En náutica, se conoce con el nombre de grátil el lado o relinga por el cual se sujeta una vela cuadra o de cuchillo a su verga, entena o nervio, por medio de los envergues o garruchos.[1]

En una verga es la parte de ella que ocupa el grátil de la vela envergada, es decir, la distancia comprendidas entre los dos tojinos en que se hacen las empuñiduras.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ricard Jaime Pérez (2006). La maniobra en els velers de creu. Edicions UPC, Barcelona. p. 185. ISBN 9788483015902.