Rock

género de música popular que se originó en la década de 1950 en los Estados Unidos
(Redirigido desde «Grupo de rock»)

El rock es un amplio género de música popular originado como rock and roll a principios de la década de 1950 en Estados Unidos y que derivaría en un gran rango de diferentes estilos durante mediados de los años 60 y posteriores, particularmente en ese país y Reino Unido.[1][2]​ Tiene sus raíces en el rock and roll de los años 50, estilo nacido directamente de géneros como el blues, el rhythm and blues (pertenecientes a la música afroamericana) y el country. También se nutrió fuertemente del blues eléctrico y el folk, además de incorporar influencias del jazz y la música clásica, entre otras fuentes. Instrumentalmente, el rock se ha centrado en la guitarra eléctrica, normalmente como parte de un grupo integrado por batería, bajo, uno o más cantantes y, algunas veces, instrumentos de teclado como el órgano y el piano. Usualmente, el rock se basa en canciones en compás de 4/4 y una estructura verso-estribillo; sin embargo, el género se ha vuelto extremadamente diverso y las características comunes son difíciles de definir. Como la música pop, las letras se centran a menudo en el amor romántico, pero también tratan un rango amplio de otros temas con un enfoque frecuente en lo social, lo personal y lo político.

Rock
Orígenes musicales
Orígenes culturales Década de los 50 y 60, Estados Unidos y Reino Unido
Instrumentos comunes
Subgéneros
(véase subgéneros del rock)
Fusiones
Rock andaluz, blues rock, country rock, dance rock, folk rock, funk rock, jazz fusión, noise rock, pop barroco, pop punk, pop rock, raga rock, rap rock, reggae rock, rock electrónico, rock industrial, rock latino, stoner rock
Escenas regionales
(véase rock por país)

A mediados de la década de 1960, los músicos de rock comenzaron a adoptar el álbum como medio dominante de difusión, expresión y consumo de música grabada, con The Beatles como la cara principal del desarrollo comercial del género. Sus contribuciones llevarían a la legitimación cultural del rock en el mainstream, iniciando así una época del álbum en la industria musical que perduraría varias décadas. Ya a finales de los 60, referido como el periodo del «rock clásico»,[1]​ habían surgido numerosos subgéneros, incluidos híbridos como el blues rock, folk rock, country rock, rock sureño, raga rock y el jazz rock, muchos de los cuales contribuirían al desarrollo del rock psicodélico, influenciado por la escena contracultural psicodélica y hippie. Los nuevos géneros que emergieron de esta escena incluyen el rock progresivo, que extendió los elementos artísticos; el glam rock, que resaltó el espectáculo en vivo y el estilo visual y el heavy metal, que se centra en el volumen, el poder y la velocidad. En la segunda mitad de los años 1970, el punk intensificó y reaccionó contra algunas de estas tendencias para producir una música cruda y energética, así como altamente política. Durante la década de 1980, el punk fue una de las principales influencias en el desarrollo de otros subgéneros como el new wave, el post-punk y, finalmente, el rock alternativo.

A partir de la década de 1990, el rock alternativo se convertiría en el estilo dominante del género y se hizo conocido en las formas de grunge, Britpop e indie rock. Desde entonces, han aparecido diversos subgéneros de fusión, incluidos el pop punk, el rock electrónico y el rap rock y rap metal, así como varios intentos de revivir la historia del rock, con el resurgimiento de géneros como el garage rock/post-punk y el techno-pop durante los años 2000. La década de 2010 marcó un declive en la fama y relevancia cultural del rock, cuando géneros ajenos como el hiphop lo superaron en popularidad y dominaron gran parte del mainstream musical.

La música rock también abarcó y sirvió de vehículo para movimientos culturales y sociales, lo que llevó a la creación de subculturas como los mods y los rockers en el Reino Unido, y la contracultura hippie que se propagó en San Francisco (Estados Unidos) en la década de 1960. De forma similar, la cultura punk de la década de 1970 originó las subculturas visualmente distintivas emo y gótica. Heredera de la tradición folclórica de la canción de protesta, la música rock ha sido asociada con el activismo político, así como con los cambios en las actitudes sociales sobre el racismo, el sexo y el uso de drogas y es usualmente vista como una expresión de la rebelión juvenil contra el consumismo y conformismo.

CaracterísticasEditar

A good definition of rock, in fact, is that it's popular music that to a certain degree doesn't care if it's popular.
Una buena definición del rock, de hecho, es que es música popular que hasta cierto grado no le importa si es popular.
Bill Wyman para Vulture (2016)[3]
 
Red Hot Chili Peppers en 2006, con la alineación típica de cuarteto de rock (de izquierda a derecha: bajista, vocalista, batería y guitarrista).

El rock ha estado tradicionalmente centrado en el sonido de la guitarra eléctrica amplificada, que emergió en su forma moderna durante los años 50 con la popularidad del rock and roll.[4]​ También fue influenciado por el sonido de los guitarristas de blues eléctrico.[5]​ La guitarra eléctrica en el rock es típicamente acompañada por un bajo eléctrico, que aparecería de forma pionera en la música jazz durante la misma época,[6]​ y una batería, instrumento de percusión que combina tambores y platillos.[7]​ Este trío es a veces acompañado de otros instrumentos, particularmente teclados como el piano, el órgano Hammond y el sintetizador.[8]​ Esta formación estaba directamente derivada de la instrumentación básica de los grupos de blues.[5]​ Sin embargo, una banda de rock suele constar de entre tres (un power trio) a cinco miembros, aunque un cuarteto es lo más común.[9]

Cronología y evoluciónEditar

Años 1950Editar

Rock and rollEditar

 
Chuck Berry en una imagen publicitaria de 1958

Los orígenes del rock se encuentran en el rock and roll, género nacido a finales de los años 40 y principios de los 50 en Estados Unidos, que rápidamente alcanzaría fama mundial. Este proviene de la fusión de varios géneros de la música afroamericana de la época, incluidos el rhythm and blues y la música góspel, con otros estilos autóctonos como el country.[10]​ Durante 1951 en Cleveland (Ohio) el disc-jockey Alan Freed empezó a reproducir rhythm and blues (en ese entonces conocida como race music, música racial o de raza) para audiencias multirraciales y es acreditado como la primera persona en emplear la frase rock and roll para describir este tipo de música.[11]

Todavía existe debate sobre cuál de las muchas canciones que han sido acuñadas como la «primera grabación de rock and roll» merece realmente ese título. Entre los candidatos se ha nombrado a «Good Rocking Tonight» (1948) de Wynonie Harris;[12]​ «Rock Awhile» (1949) de Goree Carter;[13]​ «Rock the Joint» (1949) de Jimmy Preston, más tarde versionada por Bill Haley & His Comets en 1952;[14]​ y «Rocket 88» de Jackie Brenston y sus Delta Cats (quienes eran en realidad Ike Turner y su banda Kings of Rhythm), producida por Sam Phillips para Sun Records en 1951.[15]​ También se ha argumentado que el sencillo debut de Elvis Presley, «That's All Right» de 1954, es «la primera grabación de rock and roll».[16]​ Otros artistas con éxitos tempranos del género fueron Chuck Berry, Bo Diddley, Fats Domino, Little Richard, Jerry Lee Lewis y Gene Vincent.[15][17]

En 1955, «Rock Around the Clock» de Bill Haley se convirtió en la primera canción de rock and roll en liderar las listas de la revista Billboard.[18][19]​ Pronto el rock and roll sería la principal fuente de ventas en el mercado musical estadounidense, lo que provocó que crooners como Eddie Fisher, Perry Como y Patti Page, que habían dominado la música popular en la década pasada, encontraran su acceso a las listas de éxitos considerablemente limitado.[20]

El rock and roll derivó en numerosos subgéneros, incluidos el rockabilly, en combinación con la música country «hillbilly», que sería grabado e interpretado por artistas blancos como Carl Perkins, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly y —con enorme éxito comercial— Elvis Presley, a mediados de los años 50.[21]​ Los movimientos hispanos y latinoamericanos en el rock and roll, que popularizarían el rock latino y chicano en Estados Unidos, empezaron a emerger en el Suroeste del país con músicos de rock and roll estándar como Ritchie Valens y otros con diferentes influencias culturales, como Al Hurricane y sus hermanos Tiny Morrie y Baby Gaby, que comenzaron a fusionar el rock and roll con el country-western en la música tradicional de Nuevo México.[22][23]​ Otros estilos como el doo wop, originado por grupos vocales afroamericanos en los años 30 y 40, pondrían especial énfasis en las armonías vocales y los coros (de los cuales el género obtendría su nombre), y eran usualmente acompañados por una instrumentación ligera.[24]​ Grupos como The Crows, The Penguins, The El Dorados y The Turbans consiguieron éxitos mayores y otros músicos como The Platters, con «The Great Pretender» (1955),[25]​ y The Coasters, con temas humorísticos como «Yakety Yak» (1958),[26]​ fueron de los más exitosos músicos de rock and roll de su era.[27]

Este periodo también vería un crecimiento en la popularidad de la guitarra eléctrica, así como el desarrollo de un estilo de tocar específico con exponentes de rock and roll como Chuck Berry, Link Wray y Scotty Moore.[28]​ El uso de la distorsión, innovado por guitarristas de blues eléctrico como Guitar Slim,[29]Willie Johnson y Pat Hare, y los power chords, innovado por los dos últimos, a principios de los años 1950,[30]​ fueron popularizados, respectivamente, por Chuck Berry a mediados de la década,[31]​ y Link Wray a finales.[32]

En Reino Unido, los movimientos de jazz tradicional y folclore ocasionaron la llegada de músicos de blues a Gran Bretaña.[33]​ En 1955, el éxito «Rock Island Line» de Lonnie Donegan influenció notablemente al desarrollo de la moda skiffle, que dio origen a diversas bandas en todo el país, muchas de las que, como The Quarry Men de John Lennon, pasarían a tocar rock and roll.[34]

De forma retrospectiva, se percibió un declive en el género hacia finales de la década y principios de la siguiente. En 1959, la muerte de Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens en un accidente aéreo, llamado «El día que murió la música», el alistamiendo de Elvis en el ejército estadounidense, el retiro de Little Richard para convertirse en predicador, las persecuciones legales de Jerry Lee Lewis y Chuck Berry y los escándalos de payola (con la implicación de figuras mayores, como Alan Freed, en corrupción y sobornos para la promoción de actos individuales y canciones) daban la sensación de que la era del rock and roll establecida hasta ese momento había llegado a su fin.[35]

Pop rock y rock instrumentalEditar

El término «pop», usado desde principios del siglo XX para referirse a la música popular en general, hacia mediados de los años 1950 empezó a ser usado para un género específico, dirigido a un público más joven y a veces considerado una alternativa más suave al rock and roll.[36][37]​ Alrededor del año 1967, sería cada vez más usado en oposición al término «rock», y se lo describía como una forma de música más comercial, efímera y accesible.[38]​ En contraste, la música rock se enfocaría en obras más extensas, particularmente álbumes, y a menudo asociada con algunas subculturas en particular (como la contracultura en la década de 1960), y con un especial énfasis en los valores artísticos, la «autenticidad», las actuaciones en vivo y el virtuosismo instrumental o vocal, vista como una cápsula de los desarrollos progresivos, en lugar de como un reflejo de las tendencias existentes.[38][36][37][39]​ No obstante, gran parte del pop y rock ha sido bastante similar en sonido, instrumentación y contenido lírico. Con términos como «pop-rock» y «power pop» siendo usados para describir un tipo de música comercialmente exitosa que usa elementos, o la fórmula, del rock.[40][n 1]

Pese que a finales de los años 1950 y principios de los 1960 se originaron importantes innovaciones y tendencias sin las que no habría sido posible el desarrollo posterior del género,[43][44]​ este periodo ha sido tradicionalmente visto como una era de receso para el rock and roll.[45]​ Mientras que el rock and roll temprano, particularmente en la forma de rockabilly, fue un gran éxito comercial para músicos blancos, en estos años el género fue dominado por artistas femeninas y artistas negros. Al término de la década, el rock and roll influenció notablemente al baile twist, que tendría un enorme auge de popularidad a principios de los 1960, con Chubby Checker en particular como músico con el mayor éxito.[44]​ El doo wop también experimentó un resurgimiento en popularidad durante este período y grupos como The Marcels, The Capris, Maurice Williams and the Zodiacs y Shep and the Limelites consiguieron éxitos en las listas musicales.[27]​ Por otro lado, la creciente fama de girl groups como The Chantels, The Shirelles y The Crystals provocarían un cambio de enfoque de la producción a una mucho más pulida y con especial énfasis en las armonías, lo que contrastaba notablemente con el rock and roll temprano.[46]​ Algunos de los éxitos más significativos de estos grupos serían producto del Brill Building, un edificio de oficinas de Nueva York donde se ubicaban varios compositores, incluida la dupla de Gerry Goffin y Carole King, que escribirían «Will You Love Me Tomorrow» en 1960, primera canción de The Shirelles —y de un grupo de mujeres afroamericanas— en alcanzar el número 1 de las listas musicales estadounidenses.[47][48]

 
James Brown presentándose en 1969

En 1958, Cliff Richard tuvo el primer gran éxito del rock and roll británico con «Move It», que marcó el comienzo del rock en Reino Unido.[49]​ Para inicios de los años 1960, su banda de apoyo The Shadows se estableció como el grupo más exitoso que grababa instrumentales.[50]​ Mientras el rock and roll iba desvaneciendose en el pop ligero y las baladas, las bandas británicas que tocaban rock en clubes y pubs, notablemente influenciadas por pioneros del blues rock como Alexis Korner, empezaron a tocar con una intensidad raramente presente en los músicos blancos estadounidenses.[51]

La música soul también tendría un significativo auge como una fuerza comercial mayor. Desarrollada fuera del rhythm and blues con un renutrimiento del gospel y el pop, e influenciada por pioneros de mediados de los 1950 como Ray Charles y Sam Cooke,[52]​ para principios de los 1960, figuras afroamericanas como Marvin Gaye, James Brown, Aretha Franklin, Curtis Mayfield y Stevie Wonder se encontraban dominando las listas musicales de R&B, e irrumpiendo en las principales listas de pop —ayudando a acelerar su desegregación—, a la vez que sus sellos discográficos Motown y Stax/Volt se convertían en empresas dominantes en la industria musical.[53]​ Todos estos elementos, incluyendo las armonías cerradas del doo wop y los girl groups, la delicada composición de las canciones del Brill Building Sound y los pulidos valores de producción del soul, influenciarían considerablemente el sonido del Merseybeat, particularmente el trabajo temprano de The Beatles y, eventualmente a través de ellos, el de la música rock en general.[54]​ Otras innovaciones y desarrollos técnicos importantes construidos alrededor del rock and roll durante este período incluyen; el tratamiento electrónico del sonido de productores como Joe Meek, y los elaborados métodos de producción de la Wall of Sound perseguidos por Phil Spector.[44]

Años 1960Editar

Música surfEditar

 
The Beach Boys tocando en 1964

El rock and roll instrumental de músicos como Duane Eddy, Link Wray y The Ventures sería desarrollado por Dick Dale, quien le añadiría una distintiva reverb «mojada», una veloz técnica de alternate picking, e influencias de la música medioriental y mexicana.[55]​ En 1961 Dale lanzaría —con un enorme éxito regional— «Let's Go Trippin'», comenzado así una locura por la música surf, a esta le seguiría con temas como «Misirlou» en 1962.[56]​ Al igual que Dale y sus Del-Tones, la mayoría de bandas del surf temprano serían formadas en el Sur de California, incluyendo a The Bel-Airs, The Challengers, y Eddie & the Showmen.[56]​ Otras instrumentales exitosas durante los inicios del género serían «Pipeline» (1962) de The Chantays, y «Wipe Out» (1963) de The Surfaris, que alcanzarían, respectivamente, el puesto 4 y 2 en la Billboard Hot 100.[57]

El surf, sin embargo, alcanzaría su mayor éxito como música vocal, concretamente con el trabajo de The Beach Boys, formada durante 1961 en el Sur de California. Sus primeros álbumes incluirían tanto instrumentales surf rock (incluyendo versiones de la música de Dick Dale) como canciones, caracterizandose por la inclusión de armonías cerradas del pop de grupos como The Four Freshmen, y elementos del rock and roll y doo wop.[58]​ El sencillo debut de The Beach Boys, «Surfin'» de 1962, se convertiría en un éxito comercial, logrando entrar al top 100 de la listas de Billboard, y ayudando así a hacer de la música surf un fenómeno nacional.[59]​ Debido a que la mayoría de música surf fue grabada y publicada entre 1961 y 1965, se considera que la carrera de casi todos los grupos y músicos del género terminó con la llegada de la «Invasión británica» en 1964.[60][n 2]

Invasión británicaEditar

 
The Beatles llegando a Nueva York al inicio de la Invasión británica, en enero de 1964.

Para finales de 1962, lo que se convertiría en la escena del rock británico empezaría con bandas de beat como The Beatles, Gerry and the Pacemakers y The Searchers de Liverpool, y Freddie and the Dreamers, Herman's Hermits y The Hollies de Mánchester. Estas se surtirían de una amplia gama de influencias estadounidenses, incluyendo el rock and roll de los 1950, el soul, el rhythm and blues y la música surf,[61]​ originalmente interpretando estándares de la música estadounidense para ser bailados. Otros grupos como The Animals de Newcastle, Them de Belfast,[62]​ y en particular aquellos de Londres como The Rolling Stones y The Yardbirds, estaban más directamente influenciados por el rhythm and blues y blues tardío.[63]​ Pronto estos grupos empezarían a componer su propio material, combinando las diferentes formas de música estadounidense e inyectandolas con energéticos ritmos. Las bandas de beat solían ir a por «animadas e irresistibles melodías», mientras que las del blues británico temprano iban por canciones más agresivas, menos sexualmente inocentes, a veces adoptando una postura antisistema. Había, sin embargo, una inclinación a mezclar estas dos tendencias, en especial en sus etapas iniciales.[64]​ Para 1963, las bandas de beat, lideradas por The Beatles, empezarían a tener enorme éxito nacional en Reino Unido, seguidas poco atrás en las listas musicales por los grupos más influenciados por el rhythm and blues.[65]

En febrero de 1964, «I Want to Hold Your Hand» de The Beatles se convertiría en la primera canción de esta proliferación de bandas en alcanzar el puesto número uno de la Billboard Hot 100,[66]​ permaneciendo un total de 15 semanas en la lista, con siete en la cima.[67][68]​ El 9 de febrero del mismo año, la primera aparición del grupo en The Ed Sullivan Show sería visualizada por 73 millones de televidentes, convirtiéndose en ese entonces en el episodio más visto de un programa de entretenimiento, y marcando un hito en la cultura popular estadounidense.[69]​ Dos meses más tarde, durante la semana del 4 de abril de 1964, The Beatles lograrían posicionar 12 sencillos en el Billboard Hot 100, incluyendo el top cinco entero. El éxito de The Beatles —que eventualmente les llevaría a ser los artistas musicales con mayores ventas de la historia— ramificaría a que las listas musicales de Estados Unidos fueran invadidas de bandas británicas.[64]​ Durante los dos años siguientes los artistas británicos dominarían la industria musical nacional y estadounidense, con músicos como The Kinks,[70]The Dave Clark Five,[70]Peter and Gordon, The Animals, Manfred Mann, Petula Clark, Freddie and the Dreamers, Wayne Fontana and the Mindbenders, Herman's Hermits, The Rolling Stones, The Troggs, y Donovan liderando en al menos una ocasión las listas de éxitos.[67]

 
The Rolling Stones en una imagen publicitaria de 1965

Esta «invasión británica» ayudaría a internacionalizar el sonido del rock and roll, dando lugar así a que los músicos británicos (e irlandéses) posteriores tuvieran enorme éxito comercial.[71]​ En Estados Unidos esto se traduciría al fin de la música surf instrumental, los grupos vocales femeninos y —por un tiempo— los ídolos adolescente, que habían dominado las listas de éxitos del país durante finales de los 1950 e inicios de los 60.[72]​ La carrera de importantes intérpretes de R&B, como Fats Domino y Chubby Checker, se vería estancada, así como el éxito en las listas musicales de los artistas restantes del rock and roll original, incluido Elvis, se encontraría temporalmente acabado.[73]​ La invasión británica también desempeñó un papel importante en el ascenso del rock como un estilo musical distintivo y en la primacía de las bandas en el género, estableciendo la formación típica de guitarras y batería creando su propio material a modo cantautor.[24]​ Siguiendo el ejemplo establecido por The Beatles con Rubber Soul (1965), varios grupos británicos lanzarían álbumes de rock como «declaración artística» en 1966, incluyendo Aftermath de The Rolling Stones, Revolver de los propios Beatles, y A Quick One de The Who, algunos artistas estadounidenses igualmente seguirían esta tendencia, destacando Pet Sounds de The Beach Boys y Blonde on Blonde de Bob Dylan.[74]

Folk rockEditar

Para la década de 1960, la escena que se había desarrollado a partir del «American folk music revival» se habría convertido en una corriente importante, tocando música tradicional y composiciones nuevas en un estilo tradicional, usualmente con instrumentos acústicos.[75]​ En Estados Unidos el género sería innovado por figuras como Woody Guthrie y Pete Seeger, siendo comúnmente asociado con el movimiento obrero y progresista.[75]​ A principios de la década, cantautores como Joan Báez y Bob Dylan figurarían a la delantera del género folk.[76]​ Dylan empezaría a alcanzar popularidad mainstream alrededor del año 1963, con éxitos como «Blowin' in the Wind» y «Masters of War», temas que ayudarían a llevar el concepto de «canción de protesta» a un público más amplio,[77]​ sin embargo, y pese a que empezaban a influenciarse mutuamente, el rock y folk se mantendrían extensamente como géneros separados, a menudo con audiencias mutuamente excluyentes.[78]

Ejemplos tempranos de la combinación de los elementos del rock y folk incluyen la versión de «The House of the Rising Sun» (1964) de The Animals, considerada la primera canción de folk grabada con instrumentación de rock and roll en ser un éxito comercial,[79]​ y «I'm a Loser» (1964) de The Beatles, primera canción de los Beatles en ser directamente influenciada por Dylan.[80]​ Sin embargo, el auge del folk rock se suele atribuir a la grabación de The Byrds de «Mr. Tambourine Man» de Bob Dylan, que lograría liderar las listas de éxitos musicales en 1965.[78]​ Con miembros que habían sido parte de la escena local folk de Los Ángeles, The Byrds adoptarían una instrumentación de rock, incluyendo batería y guitarras Rickenbacker de doce cuerdas, que terminarían por convertirse en un elemento esencial en el sonido del género.[78]​ Más tarde ese mismo año Bob Dylan también adoptaría instrumentos eléctricos —muy para el disgusto de muchos puristas del folk— con su sencillo «Like a Rolling Stone» convirtiéndose en un éxito nacional.[78]​ De acuerdo al crítico y periodista musical Richie Unterberger, Dylan (incluso antes de su adopción de instrumentos eléctricos) influenció a músicos de rock como The Beatles, demostrando «a la generación roquera en general que un álbum podía ser una importante declaración independiente sin sencillos exitosos», tal como con The Freewheelin' Bob Dylan de 1963.[81]

El folk rock sería particularmente bien recibido en California, donde llevaría a grupos como The Mamas & the Papas y Crosby, Stills & Nash a adoptar instrumentos eléctricos, y Nueva York, donde aparecerían grupos como The Lovin' Spoonful y el dúo Simon and Garfunkel, con su canción «The Sounds of Silence» (1965) siendo remezclada con instrumentación eléctrica para convertirse en su primer gran éxito comercial.[78]​ Varios de estos grupos influenciarían enormemente a músicos británicos como Donovan y Fairport Convention.[78]​ Con estos últimos, en 1969, abandonando su mezcla de versiones estadounidenses y canciones inspiradan por Dylan para tocar exclusivamente música tradicional inglesa con instrumentos eléctricos.[82]

OtrosEditar

Años 1970Editar

 
El club CBGB, en Nueva York, un desaparecido icono del punk y la new wave que vio las primeras actuaciones de Ramones, Talking Heads y Blondie.
 
Bon Scott (derecha) con Angus Young (izquierda), tocando en vivo con AC/DC en el Ulster Hall en agosto de 1979.
 
Queen en un concierto en 1977
  • Black Sabbath, Led Zeppelin, Deep Purple, Queen y Blue Cheer empiezan a combinar elementos de otros géneros musicales y sientan las raíces de lo que sería el heavy metal, que alcanzó su máxima popularidad en la década de los ochenta.
  • Mexi Core aparece como los primeros gestos del Rock Fronterizo de la mano de Richard Valentino.
  • Con los discos Black Sabbath y Paranoid de Black Sabbath y Led Zeppelin de Led Zeppelin se da por sentada la creación del heavy metal.
  • Gracias a la gira de The Rolling Stones American Tour 1972 se populariza la frase "Sexo, drogas y rock and roll".
  • Paul Rodgers salta a la fama con Free, principalmente a través del tema "All right now", a finales de los años 1960 y principios de los años 1970, para luego formar Bad Company. Faces, con Rod Stewart a la cabeza, son otro exponente de ese rock de crudeza clásica, a caballo entre el blues rock y el hard rock.
  • Queen salta a la fama con una mezcla de hard rock, rock progresivo, heavy metal, glam rock y ópera rock. Primeros años 1970. Además se considera que el sencillo Stone Cold Crazy fue la primera canción de Thrash metal.
  • The Stooges, New York Dolls y MC5, y más tarde The Runaways, comienzo del proto-punk.
  • Elvis Presley realiza el primer concierto televisado vía satélite a nivel mundial conocido como Aloha from Hawaii.
  • En 1974 nace el punk rock con uno de los pioneros del género, Ramones. Esta música está caracterizada por ser más simple, con canciones de entre uno y dos minutos de duración y sin solos de guitarra complicados. Otra característica son las letras reivindicativas sobre problemas políticos y sociales. Un poco más adelante se unirían al nuevo género reivindicativo, por parte británica, bandas como Sex Pistols o The Clash.
  • Nace Kiss con su característico maquillaje esta vez apegados al heavy metal y al rock and roll.

Años 1980Editar

 
Vista nocturna de L.A. desde Hollywood Hills. La ciudad se convirtió en la meca del rock durante gran parte de la década.
 
U2, una de las bandas más influyentes desde los años 1980 hasta la actualidad.

Años 1990Editar

 
El éxito de Nirvana impulsó la oleada del grunge en los años 1990.

Años 2000 en adelanteEditar

 
El nu metal tuvo su apogeo a principios de la década. Linkin Park fue el grupo más exitoso con más de 60 millones de discos vendidos.

Impacto socialEditar

Los distintos géneros del rock fueron adoptados y esenciales para la identidad de diversas subculturas. En las décadas de 1950 y 1960, respectivamente, los jóvenes británicos adoptaron las subculturas Teddy boys y Rocker, ambas centradas en el rock and roll de Estados Unidos. La contracultura de la década de 1960 estaba muy relacionada con el rock psicodélico. La subcultura punk de mediados de la década de 1970 comenzó en los Estados Unidos y Gran Bretaña casi simultáneamente y tomó una imagen distintiva creada por la diseñadora Vivienne Westwood que se popularizó en todo el mundo. Desde la escena punk, las subculturas Emo y Gótica crecieron presentando sus estilos visuales propios.

 
El Festival de Woodstock de 1969 fue visto como una celebración del estilo de vida contracultural.

Cuando una cultura internacional del rock se ha desarrollado, consiguió destronar al cine como la mayor influencia en la moda. Los seguidores de la música rock usualmente desconfiaron del mundo de la moda, al que usualmente han visto como una exageración de la importancia de la imagen a costa del contenido. La moda del rock ha sido considerada una combinación de culturas y periodos distintos, así como una expresión de visiones divergentes sobre la sexualidad y el género, y la música rock en general ha sido vista y criticada por facilitar una mayor libertad sexual. El rock también ha sido asociado con varias formas de uso de drogas, incluyendo los estimulantes consumidos por algunos mods en los inicios y mediados de la década de 1960, por el LSD relacionado con el rock psicodélico al final de los años 1960 e inicios de 1970; y ocasionalmente la marihuana, cocaína y heroína, todas elogiadas en las canciones.

El rock ha recibido crédito por cambiar las actitudes raciales al abrir la cultura afrodescendiente a una audiencia más amplia; pero también ha sido acusado de apropiarse y explotar esa cultura. Mientras que el rock ha absorbido muchas influencias e introdujo al público occidental a tradiciones musicales distintas, su popularidad a nivel mundial ha sido interpretada como una forma de imperialismo cultural. El rock tomó la tradición folclórica de la música protesta, haciendo declaraciones políticas sobre temas como la guerra, la religión, la pobreza, los derechos humanos, la justicia y el medio ambiente. El activismo político alcanzó su punto máximo con el sencillo "Do They Know It's Christmas?" ("¿Saben ellos que es Navidad?", de 1984) y el concierto Live Aid para Etiopía en 1985, que mientras concientizaron con éxito sobre la pobreza y el altruismo, también han sido criticados (junto con otros eventos similares), por dar una plataforma para mejorar el prestigio propio y proporcionar mayores ganancias para los intérpretes involucrados.

Desde sus inicios tempranos, la música rock ha sido asociada con la rebelión contra las normas sociales y políticas, lo cual era más obvio en el rechazo en el rock and roll temprano hacia la cultura dominada por los adultos. El rechazo de la contracultura hacia el consumismo y el conformismo y el rechazo del punk hacia todas las formas de convención social, pueden ser vistos como una forma de explotación comercial de estas ideas y una forma de distraer a la juventud de la acción política, social y ambiental.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. El pop-rock es definido como «[una] variación optimista de la música rock representada por artistas como Elton John, Paul McCartney, Rod Stewart, Chicago, y Peter Frampton».[41]Power pop sería acuñado por Pete Townshend de The Who en 1966, pero no sería usado de manera extensa hasta los años 1970 para describir a bandas como Badfinger, que tendrían enorme éxito comercial.[42]
  2. The Beach Boys serían la única banda que lograría reinventarse durante mediados de los 1960, produciendo varios sencillos y álbumes exitosos durante este período, incluyendo el aclamado Pet Sounds en 1966, que les haría, posiblemente, el único grupo estadounidense de pop o rock que podía rivalizar con los grupos de Invasión Británica.[59][60]

ReferenciasEditar

  1. a b Studwell y Lonergan, 1999, p. xi.
  2. Pop/Rock en AllMusic
  3. Wyman, Bill (20 de diciembre de 2016). «Chuck Berry Invented the Idea of Rock and Roll». Vulture.com (en inglés). New York Media, LLC. Consultado el 17 de noviembre de 2021. 
  4. Curtis, 1987, pp. 68-73.
  5. a b Campbell y Brody, 2007, pp. 80-81.
  6. Shepherd, 2003, «Bass Guitar», p. 56, por R. C. Brewer.
  7. Shepherd, 2003, «Drum Set», p. 361, por R. Mattingly.
  8. Théberge, 1997, pp. 69-70.
  9. Shepherd, 2003, «Quartet», p. 56, por D. Laing.
  10. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Birth of Rock & Roll», pp. 1303-04, por R. Unterberger.
  11. Scheurer, 1989, p. 170.
  12. Petridis, Alexis (16 de abril de 2004). «Will the creator of modern music please stand up?». The Guardian (en inglés). Consultado el 6 de febrero de 2022. 
  13. DeCurtis, 1992, «Church of the Sonic Guitar», pp. 13-38 [19], por Robert Palmer.
  14. Dahl, Bill. «Jimmy Preston». AllMusic (en inglés). Archivado desde el original el 20 de mayo de 2016. Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  15. a b Campbell, 2008, pp. 157-58.
  16. McCormick, Neil (24 de junio de 2004). «The day Elvis changed the world». The Telegraph (en inglés). Archivado desde el original el 30 de abril de 2011. 
  17. «rock and roll | History, Songs, Artists, & Facts». Encyclopedia Britannica (en inglés). Consultado el 30 de septiembre de 2021. 
  18. Gilliland, 1969, «show 55, track 2».
  19. Browne y Browne, 2001, p. 358.
  20. Denisoff, 1986, p. 13.
  21. «Rockabilly». AllMusic (en inglés). Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  22. «Ritchie Valens». Salón de la Fama del Rock and Roll (en inglés). Archivado desde el original el 21 de enero de 2009. Consultado el 2 de julio de 2015. 
  23. Lucero, Mario J. (3 de enero de 2020). «The problem with how the music streaming industry handles data». Quartz (en inglés). Consultado el 7 de febrero de 2022. 
  24. a b Shuker, 2005, p. 35.
  25. Gilliland, 1969, «show 5, track 3».
  26. Gilliland, 1969, «show 13».
  27. a b Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Doo Wop», pp. 1306-07 por R. Unterberger.
  28. Curtis, 1987, p. 73.
  29. Aswell, 2010, pp. 61-65.
  30. DeCurtis, 1992, «Church of the Sonic Guitar», pp. 13-38 [24-27], por Robert Palmer.
  31. Collins, 2002, p. 38.
  32. Hicks, 2000, p. 17.
  33. Schwartz, 2007, p. 22.
  34. Roberts, 2001, p. 13.
  35. Campbell, 2008, p. 99.
  36. a b Frith, Straw y Street, 2001, «Pop music», pp. 98-108, por Simon Frith.
  37. a b «Early Pop/Rock». AllMusic (en inglés). Consultado el 27 de abril de 2022. 
  38. a b Warner, 2003, pp. 3-4.
  39. Shuker, 2001, pp. 8-10.
  40. Shuker, 2005, p. 207.
  41. Starr y Waterman, 2007, «Key Terms and Definitions», capítulo 11.
  42. Borack, 2007, p. 18.
  43. Frith y Goodwin, 1990, «Do-talk, don't-talk: the division of the subject in girl-group music», p. 341, por Barbara Bradby.
  44. a b c Frith, Straw y Street, 2001, «Reconsidering rock», p. 116, por Keir Keightley.
  45. Gilliland, 1969, «shows 21-22».
  46. Dale, 1981, p. 106.
  47. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Brill Building Sound», pp. 1311-12 por R. Unterberger.
  48. Rosenberg, Sari (30 de enero de 2018). «January 30, 1961: The Shirelles Became the First African-American Girl Group to Have a No. 1 Song». Lifetime (en inglés). Archivado desde el original el 24 de agosto de 2021. Consultado el 27 de mayo de 2022. 
  49. Hatch y Millward, 1987, p. 78.
  50. Millard, 2004, p. 150.
  51. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2003, «British Blues», p. 700 por B. Eder.
  52. Gilliland, 1969, «show 55, track 3; shows 15-17».
  53. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Soul», pp. 1323-25 por R. Unterberger.
  54. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Merseybeat», pp. 1319-20 por R. Unterberger.
  55. Buckley, 2003, p. 263.
  56. a b Blair, 1985, p. 2.
  57. Blair, 1985, p. 75.
  58. «Throwback tune of the day: Nowhere to Go - The Four Freshmen». Buzz.ie (en inglés). 5 de enero de 2017. Archivado desde el original el 8 de marzo de 2021. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  59. a b Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Beach Boys», pp. 71-75, por W. Ruhlman, et al.
  60. a b «Surf Music». Nostalgia Central (en inglés). 3 de julio de 2014. Consultado el 21 de junio de 2022. 
  61. Wade, 2001, «Those boys: the rise of Mersey beat», pp. 157–66, por R. Stakes.
  62. Chambers, 1985, p. 75.
  63. Covach y M. Boone, 1997, p. 60.
  64. a b Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «British Invasion», pp. 1316-17 por R. Unterberger.
  65. Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «British R&B», pp. 1315-16 por R. Unterberger.
  66. Gilliland, 1969, «show 28».
  67. a b Robbins, Ira A. «British Invasion». Encyclopædia Britannica (en inglés). Archivado desde el original el 21 de diciembre de 2010. Consultado el 27 de junio de 2022. 
  68. Harry, 1985, p. 66.
  69. Harrington, Richard (9 de febrero de 1989). «The birth of Beatlemania». The Washington Post (en inglés). Consultado el 27 de junio de 2022. 
  70. a b Gilliland, 1969, «show 29».
  71. «Britpop». AllMusic (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2022. 
  72. Frith, Straw y Street, 2001, «Reconsidering rock», p. 117, por Keir Keightley.
  73. Hoffmann, 2004, «British Invasion», p. 132.
  74. Simonelli, 2013, p. 96-97.
  75. a b Mitchell, 2007, p. 95.
  76. Mitchell, 2007, p. 72.
  77. Perone, 2004, p. 37.
  78. a b c d e f Bogdanov, Woodstra y Erlewine, 2002, «Folk Rock», pp. 1308-09, por R. Unterberger.
  79. Perone, 2009, p. 128.
  80. Unterberger, Richie. «The Beatles: I'm a Loser». AllMusic (en inglés). Archivado desde el original el 9 de noviembre de 2010. Consultado el 17 de julio de 2022. 
  81. Unterberger, Richie (22 de junio de 2018). «Favorite ten pre-Beatles rock albums». Folkrocks (en inglés). 10. Bob Dylan, The Freewheelin’ Bob Dylan (1963, Columbia). Consultado el 20 de julio de 2022. 
  82. Brocken, 2003, p. 97.
  83. Janis Joplin Janis Joplin brought her powerful, bluesy voice from Texas to San Francisco’s psychedelic scene, where she went from drifter to superstar. She has been called "the greatest white urban blues and soul singer of her generation". Joplin’s vocal intensity proved a perfect match for the high-energy music of Big Brother and the Holding Company, resulting in a mix of blues, folk and psychedelic rock
  84. The Jimi Hendrix Experience Jimi Hendrix expanded the range and vocabulary of the electric guitar into areas no musician had ever ventured before. Many would claim him to be the greatest guitarist ever to pick up the instrument. At the very least his creative drive, technical ability and painterly application of such effects as wah-wah and distortion forever transformed the sound of rock and roll. Hendrix helped usher in the age of psychedelia with his 1967 debut, Are You Experienced?, and the impact of his brief but meteoric career on popular music continues to be felt
  85. a b «This Is America - Rock and Roll History, Part 2». Voice of America (VOA) (en inglés). 5 de abril de 2004. Consultado el 11 de octubre de 2011. «...The musical instrument most linked to rock and roll is the guitar. Experts say Jimi Hendrix was one of the most influential guitar players in rock and roll during the late nineteen-sixties. He made electric guitar music more expressive by creating new sounds on the instrument (...) And Michael Jackson became one of the most popular performers in the history of rock music... » 
  86. Javier, Francisco (12 de agosto de 2015). «Elvis Presley 1968: el primer unplugged de la historia». El Mundano. Consultado el 30 de septiembre de 2021. 
  87. «Velvet Underground: What goes on?: La historia de una banda que marcó un antes y un después en la historia del rock and roll, desarrolla un estilo musical propio y una impronta personal marcada por las letras y la áspera voz de su líder Lou Reed». Archivado desde el original el 11 de octubre de 2007. Consultado el 7 de octubre de 2007. 
  88. Frith, Jr., Simon; Ward, Ed (2011). «Rock (music)». Encyclopædia Britannica (en inglés). Archivado desde el original el 16 de julio de 2011. Consultado el 9 de octubre de 2011. «... In the 1980s the disco-influenced rock of Madonna, Michael Jackson, and Prince... » 
  89. Concevitch, Bill Byron (1994). History of Rock: The Late Eighties (en inglés). Hal Leonard Corp. ISBN 9780793522262. Consultado el 11 de octubre de 2011. «Shut up and dance became the war cry of 80s rock as videos paved the way for glamorous new stars. There were New Kids On The Block, Paula Abdul, Madonna, Bobby Brown, Milli Vanilli, and those who had been around the block: Sting, Foreigner, Beach Boys, James Brown, and Robert Palmer. Mega-stars Michael Jackson, Madonna, Bon Jovi, and U2 shot to the top of the charts as rap started easing its way up to the mainstream. » 
  90. Henderson, Alex. «Rap metal en Allmusic por Alex Henderson». Allmusic. Archivado desde el original el 13 de noviembre de 2010. Consultado el 21 de octubre de 2009. 
  91. «Página dedicada a la recapitulación de la historia del TNBM». Archivado desde el original el 7 de enero de 2010. Consultado el 23 de septiembre de 2009. 
  92. «THE 7 GATES OF HELL VENOM'S HISTORY». web.archive.org. 5 de diciembre de 1998. Archivado desde el original el 5 de diciembre de 1998. Consultado el 16 de diciembre de 2020. 
  93. «Radiohead:OK Computer». Archivado desde el original el 2 de octubre de 2007. Consultado el 28 de septiembre de 2007. 

FuentesEditar

LibrosEditar

  • Aswell, Tom (2010). Louisiana Rocks! The True Genesis of Rock & Roll (en inglés). Gretna, Luisiana: Pelican Publishing. ISBN 978-1-58980-677-1. Consultado el 27 de marzo de 2022. 
  • Blair, John (1985). The Illustrated Discography of Surf Music, 1961–1965 (en inglés) (2.a edición). Ypsilanti, Míchigan: Pierian Press. ISBN 0-87650-174-9. 
  • Bogdanov, Vladimir; Woodstra, Chris; Erlewine, Stephen Thomas, eds. (2002). All Music Guide to Rock: the Definitive Guide to Rock, Pop, and Soul (en inglés) (3.a edición). Milwaukee, Wisconsin: Backbeat Books. ISBN 0-87930-653-X. 
  • Bogdanov, Vladimir; Woodstra, Chris; Erlewine, Stephen Thomas, eds. (2003). All Music Guide to the Blues: The Definitive Guide to the Blues (en inglés) (3.a edición). Milwaukee, Wisconsin: Backbeat Books. ISBN 0-87930-736-6. 
  • Borack, John M. (2007). Shake Some Action: The Ultimate Power Pop Guide (en inglés). Not Lame Recording Company. ISBN 978-0-9797714-0-8. 
  • Brocken, Michael (2003). The British Folk Revival 1944–2002 (en inglés). Aldershot, Inglaterra: Ashgate. ISBN 0-7546-3282-2. 
  • Browne, Ray B.; Browne, Pat, eds. (2001). The Guide to United States Popular Culture (en inglés). Madison, Wisconsin: Popular Press. ISBN 0-87972-821-3. 
  • Buckley, Peter, ed. (2003). The Rough Guide to Rock (en inglés) (3.a edición). Rough Guides. ISBN 9781843531050. 
  • Campbell, Michael; Brody, James (2007). Rock and Roll: An Introduction (en inglés) (2.a edición). Belmont: Thomson Schirmer. ISBN 978-0-534-64295-2. 
  • Campbell, Michael (2008). Popular Music in America: The Beat Goes On (en inglés) (3.a edición). Boston, Massachusetts: Cengage Learning. ISBN 978-0-495-50530-3. 
  • Chambers, Iain (1985). Urban Rhythms: Pop Music and Popular Culture (en inglés). Basingstoke: Macmillan. ISBN 0-333-34011-6. 
  • Collins, John (2002). Chuck Berry: The Biography (en inglés). Inglaterra: Aurum Press. ISBN 978-1-85410-873-9. Consultado el 27 de marzo de 2022. 
  • Covach, John; M. Boone, Graeme, eds. (1997). Understanding Rock: Essays in Musical Analysis (en inglés). Oxford: Oxford University Press. ISBN 0-19-510005-0. 
  • Curtis, Jim (1987). Rock Eras: Interpretations of Music and Society, 1954–1984 (en inglés). Madison, Wisconsin: Popular Press. ISBN 0-87972-369-6. 
  • Dale, Roger, ed. (1981). Education and the State: Politics, Patriarchy and Practice (en inglés). Londres: Taylor & Francis. ISBN 0-905273-17-6. 
  • DeCurtis, Anthony, ed. (1992). Present Tense: Rock & Roll and Culture (en inglés). Duke University Press. ISBN 0-8223-1265-4. 
  • Denisoff, R. Serge (1986). Tarnished Gold: the Record Industry Revisited (en inglés). Schurk, William L., contr. (3.a edición). Nuevo Brunswick, Nueva Jersey: Transaction Books. ISBN 0-88738-618-0. 
  • Frith, Simon; Goodwin, Andrew, eds. (1990). On Record: Rock, Pop, and the Written Word (en inglés). Abingdon: Routledge. ISBN 0-415-05306-4. 
  • Frith, Simon; Straw, Will; Street, John, eds. (2001). The Cambridge Companion to Pop and Rock (en inglés). Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 0-521-55660-0. 
  • Harry, Bill (1985). The Book Of Beatle Lists (en inglés). Poole, Dorset: Javelin. ISBN 0-7137-1521-9. 
  • Hatch, David; Millward, Stephen (1987). From Blues to Rock: an Analytical History of Pop Music (en inglés). Manchester: Manchester University Press. ISBN 0-7190-1489-1. 
  • Hicks, Michael (2000). Sixties Rock: Garage, Psychedelic, and Other Satisfactions (en inglés). Champaign, Illinois: University of Illinois Press. ISBN 0-252-06915-3. Consultado el 27 de marzo de 2022. 
  • Hoffmann, Frank W., ed. (2004). Encyclopedia of Recorded Sound, Volume 1 (en inglés) (2.a edición). Nueva York: CRC Press. ISBN 0-415-93835-X. 
  • Millard, André (2004). The Electric Guitar: A History of an American Icon (en inglés). Baltimore, Maryland: Johns Hopkins University Press. ISBN 0-8018-7862-4. 
  • Mitchell, Gillian (2007). The North American Folk Music Revival: Nation and Identity in the United States and Canada, 1945–1980 (en inglés). Aldershot, Inglaterra: Ashgate Publishing. ISBN 978-0-7546-5756-9. 
  • Perone, James E. (2004). Music of the Counterculture Era American History Through Music (en inglés). Westport, Connecticut: Greenwood. ISBN 0-313-32689-4. 
  • Perone, James E. (2009). Mods, Rockers, and the Music of the British Invasion (en inglés). Westport, Connecticut: Praeger Publishers. ISBN 978-0-275-99860-8. 
  • Roberts, Jeremy (2001). The Beatles (en inglés). Mineappolis, Minnesota: Lerner Publications. ISBN 0-8225-4998-0. 
  • Scheurer, Timothy E. (1989). American Popular Music: The Age of Rock (en inglés). Madison, Wisconsin: Popular Press. ISBN 0-87972-468-4. 
  • Schwartz, Roberta F. (2007). How Britain Got the Blues: The Transmission and Reception of American Blues Style in the United Kingdom (en inglés). Aldershot, Inglaterra: Ashgate Publishing. ISBN 978-0-7546-5580-0. 
  • Shepherd, J., ed. (2003). Continuum Encyclopedia of Popular Music of the World: Volume II: Performance and Production (en inglés). Nueva York: Continuum. ISBN 0-8264-6322-3. 
  • Shuker, Roy (2001). Understanding Popular Music (en inglés) (2.a edición). Abingdon: Routledge. ISBN 0-415-23509-X. 
  • Shuker, Roy (2005). Popular Music: The Key Concepts (en inglés) (2.a edición). Abingdon: Routledge. ISBN 0-415-34770-X. 
  • Simonelli, David (2013). Working Class Heroes: Rock Music and British Society in the 1960s and 1970s (en inglés). Lanham, Maryland: Lexington Books. ISBN 978-0-7391-7051-9. 
  • Starr, Larry; Waterman, Christopher (2007). American Popular Music (en inglés) (2.a edición). Oxford: Oxford University Press. ISBN 0-19-530053-X. 
  • Studwell, W.E.; Lonergan, D.F. (1999). The Classic Rock and Roll Reader: Rock Music from its Beginnings to the mid-1970s (en inglés). Abingdon: Routledge. ISBN 0-7890-0151-9. 
  • Théberge, P. (1997). Any Sound you can Imagine: Making Music/Consuming Technology (en inglés). Middletown: Wesleyan University Press. ISBN 0-8195-6309-9. 
  • Wade, Stephen, ed. (2001). Gladsongs and Gatherings: Poetry and its Social Context in Liverpool Since the 1960s (en inglés). Liverpool: Liverpool University Press. ISBN 0-85323-727-1. 
  • Warner, Timothy (2003). Pop Music - Technology and Creativity: Trevor Horn and the Digital Revolution (en inglés). Aldershot, Inglaterra: Ashgate Publishing. ISBN 0-7546-3132-X. 

En líneaEditar

  • Gilliland, John (1969). Pop Chronicles (en inglés). University of North Texas Libraries. Consultado el 7 de febrero de 2022. 

Enlaces externosEditar