Grimoaldo I

Rey de los lombardos

Grimoaldo I (o Grimualdo) (c. 610-671) fue duque de Benevento (647-662) y rey de los Lombardos (662-671).[1]

Grimoaldo I de Benevento
Información personal
Nacimiento 610 Ver y modificar los datos en Wikidata
Cividale del Friuli (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 671 Ver y modificar los datos en Wikidata
Pavía (Ducado de Milán) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Pavía Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Gisulfo II de Friuli Ver y modificar los datos en Wikidata
Romilda de Baviera Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos Garibald Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Soberano Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Regente Ver y modificar los datos en Wikidata

Grimoaldo nació probablemente antes de 610, del matrimonio del duque Gisulfo II de Friuli y la princesa bávara Ramhilde, hija del duque Garibaldo I de Baviera. Sucedió a su hermano Radoaldo en 646/647 como duque de Benevento.[2]​ En 641-642, él y Radoaldo habían sido regentes de su hermano adoptivo, mentalmente incapaz, el duque Aiulf I. Grimoaldo se casó con la princesa Theodota, hija del rey Ariberto I, y tuvieron un hijo, Garibaldo.

En 662, después de ser llamado para asistir al rey Godeberto en una guerra con su hermano, el rey Pertarito, Grimoaldo entregó Benevento a su hijo mayor, Romualdo (662-677) y, con la ayuda del duque Garibaldo de Turin, asesinó a Godeberto y forzó a Pertarito a huir. Envió a la mujer e hijo de Pertarito, Cunipert a Benevento y se hizo cargo del reino de los Lombardos. Fue entonces cuando se casó con la hermana de Godeberto, para vincularse con la dinastía bávara de Teodolinda.

Su coraje marcial y habilidad en el campo de batalla le aseguraron la victoria en muchas guerras de frontera. Dirigió a sus ejércitos a la victoria personalmente contra los bizantinos del emperador Constante II en el asedio de Benevento, donde habían sitiado al joven Romualdo, quien desposó a su hermana Gisa con Constante. Romualdo Entonces tomó Tarento y Bríndisi, limitando mucho la influencia bizantina en la región durante la rebelión de Mececio en Sicilia, el cual había distraído a los bizantinos tras la muerte de Constante. Grimoaldo tomó Forlì, en el del norte, a los griegos y arrasó Oderzo (pero no lo tomól), donde sus hermanos habían sido asesinados años atrás. Su captura de Forlì fue vergonzosa, ya que sucedió el día de Pascua, matando a los fieles durante las festividades.

Mientras estaba combatiendo a los bizantinos en el Mezzogiorno, dejó al duque Lupus de Friuli como regente en el norte. Lupus usurpó toda autoridad y se rebeló, aunque fue aplastado y, con la ayuda de los ávaros, su ducado fue despojado y devastado. Grimoaldo persiguió al hijo de Lupus, Arnefrit, y a sus aliados eslavos, y los derrotó en Nimis. Arnefrit murió en batalla. Grimoaldo colocó a Wechthari, un enemigo incondicional de los eslavos, en Friuli.

Grimoaldo también derrotó a los francos, que le invadieron durante la infancia de Clotario III. Grimoaldo tuvo como aliado a Pertarito en Asti y a los ávaros, de quienes había sido rehén en su juventud. Salvó el nordeste de Italia al derrotar a las tribus eslavas y mantuvo el orden interno sofocando las revueltas de los barones y suprimiendo la autonomía de los ducados de Friuli y de Spoleto, donde instaló a Trasimundo.

En cuanto a su religión, permaneció arriano, a pesar de su matrimonio con una católica y se mantuvo distante del Papado. Sin embargo, reconoció a san Miguel, cuyo culto se extendía ampliamente desde el santuario del monte Gargano, como guerrero-protector de la nación lombarda.

Murió en 671, después de concluir un tratado con los francos y fue sucedido por Pertarito, al cual había exiliado. Fue un gobernante popular, conocido tanto por sus virtudes de generosidad y piedad como por su ferocidad y crueldad en la guerra. Su hijo Romualdo quedó en Benevento, el cual una vez más se alejó de la autoridad central, y su hijo Garibaldo no fue elegido para sucederle, debido a su juventud y fue depuesto por los partidarios de Pertarito al cabo de tres meses.

NotasEditar

  1. Chris Wickham, Early Medieval Italy: Central Power and Local Society, 400-1000 (London: Macmillan, 1981), pag. 224-225.
  2. Andrea Bedina, "Grimoaldo, re dei Longobardi", Dizionario Biografico degli Italiani, 59 (Rome: Istituto dell'Enciclopedia Italiana, 2003).

Enlaces externosEditar

FuentesEditar

  • Gwatkin, H. M., Whitney, J. P. (ed) El Cambridge Historia Medieval: Volumen II—El Aumento del Saracens y las Fundaciones del Imperio Occidental. Cambridge Prensa universitaria, 1926.
  • Omán, Charles. Las Edades Oscuras 476-918. Londres, 1914.


Predecesor:
Godeberto
Pertarito
Rey de los Lombardos
662-671
Sucesor:
Garibaldo