Gelignita

La gelignita es un explosivo gelatinoso utilizado habitualmente en canteras, minas y en voladuras bajo agua. Su composición es de un 60% de nitroglicerina, 4% de nitrocelulosa o algodón pólvora, 8% de aserrín y 28% de nitrato de potasa (salitre).

Dinamita gelatinosa de alta densidad, de muy alto poder rompedor y excelente resistencia al agua, para uso en voladura de rocas extremadamente duras y en condiciones severas de presencia de agua. También empleada en casos especiales en los que se necesita alta concentración de energía.

Es adecuada para la voladura bajo agua, así como en demolición de construcciones portuarias, excavaciones submarinas para dragado, apertura de canales, pilotaje, b

ases para puentes, diques, espigones y otros.

Fue inventado en 1875 por el químico sueco Alfred Nobel, quien también inventó la dinamita. Es más estable que la dinamita, pero aún puede sufrir "sudoración". Su composición lo hace fácilmente moldeable y seguro de manejar sin protección, siempre que no esté cerca de nada capaz de detonarlo.

Uno de los explosivos más baratos, se quema lentamente y no puede explotar sin un detonador, por lo que se puede almacenar de forma segura.

En el Reino Unido, se requiere un certificado de explosivos, emitido por el Jefe de Policía local, para poseer gelignita. Debido a su uso civil generalizado en las canteras y la minería, históricamente ha sido utilizado por grupos irregulares o paramilitares como el Ejército Republicano Irlandés y la Fuerza de Voluntarios del Ulster que a menudo usaban gelignita como refuerzo.