Knismolagnia

excitación a partir de hacer o recibir cosquillas.
(Redirigido desde «Fetichismo de cosquillas»)

La knismolagnia (también llamada cosquillas eróticas o fetichismo de cosquillas o con la voz anglófona tickling) se refiere a toda actividad erótica en la cual sus participantes experimentan excitación a partir de hacer o recibir cosquillas.

Terminología

editar

Esta práctica suele ser llamada fetichismo de cosquillas por sus practicantes, aunque no encaje exactamente con la definición de fetichismo sexual. Tampoco se la debe considerar una parafilia a menos que su realización sea absolutamente necesaria para lograr la excitación del individuo.

Un término relacionado es la acarofilia que refiere al placer de hacer o recibir cosquillas sin que esto implique excitación sexual.

Etimología

editar

Knismolagnia es una palabra formada[1]​ mediante la combinación de knismesis y el sufijo "-lagnia". Kinismesis es un término utilizado para describir la respuesta del cuerpo ante una ligera estimulación. El sufijo "-lagnia" se utiliza en el ámbito de la psicología y la medicina para denotar un fetiche o una atracción sexual. Por tanto, el término knismolagnia indica una atracción o excitación sexual ante un pequeño estímulo, cosquilleo o picor en el cuerpo.

Consentimiento

editar

La knismolagnia puede ser una práctica BDSM por lo que el papel del consentimiento juega una parte fundamental. Es necesario que todas las partes involucradas consientan y estén de acuerdo con participar en las cosquillas eróticas. Esto implica una comunicación abierta y honesta para establecer límites claros y respetar las preferencias y comodidad de cada persona. Cualquier actividad que implique cosquillas debe llevarse a cabo con el consentimiento libre y voluntario de todas las partes.

Contexto

editar

En el contexto del BDSM, las cosquillas pueden ser utilizadas como parte del juego previo o de la estimulación erótica. Algunas personas experimentan las cosquillas como una forma de provocar sensaciones de vulnerabilidad y sumisión, mientras que otras pueden disfrutarlas como un tipo de castigo o tortura leve. Es fundamental establecer límites claros y mantener una comunicación abierta con la pareja para garantizar el consentimiento y la seguridad de todas las partes involucradas.

Relaciones vainilla

editar

Aunque las cosquillas suelen estar asociadas al BDSM, también se pueden practicar en relaciones sexuales "vainilla". El fetiche de cosquillas no está necesariamente relacionado con la dominación-sumisión y puede ser explorado por personas que no están involucradas en prácticas BDSM. En cualquier contexto, es esencial obtener el consentimiento mutuo y respetar los límites establecidos por cada individuo.

Zonas erógenas

editar

El placer de la knismolagnia puede experimentarse en cualquier parte del cuerpo y en su mayor medida depende de la persona que las recibe. Existen las zonas erógenas del cuerpo, que suelen ser más sensibles a las sensaciones placenteras y pueden ser objeto de cosquillas eróticas. Algunas zonas erógenas[2]​ más comunes para practicar knismolagnia son:

  • Los pies: Los pies son extremadamente sensibles y las cosquillas en esta zona pueden resultar muy excitantes.
  • Las axilas: Las axilas también son una zona erógena que puede ser muy sensible a las cosquillas y generar excitación.
  • Los costados: Hacer y recibir cosquillas en los costados puede ser una experiencia placentera debido a la sensibilidad de esta área.
  • El cuello: El cuello es una de las zonas más erógenas del cuerpo y puede ser estimulada con cosquillas.
  • Los muslos: Los muslos, al estar cerca de los genitales, pueden generar una doble excitación al hacer cosquillas en esta zona.

Referencias

editar
  1. «knismolagnia». Wiktionary (en inglés). 1 de diciembre de 2022. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  2. Sexydream, Miss. «Tickling: Las cosquillas más placenteras | Blog Sexydream». SexyDream Sex Shop. Consultado el 2 de junio de 2023.