Abrir menú principal

Frontón Jai Alai (calle de Alfonso XII)

frontón desaparecido de Madrid

El Jai Alai («fiesta alegre» en euskera) fue un frontón de pelota vasca de la ciudad española de Madrid, inaugurado en 1891 y desaparecido a lo largo del siglo XX.

Frontón Jai Alai
1898, Panorama nacional, Vista panorámica de Madrid, Compañy (cropped).jpg
El frontón, ya cubierto, hacia 1898
(fotografiado por Compañy)
Estado demolido o destruido
Tipo frontón
Calle(s) calle de Alfonso XII (66)
Localización Madrid
Coordenadas 40°24′31″N 3°41′20″O / 40.408647222222, -3.6890083333333Coordenadas: 40°24′31″N 3°41′20″O / 40.408647222222, -3.6890083333333
Inauguración 16 de junio de 1891
Capacidad 2000
Arquitecto(s) Miguel Mathet y Coloma

Índice

DescripciónEditar

 
El Jai Alai en 1891 (dibujo de Narciso Méndez Bringa y grabado de Eugenio Vela)

Ubicado en la calle de Alfonso XII, se construyó en una época en la que la pelota vasca generaba gran interés en la ciudad de Madrid, desplazando a las peleas de gallos.[1]

El frontón tenía una longitud de 64 metros, una altura de 11,5 metros en la pared del juego y otros 11,50 metros de ancho hasta la raya de falta, teniendo, tanto el suelo como la pared, de piedra. Estaba pintado al óleo de color ocre.[2]

Tenía una capacidad de 2000 localidades fijas, distribuidas de la siguiente forma: dos filas de sillas, plaza delantera y tres filas de sillas, delantera de tendido, dos filas, 33 palcos, paseo de palco, delantera de grada, cinco filas de ídem y delantera y paseo de entrada general. Daban acceso a estas localidades tres puertas. El edificio contaba con restaurante, café, puestos de agua y otras dependencias.[2]

Fue proyectado por Miguel Mathet y Coloma y su construcción se llevó a cabo bajo la dirección del maestro de obras Fausto García. Se inauguraría el 16 de junio de 1891.[2]​ Hacia 1895 se instaló una cubierta metálica[3]​ de geometría semicilíndrica,[4]​ pues inicialmente había sido diseñado como una instalación al aire libre. Arquitectónicamente su fachada era, en contraste con el interior, bastante mediocre.[4]​ Tras una etapa durante la que sirvió para albergar mítines de carácter político, en mayo de 1912 fue vendido para ser transformado en un taller de automóviles.[5]

Véase tambiénEditar

 
El Jai Alai en 1909 durante un mitin organizado por republicanos y socialistas

ReferenciasEditar

  1. Pérez Nieva, Alfonso (22 de junio de 1891). «Revista de Madrid». La Dinastía (Barcelona) (4046): 1. ISSN 2254-5352. 
  2. a b c «Jai-Alai de Madrid». La Época (Madrid) (13.934): 3. 15 de junio de 1891. ISSN 2254-559X. 
  3. López Fernández, 2012, p. 310.
  4. a b Navascués Palacio, 2007, p. 278.
  5. «El mejor postre. Mermeladas Trevijano». La Correspondencia de España (Madrid) (19.832): 6. 30 de mayo de 1912. ISSN 1137-1188. 
  •   Partes de este artículo incluyen texto de un artículo anónimo publicado en La Época el 15 de junio de 1891, una obra en dominio público.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar