Abrir menú principal

Facatativá

Municipio colombiano del departamento de Cundinamarca

Facatativá es un municipio colombiano del departamento de Cundinamarca. Es la capital de la Provincia de Sabana Occidente. Hace parte del Area Metropolitana de Bogotá, según el censo DANE de 2015. Se encuentra ubicado a 36 km de Bogotá, cerca de la carretera que de esta conduce a Medellín. Es la segunda ciudad de Cundinamarca por población. Posee especies tanto de flora como de fauna ya extintas en otros lugares del Altiplano Cundiboyacense. Alberga a su vez el Parque Arqueológico Piedras del Tunjo.

Facatativá
Municipio
Catedraldefaca.jpg
Catedral de Nuestra Señora del Rosario

Flag of Facatativá (Cundinamarca).svg
Bandera
Escudo de Facatativá.svg
Escudo

Facatativá ubicada en Colombia
Facatativá
Facatativá
Localización de Facatativá en Colombia
Facatativá ubicada en Cundinamarca
Facatativá
Facatativá
Localización de Facatativá en Cundinamarca
Colombia - Cundinamarca - Facatativá.svg
Ubicación de Facatativá
Coordenadas 4°48′53″N 74°21′19″O / 4.8147222222222, -74.355277777778Coordenadas: 4°48′53″N 74°21′19″O / 4.8147222222222, -74.355277777778
Entidad Municipio
 • País Bandera de Colombia Colombia
 • Departamento Cundinamarca
 • Provincia Sabana Occidente
Alcalde Pablo Malo García (2016-2019)
Eventos históricos  
 • Fundación 3 de julio de 1600[1]
Superficie  
 • Total 158 km²[1]
Altitud  
 • Media 2586 m s. n. m.
Clima Oceánico mediterráneo Csb
Población (2012)  
 • Total 117 133 hab.[2]
 • Densidad 741,35 hab/km²
 • Urbana 123 931 hab.
Gentilicio Facatativeño, -a
Huso horario UTC -5
Sitio web oficial

ToponimiaEditar

El topónimo «Facatativá» proviene del muysc cubun (idioma muisca). Proviene de las raíces fac («afuera»), a (genitivo de posesión) y ta («labranza»). Sin embargo, la toponimia aceptada según las características que presenta el municipio deriva a la palabra de las raíces faca («cercado», «fortaleza», «mansión señorial») y tyba («capitanía»). El significado más usual es «Cercado fuerte al final de la llanura».[3]

HistoriaEditar

Época precolombinaEditar

 
Tisquesusa, zipa de Bacatá que murió en Facatativá, asesinado por un soldado español.

Los alrededores de Facatativá fueron un asentamiento precolombino. Sus habitantes eran muiscas, de la familia de los chibchas. Estos habitaron las zonas aledañas porque allí los terrenos eran menos pantanosos.

El territorio pertenecía al cacicazgo de Bacatá y era uno de los principales centros religiosos de los indígenas por las gigantescas piedras presentes en la planicie. Estas representaban para los aborígenes un misterio, un refugio y un fuerte militar, pues eran el principal sitio de defensa contra los panches. Hay además una serie de túneles subterráneos que nacen en las cuevas en las rocas. Se les atribuye un uso militar y para esconder oro.

Cuando Gonzalo Jiménez de Quesada se enteró de que el zipa Tisquesusa se encontraba en Facatativá, lo atacó en medio de la noche. Tisquesusa salió a correr en medio de la oscuridad, entre los matorrales, hasta que un soldado español, sin saber que se trataba del zipa, le atravesó el pecho con una espada y le quitó sus pertenencias.

Al día siguiente, los servidores de Tisquesusa encontraron su cuerpo luego de ver gallinazos volando en el sector. Enseguida lo levantaron y lo sepultaron en un lugar desconocido. El Parque de las Piedras del Tunjo podría ser el "Cercado de Piedra" donde Tisquesusa se refugió y en cuyas cercanías fue asesinado.

Furiosos por no haber hallado el tesoro de Tisquesusa, los españoles regresaron a Funza, y solo algunos días después se enteraron de que el zipa había muerto aquella noche

Ante la debilidad de Chiayzaque, cacique de Chía y legítimo sucesor de Tisquesusa, Zaquesazipa asumió el mando del zipazgo.

Conquista españolaEditar

La fundación en el sitio actual, por parte de los españoles, se da en medio del antiguo "Tocatativa" y "El Cercado". Los españoles Alonso Olalla Herrera y Hernando de Alcocer realizan en 1561 el "Ritual de Conquista", exigido en aquel entonces por la Corona Española, y se declaran fundadores de Facatativá y Bojacá. Se le otorga a Olalla Herrera la encomienda de Facatativá y a De Alcocer la de Bojacá.

Nuevo Reino de GranadaEditar

En tiempos del Nuevo Reino de Granada se abre el camino que de Santafé de Bogotá conducía a Honda. Facatativá, por su posición estratégica, toma gran importancia en el Nuevo Reino de Granada. En esta época, la extensión del resguardo indígena se incrementa al convertirse en un importante punto comercial entre la capital, el río Magdalena y la ciudad de Guaduas.

El 25 de mayo de 1781 José Antonio Galán se dirigió a Facatativá para detener a Juan Francisco Gutiérrez de Piñeros. Galán atacó, venció e hizo prisioneros a los hombres del virrey. Fueron los primeros disparos que se oyeron en el altiplano cundiboyacense contra los españoles. Galán regresó a Facatativá al día siguiente para liberar a los prisioneros. En ese momento llegaban por el occidente 25 arcabuceros que la Real Audiencia había enviado para la ayuda de los vencidos. Galán salió a su encuentro y obtuvo un segundo triunfo.

El 30 de mayo, partió para Guaduas, dejando una nueva administración política en Facatativá. El 2 de febrero de 1782 es hecho prisionero y ejecutado en Santafé. Su cabeza fue exhibida en la plaza principal de Facatativá.

Un ejército de 80 hombres, entre los cuales aparece Mariano Grillo como teniente de una de las Compañías, y el teniente Tomás Acosta (nacido en Facatativá en 1781), parten para Bogotá y proceden a combatir en Cáqueza y en los llanos del Casanare.

Siglo XIXEditar

El 9 de mayo de 1830 Simón Bolívar pasa por última vez por Facatativá.

En 1851 se establece el primer servicio de ómnibus de Colombia entre Facatativá y Bogotá. En 1856 se erige la Parroquia de Facatativá. El 1º de noviembre de 1865 se emite desde Facatativá el primer mensaje telegráfico. Dicho mensaje estaba dirigido al presidente Manuel Murillo Toro. El mismo año, se vota en Facatativá la quinta Constitución de Cundinamarca. Las maquinarias de la imprenta expropiada El Tradicionalista son repartidas entre Facatativá, Zipaquirá y La Mesa.

Siglos XX y XXIEditar

El 1 de marzo de 1902 Facatativá es designada capital del departamento de Cundinamarca. En 1906 se crean las Escuela Normal de Instructores y la Escuela de Bellas Artes. En 1908 nace en Facatativá la precursora de movimiento feminista en Colombia, Lucila Rubio Angulo. El mismo año la ciudad se convierte en capital del recién creado departamento de Facatativá. En 1909 parte el primer tren de la vía férrea hacia Bogotá.

En 1926 aterriza Camilo Daza, pionero de la aviación colombiana. En 1932 aparece el periódico El Pueblo. En 1933 se inaugura la Plaza las Ferias. En 1934 se fundan los periódicos La Razón y El Proscenio. En 1936 el Gobierno Nacional adquiere las Piedras del Tunjo. En 1944 se funda La Escuela de Transmisiones del Ejército. En 1948 por primera vez en Colombia es nombrada una mujer como juez penal.

En 1962 se crea la Diócesis de Facatativá. En 1975 se adoptan el escudo y la bandera. En 1982 e inaugura el tramo de la Autopista Medellín entre Fontibón y Facatativá.

En 2017 se estrella un avión militar en el cerro Manjuy. Ocho personas mueren.

GeografíaEditar

Facatativá se encuentra en el extremo occidental de la sabana de Bogotá, a 36 km de Bogotá, cerrándose en dos ramificaciones de la Cordillera Oriental, constituidas por los cerros "Aserraderos" y "Santa Helena", de los cuales uno sigue la dirección de occidente-oriente, formando el cerro de Manjuy (mayor elevación del municipio) y el otro de sur-norte formando los cerros de Churrasi, Piedrecitas, entre otros, para terminar en el punto de la vuelta del cerro, en el camino que conduce a Subachoque.

Dentro de su geografía se destacan el Alto de la Tribuna, con una altura aproximada de 3.000 msnm, ubicado al occidente de la vía Albán; el Alto de las Cruces con 2.700 msnm, ubicado al sur de la vía Anolaima por el Camino Real; el Cerro Manjuy, con 3.200 msnm; caminos reales de Zipacón, Anolaima al Gualivá (Sasaima); el sendero de la vereda Mancilla, la Selva San Rafael, el Camino Antiguo Ferrocarril Mancilla El Dintel, las reservas naturales en la Vereda La Selva, entre otros.

Tiene un área de 15.800 ha, de las cuales 623 conforman el casco urbano. El territorio en que se acentúa actualmente, al igual que la mayor parte del Altiplano Cundiboyacense, formó parte de una gran extensión hídrica; dato del que da evidencia la presencia de aguas subterráneas y de humedales.

HidrográfíaEditar

El municipio se encuentra regado por una red hidrográfica de la que sobresale la principal arteria fluvial determinada por el río Los Andes (también conocido como Botello o Tenequene) cuyo nacimiento se halla al sur-occidente de la cabecera municipal, y desemboca en el río Bojacá. Entre sus afluentes están el río Pava y la Quebrada El Vino.

Cuenta con otras corrientes de menor tamaño que han sido sometidas a campañas de des-contaminación en los últimos años.

La ciudad cuenta con más de diez humedales; entre los cuales destacan Las Tinguas, La Guapucha, Villa Nueva, El Desecho y Piedras del Tunjo, La Fleishman, Los Micos, San Rafael, Las Cuevas y Cañadas, Covarachía, Manantial, Gatillo (artificial), Corito y El Vino.

En años recientes se han realizado campañas para la limpieza y re-forestación de las áreas que ocupan los humedales, puesto que el crecimiento de la población ha generado contaminación e incluso la desaparición de algunos.[4]

Sistema montañosoEditar

 
Cerro de Manjuy. Vista Sur-Norte.

Al encontrarse en uno de los extremos del altiplano, Facatativá no solo es una ciudad de planicie, sino que en sus bordes sur y occidental presenta una serie de ondulaciones. En ellos se ubican los puntos en que nacen los ríos y arroyos que bañan esta tierra. Algunos son ricos en flora y fauna, presentan ecosistemas propios del páramo aun sin casi ninguna intervención del hombre.

Los cerros del borde sur se encuentran poblados (su parte oriental forma parte de la zona urbana o esta en el plan de desarrollo territorial). Son conocidos por haber sido el primer asentamiento humano en Facatativá. Además, en ellos se presenta el punto más alto de la ciudad en el Cerro de Manjuy (a 3200 msnm).

Estos forman una pequeña cordillera que va de occidente a oriente, y separan al municipio de sus pares del sur. La mayor parte de los cerros está destinada a la agricultura, la ganadería y la minería.

Los cerros del borde occidental llevan una dirección de sur-norte, sin embargo, sus alturas más relevantes se encuentran en el extremo sur, ubicación en la cual nacen los ríos que suministran el agua potable a la población, presentan un clima de páramo y un paisaje de bosques de niebla. Estos cerros, en su mayoría, se encuentran protegidos, no solo por el nacimiento de las aguas, sino por su gran variedad en flora y fauna que en ocasiones llega a ser única. Por decreto municipal, se prohíbe en ellos, la construcción, la minería, la agricultura, la ganadería, la tala de árboles y la caza.

Presentan una serie de caminos reales que conducen a los pueblos aledaños siendo lugares altamente turísticos por sus condiciones particulares.

Este cerro, se encuentra fuera de la pequeñas cordilleras, está rodeado por las planicies de la sabana, tiene una altura de 2939 msmn y presenta un paisaje de semipáramo. Nacen allí, algunos arroyos que en su mayoría riegan las tierras del norte facatativeño. Hoy, se encuentra en discusión su utilización para fines humanos o su conservación en estado natural, dado que, se encuentra protegido a partir de los 2800 metros.

LímitesEditar

A pesar de los convenios ya existentes, existe una discusión entre Facatativá y La Vega sobre la posesión del sector El Dintel (hoy en La Vega). Este último, le asume como parte de la vereda El Vino, mientras que Facatativá hace lo propia con la vereda Mancilla.

ClimaEditar

Por su altitud, Facatativá presenta un clima frío que tiene como temperatura media anual los 14 °C. Sin embargo, presenta dos épocas de "heladas", la primera desde diciembre hasta marzo y la segunda en julio y agosto; en estos dos periodos, se presenta durante el día una temperatura de hasta 22 °C, pero en la noche una temperatura media de 0 °C, a excepción de los meses de diciembre y enero, cuando la temperatura nocturna promedio es de -9 °C.

El clima de la ciudad se caracteriza por lluvia abundante, aunque usualmente, durante los meses de mayo, junio, julio y agosto, se presenta la temporada seca.

Organización político-administrativaEditar

 
División Política de Facatativá: 1.La Tribuna, 2.La Selva 3.Los Manzanos 4.San Rafael 5.Mancilla 6.Pueblo Viejo 7.Corito 8.El Corzo 9.Prado 10.Moyano 11.Cuatro Esquinas 12.Tierra Morada 13.Paso Ancho 14.Tierra Grata.

En Facatativá el gobierno está encabezado por el alcalde y 17 concejales. Estos 18 miembros son elegidos democráticamente por un periodo de cuatro años. A estos se suma que, cada barrio y vereda tiene derecho a escoger una junta de acción comunal de manera popular por un periodo de dos años. Está integrada por 14 veredas y el sector urbano. Las veredas son Corito, Cuatro Esquinas de Bermeo, El Corzo, La Selva, La Tribuna, Los Manzanos, Mancilla, Moyano, Paso Ancho, Prado, Pueblo Viejo, San Rafael, Tierra Grata y Tierra Morada.

Área urbanaEditar

La zona urbana de se divide en dos comunas, una semicomuna y más de cien barrios. Todos están incluidos en seis grandes zonas para su administración, estas zonas son determinadas por características sociales que poseen en común los barrios o comunas aglutinados en ellas. Estas zonas son: Zona de Occidente, Zona Borde Sur, Zona Periferia Urbana (sur-occidente o comunas), Grandes Zonas Verdes (Noroccidente), Zona Centro y Zona Residencial Tradicional (también al centro).[5]

 
Naturaleza urbana de Facatativá

Está conformada únicamente por dos barrios (Centro y Chapinero), es el principal centro político, administrativo, financiero y comercial de la ciudad.

Ubicada al sur-occidente, no tiene continuación por la carretera que conduce a Bogotá, pero sí por la parte sur de los cerros. Está constituida por dos grandes comunas (Cartagenita y Manablanca) que a la vez se dividen en diversos barrios. Mantuvo nomenclatura diferente a la del resto de la ciudad durante varios años, y aunque, hoy estas se encuentran unificadas, sus habitantes poco la usan; hoy aún mantiene el servicio de acueducto y alcantarillado junto a la recolección de basuras en un sistema independiente. Presenta un alto porcentaje de industrias.

Después de la Zona de la Periferia, la occidental es la más industrializada y ha sido un punto de crecimiento en los últimos años.

La zona sur es la más pobre y una de las más tradicionales. Se caracteriza por su difícil acceso y su ubicación cruzando la vía férrea.

El nombre de las Grandes Zonas Verdes se debe a la gran cantidad de áreas verdes que en ella se sitúan, entre ellas El Parque Cercado de los Zipas. Es la zona más grande, está conformada por una semicomuna, el Batallón de Telecomunicaciones del Ejército Colombiano, el cementerio y otros.

La zona residencial tradicional, junto con la zona occidental residen los habitantes de más alta clase social de Facatativá. Se caracteriza por tener el terminal, la mayor parte de los colegios, parques y un área con los centros comerciales más importantes.

SímbolosEditar

Los proyectos de escudo y bandera fueron aprobados por la academia colombiana de historia en su sesión ordinaria del 3 de septiembre de 1974.

Escudo, bandera e himnoEditar

 
Bandera.

El escudo tiene forma española, medio partido y cortado, ostenta por timbre una corona murada y por divisa en su parte inferior en una cinta el nombre de la ciudad de Facatativá. En el cuartel diestro la cabeza de un indio en su color natural. En el cuartel siniestro un casco en plata, con penachos en oro y gules, sobrepuesto a dos lanzas en plata. En el campo inferior el cercado de los Zipas bajo un cielo azul. Por un lado, el escudo intenta mostrar la riqueza histórica de Facatativá; el indígena detalla la época precolombina, mientras que el casco la cultura española que trascendió no solo en el lugar sino en toda Hispanoamérica. Por otro lado, hace alarde de la cualidad más representativa de la ciudad, sus enormes piedras, mostrándolas en un nivel principal y a la vez, con la tradición que tuvieron de fortaleza; en la piedra en la parte inferior y la corona murada, respectivamente.El escudo también detalla los colores de la bandera, verde y rojo, usándolos como fondo en los cuarteles superiores.

La bandera consta de un pendón de tres franjas verticales de igual dimensión, gules (roja) la del centro y sinople (verde) las de los extremos. La proporción debe ser siempre de dos tantos de ancho por tres tantos de larga, cualquiera que sea su tamaño. El verde de la bandera representa las fértiles tierras, y el rojo la sangre indígena y de los héroes de la patria derramada en el municipio.

La letra del himno fue compuesta por Luis Eduardo Moreno Camacho, escritor y poeta facatativeño. La música fue creada por Ricardo Álvares Galvis. El himno sintetiza en diferentes apartados de la historia y la geografía de la región.

Otros símbolosEditar

Al igual que en todo el altiplano cundiboyasense, en Facatativá es posible encontrar las tinguas. Sin embargo, estas se han convertido en un símbolo representativo debido a que su tasa de población en los humedales y pantanos es especialmente mayor que la de otras ciudades; además en es posible divisar variedades de ya extintas en otro lugar. Todas las especies se encuentran amenazadas.

La rana facatativeña habitó alguna vez toda la sabana de occidente, sin embargo su hábitat se fue reduciendo lentamente hasta su desaparición total (aún se sospecha de la existencia de unos pocos en su especie). Es perteneciente al mismo género taxonómico de la mayoría de las ranas de la región, sin embargo lleva este nombre debido a su lugar de descubrimiento.

A diferencia de otros sitios de la sabana, Facatativá no tiene como planta insignia al nogal, sino al sauce. Esto se debe a que esta planta prolifera en cercanía del agua, y se le utiliza para la recuperación de las aguas subterráneas. El salix humboldtiana es la única especie de sauce que se encuentra de manera natural en Suramérica, por ende, la re-forestación se realiza con él, para no introducir especies no nativas.

Los petroglifos son uno de los mayores captadores de turistas. Durante años, han sido explotados para diversos fines, hasta convertirse en uno de los iconos más memorables del lugar. Se encuentran grabados en los diversos Parques Arqueológicos. Hoy día, se ha creado un equipo de búsqueda, identificación e interpretación de estas pinturas que normalmente son hechas de pinturas naturales de color rojo. Fueron creados por los muiscas que conmemoraban sus ceremonias o quizá relataban sus historias en las gigantes rocas. A pesar de poder ser hallados en diversos lugares del país, en Facatativá son especiales por su alto nivel de conservación.

EconomíaEditar

Industria y mineríaEditar

Cuenta con varias fábricas dentro de la cobertura urbana, pero, a diferencia de otras ciudades, no cuenta con una zona industrial definida ya que estas fábricas se encuentran dispersas en diferentes lugares de la ciudad. Estas son algunas de las fábricas más importantes de la ciudad y su ubicación Yanbal, Alpina, Alimentos Polar, Ecopetrol, Arrocera de la Sabana, Empresa Raza e Inagro.

Los proyectos de organización territorial buscan crear una zona industrial en donde se ubiquen todas las industrias con el fin de apartarlas de las áreas residenciales. Uno de los mayores problemas que presenta este proyecto, es la compra de terrenos para trasladar las compañías, debido a que gran parte del territorio es de protección natural o se encuentra en manos de dueños privados. Igualmente es difícil garantizar que las industrias actuales estén dispuestas a cambiar una propiedad que ya poseen si debiesen de comprar unas nuevas.

Tras las constantes restricciones, la actividad minera se ha reducido. En Facatativá, respecto a la minería, se realizan excavaciones a cielo abierto en busca de tierras aptas para la construcción. También tienen pertinencia las actividades realizadas por Ecopetrol, aunque se estudia la prohibición total de la minería.

Agricultura y ganaderíaEditar

En las zonas rurales, se presenta una alta tasa de agricultura. Facatativá es reconocida por la producción de papa o patata (solanum tuberosum) y trigo, sin embargo, existen grandes cultivos de fresa y maíz, así como de legumbres y otros tubérculos. Desde la ciudad parten diariamente camiones cargados con alimentos hacia Bogotá.

Facatativá cuenta con una enorme cantidad de empresas dedicadas a la floricultura (popularmente se les conoce como "floras"), esta actividad, es quizá, la que más ciudadanos emplea. La floricultura es común por el alto grado de fertilidad de sus tierras, pero, por otro lado, la excesiva cantidad de cultivos de flores ha generado la pérdida de las aguas subterráneas e incluso la erosión de las tierras.

Al estar la mayoría de los espacios protegidos, urbanizados o sembrados, no hay un espacio relevante para la ganadería en Facatativá, aunque en los cerros del borde sur, se presentan altas tasas de producción de leche.

ComercioEditar

La ciudad de Facatativá es altamente comercial. Aunque su zona comercial tradicional se encuentra principalmente en los sectores de Centro y Chapinero, es fácil encontrar comercio a lo largo de la misma.

Facatativá, desde los primeros años de colonia, ha sido un gran puerto de compras debido a su posición estratégica entre la capital y el río Magdalena. Normalmente resalta su plaza de mercado abarrotada de toda clase de productos agrícolas, sin embargo, estos productos se encuentran en diferentes centros comercialización alrededor de dicha plaza.

También cuenta con una serie de centros comerciales que en los últimos años han destacado por su gran variedad de productos y economía en sus precios, atrayendo a visitantes de lugares aledaños.

En años recientes, se ha intentado sectorizar al comercio para la facilidad de personas al momento de sus compras. Esta medida ha venido funcionando de manera positiva aunque en ocasiones es posible ver comercio de una clase en el sector de otra.

TransporteEditar

 
Antigua Estación del Ferrocarril en el Sur de Facatativá.

UrbanoEditar

Dentro de la cobertura urbana, los habitantes se movilizan por medio de colectivos para llegar a su destino. Sin embargo, por el tamaño del casco urbano, cada vez aumenta la demanda del uso de este servicio, aunque solo tienen permitido prestar este servicio tres empresas de vehículos. El servicio de colectivos urbanos presenta un terminal dentro del sector de el terminal unificado. Igualmente, planea la construcción de un terminal unificado ya sea en el lugar en que reside actualmente o a las afueras de la ciudad.

La ciudad también cuenta con el servicio de taxis que prestan dos de las mismas compañías de colectivos.

VeredalEditar

Las empresas que prestan el servicio urbano (Transhycatá S.A., Auto Faca S.A., Transvilletax S.A.), son las encargadas de prestar el servicio de rutas veredales junto a una compañía de servicio intermunicipal (Transportes Galaxia S.A.). Estas rutas no tienen un servicio constante, sino que parten en pocos horarios al día.

InterurbanoEditar

 
Bus de transporte interurbano.

Los viajeros constantes que se transportan de Bogotá-Facatativá y viceversa, están a la espera del Tren de Cercanías de la Sabana de Bogotá que se tiene como previsto estar en servicio en los próximos años. La rapidez de la construcción se debe a que las vías férreas ya existen y están en muy buen estado, y solo hacen falta unas modificaciones al corredor y la construcción de los vagones. Se espera que esté conectado en Bogotá con TransMilenio, además se terminó la construcción de la ampliación del corredor vial de la calle 80 en la Autopista Medellín.

Igualmente, por otro lado, la ciudad cuenta con un sistema de transporte a las demás ciudades de la Sabana de Occidente, otras de Cundinamarca, Tolima, Antioquia, Caldas y la Costa Atlántica Colombiana. Por el pequeño tamaño del terminal actual, los servicios que se dirigen a destinos fuera de Cundinamarca, se han visto obligados a embarcar y desembarcar fuera del mismo.

EducaciónEditar

La educación no es dependiente de la Secretaría de Educación de Cundinamarca. La educación es municipal, es decir, que depende exclusivamente de los criterios de su propia secretaría ya sea en cuanto a recursos, elección de delegados o reglamento.

ColegiosEditar

Cuenta con 11 instituciones de educación pública. Al ser dependientes del municipio estos llevan en su nombre la sigla IEM (Institución Educativa Municipal). Estos son las IEM Agropecuaria Juan XXIII, Agropecuaria Policarpa Salvarrieta, I.E.M.T.E Cartagena, Comercial Santa Rita, Emilio Cifuentes, John F. Kennedy, La Arboleda, Manablanca, Manuela Ayala de Gaitán, Silveria Espinosa de Rendón y Técnico Industrial.

Entre los colegios privados están el Liceo Femenino Nuestra Señora del Pilar, el Empresarial los Andes, el Mayor de Occidente, el Seminario San Juan Apóstol, el San Agustín, el Santa María de la Esperanza, El libertador y el Integrado Campestre Colombia Hoy

UniversidadesEditar

Las universidades en Facatativá se han caracterizado en ofrecer programas similares, ya que a pesar de que la comunidad universitaria es cada vez mayor, no se logra una cantidad suficiente de estudiantes para cubrir los costos de una mayor variedad de programas.

La mayor parte de las instituciones de educación superior se encuentran ubicadas en edificios públicos pertenecientes a la administración municipal, lo que no ha permitido en muchos casos la integración de una gran cantidad de estudiantes, sin embargo, Facatativá es foco de estudios superiores con una alta tasa de individuos de municipios aledaños (en ocasiones los oriundos de estos municipios son mayoría debido a que varios facatativeños deciden estudiar en la capital).

Entre sus universidades y entidades de estudios superiores están la UNAD, la Universidad de Cundinamarca, la Universidad Santo Tomás, la Corporación Universitaria Minuto de Dios, la Universidad Francisco de Paula Santander, la Fundación Universitaria San Martín, la Universidad Antonio Nariño, la Universidad Nacional de Colombia, la Escuela Normal Superior, el Sena, la Universidad de Pamplona y la Universidad Cooperativa de Colombia.

SaludEditar

Facatativá cuenta con diversos hospitales y clínicas importantes para la región y lugares aledaños, como lo es la Clínica Sabana de Occidente antes Plenitud que presta servicios de salud de excelente calidad a los usuarios de las Eps Saludcoop y Cruz Blanca; y la Clínica Santa Ana. Además, cuenta con el Hospital San Rafael de Facatativá, situado cerca de la Avenida Principal. Estos, y otros centros de salud contribuyen a la buena calidad de vida de los habitantes de Facatativá.

DeporteEditar

Facatativá posee lugares especiales de deporte. Uno de ellos es el Polideportivo, que cuenta con Pista de Patinaje, Cancha de Fútbol, Cancha de Tenis, Cancha de Voleibol, Cancha de Basquetbol, Cancha de Futsal, entre otros.

También posee un Coliseo, donde se cumplen diversos enfrentamientos deportivos de Basquetball, FutSal y Patinaje, principalmente. Su Estadio de Fútbol se encuentra a las afueras de Facatativá. También se encuentra la Villa Olímpica la cual cuenta con distintos espacios de entretenimiento tales como las del polideportivo. Finalmente, en el 2015, se inauguró un parque para practicar deportes extremos en terrenos junto al estadio municipal, también los grandes parques en nuestra ciudad. Entre sus deportistas destacados se encuentrael ciclista Fabio Duarte.

CulturaEditar

Actualmente cuenta con Escuelas de Formación Musical en diferentes campos, Banda Sinfónica, Orquesta Filarmónica, Banda Fiestera, tuna, estudiantina y distintos ensambles instrumentales. Algunas de sus bandas son popularmente conocidas en su medio por algunos de sus logros conseguidos en los últimos años.

 
Banda fiestera de Facatativá 2012 representando el municipio en Cartagena de Indias.

En los últimos años, Facatativá se ha convertido en un importe escenario de la literatura de Cundinamarca. En su escritura, destacan los temas relacionados con las culturas aborígenes (entre los escritores más renombrados) y los relacionados a la ilogicidad del mundo (entre escritores más jóvenes).

A partir de 2012, en la ciudad se lleva al cabo un encuentro de escritores cerca de la finalización de cada año. El encuentro se encuentra marcado por la alta presencia de escritores colombianos que en su mayoría tienen una relación con las culturas indígenas. Por otro lado, otorga una posibilidad de contacto con escritores internacionales (en su mayoría latinoamericanos) diferente a las ferias realizadas en las grandes ciudades del país.

El pintor Carlos Rojas González nació en Facatativá, lo mismo que el escritor y periodista Abelardo Forero Benavides, que ejerció en los diarios El Espectador y El Liberal, y dirigió la revista Sábado. .

ReligiónEditar

Facatativá, al igual que la mayoría de lugares en Colombia, mantiene una tradición de cristianismo, y más precisamente del Catolicismo siendo sede de la Diócesis de Facatativá. Pero, otras religiones basadas en el cristianismo tienen bastante acogida entre muchos pobladores de la ciudad, tales como protestantes.

Además cuenta con un reducido número de personas pertenecientes a otras religiones como la Musulmana y el Budismo, principalmente.

TurismoEditar

Caminos RealesEditar

El camino de Facatativá a Albán comunica a los municipios de Albán y Facatativá. Su paisaje presenta principalmente flora y fauna naturales de los bosques de niebla de la región. Este camino tiene alrededor de 15 kilómetros, es totalmente de herradura y su trayecto dura aproximadamente unas 6 horas. Actualmente se encuentra bajo la administración de la Gobernación de Cundinamarca. El que lleva de Facatativá - Sasaima tiene aproximadamente unos 19 kilómetros. Tiene flora y fauna propios de la región, pero su atractivo se centra en la existencia de numerosas cuevas.

El que conduce a Anolaima es quizá el camino real más emblemático de Facatativá, debido a la alta frecuencia con que se encuentra fauna típica de la región y por la arquitectura antigua pero conservada de algunos de sus puentes. Es un camino empedrado de más de 23 kilómetros que presenta una gran altura sobre el nivel del mar y en el cual se ha llevado al cabo el paisajismo. El que lleva a Zipacón se encuentra totalmente empedrado y conserva su estructura natural desde la colonia. Durante su recorrido de 11 kilómetros es posible divisar únicamente flora. El de La Vega tiene menos de 12 kilómetros que presenta un alto grado de paisajismo. Su flora es abundante pero no su fauna.

El Alto de las Cruces se extiende por más de 8 kilómetros. El camino real que lleva de San Rafael a Mancilla se extiende por alrededor de 7 kilómetros, su atracción principal es la presencia de cuevas, algunas en las cuales hay vestigios muiscas. También cuenta con una flora y fauna destacadas. El que va de La Selva a San Rafael también tiene alta presencia de cuevas, aunque su atractivo se ha visto amenazado por la presencia del hombre. El de Prado es de alrededor de 8,5 kilómetros. Durante el recorrido se puede observar vegetación típica de los bosques de niebla y fuentes de agua potable.

El de La Tribuna tiene casi 7 kilómetros se puede y alberga fauna de la sabana ya extinta en otros lugares; también, tiene presencia del paisajismo que convive en estado armonioso con la flora natural de la región. Su gran altura, permite en algunos puntos divisar los municipios aledaños que se encuentran al occidente de Facatativá.

Parque ArqueológicoEditar

Las piedras del Parque Arqueológico de Facatativá se encuentran en un antiguo lago glacial, y que las rocas yacen lejos de la mesa original hundidas y, fueron colocadas más allá y apiladas por la acción de las olas y el transporte de las sedimentación del lago.

Popularmente se las conocía como Piedras de Tunja, nombre que se explica le fue dado al lugar por deformación del vocablo Hunza (sede del gobierno muisca), también se dice que se debe a la inspiración "Roca de Tunja" puesta en una de las piedras por la expedición militar de [José de Rojas Acosta], que proveniente de Tunja allí acampó en 1739. En el parque se han realizado investigaciones para descifrar las incógnitas que despierta el lugar. En 1950 una comisión cubana analizó los pictogramas que se observan en las rocas y las fueron marcando con números.

La formación geológica del sitio es de grandes bloques de piedra a manera de cornisa, que formaron en tiempos remotos las orillas del antiguo lago que cubría gran parte de la Sabana de Bogotá, rocas que dejaron abrigos y laberintos que fueron utilizados como sitios de vivienda por parte de los indígenas. Los promontorios que forman afloramiento de los estratos son planos en la parte superior, constituyendo terrazas labradas por el antiguo lago, se produjeron costras limolíticas laberínticas, cuando quedaron libres de las aguas y fueron expuestas a la intemperie.

En el 2013 el gobierno municipal cedió una concesión a la Universidad Nacional para la restauración de los pictogramas, a través de la limpieza del polvo acumulado por años y la eliminación de pinturas realizadas por vándalos. Este proceso se extendió hasta el año 2014 y como resultado los pictogramas muiscas permanecen en un estado casi original; también, dicha limpieza descubrió nuevos pictogramas de los que no se tenía conocimiento. De igual modo, se le permitió a la Universidad Nacional realizar excavaciones arqueológicas que hicieron importantes descubrimientos de vestigios que podrían ser los más antiguos de la presencia del hombre en el territorio colombiano. Se planea la construcción de un museo para almacenar los hallazgos y evitar su traslado a la ciudad de Bogotá.

El 1 de mayo de 2017 se estrelló una avioneta en el cerro Manjuy, dejando ocho víctimas fatales, procedente de la base militar de Tolemaida (Melgar, Tolima) que se dirigía al Aeropuerto Guaymaral.[6]

 
Obelisco de Facatativá ubicado en el Parque Santander.

Otros sitios de interésEditar

El cerro de Manjuy es la montaña más alta de la Sabana de Bogotá. Desde su pico es posible tener una panorámica casi completa de la ciudad. Así mismo, su costado sur se encuentra cubierto por bosques que se extienden hasta el municipio de Zipacón. Uno de los elementos más representativos de este cerro son las torres repetidoras que se utilizan como elementos para las telecomunicaciones de la región. Así mismo, en su costado sur, es posible encontrar humedales, flora y fauna propias de la región. El 1 de mayo de 2017 un avión militar se estrelló en ese cerro dejando 8 víctimas fatales, según expertos de la aeronáutica el accidente fue parecido al Vuelo 2933 de LaMia que se estrelló en el cerro Gordo el pasado 28 de noviembre de 2016 en el departamento de Antioquia

 
Fachada del Antiguo Hospital San Rafael.

El Alto de la Tribuna, ubicado en los límites de Facatativá y Albán constituye un alto cerro que permite una amplia vista del Valle del Magdalena en horas de la madrugada y con el cielo despejado. Así mismo, el paisaje, hoy plantado de eucalipto, contiene una de las mayores reservas de fauna, pudiéndose encontrar en los bosques cercanos tigrillos y perezosos, entre otros animales. Cerca a este alto, también, tienen nacimiento diversas de las cuencas.

La Villa Olímpica está ubicada en el occidente de la ciudad. Es la más grande de la Provincia de Sabana de Occidente. Tiene instalaciones para un amplio número de deportes y permite una vista a diferentes áreas verdes.

Hoy preservado como Monumento Nacional, el antiguo Hospital San Rafael permanece junto a su par actual.

El Parque de las Ferias alberga un pabellón conocido como el Palacete. Este parque, además de contrastar entre el antiguo y el actual, permite un área de esparcimiento exclusiva para los niños, contando con diferentes atracciones.

La Plaza o Parque Santander es conocido por haber sido la primera Plaza Principal de la ciudad. Más tarde, en conmemoración a quienes fueron fusilados en esta plaza en manos del ejército colonial español, se le nombró como Plaza de los Mártires. No obstante, tras renovaciones en su infraestructura, se construyó su emblemático obelisco en nombre de los mártires y se le renombró como Parque Santander.

El parque Tisquesusa albergó la estatua de Tisquesusa que fue desmontada tras su deterioro a manos de jóvenes. Contiene una zona arborizada con sauces y un pequeño parque infantil que también ha sufrido el actos de vandalismo. El parque Lineal las Tinguas es uno de los más recientes, constituye un parque lineal que se extiende a lo largo de las calles 13 y 14 desde la carrera 4 hasta la carrera 13. El parque Santa Rita se encuentra ubicado en el céntrico barrio Santa Rita, este parque cuenta con una combinación de espacios verdes, de esparcimiento y deportivos.

BibliografíaEditar

  • Ávila, F. R., & García, N. D. (1983). Parque Arqueológico Nacional Las Piedras de Tunja. Bogotá: Universidad Libre (Colombia), Facultad de Ciencias.
  • Jiménez, A. N. (1959). Facatativá, Santuario de la Rana. Andes Orientales de Colombia. La Habana: Universidad Central de las Villas.
  • Rubiano, R. B. (2008). Facatativá: Fortaleza de Piedras, Cruce de Caminos. Facatativá: Biblioteca Municipal.
  • (Alcaldía de Facatativá, 2013)
  • Manrique, D. Z. Brevario Histórico de Facatativá: De la Aldea Aborigen a la Ciudad Cosmopolita.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b «Información general de Facatativá». Alcaldía del municipio. Archivado desde el original el 24 de septiembre de 2015. Consultado el 1 de febrero de 2016. 
  2. «Resultados y proyecciones (2005-2020) del censo 2005». DANE. Consultado el 12 de enero de 2017. 
  3. Otras interpretaciones son: Cercado Fuerte Afuera de la Labranza, Capitanía en las Cuevas de piedra Afuera de la Labranza, Mansión de Piedra, Fortaleza de la Frontera Afuera de la Labranza, Afuera de la Labranza, Dominio del Soberano y Gobierno Militar Cueva de Piedra, Mansión del Cercado y Labranza de Afuera y Cercado Fuerte al Final de la Llanura.
  4. «Humedales de Facatativá». Alcaldía de Facatativá. 2009. 
  5. Buitrago, Orlando (2011). «Administración Territorial». Alcaldía de Facatativá. 
  6. «Se cayó avión militar en el municipio de Facatativá». El Tiempo. 1 de mayo de 2017. Consultado el 15 de septiembre de 2017. 

Enlaces externosEditar