Flora antártica

(Redirigido desde «Flora Antártica»)
Nothofagus fusca, Nueva Zelanda.

La flora antártica es una comunidad distinta de plantas vasculares que evolucionó hace millones de años en el supercontinente de Gondwana, y ahora se encuentra en varias áreas separadas del Hemisferio sur, incluyendo el sur de Sudamérica, la parte más meridional de África, Nueva Zelanda, Australia, Tasmania, y Nueva Caledonia.

DescripciónEditar

Basado en las similitudes en su flora, el botánico Ronald Good identificó un reino florístico antártico, que incluye el sur de Sudamérica, Nueva Zelanda, y algunos grupos de islas australes. Good identificó Australia como un reino florístico propio, e incluyó Nueva Guinea y Nueva Caledonia en el reino florístico paleotropical, por el influjo de flora tropical eurasiática que ha en su mayoría suplantado la flora antártica.

Sudamérica, África, India, Australia, Nueva Zelanda, y Antártida fueron todos partes del supercontinente Gondwana, que comenzó a separarse a principios del período cretáceo (hace 135-65 millones de años). India fue la primera en separarse, seguida de África, y entonces Nueva Zelanda, que empezó a desviarse al norte. Al fin del cretáceo, Sudamérica y Australia estaban aún unidos a la Antártida. El paleontólogo Gilbert Brenner identificó el surgimiento de una flora distinta de Gondwana a finales del periodo del cretáceo en las regiones más frescas y húmedas de Australia, el sur de Sudamérica, el sur de África, Antártida, y Nueva Zelanda; era lo que más se parecía a la flora del sur de Nueva Zelanda de la actualidad. Una flora más seca del norte de Gondwana se había desarrollado en el norte de Sudamérica y el norte de África.

 
Nothofagus antarctica, Chile y Argentina.

África e India se desviaron hacia el norte en las latitudes tropicales, se hicieron más cálidas y más secas, y finalmente se conectaron con el continente Euroasiático, y hoy las floras de África e India tienen pocos remanentes de la flora antártica. Australia se desvió al norte y llegó a ser más seca de la misma manera; la flora húmeda antártica se retiró a la costa este y Tasmania mientras el resto de Australia llegó a estar dominado por Acacia, Eucalyptus, y Casuarina, y también por arbustos y hierbas xerófilas . Los humanos llegaron a Australia hace 50-60,000 años, y usaron el fuego para reconfigurar la vegetación del continente; como resultado, la flora antártica, también conocida como la flora del bosque lluvioso en Australia, se retiró a unas pocas áreas aisladas componiendo menos del 2% del área del territorio de Australia. Referente a Sudamérica, las ecorregiones del Bosque andino patagónico, y el bosque subpolar magallánico son los actuales refugios de la flora antártica, en ese continente.

EspeciesEditar

Las plantas leñosas de la flora antártica incluyen:

Muchas otras familias de plantas con flor y helechos, incluyendo el helecho arborescente Dicksonia, son característicos de la flora antártica.

El continente de la Antártida por sí mismo ha sido demasiado frío y seco para sostener virtualmente a las plantas vasculares por millones de años, y su flora en el presente consiste en alrededor de 250 líquenes, 100 musgos, 25-30 hepáticas, alrededor de 700 especies de algas terrestres y 1 alga acuática. Dos plantas con flor, Deschampsia antarctica (hierba pilosa antártica) y Colobanthus quitensis (hierba perla), se encuentran en las partes norte y oeste de la Península Antártica. Especies de musgos endémicas de la Antártida incluyen Grimmia antarctici, Schistidium antarctici, y Sarconeurum glaciale.

ReferenciasEditar

  • Cox, C. Barry, Peter D. Moore (1985). Biogeography: An Ecological and Evolutionary Approach (4th ed.). Blackwell Scientific Publications, Oxford.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar