Esteban VII Tomșa

príncipe de Moldavia entre 1563 y 1564

Ștefan VII Tomșa (en rumano, Ștefan Tomșa, m. Lwów, 1564) fue Príncipe de Moldavia entre agosto de 1563 y marzo de 1564. Se puede hallar como Ștefan VII o Stefan I, dependiendo de las fuentes.

Ștefan VII Tomșa
Príncipe de Moldavia
Información personal
Reinado 1563-1564
Fallecimiento 5 de mayo de 1564
Lwów, Reino de Polonia
Entierro monasterio de San Onofre, Lwów
Predecesor Ioan I Despot-Voda
Sucesor Alexandru IV Lăpușneanu
Familia
Descendencia Ștefan IX Tomșa
Leon Tomșa
Iglesia del monasterio de San Onofre de Lviv, donde fue enterrado Ștefan VII Tomșa.

En el principado de Moldavia la monarquía era electiva, como en los vecinos Polonia, Transilvania y Valaquia, y el príncipe (voivoda, hospodar o domnitor según las épocas y las fuentes) era elegido por los boyardos (a menudo entre ellos) y para ser nombrado, reinar y mantenerse, se apoyaba frecuentemente en las potencias vecinas, Habsburgo, polaca u otomana.

El hecho de que entre 1455 y 1859 el Principado se reconociera como vasallo de la Sublime Puerta no significa que fuera una provincia turca o un país musulmán. Sólo algunos territorios moldavos pasan a ser otomanos: en 1484 Besarabia, conocida como Budzhak, al norte del delta del Danubio; en 1538 la raya de Tighina (Bender) y, más tarde, desde 1713 la raya de Jotyn. El resto del Principado, y la parte comprendida entre el río Dniéster y el río Prut que en 1812 formará Besarabia tras la anexión rusa, conservó sus propias leyes, su religión ortodoxa, boyardos, príncipes, ministros, ejércitos y autonomía política, con la cual se alzaron a menudo contra el Sultán otomano[1]​.

BiografíaEditar

Tomșa era un boyardo moldavo (boier), que servía como hetman[2]​ y que fue proclamado príncipe el 8 de agosto de 1563[2]​ y líder de la revuelta de los boyardos contra el príncipe ortodoxo (antes reformado) Ioan I Despot-Vodă, cuya causa principal fueron los intentos de introducir el luteranismo en el principado de Moldavia. Ante el alcance de la revuelta y la insurrección popular generalizada, éste se había refugiado en el castillo de Scaun de Suceava y resistió allí un asedio de tres meses hasta que fue abandonado por sus mercenarios. Ștefan ejecutó a Ioan golpeándolo con una maza en octubre de 1563. Igualmente capturó al líder cosaco Dmitro Vishnevetski, que había apoyado a Despot-Vodă y luego le había combatido por la falta de pago a su servicio, y lo envió al sultán otomano en Constantinopla donde sería sometido a suplicio.

A pesar de ello, los otomanos no quisieron reconocerlo, y en su lugar nombraron a Alexandru IV Lăpușneanu por segunda vez en enero de 1564[2]​. El principado estaba en la ruina y Despot-Vodă había aumentado el tributo anual a 20.000 ducados. Para mayor inestabilidad tuvo que enfrentarse con gran esfuerzo a un ataque del príncipe válaco Petru Ier cel Tânăr. Por todo ello, fue incapaz de mantenerse en el trono y fue derrocado por Lăpușneanu.

Tomșa buscó refugio en el Reino de Polonia, donde fue encarcelado junto a sus boyardos en Buczacz[2]​. Los boyardos fueron enviados a Constantinopla a petición del Sultán otomano[2]​. El rey Segismundo II, sin embargo, sentenció a muerte a Ștefan y lo mandó decapitar en Lwów el 5 de mayo de 1564[2]​, justificándolo con unas presuntas incursiones de las tropas de Tomșa en tierras polacas a principios de su reinado. Fue enterrado en el monasterio de San Onofre de Lwów.

Ștefan Tomșa fue el padre de Ștefan IX (II) Tomșa y de Leon Tomșa, futuros príncipes de Moldavia y Valaquia, respectivamente.

ReferenciasEditar

  1. Gilles Veinstein, Mihnea Berindei, L'Empire ottoman et les pays roumains. París: EHESS, 1987.
  2. a b c d e f Zdzisław Spieralski, Awantury mołdawskie. Varsovia: Wiedza Powszechna, 1967. p. 127.

Enlaces externosEditar