña en el aspecto económico. Esto tenía su base en que los salvadoreños competían en Honduras por empleos y tierras.<ref>{{Cita Harvard |Anderson|1981| p=65|sp=sí}}</ref>(TA,65)