Abrir menú principal

Francisca Aparicio

Esposa de Barrios
(Redirigido desde «Francisca Aparicio de Barrios»)

Francisca Aparicio Mérida (Ciudad de Guatemala, 2 de julio de 1858-Berna, 30 de enero de 1943) fue la esposa de Justo Rufino Barrios y primera dama de Guatemala durante su mandato, tras la muerte de Barrios en la batalla de Chalchuapa, se casó con José Martínez de Roda, en Nueva York, siendo Marquesa de Vistabella, trasladándose a Suiza hasta su muerte.

Francisca Aparicio
Marquesa consorte de Vistabella
Primera Dama de la República de Guatemala
Francisca Aparicio y Mérida, marquesa consorte de Vistabella.jpg
Francisca Aparicio y Mérida, marquesa consorte de Vistabella, por Francisco Masriera. 1892. (Museo del Prado, Madrid).
Marquesa consorte de Vistabella
14 de abril de 1892-30 de enero de 1943
Información personal
Nombre secular Francisca Aparicio Mérida
Tratamiento
  • Otros títulos
  • Primera dama de Guatemala (1873-1885)
  • Nacimiento 2 de julio de 1858
    Ciudad de Guatemala, Guatemala
    GuatemalaFlag of Guatemala.svg Guatemala
    Fallecimiento 30 de enero de 1943 (84 años)
    Berna, Suiza
    Bandera de Suiza Suiza
    Entierro Bandera de España Madrid, España
    Religión Católica
    Residencia Suiza
    Familia
    Padre Juan José Aparicio Limón
    Madre Francisca Gregoria Mérida Estrada
    Cónyuge José M. de Roda (1885-1899)
    Justo Rufino Barrios (1874-1885)

    BiografíaEditar

     
    Retrato de su primer esposo, el general Justo Rufino Barrios.

    Francisca Aparicio nació en Guatemala, hija de Juan José Aparicio y Limón, y Francisca Mérida Estrada. Estudió en el Colegio Belén, con las monjas ursulinas.

    Matrimonio con Barrios y terremoto de 1874Editar

    Se casó con Justo Rufino Barrios —entonces presidente de Guatemala— el 24 de julio de 1874. En agosto se iniciaron movimientos sísmicos en el área de Chimaltenango, pero nadie les puso atención pues la población estaba acostumbrada a que temblara con cierta frecuencia; es más, no impidieron que se celebrara una gran gala en honor al enlace matrimonial del presidente Barrios con su joven esposa.[1]

    Pero el 3 de septiembre de 1874 hubo un devastador terremoto[1]​ que no solamente destruyó completamente el pueblo de Parramos,[2][3]​ sino que bandas de forajidos armados con cuchillos y otras armas punzocortantes intentaron asaltar a los damnificados y robarles lo poco que les quedaba; afortunadamente, las bandas fueron capturadas por la policía del gobierno del general Justo Rufino Barrios y ejecutadas sumariamente.[1]

    Con el presidente Barrios procreó a Elena, María de la Luz, José Ignacio, María Josefa, Carlos, Rufino y Francisca.[4]

    Tras la muerte de BarriosEditar

    En 1885, a la muerte del Presidente Barrios, se radicó en Estados Unidos y, después, en España, donde el Ministro Liberal Antonio Cánovas del Castillo la presentó a la nobleza española. Heredó una considerable fortuna, producto de ser la heredera universal de Justo Rufino Barrios, quien la acumuló durante los años que sirvió como presidente de Guatemala.[5]

    En su segunda boda, celebrada en Nueva York, en 1892, se casó a José Martínez de Roda, Marqués de Vistabella. Al no haber tenido descendencia, el marquesado pasó a los hijos que había procreado con Barrios.[4]

    Tras la muerte de Barrios, su familia abandonó el país casi inmediatamente tras los funerales y se marchó hacia Nueva York, donde residía parte de los Aparicio, quienes se dedicaban a la exportación de café desde Guatemala.[4]​ Francisca Aparicio se instaló con sus hijos en una hermosa casa ubicada en la 5.a avenida número 855, frente al Parque Central de Nueva York; habiendo heredado más de 30 millones de pesos tras la muerte de Barrios, ofrecía bailes de sociedad que fueron siempre un acontecimiento y en los que ella se presentaba lujosamente vestida acompañada de sus hijas y de las señoritas Aparicio. Los salones estaban adornados con plantas raras, en un escenario decorado por un tramoyista de la Metropolitan Opera House. Esa misma orquesta amenizaba las fiestas en donde se servían cenas suculentas.[4]

    Los Barrios y Aparicio se trasladaron a España, en donde el ministro liberal Antonio Cánovas del Castillo fue su enlace con la nobleza española. En 1892, Francisca, que ya tenía 34 años, celebró sus segundas nupcias, en Nueva York, con José Martínez de Roda, Marqués de Vistabella y quien representaba a Granada en la cámara de diputados.[4]

    Sus hijos varones José Ignacio y Carlos estudiaron en el colegio de Jesuitas, pero fallecieron antes de cumplir los 20 años, por diversas causas. Francisca Aparicio volvió a enviudar y falleció en 1943, mientras que su hija mayor y compañera inseparable -Elena Barrios y Aparicio, III marquesa de Vistabella- falleció al año siguiente.[4]

    Hijos del general Justo Rufino Barrios y Francisca Aparicio
    Nombre Retrato Nacimiento
    Fallecimiento
    Parentesco Descripción
    Elena Barrios Aparicio   1875-1944 Hija de Francisca Aparicio Elena -a la izquierda de la fotografía, junto a su hermana María de la Luz Barrios Aparicio- murió soltera aunque heredó de su madre el título de tercera Marquesa de Vistabella. En honor ella la avenida del Hospital San Juan de Dios en la Ciudad de Guatemala se llamó «Avenida Elena».[6]
    María de la Luz Barrios Aparicio

     

    1876-1949 Hija de Francisca Aparicio Nació en la ciudad de Guatemala en 1876 y falleció en Madrid, España el 2 de marzo de 1949. En la fotografía aparece con su hijo -el único nieto del general Justo Rufino Barrios con doña Francisca Aparicio Mérida, Carlos Alcalá Galiano y Barrios, tercer vizconde del Pontón (1913-1937)-. Maria de la Luz se casó el 25 de enero de 1911 con Juan Alcalá Galiano y Osma, primer conde de Romilla. Carlos Alcalá Galiano y Barrios falleció durante la guerra civil española, por lo que no hay descendencia de los esposos Barrios Aparicio.[4]
    María Josefa Barrios Aparicio   1878?-1959 Hija de Francisca Aparicio Fue la tercera hija del matrimonio de Justo Rufino Barrios y Francisca Aparicio; en la fotografía aparece primera de izquierda a derecha sentada en la baranda.[6][a]​ Al igual que sus hermanas, participó en las tertulias literarias que eran frecuentes en su casa.

    En el inventario del Museo del Prado, en Madrid, se encuentra una hermosa estatuilla rococó de Albert Carrier Belleuse, como un legado de María Josefa. Se casó en junio de 1916 con el oficial del Ejército Tomás Terrazas y Azpeitia, marqués de la Ensenada.[b]​ Terrazas y Azpetia, el IV marqués de la Ensenada, heredó el título de sus antepasados y murió en 1923. María Josefa vivió 36 años más y falleció el 11 de abril de 1959. Fue la última descendiente directa de la familia. María Josefa, además del título de marquesa de la Ensenada, recibió el de IV marquesa de Vista Bella, debido a que sucedió a su hermana mayor, Elena, tras las muerte de ésta.[6]


    Predecesor:
    María y García Granados
    Rafaela Monterroso Cardona de Orantes
    Primera Dama de la Nación
    1873-1885
    Sucesor:
    Rafaela Monterroso Cardona de Orantes
    Carmen Ramírez de Sinibaldi
    Predecesor:
    Marquesa de Vistabella
    1892-1943
    Sucesor:
    Elena Barrios y Aparicio (como marquesa)

    Notas y referenciasEditar

    1. El estadio de San Marcos, sede del equipo de futbol del Deportivo Marquense, lleva el nombre del título que a ella le fue concedido: Marquesa de la Ensenada.[6]
    2. En España, Zenón de Somodevilla y Bengoechea, ancestro de Terrazas y Azpeitia, el primer Marqués de la Ensenada, quien vivió de 1707 a 1781, es recordado como el ministro del rey Fernando VI que impulsó la construcción de una de las más grandes obras de la ingeniería hidráulica de su época: el Canal de Castilla.[6]

    ReferenciasEditar

    1. a b c The New York Times (20 de diciembre de 1874). «Earthquakes. A record of the shocks in 1874-the thirty days of terror in Guatemala». The New York Times (en inglés) (Nueva York, Estados Unidos). Archivado desde el original el 7 de diciembre de 2015. Consultado el 7 de diciembre de 2015. 
    2. Leyes emitidas por el gobierno democrático de la República de Guatemala y por la Asamblea Nacional Legislativa de 1881 a 1883 3. Guatemala: Tipografía El Progreso. 1883. p. 243. 
    3. Montessus de Ballore, F. de (1884). Temblores y erupciones volcánicas en Centro-América. San Salvador: Impr. del doctor Francisco Sagrini. 
    4. a b c d e f g Palma, Claudia (26 de abril de 2015). «Elena III, la marquesa triste». Prensa Libre (Guatemala). Archivado desde el original el 27 de abril de 2015. Consultado el 26 de abril de 2015. 
    5. Tipografía El Renacimiento, 1885, p. 2-15.
    6. a b c d e Palma, Claudia (16 de julio de 2015). «La Marquesa de la Ensenada». Prensa Libre (Guatemala). Consultado el 16 de julio de 2015. 

    BibliografíaEditar

    Enlaces externosEditar