Abrir menú principal

Euphorbia regis-jubae

especie de planta

La tabaiba salvaje (euphorbia regis-jubae ) Webb et Berth, es una planta de la familia de las euphorbiaceae (plantas con látex).[1]​ Es un arbusto que puede alcanzar los dos metros de altura que se desarrolla abundantemente en barrancos, laderas y terrazas a pleno sol en las islas canarias de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, en el oeste de Marruecos, como en el Parque nacional de Souss-Massa y oeste del Sahara.

Symbol question.svg
 
Tabaiba salvaje
E regis-jubae2 ies.jpg
La flor de Euphorbia regis-jubae
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Euphorbiales
Familia: Euphorbiaceae
Subfamilia: Euphorbioideae
Tribu: Euphorbieae
Subtribu: Euphorbiinae
Género: Euphorbia
Especie: E. regis-jubae
Webb. et Berth.

HábitatEditar

No es un endemismo de las Islas Canarias, especie arbustiva muy abundante en el área oriental del Archipiélago Canario y Costa Atlántica de África (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, aunque también se puede encontrar en otras islas como Tenerife o La Palma) y del Sur de Marruecos y Norte del Sáhara Occidental.

Se desarrolla en barrancos, laderas y terrazas con abundante insolación en las zonas bajas y medias (300 - 1.200 m).

Especie no protegida por no incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias (Ley 4/2010 Canarias).

DescripciónEditar

Arbusto que puede sobrepasar los 2 m de altura con tallos y ramas suculentas sin espinas.

Se diferencia de otras especies por sus inflorescencias pedunculadas, umbeliformes y normalmente compuestas que presentan un color amarillo-verdoso y porque las brácteas florales se caen antes de que madure el fruto.

Al igual que otras euphorbias, la tabaiba salvaje posee un látex (jugo lechoso) muy irritante.

FloraciónEditar

Invierno - primavera (diciembre hasta mayo, hemisferio boreal).

UsosEditar

Se utiliza como planta oramental de jardín por su vistoso porte y floración. Esta planta requiere pocos cuidados, pero necesita calor y buen drenaje.

Su látex es sumamente tóxico, si se tocan los ojos después de haberlo tocado puede producir ceguera no permanente.[cita requerida] Antiguamente se utilizaba para echarlo en un charco con peces, así estos quedaban mareados y así podían cogerlos fácilmente.

TaxonomíaEditar

Euphorbia regis-jubae fue descrita por Hermann Wilhelm Rudolf Marloth y publicado en South African Gardening 21: 127. 1931.[2]

Etimología

Euphorbia: nombre genérico que deriva del médico griego del rey Juba II de Mauritania (52 a 50 a. C. - 23), Euphorbus, en su honor – o en alusión a su gran vientre – ya que usaba médicamente Euphorbia resinifera. En 1753 Carlos Linneo asignó el nombre a todo el género.[3]

regis-jubae: está dedicado al rey Juba de Mauritania.

Sinonimia

Nombre comúnEditar

Español: Tabaiba salvaje, Higuerilla.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Euphorbia regis-jubae». World Checklist of Selected Plant Families. 
  2. «Euphorbia regis-jubae». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 8 de julio de 2012. 
  3. (Spec. Pl. [ed. 1]: 450)
  4. Sinónimos en Kew
  5. Euphorbia regis-jubae en PlantList

BibliografíaEditar

  • A. CARRASCO MARTÍN et al. 2007. Plantas autóctonas de Lanzarote. Su uso en jardinería. Las Palmas de Gran Canaria.
  • A. NARANJO CIGALA y REYES BETANCORT, J.A. 2002. Los paisajes vegetales deLanzarote En: A. CENTELLAS (Coordinador), Elementos para la interpretación del Parque Nacional de Timanfaya. MMA. Madrid. Pp. 75-98
  • ANGEL B. FERNÁNDEZ. 2002. Conservación y restauración ecológica de los bosques. En: J.M. FERNÁNDEZ PALACIOS y J.L. MARTÍN ESQUIVEL (eds). Naturaleza de las Islas Canarias. Ecología y Conservación. 2002. 2ª edición. p. 375-382.
  • ARCO, M. del (2006). “Bioclimatology and climatophilous vegetation of Tenerife(Canary islands)”. Annales Botanici Fennici 43(3): 167-192.
  • BAÑARES BAUDET, A., y E. BARQUÍN DIEZ. 1982. Árboles y arbustos de la laurisilva gomera (Parque nacional Garajonay). Goya Ediciones. Santa Cruz deTenerife. 47 pp.
  • BARQUÍN DIEZ, E., y W. WILDPRET DE LA TORRE. 1975. Diseminación de plantas canarias. Datos iniciales. Vieraea, 5 (1-2): 38-60.
  • BOER, M. 1996. Geographical Information System-based application of theDesertification Response Unit concept at the Hillslope scale. En: BRAND, C. ANDTHORNES J. (eds). 1996. Mediterranean Desertification and Land Use. Wiley.Chichester. 471-492.
  • CALVO-CASES, A., HARVEY, A.M., PAYA-SERRANO, J. 1991. Process interactionsand badland development in SE Spain. En: EStudios de erosion del suelo en España. GeoformaEdiciones: Logroño. 75-90.
  • CASTILLO, V., MARTÍNEZ-MENA, M. y ALBALADEJO, J. 1997. Runoff and soilloss response to vegetation removal in a semiarid environment. Soil Science Society of America Journal 61: 1116-1121.
  • DEL ARCO, M., ACEBES J.R., PÉREZ DE PAZ, P.L. y MARRERO, M.C. 1999:Bioclimatology and climatophilous vegetation of Hierro (parte 2) and La Palma (CanaryIslands). Phytocoenologia, 29(2): 253-259.
  • DELGADO GONZALEZ, J.C. 1986. Propagación de árboles canarios. Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria. Aula de la Naturaleza de Osorio. Las Palmas de Gran Canaria.188 pp.
  • DIEZ DEL CORRAL, R. 1942. Anteproyecto de repoblación, conservación, yaprovechamiento de la zona forestal de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Islas deTenerife, Palma, Gomera y Hierro). (Inéd.). Registrado en el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife en 1942.
  • ESTEVE, MA., FERRER, D., RAMÍREZ DÍAZ, L., CALVO, J.F., SUÁREZ ALONSO, M.L., VIDAL-ABARCA, M.R. 1990. Restauración de la vegetación en ecosistemasáridos y semiáridos: algunas reflexiones ecológicas. Ecología, Fuera de serie: 1: 497-510.
  • F. LÓPEZ CADENAS DE LLANO et al. 2003. La ingeniería en los procesos dedesertificación. Ediciones Mundi-Prensa, 1045 pp.
  • J. A. REYES BETANCORT et al. 2000. Estado de conservación de la flora silvestreamenazada de Lanzarote (Islas Canarias). Las Palmas de Gran Canaria.
  • J. R. ACEBES GINOVÉS et al. 2001. División Pteridophyta, Spermatophyta. En:IZQUIERDO, I., J. L. MARTÍN, N. ZURITA & M. ARECHAVALETA (eds.). 2001.Lista de especies silvestres de Canarias (hongos, plantas y animales terrestres) 2001.Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente Gobierno de Canarias. 437 pp.
  • MARRERO, A., C. SUAREZ y J.D. RODRIGO. 1989. Distribución de especies significativas para la comprensión de las formaciones boscosas en Gran Canaria (IslasCanarias). II. Bot. Macar., 18 (1989): 27-46.
  • MARTÍNEZ-MENA, M., CASTILLO, V., ALBALADEJO, J. 2001. Hydrological anderosional response to natural rainfall in a degraded semiarid area of south-east Spain. Hydrological Processes 15: 557-571.
  • MESTER, A. 1987. Estudio fitosociológico de las comunidades de la clase Pruno-Lauretea azoricae en La Gomera (Islas Canarias). Vieraea, 17 (1-2): 409-428.
  • PEREZ DE PAZ, P.L., M. DEL ARCO AGUILAR y W. WILDPRET DE LA TORRE.1981. Contribución al conocimiento de la flora y vegetación de El Hierro (Islas Canarias).I. Lagascalia, 10(1): 25-57.
  • PEREZ DE PAZ, P.L., M. DEL ARCO AGUILAR y W. WILDPRET DE LA TORRE.1991. Contribución al conocimiento de los matorrales de sustitución del archipiélago canario. Nuevas comunidades para El Hierro y La Palma. Vieraea, 19(1990): 53-62.
  • PLAN FORESTAL DE CANARIAS. 1999. Boletín Oficial de Canarias, 1999/117 demartes 31 de agosto de 1999.
  • REYES-BETANCORT, J.A., WILDPRET, W. y LEÓN-ARENCIBIA, M.C. 2001: Thevegetation of Lanzarote (Canary Islands). Phytocoenologia, 31(2): 185-247.
  • RIVAS-MARTÍNEZ et al. 1993. Las comunidades vegetales de la isla de Tenerife (Islas Canarias). Itinera Geobotánica 7: 169-374.
  • RODRIGUEZ DELGADO, O. y M.V. MARRERO GOMEZ. 1991. Evolución y aprovechamiento de los bosques termófilos (los «montes bajos») de la isla de Tenerife. Anuariode Estudios Atlánticos, 36 (1990): 595-630.
  • RODRÍGUEZ DELGADO, O., GARCÍA GALLO, A. y MARRERO GÓMEZ, M.V.2005: El bioclima y la biogeografía in Rodríguez Delgado, O (ed.), Patrimonio Natural dela Isla de Fuerteventura 91-100. Cabildo de Fuerteventura, Gobierno de Canarias yCentro de la Cultura Popular Canaria. Arafo, Tenerife.
  • SALAS, M., M. DEL ARCO, J. R. ACEBES, A. N ARANJO y R. GONZÁLEZ (2003). Retama rhodorhizoides Webb & Berthel. broom scrub in Gran Canaria: Echio decaisnei-Retametum rhodorhizoidis ass. nov. VIERAEA 31: 201-206.
  • SUNDING, P. 1972. The vegetation of Gran Canaria. Skr. Norske Vidensk. Akad. Oslo I.Matem.-Naturv. Kl. n.s., 29: 1-186 + LIII lám. Oslo.
  • THOMAS, D. AND MIDDLETON, N. 1994. Desertification: exploding the myth. Wiley, Chichester.
  • WILDPRET DE LA TORRE, W. et al. 1973. Estudio florístico-ecológico-fitosociológicode las posibles reservas puras de laurisilva y fayal brezal del estrato arbóreo de la isla deTenerife. 120 pp. Trabajo no publ. Cátedra de Botánica. Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna.

Enlaces externosEditar