Abrir menú principal
Una reproducción del sistema de tortura conocido como gota china en el Memorial Berlín Hohenschönhausen.

La llamada gota china o tortura de la gota de agua es un método de tortura psicológica.

DescripciónEditar

Consistía en inmovilizar a un reo en decúbito supino —tumbado boca arriba—, de modo que le cayera sobre la frente una gota de agua fría cada cinco segundos.[1]​ Después de algunas horas, el goteo continuo provocaba daño físico en su piel, similar al que sufren las yemas de los dedos después de un baño de inmersión.

Pero la verdadera tortura para la víctima era la locura que le provocaría el no poder dormir, debido a la constante interrupción de las gotas, ni tampoco poder beber esa agua cuando la sed atacara, con lo cual a los pocos días sobrevenía la muerte por paro cardíaco.

Es por ese motivo que se le conoce también como tortura china.

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Campos, Miguel Ángel; Alcaraz Varó, Enrique (2008). Diccionario de términos de derechos humanos (1.ª edición). Barcelona: Ariel. ISBN 9788434418332. OCLC 970521403.