Diferencia entre revisiones de «Otón IV del Sacro Imperio Romano Germánico»

m (Pequeñas correcciones WP:CEM.)
Tras abandonar Roma se dirigió a Pisa, donde llegó el 20 de noviembre y, aconsejado por sus colaboradores más cercanos, decidió incumplir las promesas dadas al papa e intentar restaurar el poder imperial en Italia. Tras su consagración por el papa expulsó a las tropas pontificias de Ancona y Spoleto, declarándolos feudos imperiales y reclamando a [[Federico II Hohenstaufen|Federico II]], ahora protegido del papa, un homenaje como vasallo suyo por las posesiones de este en [[Calabria]] y [[Apulia]], el cual este rehusó hacer, pasando Otón a declarar esos feudos requisados. Al poco marchó hacia Roma, donde obligó a [[Inocencio III]] a anular el [[Concordato de Worms]] y a reconocer el derecho imperial a hacer nominaciones a las sedes vacantes.
[[Archivo:Otto IV. und Papst Innocenz III. reichen sich vor den ankommenden Schiffen Friedrichs II. die Hände.jpg|miniaturadeimagen|298x298px|Otón e [[Inocencio III]] se dan las manos]]
EtaEsta serie de acciones enfurecieron al papa, el cual excomulgó a Otón el 18 de noviembre de 1210. Mientras, trató de conquistar Sicilia, cuyo gobernante se encontraba bajo la protección de Inocencio III, sin embargo los príncipes alemanes pronto se sintieron cansados de Otón, a quien vieron más interesado en los asuntos italianos y en su conflicto con el papa que en defender el norte de su reino de los ataques de [[Valdemar II de Dinamarca]], el cual aprovechó las distracciones de Otón invadiendo el norte del Imperio y pasando a dominar el [[mar Báltico]] desde [[Holstein]] hasta [[Livonia]]. Finalmente numerosos príncipes del Imperio, instigados por [[Felipe II de Francia]] y con el consentimiento del Papa, depusieron a Otón y eligieron a [[Federico II Hohenstaufen|Federico II]], el útimo Hohenstaufen vivo, como emperador en la Dieta de [[Núremberg|Nuremberg]] de 1211.
 
A pesar de declarar su arrepentimiento y prometer llevar a cabo todo lo acordado con el papado, Inocencio III acabó reconociendo a Federico como emperador electo.
Usuario anónimo