Francisco Manrique de Lara

Francisco Manrique de Lara (Nájera, 1503-Toledo, 11 de noviembre de 1560) fue un eclesiástico español.

Fue hijo natural del duque de Nájera Pedro Manrique de Lara y de Inés de Mendoza y Delgadillo.[1][2]​ Capellán mayor de Carlos I y su embajador en Francia para ajustar las paces con Francisco I, obispo de Orense desde 1542,[3]​ asistente al Concilio de Trento entre 1552 y 1556, a su regreso a España fue promovido a la sede de Salamanca.[4]​ Nombrado obispo de Sigüenza en 1560, murió en Toledo antes de viajar a su diócesis.[5][6]


Predecesor:
Fernando Niño
Obispo de Orense
1542 – 1556
Sucesor:
Francisco Blanco Salcedo
Predecesor:
Pedro Acuña Avellaneda
Obispo de Salamanca
1556 – 1560
Sucesor:
Pedro López de Mendoza
Predecesor:
Pedro Pacheco Ladrón de Guevara
Obispo de Sigüenza
1560 †
Sucesor:
Pedro de la Gasca

ReferenciasEditar