Abrir menú principal

Estéropes

cíclope en la mitología griega, hijo de Urano y de Gea

En la mitología griega, Estéropes (en griego Στεροπης, Steropês, ‘el que da el rayo’) formaba junto con Brontes y Arges la primera generación de Cíclopes, hijos de Urano y Gea. Eran gigantes con un solo ojo en mitad de la frente y un temperamento horrible, conocidos como buenos artesanos y constructores.

Según Hesíodo eran fuertes, testarudos, y de «bruscas emociones». Con el tiempo, sus nombres llegaron a ser sinónimo de fuerza y poder, y se usaban para referirse a armas especialmente bien manufacturadas.

Véase tambiénEditar