Estación de Sevilla-San Jerónimo

La estación de Sevilla-San Jerónimo,[1][2]​ también conocida como de Sevilla-Empalme,[3]​ fue una estación de ferrocarril que existió al norte de la ciudad española de Sevilla, en el actual barrio de San Jerónimo. Estuvo en servicio muchos años como punto de encuentro de las líneas Córdoba-Sevilla y Sevilla Cádiz.

En las cercanías de la estación existían unas importantes instalaciones ferroviarias, las cuales incluían talleres y un depósito de locomotoras.

HistoriaEditar

Para comienzos de la década 1860 el ferrocarril había llegado a Sevilla a través de dos líneas férreas: la Córdoba-Sevilla, construida por la Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Sevilla, y la Sevilla-Cádiz, construida por la Compañía de los Ferrocarriles de Sevilla a Jerez y de Puerto Real a Cádiz y completada en marzo de 1861.

Sin embargo, ambas líneas no tenían un enlace ferroviario común. Esto se solucionaría en 1861, cuando la propietaria del ferrocarril Sevilla-Cádiz construyó una conexión de 6 km de longitud que unía ambas líneas al norte de la ciudad.[4][5]​ El nuevo ramal entró en servicio el 29 de septiembre de 1861.[4]​ Con tal fin, se construyó una estación de empalme entre ambas líneas. Con posterioridad, las líneas Córdoba-Sevilla y Sevilla-Cádiz pasaron a manos de las compañías MZA y «Andaluces», respectivamente.[6]​ Así, los trenes que paraban en un andén de Sevilla-Empalme llegaban hasta la estación de Plaza de Armas (MZA), mientras que los del otro andén iban hasta la de San Bernardo (Andaluces).

En 1941, tras la nacionalización de los ferrocarriles de ancho ibérico, las instalaciones pasaron a manos de RENFE.

De acuerdo con el Plan de Enlaces Ferroviarios de Sevilla, aprobado en 1971, estaba prevista la reorganización de la red férrea y la supresión de las estaciones de Plaza de Armas, San Bernardo y San Jerónimo.[7]​ Un primer paso fue la eliminación del antiguo ramal a la línea de Sevilla-Cádiz, suprimido en 1977. A comienzos de la década de 1990, con motivo de las obras para la Expo'92, los servicios ferroviarios fueron centralizados en la nueva estación de Santa Justa y el ramal que iba hasta la estación de Plaza de Armas fue levantado.[8][9]​ Como consecuencia, las instalaciones de Sevilla-San Jerónimo fueron desmanteladas y la estación derruida.

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Anónimo (1974). Situación actual y perspectivas de desarrollo de Andalucía oriental I. Confederación Española de Cajas de Ahorros. 
  • Barrionuevo Ferrer, Antonio (2005). Sevilla: las formas de crecimiento y construcción de la ciudad. Universidad de Sevilla/Instituto Universitario de Ciencias de la Construcción. 
  • del Moral Ituarte, Leandro (1991). La obra hidráulica en la Cuenca Baja del Guadalquivir (siglos XVIII-XX). Gestión del agua y organización del territorio. Junta de Andalucía/Universidad de Sevilla. 
  • García Raya, Joaquín (2006). «Cronología básica del ferrocarril español de vía ancha». IV Congreso Historia Ferroviaria: Málaga, septiembre de 2006 (Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía). 
  • Lalana, José Luis; Santos Ganges, Luis (2016). «El poder y la confusión de la nomenclatura técnica en la investigación histórica ferroviaria». La Historia, lost in translation? Actas del XIII Congreso de la Asociación de Historia Contemporánea (Ediciones de la Universidad de Castilla La Mancha). pp. 2675-2686. 
  • López Martínez, Antonio Luis (2002). Ganaderías de lidia y ganaderos. Historia y economía de los toros de lidia en España. Universidad de Sevilla. 
  • Pablo-Romero, María del Pópulo (2002). La Exposición Universal de Sevilla 1992. Efectos sobre el crecimiento económico andaluz. Sevilla: Universidad de Sevilla/Fundación Focus-Abengoa. 
  • Salas, Nicolás (1974). Sevilla. Complot del silencio. Universidad de Sevilla.