Geosfera

nombre colectivo para la litosfera, la hidrosfera, la criosfera y la atmósfera

El término geosfera tiene diversas definiciones según distintos autores o escuelas.

La geosfera puede tomarse como el nombre colectivo de la litosfera, la hidrosfera, la criosfera y la atmósfera.[1]​ Los diferentes colectivos de la geosfera pueden intercambiar diferentes flujos de masa y/o energía (la cantidad de cambio medible). El intercambio de estos flujos afecta el equilibrio de las diferentes esferas de la geosfera. Un ejemplo es cómo el suelo actúa como parte de la biosfera,[2]​ mientras que también actúa como fuente de intercambio de flujo.

En la física aristotélica, el término se aplicó a cuatro lugares naturales esféricos, anidados concéntricamente alrededor del centro de la Tierra, como se describe en las conferencias Physica y Meteorologica. Se creía que explicaban los movimientos de los cuatro elementos terrestres: tierra, agua, aire y fuego.

En los textos modernos y en la ciencia del sistema terrestre la geosfera se refiere a las partes sólidas de la Tierra; se usa junto con la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera para describir los sistemas de la Tierra (a veces se enumera la interacción de estos sistemas con la magnetosfera). En ese contexto, a veces se usa el término litosfera en lugar de geosfera o Tierra sólida. La litosfera, sin embargo, solo se refiere a las capas superiores de la Tierra sólida (rocas corticales oceánicas y continentales y el manto superior). [3]

Desde que comenzó la exploración espacial, se ha observado que la extensión de la ionosfera o plasmasfera es muy variable, y a menudo mucho más grande de lo que se apreciaba anteriormente, a veces se extiende hasta los límites de la magnetosfera o geomagnetosfera de la Tierra.[4]​ Este límite externo altamente variable de la materia geogénica se ha denominado «geopausa»,[5]​ para sugerir la escasez relativa de dicha materia más allá, donde domina el viento solar.

ReferenciasEditar

  1. Williams, R.S., Jr., and Ferrigno, J.G. (eds.) (2012) Plate Figure 4 in State of the Earth’s cryosphere at the beginning of the 21st century–Glaciers, global snow cover, floating ice, and permafrost and periglacial environments: U.S. Geological Survey Professional Paper 1386–A.
  2. lorea, N.; Cotet, V.; Mocani, V. (April 2014). «Cycles of substances and energy at geospheres interface - fluxes conditioning the soil and life». Carpathian journal of earth and environmental sciences 9 (2): 209-217. 
  3. Allaby, A. and Allaby, M. (eds). (2003). A Dictionary of Earth Sciences. Oxford University Press. New York. 2nd edition. p. 320. ISBN 0198607601
  4. Siscoe, G. (1991). «Aristotle on the magnetosphere». Eos, Transactions American Geophysical Union (en inglés) 72 (7): 69-69. ISSN 0096-3941. doi:10.1029/90EO00050. 
  5. Moore, T. E.; Delcourt, D. C. (1995). «The geopause». Reviews of Geophysics (en inglés) 33 (2): 175. ISSN 8755-1209. doi:10.1029/95RG00872.