Genicera

Localidad en Cármenes, provincia de León, Castilla y León, España

Genicera es una localidad española ubicada en el noroeste de la península ibérica, al Este del municipio de Cármenes, en la provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León. Contaba en enero de 2020 con 8 habitantes y 26 censados repartidos en una superficie de 11,21 km², y un área metropolitana de 59,91 m², siendo así la tercera localidad más poblada del municipio junto con Pontedo.[3]

Genicera
Genizera
localidad

Bandera de Genicera.svg
Escudo de Genicera.svg

Iglesia de Genicera dedicada a Santo Tomas apóstol.

Iglesia de Genicera dedicada a Santo Tomas apóstol.
Genicera ubicada en España
Genicera
Genicera
Ubicación de Genicera en España.
Genicera ubicada en la provincia de León
Genicera
Genicera
Ubicación de Genicera en la provincia de León.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de León.svg León
• Comarca Los Argüellos[1]
• Valle El Vallico
• Municipio Bandera de Cármenes.svg Cármenes
• Concejo Los Argüellos
• Mancomunidad Cuatro Valles
Ubicación 42°57′09″N 5°29′38″O / 42.952611111111, -5.4939722222222Coordenadas: 42°57′09″N 5°29′38″O / 42.952611111111, -5.4939722222222
• Altitud 1260 msnm
(mín: 1250, máx: 1920)
Superficie 11,21 km²
Población 26 hab. (INE 2020)
• Densidad 2,32 hab./km²
Gentilicio Ginato/a
Código postal 24837
Pref. telefónico 987
Presidente del Concejo (2019) Alberto González Fierro (PP)
Fiestas mayores Fiesta del Cristo (siendo la de la Exaltación de la Santa Cruz trasladada a las últimas semanas de Agosto)
Patrón Tomás el Apóstol[2]

Extensión de la localidad en el municipio.

Extensión de la localidad en el municipio.

Nacida como campamento astur-cántabro, su carácter tribal se mantuvo hasta la llegada del Imperio Romano. Tras su práctica despoblación con motivo de la llegada de los visigodos, Genicera recibió un nuevo impulso como parte del Reino Astur. Comenzaría poco a poco una de sus etapas históricas más destacadas como lugar de realengo, excepto desde 1379 hasta 1382, periodo en el que Los Argüellos perteneció a Alfonso Enríquez. Participará activamente en la Reconquista contra los musulmanes, motivo por el cual se le concedieron diversos privilegios reales. La localidad albergó órdenes religiosas y con ella, caballeros cruzados, gracias a lo cual se conservan los elementos que configuran su historia.

Desde la Edad Moderna, verá expandida sus fronteras ya que se anexionará los territorios del recién despoblado de Uvierzo junto con Los Casares, y comenzará entonces un largo y lento periodo de decrecimiento de su población a pesar de las novedades tecnológicas, que animaron a sus gentes a mudarse a las ciudades. Configurará su camino como Real Camino de la Mesta para conducir a sus gentes arrieras desde Asturias hasta Castilla trayendo consigo productos de primera necesidad y novedades artísticas. Durante el siglo XIX con la llegada de la revolución industrial mantendrá tres minas abiertas para la extracción de diversos minerales, mejorando relativamente la economía de sus gentes, hasta que viese de nuevo frenado su crecimiento con la emigración a Hispanoamérica.

Su patrimonio histórico y monumental se conserva en su práctica totalidad en la iglesia parroquial, a excepción de ciertos elementos que, o bien se han deteriorado, se han quemado en la guerra civil o han sido sustraídos. Igualmente, se celebran pocas de las muchas tradiciones con las que se configuró la sociedad de este lugar. De los lugares a destacar, lo conforman principalmente las montañas que circundan la localidad, la iglesia parroquial y la casa solariega, convirtiendo a este lugar en un pueblo receptor de ecoturismo en meses de verano en su mayoría.

Genicera dispone de una red muy poco desarrollada de carreteras que se encuentra actualmente en reacondicionamiento.

ToponimiaEditar

El origen del nombre de Genicera tiene dos variantes: la primera la cual dice que el nombre proviene del arbusto de la genista y la segunda afirma que este proviene de la genciana ambas plantas muy presentes en este entorno. Aparecerá posteriormente en variados documentos, donde se recoge como Guinizera ya entorno al siglo XVI. Posteriormente y con la evolución de la palabra, se mantendría la morfología actual a excepción de la característica de este nombre, visto como Genizera, donde todavía se veía reflejado en el Diccionario de las ciudades, villas, lugares,...[4]​ impulsado por José Moñino y Redondo, I conde de Floridablanca; visible en su escudo, dado a que no había unas reglas fijas de gramática, ya que las normas lingüísticas de la región, en la que predominaba la lengua leonesa, apuntan a que este pudo ser el nombre del poblado, supuestamente otorgado por los romanos.

En los primeros textos escritos en los que encontramos esta localidad es en el Documento Nº 777 de la Colección Documental de la Catedral de León de 1457. En ella se nombra a uno de sus vecinos como rector:

Fernando García, rector de Villanueva de Pontedo, y Pedro Fernández, rector de Genicera, venden a Pedro Carreño, hijo de Pedro Rodríguez de Carreño, contador de Diego Fernández de Quiñones, todos los vasallos, fueros, derechos, suelo y casas que poseen en Garrafe y que pertenecieron a Pedro Suárez de Canseco, de quien ambos son testamentarios, por cinco mil maravedís, que declararon haber recibido:
Sepan quantos esta carta de bendiçion vieren como yo, Ferrandus Garcia, testigo retor de Villa Nueva de Sobrepontedo (sic.) asi commo tesmamentario que soy et fuy et fyn que de Pedro Suares de Canseco que Dios haya, y yo Pedro Ferrandes, clerigo retor de Santo Tomas de Gimsera, en nombre et por el poder que he et tengo de Vrraca Ferrandes [...]

Ante Juan Fernández de Gozón, escribano real y notario público en Laguna [de Negrillos].

Testigos: Lope Castañón.- Fernado Álvarez de Argüello, notario.- Diego de Carreño.- Ordoño de Carreño, escuderos, de Diego Fernández de Quiñones.
Colección Docuental de la Catedral de León. Nº 777. Orig. Perg., 4 ff de 165×235 mm.; escr. cortesana. Año 1457, marzo, 13. Laguna (de Negrillos).

Encontramos numerosas teorías fruto de la influencia musulmana, como la que se observa en la revista de Archivos Leoneses que indica que este nombre proviene de la palabra Gimzera[5]​ y otras más arraigadas a la tradición popular que consideran este enclave un campamento de jenízaros (en turco yeniçeri, يڭيچرى), que significa "nuevas tropas/soldados", las unidades otomanas de infantería con alto nivel de entrenamiento, pudiendo guardar relación con el pueblo de Almuzara cuyo topónimo significa hipódromo, pista de caballos (en árabe المسار, āl-masār).

Otros autores como Maximiliano González Flórez sostienen la teoría de que su verdadero origen se encuentra en torno a los siglos IX-X, fruto de al inmigración mozarábiga, recibiendo el nombre del diminutivo Yenestella, proveniente de la Yenesta, nombre vulgar de la genista o Genesta, que bien podría referirse a la genista o al piorno[6]​.

Por último, según los estudios recientes de Gonzalo Mateo Sanz, su nombre derivaría de la unión de las sílabas gen-aiz-era, que en la primitiva lengua íbera significa ≪peñas abandonadas≫.[7]

Figurará finalmente cantidad de veces el nombre de la localidad como Genizera, sobre todo en documentos de los siglos XVIII-XIX, además de encontrarlo de esta manera todavía en referencias del año 1917 en el periódico La Gaceta de Instrucción Pública y Bellas Artes.[8]

GeografíaEditar

UbicaciónEditar

 
Territorio del pueblo de Genicera
 
Territorio de Sancenas
 
Pico Socueto (pronunciado sucueto [sʊəku'eto̞]) es uno de los más característicos de esta localidad, con una altura de 1476 msnm
Noroeste: Pontedo Norte: Canseco Noreste: Redilluera (Valdelugueros)
Oeste: Lavandera   Este: Valverde de Curueño (Valdelugueros)
Suroeste Tabanedo Sur: Rodillazo Sureste: Correcillas (Valdepiélago)

Genicera se encuentra en el llamado Vallico; valle que aglomera los pueblos de Valverdín, Pedrosa, Lavandera, Genicera y los desaparecidos pueblos de Los Casares y San Esteban de Uvierzo; todos estos dentro de la reserva de la biosfera de Los Argüellos. El Pico Cabañas o Pico Cabanas, es uno de los picos más altos de Genicera se encuentra en El Gorbizalón, teniendo este un altura de 1909 msnm.

Este valle viene definido en el Diccionario Geográfico-estadistico de España y Portugal del siglo XIX:[9]

Sitiado en una pequeña llanura rodeada de peñas; confinada con los pueblos de Genicera, Lavandera, Valverdin y Pedrosa. Riega sus términos el rio de la Mediana que desemboca en el Torío. Produce trigo, cebada, centeno, titos, garbanzos, yerba y hortaliza. Industria arriería para Castilla y Asturias, adonde conducen vino, y en retorno traen pescados frescos, alubias y tocino que llevarán á todas partes del reino. Dista 8 leguas de la capital. Contribuye con el concejo.
Diccionario Geográfico-estadistico de España y Portugal

El territorio bruto de Genicera dispone de un total de 11,21 km² a pesar de que el pueblo posee un territorio neto de 59,91 m². Según el catastro del Marqués de la Ensenada se dice de la siguiente manera:[10]

1. A la primera respondieron que este lugar se llama el de Genizera, uno de los del concejo de la Mediana de Argüello.

2. A la segunda declararon que dicho lugar es realengo.

3. A la tercera dijeron que el término del citado lugar tiene de levante a poniente un cuarto de legua y de norte a sur otro cuarto, por lo que su circunferencia se compone de una legua poco más o menos, linda al Oriente con término del lugar de Valverde de Curueño, al Medio Día con el del lugar de Rodillazo, a Poniente con término del lugar de Lavandera y norte con el de Canseco, su figura la del margen.

Catastro de Ensenada: Reino de León, copia de las respuestas generales del lugar de Genizera. Año 1753. (Aplicadas las respectivas correcciones gramaticales)
 
Las escrituras de Sancenas. Única copia de las ocho hojas, dos que se muestran, que se usaron para las escrituras en las que Froilán Díez Canseco, vende las tierras del puerto de Sancenas al pueblo de Genicera por 3.000 pesetas, un 23 de agosto de 1905

De los terrenos externos al núcleo de población,el más conocido es la Collada de Uvierzo erróneamente llamada como Collada de Valdeteja, donde antiguamente se encontraba el pueblo de los San Esteban de Uvierzo. De las zonas limítrofes a esta, se encuentran los territorios del puerto de Sancenas y Fuenfría (en leonés Funfría [fʊəɱˈfɾiä]).

En los terrenos de Sancenas se encuentran los llamados tres mojones de Sancenas que dividen los municipios de Cármenes, Valdelugueros y Valdepiélago, en este caso, un mojón en cada municipio con una separación de menos de 1,5 m. También aquí se encuentra el pico más alto del pueblo, el denominado Alto de la Loma o Alto la Lomba con una altura aproximada de unos 1920 msnm.

HidrografíaEditar

De este pueblo nacen los ríos de La Palera, Gorguera y Fesusán; que desembocan el río Valverdín, otro de los ríos que nace en terreno ginato. Nacen también los regueros del Truébano y de Las Raneras y pertenecen a sus terrenos las fuentes de Fuḷḷeros, Fejabudo, Arganosa y las de Sancenas, muy próxima a los mojones y Doña María, afluentes del río Curueño.

ClimaEditar

   Parámetros climáticos promedio de Genicera  
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. media (°C) 5.67 7.3 9.6 11.5 14.87 19.7 24 23.6 20.1 14.13 9.67 6.3 14
Temp. media (°C) 1.23 2 4.1 5.53 8.93 12.87 16.23 15.87 13.07 8.4 4.5 2.03 8
Temp. mín. media (°C) -3.27 -2.97 -1.57 -0.13 3 6 8.3 7.87 5.83 2.8 -0.33 -2.17 2
Precipitación total (mm) 148 134.5 103.73 118.53 135.3 75.5 47.23 44.77 82.83 148.03 168.83 169.73 1411.67
Fuente: Atlas Climático Digital de la Península ibérica. Universidad Autónoma de Barcelona.[11]

Morfología del paisajeEditar

GeologíaEditar

 
Corte estratigráfico de una sección tipo Genicera en el Arroyo de Gorguera[12]

[13]​En el norte peninsular, ente las costas del Mar Cantábrico, desde Cudillero hasta San Vicente de la Barquera, la parte occidental de esta zona traza un arco que pasa por Cangas de Narcea y se adentra en León por Villablino, continuando en dirección O-E siguiendo por el eje subcantábrico, desde Pola de Gordón adentrándose de lleno en Genicera. La mayoría de sedimentos son de Edad Carbonífera aunque están también representadas otras épocas geológicas. Algunas son muy antiguas, como las pizarras del Precámbrico, otras como las cuarcitas, pizarras y conglomerados del Cámbrico, del Silúrico son pizarras negras y areniscas y del Devónico, sobre todo calizas y areniscas con fósiles de marinos.

Destaca el pueblo por la numerosa presencia de bloques líticos de colores bermejos, debido a las formaciones que se encuentran bordeando esta localidad se tratan de rocas de Formación Genicera. Es quizás la formación más extendida por el Noroeste peninsular y se diferencia del resto por estar compuesta por calizas nodulosas rojas tipo «griotte» del Carbonífero Inferior. Es importante tener en cuenta que estas formaciones no son exclusivas de esta localidad, por lo que a veces también se le puede denominar Formación Alba. Se puede encontrar en su característico color rosado o en forma de caliza blanca, más abundante en la zona palentina y además se pueden observar restos del Viseense.[14]

[15]​Las formaciones en Sancenas vienen dadas sobre todo, de plegamientos de los periodos Devónico, Carbonífero y Cuaternario, todos estos de la Era Paleozoica (318,1 - 416,0 millones de años). Está formado principalmente por un terreno calcáreo. De esta forma encontramos un paisaje kárstico del que la acidez del agua ha ido produciendo distintos modelados en el terreno. Entre ellas podemos encontrar dolinas con su crecimiento en forma de uvala de Las Vizarreras, cárcavas cercanas a la Fuente de Sancenas o los tills de las Pedrerizas de Fuenfría. Igualmente, presenta indicios de glaciares de la Glaciación Würm, ya que por su gran altitud, los grandes y continuos cúmulos de nieve se irían desbordando por la ladera septentrional en la que se encuentran actualmente depósitos de roca arrastrados por este colocados sin ningún tipo de orden.

Sedimentos marinos hallados en Genicera en niveles estratigráficos poco profundos

LitologíaEditar

 
Mapa litológico de Genicera

[13]​La comarca y los municipios colindantes están formados por una sucesión de rocas sedimentarias (cuarcitas, pizarras, calizas, etc.) formadas en ambientes marinos de aguas poco profundas, a veces incluso en zonas de lagos, con pizarras que contienen capas de carbón, aunque también procedentes de zonas de aguas más profundas, así como las llamadas calizas de montaña de Picos de Europa. En su base, contiene principalmente pizarras negras y calizas nodulosas rojas o «griotte» (formación tipo Genicera).

Sancenas por su parte, se presenta como una formación kárstica de tipo pónor y está constituido por plegamientos y morrenas, principalmente por sedimentos arcillosos de origen glaciar, delimitando una gran explanada en lo alto de la formación rocosa del valle, semipermeable, creando un extenso poljé y caracterizado por el sumidero que crea el Arroyo de Fejabudo, que atraviesa la zona Este de la campa. En la zona meridional, se observan con gran detalle aquellos sedimentos arcillosos, de los que parte la Fuente de Sancenas, formándose una pequeña cárcava por la erosión. Está declarado como Punto de Interés Geológico Provincial.[16]

NaturalezaEditar

FloraEditar

El paisaje de la localidad se caracteriza por su extensión agraria, configurando una pequeña llanura en la loma del valle que lo circuye. Se encuentra dentro de la Región Eurosiberiana, en la Provincia Orocantábrica, Sector Ubiñense-Picoeuropeano.[17]​ Predominan en todo el valle de Genicera la serie Ubiñense-Picoeuropeano y Campurriano-Carrionesa acidófila con predominio del haya común aunque en ciertas zonas se observan las series subalpina orocantábrica silicícola con predominio del enebro rastrero alpino, los arándanos Vaccinium uliginosum y Vaccinium myrtillus, el brezo, la Festuca eskia, la Luzula caespitosa y la Teesdaliopsis conferta (sector Este), y en los sectores Sur y Sureste las series subalpina orocantábrica basófila con predominio del enebro rastrero alpino, de la gayuba y la adelfilla y de montaña orocantábrica acidófila con predominio del abedul celtibérico, el roble albar, el arce hoja de plátano y el acebo. Entre sus terrenos, encontramos la especie endémica del Hieracium geniceranum.[18]​ De las 21 áreas de interés comunitario que conforman la Reserva de la biosfera de Los Argüellos, Genicera cuenta con 3 de estas. Vienen definidas todas ellas como "aquellas áreas naturales y seminaturales, terrestres o acuáticas, que, en el territorio europeo de los Estados miembros de la UE, se encuentran amenazados de desaparición en su área de distribución natural reducida a causa de su regresión o debido a que es intrínsecamente restringida, o bien constituye ejemplos representativos de una o varias de las regiones biogeográficas de la Unión Europea". Estas tres regiones son los denominados 4090, 4030 y 6510. [19]

Distribuidas en mayor o menor medida, son observables las especies protegidas Apium repens, Festuca elegans, Narcissus triandrus y Santolina semidentata según la Directiva 92/43/CEE del Consejo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres y recogido en el Real Decreto 139/2011. [20][21]

Especies protegidasEditar

Según la Ley 4/2015 del Patrimonio Natural de Castilla y León[22]​ del Decreto 63/2007 por el que se crean el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León y la figura de protección denominada Microrregresiva de Flora,[23]​ aparecen indicadas las siguientes:

Especies vulnerables
Especies de atención preferente

FaunaEditar

Genicera cuenta con cumbres que superan los 1800 msnm como el Alto la Lomba o el Cueto Cabanas donde son capaces de sobrevivir bastantes de las especies endémicas que habitan la cordillera. Su área de distribución pertenece a la Red Natura 2000. Las especies protegidas, se encuentran salvaguardadas por la Directiva 92/43/CEE del Consejo[20]​ cuya conservación es necesaria para la designación de Zonas de Especial Conservación (ZEP). En el Anexo II de la Directiva para el Hábitat aparecen un total de 13 especies y en su Anexo IV para una protección estricta aparecen otras 13 especies de la zona. En cuanto a la Directiva para las Aves, aparecen en la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la conservación de las aves silvestres,[24]​ en su Anexo I, un total de 20 especies que son objeto de conservación especial por su designación de Protección Especial a través de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Igualmente, se encuentra esta localidad dentro de la IBA ES-420 Montaña Central de León, es decir, en la extensión más grande de la Reserva de la biosfera de Los Argüellos identificada como Área importante para la conservación de las aves, con un total de 66.583,41 ha.

Se pueden observar especies como la liebre de piornal, la perdiz pardilla o el rebeco. Entre las aves, se pueden contemplar águilas reales, buitres leonados o alimoches. Por sus bosques puede verse el oso pardo, que atraviesa sus montes como conexión entre las zonas oriental y occidental de la Cordillera Cantábrica. Además de este, son visibles el lobo, la ardilla roja, el lirón careto, el topillo rojo y el gato montés o especies de caza mayor como son el ciervo, el corzo y el jabalí.

En las zonas húmedas y cursos fluviales es común encontrarse con ovíparos como la trucha común y la bermejuela. Entre los mamíferos acuáticos podemos encontrar la nutria, el desmán ibérico y la rata de agua mientras que aquellas de zonas de ribera, la habitan la gineta, el tejón o el turón entre otros. Los anfibios que pueden encontrarse, son la ranita de San Antonio, la rana común, los tritones palmeado o jaspeado y los sapos corredor o pintojo ibérico.

En cuanto a las zonas antrópicas, pueden observarse animales como el gorrión común, el estornino negro, la golondrina común, el avión común, la lavandera blanca, la cigüeña, la urraca o la lechuza blanca. Son igualmente comunes la lagartija roquera, la garduña y el zorro común o especies de murciélagos como el murciélago común o el murciélago hortelano.

Especies protegidasEditar

Aparecen protegidas las siguientes especies según el Real Decreto 139/2011: [21]

Nombre científico Nombre común Anexo que lo recoge Estatus
Anfibios
Alytes obstetricans Sapo partero común Anexo IV Sin estado de conservación
Bufo calamita Sapo corredor Anexo IV Sin estado de conservación
Discoglossus galganoi Sapillo pintojo ibérico Anexos II y IV Sin estado de conservación
Hyla arborea Ranita de San Antonio Anexo IV Sin estado de conservación
Mesotriton alpestris Tritón alpino Vulnerable
Rana iberica Rana patilarga Aexo IV Sin estado de conservación
Triturus marmoratus Tritón jaspeado Anexo IV Sin estado de conservación
Reptiles Coronella austriaca Culebra lisa europea Anexo IV Sin estado de conservación
Lacerta schreiberi Lagarto verdinegro Anexos II y IV Sin estado de conservación
Podarcis muralis Lagartija roquera Anexo IV Sin estado de conservación
Aves
Anthus campestris Bisbita campestre Anexo I Sin estado de conservación
Aquila chrysaetos Águila real Anexo I Sin estado de conservación
Caprimulgus europaeus Chotacabras europeo Anexo I Sin estado de conservación
Ciconia ciconia Gigüeña blanca Anexo I Sin estado de conservación
Circaetus gallicus Águila culebreada Anexo I Sin estado de conservación
Circus cyaneus Aguilucho pálido Anexo I Sin estado de conservación
Circus pygargus Aguilucho cenizo Anexo I Vulnerable
Emberiza hortulana Escribano hortelano Anexo I Sin estado de conservación
Falco peregrinus Halcón peregrino Anexo I Sin estado de conservación
Gyps fulvus Buitre leonado Anexo I Sin estado de conservación
Hieraaetus pennatus Aguililla calzada Anexo I Sin estado de conservación
Lanius collurio Alcaudón dorsirrojo Anexo I Sin estado de conservación
Lullula arborea Totovía Anexo I Sin estado de conservación
Luscinia svecica Pechiazul Anexo I Sin estado de conservación
Milvus migrans Milano negro Anexo I Sin estado de conservación
Milvus milvus Milano real Anexo I En peligro de extinción
Neophron percnopterus Alimoche común Anexo I Vulnerable
Pernis apivorus Halcón abejero Anexo I Sin estado de conservación
Pyrrhocorax pyrrhocorax Chova piquirroja Anexo I Sin estado de conservación
Sylvia undata Curruca rabilarga Anexo I Sin estado de conservación
Mamíferos
Barbastella barbastellus Murciélago de bosque Anexo II Sin estado de conservación
Felis silvestris Gato montés Anexo IV Sin estado de conservación
Galemys pyrenaicus Desmán ibérico Anexos II y Iv Vulnerable
Lutra lutra Nutria europea Anexo II Sin estado de conservación
Miniopterus schreibersii Murciélago de cueva Anexo II Sin estado de conservación
Myotis blythii Murciélago ratonero mediano Anexo II Sin estado de conservación
Nyctalus lasiopterus Nóctulo grande Vulnerable
Nyctalus noctula Nóctulo mediano Vulnerable
Rhinolophus euryale Murciélago mediterráneo de herradura Anexo II Vulnerable
Rhinolophus ferrumequinum Murciélago grande de herradura Anexo II Vulnerable
Rhinolophus hipposideros Murciélago pequeño de herradura Anexo II Sin estado de conservación
Ursus arctos Oso pardo Anexos II y IV En peligro de extinción
Invertebrados
Geomalacus maculosus Geomalacus maculosus Anexos II y IV Sin estado de conservación
Lucanus cervus Ciervo volante Anexo II Sin estado de conservación
Fuente: Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad. Especies terrestres[25]

HistoriaEditar

El pueblo leonés de Genicera no tiene una datación exacta de la época en la que fue asentada su primera población humana. A pesar de esto, posee una amplia lista de esculturas y edificaciones de diversos periodos y épocas. Aparecerá nombrada en la práctica totalidad de documentos como Genizera y se dice que es de realengo.

Prehistoria y Edad AntiguaEditar

 
En este arco, que da acceso a la iglesia, se puede apreciar el contorno de una flor galana o rosa celta, imagen muy expandida por las zonas de León y Asturias, grabado heredado principalmente del pueblo astur
 
Bajo estas tumbas, actual cementerio, es donde se cree que hay una lábana, la cual sigue a lo largo de los siglos recibiendo cuerpos. Hoy en día, se sigue el tradicional método de entierro de echar el cuerpo al hoyo

Los inicios de la prehistoria en esta localidad, bastante inciertos, se podrían encontrar en periodos tardíos del Neolítico, ya bien entrados en las Edades de los metales. Dos de los momentos clave se darían durante el periodo Calcolítico y durante la Bronce final en los que, motivados por la revolución de los metales, se podría haber establecido algún tipo de poblamiento temporal, fruto de las extracciones de cobre de la Mina de la Profunda en torno al 2.200-1.800 a.C.[26]

Posteriormente, podría establecerse un poblado fijo fruto de los asentamientos del clan cántabro de los orgenomescos, seguramente los procedentes de Orzonaga y terminaría siendo poblada por los Viancios, de la tribu vadiniense, asentados ya en épocas finales de la prehistoria incluyendo los primeros años en los que este territorio pasó a formar parte del Imperio Romano, como demuestra la estela funeraria de Cármenes según dictaban las tradiciones romanas.[27]

De los yacimientos que se encuentran en esta localidad, se conservan bajo tierra una serie de ortostatos bajo el cementerio, denominados lábanas, palabra heredada del asturleonés. Se encuentran en el estrato más bajo de este pequeño castro sobre el que se sitúa la iglesia. Igualmente, en el despoblado próximo de San Esteban de Uvierzo hasta hace poco se conservaba otro. Probablemente, todos ellos fueron extraídos de la zona cercana de Las pedredizas de Fonfría, donde encontramos afloramientos de roca caliza alargados con un corte muy recto y relativamente delgados.

Este pueblo mantiene todavía conocimiento de su antiguo enclave astur-cántabro, el denominado Castro, el cual forma parte de los topónimos del paisaje. Este se encuentra medio camino entre la actual posición de la localidad y la Collada de Uvierzo o del Coto.

Hasta hace relativamente poco, se mantenían en pie tres puentes (no de gran tamaño) de origen romano. Estos ayudaban con el paso de ganado a través de los arroyos que atravesaban el pueblo. El más conocido es el Puente del Margal del que sus restos, permanecen hoy en día bajo el asfaltado de la carretera; los otros puentes fueron derruidos.

Edad MediaEditar

 
La península ibérica a finales del siglo X

En torno a los siglos IX, X, XI y XII encontramos ya breves referencias al primitivo Concejo del Arbolio, entidad a la que perteneció este pueblo de Genicera. Situando la localidad en torno al castro del que hoy se levanta la actual iglesia, vemos que se elevarían tres torres defensivas protegiendo tanto al pueblo como el paso hacia la Collada de Uvierzo, conocida en antaño por algunos como la Collada del Coto, que sería el lugar de reunión para los jueces de los Argüellos en este gran concejo. Se trataban de tres torreones con muro de mampostería y mortero.[28]

Con la entrada de los musulmanes en la Península ibérica, Genicera -fundamentalmente Los Argüellos- fue una zona de refugio para aquellos visigodos que pudieron huir, reaprovechando los viejos castros astures que se encontraban, construyéndose seguramente ahora los tres torreones que defenderían las inmediaciones de este pueblo. El más meridional de ellos sería por el que se pagaba el impuesto feudal para llegar al antiguo pueblo de Uvierzo. Serían fundamentales todas estas fortificaciones y las del resto de la comarca por las incursiones realizadas por los cordobeses durante estos siglos IX y X. Será de importante relevancia la presencia de estas fortificaciones que pudieron evitar el paso de Almanzor a la Asturia Transmontana en el año 987 tras una sangrienta batalla en Los Argüellos. Tras el paso de los años bajo el gobierno de los monarcas leoneses, muchos de los argollanos participaron voluntariamente en las batallas aportando caballos para la guerra así como en la repoblación de la cuenca del Duero. Todo ello explica que estas tierras sean de realengo, como figurará en numerosos documentos posteriores, sin formar parte de ningún señorío. Además, uno de los privilegios de los que gozarían estos vecinos sería de pertenecer al estado noble de hidalguía. Al ser los vecinos de Genicera fijosdalgos, estarían exentos de pagar los pechos y los derechos, impuestos de los miembros del estado llano, gozaban de un fuero propio siendo en el caso de los Argüellos, la jurisdicción de nombrar jueces propios, libertad de elección en numerosos temas de administración y la exención del servicio militar (se desconoce la fecha de este fuero, pero se sabe que en el siglo XII ya existía).[29]

 
Plano de la Iglesia de Santo Tomás de Genicera
 
Óculo de la Iglesia de Genicera con el escudo de la Casa Getino y una cruz tallada en una de las piedras

Su iglesia está construida con un estilo tardorrománico, de una sola nave con tres espacios diferenciados: la primera sección de mayor tamaño es desde donde se escucha la misa, con techumbre adintelada y dos vanos rectangulares en altura a modo de claristorio para permitir la entrada de luz, principalmente del sur. A uno de los lados encontramos una capilla abovedada en medio punto, el antiguo baptisterio (donde se colocaba la pila bautismal), que se usa hoy como almacén. La segunda zona, el ábside, de menor tamaño que la primera, es de planta cuadrangular con bóveda de cañón apuntado, accediendo desde el primer espacio por medio de un arco del triunfo apuntado apoyado sobre pilares que llevan a una imposta a modo de capitel, cincelados por medio de nidos de abeja[30]​ y discos en medio-bajo relieve con restos muy escasos de pintura mural. La pared tras la bancada cuenta con un óculo ciego a modo de rosetón tapado con unas vidrieras ya de mediados del siglo XX, así como las que se sitúan en la parte derecha del templo. Detrás del altar se conservan unas pinturas de esta misma época tras el retablo, tapadas de con una capa de cal y cemento durante el último arreglo del siglo XX. La tercera zona es la sacristía, siendo el espacio de menores dimensiones, techada igualmente con una bóveda de cañón, accediéndose desde la zona norte del ábside por medio de un arco de medio punto de reducidas dimensiones. Antes de acceder a la iglesia por medio de la puerta de acceso, también de medio punto, encontramos un pórtico con un banco corrido de grandes losas de piedra rodeando la entrada.[30]

El rosetón se encuentra cegado ya que hubo un proyecto promovido por el cura de la época a mediados del siglo XX de iluminar la iglesia con la luz del Oeste pero se quedó a medio realizar por lo que se tirarían las escaleras exteriores que conectan con la espadaña sin que se llegase a concluir el plan.

Restos de pintura mural y relieves con detalle de un rayo de sol.
Relieves en la imposta de la iglesia de Genicera.
Relieve de nidos de abeja en la imposta.


 
Cristo románico procedente de Genicera, hoy fuera de esta localidad[31]
 
Casa solariega de Genicera

Del medievo se cree que fue construido el monasterio en el que en su biblioteca se custodiaban libros escritos en latín, un via crucis y un cristo románico de plata, los cuales duraron hasta la guerra civil, donde fueron quemados y el cristo saqueado por miembros del bando republicano. El único elemento original conservado es un escudo heráldico en el zaguán[32]​ del que se representan varias casas y apellidos: está dividido en seis cuarteles siendo, en este orden los de Tapia, Diez-Vecilla, Conches, Ferreras, Ordás y Argüello. Se trata de una orden de caballería, seguramente la de los Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén. Inicialmente este estaba en la fachada de la residencia pero fue cambiado a su interior durante el periodo de la guerra civil. Esta casa sigue siendo denominada como casa solariega pues aquí vivirían personajes importantes en la historia de este pueblo. Hoy la casa pertenece a una familia de esta localidad y tras el último arreglo en el interior de la esta, perdió su estructura original. A pesar de ello, muchos de los muros que componían el claustro fueron derruidos con el paso de los años al no recibir ningún tipo de mantenimiento.

[33]​En el patio de este, se encontraba uno de los tres torreones defensivos custodiando al pueblo, tirados también en la guerra civil, similares al torreón que se encuentra en el pueblo de La Vecilla.

Con la creación del Real Concejo del Arbolio y la concesión de los Fueros, esta zona de los Argüellos iría tomando un papel más importante en torno a las comarcas próximas.

Edad ModernaEditar

[34]​En la asistencia al concejo, los vecinos de Genicera debían beber por el recipiente de plata, porque todos ellos eran Hijosdalgos notorios, con nobleza reconocida aún en el Catastro de Ensenada, donde se dice que es "pueblo de realengo, gobernado por la Junta Vecinal Ordinaria y sus vecinos pertenecen al estado noble de hidalguía, y son labradores de pancojer". Estaban por tanto exentos del servicio militar por su estado de nobleza.

Durante la segunda mitad del siglo XVI, Genicera contaría con una población de 62 vecinos (cabezas de familia) y en 1597 disminuyó drásticamente hasta los 34 vecinos, un suceso generalizado en toda la comarca de Los Argüellos.[35]​ En los siglos XVII con el auge de los concejos se hicieron el cántaro de madera y el vaso de plata de los jueces de Los Argüellos, hoy elementos de orgullo del pueblo presentes en su escudo. A pesar de esto, existe una incógnita la cual apunta a que el cántaro perteneció a los celtas duplicando entonces su edad, aunque se suele descartar esta opción debido al gran buen estado en el que se encuera sin haberse restaurado ni conservado en unas óptimas condiciones, pese a que algunas instituciones lo afirmen, sin haberse echo la prueba del carbono 14. Estos se definen de la siguiente manera:[36]

Es de nogal con un pico y dos asas, lleva dos azumbres, dieciséis cuartillos, dos rebajes en el brocal y su superficie exterior biselada. La copa tiene la inscripción de «soy de Genizera».
 
Mapa en el que se ve la situación de la localidad de Genicera en el diccionario de Tomás López (siglo XVIII)[37]
 
Retablo de la iglesia de Genciera, presidido por la imagen de Santo Tomás Apóstol, a la izquierda Antonio Abad y a la derecha San Antonio de Padua. Tras este, se conservan tapados restos de las pinturas románicas del templo
 
Santísimo Cristo de la Paz de la Iglesia de Genicera
 
Estandarte de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Paz en Genicera
 
Inmaculada Concepción de la Iglesia de Genicera
 
Pendoneta funeraria de Genicera

Paralelamente, en el siglo XVII y con la llegada del barroco, se tallaron tres de las estatuas más antiguas presentes en su iglesia: la inmaculada concepción, el santísimo Cristo de la paz y Tomas el Apóstol; estos dos últimos pertenecientes a la escuela de Juan de Juni guardando un gran valor artístico dentro del pueblo, según informó la restauradora Marta Eva Castellanos. Por contraposición, el historiador del arte foráneo, Mario García González, afirma que dichas obras tienen una antigüedad mucho menor, siendo de talleres escultóricos propios de los siglos XIX-XX.

En 1985 se descubrió en el cementerio un sepulcro de sillares ciclópeos perfectamente encuadrados, a hueso, sin ningún cuerpo ni inscripción alguna. Estaba compuesto de 6 lábanas de caliza de distintos tonos y se dató por los vecinos de esta época. Al desmontarse dicho sepulcro se dejaron las piedras al descubierto y fueron robadas en los días posteriores. Cerca de este hallazgo, apareció una cruz de bronce con retoques en los extremos con una inscripción en francés que fue tomada por el cura de aquel tiempo.

El retablo sobre el que se encuentra la figura de Santo Tomás, de madera de castaño, mantiene los estándares de un retablo común, aunque de una manera mucho más austera en cuanto a su composición. Está el aparejo dorado en ciertas partes, dividido en tres calles donde se encuentran a la izquierda Antonio Abad y a la derecha San Antonio de Padua. En la calle central se encuentra Santo Tomás, estando este elevado sobre un cuerpo intermedio y bajo su peana un conjunto de arco ciegos tetrageminados. Bajo las peanas de las calles laterales, hay otro conjunto de arcos también ciegos trigeminados formando el banco. Las entrecalles están formadas por arcos ciegos trigeminados en tres alturas diferentes para adaptarse al marco. Este marco es un arco partido por la mitad, estando colocada en medio la calle central y apoyada la imposta del arco sobre columnas de doble fuste. Los doseletes son bóvedas de horno rematadas en una cruz, envuelta cada una en cinco gabletes. Se encuentra a la altura del banco el sagrario con la representación de Cristo en forma de moscóforo y bajo todo esto, el sotabanco, conformado por una serie de bajorelieves en forma de eses. Todas las columnas están adosadas al fondo y este a veces presenta relieves en forma de celosías. Este retablo es original de Deva, ya que el origial fue expoliado y gracias a un familiar de quien será el Padre Eleuterio logró trasladar este desde la localidad asturiana. Posteriormente, a mediados del siglo XX, fue sustraido por otro párroco junto con los cuadros y el coro con su púlpito pero los vecinos lograron recuperar el retablo ya que el coro se utilizó para hacer un escritorio para el autor de los hechos.

Se encuentra también en el templo una pintura excepcional que representa al Santísimo Cristo de la Paz, con una inscripción debajo haciendo referencia a la que en antaño sería la Cofradía del Santísimo Cristo de la Paz. Esta se conservó milagrosamente, pues iba cosida a la pendoneta funeraria y fue olvidada, dejando que se pudriesen las telas, hasta que en torno a finales de primera década de los 2000 fuese restaurada por las Hermanas Carbajalas de León. El paño púrpura sobre el que se encuentra la pintura es un añadido posterior, para sacar esta pintura como estandarte. En cuanto a la pendoneta de muertos esta confeccionada en tres paños de seda de damasco negra, con bordes y cenefas en hilo de oro.[38]

En el siglo XVIII aparece redactada esta localidad en el Catastro del Marqués de la Ensenada, donde se citan elementos como la unidad de medida de las tierras, los tipos de frutos y su valor, los molinos con los que cuenta, y demás, los cuales se citan de dicha manera:[10]

9ª. A la nona declararon que en dicho lugar no han usado de medida de tierra ni prado por estadal ni varas castellanas porque solo se entienden a sembrar con el puño y que una hemina según el estilo del país de siem-/-bra con otra del grano de su especie en los de buena y mediana, como en la ínfima, por lo que no pueden asegurar las varas castellana que cada una compone en cuadras.

...

11ª. A la undécima dijeron que, en el término de dicho lugar, sólo se coxe centeno y hierba sin que de ello se venda cosa alguna por la cantidad de la cosecha.

...

14ª. A la decimocuarta declararon que los precios regulares de granos en un quinquenio son la hemina de centeno cuatro reales y el forcado de hierba otros cuatro.

...

17ª. A la décimo séptima respondieron que en el término de dicho lugar hay dos molinos harineros de una rueda, que solo muelen dos meses del año en tiempo de invierno y avenidas y otro arruinado que no produce utilidad. El primero se llama el de El Rivero [...] el que regulan les produce anualmente catorce reales de tres heminas y media de centeno. El segundo que esta al sitio que llaman El Molino de Antón, [...] el que regulan el producto, otros catorce reales y por esto tocan-/-te a el arruinado que llaman El Molinón, no le consideran de utilidad por lo mismo, [...].

...

20ª. A la vigésima pregunta, respondieron que en dicho lugar se hallan en especies de ganado como son vacuno caballar, lanar, cabrío y cerdos, sin haber vecino alguno que tenga cabaña ni yeguada.

...

22ª. A la vigésimo segunda dijeron que en dicho lugar hay treinta y cuatro casas habitadas de vecinos y forasteros seglares por no la haber perteneciente a eclesiásticos y dos suelos de casas arruinadas de ninguna utilidad, sin que por uno ni otro se pague por su establecimiento derecho alguno.

...

27ª. A la vigésimo séptima declararon que en dicho lugar no se paga el Servicio Real por ser todos los vecinos del estado de hijosdalgo.

...

29ª. A la vigésima nona respondieron que de cuanto contienen no se hallan más de con una taberna que no les rinde utilidad, aunque bien satisfacen al vendedor anualmente cuatro reales [...].

...

32ª. A la trigésimo tercera, digo segunda respondieron que de los oficios que menciona solo hay veinte y cuatro arrieros que ejercen este oficio, cuatro meses del año [...].

...

36ª. A la trigésimo sexta dijeron no haber pobre de solemnidad alguno.

...

Catastro de Ensenada: Reino de León, copia de las respuestas generales del lugar de Genizera. Año 1753. (Aplicadas las respectivas correcciones gramaticales)

Cuatro décadas después, se redactará el Diccionario geográfico universal de la mano de Antonio Vegas, en el cual viene redactado el pueblo de Genicera de la siguiente manera:[39]

Genizera: Lugar de España en la Provincia y Jurisdicción de León, en el Concejo de la Mediana: es pueblo de Realengo, con Alcaldes ordinarios por sus vecinos.
Diccionario geografico universal

[34]​Tenía este pueblo ya bien entrados en el siglo XIX una buena organización, con un vecindario muy aunado, aunque se dice que solían ser herméticos y poco abiertos hacia afuera, de ahí la conseja popular que los satirizaba: "Genicera, Genicera, siete años estuve en ella, no te pude conocer, y sin conocer me quedas", les llevó en demostración de su cohesión social a crear una Obra Pía, para sostenimiento y educación de huérfanos.

Esta contaba con diez fincas, y disponía de censo sobre otras doce, dando a las huérfanas al casarse una dotación especial. Varias fincas se vendieron para adquirir una casa en Madrid, en la calle Jacometrezo, que luego fue derribada sin pago de indemnización alguna a Genicera.

Edad ContemporáneaEditar

 
Documento de Fernando VII a los argollanos
 
Retrato de Fernando VII del pintor Vicente López realizado en 1828 por encargo del Banco de San Carlos

Genicera y en general, Los Argüellos, fue un territorio que destacó durante la Guerra de Independencia española por su contribución equina para el movimiento de las tropas. En un documento de 1816 posterior a la guerra, se mencionan en una Real Cédula la protección del primitivo derecho nobiliario de estas localidades, en el cual, sus vecinos pertenecían al estado noble de hidalguía, donde se reconocen los trabajos arrieros de la zona. El documento viene a recoger principalmente los derechos de los habitantes de esta zona para que si en algún momento los viesen vulnerados, los tuviesen protegidos fuera de sus límites comarcales.

 
Pendón de Genicera

En cuanto a las fuentes en papel más antiguas conocidas de esta época del siglo XIX en referencia directa a este pueblo, se encuentra el Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal:[40]

GENICERA, lugar de realengo de España, provincia y partido de León, concejo de la Mediana de Argüello, alcalde ordinario, 41 vecinos, 172 habitantes,1 parroquia. Sitiado en una concavidad que forman las peñas que le circundan. Hay en su inmediación una pequeña vega de prados de ganado. Tiene al Sur una elevada peña, cuya circunstancia unida a su exposición, hacia el Oeste le daran una temperatura extremadamente fría. Confina con los lugares de Lavandera, Valverdín, Pedrosa y Cármenes que es la cabecera del partido; todos de iguales productos e industria, que son yerba en abundancia, que segada y seca se conserva para el invierno: centeno y titos, trigo, garbanzos y cebada con escasez, por la incuria de sus habitantes, y hortalizas ordinarias. Industria: casi todos los naturales se dedican a la arriería: conducen vino de Castilla al principado de Asturias, y en retorno traen pescado fresco, alubias y tocino que conducen a todas partes del reino. Dista de 8 leguas de la capital. Contribuye con el concejo.
Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal

En el tomo VIII del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar se describe así a Genicera , obra impulsada por Pascual Madoz a mediados del siglo XIX:[41]

Lugar en la provincia y diócesis de León, partido judicial de la Vecilla, audiencia territorial y capitanía general de Valladolid, ayuntamiento de Cármenes. Situado en la concavidad que forman unas peñas que le circuyen; su clima es frío.Tiene unas 42 casas; iglesia parroquial (Santo Tomás) servida por un cura de ingreso y libre colación; una capellanía de patronato particular con cargo de misas y sin residencia; y buenas aguas potables. Confina con los pueblos de Lavandera, Getino, Pedrosa de la Mediana y Cármenes. El terreno es de mediana calidad, y le fertilizan algún tanto las aguas del río Torío que también llaman por este punto de la Mediana. Los caminos son locales, excepto el que dirige a Asturias y Valencia de Don Juan. Productos : trigo, centeno, vino, cebada, legumbres, hortaliza y pastos; cria ganados y alguna caza y pesca, población: 41 vecinos, 772 almas contribución: con el ayuntamiento.
Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar

Por otra parte, lo encontramos definido según el Diccionario universal de historia y de geografía de 1847 como presenta el texto:[42]

Lugar de España, con 41 vecinos, en la Provincia de León, partido judicial de la Vecilla, Diócesis de Astorga
Diccionario universal de historia y de geografía

En cuanto a los territorios de Genicera, en concreto el de Sancenas en el extremo sudoriental, vemos como pasó por varias coronas nobiliarias. Encontramos ya referencias en el anuncio de subasta de pastos el Puerto de Sancenas, cuando aun no eran propietarios del mismo los vecinos de Genicera en 1861 siendo entonces la V condesa de Revilla Gigedo, María Manuela de la Paciencia Fernández de Córdoba y de Güemes. Se abría la licitación para arrendamiento y venta el de 10 de junio junto con los puerto de Sariegos, Fuencollada y Genicera.

Uno de los sucesos de ese mismo año fue cuando un voraz incendio registrado el día 2 de julio arrasó con la práctica totalidad del pueblo. Este hecho quedaría registrado, pues los vecinos solicitaron el perdón de sus contribuciones pues se habían reducido a cenizas 30 de las 40 casas que constituían el pueblo.

En otra de las tantas obras geográficas que encontramos en 1864, vemos como aparece mencionada la localidad de Genicera:[43]

Lugar de España, Provincia y Diócesis de León, partido de La Vecilla. Tiene iglesia parroquial y buenas aguas potables. Produce cereales, hortalizas, legumbres y pastos y cria ganado. Población 162 habitantes.
Novísimo diccionario geográfico, histórico, pintoresco universal
 
Lauda sepulcral de la casa Getino, traída por el Padre que recibía este mismo apellido, a la iglesia de Genicera. Es uno de los dos escudos nobiliarios de Genicera, un total de 11 en La Mediana de los Argüellos[44]

Dispondría más tarde de posesiones en esta localidad la VII Marquesa de Canillejas y Grande de España Doña María del Rosario Vereterra y Armada, nieta de la ya mencionada Maria Manuela de la Paciencia. Dice así el texto de Derecho consuetudinario y economía popular de España de 1902:[45]

[...] y la Marquesa de Canillejas tiene un puerto con el pueblo de Genicera y otro con el de Correcillas.
Derecho consuetudinario y economía popular de España

La mayoría de la población, al dedicarse a la trashumancia y la arriería vio afectado su bienestar con la abolición de la mesta en 1836 por lo que comenzaría una nueva tradición, la de emigrar a los territorios americanos. Aunque no fuese este uno de los motivos principales, será la gran crisis vivida durante finales del siglo XIX hasta inicios del XX lo que verdaderamente llevará a algunos de sus vecinos a abandonar el lugar, fundamentalmente etre los años 1875 y 1920. Esta crisis fue causada por un descenso del número de cabezas de ganado y/o el impago de deudas.[46]

Conoció esta localidad un brote de gripe española, conocido en la zona como mal de moda, que afectó a sus vecinos los años finales de la década de 1910 y principios de 1920. Este todavía queda en la memoria de muchos de sus vecinos.

Guerra civilEditar

 
Mapa de los frentes de la Guerra Civil Española en la montaña de los Argüellos
 
Iglesia de Genicera en tiempos de Guerra Civil donde se encontraba la gente refugiada
 
La Guerra Civil Española fue un hecho que afectó a todos los vecinos de esta localidad. En uno de los barrios se conservan los restos de una casa abandonada tras haber sido quemada durante la huida de los republicanos

Por motivos completamente ajenos a los del pueblo de Genicera, este comenzó siendo parte del territorio republicano durante el primer año de guerra. En estos momentos, se produjeron una serie de enfrentamientos que mostrarían una neutralidad relativa del pueblo, siendo un territorio que osciló entre ambos bandos hasta la definitiva derrota de los republicanos (denominados rojos en toda la localidad) por los nacionales. En los inicios de la Guerra Civil Española, los republicanos tomaron el tramo de camino que va desde el territorio denominado de Las Raneras hasta el otro lado del pueblo donde se encuentra un sifón, cortando de esta manera las comunicaciones entre cualquier otro punto. Durante este tiempo, se produjeron dos enfrentamientos bélicos de notable envergadura: el más sangriento que se dio en este pueblo fue un encuentro fortuito en los terrenos llamados Carbosa donde republicanos dieron la voz de alarma a media noche mientras los nacionalistas trataban de hacer una vuelta de reconocimiento, produciéndose decenas de muertes a bayoneta calada en pocas horas; el segundo se dio en la Collada de las Arenas donde se encontraban establecidos entre las trincheras numerosos morteros republicanos, viéndose posteriormente forzados a evacuar tras el inminente bombardeo de la aviación nacional. Finalmente, un hecho igualmente notorio pero que no contó con ninguna muerte sería el suceso del Sierro Campanario, donde un soldado republicano opuso una gran resistencia con tan solo una metralleta para evitar el paso de los nacionalistas.

Finalmente, con el abandono de las unidades republicanas, este bando se dedicó al saqueo y al pillaje del pueblo y se decidió quemar en su totalidad a excepción de la iglesia parroquial y tres imágenes de esta, pues el resto se sustrajeron. Sirvió el pequeño castro sobre el que se eleva la iglesia como único refugio para los vecinos, los cuales habían perdido a sus animales de ganado al quemarse vivos en las cuadras por aquel incendio. Hoy en día se conservan restos de vigas quemadas en casas de particulares, por lo que se hace patente el horror vivido durante los últimos días de guerra en este lugar.

Dictadura franquistaEditar

Nada más terminar la guerra, el municipio de Cármenes fue declarado por Francisco Franco como una de las tres localidades leonesas adoptadas para impulsar su reconstrucción mediante la presentación de un total de 297 expedientes, destinando 38 a la localidad de Genicera.[47]

Tras el periodo guerracivilista, Genicera contó con numerosos maquis entre sus lindes, ya que la orografía del terreno permitía refugiarse a estos individuos entre las muchas cuevas que existen en este territorio entre las piedras calizas. A pesar de esto, los maquis que se encontraban en Genicera no consiguieron presentar tanta resistencia.

Pocos años después de la guerra, se estableció en una de las casas particulares el Cuartel de la Guardia Civil. Uno de los sucesos se dio contra este edificio, pues por causas ajenas a la guerra o las ideologías, se intentó dinamitar este establecimiento, huyendo los artífices sin ser capturados al esconderse bajo el Puente del Margal, junto a la casa del cuartel.

Posteriormente, durante la década de los años 50 surgió un nuevo plan de la mano de Julio Robles Diez, Baltasar Orejas Fernández y Pablo Diez Orejas (conocido amistosamente en el pueblo como Pablones), en concepto de presidente y vocales, respectivamente, de la Junta vecinal de Genicera. Este plan tenía como objeto el aprovechamiento de las aguas de las fuentes locales de La Arganosa, El Arenal y La Hoz, y estableció el derecho del usuario basado la prescripción por uso continuo durante más de veinte años acreditados mediante Acta de Notoriedad. Al final todo cayó en saco roto y el pueblo vería fracasado su plan de autoabastecimiento eléctrico.[48]

Otro de los problemas en los que se vio sumergida dicha localidad fue que en esta década, los vecinos del pueblo próximo de Valverde de Curueño pleitearon por el control de la fuente de Sancenas para aumentar su territorio y abastecerse de sus aguas. El cura de aquellos años, Don Eleuterio Pérez, pudo conseguir evitar este retroceso del territorio ginato ya que tenía arrendados ciertos territorios de caza los cuales compartía con Enrique Iglesias Gómez, abogado de León que fue quien realmente solucionó el problema en favor de Genicera.

Sobre los años 60, tuvieron lugar una serie de sucesos que terminarán por definir el futuro de Genicera. Se llevó a cabo un proyecto de construcción de un pantano en 1965 que comprendía todo El Vallico a excepción de Genicera, por lo que se comunicaría con los pueblos de Getino y Canseco por una nueva carretera que atravesase este territorio de norte a sur. Si bien nunca se llegó a realizar, dicho proyecto así como sus materiales ya estaban por iniciarse cuando se terminó por abandonar dicho plan.

Otro cura parroquial despojó a la iglesia de muchas de sus reliquias históricas: parte del retablo, la estructura que componía el coro, varios cuadros e intentó llevarse las pinturas románicas, dejándolas en mal estado, además de ser quien planificó el derrumbe del campanario y excavaría el óculo en la zona occidental.

 
Cartel de teléfonos de Genicera. Fue necesario situar el único teléfono que llegó en una de las casas particulares ya que suscitaba temor entre sus gentes

Finalmente, en 1966 se instalaría la red eléctrica de uso público, en 1968 llegaría por primera vez a este pueblo el agua corriente y la línea telefónica en 1969.[49][50]

Final de la dictadura hasta la actualidadEditar

Genicera fue viendo cada vez más el efecto producido por el éxodo rural que dura hasta hoy en día. Especialmente en 1987 se produjo un nuevo movimiento de personas hacia las áreas rurales por el movimiento Rainbow Family of Living Light, quienes se asentaron temporalmente en los terrenos de Uvierzo. Fue el primer encuentro Raimbow en España y el quinto a nivel internacional. En dicha reunión del 12 de julio llamada Llegada a la noche del plenilunio nacería la última persona en Genicera. Estos movimientos fueron influenciados por el vecino Diego Segura Pérez, precursor de este movimiento en la localidad, quien se asentó de forma definitiva en una de las casas hasta la actualidad, cuando se vio forzado a trasladarse con sus compañeros del Taller 7 de Barcelona, y sirvió como voz de éstos. Será de gran importancia la reunión de carácter internacional que se realizó en estos parajes por una consulta realizada a Diego Segura. Finalmente la segunda convocatoria se realizó en el año posterior dirigiéndose al pueblo de Fasgar, en Murias de Paredes. [51]

Asentamiento Rainbow en Uvierzo, Genicera.
Cabañas tipi del movimiento Rainbow en 1987, Uvierzo, Genicera.
Reunión Raimbow o ecuentro arcoíris en Genicera.
 
Manifestación en Genicera contra la cantera

Uno de los últimos acontecimientos ya bien entrados en los años 90 fue el proyecto de construcción de una cantera en el territorio de dicho pueblo para extraer la piedra caliza, el cual no se llevó a cabo. Fueron reducidas aunque insistentes las manifestaciones de los vecinos en contra de ésta.

 
Casa de La Fusina en la actualidad. Sirvió en Genicera como molino, después como casa de la luz, como casa de concejo y en la actualidad no desempeña ninguna función

De las edificaciones más recientes, se contemplan el parque y el arreglo del teleclub en la primera década de los 2000; tres fuentes en diversas partes del pueblo, las dos últimas bajo la actual presidencia; el arreglo de la casa de La Fusina, donde se celebraban los concejos mientras la casa de la escuela funcionaba como tal; el remodelado de la escuela y el cementado uno de los caminos laterales que da acceso a la iglesia; y el remodelado de la nueva bolera por parte de uno de los vecinos. Antiguamente la escuela del pueblo se situaba junto al cementerio. Esta, sirvió como hogar a muchos vecinos del pueblo durante la guerra civil tras haberse quemado la mayoría de las casas. A día de hoy, la escuela se encuentra en otra zona del pueblo, en el llamado teleclub el cual contó con las tejas de la antigua escuela de la iglesia. Es actualmente el teleclub donde se reúnen sus gentes para celebrar concejos, a causa de que en 1977 se cerró definitivamente como escuela. Los terrenos de Sancenas por su parte siguen manteniendo esa tradición milenaria de la cría de caballos que en su día se extendía por todos los Argüellos, por lo que en su subida al puerto se pueden ver a estos animales.

Actualidad
Cartel de Genicera contra el Covid-19.
Fuente de la Plaza de La Moncloa con el cartel contra el Covid-19 promovido por la Junta Vecinal de Genicera.
 
Cartel de la Diputación de León para el arreglo de la carretera dirección Genicera - Valverde de Curueño

Durante el 2020, Genicera ha aparecido en diversos medios por los acontecimientos que han sucedido hasta la fecha. Tras finalizar el periodo de cuarentena, esta localidad, al igual que muchas otras, vio la estética de algunas de sus fuentes modificada por la colocación de carteles para la prevención del Covid-19. Igualmente, durante los meses de estado de alarma, se colocó sobre el arco de acceso a la iglesia un cartel en apoyo a los sanitarios como consuelo desde las áreas rurales.

El domingo 16 de agosto, durante la sesión ordinaria anual, se decidió apoyar en concejo abierto la moción presentada por el Ayuntamiento de León en favor de la autonomía leonesa, aprobada por unanimidad entre todos los vecinos. [52]​. Días después se iniciaron las obras de remodelación y acondicionamiento de la carretera  LE-3621  de la mano de la Diputación de León encontrándose ya el tramo con Valverde de Curueño concluido.[53]

El sábado 29 de agosto, en el Teleclub del pueblo acogía una charla sobre el proyecto del Parque Eólico Abano, que suscitó numerosas opiniones entre vecinos del pueblo y pedáneos de pueblos colindantes como los de Correcillas o Villafeide. Aunque hasta el momento la afección del proyecto en Genicera es mínima, la respuesta de la mayoría de los asistentes fue rotunda.[54][55]

Construcción de residencias de Genicera por década según el Catastro
Década Mapa
     <1900
     1900
     1910
     1920
     1930
     1940
     1950
     1960
     1970
     1980
     1990
     2000
Fuente: Sede Electrónica del Catastro [56]

Pueblos adheridosEditar

Los CasaresEditar

 
Emplazamiento más aproximado del desaparecido pueblo de Los Casares

El despoblado de Los Casares fue un pueblo próximo a Genicera el cual se cree que desapareció en el siglo XIX por lo que dicen que fue una peste aunque se suele adelantar esta fecha por las pocas referencias con las que cuenta. El hecho de que este pueblo cuente con una documentación ínfima es debido a que, según la hipótesis más verosímil, su poblado se encontraría adscrito al templo de San Esteban de Uvierzo, siendo de esta manera, un pueblo que, en materia religiosa, dependiese de la iglesia del ya mencionado San Esteban de Uvierzo por lo que se obviaría su mención. Este suceso lo encontramos en el pueblo próximo de Pedrosa el cual no cuenta con iglesia parroquial ni cementerio, por lo que sus vecinos eligen si acudir a los distintos eventos en los pueblos colindantes de Valverdín o Lavandera.

Otra de las hipótesis apunta a que fue el lugar donde se situaron los silos del que fue el poblado de San Esteban de Uvierzo, por lo que las construcciones fueron en realidad invernaderos, secaderos o despensas destinados al secado de los granos o para su reposo, por la dificultad de cultivo que presentaban los suelos del poblado de San Esteban de Uvierzo y con su desaparición, los vecinos de Genicera usasen estos restos hasta que quedasen obsoletos. Puede ser una de las razones por la que la ruta de Genicera hacia el Puerto de Sancenas pasa cerca de Los Casares.

San Esteban de UvierzoEditar

 
Emplazamiento más aproximado del desaparecido pueblo de San Esteban de Uvierzo
 
Reconstrucción de la temperatura en los últimos 2000 años. Se observa la Pequeña Edad de Hielo, causante según la hipótesis de la desaparición de este poblado

El despoblado de San Esteban de Uvierzo fue un lugar de gran importancia durante la Edad Media ya que durante la creación de los concejos, en este caso del de los Argüellos, fue el lugar en el que se celebraba el Gran Concejo del Arbolio,[57]​ nombre primitivo de esta comarca.

Se dice que junto al pueblo de Los Casares, había una ermita dedicada a San Esteban, pero que esta no pertenecía a los Casares, si no que era parte de un antiguo pueblo que antes había desaparecido (durante el siglo XVI) que recibía el nombre de San Esteban de Uvierzo.

Tanto la toponimia como la tradición oral o la documentación escrita, nos permite situar perfectamente esta localidad en un mapa, entre la división orográfica de los ríos Valverdín y Curueño (donde aparece más tempranamente mencionado como Curonnio). Los datos toponímicos nos permiten situar con mayor exactitud esta localidad, encontrándose los parajes de Los Praos de Uvierzo, Valduvierzo y La Vega de Uvierzo, aunque, sin duda, es la documentación medieval y moderna la que nos confirma la existencia de este lugar a lo largo de seis siglos.

Las leyendas ginata y garucha coinciden en el origen del fin de este pueblo, donde relatan que una salamandra intoxicó el agua al caer en una fuente y terminaría por morir la práctica mayoría de su población. Solo sobreviviría una anciana que iría a Genicera, motivo por el cual se explica cómo pasó a pertenecer este pueblo al territorio de Genicera limitando con Valverde del Curueño. En cambio, la leyenda vecina, cuenta que esa mujer se dirigiría a Valverde, pero unos arrieros que se dirigían a Genicera se animaron a acercarla y terminó en este lugar.

Muy lejos de la leyenda, un estudio iniciado por la Universidad de León en los años 80 pero que no se llevó a cabo por falta de medios, dejó ciertas hipótesis que podrían pasar por ciertas de que el pueblo fuese abandonado por causas que hicieron imposible la supervivencia, seguramente por el frío extremo que además condicionaría una producción ínfima de las tierras de cultivo, asentándose su población en Genicera, con un microclima más agradable.

El hecho de que este lugar suela recibir el nombre erróneo de Collada de Valdeteja nos remite a la época de la creación de los ayuntamientos en la comarca de los Argüellos, donde cada ayuntamiento contaba con una collada y al no contar el de Valdeteja con ninguna, el Ayuntamiento de Cármenes permitió que se le denominase a dicho lugar como Collada de Valdeteja aunque de iure pertenecía al ayuntamiento carmeninese.

En cuanto a las referencias históricas de esta despoblación, ya encontramos referencias a finales del siglo X. Lo enclava concretamente de la siguiente manera:

[...] de dermino de aquouerzo et per illo laço usque in illa foce de Valle Viride et de illa penna de illas murias usque in illa penna de Coba de Bella [...]
[...] de término de Uvierzo y por el Sierro Lazo hasta la Hoz de Valverde y desde el Sierro de las Murias hasta la Peña de la Cubiella [...]
Archivo Histórico de la Catedral de León. Nº 587. Año 999

En concreto las murias que se mencionan corresponderían con los mojones antiguos para delimitar su territorio. Estos consistían en colocar una gran piedra y rodearla con otras piedras más pequeñas. En este caso, se conoce por la tradición oral de Genicera que existía uno que dividía este pueblo con el de Valverde, teniendo las piedras cada uno en dirección al pueblo con el que limitaban (las de Genicera mirando a Valverde y viceversa).

Del antiguo poblado de Uvierzo partía el Viejo Camino Real que conectaba toda la zona de La Mediana, correspondiéndose hoy en día con la carretera que conecta la Collada de Uvierzo con La Tercia hacia el Oeste y hacia Asturias por Collanzo hacia el Norte, pero al no realizar Asturias el arreglo impulsado por el Ministerio de Fomento en 1912, este camino terminará por llegar a ninguna parte.[58]

En torno a los siglos XIII y XVI aparecerá en cantidad de ocasiones esta antigua localidad, donde se menciona inmediatamente después de Sancto Thomas de Guinizera y dos lugares después, Sant Mames de Valverde. Concretamente, para referirse a Uvierzo, se dice en uno de los documentos del siglo XVI que "esta yerma" y que "non da nada", mostrándonos la clara evidencia que ya encontraba despoblado en el siglo XVI. A pesar de esto, durante varias décadas más aparece mencionado en otros documetos del Archivo Histórico Diocesano de León. La que fue su iglesia parroquial aparecía como:

La hermita de Sante Estebano de Uguuerço
Archivo Histórico Diocesano de la Catedral de León. Fondo General, códices y manuscrito. Nº 13. Año 1527
La hermita de Santisteban de Obierço
Archivo Histórico Diocesano de la Catedral de León. Fondo General, códices y manuscrito. Nº 13. Año 1547
Heredades del Obispo en Ovierzo
Archivo Histórico Diocesano de la Catedral de León. Fondo General, códices y manuscrito. Año 1570
Rentas del Obispo en Ovierzo
Archivo Histórico Diocesano de la Catedral de León. Fondo General, códices y manuscrito. Año 1589

Igualmente, en uno de sus praderíos, el más extenso, se realizaría el fue el Real Concejo del Arbolio. Solía recibir el nombre de Collada del Coto, un punto céntrico donde confluían los caminos de las tres tercias, además de que de este pueblo podría considerarse un "mediador natural" por encontrarse en esta divisoria de aguas, una en dirección Este y otra Oeste. Así, sobre un gran canto rodado se situaban los jueces y el reo a modo de estrado, conservada hasta 1921, fecha en la que se trazó la primera carretera. Aparece mencionada varias ocasiones especialmente durante el siglo XIV, en documentos de Fernando IV o Juan II de León (I de Castilla):[59]


Seyendo el Concello de Arvuello de todas tres las Tercias juntando enna Collada del Coto hu se suell fazer el Concello
Año 1309
Sepan quantos esta carta de procuracion vieren como nos el Concejo e los omnes buenos de Arvuello, estando todos juntados en la cobllada del cobto, segunt que lo avemos de uso e de costumbre muy antigua de nos ayuntar en Concello general
Último tercio del siglo XIV

El indicio de despoblamiento es su referencia a esta parroquia como ermita, pues es muy común que las iglesias parroquiales de despoblamientos pasen a ser ermitas en los pueblos a los que se anexionan.

Otra posible teoría de su despoblamiento se observa en una carta entregada por el rey Juan III de León en 1415 donde dona el real señorío de Los Argüellos al concejo de León y entre otras de sus razones, se dice que la situación es desastrosa, pues se cometen robos y muertes y hay grandes desórdenes, lo cual motiva que esta tierra se despueble. Se dice que esto ocurre «por ser la dicha tierra apartada e por no ser regida e governada en justiçia»[60][61]​.

Se asegura en el pueblo que entre los restos que quedan de esta ermita, se encontró un cáliz que fue llevado al museo arqueológico de Asturias, y el campanil, el cual fue trasladado a la iglesia del pueblo de Genicera que más tarde, el cura de la zona se lo llevó a "paradero desconocido".

Toponimia

[62]​El apelativo de Uvierzo tiene su origen de la palabra latina de aquavergium por la unión de 'aqua' y 'vergo', que aparte de significar 'presa para el riego', es un apelativo para localidades divisorias hidrográficamente como es este caso pues que de aquí nacen los arroyos de agua que vierten al río Curueño y el río Valverdín. Esta iniciaría derivando en su voz primitiva como 'aguaverci' (aguas vertientes).

La primera aparición de este topónimo se encuentra en el documento nº 587 del Archivo Catedralicio de León del año 999 que se utiliza para localizar este poblado con el nombre de Sancte Steuan de Ugerzo, remarcado geográficamente por un alto llano conocido como Collada de Uvierzo[63]

La sucesión se cree que pudo ser tal que:

Aquavergium > Aguaverci > Aquouerzo > Uguuerço > [oubjerzo/uubjerzo] > Ovierzo > Uvierzo

DemografíaEditar

Gráfica de evolución demográfica de Genicera entre 1525 y 1991

     Población de derecho o población residente (1550-1754).[10][35][64][65][66]      Población de derecho o población residente (1826-1991, excepto 1845 y 1847)[67][68]

Año Población absoluta Variación
2000 44 -15
2001 43 -1
2002 40 -3
2003 39 -1
2004 41 +2
2005 38 -3
2006 40 +2
2007 41 +1
2008 38 -3
2009 33 -5
2010 36 +3
2011 37 +1
2012 37 0
2013 37 0
2014 33 -4
2015 30 -3
2016 29 -1
2017 29 0
2018 26 -3
2019 25 -1
2020 26 +1

Fuente: Población censada según el padrón municipal del INE.[69]

CulturaEditar

Lengua leonesaEditar

 
Cartel de la Calle El Caminico en Genciera
 
Yeísmo en España

La localidad de Genicera históricamente ha sido un lugar en el que dominaban numerosos vocablos con un origen común, la lengua leonesa, concrétamente, el leonés central o centro meridional, que es el que comparte más parecidos con el habla tradicional de las comarcas asturianas de Avilés, Gijón, Oriente, Oviedo, Caudal y Nalón. A pesar de la intención de normalizar la lengua castellana en detrimento de la leonesa, se han mantenido muchos de los términos que se conservan entre sus gentes, tanto entre los que aún viven en esta localidad como de los que forman parte del éxodo rural sucedido hace pocas décadas.

Además de esto, cuenta con numerosos topónimos que aún se mantienen en su forma original como La Vega de las Xistras, El Gorbizalón, El Alto la Lomba, Las Coliñeras (pronunciado culiñeras [kuli'ɲe̞ɾäs]), La Peña de La Cubiella, Las Golondras, Solasierras o el Sierro Cafresnero; otros que se han visto castellaizados como Fuenfría derivado de Funfría o El Cueto de las Cabañas derivado del Cueto Cabanas, y casos particulares como los que mantienen la Che vaqueira, el caso de Los Vaḷḷes, formados por El Vaḷḷe y El Vaḷḷín, y El Reboḷḷal, la Ḷḷampa, Fuḷḷeros, Fuḷḷerines o El Vaḷḷín de la Ósea entre otros, que bien es verdad que en la actualidad dicha pronunciación se ha sustituido por la Ch /t͡ʃ/, y otros casos toponímicos más reducidos con terminaciones en -ico para referirse a algo pequeño, como son El Caminico o El Vallico. Este fenómeno es una extraña disposición ya estudiada por Diego Catalán Menéndez-Pidal que nos muestra cómo dan en este área las zonas ṭs o ḷḷ ([t͡s̺]~[t͡s]~[tʂ]) y de n (ausencia de ñ) junto con los de -LY- y -K'L- como formas de transición entre la Y ([ʝ̞]) y el dígrafo elle (ll) /ʎ/ con respecto a la llamada che vaqueira (ṭs / ḷḷ).[70]

Festividades y eventosEditar

 
Tradicional borrega en Uvierzo en 1945
 
Ramo leonés tradicional de Genicera en miniatura en la Exposición de Ramos Leoneses de Puente Castro de 2018. Está formado por múltiples flores de papel que llenan el espacio que crean los lados del triángulo con una altura mayor a la de su base y nueve velas rizadas blancas
 
Carnaval en Genicera sobre principios de 1970

Genicera en sí es un territorio culturalmente decadente, que mantiene pocas de las muchas tradiciones que se realizaban antaño. Sin duda el éxodo rural fue el principal detonante de esta decadencia.

De sus costumbres, se mantienen la tradicional procesión del Cristo para celebrar la Exaltación de la Cruz con su respectiva fiesta, por la tarde una partida de bolos en la que tradicionalmente participan los hombres y la Diana del día posterior con un acto lúdico por la tarde para todos los públicos, siendo estos en sábado y domingo respectivamente. Igualmente se convoca de forma ordinaria un concejo al año, siendo en los meses de verano, generalmente en junio. Este se avisa a los vecinos mediante el repique de sus campanas. En el posterior mes de septiembre se celebra la tradicional Borrega que mantiene la costumbre de la bajada de los puertos del ganado ovino por la llegada del invierno, siendo el pastor quien entregaba un animal para su consumo entre todos los vecinos del pueblo. Desde 2015 se lleva recuperando la tradición del magosto donde se juntan los vecinos y algunos preparan algún plato de picoteo mientras se preparan las castañas. Posteriormente en navidades se colocaría el Ramo de Genicera y se acompañaba con el canto al ramo.

De aquellas costumbres que ya no se conservan, se daban en orden cronológico las siguientes:

  • 1 de enero: los casados pedían por las casas los llamados torreznos (torrenos en leonés), que eran pocillos que podían contener aceite, garbazos, alubias, huevos, chorizo o tocino. En casa de los varones se daba una cola de animal de ganado. Estos se reunían en la casa llamada La Fusina para comer estos productos.
  • 6 de enero: los niños salían a pedir los llamados torrenos y se juntaban en una casa a comer lo adquirido.
  • Día de carnaval: los mozos salían a pedir huevos por las casas mientras que las mozas solían vestir manteos.
  • Primavera: cada jueves por la tarde se reunían los vecinos en concejo para achicar el agua de los caminos.
  • Día del Corpus Christi: se celebraba una procesión en el pueblo con los recién comulgados
  • 3 de julio: festividad del Siriaco de Santo Tomás Apóstol.
  • Otoño: se celebraban concejos todos los jueves como en los meses de primavera para limpiar los caminos.
  • 21 de diciembre: festividad del Vetus Ordo de Santo Tomás Apóstol.
  • 25 de diciembre: los jóvenes pedían torrenos y al igual que los niños, los comían en una de las casas.
  • Todo el año: un pastor se encargaba de una becera de caballos, ovejas, corderos o chivos. Estas beceras eran el total de animales del pueblo repartidos en cada casa que se juntaban para su pastoreo.

TurismoEditar

Ruta a SancenasEditar

 
Ruta a la fuente de Sancenas.
Datos básicos[71]
Distancia total Tiempo estimado Punto de salida Punto de llegada Desnivel Dificultad Época recomendada
7,5 km 3 h Collada de Uvierzo Collada de Uvierzo ±430 m Media   Todo el año. Preferentemente días de poco sol y sin nieve.

[72]​Seguramente la ruta más realizada por los turistas y senderistas es la ruta que sale de la Collada de Uvierzo hasta el Puerto de Sancenas. Esta se inicia desde el llano que divide las cuencas del Curueño y del Valverdín hasta llegar a la choza de Fuenfría. Hasta entonces, se llega por un camino ascendente entre prados y continúa más adelante al borde de grandes calizas hasta Las Vizarreas, una extensa campa modelada por la erosión kárstica. Hacia el suroeste, una collada da paso a los amplios puertos de Sancenas y al oeste, otra collada conduce a la choza, y la ruta continúa hasta la Peña del Sumidero o Peña'l Sumidero ['peɲäl̪ su̟mi'ð̞eɾo̞], donde un pequeño arroyo desaparece para continuar su curso bajo tierra. Todo el territorio de Sancenas compone un área declarada de interés geológico provincial por las gran llanura que la compone marcada por la altura a la que se encuentra. Mantiene en verano un frío estival en días de poco sol y en invierno recibe grandes nevadas que impiden prácticamente el paso hacia la choza.

Saliéndose de la ruta unos 500m al sur desde la Fuente de Sancenas, se pueden observar en el Alto la Lomba los tres mojones dividiendo los términos municipales.

Al inicio del tramo de descenso desde la Peña del Sumidero, se encuentran talladas sobre la roca tres cruces, hoy muy erosionadas, que dividen los territorios de Genicera con la localidad próxima de Valverde del Curueño

El regreso se emprende desde la collada de la Peña del Sumidero, pasando por la Vega de las Xistras que da paso de nuevo a Las Vizarreas. Desde allí, la ruta se dirige hasta el camino que desciende a Fuenfría para regresar sobre sus pasos a Uvierzo.

Ruta a Sancenas desde Genicera
Distancia total Tiempo estimado Punto de salida Punto de llegada Desnivel Dificultad Época recomendada
10 km 5 h Genicera Genicera ±600 m Media   Todo el año. Preferentemente días de poco sol y sin nieve.

Una de las variantes de la ruta realizada hace no mucho tiempo por los vecinos de Genicera era la que partía directamente desde la zona urbana. Esta se desvía hacia la zona de La Solana, atravesando el arroyo de Fesusán hasta llegar al antiguo pueblo de Los Casares. Desde aquí continúa la ruta dirección Sur hasta llegar a Fuenfría y de aquí se enlaza según la ruta de Uvierzo. Esta lleva en desuso algunos años y ciertas partes del camino se encuentran disueltas con el paisaje por lo que puede complicarse a la hora de seguir un camino homogéneo.

Personas destacadasEditar

A lo largo de la historia ha habido una serie de personajes, nacidos unos en Genicera,todos ellos hijosdalgo notorios, y otros vinculados con la localidad, que han destacado en sus actividades profesionales. La siguiente lista no tiene carácter clasificatorio sino meramente ejemplar ya que habrá otras personas no mencionadas que merecerían ser también citadas.[73]

Año Nombre Vocación
1813-1878 Vicente Díez Canseco[74][75] Licenciado en medicina y cirugía, socio de la academia de Esculapio, correspondiente de la Real Academia de Medicina en Madrid, socio de «mérito» de la Económica de Amigos del País así como presidente de la misma en León, autor de la obra Catecismo de Higiene, traductor de obras de Hipócrates y destacado carlista
1862-1930 Laureano Díez Canseco[76] Catedrático de Derecho Natural e Historia del Derecho, miembro del Consejo de Instrucción Pública
1877-1946 Padre Juan Getino Párroco arcipreste y escritor destacado
AQVI YACE JV[AN]-/-GETINO RETOR-/-QVE FVE Đ GE-/-NICERA Y SVS A-/-NEXOS ADW-/-INISTRADOR I-/-FVUNDADOR-/-DESTA CAPI-/-LLA I FALLECI-/-O EL AÑO DE-/-16
Aquí yace Juan Getino Rector que fue de Genicera y sus anexos administrador y fundador de esta capilla y falleció el año de 16
Lauda sepulcral del Padre Juan Getino en Lugueros
1958 Padre Eleuterio Pérez García[77] Párroco arcipreste, conocido como El cura rojo en tiempos de guerra o El Obispete de la Mediana.
 
Placa del Párroco Eleuterio Pérez en Genicera
Como perpetuo recuerdo el pueblo de Genicera al que fue durante 50 años fue su padre y pastor Rvdo. D. Eleuterio Pérez (párroco arcipreste) 19-IX-58 R.I.P.
Lauda sepulcral del Padre Eleuterio Pérez en Genicera
1943 - presente Diego Segura Pérez[78]
 
Buzón de Diego Segura Pérez en su casa de Genicera en recuerdo a su lugar de trabajo en Barcelona, el Taller 7
Escultor, fotógrafo, pintor (activo practicante en el Mail Art) y escritor. Ha realizado numerosas exposiciones en León, Asturias, Ceuta, Sevilla, Madrid, Barcelona, las ciudades marroquíes de Arcila, Tánger, Tetuán, Casablanca, Rabat, y Fez; Washington D.C. (EE.UU.), Santo Domingo (República Dominicana), Montevideo (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina). Caben destacar su obra Genicera años 90 la vida que se pierde[51]​ y su célebre frase: acordaos de Genicera.[79]
1948 - presente Miguel Ángel González García
 
Miguel Ángel González García en la Sala del deporte en el Palacio del Pardo representando al bolo leones como campeón de España (izquierda) y su majestad el rey Felipe VI de España (derecha).
Destacado jugador de bolos a nivel nacional, 5 primeros premios de España en modalidad individual, 10 primeros premios nacionales en parejas, galardonado numerosas veces a nivel provincial como mejor deportista leonés de bolos, ganador de la Copa del Rey con recepciones de la Casa Real en el Palacio Real de El Pardo. Iniciado desde joven en el mundo de los bolos, vio frenada su carrera profesional a los 22 años tras cambiar de residencia a Barcelona donde vivió 9 años. Desde entonces retomaría este deporte hasta hoy en día, el cual lo sigue realizando activamente, siendo a día de hoy presidente de la Federación de Bolos El Crucero.
1953-2020 Antonio Gutiérrez González Hijo de Gumersinda González, oriunda de Genicera, guardó una estrecha relación con este pueblo durante toda su vida. Fue hasta sus últimos días Coordinador en el centro de salud de Eras de Renueva llamado Centro de Salud Antonio Gutiérrez (León) además de haber sido delegado de la Junta de Personal de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) de León. Su inesperado fallecimiento se dio por las continuas labores que realizó contra el SARS-CoV-2, causándole la muerte esta enfermedad pandémica. Fue el primer médico de León víctima de este virus y su caso fue eco en todas las televisiones nacionales.[80]
1985 - presente Jesús Coca Aguilera[81] Periodista. Trabajó en periódicos leoneses como la La Crónica, Leonoticias y actualmente en La Nueva Crónica, además de colaborar en emisoras como La Ser. Fue ganador de dos segundos premios en el IX Concurso de relatos del Consejo de la Juventud de Castilla y León en 2016[82]​ y de la Diputación de Soria (2019)[83]
Otros personajes destacadosEditar
Docentes
  • Asunción Coca Díez: maestra.
  • Extelsina Ordoñez Suárez: profesora de Derecho Mercantil.
  • Gregoria Robles Díez: maestra.
  • † Miguel Suárez Orejas : maestro.
  • † Manuel González Orejas: maestro en Valverdín.
  • Pilar Robles Díez: maestra. Hermana de Gregoria Robles Díez.
  • † Ramona Orejas Díez: maestra.
  • Rosario González Díez: maestra.
Abogados
  • Felipe Diez González: abogado y Secretario del Ayuntamieto.
  • † Baltasar Orejas Díez: abogado.
Militares
Eclesiásticos
Otros
  • César Ardura González: músico especializado en tocar las tablas.
  • † Pedro Orejas González: médico y veterinario. Hermano de los sacerdotes Francisco y Paulino. Conocido en la comarca como «Pericón» o «Pericón el de los huesos».
  • Extelsina Rodríguez Ordóñez: médico.
  • † Felipe Díez Cañón: prestamista.
  • † Miguel González-Arintero: residente en la Villa y Corte de Madrid en 1781. Hermano de Santiago González-Arintero. [85]
  • † Manuel Diez-Canseco: residente en la Villa y Corte de Madrid en 1781. [85]
  • † Bartolomé Valdés: hijodalgo notorio por sí y sus causantes en virtud de Real Carta de la Sala de Hijosdalgo en 1757.[84]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Por la tierra de los Argüellos». El Diario de León. 27 de marzo de 2011. 
  2. Parroquias de la diócesis de León Archivado el 29 de abril de 2018 en la Wayback Machine..
  3. «Municipio de Cármenes: distribución de la población por entidades». Consultado el 2 de julio de 2020. 
  4. Nomenclator o Diccionario de las ciudades, villas, lugares, aldeas, granjas, cotos redondos, cortijos y despoblaciones de España y de sus islas adyacentes con expresión de la provincia, partido y término a que pertenecen, y la clase de justicia que hay en ellas. Madrid: Imprenta Real. 1789. p. 289. 
  5. Archivo Histórico Diocesano de León; Luis López Santos (1947). Archivos Leoneses (1). León. ISSN 0004-0630. 
  6. González Flórez, Maximiliano (1978). «Toponimia de la comarca de Los Argüellos». La Montaña de los Argüellos (segunda edición). p. 150. ISBN 84-400-5146-8. 
  7. Mateo Sanz, Gonzalo (2020). «Listado alfabético de términos». En José Luis Benito Alonso, ed. Toponimia comparada, española e internacional, interpretable sobre raíces ibéricas (segunda edición). Valencia: CEDRO. p. 193. ISBN 978-84-120620-7-6. 
  8. de la Rigada, María (1917). «Sección de Información: Maestros». La Gaceta de Instrucción Pública y Bellas Artes (1415). p. 10. 
  9. Minaño y Bedoya, Sebastián (1826-1828). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Tomo II. Madrid: Imprenta de Pierart-Peralta. p. 398. 
  10. a b c de Somodevilla y Bengoechea, Zenón (1753). Catasro de Ensenada: Reino de León, copia de las respuestas señoriales del lugar de Genizera. pp. 9-26. 
  11. Red Ambiente; Técnicos Consultores del Medio SL (2016). Reserva de la Biosfera de los Argüellos, ed. Reserva de la Biosfera de Los Argüellos. Estudio y diagnóstico. p. 19. 
  12. Universidad de Oviedo (1971). Trabajos de Geología. Nº 4, parte II. EL carbonífero en el norte de España. p. 628. 
  13. a b Fernández Delgado, José Manuel (1944-2015). Fernando Manero y Celestino Candela, ed. Naturaleza y medio ambiente en Castilla y León. Asociación Cultural Ciudad Sostenible. p. 25. ISBN 978-84-697-3552-7. 
  14. Universidad de Oviedo (1981). Trabajos de Geología. Nº 11. p. 101. 
  15. Tomero y Romillo Servicios Ambientales, S. L. (2013). Guía del Patrimonio Geológico de las comarcas de Cuatro Valles (1ª edición). Asociación Cuatro Valles. p. 89. 
  16. Asociación Cuatro Valles; Tomero y Romillo Servicios Ambientales, S. L.; GEOPAGE (2013). Reserva de la Biosfera de los Argüellos, ed. Guía del Patrimonio Geológico de las comarcas de Cuatro Valles. p. 91. 
  17. Rivas Martínez, Salvador (2007). Mapa de series, geoseries y geopermaseries de vegetación de España (17). ISSN 0213-8530. 
  18. Maestro Sanz, Gonzalo; del Egido, Felmín (2014). Aportaciones al conocimiento del género Hieracium L. en España (XVII). 
  19. Red ambiente; Técicos consultores del Medio S.L. (diciembre de 2016). La reserva de la Biosfera de Los Argüellos. Estudio y diagnostico.. pp. 27-41. 
  20. a b Directiva 92/43/CEE del Consejo. 21 de mayo de 1992. 
  21. a b «Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.». Boletín Oficial del Estado. 4 de febrero de 2011. ISSN 0212-033X. BOE-A-2011-3582. 
  22. «Ley 4/2015, de 24 de marzo, del Patrimonio Natural de Castilla y León.». Boletín Oficial del Estado (91). 24 de marzo de 2015. ISSN 0212-033X. BOE-A-2015-4103. 
  23. Boletín Oficial de Castilla y León (119). 14 de junio de 2007. 
  24. Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea. 30 de noviembre de 2009. 
  25. «Inventario Español de Especies Terrestres (MAGRAMA)». 
  26. Neira Campos, Ana Isabel; Alonso Herrero, Eduardo; Fuertes Prieto, María Natividad; Pérez Ortiz, Luis; San Román Fernández, Felipe (2007). «La más antigua minería metálica en tierras de León». El hallazgo leonés de Valdevimbre y los depósitos del Bronce Final Atlántico en la Península Ibérica. p. 228. ISBN 978-84-9718-047-4. 
  27. González Flórez, Maximiliano (1978). «Amplitud territorial de Argüello a través de su historia». La Montaña de los Argüellos (segunda edición). pp. 31-35. ISBN 84-400-5146-8. 
  28. Díez Alonso, Matías. Castillos de León (Diario de León edición). 
  29. San Román, Elena (2010). José Antonio Menor, ed. Ildefonso Fierro. La aventura de un emprendedor. LID Editorial Empresarial S.L. ISBN 9788483560426. 
  30. a b Herbosa, Vicente (2000). El románico en León (1ª edición). Madrid: Lancia Ediciones. p. 23. ISBN 9788481770544. 
  31. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. p. 116. ISBN 84-9311-860-5. 
  32. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1997). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo I. p. 42. ISBN 84-8012-178-5. 
  33. Gómez, Simón (1995). Villamanín (León) : aula activa de la naturaleza. p. 101. ISBN 84-7846-513-8. 
  34. a b «La leyenda del Porma y del Curueño: los Fijosdalgos de Genicera». 
  35. a b Martín Galindo, José Luis (1956). Arrieros maragatos en el siglo XVIII. Universidad de Valladolid, Facultad de Filosofía y Letras. p. 16. 
  36. «Castillos del Torío y el Bernesga». Consultado el 19 de abril de 2020. 
  37. López, Tomás (entre 1701 y 1800). Diccionario geográfico de España. p. 575. 
  38. «Genicera recupera su pendoneta». El Diario de León. 26 de junio de 2009. 
  39. Vegas, Antonio (1795). Diccionario geográfico universal, que comprehende la descripción de las quatro partes del mundo y de las Naciones, Imperios, Reinos, Repúblicas, y otros Estados, Provincias, Territorios, Ciudades, Villas, y Lugares Memoriables, Lagos, Ríos, Desiertos, Montañas, Volcanes, Mares, Puertos, Golfos, Islas, Penínsulas, Itsmos, Bancos, Cabos, &c. que se encuentran en el Globo Terráqueo. Tomo Tercero (6ª edición). p. 105. 
  40. Minaño y Bedoya, Sebastián (1826-1828). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Tomo IV. Madrid: Imprenta de Pierart-Peralta. p. 342. 
  41. Madoz, Pascual (1845-1850). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar. Tomo VIII. Madrid: Est. Tipografico-Literario Universal. p. 349. 
  42. de Paula Mellado, Francisco (1847). Diccionario universal de historia y de geografía. Tomo III. p. 315. 
  43. Novísimo diccionario geográfico, histórico, pintoresco universal: descripcion física, histórica, política, comercial, estadística, industrial, científica, literaria, artística, religiosa, moral, etc. de todas las partes del mundo. Tomo II. 1864. p. 785. 
  44. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. p. 101. ISBN 84-9311-860-5. 
  45. Costa, Joaquín (1902). Derecho consuetudinario y economía popular de España. Tomo II. Barcelona: Manuel Soler. p. 303. 
  46. Martins Rodriguez, Ivan. Indianos argollanos: ≪cruzando el charco≫. pp. 39-45. 
  47. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. p. 75. ISBN 84-9311-860-5. 
  48. Boletín Oficial de la Provincia de León (151). 7 de julio de 1957. p. 2. 
  49. Boletín Oficial de la Provincia de León (262). 21 de noviembre de 1966. p. 1. 
  50. Boletín Oficial de la Provincia de León (54). 5 de marzo de 1968. p. 7. 
  51. a b «Últimos días para visitar la exposición de Diego Segura en la Sala Provincia / “Espacios para la reflexión”». Tam-Tam Press. 9 de junio de 2017. 
  52. «Genicera decide en concejo abierto pedir en nombre de todo el pueblo la autonomía para León». iLeón. 16 de agosto de 2020. 
  53. «ayuntamientos beneficiados, obras y asignación». Diario de León. 12 de agosto de 2020. 
  54. «Mayor información ante los molinos de casi 200 metros». La Nueva Crónica. 25 de agosto de 2020. 
  55. «‘Boca a boca’ en los pueblos para luchar contra los molinos». Leonoticias. 30 de agosto de 2020. 
  56. «Sede Electrónica del Catastro». Consultado el 2 de julio de 2020. 
  57. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1997). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo I. p. 43. ISBN 84-8012-178-5. 
  58. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. p. 26. ISBN 84-9311-860-5. 
  59. González Flórez, Maximiliano (1978). «Organizacion primitiva del Concejo del Arbolio». La Montaña de los Argüellos (segunda edición). p. 49. ISBN 84-400-5146-8. 
  60. Documento nº 292 (Pergamino). Archivo Municipal de León. 
  61. Santamarta Luengos, Jose María (1993). Señorío y Relaciones de poder en León en la Baja Edad Media (Concejo y Cabildo Catedral en el siglo XV). Universidad de León. p. 101. ISBN 84-7719-377-0. 
  62. Miranda Pérez-Seoane, Julia. Contextos, XXI-XXII/41-44, 2003-2004. p. 119-134. 
  63. Ruiz Asencio, Jose Manuel (1987). Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775-1230). Tomo III. 
  64. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. p. 122. ISBN 84-9311-860-5. 
  65. González, Tomás (1829). Censo de poblacion de las provincias y partidos de la corona de Castilla en el siglo XVI. Con varios apendices para completar la del resto de la peninsula en el mismo siglo y formar juicio comparativo con la del anterior y siguente, según resulta de los libro y registros que se custodian en el Real Rrchivo de Simancas. p. 259. 
  66. Anuario del comercio de la industria de la magistratura y de la administración de España. Bailly-Bailliere. 1908. p. 2679. 
  67. González González, Jose María; González Polledo, Luis Alfonso; Redondo Vegas. «Valles del Bernesga y Torío. Fascículo 10». Diario de León. 
  68. Minaño y Bedoya, Sebastián (1826-1828). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Tomo IV. Madrid: Imprenta de Pierart-Peralta. p. 342. 
  69. «Población del Padrón Continuo por Unidad Poblacional de Genicera». 
  70. Catalán Menéndez-Pidal, Diego (1957). El Asturiano Occidental: Examen sincrónico y explicación diacrónica de sus fronteras fonológicas. 11 (Nº II). Romance Philology. p. 128. «30». 
  71. «Sendero de Ubierzo a Sancenas». 
  72. «GENICERA (León): Ruta de Ubierzo a Sancenas». 
  73. González, Maximiano. La montaña de los Argüellos (1ª edición). p. 110. ISBN 84-400-5146-8. 
  74. González, Maximiano. La montaña de los Argüellos (1ª edición). p. 108. ISBN 84-400-5146-8. 
  75. Mingote y Tarazona, Policarpo (1880). Varones ilustres de la Provincia de León: (ensayo biográfico). León: Establecimiento tipográfico de Miñón, sucesor, Máximo Alonso de Prado. pp. 313-314. 
  76. González, Maximiano. La montaña de los Argüellos (1ª edición). p. 109. ISBN 84-400-5146-8. 
  77. Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1997). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo I. p. 43. ISBN 84-8012-178-5. 
  78. «Diego Segura». Revista de escultura pública. ISSN 1988-5954. 
  79. «"Acordaos de Genicera"». La Nueva Crónica. 
  80. «Fallece el coordinador del Centro de Salud de Eras de Renueva (León) por coronavirus». Diario de Castilla y León. 
  81. «Artículos de Jesús Coca Aguilera en La Nueva Crónica». La Nueva Crónica. 
  82. «Fallo del IX concurso de fotografía digital y relato corto». Consejo de la Juvetud de Castilla y León. 
  83. «La Diputación de Soria publica cuatro relatos cortos para fomentar la lectura durante el confinamiento». EuropaPress. 
  84. a b c Padrón de vecinos de la Mediana de Argüello correspondiente al año 1757. p. 38. 
  85. a b c d Padrón de vecinos de la Mediana de Argüello correspondiente al año 1781. p. 85. 

BibliografíaEditar

  • Novísimo diccionario geográfico, histórico, pintoresco universal: descripcion física, histórica, política, comercial, estadística, industrial, científica, literaria, artística, religiosa, moral, etc. de todas las partes del mundo. Tomo II. 1864. 
  • Fernández Delgado, José Manuel (1944-2015). Fernando Manero y Celestino Candela, ed. Naturaleza y medio ambiente en Castilla y León. Asociación Cultural Ciudad Sostenible. ISBN 978-84-697-3552-7. 
  • Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1999). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo I. ISBN 84-8012-178-5. 
  • Fierro, Ángel; Fernández, Fulgencio (1997). Edilesa, ed. Arbolio. Memoria gráfica. Tomo II. ISBN 84-9311-860-5. 
  • Gómez, Simón (1995). Villamanín (León) : aula activa de la naturaleza. ISBN 84-7846-513-8. 
  • González, Maximiano (1978). La montaña de los Argüellos (1ª edición). ISBN 84-400-5146-8. 
  • Herbosa, Vicente (2000). El románico en León. Madrid: Lacia Ediciones. ISBN 9788481770544. 
  • Costa, Joaquín (1902). Derecho consuetudinario y economía popular de España. Barcelona: Manuel Soler. 
  • Madoz, Pascual (1845-1850). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar. Madrid: Est. Tipografico-Literario Universal. 
  • Miñano, Sebastián (1826-1828). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Madrid: Imprenta de Pierart-Peralta. 
  • Nomenclator o Diccionario de las ciudades, villas, lugares, aldeas, granjas, cotos redondos, cortijos y despoblaciones de España y de sus islas adyacentes con expresión de la provincia, partido y término a que pertenecen, y la clase de justicia que hay en ellas. Madrid: Imprenta Real. 1789. 

Enlaces externosEditar