Abrir menú principal

El Gran Huracán de 1780, Huracán San Calixto[2]​ o Gran Huracán de las Antillas.[1]​ es considerado como el primer huracán con mayor número de víctimas mortales de los que se tienen datos. Alrededor de 22 mil personas murieron cuando la tormenta azotó Martinica, Sint Eustatius y Barbados entre el 10 de octubre y el 16 de octubre de 1780.[3]​ Miles de muertes ocurrieron también en el mar, entre las flotas británicas, francesas, holandesas y españolas que se disputaban el área por la Revolución Americana.

Gran Huracán de 1780
Huracán San Calixto[1]
Great Hurricane of the Antilles[1]
Categoría 5  (EHSS)
Great Hurricane (1780) areas affected.png
Áreas afectadas por el huracán (excluye a Bermuda): Antillas Menores, Puerto Rico, Española, Bermuda, posiblemente Florida y otros Estados de EE. UU.
Duración 9 de octubre de 1780 (238 años)-20 de octubre de 1780
Vientos máximos 320 km/h racha máxima 370 km/h (durante 1 minuto)
Presión mínima 915 hPa
Fallecimientos 22.000–27.500
(el más grave huracán atlántico en registros)
Forma parte de la
Temporada de huracanes en el Atlántico de 1780-1789

Recorrido de la tormentaEditar

La tormenta se originó en la zona de las islas de Cabo Verde, y tardó dos días en llegar a Barbados. Allí los relatos de la época cuentan que el viento era tan violento que gritando no se podían oír ni ellos mismos y que arrancó la corteza de los árboles antes de tirarlos. Todas las casas quedaron destrozadas .En Santa Lucía se sabe que una flota británica, que se dirigía desde Nueva York a las Indias Occidentales, perdió ocho naves de guerra, del total de 12 que habían zarpado. Muchos de los barcos que se encontraban en el puerto rompieron sus amarras y acabaron entrando en el pueblo. Uno de estos barcos destrozó el hospital. La isla fue devastada hasta tal punto, que un explorador británico enviado para calibrar los daños, pensó que un terremoto acompañó a la tormenta. En Martinica el terrible huracán causó 9.000 muertes, con una marejada ciclónica de 7,6 m de altura. En San Eustaquio, hubo entre cuatro y cinco mil. Después de arrasarlas avanzó hasta Puerto Rico, La Española y Florida. La última vez que se observó fue el 20 de octubre en la Isla de Terranova, Canadá.

ReferenciasEditar

  1. a b c Mújica-Baker, pp. 4, 7–10, 12–14
  2. Mújica-Baker, p. 8
  3. The Deadliest Atlantic Tropical Cyclones, 1492-1996.

BibliografíaEditar