Fleury François Richard

Fleury François Richard (25 de febrero de 1777, Lyon - 14 de marzo de 1852, Écully ), a veces llamado Fleury-Richard, fue pintor de la Escuela de Lyon. Alumno de Jacques-Louis David, Fleury-Richard y su amigo Pierre Révoil fueron precursores del estilo Trovador.

François Fleury-Richard
Fleury Richard - Jean-Marie Jacomin - MBA Lyon sans-cadre.jpg
Información personal
Nombre en francés Fleury François Richard Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 25 de febrero de 1777 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lyon (Reino de Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 14 de marzo de 1852 Ver y modificar los datos en Wikidata (75 años)
Écully (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa
Educación
Educado en École nationale des beaux-arts de Lyon Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintor y artista Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador École des Beaux-Arts Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
Fleury – Richard (autorretrato en la juventud).

VidaEditar

Hijo de un magistrado, Fleury François Richard estudió en el colegio de l'Oratoire en Lyon y luego en la escuela de Dessin con Alexis Grognard. En esta última conoció a Pierre Révoil. En 1796 se unió al estudio parisino de Jacques-Louis David. Sus primeras pinturas tuvieron gran éxito y se mezcló con la intelectualidad parisina, entre la cual el Estilo trovador fue muy bien acogido. Se convirtió en el pintor favorito de la emperatriz Josefina de Beauharnais, quien compró muchas de sus pinturas.

En 1808 estableció su propio estudio en el palacio Saint-Pierre de Lyon y tuvo un gran éxito. Fue iniciado en la Logia Masónica del Rito Escocés de Isis en 1809, y en 1814 se casó con la hija de un banquero, Blanche Menut. Fue nombrado caballero de la Legión de Honor en 1815.

Visitó Ginebra, Milán, Turín y el Delfinado en busca de inspiración. Fue profesor en la Escuela de Bellas Artes de Lyon de 1818 a 1823. En 1851 se instaló en Écully, dedicándose a la escritura. Editó sus Recuerdos, vidas de pintores y una obra sobre la pintura en ciudades de segundo orden de Francia, Quelques réflexions sur l'enseignement de la peinture dans les villes de second ordre

CríticaEditar

 
Muchacha en una fuente, Museo de Bellas Artes de Lyon.

Fleury-Richard recibió sus primeras lecciones en Lyon, una ciudad productora de seda, pero se formó principalmente en la atmósfera neoclásica del estudio de David. Era un apasionado de la historia y le fascinaba la caballería medieval y el Renacimiento. Su visita al Museo de Monumentos Franceses, donde vio la tumba de Valentina Visconti en exhibición, inspiró su primer trabajo importante en el estilo trovador utópico y melancólico, que también se originó en el estudio de David. Este estilo formaría una poderosa corriente historicista inspirada en los maestros de los siglos XIV y XV, una iconografía más anecdótica que verdaderamente histórica. François-René Martin presenta esta tendencia como un "retiro a la esfera privada".[1]

Richard quedó notablemente asombrado por las obras atribuidas al rey-poeta" Renato I (Le bon Roi René) y más particularmente por su tratado de historia del arte Le Cuer d'amours espris

A su regreso a Lyon, cultivó su amistad con Pierre Révoil y, con Révoil y un pequeño círculo, descubrió la naturaleza y los restos arqueológicos alrededor de la ciudad, en Fourvière, Saint-Just o Île Barbe.[2]

También la cripta abandonada de San Ireneo en Saint-Just fue utilizada por Fleury-Richard en sus estudios para "Un caballero en oración en una capilla, preparándose para el combate"; la construcción utilizada en "Muchacha en una fuente" fue un sarcófago romano en la isla Barbe; también en la isla de Barbe, asociado con el claustro de Nuestra Señora de la Isla en Viena es La ermita de Vaucouleurs

Algunos eruditos de principios del siglo XX intentaron conectarlo con la escuela de Lyon a pesar de su formación en París, su carrera nacional y su pintura. [3]

En los escritos críticos de Fleury-Richard, los estudiosos encuentran una reflexión que prefigura su apego al simbolismo antes de que existiera: "La pintura no es una imitación de la realidad. Es un símbolo, un lenguaje figurativo que presenta la imagen del pensamiento; y el pensamiento surge de la fuente de la belleza infinita, allí encuentra las formas arquetípicas señaladas por Platón, de las cuales los seres creados son solo copias." [4]​ "

TrabajosEditar

 
Valentina Visconti llorando por la muerte de su esposo Luis de Valois (c. 1802) Museo del Hermitage, San Petersburgo.

GaleríaEditar

BibliografíaEditar

  • (en francés) Fleury Richard y Pierre Révoil: el trovador de la pintura, Marie-Claude Chaudonneret, Arthéna, París (1980) 217 pp. [1]
  • (en francés) Le Temps de la peinture, Lyon 1800–1914, sous la direction de Sylvie Ramond, Gérard Bruyère et Léna Widerkher, Fage éditions, Lyon (2007) 335 pp.  

NotasEditar

  1. "Ante la exasperación de las obras temáticas públicas y la virtud heroica, de las cuales la pintura davidiana era la máxima expresión, habían tenido éxito, al menos entre los habitantes de Lyon, por el culto al sentimiento, el deseo de acercarse a la vida privada de las personas históricas ". - (en francés) François-René Martin, "Historicisme et utopie à Lyon au XIXe siècle", en "Le Temps de la peinture", "op. Cit.", P. 152.
  2. (en francés) François-René Martin, ibidem.
  3. Alphonse Germain, cited by Pierre Vaisse, Le Temps de la peinture, op. cit. p. 21.
  4. Quoted by Stephen Bann, Le Temps de la peinture, op. cit., p. 57.

FuentesEditar

Enlaces externosEditar