Abrir menú principal

Gil de Albornoz (1579-1649)

Gil de Albornoz (Valladolid, 1581 - Roma, 1649),[1]​ fue jurista y político español al servicio del rey Felipe IV y eclesiástico que alcanzó el cardenalato.

Gil de Albornoz
Gil Albornoz 1627..JPG

Título Cardenal presbítero de San Pedro del Monte de Oro
Arzobispo emérito de Taranto
Información religiosa
Ordenación episcopal 6 de octubre de 1630
por Gaspar de Borja y Velasco
Proclamación cardenalicia 30 de agosto de 1627
por Urbano VIII
Información personal
Nombre Gil de Albornoz
Nacimiento Valladolid, 1581
Fallecimiento Roma, 1649
Profesión Diplomático
Alma máter Universidad de Salamanca
No confundir con el casi homónimo insigne jurista y político del siglo XIV Gil Álvarez de Albornoz, arzobispo de Toledo.

GenealogíaEditar

Pese a que se creía, y se había generalizado, que nació en Talavera de la Reina en 1579, un reciente estudio del historiador Alberto Martín Monge ha revelado que nació en Valladolid en 1581[2]​. Era el tercero de los cinco hijos de Francisco de Albornoz,[3]​ Caballero de la Orden de Calatrava y Consejero de Su Majestad y su madre Felipa de Espinosa, que era sobrina del Cardenal Diego Espinosa y Arévalo, presidente del Consejo de Castilla, regente de España y en palabras del rey Felipe II, su mejor ministro . [4]​ En ocasiones se le ha mencionado como "Carrillo de Albornoz"; sin embargo, esto es un error[5]​, ya que su familia, los Albornoz, y los Carrillo de Albornoz son ramas distintas.

Funcionario y juristaEditar

Formado en leyes el Colegio Mayor de Oviedo, en la Universidad de Salamanca. Ejerció como auditor en la Chancillerías de Valladolid y de Granada. También sirvió en el Virreinato y Capitanía General de Navarra. Fue consejero del Consejo de la Inquisición. En su relación de cargos accedió a la canongía de la catedral de Sevilla y fue arcediano de Écija y de Burgos.

CardenalatoEditar

Elevado al cardenalato[6]​ por Urbano VIII en 1627. Siendo consagrado en 1630 por el cardenal Gaspar de Borja, obispo de Albano y arzobispo de Sevilla y de Toledo (1645).

Gil de Albornoz fue nombrado arzobispo de Tarento (Italia) desde 1630 hasta 1637. Ejerció de Camarlengo del Colegio Cardenalicio, reemplazando al cardenal Juan Bautista Pamphili (Inocencio X).

Representante del Rey Felipe IVEditar

 
Testamentum cardinalis Egidi Albornotii, 1663

Como político ejerció importantes misiones de confianza del rey Felipe IV. Fue nombrado Gobernador del Milanesado, donde gobernó como Virrey desde julio de 1634 a noviembre de 1635; durante su mandato debió hacer frente a las amenazas de invasión francesas ocurridas en los comienzos de la guerra franco-española.[7]

 
Cardenal don Gil de Albornoz, Anónimo, ca. 1640. Convento de la Encarnación de las Madres Bernardas de Talavera(Imagen: Alberto Martín Monge).

Participó en el cónclave de 1644, donde salió elegido Papa Inocencio X, defendiendo la postura de España en oposición al cardenal Mazarino, que defendía los intereses franceses y proponía al cardenal Giulio Cesare Sacchetti como sucesor del Papa Urbano VIII. Fue llamado a la corte de Madrid, pero no regresó y falleció en Roma el 19 de diciembre de 1649. Está enterrado en la iglesia de Santa Ana en el Quirinal (Roma).

 
Sepulcro del cardenal don Gil de Albornoz. Convento de la Encarnación de las Madres Bernardas de Talavera (imagen: Alberto Martín Monge).


Predecesor:
Fernando de Austria, el Cardenal-Infante (1633-1634)
Gobernador del Milanesado
1634 - 1635
Sucesor:
Diego Mexía Felípez de Guzmán (1635-1641)

BibliografíaEditar

ReferenciasEditar

  1. Salvador Miranda: The Cardinals of the Holy Roman Church.
  2. Martín Monge, Alberto (2018). «Los Albornoz en los siglos XVII y XVIII: la familia de un Cardenal». Revista Hidalguía (378): 334. 
  3. Genealogía de los Carrillo de Albornoz.
  4. Salvador Miranda: Biografía del Cardenal Diego Espinosa (1502-1572).
  5. Martín Monge, Alberto. «El cardenal don Gil de Albornoz (1579-1649): consejero y diplomático de Felipe IV». Tiempos Modernos: 91. 
  6. David M. Cheney: Catholic Hierarchy.
  7. José Raneo: Virreyes de Nápoles, págs. 451-520, incluido en la "Colección de documentos inéditos para la historia de España", vol. XXIII.