Euristeo

personaje de la mitología griega

En la mitología griega Euristeo (en griego antiguo, Εὐρυσθεύς Eurystheús) era hijo de Esténelo y de Nícipe. Fue rey de la Argólida (región que comprendía a Micenas, Argos, Midea y Tirinto). Se casó con Antímaca, hija de Anfidamante.[1]

Anverso de una pieza de cerámica de figuras rojas de Olto,
de ca. años 510 a. C. y conservada en el Museo del Louvre:
Euristeo oculto en un cántaro mientras Heracles
emprende el cuarto trabajo: el de cazar al Jabalí de Erimanto.

Para que reinara sobre Micenas, Hera quiso adelantar su nacimiento y convenció a Ilitía de que retrasara el nacimiento de Heracles, por tanto Euristeo nació sietemesino.[2][3]

Cuando ya era rey, el oráculo de Delfos ordenó a Heracles que se pusiera al servicio de Euristeo durante doce años y le dijo que cuando lograra concluir con éxito los diez trabajos que este le mandara, lograría obtener la inmortalidad.[4]​ Euristeo, atemorizado ante el valor de Heracles cuando le presentó la cabeza del león de Nemea tras su primer trabajo, le prohibió entrar en la ciudad y dijo que el resultado de los trabajos debía exhibirlo delante de las puertas. Además, se solía esconder en una tinaja de bronce cuando Heracles acudía, y le transmitía las órdenes de sus trabajos por medio de Copreo, un hijo de Pélope a quien Euristeo había purificado.[5][6]​ En una versión alternativa, Heracles y Euristeo eran amantes y Heracles había ejecutado los trabajos por amor a él.[7]

No mandó a Heracles diez sino doce trabajos Euristeo, ya que no consideró válidos el de matar a la Hidra de Lerna (porque Heracles lo había hecho con ayuda de Yolao) ni tampoco el de limpiar los establos de Augías (porque había sido a cambio de un pago).[8]

Después de que se instalase entre los dioses Heracles, Euristeo persiguió a los hijos de este, que se refugiaron en Atenas. Por ello, entre los atenienses y el ejército de Euristeo se desencadenó una guerra en la que, tras realizarse el sacrificio de Macaria, hija de Heracles, vencieron los atenienses y murieron los hijos de Euristeo, que eran Alejandro, Ifimedonte, Euribio, Méntor y Perimedes. Euristeo tuvo que huir en su carro pero Hilo le dio alcance y lo mató junto a las rocas Escirónides. Le cortó la cabeza y se la dio a Alcmena, la madre de Heracles, que le quitó los ojos.[9][10][11]​ Otras fuentes señalan que Euristeo fue muerto por Yolao.[12]Pausanias ubica el sepulcro de Euristeo en la llamada vía Escironia, situada en el camino entre Megara y Corinto.[13]Estrabón, por otra parte, señala que su cuerpo fue sepultado en un lugar llamado Gargeto mientras la cabeza fue enterrada en Tricorinto, cerca de la fuente Macaria y que por ello al lugar se le conocía como «cabeza de Euristeo».[14]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Biblioteca mitológica, III, 9, 2.
  2. Biblioteca mitológica, II, 4, 5.
  3. Ilíada, XIX, 100.
  4. Biblioteca mitológica, II, 4, 12.
  5. Biblioteca mitológica, II, 5, 1.
  6. Ilíada, XV, 639.
  7. DIOTIMO: Heraclea, citado por Ateneo (Banquete de los eruditos, XIII, 602 d).
    • Diotimo (Διότιμος): filósofo estoico que vivió ca. 100 a. C.
  8. Biblioteca mitológica, II, 5, 2; II, 5, 5.
  9. Biblioteca mitológica, II, 8, 1.
  10. ANTONINO LIBERAL: Metamorfosis; XXXIII: Alcmena.
  11. EURÍPIDES: Los Heráclidas (Ηρακλείδαι).
  12. PÍNDARO: Píticas, IX, 79.
  13. PAUSANIAS: Descripción de Grecia, I, 44, 9.
  14. ESTRABÓN: Geografía, VIII, 6, 19.


Predecesor:
Esténelo
Reyes de Tirinto
Sucesor:
-
Predecesor:
Esténelo
Reyes de Micenas
Sucesor:
Atreo

Enlaces externosEditar