Gaspar Ibáñez de Segovia

historiador español

Gaspar Ibáñez de Segovia Peralta y Mendoza,[1]marqués de Mondéjar (Madrid, 5 de junio de 1628 - Mondéjar, Guadalajara, 1 de septiembre de 1708), aristócrata (de la familia Mendoza), fue un eminente historiador y bibliófilo español.

Gaspar Ibáñez de Segovia
Información personal
Nacimiento 5 de junio de 1628 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1 de septiembre de 1708 Ver y modificar los datos en Wikidata (80 años)
Mondéjar (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación Historiador Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Sus padres fueron Mateo Ibáñez de Segovia, Señor de Corpa y Tesorero de Felipe IV, y de Elvira de Peralta y Cárdenas. Hermano mayor del gobernador Francisco Ibáñez de Peralta y del I Marqués de Corpa. Su título se debió a su segundo matrimonio (1654), con María Gregoria de Mendoza, de la que era pariente. A la muerte de otros familiares reunió, no sin pleitos, un buen número de títulos con Grandeza de España incluida (marqués consorte de Mondéjar y Agrópoli, conde de Tendilla, Alcaide de La Alhambra), que sumó a su condición previa de Caballero de Alcántara. Ocupó el cargo de superintendente de la Casa de la Moneda de Segovia (1661). Tenía una fuerte vinculación con la Mesta segoviana.

Se opuso a Juan José de Austria (valido y hermanastro de Carlos II), por lo que fue desterrado, y quizá escribiera el poema satírico "Un fraile y una corona..", en que se burlaba de éste y de su madre. Se mantuvo neutral en la Guerra de Sucesión Española, aunque dos de sus hijos, José y Nuño, fueron partidarios del Archiduque Carlos de Austria. Para mantener el patrimonio familiar se vio obligado a desheredarlos en beneficio de su nieto Nicolás.[2]

Destacó como historiador y crítico de las mixtificaciones históricas frecuentes en su tiempo (plomos del Sacromonte, cronicones del Padre Higuera...). Su amplia erudición y su conocimiento de lenguas vivas (italiano y francés) y muertas (clásicas y orientales) le permitieron mantener una inusual correspondencia con eruditos extranjeros, una importante tertulia en el entorno de los novatores hacia 1680 y una notable biblioteca con 5.903 libros, entre ellos el Beato de Fernando I,[3]​ que le fue confiscada por Felipe V y terminó en los fondos de la actual Biblioteca Nacional de España. Destacan entre sus obras La predicación de Santiago en España (1682); Advertencias a la Historia del padre Mariana (póstuma, 1746) y, sobre todo, Noticia y juicio de los principales historiadores de España (póstuma, 1784)

ObrasEditar

ReferenciasEditar

  1. [http://213.0.4.19/FichaAutor.html?Ref=26339&portal=42 Ficha de autor en "Clásicos de la Biblioteca Nacional".
  2. Biografía recopilada por J. L. de Paz Archivado el 18 de octubre de 2006 en la Wayback Machine..
  3. 300 años de la Biblioteca Nacional (El País 19-1-2012).

Enlaces externosEditar

Biblioteca Virtual de Polígrafos de la Fundación Ignacio Larramendi