Abrir menú principal
Lápida funeraria de la Familia Garrocho. Inicialmente en el antiguo convento de San Francisco, en la actualidad en el Santuario de Nuestra Señora de La Cinta.

La Familia Garrocho, originaria de la zona de Huelva, España, estuvo compuesta por diferentes marineros y militares que desde el siglo XVI consiguieron gran prestigio y riqueza. Algunos de sus miembros participaron en batallas importantes de la época como la "Jornada de Larache" o la "Batalla de Alcazarquivir", aunque la fama y riqueza les llegó por la defensa del Golfo de Cádiz de las incursiones de piratas berberiscos.

Uno de los descendientes de la familia, en su obra "Huelva ilustrada. Breve historia de la antigua y noble Villa de Huelva", refiere a su propia familia así:

"...hazañas de la distinguida Familia de los Garrochos, que de dos siglos a esta parte ha florecido con mucha distinción [...]. (Juan Agustín de Mora, Negro y Garrocho,1762)

Entre sus miembros destacaron:

  • Juan Martínez de Vega y Garrocho. Primer Garrocho que procedente de la ciudad de Burgos se afincó en la cercana localidad de Gibraleón.
  • Martín de Vega y Garrocho. Hijo de Juan Martínez de Vega y Garrocho. Alcaide del Castillo de Gibraleón.
  • Almirante Andrés de Vega y Garrocho (Huelva, siglo XVI). Hijo de Martín de Vega y Garrocho. Almirante y visitador de la Armada del Reino y de la Flota de las Indias durante doce años tras participar en la Toma de Larache. Capitaneó la escuadra de la Armada Invencible que salió de Andalucía con destino a Inglaterra. En Huelva compró la hoy ya desaparecida Capilla Mayor de San Francisco donde fue enterrado a su muerte. Dedicó el patronato de esta capilla al rescate de cautivos, labor que en Huelva luego fue continuada por Orden de la Merced quienes ya venían desempeñando desde el siglo XIII este cometido en toda la cristiandad.
  • Juan de Vega y Garrocho. Hijo de Andrés de Vega, capitaneó la llamada Galeota de Huelva, como defensa de las costas onubenses ante piratas berberiscos y turcos. Fue Alcalde en Huelva.
  • José de Vega y Garrocho. Hijo de Juan de Vega. Comandó dos barcos de la Galeota y doscientos hombres por nueve años. Fue Alcalde también en Huelva al igual que su padre.
  • Juan Agustín de Mora Negro y Garrocho (Huelva, 1715 - 5 de noviembre de 1786). Descendiente de Andrés de Vega, historiador, abogado de los Reales Concejos y canónigo de la Iglesia Colegial de Nuestro Señor San Salvador (Sevilla). A él se debe uno de los primeros estudios sobre la Villa de Huelva: "Huelva ilustrada. Breve historia de la antigua y noble villa de Huelva", de 1756.

La Galeota de Huelva e historia de la familia en la ciudadEditar

La conocida como “Galeota de Huelva” fueron una serie de embarcaciones de vigilancia y defensa de la costa de la actual provincia de Huelva, en el Golfo de Cádiz (España) que en el siglo XVII se veía asolada por incursiones piratas.

A raíz de la cada vez más fuerte presencia de piratería a cargo de barcos turcos y berberiscos que atacaban barcos y plazas, en la Villa de Huelva se decidió acometer una defensa de la ciudad y localidades próximas que pudiese contrarrestar de manera permanente estos ataques. Se decidió entonces armar dos embarcaciones rápidas que fueron capitaneadas por Juan de Vega y Garrocho y, más adelante, por su hijo José de Vega y Garrocho.

A lo largo de los años estas galeotas consiguieron establecer una defensa eficaz de los ataques a la costa de Huelva de piratas y corsarios. Juan de Vega fue capturado por el corsario turco Papasali en la playa de Arenas Gordas en 1581, siendo rescatado posteriormente por su padre en 1585. Padre e hijo capturaron al corsario junto a 186 marinos y liberando a seis prisioneros cristianos. A lo largo de los años continuaron los éxitos, apresando naves en 1608, 1628, 1629 hasta que la galeota pasó al mando de José de Vega que rindió en 1675 una flotilla turca en las cercanías del Puerto de Santa María. Uno de sus mayores éxitos es en 1673, cuando la Galeota captura al llamado por los españoles, Solimán el Negro, célebre corsario de la zona, con 145 marineros.

En el antiguo Convento de San Francisco, entonces propiedad familiar, colgaron durante años los estandartes de las embarcaciones vencidas. Hoy en día, desaparecido el convento, pocos ejemplos físicos quedan del paso de la familia Garrocho en Huelva: una pequeña calle a su nombre (Almirante Garrocho) donde se encontraba su casa-palacio , una lápida funeraria que fue trasladada en los años 1960 al Santuario de la Cinta y el valioso retablo de la Purificación que hoy se encuentra en el Monasterio de Santa Clara (Moguer), una talla realizada para la capilla mayor del mencionado convento de San Francisco de Huelva donde se encontraba la sepultura de la familia Garrocho, y que fue encargada por el Almirante Andrés Vega y Garrocho al maestro Juan Martínez Montañés. El apellido todavía sigue vivo en Huelva.