Fascismo rojo

El fascismo rojo es un término usado a partir de 1922 que equipara al estalinismo, maoísmo, y otras variantes del marxismo–leninismo con el fascismo.[1][2]​ Acusaciones a los dirigentes de la Unión soviética durante la era de Stalin de que actuaban como "fascistas rojos" fueron generalmente emitidas por anarquistas, la izquierda comunista, demócratas sociales y otros socialistas democráticos así como por liberales y por círculos de la derecha.

Uso del término por la izquieda anti-estalinista a mediados del s. XXEditar

El término "fascismo rojo" apareció por vez primera a principios de los 1920s, poco después de la revolución rusa y la Marcha sobre Roma, por ejemplo por el anarquista italiano Luigi Fabbri quién escribió en 1922 que «“fascistas Rojos” es el nombre recientemente otorgado a aquellos comunistas bolcheviques quienes más se inclinan proponer los métodos del fascismo para uso contra su adversarios.»[3]

En los años siguientes, un número de socialistas empezó a considerar que el gobierno soviético era un estado fascista rojo. Bruno Rizzi, un marxista italiano y fundador del Partido Comunista de Italia quién se volvió anti-estalinista, alegó en 1938 que «el estalinismo [adoptó] un camino regresivo, generando una especie de fascismo rojo idéntico en sus característiccas superestructurales y coreográficas [con su modelo Fascista]".[4]

Si bien que principalmente focalizado en su crítica al nacional socialismo, Wilhelm Reich consideraba que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas de Stalin habían evolucionado al fascismo rojo.[5]

Uso del término fuera de contextos académicosEditar

El descriptor "fascismo rojo" era también utilizado en Estados Unidos durante la Guerra Fría como un estribillo anti-comunista. Empero, el término ya se usaba antes de la guerra: en un editorial del 18 de septiembre de 1939, The New York Times reaccionó al pacto Mólotov–Ribbentrop, por el cual los nacionalsocialistas alemanes y los socialistas soviéticos acordaban invadir y distribuirse Europa entre ellos, declarando: «hitlerismo es comunismo color café, estalinismo es fascismo rojo".[6]

Uso más recienteEditar

El periodista y filósofo francés Bernard-Henri Lévy ha utilizado el término mientras explica que algunos intelectuales europeos se han enamorado de teorías anti-Ilustración y han abrazado una nueva ideología absolutista, una que es anti-liberal, anti-estadounidense, anti-imperialista, antisemita y pro-Islamofascista.[7][8]

Ver tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Adler y Paterson, 1970, p. 1046.
  2. Maddux, Tomas (1977). Red Fascism, Brown Bolshevism: The American Image of Tolatitarianinsm in the 1930s. The Historian 40 (1). pp. 85-103. doi:10.1111/j.1540-6563.1977.tb01210.x. Consultado el 9 January 2020. 
  3. Fabbri, Luigi (1922). La contro-rivoluzione preventiva (en italiano). Bolonia: LICINIO CAPPELLI. p. 92. Consultado el 18 de mayo de 2022. ««Fascisti rossi» cominciano ad esser chiamati qua e là quei comunisti bolscevichi, che son più propensi ad adottare verso gli avversari i metodi del fascismo. » 
  4. A. James Gregor, The Fascist Persuasion in Radical Politics, Princeton, New Jersey, Princeton University Press, 1974, p. 193.
  5. Corrington, Robert S. (2003). Wilhelm Reich : psychoanalyst and radical naturalist (1st edición). New York: Farrar, Straus and Giroux. p. 126. ISBN 0-374-25002-2. OCLC 51297185. 
  6. "Editorial: The Russian Betrayal", The New York Times, September 18, 1939.
  7. Sternberg, Ernest (7 January 2009). «A Revivified Corpse: Left-Fascism in the Twenty-First Century». TELOSscope. TELOS Press. Consultado el 15 November 2017. 
  8. Murphy, Paul Austin (July 2013). «Red Fascism». New English Review. Archivado desde el original el 3 August 2018. Consultado el 3 August 2018. 

BibliografíaEditar