Estado multinacional

Un estado multinacional es un estado-nación compuesto por diversas culturas, en ocasiones rivales, que pelean por su control. En él es frecuente una situación tensa, pero puede llegar a estabilizarse por largos períodos si el equilibrio de poder se administrara cuidadosamente.

La mayoría de dichos estados suelen concluir las disputas con una opción dentro de un pequeño conjunto:

La lengua es una cuestión importante en casi todas las divergencias culturales y políticas. La colonización ha derivado en muchos estados multiculturales, incluyendo los Estados Unidos, Canadá, México y casi todos los países de América Latina. Haití y la República Dominicana comparten la isla de La Española y hablan idiomas distintos, siendo una isla binacional, o sea una isla con dos estados; como Chipre, aunque uno de los estados allí presentes no está reconocido por ningún otro país que Turquía.

Un estado multinacional requiere un gran esfuerzo para mantenerse junto. El éxito o el fracaso dependerán de la creación de una sociedad multiétnica. Hay, sin embargo, presiones militares y económicas externas que pueden originar la distinción de un grupo social dentro de un estado. Así pues, un estado multinacional no siempre implica una sociedad multiétnica. Hay diversos pueblos o naciones unidos por otra cosa que por la etnia, como por ejemplo la religión. Hay también naciones que no tienen ningún estado, o que están divididas en varios estados, como los kurdos, que están poco integrados en varias sociedades débilmente multiétnicas, algunos de los cuales, como Irak o Turquía, pueden denominarse estados multinacionales.

Véase tambiénEditar