Abrir menú principal

Estopa (material)

Material fibroso de origen vegetal, con numerosos usos tradicionales en construcción y sellado de juntas
Estopa de cáñamo
Herramientas de calafateado y estopa

En la industria textil y en diversas profesiones, la estopa era uno de los productos residuales de peinar las fibras de cáñamo y de otros materiales naturales, como el lino.[1][2]​ Se comercializaba en forma de mechones o madejas de fibras desiguales. Sus compradores eran diversos, y así, por un lado estaban los tejedores de arpilleras y tejidos bastos, y por otro lado, era uno de los productos principales empleados por los calafates. También utilizaban estopa, como material de relleno, fabricantes de sillas, talabarteros, colchoneros y tapiceros de muebles.[3]

Arpilleras y tejidos de estopaEditar

Las estopas de mejor calidad, con una proporción importante de fibras largas, se podían peinar e hilar para fabricar hilos de baja calidad textil, pero adecuados para otros usos diversos. Estos hilos se podían tejer en telas relativamente apretadas (tejidos de estopa) o más bien groseros (arpilleras).[4][5][6][7]

CalafateadoEditar

Una de las materias básicas de los calafates, la técnica tradicional para impermeabilizar el entablonado de los cascos de los barcos de madera, era la estopa. Generalmente de cáñamo, pero también de lino o de esparto. Cuando el sisal, el abacá, el yute, la fibra de coco y otras fibras importadas se popularizaron, se pudo emplear la estopa de esos materiales (en Europa y en los países de origen).[8][9]

FontaneríaEditar

En fontanería y en muchos campos de la industria es necesario asegurar uniones de tuberías, accesorios y otros dispositivos de manera que sean estancas al paso de distintos líquidos o gases. Este es el objeto de las uniones selladas y de las juntas de estanqueidad. En sistemas domésticos, las únicas uniones a considerar son las uniones fijas. En una unión "fija" o estática, hay que asegurar la estanqueidad entre dos elementos inmóviles entre sí. La solución tradicional era un cordoncillo de estopa sin trenzar ni hilar. Cuando la rosca estrechaba la unión, esta quedaba estanca.[10]

 
Cinta de PTFE para hacer estanca una unión roscada. Antiguamente se empleaba un cordón de estopa

Industria en general y construcción navalEditar

Además de las uniones estáticas, hay casos industriales en los que se debe lograr la estanqueidad entre piezas con movimiento relativo (estanqueidad dinámica). Las hay de dos tipos: juntas con movimiento longitudinal bidireccional y con movimiento rotativo (válvulas con obturador rotativo, bombas y árboles de hélice). La solución tradicional se basaba en la estopa y los dispositivos empleados se llamaban estopadas o cajas de estopadas.[11][12]

 
Sección de un inyector de vapor para la alimentación del agua de la caldera de una locomotora. El dibujo muestra tres estopadas (de hembra exterior roscada). La primera es la del vástago que acciona el inyector (arriba/izquierda). La segunda (por debajo de la anterior en el dibujo) es la del vástago de la válvula de vapor. La tercera es más pequeña

El principio de un estopado es relativamente sencillo. Se trata de hacer pasar un tubo o el árbol por el interior de un alojamiento de sección circular y de diámetro sensiblemente mayor que el tubo/árbol (el alojamiento o caja de estopadas forma parte del elemento estático del conjunto). El espacio libre que queda entre el tubo/árbol y la caja de estopadas llena de estopa impregnada de grasa (esta estopa puede adoptar la forma de cordón enroscado alrededor del tubo/árbol o montarse en forma de anillos cortados superpuestos). El fondo de la caja tiene un diámetro ajustado al del tubo/árbol y presenta una parte plana en forma de corona circular. Una pieza metálica en forma de anillo (empujador), que se monta rodeando el tubo/árbol, puede desplazarse libremente. Cualquier sistema que permita desplazar el empujador permitirá que este último comprima la estopa hasta alcanzar el grado de estanqueidad deseado. Generalmente, el empujador es desplazado por una hembra exterior o se utiliza un sistema formado por una brida y dos pernos roscados con tuercas. En resumen, la junta está formada por estopa impregnada de grasa, comprimida dentro de una caja de estopadas, que permite el movimiento del vástago o árbol, pero que dificulta mucho la fuga de líquidos y gases a presión.

Hélice de un barcoEditar

El caso del árbol de la hélice de un barco es muy parecido al de una bomba hidráulica rotativa. Una caja de estopadas permite el giro del árbol impidiendo la entrada de agua en el interior del barco.[13][14]​ Es frecuente la denominación "prensa-estopas" para todo el conjunto de la caja de estopadas.[15]

Material de rellenoEditar

Antes de la invención de las espumas elásticas sintéticas, los fabricantes de muebles y los tapiceros solían usar la estopa como material de relleno.

ConstrucciónEditar

La estopa era un material tradicionalmente utilizado para reforzar la escayola en elementos constructivos, decorativos y en esculturas. Los elementos constructivos se podían fabricar en obra o ser prefabricados.[16][17]​ En inglés, el material compuesto por "yeso y estopa" se denomina "staff".[18][19]

VeterinariaEditar

Para hacer parches o curar heridas, la estopa era usada por los antiguos veterinarios.[20][21]

Lámparas, velas y hornillosEditar

Las mechas de muchas lámparas de aceite o de petróleo no eran otra cosa que un cordón de estopa (envuelto groseramente o trenzado). Esta propiedad de la estopa la hacía muy adecuada para las mechas delgadas de las velas de cera o para algunas variedades de antorchas. Un caso parecido eran las mechas anchas y planas (o tubulares) de algunas lámparas de petróleo y de algunos hornillos de petróleo o de alcohol.[22][23][24][25]

MechasEditar

En muchos casos, el componente principal de las mechas (artillería, arcabucería, pirotecnia, cargas explosivas, antiguas minas, antiguas granadas de mano,...) era la estopa, generalmente de lino o cáñamo. El cordón se impregnaba con distintos aditivos dependiendo de la velocidad de combustión deseada.[26][27][28][29][30]

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «Estopa». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  2. DCVB: Estopa.
  3. Revista de España. Tip. de Ricardo Fé. 1872. p. 173–. 
  4. Carme Morell i Montadi (1986). La Famosa comèdia de la gala està en son punt: edició i estudi. L'Abadia de Montserrat. p. 125–. ISBN 978-84-7202-821-0. 
  5. Encyclopedia metódica. Fábricas, artes y oficios. en la Imprenta de Sancha. 1794. p. 1–. 
  6. Miguel de Cervantes Saavedra (1827). Trabajos de Persiles y Sigismunda,1: historia setentrional. en casa de Lanuza, Media y C. p. 99–. 
  7. Un Nido de palomas. Impr. Española. 1865. p. 99–. 
  8. Maria Block; Varis Bokalders (9 febrer 2010). The Whole Building Handbook: "How to Design Healthy, Efficient and Sustainable Buildings". Routledge. p. 93–. ISBN 978-1-136-54328-9. 
  9. Code of Federal Regulations: 1949-1984. U.S. General Services Administration, National Archives and Records Service, Office of the Federal Register. 1967. p. 782–. 
  10. Dolores Aleixandre; Comin, Toni; Juan Martín Velasco (2004). Avui, l'evangeli en el món. Centro De Pastoral Liturgic. p. 42–. ISBN 978-84-9805-003-5. 
  11. Glenn M. Tillman (23 agost 1991). Basic Mechanical Maintenance Procedures at Water and Wastewater Plants. CRC Press. p. 82–. ISBN 978-0-87371-429-7. 
  12. G. K. Sahu (2000). Pumps: Rotodynamic and Positive Displacement Types : Theory, Design and Applications. New Age International. p. 162–. ISBN 978-81-224-1224-6. 
  13. Don Danenberg. How to Restore Your Wooden Runabout: Vol. 2. Voyageur Press. p. 76–. ISBN 978-1-61060-643-1. 
  14. Mahogany in Scale. Lulu.com. 2007. p. 56–. ISBN 978-0-615-16695-7. 
  15. Jacinto Herrero Esteban (2007). Escritos recobrados. Jordi Salvador Gracia. p. 183–. ISBN 978-84-612-1079-4. 
  16. C. A. Brebbia (25 juny 2013). Structural Studies, Repairs and Maintenance of Heritage Architecture XIII. WIT Press. p. 391–. ISBN 978-1-84564-730-8. 
  17. José Mariano Vallejo (1833). Tratado sobre el movimiento y aplicaciones de las aguas .... M. de Burgos. p. 561–. 
  18. Paul Galabru (1964). Tratado de procedimientos generales de construcción: Obras de fábrica y metálicas. Reverte. p. 156–. ISBN 978-84-291-2032-5. 
  19. Henri de Parville; Arthur Da Cunha (26 gener 2016). Les Travaux de l'Exposition de 1900. Collection XIX. p. 108–. ISBN 978-2-346-03276-1. 
  20. William Miles (26 de octubre de 2017). The Horse's Foot and How to Keep it Sound. Read Books Limited. p. 111–. ISBN 978-1-4733-4382-5. 
  21. Nicolás Casas de Mendoza; Guillermo Sampedro (1830). Tratado elemental completo de veterinaria. Imp. de Ramón Vergés, Calle de la Greda. p. 25–. 
  22. Dizionario Larousse della civiltà romana. Gremese Editore. 2001. p. 126–. ISBN 978-88-8440-106-9. 
  23. Tomás de Morla (1816). Tratado de artilleria: para el uso de la Academia de Caballeros Cadetes del Real Cuerpo de Artilleria dividido en tres tomos y otro de laminas ... Imprenta de D. Josef Espinosa. p. 654–. 
  24. Encyclopedia metódica. Fábricas, artes y oficios. en la Imprenta de Sancha. 1794. p. 1–. 
  25. D. M. Collantes (2008). Manual del fabricante de velas de sebo, bujías de cera y estearicas, lacre y fósforos. Editorial MAXTOR. p. 71–. ISBN 978-84-9761-386-6. 
  26. Instruction théorique et pratique d'Artillerie à l'usage des élèves de l'École militaire de Saint-Cyr. ... Seconde édition. 1842. p. 10–. 
  27. Gazette de santé. Ballard. 1820. p. 163–. 
  28. Encyclopédie du dix-neuvième siècle: répertoire universel des sciences, des lettres et des arts. Bureau de l'Encyclopédie du XIXe siècle. 1870. p. 678–. 
  29. *Dizionario generale di chimica: 8:. Unione tipografico-editrice. 1874. p. 1053–. 
  30. Tratado de Química aplicada á las artes peculiares del artillero. Imp. de Alejandro Gómez Fuentenebro. 1844. p. 450–.