Abrir menú principal

Gabriel Cuñado

Médico y político argentino

Gabriel Cuñado o bien Gabriel Cuñado Martín y nacido como Gabriel Cuñado-Aldeán y Martín (Valladolid, Reino de España, ca. 1785 - San Salvador de Jujuy de la provincia homónima, Confederación Argentina, ca. 1854) era un médico castellano-español y funcionario argentino que llegó al Virreinato del Perú hacia 1807 y actuara como profesional de la sanidad del bando realista en la Guerra de Independencia rioplatense, en 1812. Al no ser militar y su bando haber perdido en las batallas del norte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, cayendo todos prisioneros, se lo liberó bajo juramento de que jamás volvería a tomar las armas contra la revolución americana, por lo cual, siendo fiel a su palabra terminó desertando y se radicó en la intendencia de Salta del Tucumán, adonde ejerció como médico universitario. En el año 1838 volvió a actuar pero esta vez del lado argentino como profesional sanitario en la Guerra entre las confederaciones Argentina y Peruano-Boliviana. Posteriormente en dos períodos ocupó el cargo de diputado provincial por el departamento Capital de 1846 a 1847 y por el departamento Humahuaca a finales de 1852.

Gabriel Cuñado

Escudo COA Jujuy province argentina.PNG
Diputado de la provincia de Jujuy
por departamento Capital
(interino)
30 de noviembre de 1846 - 30 de noviembre de 1847
Presidente Juan Manuel de Rosas
Gobernador Mariano Iturbe
Predecesor Manuel Padilla
Sucesor Pedro Castañeda

Escudo COA Jujuy province argentina.PNG
Diputado de la provincia de Jujuy
por departamento Humahuaca
30 de noviembre de 1852 - 29 de enero de 1853
Presidente Justo José de Urquiza
Gobernador José Benito Bárcena
Predecesor José María de la Bárcena
Sucesor Ángel Marquiegui

Información personal
Nacimiento ca. 1785
Valladolid (de Castilla la Vieja)
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Reino de España
Fallecimiento ca. 1854
San Salvador de Jujuy (capital de la provincia de Jujuy)
Flag of the Argentine Confederation.svg Confederación Argentina
Nacionalidad Argentina y española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Francisca Cau de Atienza
Hijos (Véase: Descendencia).
Información profesional
Ocupación Médico, militar y funcionario
Obras notables
  1. Participación como médico militar del bando realista en las batallas de Tucumán y de Salta.
  2. Primer médico de Jujuy luego de finalizado el éxodo.
  3. Participación como médico militar en la Guerra contra la Confederación Peruano-Boliviana.
  4. Médico forense de los despojos del general unitario Lavalle
  5. Certificado sanitario del exiliado presidente boliviano Velasco
  6. Conjuez del tribunal especial contra el gobernador jujeño Iturbe

Le tocó hacer el reconocimiento de los despojos del general Juan Galo Lavalle en 1841 y formular el certificado de enfermedad del presidente boliviano exiliado José Miguel de Velasco en 1850. Era cuñado del coronel Silvestre Cau de Atienza, quien fuera en 1879 gobernador interino de la provincia de Jujuy, padre del médico naval Federico R. Cuñado y suegro de Enriqueta Rebuffo Posadas que era a su vez una tataranieta del director supremo Gervasio Antonio de Posadas y sobrina bisnieta segunda del sucesor Carlos María de Alvear.

Índice

Biografía hasta el reconocimiento legal del protomedicatoEditar

Origen familiar y primeros añosEditar

 
Valladolid a finales del siglo XVI.

Gabriel Cuñado-Aldeán y Martín había nacido hacia 1785 en la ciudad de Valladolid[1][2]​ de Castilla la Vieja, la cual formaba parte del Reino de España.[3]​ Sus padres eran Ildefonsa Martín[4]​ (n. ca. 1760) y su marido Gabriel Cuñado-Aldeán Ortiz[4]​ (n. Valladolid, ca. 1750), quien fuera hermano de Polonia Cuñado[5]​ (n. ib., ca. 1760), y ambos, hijos de Francisco Cuñado-Aldeán[5][6]​ (n. ib., ca. 1725) y de Antonia Ortiz[5]​ (n. ca. 1730 - f. antes de 1764).[6]

Por lo tanto Gabriel Cuñado-Aldeán y Martín era bisnieto de Francisco Cuñado Aldeán (n. Valladolid, ca. 1696), cuya hermana se llamaba Bernarda[7]​ (n. ib.,[7]​ 21 de agosto[7]​ de 1691),[7]​ y tataraniento del homónimo Francisco Cuñado[7]​ (n. ib., ca. 1661) y de su esposa Petrona Aldeán.[7]

Gabriel tenía un hermano mayor que se quedaría en España llamado Manuel Cuñado-Aldeán y Martín[4]​ (n. Valladolid, ca. 1780) y en donde se unió en matrimonio con María González Aguado,[4]​ siendo hija de Manuel González[4]​ y de su esposa Agustina Aguado,[4]​ y quienes tuvieron por lo menos dos hijos: Lorenzo Justiniano[4]​ (n. ib.,[4]​ 5 de septiembre[4]​ de 1810)[4]​ y Benito Deogracino Cuñado González[4]​ (n. ib.,[4]​ 22 de marzo[4]​ de 1813).[4]

Estudios universitarios en EuropaEditar

 
Universidad de Madrid (fotografía de 1891), en Alcalá de Henares.

Gabriel Cuñado Martín se había recibido de médico peninsular hacia 1806, en la que unas décadas después se llamaría Universidad Central de Madrid.[8]

Migración a la Sudamérica españolaEditar

Hacia 1807 el médico Gabriel Cuñado decidió migrar a la Sudamérica española, embarcando desde Cádiz para arribar a Cartagena de Indias, en el Virreinato de Nueva Granada, para continuar su viaje por vía terrestre a Lima, capital del Virreinato del Perú, ya que era la sede del «Protomedicato General».[2]

Primer trabajo en el virreinato rioplatenseEditar

Una vez en dicha capital, inició trámites allí para poder ejercer su profesión. Mientras tanto esperaba ser reconocido en la misma, le encomendaron —a través de Indalecio González de Socasa y el asentista del Real Situado, Tomás Villota— conducir el Situado Potosino en 1807 con destino a la ciudad de Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, pero una vez en viaje, al enterarse del sitio de dicha ciudad en la segunda invasión inglesa el 4 de julio, debió detenerse en la ciudad de Tucumán.[9]

Villota, dio la orden a Juan Félix Ezcurra, residente en Santiago del Estero —el yerno de José Antonio López de Velasco quien fuera ministro de la Real Hacienda— para que fuera hacia esa ciudad, recibiese los caudales y los llevase el día 7 de julio a Buenos Aires que ya había sido liberada del asedio británico.

Profesional de la sanidad durante la Guerra de la Independencia ArgentinaEditar

Médico del Ejército Realista durante el Éxodo JujeñoEditar

Por fin, luego de años de espera, el Tribunal del Real Protomedicato de Lima le autorizó el título peninsular de médico[2]​ el 3 de abril de 1812.[10][11]​ Una vez reconocido este, pasaría a formar parte como médico militar del Ejército Realista de Juan Pío Tristán[1][2]​ para hacer frente a la Guerra de la Independencia Argentina que partió con sus tropas en el mes de junio, para pasar hacia el sur por la Quebrada de Humahuaca.[3][12]

Al enterarse el general Manuel Belgrano del avance del numeroso ejército realista, reclamó ante el gobierno de Buenos Aires los refuerzos necesarios para la resistencia, pero debido a que las autoridades del Primer Triunvirato y su asesor privado de gobierno Miguel Mariano de Villegas[13]​ —además de jurisconsulto y síndico procurador general[13]​ del cabildo bonaerense— estaban ocupados en vencer a los realistas de Montevideo, se los denegó.

A pesar de ello, el general Belgrano, junto a los habitantes de Jujuy y algunos refugiados de Chichas y Tarija, abandonaron sus hogares y dejaron sin víveres a las tropas realistas invasoras. Todos estos fueron ayudados activamente por los hermanos vasco-españoles radicados en la ciudad de Salta, el militar y cabildante Francisco Asensio y su hermano Juan José de Lezama, con sus respectivas familias.

 
El Éxodo Jujeño, en 1812 (anónimo del Museo Histórico Provincial de Jujuy).

El 23 de agosto del citado año, el ejército patriota también procedió a retirarse, completando así el Éxodo Jujeño, llevándose el ganado e incendiando las cosechas para desguarnecer al enemigo realista. El general Belgrano fue el último en dejar la ciudad deshabitada.

El doctor Cuñado formando parte de las tropas realistas llegarían el 26 de agosto a la desolada villa de Jujuy.[1]​ Luego, al dirigirse las tropas hacia el sur, terminaría participando en la batalla de Tucumán el 24 y 25 de septiembre del mismo año pero al ser derrotado por el Ejército del Norte —al mando del general Belgrano y secundado por el coronel Eustoquio Díaz Vélez— debieron retroceder hacia el norte.[1]

Vencidos en el anterior enfrentamiento, volverían a combatir en la batalla de Salta el 20 de febrero de 1813, en donde sufrirían una gran derrota a manos patriotas, cayendo todos prisioneros, inclusive el doctor Gabriel Cuñado y el brigadier Juan Pío Tristán, entre otros, pero fueron puestos en libertad luego de jurar que no volverían a tomar las armas contra la revolución americana.[14]

Deserción del bando realista y primer doctor en medicina de JujuyEditar

 
Vista de Jujuy a fines del s. XIX. Resalta nítidamente la torre del campanario de la iglesia matriz.

Al retirarse el Ejército Realista al Alto Perú, el doctor Gabriel Cuñado habiendo sido liberado y salvado su vida, eligiría desertar de aquel ya que no era militar de carrera y cumpliendo su juramento decidió radicarse en Jujuy, abriendo la primera botica de la villa.[3]

El médico Miguel Tafur comunicó el 27 de julio de 1815 al virrey del Perú y marqués de la Concordia, José Fernando de Abascal, que había librado el título de profesor de cirugía médica al doctor Gabriel Cuñado que lo había sido del ejército del Alto Perú. Finalmente el citado virrey ordenó otorgarle dicho título.[15]

En el año 1826, recién sería autorizado para poder ejercer como médico cirujano titulado de la ciudad San Salvador de Jujuy. Por nota dirigida al teniente de gobernador en el citado año, terminaría obsequiando en agradecimiento a la comunidad un botiquín de primeros auxilios, pidiendo que se le exima de la patente.[16]

Autonomía provincial y médico del Ejército Argentino contra BoliviaEditar

Fundación de la nueva provincia de JujuyEditar

El 18 de noviembre de 1834, San Salvador de Jujuy, su zona de influencia y la tenencia de gobierno de la Puna[17]​ —con jurisdicción sobre los actuales departamento de Cochinoca, de Rinconada, de Santa Catalina y de Yavi— proclamaron la autonomía provincial, independizándose definitivamente de la provincia de Salta luego de la Jura en Yavi el 22 de noviembre,[17]​ con el beneplácito del teniente coronel Fernando María Campero Barragán.[17]

De esta forma el coronel José María Fascio[17]​ —un hispano-andaluz del bando realista durante la guerra de independencia como el hispano-castellano Gabriel Cuñado— que ejercía la administración de la entonces tenencia de gobierno de Jujuy fue quien llamara a Cabildo Abierto.

Finalmente el teniente de gobernador Fascio terminó siendo nombrado gobernador provisorio de Jujuy, por lo cual, dejaría de tener vigencia el título de profesor del doctor Cuñado en la nueva provincia. En cuanto a la Puna jujeña el 28 de noviembre[17]​ del mismo año nombró como teniente de gobernador[17]​ de la misma a Luis Paredes[17]​ que era residente de la localidad de Yavi y amigo del citado teniente coronel Campero,[17]​ quien fuera hijo y heredero del último marqués Juan José Feliciano Fernández Campero.

Consecuencias de la guerra entre ambas confederacionesEditar

Con estos nuevos acontecimientos, el doctor Gabriel Cuñado volvía a actuar como profesional sanitario militar[2][3]​ desde 1838[2][3]​ pero esta vez en la Guerra entre las confederaciones Argentina y Peruano-Boliviana,[2][3][18]​ que se había iniciado el 19 de mayo de 1837, y aunque la Argentina salió derrotada en dicha contienda, se consideró al médico Cuñado como un héroe de la ciencia ya que había salvado cientos de vidas y curado a miles de heridos.[18]

Luego de la guerra, si bien la gloria militar la obtuvo la vecina confederación, solo aconteció en el Frente Argentino ya que en el contexto de la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana iniciada en 1836 por Chile y los peruanos disidentes, la caída del supremo protector Andrés de Santa Cruz provocaría que los argentinos obtuvieran la victoria diplomática al conseguir la soberanía en marzo de 1839 de los territorios litigados de la Puna jujeña[19][20]​ —actuales departamentos de Rinconada, de Santa Catalina, de Cochinoca[19]​ y de Yavi— que había sido invadida por Bolivia en 1826 y ocupada desde el 28 de agosto[19]​ de 1837,[19]​ tomando prisionero a su entonces teniente de gobernador Juan Cáceres,[19]​ y además recuperaron los territorios salteños de Iruya[19]​ y de Santa Victoria[19]​ que habían sido ocupados desde el 29 de agosto[19]​ del mismo año.

Aunque no fue así con el territorio de Tarija que también había sido anexada desde 1826, pero al final de dicho conflicto bélico los argentinos dejaron que su población eligiera su futuro, el cual sería la República de Bolivia. Dicha decisión popular no sería aceptada por la Argentina hasta cinco décadas después.[20]

Título de profesor de Medicina en la nueva provinciaEditar

En el año 1839,[18]​ la Cámara de Representantes de la nueva provincia de Jujuy terminó por refrendar el título de profesor de Medicina[2][18]​ al doctor Cuñado que le había sido otorgado en el pasado en la ciudad de Salta, capital de la provincia homónima.[2][18]

Autopsia forense del general unitario Lavalle durante las guerras civiles argentinasEditar

Luego de la guerra, el doctor Gabriel Cuñado siguió ejerciendo en Jujuy como médico titular hasta 1842.

De hecho como tal, un año antes, le había tocado reconocer el cadáver del general Juan Galo Lavalle, ubicado en su vivienda jujeña, y al entrar el doctor Cuñado en la casa por la puerta delantera y contemplar los despojos de aquel tendido en el zaguán, dejaría asentado en su informe médico lo siguiente:[21]

[...] Luego de pisar el umbral de la puerta de calle, noté cerca de ésta tres gotas de sangre y un gran charco de la misma al llegar al arco del zaguán, donde estaba el cadáver en decúbito dorsal, con una herida, al parecer de bala, en la base del esternón.
 
Confederación Argentina en 1841 con la nueva provincia de Jujuy pero sin la Puna de Atacama (anexada por la nueva República de Bolivia desde 1826-1879 y luego por la de Chile hasta 1884) ni la actual provincia de Misiones (ocupada aquel año por el Estado Autónomo del Paraguay —y posterior república independiente— desde 1834 hasta 1865), con la Coalición del Norte (en verde), la nueva Liga Federal rosista (en celeste) y la expedición de Juan Galo Lavalle (en líneas violetas) hasta su muerte en Jujuy, y el traslado de su cadáver a Tarija.

Constituyendo dicho informe de un gran valor histórico ya que este médico español que desertara de las filas realistas para dedicarse a su profesión en la villa de Jujuy, no pertenecía a ningún bando de las guerras civiles argentinas y como tal, tampoco podría participar en el supuesto juramento formulado por los amigos de Lavalle, ya que ni conocía a este ni a sus compañeros, sumado a su referencia respecto del orificio de entrada del proyectil, además de la falta de chamuscado y de tatuajes de carbón en la herida, se reveló incompatible con la presunción del suicidio.[22]

Por lo tanto y remitiéndose a las pruebas, se llegó a la conclusión de que el general Lavalle había muerto en un tiroteo casual en esta ciudad el 9 de octubre de 1841, debido a que los federales al tener conocimiento de la casa donde se encontraba aquel y al ir a detenerlo, dispararon a la cerradura de la puerta y una de las balas que la atravesó, hirió a Lavalle, quien murió horas más tarde en el citado día.[23]

Comitiva unitaria de los despojos de Lavalle liderada por el coronel Del CampoEditar

Los unitarios lograron hacerse de los restos de su líder, cubriéndolos con una bandera argentina y un poncho, para luego dirigirse hacia el norte, a través de la Quebrada de Humahuaca, acompañándolo una comitiva de la que formaba parte el teniente coronel Juan Estanislao del Campo —padre del literato homónimo— entre otros.

En Huacalera, a orillas del arroyo homónimo,[24]​ descarnaron el cuerpo semi descompuesto, envolviendo las partes blandas con una bolsa de cuero que la enterraron cerca de la Capilla de la Inmaculada Concepción del pueblo antes citado. El corazón fue colocado en un recipiente con aguardiente, sus huesos lavados y puestos en una caja con arena seca, y su cabeza guardada en un recipiente con miel para facilitar su manejo y posterior escondite para que los federales no pudieran encontrarla y exhibirla en Buenos Aires.

Su cadáver, que sería llevado a la ciudad de Tarija y luego a Potosí, fueron recibidos en esta última ciudad con grandes honores por el gobierno boliviano, siendo finalmente inhumados, aunque en 1842, lo trasladarían momentáneamente a Valparaíso, en Chile.[25]

Médico del exiliado presidente boliviano Velasco y el hospital San RoqueEditar

Breve invasión boliviana a Jujuy en busca de CamperoEditar

La derrota de los bolivianos y peruanos a manos de los chilenos en la batalla de Yungay trajo como consecuencias el fin de la Confederación Perú-Boliviana y el cese de la influencia de Andrés de Santa Cruz en Bolivia, además de descomprimir la frontera septentrional argentina y generar un statu quo impreciso entre la Quebrada de Humahuaca y la Puna jujeña, lo cual favoreció aún más al coronel Fernando Campero Barragán "el Marqués del Yavi" quien pudo recuperar la mayoría de su bienes heredados de su padre, el último marqués del Valle del Tojo, y continuar percibiendo los arriendos de los pobladores indígenas de Cochinoca y Casabindo.

Posteriormente surgieron hasta 6 alzamientos en dicha república en nombre de Santa Cruz y una invasión comandada por un tal mayor Vargas[26]​ en el norte de la provincia de Jujuy[26][27]​ el 15 de julio[26][27]​ de 1843,[26][27]​ con el objetivo de buscar al coronel boliviano Fernando Campero.[26][27]​ Al no encontrarlo se llevaron presos a los oficiales bolivianos Gabino Roso,[27]​ Francisco Llanos[27]​ y José María Aramayo[27]​ que residían sin permiso en la citada provincia.[27]

En la marcha y por falta de información por parte de los pobladores,[26]​ apalearon a civiles, hirieron a un vecino, robaron algunas piezas de plata y se volvieron a su país.[27]​ Según la opinón del doctor Gabriel Cuñado,[27]​ la incursión en busca de Campero tenía como objetivo hacer que este revolucionase la Puna jujeña para anexarla a Bolivia.[27]

Derrocamiento del presidente de la vecina repúblicaEditar

En la vecina República de Bolivia, luego que en el año 1848 el pueblo llano se rebelara en La Paz atacando al ejército y saqueando la casa de los ricos de la ciudad y que provocara el 6 de diciembre del mismo año la caída del presidente de facto, el general José Miguel de Velasco quien había ostentado la presidencia en otros tres cortos períodos más, el general Manuel Isidoro Belzu que ocupaba el cargo de ministro de guerra se impuso ante los amotinados en el citado año, en la batalla de Yamparáez, y fue declarado presidente provisional.[28]

Exilio presidencial a la Confederación Argentina y pedido boliviano de extradiciónEditar

 
Presidente boliviano José Miguel de Velasco.

El expresidente Velasco emigró a la Confederación Argentina en junio de 1849, radicándose en la ciudad de Jujuy y en donde se le concedió el asilo político, pero al iniciarse en Bolivia su juicio de residencia lo mandaron a llamar. Por entonces su salud se encontraba quebrantada, por lo cual Velasco escribió una carta al gobernador jujeño Pedro Castañeda explicando su delicada situación, a lo que adjuntó un diagnóstico de tuberculosis en su estado crónico, según la sintomatología que presentaba dicho general, emitido por el doctor Grabriel Cuñado[29]​ el 5 de abril de 1850 que lo había atendido al caer enfermo,[28]​ expresaba lo siguiente:

Certifico que hace muchos años que el citado General está padeciendo una afeccion al pecho y pulmones, la cual se ha agravado en estos dias que se disponia á marchar á Bolivia; y segun los síntomas que se presentan de tos, esputos viscosos y purulentos que arroja, amenaza á una tisis pulmonar, por lo que lo considera el que suscribe que la enfermedad crónica que padece el recurrente General, es de gravedad y peligro, y que no debe, ni puede ponerse en camino, hasta que recupere su salud perdida, pues se expone a que deje de existir en su tránsito, y la humanidad exige en estos casos la clemencia. Es cuanto puede certificar é informar á V.E. el que firma, en obsequio de la verdad.[29]
Jujuy, abril 5 de 1850
Gabriel Cuñado

Por lo expresado, el doctor Cuñado aconsejaba que el citado expresidente no siguiera el viaje a la vecina república ya que pudiera perder la vida en el trayecto. Dicho gobernador jujeño concedió el permiso de permanecer en la ciudad argentina hasta que pasase el invierno y que recuperara su salud, pero tendría que regresar a su país a principios de septiembre.[28]

Primer médico titular del nuevo hospital San Roque fundado por ZegadaEditar

Fray Escolástico Zegada Gorriti —un sobrino del canónigo José Ignacio y del doctor Juan Ignacio de Gorriti Cueto, siendo ambos hermanos y políticos— cuando era diputado provincial por el departamento de Yavi en 1844 fundó la «Sociedad de Beneficencia» y había insistido para que se construyera un hospital,[30]​ y finalmente cumplió su objetivo el 1 de octubre de 1850, ya que quedaría inaugurado el nuevo hospital San Roque, adonde los doctores Gabriel Cuñado junto al cordobés Sabino O'Donnell —este se había casado en segundas nupcias en Jujuy, con la tucumana Josefa Pérez, y quien fuera un médico de la batalla de la Vuelta de Obligado contra la escuadra anglo-francesa, además de sobrino materno del general rosista Lucio Norberto Mansilla— serían incorporados como primeros médicos con título universitario.[31]

Diputado de la provincia de JujuyEditar

Representante del departamento CapitalEditar

El 30 de noviembre[32]​ de 1846,[32]​ el doctor Gabriel Cuñado pasó a ocupar de forma interina[32]​ como diputado de la provincia de Jujuy por el departamento Capital,[32]​ en remplazo de Manuel Padilla[32]​ por sus notorias ausencias, ocupando dicho puesto hasta el 30 de noviembre[32]​ de 1847,[32]​ fecha que sería sucedido por Pedro Castañeda.[32]

Funcionario de Correos y conjuez de tribunal contra el exgobernador IturbeEditar

El doctor Cuñado actuaba desde enero de 1852[3]​ como administrador de Correos de la provincia de Jujuy.[3][27]​ A la caída del gobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas, quien fuera líder de la Confederación Argentina, el doctor Cuñado integró el 6 de marzo[3][33]​ del mismo año, por decreto del nuevo gobernador jujeño José Benito Bárcena,[33]​ como conjuez[3]​ en el tribunal especial presidido por Mariano Cruz Pérez,[3][33]​ junto a otros conjueces como Domingo Arenas,[33]​ Fermín Quintana[33]​ y Santiago Alvarado,[33]​ además de dos suplentes y del fiscal José Luis Portal,[33]​ para juzgar la conducta del depuesto exgobernador Mariano Iturbe[3]​ y su partido —por la revolución de septiembre de 1851 que depuso al gobernador José López Villar[3]​ y el asesinato del coronel unitario Mariano Santibáñez,[3][33]​ que fuera presidente de la Legislatura provincial— por lo cual sería hallado culpable y fusilado[33]​ en San Pedrito, en mayo del citado año.

Diputado representante del departamento HumahuacaEditar

El 30 de noviembre[32]​ de 1852, el doctor Cuñado resultó electo diputado de la provincia argentina de Jujuy, representando de esta manera al departamento de Humahuaca,[34]​ sucediendo a José María de la Bárcena,[32]​ pero dejó su escaño el 29 de enero[32]​ de 1853, en el cual lo remplazó Ángel Marquiegui.[32]

FallecimientoEditar

El doctor Gabriel Cuñado fallecería hacia 1854 en San Salvador de Jujuy, capital de la provincia homónima[3]​ que formaba parte de la entonces Confederación Argentina.

Matrimonio y descendenciaEditar

El médico Gabriel Cuñado con unos 50 años de edad había contraído matrimonio tardíamente hacia 1835 con la muy joven quinceañera Francisca Cau de Atienza[3][35]​ (Salta,[36]​ ca. 1820[3][37]​ - f. después de 1882),[35]​ la hermana mayor del coronel Silvestre Cau[36]​ (Salta,[36]​ ca. 1825 - Jujuy,[36]​ 28 de julio[36]​ de 1884)[36]​ —este se había casado por primera vez con Josefa Mealla[36]​ (San Salvador de Jujuy,[36]​ ca. 1830 - ib., 1880), con quien tuviera nueve hijos,[38]​ y que fuera en 1879[36]​ gobernador interino[36]​ de la provincia de Jujuy— siendo ambos hijos del francés[36]​ Santiago Cau[36][39]​ (n. Provenza,[36]​ ca. 1785 - Salta,[39]​ 1840)[39]​ quien fuera un hacendado europeo radicado alrededor de 1805 en Campo Santo[36]​ de la intendencia de Salta del Tucumán,[39]​ y de Martina de Atienza[36]​ (n. Salta, ca. 1795), siendo su padre el novocastellano y ministro tesorero de la gobernación desde 1807, Antonio de Atienza (n. Cuenca, ca. 1765).[40]

Fruto del enlace entre Gabriel Cuñado y la muy joven Francisca Cau de Atienza —cuya familia radicada en Jujuy antes del éxodo homónimo, retornaron en agosto de 1813 a la misma villa— hubo cuatro hijos:[41][42]

Una vez fallecido el doctor Cuñado, su viuda Francisca Cau tomaría segundas nupcias hacia 1855 con Alejo Belaúnde[3][37][61][62]​ (San Salvador de Jujuy,[37]​ 17 de julio[37]​ de 1812[37]​ - ib.,[37]​ 2 de julio[37]​ de 1882)[37]​ —viudo de Dolores Eguía Iturbe[37]​ (ib.,[37]​ ca. 1826 - f. ca. 1859)— diputado por el departamento Capital[37][62]​ en 1850,[37]​ de 1852[37][62]​ a 1853,[37][62]​ desde 1863[37]​ hasta 1866[37]​ y gobernador delegado de Jujuy[37][62]​ desde el 2 de mayo[37]​ hasta el 22 de septiembre[37]​ de 1852,[37][62]​ y hermano de Cosme Belaúnde[37]​ (n. ib.,[37]​ ca. 1810), diputado provincial por el departamento de Rinconada[37]​ de 1854[37]​ a 1856,[37]​ por el departamento Capital[37]​ desde 1859[37]​ hasta 1861[37]​ y gobernador electo de la provincia de Jujuy[37]​ en 1867,[37]​ siendo ambos, hijos de Juan Bautista Belaúnde[37][61]​ (n. ca. 1790 - Valparaíso,[37]​ Chile, ca. 1840) y de su esposa Melchora Alvarado,[37][61]​ que junto con sus tíos maternos Ramón[61]​ y Cirilo Alvarado[61]​ se habían exiliado en Bolivia, residiendo en Chuquisaca,[37]​ luego pasaron a Valparaíso[37]​ en Chile y volvieron a Bolivia en 1841,[61]​ radicándose nuevamente en la ciudad ya renombrada como Sucre.[37][61]

Notas y referenciasEditar

  1. a b c d Montalvetti, Martha (op. cit., p. 122, año 1999).
  2. a b c d e f g h i Michel Ortiz, Raúl Carlos (op. cit., p. s/d, año 1983).
  3. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q Cutolo, Vicente O. (op. cit., p. 428, año 1968). Además según el autor, una vez viuda su esposa Francisca Cau se unió en segundas hacia 1855 con el viudo Alejo Belaunde [que nació en 1812 (op. cit.), por lo cual ella habría nacido hacia 1820 por haber concebido cinco hijos].
  4. a b c d e f g h i j k l m n Registro de bautismos de España en Lista parcial de registros de bautismos, 1502-1940. Según la lista, Gabriel e Ildefonsa tuvieron por lo menos dos hijos, siendo estos Gabriel y Manuel Cuñado que se enlazaría con María González Aguado para concebir a Lorenzo Justiniano Cuñado (n. Valladolid, 5 de septiembre de 1810), que fuera bautizado el 8 de septiembre del año en que nació, y su hermano Benito Deogracino Cuñado (n. ib., 22 de marzo de 1813) el 24 del mismo mes de nacimiento, ambos en la iglesia de Santa María La Antigua de Valladolid.
  5. a b c Registro de bautismos de España en Lista parcial de registros de bautismos, 1502-1940. La lista cita que Polonia Cuñado Aldeán se casó con Vicente Gil y concebirían a Simona Gil Cuñado (n. Valladolid, 28 de octubre de 1792) que fuera bautizada el 30 de octubre del año de nacimiento en la Catedral de Valladolid.
  6. a b Registro de bautismos de España en Lista parcial de registros de bautismos, 1502-1940. Según la lista, Francisco Cuñado se unió en segundas nupcias hacia 1766 con María Nebreda y con quien tuvo a Gaspar Cuñado Nebreda, y este se uniría en matrimonio con María Ajete para concebir por lo menos dos hijos: Victoriano Cuñado Ajete (n. Valladolid, 23 de diciembre de 1797), que fuera bautizado el 8 de septiembre del año de nacimiento en la iglesia de Santiago Apóstol de Valladolid, y Mariano Cuñado Ajete (n. ib., 13 de septiembre de 1801), el 24 de marzo del año en que nació en la iglesia de San Miguel-San Julián de Valladolid.
  7. a b c d e f Registro de bautismos de España en Lista parcial de registros de bautismos, 1502-1940. Además la lista cita que Bernarda Cuñado Aldeán fue bautizada el 29 de agosto de 1691 en la iglesia de San Ildefonso de Valladolid.
  8. Cuñado, Gabriel (op. cit.). El doctor en su manuscrito había documentado de él mismo que se había recibido de médico en la Universidad de Madrid.
  9. Saguier, Eduardo R. (op. cit. T-VII) agregó que aparentemente, pero sin acusación ni sentencia, al ser aficionado al juego, apostó el caudal que llevaba y supuestamente lo perdió todo, por lo cual Juan Félix Ezcurra que le tomó declaración a Cuñado, pudo recuperar parte de lo perdido a manos del ganador de naipes y lo llevó a Buenos Aires, aunque sin presentarse en persona, dejándolo en la puerta del fuerte.
  10. Montalvetti, Martha (op. cit., p. 122, año 1999). Expresa erróneamente en su obra, sin día ni mes, que su título de médico le fue reconocido por el Protomedicato de Lima en 1810, y si fuera cierto estaría documentado como médico de Lima.
  11. Cutolo, Vicente Osvaldo (op. cit., p. 428). Expresa erróneamente el autor que el título se lo reconocieron el 3 de abril de 1815, coincidiendo día y mes pero difícilmente cierto el año, ya que para esa fecha había desertado hacía dos años del bando realista.
  12. Quirno Lavalle, Ricardo (op. cit.).
  13. a b Cutolo, Vicente Osvaldo (op. cit., p. 671).
  14. Barros Arana, Diego; en Compendio de historia de América (Vol. 2, p. 276).
  15. Instituto de Investigaciones Históricas de la Facultad de Filosofía y Letras (op. cit., N.º 5 y 6, p. 441, año 1961).
  16. Abán, Leopoldo (op. cit., pp. 36 y 135).
  17. a b c d e f g h Testimonios de Historia Regional (op. cit., Vol. 2, pp. 19-20, año 1989).
  18. a b c d e Testimonios de Historia Regional (op. cit., Vol. 3, p. s/d, año 1993).
  19. a b c d e f g h Levene, Ricardo; en Historia de la Nación Argentina: desde los orígenes hasta la organización definitiva en 1862 (Vol. 10, p. 456, Ed. Academia Nacional de la Historia Argentina - Librería El Ateneo, año 1962).
  20. a b Tratado Quirno Costa-Vaca Guzmán (del 10 de mayo de 1889) y ligeramente modificado en 1891: la Argentina renunciaría a su reclamo sobre Tarija y Chichas. Bolivia, en compensación cedería un territorio que había perdido a manos chilenas que era la Puna de Atacama, luego de la Guerra del Pacífico.
  21. Quirno Lavalle, Ricardo (op. cit., pp. 341, 346-347).
  22. Quirno Lavalle, Ricardo (op. cit., pp. 346-347).
  23. Quirno Lavalle, Ricardo (op. cit., pp. 339-340 y 347).
  24. Quirno Lavalle, Ricardo (op. cit., p. 342).
  25. Zigiotto, Diego M.; en Las mil y una curiosidades del Cementerio de la Recoleta (pp. 172-173, Ed. Norma, año 2009). El autor expresa además que se lo volvió a exhumar en 1860, para ser llevados a la Argentina, llegando el 31 de diciembre de ese año a la ciudad de Rosario, y que luego lo transportarían a Buenos Aires a bordo del vapor de ruedas Guardia Nacional, al mando del capitán Juan Lamberti, para que el 19 de enero de 1861 fueran inhumados definitivamente en el cementerio de la Recoleta, donde por fin descansan actualmente sus restos.
  26. a b c d e f Archivo de Santiago del Estero (N.º 15-22, p. 56, año 1928).
  27. a b c d e f g h i j k l Academia Nacional de la Historia Argentina (op. cit., N.º 29, p. 447, año 1982).
  28. a b c Archivo del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires (N.º 21, pp. 99-103, año 1850).
  29. a b Archivo del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires (N.º 21, p. 101, año 1850).
  30. Abán, Leopoldo (op. cit., p. 133).
  31. Abán, Leopoldo (op. cit., p. 20).
  32. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r Legislatura de Jujuy (op. cit., enlace externo, N.º 49, año 1986).
  33. a b c d e f g h i Testimonios de Historia Regional (op. cit., Vol. 2, p. 59, año 1989).
  34. Bidondo, Emilio A. (op. cit., p. 368, año 1980).
  35. a b Registro de bautismos de Argentina en Lista parcial de registros de bautismos, 1645-1912. Según el registro que escribe el nombre castellanizado como Francisca Caú [en vez de Cau] aparece como familiar, junto a su hijo José S. Cuñado, en el bautismo en Jujuy del día 25 de septiembre de 1881 de su nieto Juan Carlos Cuñado Ceballos.
  36. a b c d e f g h i j k l m n ñ Cutolo, Vicente Osvaldo (op. cit., p. s/d).
  37. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa ab ac ad ae af ag ah ai Gobierno de la Provincia de Jujuy en Jujuy: diccionario general (Vol. 2, pp. 672-673, Ed. El Gobierno, 6054 págs., año 1993).
  38. Diputación de la Provincia de Jujuy (op. cit.). Según su lista de diputados provinciales, uno de sus hijos que era sacerdote, Demetrio Cau de Mealla (n. Jujuy, ca. 1840), fue elegido diputado por su provincia en 1884.
  39. a b c d Instituto San Felipe y Santiago de Estudios Históricos de Salta (op. cit., N.º 15-16 y 19-20, p. 96, año 1945). La obra cita que en el año 1840 se leyó el testamento de Santiago Cau, en Salta.
  40. Acevedo, Edberto Oscar (op. cit., p. s/d).
  41. Diputación de la Provincia de Jujuy (op. cit.). Según la lista llamada Diputados Provinciales, 1853-1976, están documentados Gabriel y José Cuñado a finales del siglo XIX y sus hijos respectivos, a principios del siglo XX.
  42. Montalbetti, Marta (op. cit., entrevista, año 2012). Expresa en forma incompleta que el doctor Gabriel Cuñado y su esposa Francisca Cau tuvieron dos hijos, en vez de tres: José Severo quien permaneciera en Jujuy y Federico que se radicaría en Salta.
  43. a b c d e f g h i j Censo Nacional de Argentina (año 1869).
  44. a b c d e f Tribunal Electoral Permanente de la Provincia de Jujuy (op. cit.).
  45. a b Censo Nacional de Argentina (año 1895). Según los datos aportados al censo de 1895, Federico R. Cuñado había nacido en 1849 [en vez de 1848 (op. cit.)] y en esta fecha residiendo en Buenos Aires ya era viudo.
  46. a b Academia Nacional de la Historia Argentina (op. cit., Vol. 4, p. 159).
  47. Caras y caretas, revista (Vol. 13, p. s/d, año 1910).
  48. Gobierno de la Nación Argentina (op. cit., p. 619, año 1897).
  49. a b c Cutolo, Vicente Osvaldo (op. cit., p. 427).
  50. Cutolo, Vicente Osvaldo (op. cit., p. 579), Narciso Binayán Carmona en Historia Genealógica Argentina (pp. 165-166 y 551, Ed. Emecé) y Ricardo Goldaracena en El libro de los linajes. Familias históricas uruguayas del siglo XIX (Vol. 5, p. 163, Ed. Arca, año 2002). En conjunto estas tres obras citan que Enriqueta Rebuffo Posadas era hija del sardo-genovés Tomás Rebuffo y de la argentina Juana de Posadas y Albín, cuyos padres fueran Luis María de Posadas y Castro y de sus segundas nupcias en 1830 con una sobrina lejana llamada Francisca Josefa Jacoba Martínez Nieto y Albín (n. ca. 1813) —ambos eran bisnieto y tataranieta del capitán Andrés de Ávila Ahumada y su esposa María Ana Fernández de Agüero Bohorquez— quienes se habían radicado en Uruguay desde 1835. Y por tanto, Enriqueta era tataranieta de Gervasio Antonio de Posadas, siendo este y su sobrino Carlos María de Alvear, parientes lejanos de Justo José de Urquiza, Miguel Mariano de Villegas y de su esposa Juana María del Campo —que era hermana del unitario y teniente coronel Juan Estanislao del Campo— además de José Simón García de Cossio, Roque Sáenz Peña y los gobernadores bonaerenses Emilio Castro Rocha y Dardo Rocha Arana, por ser todos descendientes por varias vías de las hermanas azorano-portuguesas Margarita e Inés Nunes Cabral de Melo.
  51. a b Municipalidad de La Plata en su Centenario (op. cit., pp. 14 y 157, año 1982).
  52. a b Censo Nacional de Argentina (año 1895).
  53. Municipalidad de La Plata en su Centenario (op. cit., p. 14).
  54. a b c d e f g h i j k l Registro de bautismos de Argentina en Lista parcial de registros de bautismos, 1645-1912.
  55. a b c d Censo Nacional de Argentina (año 1895). Según los datos aportados al censo de 1895, José S. Cuñado además expresa que en dicha fecha ya era viudo.
  56. Gobierno de la Nación Argentina (op. cit., Vol. X, pp. 656 y 664, año 1897) que comprende los documentos expedidos desde 1810 hasta 1891.
  57. Registro Nacional de la República Argentina en "Año 1904" (pp. 181 y 455, Buenos Aires, año 1922).
  58. a b Gobierno de la Provincia de Jujuy en Jujuy: diccionario general (Vol. 7, p. 3115, Ed. El Gobierno provincial, 6054 págs., año 1993).
  59. a b Tribunal Electoral Permanente de la Provincia de Jujuy en Autoridades de Jujuy. Diputados Provinciales 1853-1976 (op. cit.).
  60. a b Macor, Darío, y César Tcach Abad (op. cit., p. 166, año 2003).
  61. a b c d e f g Levi, Giovanni; en Familias, jerarquización y movilidad social (p. 154, Ed. Universidad de Murcia, España, año 2010).
  62. a b c d e f Infante, Félix; en "Los intendentes: historia del laborioso hacer de los hombres que cimentaron, en el tiempo, esta ciudad de Jujuy" (p. 30, Ed. Municipalidad de San Salvador de Jujuy, 194 págs., año 1983).

BibliografíaEditar

  • Abán, Leopoldo; en Itinerario cronológico de Jujuy, desde 1561 a 1969 (Ed. L.Abán, 162 págs., año 1988).
  • Academia Nacional de la Historia Argentina en Congreso Nacional de Historia sobre la Conquista del Desierto. Celebrado en la ciudad de Gral. Roca del 6 al 10 de noviembre de 1979 (Vol. 4, Ed. Academia Nacional de la Historia, años 1980 y 1982).
  • Academia Nacional de la Historia Argentina en Investigaciones y ensayos (N.º 29, Ed. La Academia, año 1982).
  • Acevedo, Edberto Oscar; en La revolución de mayo en Salta. Apartado del Tercer Congreso Internacional.
  • Archivo del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en Archivo americano y espíritu de la prensa del mundo (N.º 21, Ed. Imprenta de la Independencia, Buenos Aires, Confederación Argentina, año 1850).
  • Archivo de Santiago del Estero en Revista del [...] (N.º 15-22, Ed. Impresora Molinari, año 1928).
  • Bidondo, Emilio A.; en Historia de Jujuy: 1535-1950 (Ed. Plus Ultra, 482 págs., año 1980).
  • Colegio Mayor de Jujuy: Una investigación y teatralización sobre la vida del doctor Gabriel Cuñado y su mujer Francisca Cau, en el Bicentenario del Éxodo Jujeño en Del Éxodo y otras historias.
  • Cuñado, Gabriel, en Diario de Viaje (autobiografía manuscrita).
  • Cutolo, Vicente Osvaldo en Nuevo Diccionario Biográfico Argentino (Ed. Elche, 1968).
  • Gobierno de la Nación Argentina en Registro Nacional de la República Argentina (Ed. El Gobierno, años 1897, 1911 y 1922).
  • Instituto de Investigaciones Históricas de la Facultad de Filosofía y Letras en Anuario del [...] (N.º 5-6, Ed. El Instituto, año 1961).
  • Instituto San Felipe y Santiago de Estudios Históricos de Salta en Boletín del [...] (N.º 15-16 y 19-20, Ed. I.E.H.S, año 1945).
  • Macor, Darío, y César Tcach Abad en La invención del peronismo en el interior del país (Ed. Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, República Argentina, año 2003). ISBN 987-508-211-2
  • Michel Ortiz, Raúl Carlos; en Biografía Médica de Salta, Argentina, 1500 - 1950. Apuntes para una historia de su medicina (188 págs., año 1983).
  • Montalvetti, Martha; en Una larga historia, Jujuy, su gente (Ed. Universidad Nacional de Jujuy, año 1999).
  • Montalvetti, Martha; historiadora y chozna del biografiado (entrevista en el «Bicentenario del Éxodo Jujeño», en el año 2012).
  • Municipalidad de La Plata: en su Centenario, en La Plata: Una Obra de Arte, 1882 - 1982 (Ed. Talleres de Macci, Saltzmann y Cía. Sacif, año 1982).
  • Quirno Lavalle, Ricardo; en La muerte del general Lavalle (Ed. Instituto de Estudios Iberoamericanos, vol. II, Buenos Aires, República Argentina, año 1981, y también en Investigaciones y Ensayos n.º 31, Academia Nacional de la Historia, Buenos Aires, julio a diciembre del año 1981).
  • Saguier, Eduardo R.; en Tomo-III, Metanastasis, tragedia, guerra e insurrección en la formación de un orden nacional-republicano (Río de la Plata/Argentina, 1808-1912) de su obra Genealogía de la Tragedia Argentina.
  • Saguier, Eduardo R.; en T-VII, La burocracia civil como espacio de combate faccioso (Cabildos y Justicia) de su obra Genealogía de la Tragedia Argentina.
  • Testimonios de Historia Regional en Revista de [...] (Vol. 2 y 3, Ed. Co.Re.Di., San Salvador de Jujuy, República Argentina, años 1989 y 1993).
  • Tribunal Electoral Permanente de la Provincia de Jujuy en Autoridades de Jujuy. Diputados Provinciales 1853-1976 (Ed. La Madrid, San Salvador de Jujuy, provincia homónima, República Argentina).

Enlaces externosEditar