Abrir menú principal
Frescos de melón en leche y de limón con hierbabuena.

Los frescos son una bebida helada a base, principalmente, de jugos frutales mezclados con agua o leche, típicos en Costa Rica. Su origen, espontáneo en un territorio tropical con amplia producción agrícola, los ha consolidado como un pilar para la cocina criolla de ese país, donde se registra el octavo consumo de jugo natural más elevado en todo el planeta, con hasta 102 millones de litros fluidos para 2016, cercano a los 20 l por persona.[1][2]​ La forma en la que se preparan y utilizan tiene semejanzas con las aguas frescas mexicanas.

Por su amplia popularidad pueden encontrarse incontables frescos en los que se combinan (a base de agua o leche) todo tipo de ingredientes vegetales, principalmente frutas, con abundante hielo y un edulcorante. Sin embargo, existen variedades muy frecuentes que emplean desde cereales, verduras, hojas, semillas, cáscaras, raíces y flores, hasta una gran cantidad de siropes como la cola roja, el dulce de tapa, la zarzaparrilla o el extracto de vainilla. Por esta razón, hay unos frescos que incluso requieren cocción, ser colados o dejarse reposar; mientras que otros pueden únicamente encontrarse en alguna de las cuatro zonas culinarias que tiene Costa Rica.[3][4]

En cuanto a los beneficios de su consumo —al ser en su mayoría naturales— los frescos destacan especialmente por sus propiedades refrescantes e hidratantes, pero además pueden aportar al organismo vitaminas, fibra alimentaria, flavonoides, ácidos grasos e hidratos de carbono.[4]

TiposEditar

En aguaEditar

Las variedades que utilizan el agua como solvente son las más comunes, ya que la naturaleza de muchas frutas o ingredientes no permite su mezcla con la leche. Sin embargo, algunos de estos frescos sí son muy populares en leche, de manera que la siguiente lista contiene tanto las bebidas elaboradas exclusivamente con agua, como las que pueden sustituirla con leche:

El aguadulce puede también mezclarse con zumo de limón. En el Caribe además le añeden jengibre, llamándolo «hiel» (nombre mekatelyu del jengibre) o «agua e' sapo».[5]

En lecheEditar

Los frescos en leche también se conocen como «batidos», se destacan además por su mayor contenido de grasa y azúcar. No es común en la cocina costarricense elaborar a base de agua las siguientes bebidas, por lo que se preparan casi que únicamente con leche: banano, fresa, papaya, resbaladera (tipo de horchata de arroz con nuez moscada, sin maní) y vainilla (tanto en esencia como en polvo de crema).

ReferenciasEditar

  1. Marvin Barquero (15 de febrero de 2017). «Costarricenses son los segundos consumidores de café en Latinoamérica». La Nación. Consultado el 3 de febrero de 2019. «...Nuestro país es el número 21 en consumo de frutas, el número ocho en jugos de frutas, el cuarto en tomar más leche...» 
  2. Irene Rodríguez (2 de marzo de 2015). «Dieta de ticos es rica en frutas, grasa y azúcares». La Nación. Consultado el 3 de febrero de 2019. «En la categoría denominada jugos por Euromonitor, el consumo en Costa Rica pasó de 80,9 millones de litros en el 2011 a 102 millones de litros en el 2016. Además, el estudio estima que el consumo se elevaría a 128 millones de litros en el 2021 y que el consumo por personal al año se aumentaría de 20,9 litros por persona en el 2016 hasta 24,8 litros por persona en el 2021.» 
  3. «Frescos». Recetas Típicas: Cocina de Costa Rica. Consultado el 3 de febrero de 2019. 
  4. a b «Bebidas típicas de nuestro pais». Giros. 15 de septiembre de 2017. Consultado el 3 de febrero de 2019. 
  5. Ross, Marjorie (2001). «Aguadulce con limón». Entre el comal y la olla: fundamentos de gastronomía costarricense. San José, Costa Rica: UNED. p. 240. ISBN 9789968311281. Consultado el 2 de febrero de 2019.