Falacia de evidencia incompleta

La falacia de prueba incompleta, supresión de pruebas, o por su designación en inglés cherry picking (literalmente ‘recolectar cerezas’: seleccionar lo mejor de algo, o bien seleccionar lo peor de algo, o bien seleccionar algo «a la medida»), es la acción de citar casos individuales o datos que parecen confirmar la verdad de una cierta posición o proposición, a la vez que se ignora una cantidad de evidencias de casos relacionados o información que puede contradecir la proposición. Es un tipo de falacia de atención selectiva, el ejemplo más común es el sesgo de confirmación.[1]

Falacias

Esta falacia se puede observar en numerosas falacias lógicas. Por ejemplo, la falacia de prueba anecdótica tiende a no considerar grandes cantidades de datos en favor de aquella evidencia que se conoce personalmente, el «uso selectivo de la evidencia» rechaza el material desfavorable al argumento propio, mientras que la falsa dicotomía elige solo dos opciones cuando en realidad la cantidad de alternativas disponibles es mayor. También está relacionada con la falacia de la generalización apresurada, o precipitada, que consiste en sacar conclusiones a partir de unos pocos casos, sin criterio de inferencia estadística o de otro tipo.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar