Franz Xaver von Baader

Franz Xaver von Baader (Múnich, 27 de marzo de 1765 - Múnich, 23 de mayo de 1841) fue un filósofo y teólogo laico alemán.[1]

Franz Xaver von Baader
Franz Xaver von Baader.jpg
Información personal
Nombre en alemán Franz von Baader Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 27 de marzo de 1765 Ver y modificar los datos en Wikidata
Múnich (Electorado de Baviera) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 23 de mayo de 1841 Ver y modificar los datos en Wikidata (76 años)
Múnich (Reino de Baviera) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Alter Südfriedhof Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Alemana
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Ingeniero, filósofo, médico, profesor universitario y teólogo Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador Universidad de Múnich Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de Academia de Ciencias de Baviera Ver y modificar los datos en Wikidata

Pensamiento filosóficoEditar

Es difícil resumir la filosofía de Baader, ya que expresa sus pensamientos más oscuros y profundos a través de aforismos y analogías místicas. Se embarcó tardíamente en la filosofía, habiendo enseñado incluso filosofía en Múnich. Antes de convertirse en filósofo, había trabajado como mineralogista.

Sus doctrinas son principalmente ensayos y comentarios sobre los escritos de Jacob Boehme y Louis Claude de Saint-Martin. Sin embargo, hay puntos importantes que marcan el esquema de su pensamiento. Baader parte de la posición de que la razón humana por sí sola nunca puede alcanzar el fin que busca, y sostiene que no podemos descartar las suposiciones de la Iglesia: la fe y la tradición. Su punto de vista puede ser descrito desde un cierto ángulo como escolástico, ya que, al igual que los doctores escolásticos, cree que la teología y la filosofía de las ciencias no se oponen, pero esto tiene que aclarar las verdades dadas por la autoridad y la revelación. No obstante, en su intento de acercar aún más el reino de la fe y el conocimiento, se acerca al misticismo de Eckhart, Paracelso y Jacob Boehme. Dios fue concebido más como un proceso de autocreación que como un ser.

Fue un fuerte opositor de las ideas de la Ilustración, rechazando, por ejemplo, la noción de autonomía moral de Immanuel Kant. Este punto de vista era similar al de Schelling y hubo una influencia recíproca entre ellos. Se embarcó en una tradición religiosa y mística arraigada en el gnosticismo y el neoplatonismo. Sus textos, que critican a la Iglesia católica por la forma en que ejerce el poder político y eclesiástico, acabaron siendo condenados por la Santa Sede.[2]

ReferenciasEditar

  1. Nichols OP, Aidan (26 de julio de 2007). The Thought of Pope Benedict XVI new edition: An Introduction to the Theology of Joseph Ratzinger (en inglés). Bloomsbury Publishing. ISBN 9781441134240. 
  2. Simon Blackburn, Dicionário de Filosofia. Gradiva, 1997