Guillermo Silveira

pintor y escultor español (1922-1987)

Guillermo Silveira García o García-Galán (Segura de León, Badajoz, 11 de enero de 1922-Badajoz, 11 de mayo de 1987), más conocido solo como Silveira, fue un pintor y escultor español de formación básicamente autodidacta, considerado por la crítica especializada como un artista «de trayectoria amplia, estética renovadora y moderna para su tiempo, […] reflejo de un lenguaje plástico propio y diferente»,[3][4]​ en el que se entremezclan a menudo «dibujos, óleos, gouaches, látex, témperas…»,[5]​ que «pronto encontró su personal camino por la vía de un formalismo al tiempo monumental e ingenuo, centrándose su temática en escenarios de marginación y pobreza que evoca con particular acento poético».[6]

Guillermo Silveira
Retrato de Guillermo Silveira.jpg
Retrato del artista publicado en 1996.[1]
Información personal
Nombre de nacimiento Guillermo Silveira García
Otros nombres Guillermo Silveira García-Galán
Nacimiento 11 de enero de 1922
Segura de León, Badajoz,
España Bandera de España
Fallecimiento 11 de mayo de 1987 (65 años)
Badajoz, España Bandera de España
Causa de la muerte Infarto agudo de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Badajoz Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Badajoz (oct. 1954-may. 1987)
Nacionalidad Española
Lengua materna Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Características físicas
Altura 1,70 m, aprox.
Familia
Padres Román Silveira Nieto
Luisa García Pardo
(matrim.º c. 1917/8)
Cónyuge Amalia Antonia Calixta Lanot Rodríguez
(matrim.º ermita de la Virgen de la Soledad, 30 de agosto de 1947)
Hijos María Luisa (fam. Marisol)
"Muere su segundo hijo a poco de nacer, […]"[2]
María Guadalupe
María Teresa
María Rosa
María Lourdes
Información profesional
Ocupación Meteorólogo del Ejército del Aire, profesor de Modelado y Vaciado, pintor y escultor
Área Pintura
Años activo c. 1945-1987
Empleador Ejército del Aire Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Informalismo, expresionismo y posimpresionismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Sol de invierno (1959)
"Esculturas arquitectónicas"
    – Virgen de los Ángeles (1960)
    Cristo Redentor (1962)
La cuerda rota (1962)
Estructura n.º 6 o Fragua (1966)
Fábricas (1966)
Mosaicos de Valdebótoa (1967)
Paisaje (canal de riego) (1968)
Palomas blancas sobre tejado gris (c. 1969)
En una esquina cualquiera (1972)
La nave Argón (1981)
Hombres y máquinas (1984)
Distinciones Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco, de tercera clase (1977)
Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo (1984)
Firma Firma de Guillermo Silveira. 01.png
Web
Sitio web

Como escultor y muralista destacan entre otras obras la imagen neobarroca de la Virgen de los Ángeles más dos bajorrelieves laterales que ocupan la capilla central de la Puerta de Palmas de Badajoz (1960), las tituladas Estructura n.º 6 o Fragua (1966) y Escultopintura para una meditación (1971), la composición al óleo Fábricas, ubicada originariamente en la Escuela Sindical de Formación Profesional de Fregenal de la Sierra (1966), los dos mosaicos de iconografía religiosa destinados a decorar el porche de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa (junio-julio de 1967), etc.

En el contexto del panorama artístico regional de mediados del siglo XX, representado casi en exclusiva por el costumbrismo realista de Eugenio Hermoso y Adelardo Covarsí,[7]​ se le tiene por «pionero» del arte de vanguardia en Extremadura, más exactamente en Badajoz,[8][9][10]​ al que aportó su particular predilección por la escultopintura y el empleo de nuevos materiales en la ejecución de la obra plástica, «por algo/pues también es escultor»:[11][12]

Silveira, primer rupturista de la estética costumbrista dominante, presenta una realidad deformada expresivamente, con un trasfondo de dulzura y melancolía. Desde el punto de vista técnico, la introducción de materiales diversos implica también una apertura.
Andrés Ordax, Salvador; et al. (2006). Monumentos artísticos de Extremadura I (3.ª edición). Badajoz: Editora Regional de Extremadura. p. 123. ISBN 8476719493. [13]

Entre otros galardones obtuvo Medalla de Cobre de la XX Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por El puente (Sevilla, diciembre de 1962), Primer Premio y Medalla de Oro de la IV Bienal de Pintura Extremeña por Palomas blancas sobre tejado gris (Plasencia, Cáceres, mayo-junio de 1970), Tercer Premio de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo (Sevilla, julio de 1970) por La cuerda rota,[14]​ Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura por En una esquina cualquiera (Sevilla, mayo de 1975),[15][16]​ Primer Premio del III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso por Hombres y máquinas (Fregenal de la Sierra, Badajoz, diciembre de 1984).[17][18]​ Estilísticamente fue catalogado por el Museo Español de Arte Contemporáneo (MEAC) dentro del llamado «intimismo narrativo».[19]

Junto al grueso de su producción artística se conservan además una serie de escritos en forma de comentarios y pensamientos sueltos o manifestaciones a la prensa en los que el autor, generalmente a través de su personal visión de algunas de sus piezas más representativas como La cuerda rota, Palomas blancas sobre tejado gris, En una esquina cualquiera o Fidelidad, advertía «sin herir» de los efectos de un «mundo tan civilizado [que] nos está engullendo a todos».[20][21]

TrayectoriaEditar

Origen y aprendizajeEditar

Familia de maestros, artistas y militares (1922-1939)

Guillermo fue el mayor de los dos hijos y tres hijas del matrimonio formado hacia 1917/8 por la barcarroteña «muy sensible al arte y la cultura, que practicaba el bel canto» Luisa García Pardo y el emeritense «de ascendencia galaicoportuguesa vasca, […] aficionado a la Metafísica y las Matemáticas» Román Silveira Nieto,[22]​ miembro del Cuerpo de la Guardia Civil,[23]​ lo que lo llevó a vivir por norma general durante cortos periodos de tiempo en Segura de León, donde nació a las 7:30 horas del miércoles 11 de enero de 1922 y en cuya iglesia parroquial de la Asunción fue bautizado el 8 de febrero por el cura regente Bernardo López Guillén,[24][25]​ Madrid, Sobradillo, Almendralejo (c. 1928-1929,[26]​ en que comenzó un segundo ciclo de sucesivas «Escuelas Nacionales»),[22][27]​ Sevilla (Román fue destinado a la ciudad como encargado de la vigilancia del recinto de la Exposición Iberoamericana inaugurada por Alfonso XIII el 9 de mayo de 1929),[ver aquí] Sigüenza; Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, Azuaga (1933-1934), Fregenal de la Sierra, Oliva de la Frontera (agosto de 1936-c. 1938) y Zafra (hasta diciembre de 1939), de regreso a la provincia pacense.[28]

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Guillermo Silveira Galán (ntral. Valverde de Leganés)[30]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Román Silveira Nieto (ntral. Mérida, n. 1889/90, "guardia civil")[29]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Felisa Nieto Baquedano (ntral. Salvaleón)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Guillermo Silveira García
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Juan García Moreno (ntral. Oliva de la Frontera)[32]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Luisa García Pardo (ntral. Barcarrota, n. 1902/3, "dedicada a sus labores")[31]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Francisca Pardo Gata (ntral. Oliva de la Frontera)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Para la propia familia el pequeño evidenció desde el principio una pronta preferencia por el dibujo y las actividades manuales unida a «cierta curiosidad investigadora» que el mismo artista relató de este modo:

Según mis mayores fui un niño de aspecto tranquilo pero de temperamento excitable que mostré desde el primer momento una temprana inclinación por rayar cartones y paredes con lapiceros y tizas, a la vez que manifesté cierta curiosidad investigadora por los objetos metálicos (lo que me llevó a destrozar cuantos caían en mis manos), así como determinada habilidad para los trabajos manuales y las construcciones mecánicas, todo ello a partir de pobres materiales encontrados en mis correrías infantiles.[33]

Ya en Sigüenza (1930-1932), «cuando aparecen los móviles de Calder y muere María Blanchard»,[34]​ llamaron su atención un grupo de pintores franceses que con cierta asiduidad llegaban atraídos sobre todo por las vistas de su fortaleza, utilizada justamente entonces como casa cuartel de la Guardia Civil, lo que según sus propias palabras le hizo descubrir el «cauce» de su futura ocupación artística:

Pintores posimpresionistas franceses, de viaje por España, llegaron a Sigüenza dedicándose a pintar rincones de la ciudad y paisajes. Ya sus sueños y abstracciones han encontrado un cauce definido y real. Pide a su madre colores, y recortando cartones de cajas de zapatos que le sirven de soporte pictórico, sigue a los artistas con su pobre bagaje, […] imitando su estilo de ejecución…[35][36]
 
Fregenal de la Sierra, Badajoz. Vista parcial de la antigua sede del instituto de segunda enseñanza de la localidad en el que Guillermo Silveira estudió los dos primeros cursos de bachillerato durante los años comprendidos entre 1934 y 1936.

Entre 1934 y agosto de 1936 residió en el n.º 5 de la céntrica calle Eugenio Silvela de Fregenal de la Sierra,[37]​ donde como alumno oficial estudió los dos primeros cursos de bachillerato en el instituto de segunda enseñanza de la localidad,[38]​ al mismo tiempo que «por iniciativa propia» tomó clases de Dibujo, Colorido, Composición y Figura «en el estudio-taller» del artista y profesor de dicho centro Rafael Gómez Catón,[39][40]​ con el que según sus normas esencialmente académicas comenzó por afrontar el estudio de modelos de yeso, bodegones o a lo sumo algún paisaje, lo que le facilitó un dominio inicial de las formas depurado a comienzos de la década de los cincuenta como alumno libre de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy de Salamanca en la que asistió a clases nocturnas de Dibujo del Natural, Pintura, Escultura y otras materias.[41]

Sin embargo todo indica que sus métodos didácticos no lograron despertar el interés del joven, quien muchos años después relatará que abandonó el sistema «por creer que no estaba en consonancia con su libertad de expresión ni los conceptos artísticos aprendidos de los posimpresionistas franceses que guiaron sus primeros pasos»:[42][43]

En realidad, soy autodidacta; he pintado mucho en Santiago, Zaragoza, Pamplona, Salamanca, Valladolid, […] En Fregenal de la Sierra, tuve dos profesores magníficos: don Eugenio Hermoso y don Rafael Catón, que me alentaron y me dieron consejos, siendo en aquella época mi pintura clásica.[44]

También a este respecto se tienen noticias documentales de que por las tardes de este trienio se dedicó por propia iniciativa al «estudio de luz y color en el paisaje [caracterizado cromáticamente por el] empleo de tierras, sienas, ocres, grises, verdes ceniza y blancos como elementos representativos del campo extremeño […] de tendencia impresionista».[45]

En cuanto a su relación con Eugenio Hermoso, se limitará a decir poco más que esporádicamente «le aconsejó y aleccionó uno de los veranos anteriores al de 1936»:[46][47]

Rafael Catón le presenta un verano a Eugenio Hermoso y le muestra sus pinturas. Reparos por la distorsión y el color. Consejos.[48][49][50]
ESTUDIANTE de bachillerato en Fregenal de la Sierra (Badajoz) recibe clases de Colorido y Dibujo de su profesor Rafael Catón en cuyo estudio-taller conoce a Eugenio Hermoso que lo alienta, aconseja y quien le da lecciones esporádicas.[51]

A principios de agosto del año citado tuvo lugar el encarcelamiento de Román en Badajoz y la consiguiente «baja definitiva en el servicio activo»,[52]​ lo que obligó a Luisa a trasladarse a Oliva, donde residía su padre (su madre ya había fallecido),[53]​ con su prole conformada en aquel momento por Guillermo (1922), Luis (Madrid, 1924), Luisa (Sevilla, 1930) y Francisca, nacida en Fregenal el 28 de noviembre de 1935.[54]​ Por último, en la segunda mitad de la década siguiente (1946), nació en Zafra una tercera hija a la que se le puso de nombre Guillermina.[55]

Guillermo Silveira a la edad de dos años. Fotografía tomada probablemente en Madrid hacia 1924.  
Guillermo (izda.) y Luis Silveira con su madre (sentada) y quizá la joven que la ayudaba en las tareas domésticas. Sobradillo (Salamanca), 1927.  
Guillermo (izda.) y Luis Silveira con sus padres en la Plaza de América de Sevilla, 1929.  
Guillermo (izda.) y Luis Silveira en Sevilla, 1929.  
Inconformismo, iniciación a la Escultura, paisajes, estancias y vivencias (1939-1954)

Una vez acabada la Guerra Civil, que el propio artista admitió que le produjo «gran impacto y huella en tanto que su padre está en la [misma]»,[56]​ el 29 de diciembre de 1939 ingresó voluntario en el Ejército del Aire, más concretamente en el antiguo aeródromo militar de Tablada, donde realizó un curso especial de auxiliar de Meteorología de resultas de lo cual fue trasladado en años posteriores a Jerez de la Frontera (marzo-julio de 1940), el Observatorio Astronómico de Huelva (diciembre de 1941-1943, salvo un corto regreso a Sevilla), Salamanca (febrero de 1943-1944), Santiago de Compostela (1947, en que efectuó su primera venta artística), Valladolid (1948, donde entabló una estrecha amistad con el pintor local Manuel Mucientes junto al que pintó rincones del denominado «Campo Grande» y otros paisajes urbanos y rurales), Pamplona (noviembre de 1948-1951), Zaragoza (julio de 1951-1952),[57]Salamanca (julio de 1952-1954) y, definitivamente (ya había estado destinado entre 1944 y 1947),[58]Talavera la Real, en cuya base aérea desempeñaría las funciones propias de su cargo hasta su jubilación total en enero de 1987 como capitán auxiliar del Ejército del Aire,[59]​ previo pase a la «reserva activa» por O. M. de 3 de diciembre de 1981.[60]

 
Catálogo de autores de la "IV Exposición de Artistas Locales". Casino de Salamanca, 13-20 de diciembre de 1953 (fragmento).

Estando en Salamanca (diciembre de 1953), participó en una extensa muestra de trabajos de más de treinta artistas provinciales y alumnos de San Eloy (se expusieron también varios cuadros del onubense Daniel Vázquez Díaz) a la que concurrió con dos obras: Lluvia en el bosque, «de tendencia expresionista-surrealista», y «un bodegón con objetos de barro» que tras ser mostrado «en un escaparate» fue vendido en Badajoz al poco tiempo de su llegada a la ciudad a finales de 1954. Mientras que la primera fue rechazada desde un primer momento, el Bodegón (n.º 51 del catálogo) fue tratado tan duramente por la crítica que incluso se le auguró al autor que si seguía por ese camino «no [llegaría] a ninguna parte».[61]

Pertenecen también a esta fase que el artista calificó a posteriori de «oscura y transicional pero rica en experiencias» numerosos dibujos y pinturas de Huelva (barcos, muelles, obreros portuarios), Rota, Cádiz, Algeciras (pescadores, suburbios), diversas vistas de la costa gallega, el Pirineo navarro, Roncesvalles, La Rioja, «las "bordas" francesas», las riberas del Tormes, así como tres pequeños bodegones (óleo sobre tablex, 6 x 9 cm cada uno) realizados muy probablemente durante su segunda estancia en Salamanca a principios de la década de los cincuenta.[62]

Acerca de los temas que empezaron a atraerle por entonces se conserva entre varios otros el siguiente apunte autobiográfico:

Llaman su atención los puertos, fábricas y estaciones, suburbios, tapias y postes, maquinarias abandonadas en caminos y arrabales, […] el mundo del trabajo humilde son realidades que pasan a su campo plástico.[63]

Respecto a su paralela formación escultórica cabe citar su paso por la Escuela Profesional de Artesanos de Badajoz (1945-1946), donde estudió Modelado y Vaciado con el escultor y marmolista Ángel Zoido, autor entre otras obras del basamento de la estatua de bronce de Luis de Morales de la capital y declaradamente contrario a cualquier clase de ismo:[64]

Si yo fuera alguien, me atrevería a pedir a la Delegación de Cultura y a todo organismo oficial, con el mayor respeto, que no permitieran navegar en sus aguas jurisdiccionales, y mucho menos remolcar, a esos navíos de tan pronunciada escora. Aunque no sea más que por higiene mental. ¡Al diablo abstractos, maculativos [sic], "collages", figurativos y otras zarandajas por el estilo.[65]

Primera época (1954-c. 1970)Editar

Desde que fijó su residencia en Badajoz a mediados de octubre de 1954,[6][66]​ su pintura evolucionó «en silencio» de unos primeros cuadros de corte expresionista-surrealista a una serie de piezas de marcado tono existencial en las que fue creando un mundo «singular» de fábricas abandonadas, estaciones de ferrocarril, suburbios, maternidades, violinistas ambulantes y artistas de circo,[67]​ cuyos componentes esenciales se pueden rastrear en autores como Marc Chagall, Marcel Gromaire, el belga Constant Permeke, «la escultura de Julio González, Eduardo Chillida y Henry Moore» y en general el arte de vanguardia de la época:[27]

Desechados algunas formas tradicionales y el impresionismo, se sumerge en creaciones subjetivas de cierta figuración cuyas apoyaturas tienen lugar en las vivencias y experiencias del periodo [que va de] 1940 a 1952, de la que destacan su especial forma de ver e interpretar el mundo del trabajo, las tristezas y honduras de los marginados y su entorno, los suburbios, máquinas abandonadas en caminos, arrabales, estaciones y puertos, etc.[68]
Siempre me atrajeron como un poderoso imán el mundo del trabajo, las tristezas y honduras de los humildes calzados de alpargatas.[69]

Sobre el ambiente cultural y artístico de la ciudad cabe hablar en estos años de mediados del siglo de una cierta tendencia a la incorporación a las nuevas corrientes europeas manifiesta sobre todo en los pintores Francisco Pedraja y Antonio Vaquero Poblador, el escritor y periodista José López Prudencio, los poetas Manuel Monterrey, Manuel Pacheco y Álvarez Lencero, muchos de los cuales se reunían con asiduidad en las instalaciones de Radio Badajoz en la Avda. Cristóbal Colón, los salones de la Real Sociedad Económica de Amigos del País los martes o la tertulia de Esperanza Segura (sobrina de Adelardo Covarsí) los sábados, más conocida por esta circunstancia como el Club de los Sabáticos:[70][71]

[…] aparecen Pedraja, Borayta, Silveira, Julián Pérez Muñoz, Manuel Parralo y sobre todo Barjola y Ortega Muñoz. Estos dos últimos generando vivas polémicas entre los críticos y el público cuando exponen sus rompedoras obras en un Badajoz no hecho aun a sus rotundamente nuevos modos expresivos.
González Rodríguez, Alberto; et al. (2017). Juan Valdés – Exposición 16 de mayo-1 de julio de 2017. Badajoz: Museo Provincial de Bellas Artes. p. 57. ISBN 978-8469727096.

En el caso concreto de Silveira fue el propio autor quien puso de relieve en este aspecto su «toma [de] contacto con poetas, escritores y arquitectos del mundo cultural de la provincia» como el antes mencionado Luis Álvarez Lencero, Antonio Zoido, Enrique Segura Otaño, director por entonces del Centro de Estudios Extremeños y padre de Esperanza, o Francisco Vaca Morales, así como el hecho de que «en el verano de [1959], veintisiete años después de sus primeras experiencias pictóricas formativas, visto el panorama artístico-cultural, [decidió solicitar] una exposición personal en las salas de la Casa de la Cultura de la Diputación».[72]

Guillermo Silveira García-Galán – Pintor y escultor autodidacta

Treinta y una de aquellas pinturas iniciales, de «temática figurativa enmarcadas en un expresionismo subjetivo la mayoría y de carácter posimpresionista otras»,[73]​ se exhibieron finalmente desde el martes 1 de diciembre de 1959 (hasta aquellos momentos se habían apilado en el estudio sin ninguna intención de ser expuestas) en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo,[74][75][76]​ que fueron acogidas por el público «con hostilidad mayoritaria, casi con escándalo».[77][78]​ Así lo refirió el crítico de Arte del diario Hoy Antonio Zoido, quien desde primera hora apostó decididamente por Silveira –que pronto iba a cumplir treinta y ocho años–, resaltando lo novedoso de su aportación, la fuerza para adentrarse en terrenos poco vistos todavía en el Badajoz de aquellos años,[79]​ en los que «dentro de la línea audaz –ya tratada con largueza– de que hablamos al principio, el pintor pugna y encuentra a veces su propia originalidad. Y esto no es poco».[80]

A la hora de poner el acento en algunas de estas obras destacó «las figuras tristes y achinadas a lo Modigliani» de la Muchacha de la blusa moteada o Dama exótica, la composición Los desahuciados «como arquetipo de lo que puede llamarse "pintura social"», los bodegones Jarra de siemprevivas, «sencillo y sin trampa», y Jarra y cebollas, «recio, fuerte, logrado» (todas ellas en paradero desconocido), tanto como los paisajes Rocas y pastos («ejemplo de lo que un artista puede sacar del fondo pisoteado de lo cotidiano», reproducido a una sola tinta en la cubierta del correspondiente folleto de mano), «tan dulces y entonados como El valle» y sobre todo Sol de invierno (impreso al dorso), para Zoido, «acaso el mejor óleo de la muestra». Desde un punto de vista negativo mencionó también Plazuela («ingenuo ensayo titubeante»), El arrabal («tan solo abocetado») y Otoñal (ejecutado «con demasiada violencia»).[80]

Igualmente el jienense Ismael Caro Cañas (Monte de soledad [«poema al cuadro "Piedras y pastos" del pintor amigo Guillermo Silveira García-Galán»],[81]​ 3 dic. 1959) y el poeta y prosista extremeño Manuel Pacheco (Poema a la pintura de Silveira [«Tu pintura no tiene ni un magnolio / donde posar la cara […] Pero yo te saludo en tu pintura / que tiene en su color como una llaga / que pone en las miradas de los tibios / un puñetazo de alma»],[61]​ dic. 1959, reproducido parcialmente en el díptico de la exposición de óleos celebrada en Mérida justo dos años después) manifestaron su apoyo al nuevo artista.[82]

 
Puerta de Palmas, Badajoz. Detalle de la capilla central.

"Llama a sus obras 'esculturas arquitectónicas'; como la que realizó para la Puerta de Palmas […], con un peso de cerca de doscientos cincuenta kilos y una altura de casi dos metros".[83]

Asimismo el arquitecto municipal y crítico de Arte Francisco Vaca Morales le dedicó un artículo que no llegó a publicarse en aquellas fechas,[84]​ en el que afirmaba que «desde aquella magnífica [exposición] del maestro Ortega Muñoz [tras la que] nuestra ciudad se había quedado algo asustada por el golpe […] la sorprendente revelación ha sido ahora la de Silveira, […] que ha venido a turbar nuestro tranquilo descanso».[85][86]​ Cuando a los pocos meses dirigió los trabajos de reforma de la Puerta de Palmas el Ayuntamiento a instancias del propio Vaca le encargó una escultura de la Virgen de los Ángeles más dos bajorrelieves laterales que ocupan desde entonces la capilla central de la construcción, tapiada en 1761.[87][88]

Se conoce también en este aspecto uno de los dos estudios realizados en 1960 «para el Cristo Redentor del monumento [diocesano] en el Cerro Gordo de Badajoz a los Sagrados Corazones de Jesús y María», de quince metros de altura,[89]​ conservado desde la década de los ochenta en el Museo Provincial de Bellas Artes.[90][91]

A lo largo de los tres años siguientes expuso treinta y tres obras en el Liceo de Mérida (diciembre de 1961), veintisiete en Punta Umbría (agosto de 1962, adonde llegó precedido ya de cierta fama de «pintor vanguardista») y por segunda vez en Badajoz (mayo de 1963).[92]​ Presentó treinta piezas, en gran parte paisajes urbanos y rurales (19), seis marinas…, así como nueve retratos escultóricos «de muy conocidas personas de nuestra ciudad»,[93]​ entre los que Antonio Zoido subrayó en especial los de María Teresa Jiménez Carlos (el «mejor de ejecución, concepción y logrado carácter») y el escritor y militar navarro afincado en la capital Enrique Segura Otaño:[94]

Me cuesta muy poco trabajar el barro. En dos sesiones, de un par de horas cada una, puedo terminar un busto. Yo dejo que el modelo se mueva y hable y ande. No me gusta captarlo parado, como si fuese una fotografía. Mientras él se mueve y vive y actúa, yo lo observo y así –más que el retrato físico– lo que saco es su retrato espiritual o anímico.[95]

De semejante forma que a raíz de su primera muestra en solitario lo fueron Caro y Pacheco, esta vez será el poeta y escultor Luis Álvarez Lencero el autor de la reseña literaria de los últimos trabajos de un «tan vital como intenso» Guillermo Silveira,[94]​ «QUE APEDREA LOS LIENZOS CON SU CORAZON DE PAN Y ES MI AMIGO, Badajoz y 1963».[61]

 
Documento emitido con fecha 28 de diciembre de 1962 por el que el jefe provincial de la Obra le comunicaba a Guillermo Silveira G. Galán que el jurado calificador le había otorgado el decimocuarto premio consistente en Medalla de Cobre (Tercera) y 750 pesetas de la "XX Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso" celebrada en Sevilla del 15 al 29 de diciembre por su cuadro El puente.

También por aquel entonces obtuvo Diploma de Honor y 1500 pesetas de la X Exposición Provincial de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso (Badajoz, julio de 1962) por Cruce de calles,[96][82][97]​ Medalla de Cobre (Tercera) y 750 de la XX Exposición Nacional de Arte de la organización (Sevilla, diciembre de 1962) por El puente,[98][99][100]​ además del Premio Ayuntamiento de Cáceres de la I Gran Bienal de Pintura Extremeña (Mérida, julio de 1963) por Cerro de los humildes, reproducido en el periódico ABC del martes 23 junto a la obra de Bonifacio Lázaro (Primer Premio) y la acuarela de José Antonio Ferreiro (Premio Ayuntamiento de Badajoz).[101][102][97]

Por el folleto de mano del certamen de Sevilla y otros documentos generados a raíz de la concesión del premio se conoce que el jurado calificador estuvo integrado en aquella ocasión por los pintores Eduardo Acosta Palop, José Fernández Venegas y Luis M. Valenzuela, los críticos de Arte José Hierro y Carlos Antonio Areán y el representante de la Obra Isidoro Carmona Salinas, que además del óleo galardonado (tasado en 4000 pesetas) presentó los cuadros El adiós, Romántica dulzura, Cruce de calles y Callejón, valorados respectivamente en 7000, 3000, 5000 y 3000, así como que con fecha 15 de enero de 1963 el jefe provincial de la organización Vicente de Lemus Bengoechea le envió copia del acta del fallo del jurado, dos ejemplares del catálogo y medalla conmemorativa del evento diseñada por el emeritense Juan de Ávalos. Participó también en el concurso el pintor de Ceclavín Victoriano Martínez Terrón que consiguió una Segunda Medalla por Arrabal cacereño.[103]

En los meses siguientes concurrió al III Premio Valdepeñas y XXIV Exposición Manchega de Artes Plásticas organizado en septiembre de 1963 por la FET y de las JONS al que presentó los óleos Éxodo hacia el sol (n.º 86) y Joven maternidad (n.º 89),[104][105][106]​ y XII Exposición de Otoño celebrada del 1 de noviembre al 1 de diciembre en el Pabellón Mudéjar de la Plaza de España de Sevilla en homenaje a los pintores Eugenio Hermoso (f. 2 feb. 1963) y Joaquín Sorolla (con motivo del primer centenario de su nacimiento),[107]​ a la que envió las obras tituladas El puente (ya premiada en el año anterior), Paisaje urbano, Paisaje y figuras, Dama exótica, Romántica dulzura y Último arco, valoradas en caso de venta por el autor en 10 000, 8000, 6000, 4000, 3000 y 3000 pesetas, respectivamente.[108]

Respecto a su trabajo de escultor se puede destacar su aportación a la Exposición Nacional de Recursos Turísticos (EXPOTUR) celebrada en el palacio de exposiciones del Instituto Nacional de Industria (INI) de Madrid del 20 de junio al 20 de julio de 1963 a la que concurrió con dos reproducciones de otras tantas obras custodiadas en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida: la cabeza de Augusto velado (aglomerado de polvo de mármol, 34 x 25 x 21 cm, aprox.) y la figura de cuerpo entero considerada comúnmente como de la diosa Proserpina,[109]​ del mismo material y un peso aproximado de 700 kg, que al final acabó destruida.[110]

Sobre la premura con que se ejecutaron las piezas el periodista Manuel Villamor escribió lo siguiente:

Hace apenas un mes [Silveira] recibió un encargo importante: reproducir dos estatuas romanas de Mérida. El plazo era prácticamente inaceptable. En menos de un mes tenía que reproducir la cabeza del emperador Octavio Augusto y la [figura de la] diosa Proserpina, de cuerpo entero, sin cabeza ni manos, tal y como se encuentra en la actualidad. Las dos esculturas presidirían el "stand" de Badajoz en la Exposición Nacional de Recursos Turísticos o "Expotur" como se la denomina usualmente.[111]

En cuanto a las condiciones en que fueron expuestas concluyó señalando que «no existe ningún rótulo que indique a qué deidad representa, quién la ha reproducido ni a qué lugar de España pertenece. Con la cabeza de Octavio Augusto ocurre otro tanto. Dentro de una vitrina de cristal el visitante ignora si se trata de una escultura original o de una copia, aunque esta particularidad dice mucho a favor de Silveira».[112]

 
"Aquí recibirá 150 pts. diarias, del 11 al 16, […] para que se busque alojamiento por su cuenta".

Entre el 11 y el 16 de noviembre de 1963 asistió como representante provincial al VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística organizado en Madrid por Educación y Descanso y dirigido específicamente «a trabajadores con vocación por la Pintura que han sobresalido en exposiciones y certámenes provinciales y que tienen formación autodidacta pues alternan esta afición con su profesión en el tajo, el taller o la oficina»,[113]​ gracias al cual «estudié el actual momento del arte español contemporáneo y tomé contacto con críticos y artistas».[27][114]

Por la serie de documentos conservados en el Archivo Histórico Provincial de Badajoz se conocen otros datos al respecto como que el «productor que asistirá al Sexto Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística GUILLERMO SILVEIRA GARCIA deberá efectuar su presentación en esta Jefatura Nacional del Paseo del Prado n.º 18 [de Madrid] el próximo lunes día 11 a las 9 de la mañana, [portando] los utensilios de trabajo». Se precisaba también que recibiría sendas asignaciones económicas de 764 pesetas en concepto de gastos de viaje de ida y vuelta a la capital y otras 150 pesetas diarias mientras durara el curso «para que se busque alojamiento por su cuenta».[115]

Tras su conclusión se celebró un certamen con los trabajos llevados a cabo por los participantes. El jurado, compuesto básicamente por el jefe del Departamento de Artes Plásticas del Ministerio de Información y Turismo Carlos Areán y el poeta y crítico de Arte del periódico El Alcázar José Hierro, entregó el «primer premio a don Guillermo García-Galán, de Badajoz» por su obra Payaso triste.[116][117][118]​ Clausuró el evento el secretario general de Sindicatos Pedro Lamata en representación del ministro-secretario general del Movimiento José Solís Ruiz.[119]

Entre otros medios tanto nacionales como provinciales, se hizo eco del desarrollo del curso la revista sindical Tiempo Nuevo en cuyo número de diciembre de 1963 (118) apareció la imagen a una sola tinta de la obra de Silveira como fondo del texto siguiente:

Durante una semana se ha desarrollado en Madrid el VI Curso de Orientación y Especialización Artística…

[…]

La clausura estuvo presidida por el secretario general de la Organización Sindical don Pedro Lamata, en representación del ministro señor Solís, [junto con los señores] Gutiérrez del Castillo y Olivencia Amor, jefe y secretario de la Obra. Después de la última lección, a cargo de don Luis de Sosa, catedrático de la Universidad de Madrid, se entregaron los premios a los pintores galardonados en la exposición celebrada como final de las tareas, los cuales fueron: Mariano de la Concepción Torrija, de Guadalajara; Guillermo García-Galán, de Badajoz; Julia Dorado Davallido, de Zamora, y Manini Giménez de Cisneros, de Granada, que recibieron de manos de los dirigentes citados los galardones correspondientes a premio de conjunto, primero, segundo y tercero, respectivamente.[120]
 
Díptico de la exposición "Pinturas de Silveira". Sala de exposiciones de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País. Celebrada eventualmente en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo.[121]​ Badajoz, 17-25 de diciembre de 1963. Imp. Arqueros.

"En el programa de esta exposición encontramos nuevos intentos expresivos del arte de Silveira: obras en maculatura,[122]​ témpera y aguatinta, látex gouache, collage y otros procedimientos mixtos con distintas clases de materia incorporada y, a veces, de forma textural metálica.
"Vemos también en el catálogo cuatro óleos látex, tres paisajes y una cabeza de Jesús".
ENRIQUE SEGURA.
 
Díptico de la exposición "Pinturas de Silveira" celebrada en la sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida del 9 al 13 de febrero de 1964.

Del 17 al 25 de diciembre de 1963 expuso nuevamente en Badajoz. La «reducida muestra» patrocinada en aquella ocasión por la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País vino precedida de una proyección de cuadros tras la que se inició un coloquio sobre la controvertida pintura de vanguardia en el que intervinieron entre otros Francisco Pedraja, Carlos Pérez Alonso, Bernardo Víctor Carande, Luis Álvarez Lencero y el propio autor,[123][124]​ quien en la inauguración leyó un par de cuartillas a manera de Mensaje pictórico «pleno de aspiraciones renovadoras»,[125]​ del que no se conocen más datos.[126]​ Tanto las piezas presentadas como sus ideas al respecto fueron acogidas con desagrado por gran parte del público y varios artistas locales. Afirmó que «la causa del rechazo a mi pintura se encuentra en no querer molestarse en comprender el mundo en que vivimos».[127]

Acerca de los materiales empleados puntualizó:

El cuadro titulado La tapia, por ejemplo, lleva incorporado a la pintura de una de las paredes elementos metálicos que representan una alambrada e, incluso, papel de estaño para simular cristales. Otros están realizados a base de látex, óleo, collage, maculatura, gouache o témpera.
TORGA (dic. 1963). «Hay quien alaba su pintura y quien se ríe». Hoy. Diálogo sin rodeos (Badajoz). 

Terminó diciendo que «el artista también debe ser fiel a su tiempo y correr paralelo a él o adelantarse. Lo contrario sería retrógrado, sería negativo, sería morir».[127]

En febrero de 1964 volvió a Mérida, esta vez con veintisiete obras «representativas de las diversas facetas de su arte: paisajes urbanos, figuras […] y un bodegón».[128]​ El periodista Díaz Santillana escribió que «la gente discute su arte, su manera de hacer, sus cuadros, en fin, con calor y apasionamiento. […] Unos consideran las obras de Silveira como maravillas de la plástica moderna y al autor poco menos que como un genio incomprendido; otros, por el contrario, las califican de "mamarrachadas", inmersas en el reino del "camelo" y tildan al autor de "histriónico" que bordea los límites de lo grosero».[129]

En cuanto a los recursos plásticos «encontramos nuevas expresiones del arte de Silveira, obras en maculatura, témpera y aguatinta, látex y gouache, collage y otros procedimientos mixtos con distintas clases de materia incorporada y, a veces, de forma textural metálica»,[130]​ en lugar de los consabidos óleos sobre tablex de muestras anteriores. Entre otras obras figuraron El puente, Hombres y máquinas (1963. Técnica mixta sobre papel, 32 x 43 cm), Altos hornos, Mujer descansando, Maternidad joven, etc.[131]

La primera quincena de junio de 1964 tomó parte en el certamen nominado como Les Arts en Europe organizado por el Consejo Europeo de Arte y Estética que reunió «mil trescientas obras de artistas plásticos pertenecientes a todas las naciones europeas». En cuanto a los concursantes españoles resultó galardonado el pintor y catedrático de la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla Amalio García del Moral y Garrido que recibió la correspondiente medalla de manos del alcalde de Bruselas.[132]

En lo tocante a Silveira se conserva una carta remitida desde Madrid con fecha 2 de marzo de 1964 por la que el comisario de la sección nacional Mariano González le hizo saber:

He tomado muy buena nota para el envío a su dirección de las bases […] para poder participar en la exposición "Las Artes en Europa".[133]

También en junio consiguió un accésit en la XXII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso celebrada en el Palacio de Espartero de Logroño por Altos hornos.[134]​ Junto a la pieza premiada presentó además las obras Fábrica,[105]Mujer con niño, Joven maternidad y Encuentro,[135]​ todas ellas ya exhibidas cuatro meses antes en la exposición de Mérida.[136]

Sobre algunos pormenores del certamen se conserva una carta del pintor Jesús Infante fechada el 9 de julio en la que el artista riojano aducía como prueba de la calidad de las mismas el hecho de que «no en vano [los organizadores del evento] han seleccionado una de tus obras [la titulada Fábrica] entre las pocas que habían de aparecer en el catálogo ilustrado de la exposición».[137]

En su vertiente de escultor figurativo realizó por aquella misma época una imagen de la Virgen de Bótoa ejecutada a base de aglomerado de polvo de mármol, ya empleado anteriormente en la Virgen de los Ángeles y los dos bajorrelieves laterales de 1960 y el boceto del Cristo Redentor de 1962, encargada por la dirección del grupo escolar homónimo de la capital.[136][138]​ Por una nota de prensa aparecida en el diario Hoy de 23 de junio de 1964 se sabe más concretamente que el director del mismo «agradeció a todos los presentes la asistencia al acto [inaugural] y dedicó palabras de felicitación al artista señor Silveira, del que dijo que merced a sus inspiradas manos tenía hoy el centro una bellísima imagen de la Virgen de Bótoa de tan modernas líneas y delicados rasgos».[139]

Durante los meses de septiembre a diciembre de 1964 concurrió a la Exposición de Pintores Extremeños en Homenaje a Zurbarán convocada por la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA) con motivo del tercer centenario de la muerte del artista, celebrada primero en el Colegio San Francisco Javier de Fuente de Cantos, pueblo natal del pintor,[140]​ de donde fue llevada finalmente a la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo de Badajoz,[141]​ y en la que se exhibieron piezas de un total de cuarenta y un autores regionales vivos así como del propio Zurbarán, Luis de Morales, Felipe Checa, Adelardo Covarsí, Eugenio Hermoso y Antonio Juez (ambos fallecidos respectivamente en febrero y septiembre del año anterior), etc. En el caso de Silveira se presentaron dos obras que no habían sido expuestas hasta entonces: Formas metálicas y Payaso con niña (óleo sobre madera, 96 x 64 cm. Col. particular, Salamanca), valoradas por Zoido como «el timbrazo de inquietud pulsado fuertemente por [el artista]».[142][136]

En el mismo periodo de tiempo participó en la cuarta edición del Premio Valdepeñas y XXV Exposición Manchega de Artes Plásticas celebrada en septiembre de 1964, a la que concurrió con Vidriera para un aleluya [sic] y Hierros y metales (n.os 35 y 36 del catálogo),[143]​ y la XIII Exposición de Otoño inaugurada en el Pabellón Mudéjar de la Plaza de España de Sevilla la mañana del domingo 18 de octubre,[144]​ en este caso con las ya citadas Formas metálicas (valorada en un precio de venta de 6000 pesetas) y Hombres y máquinas (4000) y Paisaje urbano (8000).[145]

En enero de 1965, junto con Antonio Zoido, Juan Antonio Cansinos Rioboó y Manuel González Gómez, actuó como miembro del jurado del V Concurso de Dibujo y Pintura convocado anualmente con motivo de las fiestas navideñas por la Sección de Cultura y Arte del Grupo de Empresas Díter en las modalidades de «urbanística de Zafra», «temas de libre elección» y christmas.[146]

Del 20 al 28 de marzo participó en la muestra colectiva titulada Siete Artistas Extremeños de Vanguardia celebrada en la sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida en la que expuso las escultopinturas Estructuras metálicas ascendentes, Altar en hierro, Formas metálicas (composición) y Formas,[147]​ reseñadas de este modo por el escritor y periodista del diario Hoy Santos Díaz Santillana y de las que se ignora el paradero:

Guillermo Silveira va más allá del abstracto, empleando los nuevos materiales –hierros, alambres, etcétera– que usan hoy algunos, colocados en la novísima modalidad de la esculto-pintura. Cuatro obras de esta clase –esculto-pintura las subtitula el catálogo– cuelgan en la exposición: "Estructuras metálicas ascendentes", "Altar en hierro", que es un cuadro tremendista, "Composición formas metálicas" y "Formas".[148]

A raíz de la misma Silveira (que hacía tiempo que trataba de crear un núcleo de pintores extremeños vanguardistas) y Pedraja estrecharon los contactos con José Antonio Ferreiro, Moríñigo del Barco y Juan José Narbón considerando asimismo la posibilidad de invitar a formar parte del denominado Grupo ACAREX (Actual Arte Extremeño) a Leopoldo Gragera y Carande. Entre sus proyectos inmediatos se encontraban la elaboración de los correspondientes estatutos, la constitución formal del colectivo, así como la organización de otras tantas muestras de sus obras en Lisboa, Madrid y Barcelona,[149]​ que nunca llegaron a realizarse.[150]

Pinturas y escultopinturas decorativas
 
Díptico de la exposición "Silveira Expone Pinturas". Celebrada en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo. Badajoz, 28 de mayo-junio de 1965. Imp. Provincial.

Del 28 de mayo a junio de 1965 expuso nuevamente en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo bajo el patrocinio de la Diputación Provincial de Badajoz:

El anuncio de esta nueva exposición de Silveira, cuya inquietud artística es de todos conocida, ha despertado gran interés por lo que es de esperar [que] se vea muy concurrida durante los días que permanezca abierta al público.[151]

Constó la muestra de un total de treinta y dos pinturas, «en las que alternan las figurativas con las abstractas en toda la variedad de técnicas y materiales que cultiva este inquieto creador»,[152]​ agrupadas de la siguiente forma por el crítico de Arte Antonio Zoido:

Muy diferentes en importancia y densidad artística son las dos caras, las dos partes de la exposición que hoy nos ocupa. De un lado, obras muy trabajadas, donde la pintura material y la técnica tienen mucho que decir en estructuras, composiciones, escultopinturas, formas decorativas, etc. De otro, una nutrida colección de gouaches y procedimientos análogos, […] a la que eleva y realza la nítida y correctiva ejecución del dibujo y el juego del color, insólitos por su depurada factura en el hacer del artista.

Ambas caras de la muestra convergen, sin embargo, en un punto común: la igual referencia unitaria a la misma mano, el sello personal que –en su variedad– las denuncia.

El primero de estos aspectos –más inteligible y accesible al contemplador medio– le deparará sin duda un éxito que ya adivina la venta en los primeros días de exposición de varios de estos trabajos.[77]

Conforme al listado de obras que aparece en el propio folleto de mano de la muestra, cabe precisar que junto a los habituales paisajes, «temas» y bodegones figurativos (24) de casos anteriores figuraron en esta ocasión una serie de ocho piezas abstractas nominadas por Silveira como «pinturas y escultopinturas decorativas», todas las cuales salvo dos se hallan asimismo en paradero desconocido:

N.º del catálogo Título Localización N.º del catálogo Título Localización
25 Estructura ascendente y espacio 29 Estructura irisada de carácter gótico Col. particular, Madrid
26 Composición para un altar moderno 30 Formas decorativas sobre fondo cálido
27 Composición para un frontis 31 Capricho decorativo de semejanza azteca Col. particular, Madrid
28 Impactos y soldaduras 32 Paisaje de formas en el espacio

Por este mismo motivo se publicó también en el diario Hoy una entrevista realizada por José Manuel G. Torga en la que a las preguntas sobre «dónde has recibido más elogios por tu trayectoria artística» y «¿qué piensas seguir haciendo en el futuro?» respondió:

Aquí [en Badajoz] hay un cierto sector al que le interesan mis creaciones, aunque es minoritario. Fuera, en Madrid y otras ciudades que están más en contacto con las tendencias vanguardistas, atraen sobre todo mis nuevos procedimientos pictóricos.[153]
Continuar adelante con mis nuevas formas, perfeccionándolas más, sin olvidar los paisajes urbanos que tanto me gustan. Pienso exponer pronto esculturas modernísimas y grabados hechos por unos procedimientos que me estoy inventando. […] he sido invitado a la II Bienal de Pintura Extremeña, [que se va a celebrar] en Cáceres, y a la Exposición de Otoño de la Academia [de Bellas Artes] Santa Isabel de Hungría, en Sevilla. Estoy además a la espera de exponer en Madrid, […] para el otoño si cuento con el apoyo del Ministerio de Información y Turismo.[153]

Simultáneamente formó parte de la muestra de pintores provinciales abierta al público el 23 de mayo de 1965 en el denominado «Cortijo de Badajoz» dentro de los actos de la VI Feria Internacional del Campo de Madrid, inaugurada por el jefe del Estado la tarde del 22,[154]​ en la que figuraron sus obras Centinela del campo y El puente. También intervinieron esta vez otros dos de los siete componentes del colectivo de artistas de vanguardia con los que en marzo había expuesto en la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida: Moríñigo del Barco con Calle extremeña y Francisco Pedraja que presentó Espantapájaros, Atardecer y Torre de Espantaperros.[155][150]

En total se muestran al público treinta y cinco lienzos que recogen con sugerentes títulos los expresivos acentos, paisajes y faenas agrícolas del campo extremeño. Destacan entre ellos por su colorido y armonía de líneas Surcos [de Fernando Garrorena], Cogiendo algodón [Alberto González Willemenot], Campesina extremeña [José Mangas Gago], De sol a sol [Julián Báez Sánchez], Por caminos extremeños [José Antonio Lena], La cantera [Eva Callejo], [los ya citados Centinela del campo y El puente de Silveira y Atardecer de Pedraja, Frutas [Manuel Fernández Mejías], Campo extremeño [Manuel Murillo], Soledad [Fernando Azancot] y Rincón del viejo Badajoz [de Juan M. Tena Benítez].[156]

A mediados de 1965 participó en la segunda edición de la Bienal de Pintura Extremeña clausurada en Cáceres el 18 de julio.[157]​ Conformaron el envío las escultopinturas Estructura ascendente, Composición para un altar moderno y Composición para un frontis (n.os 143 y 145 del catálogo) y el cuadro de caballete La despedida (146), tasados respectivamente en 10 000, 8000, 8000 y 10 000 pesetas, que no lograron ningún premio.[158][106]

Ya a finales de 1965 concurrió a la XXIII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso celebrada en Valencia en la que recibió Medalla de Plata por Estructura ascendente y espacio, «ejemplo audaz de escultopintura, ejecutada con una armoniosa dosificación de masas y colorido y, a la vez, con el decisivo coraje que distingue toda la obra de Silveira»,[159]​ valorada en caso de venta en 5000 pesetas,[160]​ que fue adquirida por la Jefatura Nacional de la organización. Por su parte «el célebre otorrino» y artista valenciano Antonio Sacramento (seudónimo de Fernando Antolí-Candela Piquer) compró su escultopintura Composición para un frontis,[161][162][138]​ lo que dio origen a una cierta relación epistolar entre ambos autores.[150]

A partir del 8 de febrero de 1966 participó en la muestra colectiva organizada por la Agrupación Sindical Provincias de Bellas Artes (ANSIBA) con motivo de la inauguración de la Casa Sindical de Badajoz y en la que expuso las obras tituladas Pintura y Exaltación al trabajo (n.os 46 y 47 del catálogo). Colaboraron también en el evento los artistas Alberto II, Joaquín Díaz de la Riva, Moríñigo del Barco, Francisco Pedraja, las pintoras Mari-Cruz Albarrán, Eva Callejo, Pepita Casillas o Guadalupe García Blázquez, etc.[163]

 
Folleto de mano de la "XXIV Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso". Salón del Tinell. Barcelona, noviembre de 1966. Imagen de cubierta.

En noviembre de 1966 obtuvo Medalla Plateada al Mérito Artístico y Medalla de Barcelona en la XXIV Nacional de Arte de Educación y Descanso de la ciudad condal por Estructura n.º 6 o Fragua.[164]​ Completaron el envío otras dos escultopinturas (Estructura n.º 7 y Torero) y el cuadro de caballete titulado Carros de alquitrán con figura (pintura al óleo, 125 x 85 cm),[165]​ en el que se muestran ya ciertos aspectos tanto estilísticos como iconográficos definitorios de su incipiente madurez artística.[166]

La noticia del premio le llegó cuarenta y ocho horas antes del acto inaugural de su siguiente exposición en Badajoz,[167][168]​ en la que exhibió un total de veintidós obras. Abundaron sobre todo los paisajes urbanos y bodegones con la sola excepción de dos escultopinturas (Escultopintura 8 y Formas), lo que Antonio Zoido le reprochó en estos términos:

Por eso, el principal reparo –que propiamente es una exigencia– a esta exposición es el de decirle al pintor que no debe hurtar a la contemplación de sus paisanos lo mejor de su arte. Cuando la ocasión lo depare, deben ser expuestas dichas obras.[11]

Por varias fotografías y alguna nota de prensa se sabe en particular que asistieron a la inauguración el inspector jefe de Primera Enseñanza y crítico de Arte Zoido Díaz, la esposa y la hija mayor del pintor, el jefe del Sector Aéreo coronel Rafael Lorenzo Bellido y su hija María Mercedes, el delegado de Hacienda Antonio Gómez García, el escritor y delegado de Información y Turismo Félix Ayala Viguera, el catedrático y diputado delegado de Cultura Enrique Segura Covarsí, el concejal del Ayuntamiento de Mérida Sanabria Escudero «y otras representaciones, así como numerosos artistas y amantes de las Bellas Artes».[169]

Del 30 de octubre al 13 de noviembre de 1967 se celebró en Alicante la XXV Exposición Nacional de Arte de Educación y Descanso a la que concurrieron «ciento ochenta y seis pintores [tanto aficionados como profesionales sin opción a premio] de todas las provincias españolas».[170]​ El artista, que escogió esta segunda modalidad («Me dio usted un gran disgusto al ver que se presentaba como profesional»),[171]​ envió fuera de concurso Hermanos (n.º 188) y la pieza al óleo sobre lienzo titulada Figura y carros, si bien cabe poner de relieve que «casi con total seguridad» se trataría de la misma obra mencionada más arriba como Carros de alquitrán con figura adquirida «al minuto de haber sido inaugurada. Para qué decirle más. […] era la "vedette"» por un coleccionista francés por un importe de 25 000 pesetas.[172][173][174]

Por lo demás el jurado calificador hizo constar en la propia acta lo que sigue:

Este jurado se complace en señalar la aportación de los pintores D.ª Carmen Pinteño, D. Guillermo Silveira García, D. José Díaz Oliva y D. Francisco Moreno, de Almería, Badajoz y Málaga los dos últimos respectivamente, que por haber pasado al terreno profesional e iniciado en Educación y Descanso han participado fuera de concurso como homenaje a esta XXV Exposición Nacional conmemorativa dentro del apartado especial creado para esta circunstancia y recogido en las bases.
En Alicante a seis de noviembre de mil novecientos sesenta y siete.[175]

Casi al mismo tiempo, más concretamente entre los meses de noviembre a diciembre de 1967, tomó parte con el Paisaje número 29 del catálogo en la Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos (primera salida) organizada por la Cátedra López Prudencio de Cultura y Arte en el Círculo de Artesanos de Don Benito en la que se exhibieron en aquella ocasión treinta y dos obras de otros tantos artistas regionales de los siglos XIX y XX entre los que cabe mencionar a Felipe Checa (Consulta), Eugenio Hermoso (Muchacha campesina), Adelardo Covarsí (Paisaje número 10), Ortega Muñoz (Paisaje número 22), las pintoras Mari-Cruz Albarrán, Eva Callejo, Josefa Carrillo, Blanca Durán y María Teresa Romero, Francisco Pedraja (Paisaje número 27) o Vaquero Poblador (La tele).[176]

En julio de 1968 concurrió a la que fue la última edición de la Exposición Nacional de Bellas Artes con su cuadro La caseta. Participaron también en el certamen entre otros los pintores extremeños Juan Barjola, que obtuvo una Medalla de Primera Clase por su obra Escenas de guerra, Eduardo Naranjo –Medalla de Tercera Clase por el grabado Triste homenaje– y Julián Pérez Muñoz que recibió el Premio Cooperativa Santa Ana de Almendralejo dotado con 15 000 pesetas.[177]​ Se conserva en este aspecto una carta de 12 de julio en la que el entonces procurador en Cortes Mariano Fernández-Daza le comunicaba a Antonio Zoido que efectivamente «El jurado de la Exposición Nacional de Bellas Artes concedió el Premio de nuestra Cooperativa a D. Julián Pérez Muñoz [por Interior con figura]. Pero me consta, porque lo oí, que estuvieron hablando muy favorablemente del Sr. Silveira».[178]

Tres meses después presentó las obras Escultopintura y La semilla en el I Salón de Octubre celebrado por la Asociación Provincial Sindical de Bellas Artes de Badajoz en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo en memoria del pintor Joaquín Díaz de la Riva, fallecido en noviembre del año anterior, y en el que colaboraron más de una veintena de artistas como los emeritenses José Antonio Ferreiro y Moríñigo del Barco, Leopoldo Gragera, Francisco Pedraja, Vaquero Poblador, Eva Callejo, Dolores Hidalgo, Alberto II, etc.[179][180]

A lo largo del año siguiente participó en la exposición conjunta de pintores pacenses organizada dentro de la IX Feria de Muestras Iberoamericana celebrada en Sevilla del 15 al 30 de abril de 1969,[181]​ XXX Exposición Manchega de Artes Plásticas, a la que presentó La cuerda rota (n.º 39 del catálogo), y I Certamen de Pintura UNICEF al que concurrieron también los artistas Juan Barjola, Guijarro, Hernández Quero, Lapayese, Mingorance, Villaseñor, etc.[182][14]

 
Acuerdo de la Junta de Gobierno de Pintores, Escultores y Dibujantes remitido a GUILLERMO SILVEIRA GARCIA GALAN con fecha 3 de abril de 1968 sobre la exposición de pintura, grabado y escultura a celebrar en Puerto Rico.

Pero sin duda el evento más notable de estos años finales de la década de cara a un cierto conocimiento internacional de algunas de sus obras fue su participación en las tres exposiciones colectivas agrupadas bajo el título de «España Vista por sus Artistas», convocadas por la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA) presidida en aquellos entonces por el escultor emeritense Juan de Ávalos,[183]​ celebradas en San Juan de Puerto Rico en torno a la primavera de 1968 y para la que «después de un cambio de impresiones son seleccionados doce pintores y cuatro escultores»,[184]​ Nueva York y Copenhague (entre los meses de octubre a noviembre del mismo año) y a las que en cada caso remitió un Paisaje de setenta por noventa centímetros del que nada más se sabe, La cuerda rota (óleo sobre lienzo, 126 x 90 cm. Tasada de cara a su posible venta en 70 000 pesetas. Museo Provincial de Bellas Artes) y Paisaje (canal de riego) (óleo sobre lienzo, 90 x 121 cm. 30 000.[185]​ Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra [MACF]),[186]​ en el que según la redacción del diario Hoy el pintor había representado «un trozo de nuestro solar extremeño cruzado por los canales de esa maravilla técnica que es el Plan Badajoz» a la vez que «inyectado el ardor, el encanto y la dureza de nuestra tierra».[187]

En lo que concernía a las dos primeras obras el propio rotativo destacó:

Este cuadro de Guillermo Silveira titulado "La cuerda rota" y ya conocido por muchos de nuestros lectores por haber obtenido el Segundo Premio en la III Bienal Extremeña de Pintura ha sido seleccionado para participar en una exposición de artistas españoles que se inaugurará en una prestigiosa sala de Nueva York en los próximos días. Anteriormente otra obra de Silveira había sido elegida para una exposición en Puerto Rico […] organizada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña.
Fuente: REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Un cuadro de Silveira a Nueva York». Hoy (Badajoz). 

Con respecto a las fechas de entrega de las mismas se tiene noticia por varias circulares emitidas al efecto de que según el acuerdo tomado en la reunión celebrada a 2 de abril del año en curso (1968) los doce pintores y cuatro escultores seleccionados debían proceder «en un plazo de OCHO DIAS» al envío a la sede de la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ubicada en el edificio del Círculo de Bellas Artes de la calle de Alcalá n.º 42 de Madrid) de las obras que deseasen exponer en Puerto Rico. «La fecha del plazo de entrega para las exposiciones de Estados Unidos y Dinamarca es el 31 de julio».[188]

Corresponden también a este periodo caracterizado por norma general por un intenso experimentalismo («Pronto pienso exponer esculturas modernísimas y grabados hechos por unos procedimientos que me estoy inventando»),[153]​ evaluado por el propio autor como «fructífero en obras tanto de pintura como de escultura, […] exposiciones, certámenes, premios y distinciones»,[189]​ el mural para la antigua Escuela Sindical de Formación Profesional de Fregenal de la Sierra (Fábricas, 1966) –clasificado por el mismo como «escultopintura simbolis[ta] figurativ[a]»–,[190]​ los dos mosaicos («Dieciocho metros cuadrados a base de mármol, cemento y piedra») destinados a decorar el porche de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa (junio-julio de 1967. Encargados por el Instituto Nacional de Colonización a instancias del arquitecto José Mancera Martínez),[191][192]​ el monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo –inaugurado en la Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real en mayo de 1969–, considerado por el profesor Moral Martínez como «una de las pocas obras representativas de la figuración escultórica de la década de los sesenta en Extremadura»,[14]​ etc.

Se trata en los tres casos de piezas de gran formato realizadas in situ en Fregenal, donde se hospedaba en una fonda próxima a la escuela durante las diferentes etapas de actividad,[193][194]​ las Casas Aisladas de Valdebótoa, para lo que recorría «seis kilómetros diarios, a pie [aun no contaba con vehículo propio], durante cuarenta y cinco días, a nueve horas de trabajo cada jornada»,[191]​ y las instalaciones de la base militar de Talavera,[14]​ respectivamente.

Fregenal de la Sierra, Badajoz. Vista general de la vivienda n.º 23 de la Cuesta de Santa María en la que se encontraba la fonda (desaparecida) que se cita en el párrafo anterior.
En los dos extremos de la imagen, la conocida popularmente como "fuente de los grifos" (izda.) y fachada lateral (penúltima dcha.) de la antigua Escuela Sindical de Formación Profesional.

Intimismo narrativo (década de los setenta)Editar

En 1970 (seis años antes figuraba ya «en los Cuadernos de Arte y Publicaciones Españolas [sic] que dirige Carlos Antonio Areán, jefe de Exposiciones del Ministerio de Información y Turismo y director de la sala del Ateneo de Madrid»),[195]​ apareció incluido en el Diccionario biográfico español contemporáneo publicado en la capital por el denominado Círculo de Amigos de la Historia. Tras hacer notar su doble condición de pintor y escultor se destacan en este segundo aspecto «por ser de dominio público la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, […] el mural-mosaico de la iglesia de Valdebótoa y el monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo en la Escuela de Reactores de Talavera la Real».[196]

 
Badajoz. Vista parcial del bloque de suboficiales del Ejército del Aire ubicado en la calle Trasera de Colón
n.º 1-1.º 2 en el que el artista residió con su familia desde los últimos años 1960 hasta finales de la década de los setenta.

En junio ganó el Primer Premio y Medalla de Oro de la IV Bienal de Pintura Extremeña celebrada en la Casa del Deán de Plasencia, Cáceres, por Palomas blancas sobre tejado gris (óleo sobre lienzo, 120 x 110 cm).[14][197]​ En esta ocasión el fallo del jurado fue tan bien recibido en los ambientes artísticos de la región que para el pintor pacense Antonio Vaquero Poblador, por ejemplo, los galardones más justamente concedidos a lo largo de las sucesivas ediciones de las Bienales habían sido los otorgados a Bonifacio Lázaro Lozano por Apostolado del mar (I, 1963) y este (IV, 1970) a Silveira.[198][199]​ Le hizo entrega de la correspondiente distinción el periodista y por entonces reciente gobernador civil de la provincia Valentín Gutiérrez Durán.[200]

A mediados de julio consiguió el Tercer Premio (25 000 pesetas) de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo por La cuerda rota.[201][202]​ El cuadro estuvo colgado originariamente en una de las salas del Museo Español de Arte Contemporáneo dedicadas a la crónica social por el que fue catalogado en 1983 dentro del llamado «intimismo narrativo» definido por la misma institución como un puente entre aquella y el intimismo propiamente dicho.[19]​ Al desaparecer el MEAC tras la creación del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 1986 pasó a engrosar sus fondos. Desde que fue cedido en 2009 para ser expuesto en Badajoz se conserva en depósito en el Museo Provincial de Bellas Artes (MUBA) donde figuró inventariado inicialmente como La primera cuerda rota:[203]

La cuerda rota [es] obra de contenido espiritual profundo. Las dos figuras unidas. Madre vestida de payaso, con las botas rotas y pies montados uno encima de otro, en señal de humildad; la niña, en alpargatas, toca el violín y es consolada por la madre. Rota una cuerda del instrumento, rotas también sus almas. No es el medio de vida lo que se ha roto, sino algo más profundo, sus almas, su ilusión, el por qué [sic] del vivir de esos seres errantes.[204]

La noche del 20 de febrero del año siguiente se celebró con tal motivo en el Casino de Badajoz una cena homenaje organizada por Antonio Zoido, para quien el pintor –que gozaba ya de cierta nombradía internacional–,[205]​ tras haber «ido desprendiéndose adherencias, resonancias de las que se embriagó audazmente en sus comienzos, [se enfrenta ahora] con su propia y desnuda autenticidad».[206]

Como ya ocurriera en varias ocasiones semejantes se tiene noticia de otros tantos poemas esta vez del escritor uruguayo establecido en Badajoz Hugo Emilio Pedemonte y el poeta y escultor Luis Álvarez Lencero, quien a finales de enero había inaugurado su primera exposición individual en la Galería Círculo 2 de Madrid, dedicados al pintor con ocasión de los premios recibidos casi consecutivamente por los dos cuadros citados: Palomas blancas sobre tejado gris en junio y La cuerda rota en julio.[207]

A finales de octubre de 1971 concurrió a la XX Exposición de Otoño inaugurada en el Palacio Municipal de Exposiciones (Pabellón Mudéjar) de Sevilla el día 24,[208]​ a la que envió sus obras La caseta, presentada ya a la Nacional de Bellas Artes de 1968 y la IV Bienal Extremeña de Pintura celebrada en Plasencia de mayo a junio de 1970,[106]​ y La despedida (invierno).[209]

También en 1971 salió a la venta la primera edición de la Gran Enciclopedia Rialp en la que el historiador y escritor barcelonés afincado en Cáceres Carlos Callejo Serrano, tras mencionar a los pintores y escultores extremeños «del presente siglo» Eugenio Hermoso, Adelardo Covarsí, Godofredo Ortega Muñoz, E. Pérez Comendador y Juan de Ávalos, citaba expresamente entre los artistas «de la última generación [a] los pintores badajocenses Juan Barjola y Guillermo Silveira y los cacereños Juan José Narbón y Victoriano Martínez Terrón».[210]

 
El perdón, firmada y fechada en
"[19]72". Técnica mixta sobre papel,
51 x 36 cm. Col. particular, Badajoz.

Entre los meses de octubre y diciembre de 1972 participó en la XXI Exposición de Otoño convocada por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla con las pinturas Fidelidad y En una esquina cualquiera y una versión realizada a base de técnicas mixtas de Palomas blancas sobre tejado gris calificadas por el crítico de Arte del periódico ABC Manuel Olmedo como «muy personales, […] ubicad[a]s en el área del expresionismo de signo patético» y la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo inaugurada en la sala de exposiciones de la Dirección General de Bellas Artes de Madrid el 14 de diciembre nuevamente con En una esquina cualquiera y Palomas…,[211]​ a las que se sumó en este segundo caso un dibujo de comienzos de los años 1970 titulado El perdón, si bien estas dos últimas obras no fueron seleccionadas.[212]

La primera quincena de agosto de 1973 fue invitado por la Organización Juvenil Española (OJE) a impartir en Santander un curso de Artes plásticas dentro del programa de actividades denominado Policultural-3.[213][214]​ Por la serie de apuntes elaborados por el propio Silveira se sabe que incluía clases de Historia, teoría y técnicas artísticas, información gráfica y documentación sobre diferentes estilos y autores, visitas a exposiciones y materias prácticas diversas,[215]​ todas ellas destinadas a desarrollar la libre creatividad de los alumnos:

Pintad, esculpid, modelad, dibujad, grabad y construid Arte. El Arte que creáis y sintáis cualquiera que sea vuestra inclinación, tendencia o modo de ejecutarlo. Expresad vuestro propio mundo interno con libertad interpretativa, no como una máquina que copia, porque [en ese caso] renunciaréis a vuestra personalidad.[43]

Con fecha 20 de agosto de 1973 el profesor Álvarez Villar le remitió desde Pontevedra xerocopia del texto original escrito a máquina que hasta seis años después no saldría publicado en su obra Extremadura, editada finalmente por Noguer y la Fundación Juan March, en el que acerca de su papel en el contexto artístico regional de mediados del siglo XX el por entonces catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Salamanca afirmaba que «es pionero […] en el abandono de la corriente costumbrista e introdu[ce] la técnica de la escultopintura, pues también es escultor».[12]

En relación con los componentes empleados en la ejecución de la obra plástica subrayó:

Maneja distintas materias [como] carbonillas, telas, maderas e incluso objetos o fragmentos mecánicos inservibles.[216]

No llegó a materializarse en cambio la idea de la Asociación de Amigos de la Universidad de publicar una obra que se titularía Álbum cultural de Extremadura con el fin de dar a conocer «los valores humanos, culturales, artísticos y científicos con que cuenta la región», conforme consta en carta fechada en Badajoz el 18 de septiembre de 1973 en la que el secretario de la entidad José M.ª Montes Caraballo le rogaba al pintor que «como usted ha de figurar en sus páginas, tenga la amabilidad de cumplimentar la hoja impresa que le remitimos con los datos que se solicitan, así como que describa de la forma más amplia posible su biografía […]: cuadros, óleos, retratos, bodegones, dibujos, etc. que hayan salido de sus pinceles».[217]

Profesor de Modelado y Vaciado
 
Badajoz. Vista parcial de la fachada de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos Adelardo Covarsí de la que Guillermo Silveira fue profesor desde 1974 hasta su fallecimiento en 1987.[218][219]

Como profesor titular de Modelado y Vaciado se incorporó en febrero de 1974 al claustro de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos Adelardo Covarsí de Badajoz, ubicada en la sede de la antigua cárcel que Manuel Godoy hizo construir en la ciudad,[220]​ en sustitución del escultor y docente zamorano Isauro Luengo fallecido a finales del año anterior,[221]​ y que pasaba en aquellos entonces por graves estrecheces económicas,[222][223]​ lo que llevó incluso a algunos profesores a ingresar determinadas cantidades «con el fin de sufragar deudas y compra de materiales».[224]

En cuanto a las características artísticas del momento cabe hablar de una etapa en que la plástica extremeña pugnaba por incorporarse a las corrientes estéticas de su tiempo, tratando de imbuir a los alumnos la exigencia de un lenguaje personal acorde con las tendencias modernas,[225][226]​ como se desprende de estas notas escritas por el propio Silveira para su discurso de recepción en el centro:

No pretendo que la Escuela de Bellas Artes Adelardo Covarsí se equipare hoy y ya a las de Santa Isabel de Hungría, San Fernando, San Jorge, etc.

No pretendo romper moldes ni aislar academicismos ni disciplinas tradicionales que son la base en la que se apoyan las estructuras del Arte actual y su problemática…

[Pero] de ninguna manera podemos seguir ejecutando constantemente modelados de escuela y continuar –una vez aprendidos los conceptos básicos– con la escultura tradicional por muy bellos y estéticos que sean…

No podemos ver el Arte –complejo e ilimitado– por el estrecho agujerito de lo regional y tener miedo de avanzar. […] Marginar el Arte estático y contemplativo que no dice nada, el amaneramiento y los costumbrismos que constriñen los caminos del Arte.[61]

Por aquellas mismas fechas intervino en la V Bienal de Pintura Extremeña celebrada del 26 de febrero al 14 de marzo en la Casa de la Cultura de la capital, en la que junto a un centenar de piezas con opción a premio se presentaron fuera de concurso dos obras por autor de Bonifacio Lázaro (La pareja eterna y Cinco consideraciones sobre las llagas de San Francisco), Julián Pérez Muñoz (Figura echada y Bodegón) y el propio Silveira (En una esquina cualquiera y Fidelidad), quien además figuró como miembro del jurado.[227]

A raíz del inicio del curso siguiente se conocen los contenidos de varios borradores del Informe general presentado «para su examen y estudio» al director de la Escuela Adelardo Covarsí y político local Ildefonso Sánchez Redondo en el que hizo especial hincapié en «la abulia y desinterés de la mayoría de los alumnos» efectos de un cúmulo de carencias, tanto como en la puesta en práctica de nuevos métodos de enseñanza que «le den prestigio a Extremadura y a la escuela»:

Material pedagógico anticuado, deteriorado e insuficiente, instalaciones pobres y espacios reducidos, mala iluminación, tiempo dedicado a la enseñanza corto, falta de medios materiales, de propaganda y promoción y carácter provincial de la escuela no apta pues para efectuar desde su mismo seno el ingreso en Bellas Artes.
[Pero] la escuela es y existe. Hay que aprovechar la labor realizada durante largos años y lo que tenemos. Hace falta una revisión, una renovación. La reorganización y estructuración de los sistemas y la lucha para que el alumnado acuda con sumo interés, trabaje y aprenda exigen el mayor esfuerzo para el resurgimiento de esta y que los valores artísticos salgan de ella y no se pierdan.
Fuente: Informe general presentado con motivo del comienzo del curso 1974-5 en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].[221]
 
Oliva de la Frontera, Badajoz. Vista parcial de la vivienda en la que nació el pintor Timoteo Pérez Rubio conocida a nivel popular como "casa del ermitaño".

El 24 de noviembre de 1974 participó en el homenaje organizado en su pueblo natal (Oliva de la Frontera) al pintor Timoteo Pérez Rubio, quien desde octubre se encontraba de regreso en Madrid después de treinta y cinco años de exilio, al que asistieron distintos representantes del mundo artístico y cultural de la región en aquella época como Enrique Pérez Comendador y su esposa la pintora francesa Madeleine Leroux, Francisco Pedraja, José María Collado, Francisco Lebrato o Julio Cienfuegos entre otros.[228][229][230]​ Según consta en la tarjeta de invitación a los actos publicada al efecto a las 12:00 horas se ofició una misa en el santuario de Nuestra Señora de Gracia tras la que se procedió al descubrimiento de una placa conmemorativa de su lugar de nacimiento y la celebración de una comida en la biblioteca pública municipal de la localidad.[231]

En coincidencia con la visita a Badajoz del ministro de Educación y Ciencia Cruz Martínez Esteruelas en febrero de 1975 se celebró en la sede de la Plaza de Minayo de la Casa de la Cultura de la capital la exposición conmemorativa del centenario de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí (promovida por el pintor y entonces teniente de alcalde y diputado provincial Pedraja Muñoz) a la que se presentaron obras de profesores y alumnos que pasaron por la misma durante sus cien años de existencia como Felipe Checa, el propio Covarsí, Barjola, Pérez Rubio, Isauro Luengo, Gabino Amaya, Antonio Juez, Eduardo Acosta o los respectivos titulares de Dibujo Artístico y Modelado y Vaciado en aquel momento José María Collado y Guillermo Silveira.[232]

A lo largo de los meses siguientes concurrió a las cuatro convocatorias nacionales inauguradas en Sevilla (marzo [LXXX Exposición de Primavera] y mayo), Zamora (octubre) y Guadalajara (diciembre),[233]​ en la segunda de las cuales consiguió la Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura por En una esquina cualquiera.[234][16][235][15]​ Presidió el certamen José Camón Aznar, quien a raíz de una breve visita a Badajoz en marzo del año anterior ya le había manifestado por carta su admiración por sus obras «como testimonio de una gran técnica y de una originalidad de visión moderna y poética».[236]​ En el momento de la entrega del premio, llevada a efecto el 20 de mayo en el Pabellón Mudéjar de la ciudad andaluza,[15]​ el historiador y crítico de Arte dijo que «Silveira es un expresionista pleno de valores humanos muy hondos», a lo que agregó que se trataba «ya [de] un pintor nacional muy galardonado».[235]

A finales de noviembre la Diputación Provincial le encargó «la realización de un retrato al óleo del Rey Juan Carlos I para su colocación en el salón de sesiones»,[237]​ una obra «que parece que valdrá 150 000 pesetas, aunque todavía no se sepa lo que pagará la Diputación o la cantidad definitiva que cobrará el artista», lo que desató la polémica por parte de cierto núcleo de pintores locales que consideraban que la adjudicación de tal tipo de pinturas había de llevarse a cabo por concurso público.[238][239][240][241][242]​ El cuadro (óleo sobre lienzo, 161 x 111 cm), que nunca llegó a exponerse, se conserva desde el primer momento en el almacén del Museo Provincial de Bellas Artes.[90][243]​ En su lugar se colgó una nueva efigie del monarca confiada esta vez a la pintora María Teresa Romero. El Ayuntamiento optó por una pieza del santeño Ramón Fernández Moreno, considerado a todos los niveles como «el retratista más experimentado que tenemos hoy en Badajoz».[240]

 
Folleto de mano de la exposición "Pinturas de Guillermo Silveira". Salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, 25 de abril-2 de mayo de 1976. Imp. Ángel Verde.

Del 25 de abril al 2 de mayo de 1976 –en el espacio de las fiestas patronales de la localidad– expuso en el salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, donde como ya se ha destacado había residido entre 1934 y agosto de 1936. Se presentaron veintiuna obras, la mayoría vistas de antemano, que no fueron en general del agrado del público visitante.[244][245]

En el texto de presentación aparecido en el correspondiente folleto de mano de la muestra el crítico de Arte del diario Hoy Antonio Zoido destacó en este sentido lo que sigue:

Silveira, por la gestación de su inspiración, por el impulso neto y fervoroso de interna fuerza que hace subir en gradación emocional, casi volcánica, su libre inspiración y desmelenarse de prejuicios y condicionamientos, por la calidad autodidáctica y el individualismo personal y esforzado de su aliento inicial, rompe moldes […], al irrumpir –con la bronquedad de lo auténtico– en la pintura regional extremeña. Tuvo esta irrupción algo de piedra ardiente que pone al lago en conmoción de ondas y lo remueve con brillos desusados.

[…]

La otra versión silveriana [sic], la de una diestra y avezada esculto-pintura, reitera un mundo […] de máquinas abandonadas, suburbios, estaciones, caminos o muelles, testimonios y signos de un tiempo palpitante que le sirven para ejecutar estudios de formas contenidas, cuyas texturas le obedecen con igual fidelidad en este campo que en sus sinceraciones figurativas e icónicas.

El artista por su parte donó una panorámica del santuario de la Virgen de los Remedios (Impresión. Pintura acrílica sobre aglomerado de madera, 69 x 88 cm) con la idea de que fuese subastada en el trascurso de las tradicionales «rifas de tableros» que cada año se celebran en la población por esos días, que quedó en propiedad de dicho Ayuntamiento, quien ya contaba por entonces con la obra titulada Paisaje (canal de riego), expuesta en Copenhague, Dinamarca, en diciembre de 1968.[246]​ Tras permanecer colgada durante largo tiempo en la sede principal de la Plaza de la Constitución n.º 1, fue trasladada al Centro Municipal Nertóbriga dependiente del citado organismo.[194]

Casi simultáneamente formó parte del jurado calificador de la VI Bienal de Pintura Extremeña, compuesto por el subdirector del Museo del Prado Joaquín de la Puente (presidente), Antonio Zoido, el poeta Jesús Delgado Valhondo, el profesor Carmelo Solís «y otras personalidades de la región» y cuyo Primer Premio fue otorgado a la pintora sevillana Pepi Sánchez.[247]

También en mayo de 1976 contribuyó con una de sus obras a la celebración de la exposición-subasta de artistas extremeños proyectada por los alumnos de quinto curso de Ciencias Químicas de la Universidad de Extremadura con la colaboración de la Delegación de Sindicatos y la Diputación Provincial, organizada en la sede de la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo de Badajoz, en la que entraron en puja un total de cincuenta y tres piezas de otros tantos autores locales como el propio Silveira, Francisco Pedraja, José María Collado, Leopoldo Gragera, Alberto Rotili, una escultura de Martínez Giraldo, las pintoras Blanca Durán o Pepi Peral, etc.[248]

En septiembre de 1976 se llevó a cabo en Bilbao la Exposición de Pintores Contemporáneos de la Baja Extremadura organizada en la sala de la Caja de Ahorros Provincial de Vizcaya con fondos procedentes del Museo de Badajoz y en la que por parte de Silveira figuró la antes citada En una esquina cualquiera ya presentada en la Nacional de Arte Contemporáneo de 1972, la V Bienal Extremeña de Pintura celebrada en 1974 (fuera de concurso), la III Bienal de Pintura Ciudad de Zamora (1975) y la muestra individual organizada por el Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra del 25 de abril al 2 de mayo del año siguiente.[233]

A finales de 1977 participó con Calle del sol y Paso a nivel en la XXVI Exposición de Otoño organizada por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla y III Premio Nacional de Pintura Francisco Gil, al que concurrieron sesenta y cinco obras de las cuales solo veintiuna fueron exhibidas en el Gran Hotel de Salamanca,[249]​ con el óleo sobre tela de saco Pan humilde.[250]

 
Virgen y Niño con revolanderas, firmada y fechada en "1978". Dibujo litografiado, 45 x 29 cm. Col. particular, Badajoz.

En agosto de 1978 declaraba en la revista Seis y Siete al periodista Marciano Rivero Breña:

Un mundo supercivilizado

—Es curioso; esto mismo me decía no hace mucho Juan José Narbón.

Yo creo que cualquier persona con un mínimo de sentido común puede apercibirse de esto. Este mundo tan civilizado nos está engullendo a todos. El pájaro como expresión de la libertad, la estrella como muestra del espíritu del hombre y la flor como mejor exponente de la naturaleza son tres símbolos a los que, a poco que nos descuidemos, habrá que hacerles una especie de réquiem. Sin darnos quizá cuenta de ello, cada vez están más lejos de nosotros. Y lo triste, lo lamentable, lo que conduce a la alarma de algunos es que el hombre, imbuido por sus prisas y demás, no hace nada por recuperarlos.[20]

Del 21 al 29 del mes siguiente su obra Campesina (1977. Tinta y lápiz de color sobre papel, 60 x 45 cm) formó parte de la muestra colectiva organizada en El Cairo por la Institución Cultural Pedro de Valencia de la Diputación Provincial de Badajoz,[251]​ inaugurada por los ministros egipcios de Cultura e Información y Juventud y Deporte y el embajador de España en el país José Luis Flores-Estrada y Ayala como gesto de reciprocidad por la Semana Egipcia celebrada en la capital pacense en mayo del mismo año.[252][253][233]

También por entonces «trabaja con intensidad y proyecta, seguramente para el otoño, una exposición para el público paisano, mientras que prepara a la par otra, de obra de mayor alcance y factura, que sueña con mostrar ante el público madrileño».[254]​ Sin embargo, ninguna de las dos muestras previstas llegaron a celebrarse.

Concluyó este segundo periodo con su asistencia en diciembre de 1979 a la primera edición del Premio Cáceres de Pintura, que según el presidente del jurado Xavier de Salas había reunido «una nómina incompleta de la pintura española contemporánea» y cuyo ganador fue el pintor catalán afincado en París Xavier Valls por un bodegón titulado Naturaleza muerta.[255]​ Los doce participantes extremeños una vez efectuada la correspondiente selección fueron Guillermo Silveira, José María Villalón, Jaime de Jaraíz, Ana María Hernando, Ángel González Muriel, Eva María Renner, Juan Narciso Domínguez, Pedro Mora Piris, Antonio Gallego Cañamero, María Luz Antequera, Enrique Jiménez Carrero y la pintora francesa vinculada a la comunidad Madeleine Leroux.[256]

De los temas más representativos de la década, «enmarcada en un expresionismo figurativo o neofigurativo [y el empleo de un conjunto de] procedimientos artísticos indistintos»,[257]​ se conservan una serie de piezas en las que abordó la imagen recurrente de la Virgen con el Niño desprovistos casi por completo de elementos de índole sobrenatural (adscribible a la iconografía mariana de la segunda mitad del siglo XX) donde se aprecian claramente las «características cabezas inclinadas» de las Vírgenes/madres,[4]​ sentadas salvo escasas excepciones sobre una simple caja de madera, de las que se documentan la Virgen y Niño de 1971 (óleo sobre lienzo, 125 x 83 cm) expuesta en Badajoz en 1984 y 2009,[258][259]​ varias versiones muy similares entre ellas de la Maternidad o Virgen y Niño con revolanderas realizadas entre 1977 y 1979,[260]​ etc.

Últimos trabajos y fallecimiento (c. 1980-1987)Editar

 
Fotografía del artista tomada en los años 1980.

Se produjo en estos años un descenso considerable del número de cuadros terminados debido en buena parte a una mayor lentitud en la realización de la obra artística (una pintura «cuyas dimensiones exced[ía]n casi siempre del metro, al menos en uno de sus lados»,[261]​ podía emplearle como poco de tres o cuatro meses),[262]​ unida a la proyección de una serie de murales y trabajos escultóricos junto a un progresivo deterioro de su estado de salud, lo que lo llevó a participar en un número menor de eventos colectivos que en etapas anteriores, así como al práctico final de las exposiciones individuales (de las treinta y nueve piezas presentadas en la galería del Banco de Bilbao de Badajoz a principios de diciembre de 1984,[262][263][264]​ solo seis habían sido realizadas a comienzos de la década de los ochenta) a falta de suficiente obra nueva.[265]

También desde finales de la década anterior hasta la temporada 1985-1986 asumió las funciones de asesor artístico o director de la sala de exposiciones del Banco de Bilbao de Badajoz (o SALA L) ubicada en la calle Obispo San Juan de Ribera n.º 15, en la que mostraron sus obras entre otros Manuel Santiago Morato, Ramón Fernández Moreno y el alfarero y ceramista Rafael Ortega (1979), Alberto Rotili, Antonio Vaquero Poblador (5-15 mar. 1985), Enrique Sáenz Sancha, conocido artísticamente como Vincent d'Aix (7-21 jun. 1985), F. R. Sánchez (27 nov.-4 dic. 1985), Javier Manglano Alonso (6- dic. 1985) o las pintoras Mercedes Chávarri y María Teresa Romero (1981), Eva Callejo (1983) y Ángela Merayo (4-13 oct. 1985).[266][263]

Del 10 al 25 de marzo de 1980 tomó parte en la Exposición Antológica de Artistas Extremeños organizada por la Diputación Provincial a raíz del traslado de la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo a la Avda. General Rodrigo, considerada por el profesor Moral Martínez como «una muestra en exceso amplia y ecléctica por la mezcla de generaciones, tendencias y niveles profesionales».[267]

En abril de 1982 y de junio a septiembre del año siguiente figuró en dos nuevas muestras colectivas convocadas respectivamente por el Instituto de Bachillerato Fernando Robina de Llerena y el Museo Provincial (esta segunda de carácter itinerante) en la que junto a las de dieciocho artistas extremeños del momento como Eva Callejo, Antonio Galván, Leopoldo Gragera, Vaquero Poblador o Francisco Pedraja se expusieron obras del italiano afincado en Badajoz Alberto Rotili y el aragonés Manuel Viola.[268][269]

 
Vista general del monumento a la Santa Cruz erigido en la localidad de Feria, Badajoz, en 1982. Se reutilizaron para ello dos antiguas muelas de otros tantos molinos de aceite (como base de sustentación) y harina (perpendicular a la primera) junto a las cuales se levantó una columna procedente de la ermita de San Miguel de la Contienda, situada en la dehesa de los Rapados. La cruz de hierro fue realizada en Badajoz por el maestro forjador y titular del taller de Cerrajería Artística de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí Manuel Alonso Regalado.

En cuanto a los primeros se conocen la cabeza en relieve (escayola patinada, 43 x 34 cm) fundida en bronce del también pintor y profesor de Dibujo Artístico de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí José María Collado Sánchez (1981),[270][271]​ el diseño del monumento a la Santa Cruz erigido en Feria en 1982 según las instrucciones de Silveira, quien a la vez abordó los estudios para la ejecución de dos murales destinados a la sede de la Caja Postal de Badajoz (nov. 1983), así como para tres conjuntos de vidrieras que decorarían la nave central (6), el presbiterio (2) y el coro (1) de la iglesia de la colonia Carlos Haya,[272]​ a pocos metros de la base de Talavera la Real (may. 1985),[27][273]​ que dejó inacabados a su muerte.[274]

En cualquier caso la pieza que «hasta entonces le supuso el mayor esfuerzo personal tanto por su tratamiento netamente escultórico como por la cuidada aplicación de la policromía» fue el mural titulado La nave Argón (182 x 400 cm), inaugurado en la Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real el 11 de diciembre de 1981 (se expusieron además algunas otras obras del pintor que por edad pasaba en breve a la «reserva activa»). El artista –consciente de que podía ser tomado «como si fuera una fantasía de Julio Verne o un precioso cuento de Andersen»– declaró haber buscado «la permanencia indestructible de lo más elevado del ser humano. Así de sencillo, porque el Arte tiene el don de mover los mundos».[275]​ Presidió el acto inaugural el coronel jefe del Sector Aéreo Gonzalo Gómez Vayo e intervinieron en el mismo el teniente, abogado y escritor Evaristo López de la Viesta, «quien estableció un parangón entre las calidades humanas de Silveira y sus cualidades artísticas», así como el miembro correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y crítico de Arte Antonio Zoido, «quien tras una exposición general de las distintas tendencias pictóricas lo encuadró entre los expresionistas».[276]

Seguidamente tomó la palabra el propio autor, que dijo entre otras cosas:

Si el Arte, como se afirma, es universal e imperecedero, también la resbaladiza pendiente de la sociedad de consumo, la desencadenada máquina, la ambición y la materialidad han creado un mundo irreversible en el que el ser viviente, portador de ese Arte, está atrapado.

Pero en lo más hondo de su ser siente la llamada espiritual del retorno, porque aun adelantada la premonición de la noche total, aun tiene fe y le queda la esperanza.

Todo esto nos conduce a un interrogante vital: ¿Lleva camino el ser humano de convertirse en un robot viviente con solo un voluminoso cerebro, unas ruedas o mecanismos para su transporte y mandos electrónicos para sus necesidades vegetativas?

Si esto es así, ¿sería posible que el avance de la Ciencia pudiera reducir al ser humano a la condición de máquina obediente a una caja electrónica y, en definitiva, a la nada?
Pequeña historia de una pintura mural, s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].

Como ya se ha mencionado más arriba, a principios de diciembre de 1984 (3 al 9) con motivo de la Semana Cultural Militar organizada por el Gobierno Militar y el Regimiento Castilla 16 se celebró en la denominada SALA L del Banco de Bilbao de Badajoz la última exposición en solitario en vida del pintor –calificada por el propio artista de «social y humana»–,[277]​ en la que se exhibieron un total de treinta y nueve piezas realizadas casi en su totalidad entre 1959 y finales de la década de los setenta:[278][279][277]

Cumple por lo tanto la muestra su carácter antológico […] con bastante exactitud, [toda vez que] de cada una de sus interesantes etapas y escaladas personales se encuentra algún paradigma significativo en la exposición.[262]
 
Logotipo del Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra (MACF) en el que desde su inauguración oficial en marzo de 2021 se exponen al público los cuadros de Guillermo Silveira Paisaje (canal de riego) (1968) y Hombres y máquinas (Primer Premio del III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso, diciembre de 1984).[280][281]

El 22 de diciembre de 1984 obtuvo el Primer Premio (dotado con 400 000 pesetas) del III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso por su obra Hombres y máquinas (óleo sobre tela, 160 x 89 cm),[282]​ considerada en parte como una nueva versión de la Figura y carros presentada en Alicante en noviembre de 1967,[283]​ convocado conjuntamente por la Diputación Provincial de Badajoz y el Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, clasificable dentro de una corta serie de realizaciones entendidas por el propio autor como «un intento de plasmar el mundo del trabajo»,[284]​ y que según la normativa del certamen pasó a engrosar los fondos del Consistorio frexnense.[285]​ Tras pasar por distintas dependencias municipales se expone al público en el Museo de Arte Contemporáneo de la localidad desde su inauguración oficial el jueves 4 de marzo de 2021.[286][287][288][289][290]

Según el correspondiente díptico informativo del certamen concurrieron treinta y tres obras de veintinueve autores entre los que figuraron Enrique Moreno Díez, Antonio Vaquero Poblador (que consiguió un accésit por Taberna), Juan Francisco García Mateo (por Luz de otoño) y María del Pilar Molinos López, que presentaron dos obras cada uno, Manuel Santiago Morato (por Érase una vez), María Ruiz Campins, Alberto Rotili Zampaloni, Miguel Ángel Bedate, Gerardo Ayala Hernández, Manuel Parralo Dorado, Antonio Galván Espárrago, etc., que concursaron con una por artista.[291]

La noticia fue recibida con cierto desagrado por quienes consideraban que un concurso que llevaba el nombre del pintor regionalista había de seguir criterios inspirados en «valores de siempre» a la hora de otorgar los galardones, más incluso habida cuenta de que ya los de las dos primeras ediciones habían sido concedidos en 1981 y 1983 (la de 1982 no llegó a convocarse) a otros tantos pintores de corte vanguardista como Antonio Gallego Cañamero y María Ruiz Campins respectivamente.[292]​ Se conoce una nueva versión de la pieza realizada unos meses más tarde (1985. Óleo sobre lienzo, 115 x 87 cm. Col. particular, Badajoz).[293]

Con En una esquina cualquiera y Pan humilde participó del 19 de febrero al 25 de mayo de 1985 en la muestra itinerante titulada Pintores Extremeños (Entre el Realismo y la Crítica de la Realidad) organizada por la Dirección General de Acción Cultural de la Junta de Extremadura y de la que también formaron parte obras de Hermoso, Covarsí, Pérez Jiménez, Pérez Rubio, Bonifacio Lázaro, José Carmona o Juan José Narbón. Con tal motivo se publicó un catálogo en el que el director del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEAC) Antonio Franco definió la pintura de Silveira como el reflejo de un «mundo de pobres y de tristes seres marginados».[294]

 
"Puente de la Universidad", Badajoz. Juan de Ávalos. Los monteros, 1967. Vista parcial del monumento inaugurado a las 12:00 horas del sábado 22 de junio de 1968 por el entonces ministro de Agricultura Adolfo Díaz-Ambrona en homenaje al pintor Adelardo Covarsí.

Durante los meses siguientes emprendió el estudio de las distintas fases del proyecto de restauración del monumento a Adelardo Covarsí (Juan de Ávalos. Los monteros, 1967) inaugurado el 22 de junio de 1968 junto al llamado «Puente de la Universidad» de Badajoz,[295]​ encargada por la Comisión Municipal Permanente del Ayuntamiento con fecha 12 de febrero de 1985 en el contexto de las actividades programadas al cumplirse el 23 de marzo el primer centenario del nacimiento del pintor, presupuestada en 350 000 pesetas,[296]​ y consistente en la reposición de varios elementos (el cañón de una escopeta, dos manos, una oreja…) arrancados a lo largo de los años, que tampoco llegó a terminar.[263]

Se conserva también al respecto una carta remitida por Silveira a la presidenta de la Comisión de Acción Sociocultural el 2 de marzo en la que tras darle las gracias por el reconocimiento de sus méritos artísticos le comunicaba «que con mucho gusto acepto la reparación del Monumento a Covarsí».

No obstante, si me lo permite, hagole [sic] notar que deseo plena libertad y tiempo razonable para el desarrollo de mi trabajo técnico y artístico, puesto que el monumento presenta bastantes desperfectos y es delicada su restauración.

Por otro lado el presupuesto es corto, pero siendo mi deseo colaborar con el Excmo. Ayuntamiento y esa Comisión Sociocultural en la parcela de las Bellas Artes y con el centenario del ilustre pintor, no he dudado en hacerme cargo [del trabajo] por la cantidad presupuestada.

Si me son necesarios los servicios de la Policía Municipal y Vías y Obras los solicitaré de su autoridad…[297]

En dicho contexto el diario Hoy publicó días después la siguiente nota informativa:

Se cumple hoy 23 de marzo de 1985 el centenario del nacimiento de Adelardo Covarsí con cuyo motivo se preparan diversas actividades conmemorativas.

La Diputación Provincial, a través de su Museo de Bellas Artes, ha proyectado entre otros actos una exposición de Covarsí y Hermoso…

El Ayuntamiento de Badajoz, por su parte, ha encargado la restauración del monumento al pintor, obra de Juan de Ávalos, instalado junto al Puente de la Universidad. Este monumento presenta bastantes desperfectos. La restauración va a hacerla el escultor Guillermo Silveira.[298]

Dentro del programa de actos convocados en Bélgica a raíz de la celebración de la llamada «Europalia 85», a principios de octubre de aquel año se inauguró en la Casa de España de Amberes una exposición de cuadros procedentes de los fondos artísticos de las diputaciones de las dos provincias extremeñas a la que el Museo de Bellas Artes de Badajoz contribuyó con la cesión de dieciocho obras de otros tantos pintores del entorno entre las que se encontraban por citar las más recientes El niño del gallo de José Amador, El vendedor de frutas de Antonio Vaquero Poblador, Paisaje extremeño de Francisco Pedraja, Sueños blancos de Eduardo Naranjo o Gitanilla de Julián Pérez Muñoz. En el caso de Silveira figuró Palomas blancas sobre tejado gris depositada en la pinacoteca provincial desde mediados de la década de los setenta.[299]

A partir del 28 de febrero de 1986 participó con su cuadro Tierra parda en la muestra colectiva organizada con motivo de la inauguración de la Sala Acuarela de la capital, en la que también se colgaron obras de los pintores locales Leopoldo Gragera, Francisco Pedraja, Vaquero Poblador, Santiago Morato, las pintoras Pepita Casillas y María Teresa Romero, Fernández Moreno, Enrique Parra o Antonio Galván entre otros.[300]

Del 19 de diciembre de 1986 al 11 de enero de 1987 concurrió a la VII Bienal de Pintura Provincia de León. Al igual que en el caso precedente el artista presentó la composición Tierra parda (1985. Óleo sobre lienzo, 92 x 73 cm), a la que se sumó esta vez el paisaje urbano La ría (ant. 1964. Óleo sobre lienzo, 46 x 55 cm),[301]​ que no obtuvieron ninguna recompensa.[302]

 
Plaza de Santo Domingo, Badajoz. Vista general de la iglesia de los padres paúles en la que a las 11:00 horas del 12 de mayo de 1987 se ofició una misa corpore insepulto tras la cual el féretro del artista fue trasladado al "cementerio nuevo" de la capital pacense.

Después de someterse a finales del mes anterior a una intervención quirúrgica de la que se recuperaba favorablemente,[303]​ falleció a las 11:00 horas del lunes 11 de mayo de 1987 en su domicilio familiar de la Avda. Cristóbal Colón n.º 7-5.º 2 a consecuencia de «Parada cardiaca - Cardiopatía isquémica».[304]​ Veinticuatro horas más tarde se celebró una misa corpore insepulto en la cercana iglesia de los padres paúles de Santo Domingo,[305]​ tras la que recibió sepultura en un nicho del Cementerio de Nuestra Señora de la Soledad (más conocido como «cementerio nuevo») de la capital pacense.

Aquel mismo día (12 de mayo) la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Badajoz adoptó entre otros el siguiente acuerdo:

SENTIMIENTO: A propuesta de la Ilma. Alcaldía, la Excma. Comisión municipal de Gobierno acuerda, por unanimidad, hacer constar en acta su profundo sentimiento por el óbito de D. Guillermo Silveira García, pintor y escultor, extremeño ilustre, en posesión de la Medalla Nacional de Arte Contemporáneo y colaborador del Excmo. Ayuntamiento en numerosas actividades municipales.

Asimismo, fue acordado trasladar estos sentimientos de pesar a la esposa y familiares del finado.

Badajoz, 20 de mayo de 1987.

El Secretario General [firma].

De igual forma la Diputación Provincial en sesión plenaria ordinaria celebrada el día 29 a propuesta de la presidencia acordó por unanimidad «dejar en acta sentimiento de pesar y condolencia por el fallecimiento» entre otros de «D. GUILLERMO SILVEIRA, profesor que fue de la Escuela Adelardo Covarsí, aceptándose la propuesta formulada in voce por el portavoz del Grupo Popular D. Jacinto Sánchez», de lo que «en cada caso se dará el oportuno traslado a los respectivos familiares para su conocimiento».[306]

Se conoce también en tal sentido la «RELACION DE ALUMNOS CON LAS CALIFICACIONES OBTENIDAS» por los trece integrantes (mayoritariamente mujeres) de la clase de Modelado y Vaciado de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí firmada en Badajoz con fecha 11 de junio de 1987, es decir, exactamente un mes después de su muerte por el profesor «accidental» S[ánchez] Borayta.[307]

Al poco tiempo, promovido por Francisco Pedraja, se le rindió un breve homenaje en la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País,[263]​ localizada aun por aquellos años en su antigua sede de la calle Hernán Cortés n.º 1, en la que se expusieron diversos utensilios de pintura del artista (un caballete, espátulas, pinceles…), así como su cuadro inacabado Dos músicos del circo (óleo sobre lienzo, 116 x 89 cm. Col. particular, Badajoz).[263]

Junto con este cabe referirse a una larga docena de obras que en aquellos momentos formaban parte de su colección privada como un retrato a tinta de José Lanot Asensio (suegro del pintor) realizado según inscripción el «otoño [de] 1949», El puente (años 1950),[100]Romántica dulzura (ant. 1961),[308]La ría (ant. 1964),[106]La caseta (1966),[106]Paisaje urbano (donada al Museo Provincial de Bellas Artes por su hija mayor en 2012), En una esquina cualquiera,[100]Fidelidad (una y otra de 1972),[105]Pan humilde (c. 1975),[197]El maquinista, El violinista apasionado (ambas de 1975),[100]Tierra parda (1985), etc.

Influencias, temas y estiloEditar

 
"[Utilizo] pigmentos grises no derivados del negro. Tierras, sienas y ocres se alternan con primarios y secundarios no puros, yuxtaponiéndose entre sí y procurando una complementación lo más cercana posible a la teoría del color, con tonos o gamas sui géneris. El blanco y el negro tampoco son puros. Por lo general, el primero es mezclado con otros tonos o sobre veladuras, como pátina del negro, y este con azules, tierras o rojos. Los contrastes los suelo obtener por complementación o afinidad".[261]

Ya en el comentario dedicado a su primera exposición individual (Badajoz, diciembre de 1959) –«de contenido expresionista»–,[309]​ el crítico de Arte y escritor Antonio Zoido lo situó dentro del «inconformismo de la pintura francesa […] (lo que en las audacias pictóricas de nuestro marco nacional pueden representar los pasos de un Prieto, un Palencia o un Zabaleta)»,[80]​ entorno que Silveira –prematuro seguidor de las tendencias vanguardistas de entreguerras– tomaría desde un primer momento como algo consustancial a su obra:[283]

[…] los grandes pintores franceses y otras figuras de distintos países, me hicieron meditar, trabajar e inclinarme por Georges Rouault, Matisse, Van Gogh, Utrillo, Cézanne o, entre los nacionales, Vázquez Díaz, Palencia, Cossío, Ortega Muñoz y otros.[310]

Por su parte el onubense Enrique Montenegro (Punta Umbría, Huelva, agosto de 1962) subrayó:

[A] este pintor, si nos permite un consejo, le diríamos que olvidase un poco la obsesión que tiene con los impresionistas franceses. Sus cuadros rurales parece que quieren trasladarnos a 1870. Tiene una fuerte personalidad que puede anular si sigue tratando de imitarlos, aunque sea de una manera inconsciente. Advertimos que se encuentra en periodo de evolución y que sus últimas obras son precisamente las que más nos llaman la atención y […] se apartan algo del impresionismo.[311]

Pero «desde aquella su sonada presentación en la capital pacense en 1959»,[262]​ su pintura evolucionó paulatinamente (no se trata de periodos estancos) hasta alcanzar hacia mediados de los años 1970 y sobre todo 1980 un cierto «estilo propio»,[312][285]​ «sin tributos ni adjetivas subsidiaridades»,[303]​ «por la vía de un formalismo al tiempo monumental e ingenuo»,[6]​ que ya «no encajaba» con el expresionismo subjetivo ni la neofiguración de su primera etapa.[312]

Corresponden a esta nueva fase sobre todo una serie de cuadros de caballete, de fuerte carga argumental, cuyo origen puede situarse en pequeños poemas o notas del pintor por los que discurren gente del mundo del circo, trabajadores, violinistas callejeros, antiguas fondas, distintos elementos inherentes a la ejecución de las denominadas «obras públicas» en especial vagonetas, máquinas para alquitranar o bidones de esta sustancia como el propiamente titulado Alquitranadoras (años 1970) o Altozano (1984) expuestos en Badajoz del 26 de marzo al 31 de mayo de 2009 (n.os 11 y 17 del catálogo)…, «tomados desde un punto de vista más sentimental que crítico»,[312]​ agrupables para el profesor Hernández Nieves en un compuesto de «paisajes naturales y urbanos de apretadas casitas y tejados y, sobre todo, [una amalgama de] escenas con pocas figuras, próximas al espectador, que recubren toda la composición en un claro horror vacui, con las características cabezas inclinadas y los rostros expresivos, ingenuos y tristes»,[4]​ «fija su atención en Georges Rouault, Marc Chagall y Permeke»:[313]

Pienso [entonces] qué me dicen los tejados grises, las palomas, las madres, los niños, las buhardillas…; si tienen algún significado trascendente un remolino de papel, la música o la felicidad nacida de la nada. Cómo la cuerda de un violín, un carromato, unas almas tronchadas y errantes pueden significar algo sublime. Qué mensajes esconden el amor, la muerte, los ángeles, un perro, una muñeca, un cementerio…[314]
 
Barco Elvira Pelayo (Punta Umbría), "V[19]62". Óleo sobre tablex, 54 x 59 cm. Col. particular, Badajoz.

Junto a estos cabe hablar sobre todo en los años 1960 de un relativo interés por un conjunto de temas relacionados con el entorno marino, patente en obras como Hijos del mar (anterior a 1960. Col. particular, Talavera la Real), Barcas en el muelle, Barco Elvira Pelayo,[315]Héroes del mar,[316]Muelle de pescadores,[209]Viejo solitario (anteriores a 1964), Barcos viejos (ya de 1977),[315]​ varias marinas, cuyo inicio podría rastrearse en una serie de escritos de carácter autobiográfico en los que el artista aportó datos de su estancia como auxiliar de Meteorología en el Observatorio de Huelva (1941-1943),[317]​ a raíz de la cual visitaría otras cuantas localidades costeras de la zona:

Es destinado al Observatorio de Huelva.

Primer contacto con el mar. Dibujos y pinturas del natural de […] muelles, barcos, maquinarias y trabajadores portuarios. Conoce La Rábida.

Visitas a Rota, El Puerto de Santa María, Cádiz y Algeciras.[318]

Se puede resaltar también en este aspecto su participación en la Exposición Nacional de Pintura sobre Temas del Mar (como parte del programa de actos convocados con motivo de la celebración de la II Semana Naval) clausurada en los salones de la Cámara de Comercio de Santander el 8 de julio de 1968,[319]​ a la que concurrió con el cuadro al óleo titulado La espera y la semilla,[320]​ vendible por la cantidad de 7000 pesetas, «aunque en el talón se indica que su valor [se establece] entre 7000 y 10 000», y en la que también colgaron obras los pintores badajocenses Julio Antúnez Ramos (de Olivenza), Fernando Fernández Sánchez (Mérida) y Anita Sánchez García (Zafra), a razón en estos casos de tres piezas cada uno.[321]

Respecto al colorido y producción de las obras se descubre asimismo una cada vez más que evidente transformación desde el predominio de los tonos terrosos, grises y sienas de la primera época –del artista gestual de los primeros tiempos al laborioso «artesano» de las siguientes décadas– hasta una mayor matización cromática a base especialmente de rojos y azules dispuestos en grandes planos o masas de color delimitados mediante profundas incisiones de los últimos años.[262][322]​ Sobresalen en este sentido La cuerda rota (1962), Palomas blancas sobre tejado gris (1970, «tal vez la síntesis más acabada de su estilo»),[14]En una esquina cualquiera (1972), El adiós (1978), Niños olvidados (1980), las dos versiones de Hombres y máquinas (1984-1985), ejecutadas según el propio autor de la siguiente forma:

 
Réquiem [Flores, pájaros y estrellas, nunca me digáis adiós], 1974. Grabado al aguatinta, 63 x 47 cm. Col. particular, Badajoz.
Ejecutoria y técnica de mi figuración expresionista

Concebida la obra y dispuesto a ejecutarla, me basta un simple boceto o esquema lineal…

[…] ubico [a los personajes] en un espacio cerrado o abierto, solos, por parejas…, del mismo o distinto sexo, niños o mayores…, ocupando casi todo el soporte.

La distorsión de las figuras se adecúa a las necesidades expresivas del tema, aunque esta no suele ser muy pronunciada, sino más bien suave.

[Utilizo] pigmentos grises no derivados del negro. Tierras, sienas y ocres se alternan con primarios y secundarios no puros, yuxtaponiéndose entre sí y procurando una complementación lo más cercana posible a la teoría del color, con tonos o gamas sui géneris. El blanco y el negro tampoco son puros. Por lo general, el primero es mezclado con otros tonos o sobre veladuras, como pátina del negro, y este con azules, tierras o rojos. Los contrastes los suelo obtener por complementación o afinidad.

Todas las obras llevan en sus masas de color esgrafiados o interpenetraciones de color; es decir, si una masa es azul, aunque no puro, lleva también intercalados tonos contiguos, complementarios, sin que por ello varíe su tónica general.

Las obras básicas son ejecutadas sobre yute, lienzo, lona… y sus dimensiones exceden casi siempre del metro, al menos en uno de sus lados. La imprimación y preparación completa del soporte siempre me gustó hacerlas personalmente.

También a veces ejecuto obras menores al aguatinta, gouaches, grabados, dibujos, etc.[261]

Abundan entre estos últimos una extensa diversidad de paisajes naturales y urbanos pintados alrededor de las décadas de los setenta y ochenta como un par de escenas rurales realizadas probablemente en 1983 y cuyas dimensiones son de 36 x 51 y 35 x 49 centímetros, otros cuatro paisajes urbanos de los años 1980 expuestos en Badajoz del 26 de marzo al 31 de mayo de 2009 (n.os 19 y 22 del catálogo),[323]Paisaje urbano (inacabado) (1987), casi todos ellos conservados en distintas colecciones privadas de la ciudad.

En el mismo orden de cosas se tienen noticias documentales de siete paisajes urbanos ejecutados a base de gouaches y procedimientos mixtos presentes en la muestra celebrada en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo a partir del 28 de noviembre de 1966,[197]​ «en alianza de tonos grises y ocres hasta casi lo informe, […] y que con seguridad –por más inteligibles– conseguirán los mejores elogios del público».[11]

Su obra no figurativa, afianzada sobre todo hacia finales de los años 1960 –visible expresamente en sus estudios murales–, se adscribe al denominado «expresionismo abstracto» representado en España por Manolo Millares, Lucio Muñoz, Rivera, Antoni Tàpies, de quien aseguraría que «conoce la piedra, el árbol, el trozo de muro, mejor que nadie»; que «es bueno, fundamentalmente bueno, absolutamente bueno».[324]

También en este caso se dispone del correspondiente texto en que el artista describió con sus propias palabras su manera de abordar este segundo tipo de obras:

Ejecutoria y técnica de mi expresionismo no imitativo

La escultopintura es también subjetiva. Trato de reflejar la belleza de las formas geometrizantes asimétricas combinadas de forma que sugieran al contemplador algo espiritual, unido a cierta inquietud que lo lleve a conocer el entorno humano al tiempo que despierte una conciencia, un porqué, un estado anímico, etc.

Los soportes de estas obras, por su peso y dimensiones, son de aglomerado o TAM [tablero aglomerado de madera], con el fin de que no puedan deformarse.

Una vez estudiado y concebido el tema, distribuyo las distintas formas a base de un dibujo esquemático sobre el propio soporte. Las masas de arenas mezcladas con colas especiales son trabajadas y extendidas según su forma y grosor. Otras veces, empleo combinaciones de materiales diversos como carbonilla machacada de las estaciones, polvo de mármol, yeso, […] en consonancia con el asunto que deseo representar. Sacos, telas, maderas y hierros dispuestos de tal forma que tengan un significado y aludan a algo definido o indefinido, si se desea. Estos materiales son buscados y encontrados en mi deambular por los barrios de la ciudad. Otras veces, incorporo objetos mecánicos inservibles ya, buscándoles un sentido en el conjunto de la obra.[325]

Por lo que se refiere a su escultura figurativa, próxima según el profesor Moral Martínez «a la sobriedad estilística de Carlos Ferreira, Susana C. Polac, Rubio Camín o José Rausell»,[314]​ «puedo decir que sigue el mismo camino que mi pintura, basada en los mismos principios, fuentes y determinantes»:

Suelo trabajar la materia casi directamente [sobre todo] si son de pequeño formato, basadas en un dibujo esquemático. A veces, cuando se trata de un busto, realizo modelado y vaciado…
Cuando se trata de monumentos figurativos como el dedicado a las 100 000 horas de vuelo (ya que suelen ser de grandes dimensiones y peso) trazo el proyecto conforme a mis ideas y técnicas con arreglo al tema.[326]

MaterialesEditar

Como ya se ha referido en varias ocasiones, los cuadros de Silveira, mayormente a partir de la década de los setenta, muestran un creciente interés poco visible en otros autores del entorno por la ejecución personal de la práctica totalidad de los elementos que, en mayor o menor grado, van a integrarlos.[327]

Respecto a los soportes empleados en la mayoría de estas obras cabe destacar el uso de una serie de telas adquiridas por metros en el economato del Ejército del Aire de Madrid. Ya montadas sobre los correspondientes bastidores, realizados por el propio pintor lo mismo que los marcos o las paletas (en este caso, de madera o tablex),[328]​ estas eran preparadas con una conocida imprimación artesanal a base de cola de pescado y cola blanca de carpintero, lo que hacía que todo el proceso resultase en general muy económico.[329]

Asimismo las pinturas propiamente dichas eran elaboradas por él mismo a partir de diversos pigmentos naturales a los que posteriormente incorporaba las más variadas materias de carga como yeso, arena, polvo de mármol, etc., todo lo cual se traduciría finalmente en una serie de características formales que darían a los mismos un aspecto «peculiar, extraño [y] diferente»:[284]

Ya a mediados de los años 1960, más concretamente a la pregunta de José Manuel G. Torga sobre «por qué gusta[ba] de emplear en [su] cocina pictórica materiales y mezclas raras», contestó:

Porque el óleo yo diría que se me escapa de las manos. Es demasiado blando. Por mi doble condición de pintor y escultor necesito materiales más fuertes, más afines con mi temperamento, y empleo esas mezclas de elementos. Por eso me gusta hacer esculto-pinturas.[153]

Algo que José M.ª Pagador volvió a observar dos décadas después en los términos siguientes:

Su estudio en la pacense Avenida de Colón es también el taller de un alquimista. En grandes botes guarda los materiales secretos de sus gruesos empastes.[330]

En cuanto a las esculturas todas fueron ejecutadas a base de aglomerado de polvo de mármol, si bien conviene advertir que habida cuenta de la complejidad inherente a la ejecución de este tipo de piezas al menos las figuras del Cristo Redentor (1962) y la Virgen de Bótoa (1964) fueron realizadas en una antigua marmolería ubicada en la carretera de Valverde de Leganés junto al desaparecido Cuartel de Menacho o en el caso del monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo (1969) en las propias instalaciones de la base de Talavera como se desprende de alguna fotografía tomada en pleno proceso por el periodista Fernando Saavedra Campos y no en su domicilio estudio de la calle del Pilar n.º 1-3.º donde el artista residió con su familia desde mediados de 1962 hasta finales de los años 1960 o comienzos de la década siguiente y en la que llevó a cabo la práctica totalidad de su producción pictórica de aquella primera época.[14][331]

Firmas, fechas e inscripcionesEditar

Con las muy escasas excepciones de unas cuantas en las que se pueden distinguir las variantes «G. Silveira Galán», «Silveira», «Silveira G», «Silveira G.G.» o «Silveira Galán», observables en poco más de una decena de tablas de finales de los años 1950 y principios de la década siguiente, en la mayoría de las obras pictóricas del autor aparecen las firmas «SilveiraGG» o «G. SilveiraGG» («G[uillermo]. SilveiraG[arcía]G[alán]»), bajo las cuales suelen figurar los dos últimos dígitos del año en el que fueron concluidas, trazadas por regla general a base de diversas pinturas o tintas de colores blancos, rojos, azules o negros (los más habituales) y en distintos tamaños con el fin de conseguir el suficiente resalte cromático entre aquellas y los tonos normalmente más claros de los fondos.

Paisaje, 1968.  
Fábricas, 1970.  
Impresión, 1976.  
Hombres y máquinas, otoño de 1984.  

Por lo que corresponde a sus esculturas y otras piezas trabajadas con materiales varios se conocen más que nada la inscrita en la base de la imagen de la Virgen de los Ángeles (1960), firmada por «G SIIVEIRA» debajo del pie derecho de la figura, una segunda observable en uno de los dos mosaicos de Valdebótoa en la que puede leerse «G.Silveira.67» y una última visible junto a la cabeza en relieve del pintor y «PROFESOR DE LA ESCUELA DE ARTES Y OFICIOS ADELARDO COVARSI DURANTE CUATRO DECADAS 1941 12-1-1981» José María Collado, relacionada por el autor como «Relieve Retrato Homenaje a José M.ª Collado» (1981. Bronce), firmada por «Silveira» en la parte inferior izquierda de la misma.

Imagen de la Virgen de los Ángeles, 1960. Detalle de la base.  
"Relieve Retrato Homenaje a José M.ª Collado", 1981.  

Junto a estas se aprecian en su obra, sobre todo a partir de mediados de los años 1960, una prolija serie de inscripciones, rótulos identificativos y «leyendas que señalan a veces lo obvio» como «FF.CC. KM 15 LAS ACACIAS APEADERO»,[285]​ la finca «LOS CARDOS», las fondas «EL NORTE-1932», «AZUL», tiendas de «ULTRAMARINOS», el barco «ELVIRA PELAYO», las relaciones de artes y oficios que integran cada uno de los cinco paneles inferiores que componen el antes referido mural Fábricas, la afirmación de que «mientras exista un niño que sufra en la Tierra, habrá ángeles con alas» (Fidelidad, 1972), «3ª CLASE», «EQUIPAJES», «ESTACION FC» o «HERRAMIENTAS OBRAS» (El adiós o La despedida, 1978), «LAS AGUILAS HUMANAS ATRACCION INTERNACIONAL SESIONES 8 TARDE - 11 NOCHE» o «CIRCO AZUL HNOS ESTRELLA CAJON Nº 5» (Melancolía bohemia o Arlequín, 1983), «INDUSTRIAS METALURGICAS Hnos SA» y «MERENDERO EL RINCON» (anotadas en sendos paisaje urbanos de la década de los ochenta expuestos en Badajoz en 2009),[332]​ etc.

Obra seleccionadaEditar

Conforme a los datos extraídos de la Obra documentada del artista publicada con ocasión de la muestra organizada en el Museo de Bellas Artes de Badajoz del 26 de marzo al 31 de mayo de 2009,[333]​ a los que se sumarían otras fuentes como catálogos de exposiciones, recortes de prensa, testimonios orales acerca de cuadros que nunca llegaron a exponerse en vida del autor, etc., la producción completa de Silveira podría cuantificarse por encima de las trescientas piezas entre pinturas, esculturas, escultopinturas, dibujos preparatorios, obra gráfica y murales –una parte de las cuales (al menos un centenar de estas obras permanecen en paradero desconocido) se encuentran en el Museo Provincial de Bellas Artes (cinco cuadros más una escultura) y Delegaciones Provinciales de las Consejerías de Educación (2) y Cultura e Igualdad (1) de la Junta de Extremadura de Badajoz, IES Eugenio Hermoso (1), Centro Municipal Nertóbriga (1) y Museo de Arte Contemporáneo (2) de Fregenal de la Sierra, Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real (2), así como en distintas colecciones particulares de Extremadura (las más de las veces de Badajoz capital), Algeciras, Salamanca (sobre todo de su primera etapa como pintor), Granada (4),[334]​ Madrid, la vila portuguesa de Coruche (1)–, de las que se destacan las siguientes:

Años 1950-1960Editar

Como ya se ha mencionado con anterioridad desde que fijó su residencia en Badajoz a mediados de octubre de 1954 hasta finales de los años 1960 o comienzos de la década siguiente el artista residió con su familia en varios domicilios de la ciudad (por norma general de reducidas proporciones) en los que ejecutó la mayor parte de su producción pictórica de entonces.[41]

En cuanto a las esculturas se sabe que habida cuenta de sus dimensiones y sobre todo de la complejidad inherente a la ejecución de tal tipo de piezas varias de estas, especialmente la imagen de la Virgen de los Ángeles de la Puerta de Palmas, fueron realizadas en la Escuela Sindical de Formación Profesional San José, de la que era profesor en aquella época el también pintor y amigo de Silveira Manuel Fernández Mejías,[55]​ diferentes marmolerías de la capital (boceto del Cristo Redentor, Virgen de Bótoa), las instalaciones de la base aérea de Talavera la Real como en el caso del monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo,[14]​ etc.

 
El coro, "INVIERNO 58 / SILVEIRA". Óleo sobre tablex,
46 x 61 cm.
  • El coro, «INVIERNO 58 / SILVEIRA». Óleo sobre tablex, 46 x 61 cm. Col. particular, Badajoz.[100]
  • Plaza [de Talavera la Real], 1958. Óleo sobre madera. Col. particular, Coruche (Portugal).[335]
  • Sol de invierno, 1959. Óleo con espátula sobre tablex, 51,5 x 70 cm. Col. particular, Badajoz.[80][308][336][285]
  • Rocas y pastos, 1959. Óleo sobre madera, 53 x 84,5 cm. Col. particular, Madrid.[80][308][336]
  • Jarra policroma, 1959. Óleo con espátula sobre tablex. Col. particular, Sevilla.[106]
  • Atardecer, 1960. Óleo sobre madera, 49 x 81 cm. Col. particular, Salamanca.[315]
  • El hombre caído o Súplica (dibujo preparatorio), enero de 1961. Bolígrafo sobre papel reciclado. Inscripción en el margen derecho: «Rehenes con las escenas más tristes / de Cristo y paisajes de fondo con / personas en masa. Líneas y masas / ARMÓNICAS». Firmada y fechada «Silveira 1961 Enero» en la parte central. Col. particular, Badajoz.
  • Virgen sentada con Niño (dibujo preparatorio para talla), febrero de 1961. Bolígrafo sobre papel reciclado. Inscripción en la parte inferior: «MADERA / ENCINA». Firmada y fechada «Silveira / 18 - 2 - 61» en el ángulo inferior derecho. Col. particular, Badajoz.
  • La cuerda rota (expuesta erróneamente en 2009 como La primera cuerda rota), 1962. Óleo sobre lienzo, 126 x 90 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Depositada desde 2009 en el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz.[337][106]
  • Paisaje gris, 1962. Pintura al óleo. Presentada con motivo de la Exposición de Pinturas de G. Silveira García-Galán celebrada en Punta Umbría, Huelva, del 4 al 11 de agosto de 1962 (n.º 3), a raíz de la cual fue destacada por el pintor onubense Enrique Montenegro como un cuadro «en el que la perspectiva honda está magníficamente lograda, simplemente con una serie de postes de telégrafo que parten del primer plano y se pierden en el infinito». Paradero desconocido.[311][338]
  • Paisaje urbano o Casas altas, 1962. Óleo sobre tablex, 61 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.[339][285]
  • Payaso, mayo de 1962. Óleo con espátula sobre tablex, 51,5 x 50 cm. Al dorso de la misma aparece una nota manuscrita en la que se señala que «debajo de esta pintura del payaso / hay otra: una mujer con los pechos desnudos».[340]​ Col. particular, Madrid.
  • Altos hornos, 1963. Látex y gouache. Paradero desconocido.[315]
  • Capricho musical, 1963. Collage, 30 x 42 cm. Col. particular, Badajoz.[341]
  • Éxodo hacia el sol, 1963. Óleo sobre lienzo, 90 x 70 cm. Col. particular (desconocida).[104][105]
Joven maternidad, 1963. Óleo sobre tablex, 62 x 55 cm. Etiquetas pegadas al dorso.
  • Joven maternidad, 1963. Óleo sobre tablex, 62 x 55 cm. Col. particular, Madrid.[106]
  • La casa azul, 1963. Óleo sobre tablex, 52 x 57 cm. Col. particular, Mérida, Badajoz.[342][97]
  • La tapia, 1963. Pintura y elementos metálicos sobre papel, 42 x 31 cm. Col. particular, Badajoz.[343][344][209]
  • Muelle de pescadores, 1963. Técnica mixta sobre tablex, 80 x 89,5 cm. Col. particular, Madrid.[209][285]
  • Mujer con niño, 1963. Técnica mixta sobre papel, 42 x 28 cm. Col. particular, Badajoz.[345][346]
  • Paisaje urbano, 1963. Gouache sobre papel, 31 x 42 cm. Col. particular, Badajoz.[347]
  • Paisaje, 1963. Gouache sobre papel, 31 x 41 cm. Col. particular, Badajoz.[348]
  • Plaza de Minayo (Badajoz), firmada y fechada «P 63» en la parte inferior. Óleo sobre lienzo, 90 x 121 cm. «Exposición de Pinturas y Esculturas: G. Silveira García-Galán». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 2-10 de mayo de 1963 (n.º 1). «Pinturas de Silveira». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 9-13 de febrero de 1964 (n.º 3). Col. particular, Talavera la Real (Badajoz).[335]
  • Payaso con niña, 1964. Óleo sobre madera, 96 x 64 cm. Col. particular, Salamanca.[197]
  • Bodegón de la ventana, 1965. Óleo sobre lienzo, 60 x 73 cm. Col. particular, Badajoz.[349][315][350]​ Existen fotografías de otra versión al óleo de la pieza firmada «G. Silveira» en el ángulo inferior izquierdo. Col. particular (desconocida).
 
Coro de monjas, 1965. Gouache sobre papel, 40 x 52 cm. Col. particular, Badajoz.
  • Coro de monjas, 1965. Gouache sobre papel, 40 x 52 cm. Col. particular, Badajoz.[97]
  • Fábrica, 1965. Gouache sobre papel, 40 x 55 cm. Col. particular, Madrid.[351]
  • Maternidad, 1965. Gouache sobre papel, 54 x 38 cm. Col. particular, Badajoz.[352]
  • Paisaje gris, 1965. Óleo sobre tablex, 38 x 53 cm. Col. particular, Badajoz.[338][285]
  • Paisaje urbano (nocturno) o Casa iluminada, 1965. Gouache sobre papel, 39 x 54 cm. Adquirido por el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz en 1988.[153][90][353][97]
  • Simbolismo de una pareja de artistas, 1965. Collage. En 1984 formó parte de la exposición retrospectiva celebrada en la sala de exposiciones del Banco de Bilbao (Badajoz) del 3 al 9 de diciembre con motivo de la Semana Cultural Militar (n.º 25 del catálogo). Paradero desconocido.[308]
  • La caseta, 1966. Óleo sobre tela de saco, 80 x 120 cm. Presentada a la última edición de la Exposición Nacional de Bellas Artes clausurada en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid a mediados de octubre de 1968. Al no haber sido premiada, el autor recibió una nota de la Dirección General de Bellas Artes en la que se le comunicaba que en tal caso podía retirarla «durante los veinte días siguientes a la fecha de este escrito».[354]​ Col. particular, Badajoz.[355][106][285]
  • Prisioneros, 1966. Látex y gouache sobre papel, 61 x 46 cm. Col. particular, Badajoz.[335][285]
  • Paisaje (canal de riego), 1968. Óleo sobre lienzo, 90 x 121 cm. Exposición de la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA). «España Vista por sus Artistas»: Copenhague (Dinamarca, finales de 1968). «Pinturas de Guillermo Silveira». Salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, 25 de abril-2 de mayo de 1976. «Búsquedas». Palacio de los Barrantes-Cervantes. Trujillo, 15 de septiembre-29 de octubre de 2017. Sala Permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra (MACF).[197][285]
  • Carros en la cuesta, 1968. Óleo sobre tablex, 69 x 94 cm. Firmada y fechada «Silveira 68» al dorso. Col. particular, Badajoz.[285][356]
  • Marina, 1968. Técnica mixta sobre aglomerado de madera, 89 x 189,5 cm. Col. particular, Madrid.[285]
  • «VISTA LATERAL EN ESCORZO» del monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo (boceto), noviembre de 1969. Gouache sobre papel, 46 x 31 cm. Col. particular, Badajoz.[357]
Escultura
 
"La imagen es de piedra artificial. Pesa aproximadamente 250 kilos y mide 1,80 metros. El estilo es barroco de los siglos XVI y XVII. […] Será una de las figuras escultóricas mayores de nuestra ciudad".[87]
  • Virgen de los Ángeles (180 cm de altura) más dos bajorrelieves laterales, 1960. Aglomerado de polvo de mármol. Puerta de Palmas, Badajoz:[138][358]
De un día a otro será colocada en la hornacina de Puerta de Palmas una bella y hermosa imagen de Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles, obra del escultor y pintor extremeño Guillermo Silveira G. Galán, cuya última exposición de pintura, acogida muy lisonjeramente por el público y la crítica, se celebró el pasado mes de diciembre en la Casa de la Cultura de nuestra capital. La obra ha sido realizada por encargo de nuestro Ayuntamiento, cuyo alcalde, don Ricardo Carapeto Burgos, acompañado por don Juan Cuéllar, primer teniente de alcalde, arquitecto señor Vaca y don Antonio Chorot, visitó recientemente al artista en su domicilio, tan pronto supo que la imagen estaba ya terminada.[87]
Según los planteamientos del proyecto inicial la imagen luciría una corona de hierro forjado encargada al poeta y escultor Luis Álvarez Lencero, trabajo que dada la escasez del presupuesto disponible no llegó a realizarse.[359]
Respecto a la identidad de la joven que posó para la obra se sabe que se llamaba Mercedes y que ayudaba en las tareas de la casa a la familia del artista, residente por entonces en la colonia Carlos Haya, inmediata a la base de Talavera, primero, y la antigua calle del Pilar de Badajoz más tarde.[82]
  • Cristo Redentor (boceto), 1962. Aglomerado de polvo de mármol, 105 x 100 x 36 cm. Según el propio autor se trataría de uno de los dos estudios realizados «para el Cristo Redentor del monumento [diocesano] en el Cerro Gordo de Badajoz a los Sagrados Corazones de Jesús y María», de quince metros de altura.[360]​ Respecto a los distintos escenarios por los que ha pasado la figura desde su creación se tiene constancia de que fue ejecutada en un taller de mármoles de la capital en el que permaneció hasta su cierre fuera de la vista del público visitante. En aquel momento el entonces conserje del museo provincial Francisco Morán Cruz la entregó a la institución quien propició que fuese restaurada por el escultor barcarroteño Luis Martínez Giraldo, antiguo alumno de Silveira durante sus años como profesor de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos Adelardo Covarsí.[361]​ Junto con otros dos Cristos de Pedro Torre Isunza y Saturnino Domínguez Nieto se expuso por primera vez del 21 de marzo al 25 de abril de 2013.[362]​ Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz.[90]
  • Augusto velado (copia del original del siglo I d. e. c. conservado en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida), 1963. Aglomerado de polvo de mármol, 34 x 25 x 21 cm, aprox. Tras permanecer unos años en la antigua Oficina de Turismo del llamado «Pasaje de San Juan» se conserva en una de las dependencias de los Servicios Territoriales de la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura ubicada en el n.º 2 de la Avda. de Huelva de la capital pacense.[363][364][138]
  • Proserpina (copia del original del siglo I d. e. c. conservado en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida), 1963. Aglomerado de polvo de mármol, 700 kg de peso, aprox. Según el periodista Manuel Villamor este enorme peso impidió que la escultura de la diosa, «quizá la más pesada de toda la EXPOTUR», pudiese ser llevada hasta el interior del centro de exposiciones del Instituto Nacional de Industria (INI) de Madrid donde se celebraba la muestra, por lo que quedó fuera del stand a la espera de «su colocación definitiva».[365][364]​ Destruida.[138]
  • Virgen de Bótoa. Aglomerado de polvo de mármol policromado, 82 (+ 10 de peana) x 48 x 42 cm. Bendecida por el cura párroco de San Andrés Apóstol José Reseco Lozano en junio de 1964.[366]​ Tras varias intervenciones posteriores fue restaurada en 2017 por un antiguo discípulo de Silveira, si bien cabe observar que buena parte de los colores originales, sobre todo los del manto (primitivamente azul), fueron sustituidos por otros más intensos. CEIP Nuestra Señora de Bótoa, Badajoz.[136][138]
  • Monumento conmemorativo de las cien mil horas de vuelo. Aglomerado de polvo de mármol y hierro. Inaugurado en la Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real en mayo de 1969.[346]
Retrato escultórico

Por una de las entrevistas publicadas a raíz de la muestra de pinturas del artista celebrada en Punta Umbría, Huelva, del 4 al 11 de agosto de 1962 se sabe que entre sus proyectos inmediatos se encontraba seguir «trabajando en mi estudio pues tengo pendientes más de cincuenta encargos de bustos de diversas personas pacenses»,[367]​ «que más bien nos dicen del alma de los interesados que de su descripción física».[368]

 
Díptico de la "Exposición de Pinturas y Esculturas: G. Silveira García-Galán". Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, mayo de 1963. pp. 2-3.

Se conoce asimismo que nueve de estos retratos fueron presentados con motivo de la exposición organizada en Badajoz a principios de mayo del año siguiente, entre los que Antonio Zoido destacó en su comentario los del escritor y militar Enrique Segura Otaño y María Teresa Jiménez Carlos (señora de Ostos), si bien para el crítico de Arte no era en general el tipo de escultura más acorde con sus características artísticas:

En cuanto a la obra escultórica, creemos que hay que entenderla en amplios términos, más como experiencia saludable que como afinada diana. Sabemos que en muchos de los retratados el parecido es grande (excepcional quizá el de don Enrique Segura). Sin embargo para nosotros representa más un enriquecimiento de la vigorosa personalidad del artista. Porque cabe a esta obra mayor remate, más delicados matices, más perfectibilidades. […] [No obstante] adivinamos cierta morosidad y un detenimiento más suficiente en una de las esculturas, la mejor de concepción, ejecución y logrado carácter. Se trata del retrato de la señora de Ostos. Aunque quizás no sea este –por esencia esclavizado a la realidad– el género de escultura que corresponda a su inspiración.[94]
  • Purificación Porro Villarrubí, 1963. Escayola patinada, 40 cm de altura (fundido en bronce). Col. particular, Madrid.[346]
  • María Teresa Jiménez Carlos. Escayola patinada. Paradero desconocido.[138]
  • Enrique Segura Otaño. Escayola patinada. Col. particular, Badajoz.[220][346]
  • Antonio Zoido Díaz, 1963. Escayola patinada, 38 x 26 x 22 cm. Sin firma. Col. particular, Madrid.[369][346]
  • Antonio Soriano Díaz, 1962. Escayola patinada, 35 x 23 x 16 cm. Col. particular, Madrid.[346]
  • Emilio Antón Crespo. Escayola patinada. Paradero desconocido.[346]
  • Esteban Franco Cañas. Escayola patinada. Paradero desconocido.[346]
  • Bienvenido del Pino. Escayola patinada. Destruido.[346]
  • Cabeza de niño (Manuel Alberto Zoido Martín). Escayola patinada. Destruido.[346]
Escultopintura
  • Formas contenidas metálicas, 1961. 39 x 55 cm. Col particular, Badajoz.[138]
  • Torero, 1963. 59 x 40 cm. Col. particular, Madrid.[370][371]
  • Composición abstracta, 1965. 138 x 40 cm. Col. particular, Badajoz.[372]
  • Estructura n.º 6 o Fragua, 1966. Técnica mixta sobre aglomerado de madera, 98 x 180 cm. Delegación Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura, Badajoz.[373][138][285]
  • Fábricas, 1966. «Simbolismo FIGURATIVO - Mural escultopintura». Óleo sobre aglomerado de madera, 245 x 400 cm. Nuevo pabellón de Formación Profesional del IES Eugenio Hermoso, Fregenal de la Sierra, Badajoz.[371]
Otros materiales
Obra Título/s Fecha Técnica Dimensiones Localización Exposiciones, notas y referencias
ant. 1964-1967
Vidriera para un aleluya ant. 1964 Pintura al óleo y acrílica sobre madera 40 x 20 cm Col particular, Badajoz Pinturas de Silveira. Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País. Celebrada eventualmente en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de la Diputación Provincial de Badajoz, 17-25 de diciembre de 1963.
Pinturas de Silveira. Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 9-13 de febrero de 1964
(n.º 12).
IV Premio Valdepeñas y XXV Exposición Manchega de Artes Plásticas». Valdepeñas (Ciudad Real), septiembre de 1964 (n.º 35).
Exposición de Pinturas de Guillermo Silveira. Muestra retrospectiva (1959-1984) con ocasión de la Semana Cultural Militar. Sala de exposiciones del Banco de Bilbao (Badajoz), 3-9 de diciembre de 1984 (n.º 15).[129][259]
Vitral ant. 1966 Laca vitral sobre vidrio 61 x 35 cm Col particular, Badajoz Silveira Expone Pinturas. Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 28 de mayo-junio de 1965 (n.º 17).
Reproducida en Gallardo Miranda, Miguel Ángel (2014). Guillermo Silveira: colección de láminas. Badajoz: Museo Provincial de Bellas Artes.
s. p.[259]
 
Aspecto general de los mosaicos de Valdebótoa en octubre de 2018.
Los doce apóstoles y el Espíritu Santo, Belén jun.-jul. 1967 Mármol, cemento y piedra rodada sobre muro 18 m², aprox. Porche de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa (Ayuntamiento de Badajoz).[374] "[Por encargo] de la Delegación del Instituto Nacional de Colonización de Badajoz a través del arquitecto señor Mancera Martínez".[191]
 
San Isidro Labrador 1967 Grabado sobre mármol 57 x 33 cm (cada uno) Fueron realizados por encargo del antes mencionado arquitecto Mancera Martínez para la decoración de los dos portales de acceso a las viviendas del "Edificio San Isidro" (calle San Isidro n.os 2-4), Badajoz Al igual que la imagen de la Virgen de Bótoa se ejecutaron en las instalaciones de una antigua marmolería ubicada en la carretera de Valverde de Leganés junto al desaparecido Cuartel de Menacho.[55]
Respecto al procedimiento utilizado se trata de dibujar directamente sobre la plancha por medio de una gubia para piedra conocida como "pico de gorrión". Una vez finalizado el proceso los surcos resultantes suelen rellenarse con pintura.
Firmada "Silveira" en el ángulo inferior izquierdo.

Años 1970Editar

  • Marina, 1970. Óleo sobre lienzo, 87 x 120 cm. Col. particular, Madrid.[375][285]
  • Paisaje, 1970. Gouache sobre papel, 49 x 55 cm. Col. particular, Madrid.[376]
  • Virgen y Niño, 1971. Óleo sobre lienzo, 125 x 83 cm. Col. particular, Badajoz.[258][259]
  • En una esquina cualquiera, 1972. Óleo sobre lienzo, 116 x 89 cm. Col. particular, Badajoz.[377][100]
  • Fidelidad, 1972. Óleo sobre tela, 150 x 130 cm. Col. particular, Badajoz.[378][105]
 
Nicho de Guillermo Silveira García y Amalia Lanot Rodríguez en el Cementerio de Nuestra Señora de la Soledad, Badajoz. En la parte inferior de la lápida figuran como epitafio los versos "Flores pájaros / y estrellas nunca [nos] digáis / adiós", utilizados por el artista a modo de subtítulo de su grabado al aguatinta Réquiem, presentado al "I Premio Internacional de Dibujo Luis de Morales" en octubre de 1974.
  • Réquiem [Flores, pájaros y estrellas, nunca me digáis adiós],[379]​ 1974. Grabado al aguatinta, 63 x 47 cm. Col. particular, Badajoz.[380][381][346][285]
  • El maquinista (expuesta erróneamente en 2009 como El regreso), 1975. Técnica mixta sobre lienzo, 126 x 92 cm. Col. particular, Maracena, Granada.[382][100]
  • El violinista apasionado (inacabada), 1975. Óleo sobre lienzo, 129 x 90 cm. «Guillermo Silveira». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 26 de marzo-31 de mayo de 2009 (n.º 48). Col. particular, Maracena, Granada.[383][100]
  • Nostalgia bohemia, 1976. Óleo sobre lienzo, 100 x 78 cm. Col. particular, Badajoz.[384][209][285]
  • Retrato de Juan Carlos I, 1976. Óleo sobre lienzo, 161 x 111 cm. Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz.[335]
  • Vista general del santuario de la Virgen de los Remedios o Impresión, 1976. Pintura acrílica sobre aglomerado de madera, 69 x 88 cm. «Pinturas de Guillermo Silveira». Salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, 25 de abril-2 de mayo de 1976 (n.º 1). Centro Municipal Nertóbriga. Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra, Badajoz.[259]
  • Campesina, 1977. Tinta y lápiz de color sobre papel, 60 x 45 cm. Col. particular, Badajoz.[259]
  • Los pedigüeños, 1977. Óleo sobre tela, 100 x 81 cm. Col. particular, Badajoz.[385][335][285]
  • Paso a nivel, 1977. Gouache sobre papel, 65 x 81 cm. Col. particular, Badajoz.[233][197]
  • El adiós o La despedida (2.ª vers.),[386]​ 1978. Óleo sobre tela, 130 x 90 cm. Col. particular, Badajoz.[387][388][285]
  • Maternidad o Virgen y Niño con revolanderas,[389]​ 1978. Lápiz de grafito sobre papel, 45 x 29 cm. Paradero desconocido.[260]
  • Bodegón del té, 1979. Gouache sobre papel, 38 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.[285]
  • Frustración, 1979. Óleo sobre lienzo, 98 x 79 cm. Col. particular, Badajoz.[316][285]
  • Serena sentada en la alfombra de los sueños, 1979. Técnica mixta sobre papel, 47 x 32 cm. Col. particular, Badajoz.[390][308]
Escultopintura
  • Escultopintura para una meditación, 1971. Técnica mixta sobre aglomerado de madera, 160 x 300 cm. Delegación Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura, Badajoz.[391][138][285]
Ilustración editorial
  • Sin título. Antonio Zoido (1976). Cualquier día. Badajoz: Imp. Doncel Industrias Gráficas. ISBN 8440020104.  Imagen de cubierta.[392][259][393]
  • Sin título. Miguel Pérez Reviriego (19 jun. 1976). «Veredicto culpable». Seis y Siete. Cuentos de ahora mismo (Badajoz) (32): 6-7. Ilustración.
  • Sin título. VV. AA. (dic. 1976). Boletín Informativo de la Hermandad de Donantes de Sangre. Badajoz: Imp. Vicente Campini.  DL BA 139-1975. Imagen de cubierta.[259]
  • Sin título. Miguel Pérez Reviriego (1978). Poema decapentaédrico. Fregenal de la Sierra (Badajoz): Imp. Ángel Verde.  DL BA 284-1978. Imagen de cubierta.[259]
  • Sin título. Antonio Zoido (mar. 1979). «Huyendo del mundanal ruido…». Alminar. Viñetas de viejo infolio (Badajoz: Diputación Provincial) (3): 24-25. Ilustración.
  • Plaza Chica de Zafra. Antonio Zoido (may. 1979). «La escondida senda». Alminar. Viñetas de viejo infolio (Badajoz: Diputación Provincial) (5): 18-19.  Ilustración.[346]
  • Sin título. Antonio Zoido (dic. 1979). «El capitán arrogante». Alminar. Viñetas de viejo infolio (Badajoz: Diputación Provincial) (10): 24. Ilustración.
  • Sin título. Miguel Pérez Reviriego (1979). Versos por la calle. Fregenal de la Sierra (Badajoz): Imp. Ángel Verde. ISBN 978-8430008438.  Imagen de cubierta.[394][259]

1980-1987Editar

 
PROYECTO VIDRIERAS Iglesia Colonia
C. HAYA. Badajoz, MAYO de 1985. Imagen de cubierta. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • Niños olvidados, 1980. Óleo sobre lienzo, 130 x 100 cm. Col. particular, Badajoz.[209]
  • Dolor y esperanza, 1982. Dibujo litografiado, 40 x 26 cm. Col. particular, Badajoz.[395][259]
  • Melancolía bohemia o Arlequín, 1983. Óleo sobre tela, 100 x 80 cm. Col. particular, Badajoz.[396][209][285]
  • Mural A (boceto), noviembre de 1983. Técnica mixta sobre papel, 32,5 x 20 cm (escala 1:400), equivalentes a una superficie real de 26 m². Col. particular, Badajoz.[397][259]
  • Mural B (boceto), noviembre de 1983. Técnica mixta sobre papel, 23 x 40 cm (escala 1:100), equivalentes a una superficie real de 9,2 m². Junto con el anterior se trataría de los dos estudios proyectados para la realización de otros tantos murales destinados a decorar la sede principal de la Caja Postal de Badajoz, inacabados tras la muerte del artista. Col. particular, Badajoz.[398][259]
  • Altozano, 1984. Óleo sobre madera, 37 x 48 cm. Col. particular, Badajoz.[399]
  • Hombres y máquinas, otoño de 1984. Óleo sobre tela, 160 x 89 cm. «Primeros Premios de las XXX Ediciones del Internacional de Pintura Eugenio Hermoso». Sala de exposiciones del conventual de San Francisco. Fregenal de la Sierra, inaugurada el 2 de febrero de 2013. «Búsquedas». Palacio de los Barrantes-Cervantes. Trujillo, 15 de septiembre-29 de octubre de 2017. Sala Permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra (MACF), Badajoz.[285]
  • Bohemia o El estudiante, 1985. Óleo sobre lienzo, 93 x 74 cm. Col. particular, Badajoz.[400][285]
  • El violinista apasionado, 1985. Óleo sobre tela, 116 x 77 cm. Col. particular, Badajoz.[285]
  • Hombres y máquinas, 1985. Óleo sobre lienzo, 115 x 87 cm. Col. particular, Badajoz.[401]
  • Proyecto para la realización de tres conjuntos de vidrieras destinadas a decorar la iglesia de la colonia militar Carlos Haya, Base Aérea de Talavera la Real (inacabado), mayo de 1985. Col. particular, Badajoz.[274]
Según las previsiones del autor, el número y medidas de las mismas serían los siguientes:
  • Nave central. Seis vidrieras formadas por veintisiete vidrios [sic] de 50 x 24 cm cada una (3,24 m²).
  • Presbiterio. Dos vidrieras formadas por catorce vidrios de 63 x 24 cm cada una (2,12 m²).
  • Coro. Una vidriera formada por nueve vidrios de 122 x 63 cm (6,92 m²).
Equivalentes a una superficie total aproximada de 12,3 m².
  • Tierra parda, 1985. Óleo sobre lienzo, 92 x 73 cm. Col. particular, Badajoz.[402][285]
  • Dos músicos del circo, 1987. Tinta china y lápiz de color sobre papel, 42 x 35 cm. Col. particular, Badajoz.[403]
  • Dos músicos del circo (inacabada), 1987. Óleo sobre lienzo, 116 x 89 cm. Col. particular, Badajoz.[329]
Retrato escultórico
  • José María Collado Sánchez (relieve), 1981. Escayola patinada, 43 x 34 cm (fundido en bronce). Relacionado por el autor como «Relieve Retrato Homenaje a José M.ª Collado». Encima, «J.M. COLLADO». Firmada «Silveira» en la parte inferior izquierda. Escuela de Artes y Oficios Artísticos Adelardo Covarsí, Badajoz.[404][271]
Escultopintura
  • La nave Argón, inaugurada el 11 de diciembre de 1981. Técnica mixta sobre aglomerado de madera, 182 x 400 cm. Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real, Badajoz.[371]
  • Composición (boceto para mural), 1983. Técnica mixta sobre planchas de tablex, 60 x 46 cm. Col. particular, Badajoz.[405]
Ilustración editorial
  • El sembrador de piedras. Antonio Zoido (1985). Niño y Dios. Caja de Badajoz. p. 39. ISBN 978-8439856559.  Ilustración. Col. particular, Badajoz. También colaboraron en el libro los pintores Francisco Pedraja, Julián Pérez Muñoz, María Teresa Romero, Antonio Vaquero Poblador, Cecilia Marín Torres, M.ª José Gomero y Beatriz Corchuelo.[406]

Sin fecha (por orden alfabético)Editar

  • Afueras, ant. 1960. Óleo con espátula sobre madera, 55 x 63 cm. «Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 11-17 de diciembre de 1961 (n.º 15). Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.[407][315]
  • Alquitranadoras, años 1970. Gouache sobre papel, 42 x 57 cm. Col. particular, Badajoz.[408]
  • Apeadero las Acacias, finales de los años 1960. Óleo sobre madera, 45 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.[409]
  • Barcos, años 1970. Óleo sobre lienzo, 45 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.[410]
  • Bodegón o Botellas en azul, c. 1972. Gouache sobre papel, 40 x 52 cm. Col. particular, Badajoz.[411]
  • Bodegón, mediados de los años 1970. Collage, 33 x 48 cm. Col. particular, Badajoz.[412]
 
Botellas (estudio), c. 1962. Gouache sobre papel,
40 x 50 cm. Col. particular, Badajoz.
  • Bohemia abandonada, mediados de los años 1970. Óleo sobre lienzo, 90 x 70 cm. Junto con las tituladas Calle del arrabal (paradero desconocido) y La caseta participó en la «LXXX Exposición de Primavera» organizada por el Ateneo de Sevilla e inaugurada en el Pabellón Mudéjar de la capital el 2 de marzo de 1975.[413]​ «Guillermo Silveira». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 26 de marzo-31 de mayo de 2009 (n.º 58, «Sin título [payaso]»). Col. particular, Madrid.[414][341]
  • Botellas (estudio), c. 1962. Gouache sobre papel, 40 x 50 cm. Col. particular, Badajoz.[341]
  • Buhardillas y tejados, ant. 1966. Óleo sobre tablex, 65 x 50 cm. Col. particular, Salamanca.[153][415]
  • El abrazo, finales de los años 1970. Técnica mixta sobre papel, 55 x 42 cm. Col. particular, Badajoz.[285]
  • El camino, ant. 1960. Pintura al óleo. Col. particular, Cáceres.[100]
  • El gallinero, c. 1955-1959.[416]​ Pintura al óleo, 55 x 40 cm. Col. particular, Madrid.[100]
  • El puente, ant. 1960. Óleo sobre tela de saco. Col. particular, Badajoz.[99][100]
  • Figura y carros, ant. 1968. Óleo sobre lienzo. Paradero desconocido.[417]
  • Hijos del mar, ant. 1960. Óleo sobre tela de saco, 69 x 102 cm. «Exposición de Óleos: Guillermo Silveira García-Galán». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 1- de diciembre de 1959 (n.º 2). «Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 11-17 de diciembre de 1961 (n.º 27). Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.[316]
  • La familia, mediados de los años 1970. Collage, 36 x 51 cm. Col. particular, Badajoz.[418]
  • La ría o Ría, ant. 1964. Óleo sobre lienzo, 46 x 55 cm. Según todos los indicios se trataría de una única obra presentada en Badajoz del 2 al 10 de mayo de 1963, Fregenal de la Sierra (25 de abril-2 de mayo de 1976) y nuevamente en la capital del 3 al 9 de diciembre de 1984 y del 26 de marzo al 31 de mayo de 2009. Col. particular, Badajoz.[301][106]
  • Mujer descansando, ant. 1964. Elementos metálicos, látex y gouache sobre papel, 40 x 55 cm. Col. particular, Madrid.[371]
  • Otoñal, ant. 1960. Pintura al óleo, 52 x 66 cm. «Exposición de Óleos: Guillermo Silveira García-Galán». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 1- de diciembre de 1959 (n.º 5). «Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 11-17 de diciembre de 1961 (n.º 18). Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.[80][419][338]
  • Paisaje urbano nevado, años 1970. Óleo sobre tablex, 37 x 44 cm. Col. particular, Badajoz.[420]
  • Paisaje urbano, años 1960. Óleo sobre tablex, 37 x 44 cm. Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz.[421][422]
  • Paisaje urbano, años 1980. Gouache sobre papel, 38 x 53 cm. Col. particular, Badajoz.[423]
  • Paisaje urbano, años 1980. Gouache sobre papel, 39 x 53 cm. Col. particular, Badajoz.[424]
  • Paisaje urbano, años 1980. Gouache sobre papel, 24 x 31 cm. Col. particular, Badajoz.[425]
  • Paisaje urbano, años 1980. Gouache sobre papel, 24 x 30 cm. Col. particular, Badajoz.[426]
  • Paisaje y caballo, ant. 1960. Óleo con espátula sobre madera, 46 x 49 cm. «Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 11-17 de diciembre de 1961 (n.º 28). Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.[197]
 
Datos técnicos del Paisaje remitido a Madrid el 16 de abril de 1968 con destino a la exposición "España Vista por sus Artistas", celebrada en San Juan de Puerto Rico en torno a la primavera de aquel año. Junto con la obra mencionada se envió "otro [cuadro] para los niños subnormales".
  • Paisaje, ant. 1969. 70 x 90 cm. Junto «con otro [cuadro] para los niños subnormales» dirigido a la subasta organizada en el contexto del programa de variedades Club mediodía emitido por Televisión Española (jun. 1968),[427][428]​ fue remitido a Madrid el 16 de abril con destino a la exposición España Vista por sus Artistas celebrada en San Juan de Puerto Rico en torno a la primavera de aquel año. Paradero desconocido.
  • Palomas blancas sobre tejado gris, c. 1969. Óleo sobre lienzo, 120 x 110 cm. Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz.[90][429][197]
  • Palomas blancas sobre tejado gris, c. 1969. Plumilla y témpera sobre papel, 56 x 41 cm. Col. particular, Badajoz.[430]
  • Pan humilde, c. 1975. Óleo sobre tela de saco, 115 x 85 cm. Col. particular, Badajoz.[431][197]
  • Puerto, años 1980. Óleo sobre lienzo, 49 x 60 cm. Col. particular, Badajoz.[432]
  • Romántica dulzura (conocida también como La viuda),[433]​ ant. 1961. Óleo sobre madera. Junto con las «figuras» El adiós, Dama exótica, Muchacha de la blusa moteada, Transición y Payaso melancólico formó parte de la Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán celebrada en la sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida del 11 al 17 de diciembre de 1961. Reproducida en Díaz Santillana, Santos (23 dic. 1961). «Exposición de pintura de Guillermo Silveira en el Liceo de Mérida». Hoy (Badajoz).[407]​ Cabe resaltar asimismo que en años posteriores el artista realizó una serie de ligeras modificaciones en relación al cuadro original (algo relativamente habitual en el conjunto de su producción), sin que en ningún momento se pueda hablar de dos piezas distintas. Col. particular, Badajoz.[308]
  • Serie Circo, años 1980. Col. particular, Badajoz.
  • Espectáculo circense. Tinta y gouache sobre papel, 37 x 43 cm.[434]
  • Malabaristas. Tinta y gouache sobre papel, 33 x 40 cm.[435]
  • Sin título (cabeza de Cristo Nazareno), principios de los años 1960. Óleo con espátula sobre madera, 34 x 38 cm. Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.
  • Sin título (paisaje rural [pueblo]), principios de los años 1960. Óleo sobre madera, 50 x 56 cm. Col. particular, Talavera la Real, Badajoz.
  • Sin título, años 1970. Collage, 36 x 51 cm. Col. particular, Badajoz.[436]
La caseta, 1966. Óleo sobre tela de saco,
80 x 120 cm. Col. particular, Badajoz.
 
Apeadero las Acacias, finales de los años 1960. Óleo sobre madera, 45 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.  
Bodegón o Botellas en azul, c. 1972. Gouache sobre papel, 40 x 52 cm. Col. particular, Badajoz.  
Paisaje urbano nevado, años 1970. Óleo sobre tablex, 37 x 44 cm. Col. particular, Badajoz.  
El abrazo, finales de los años 1970. Técnica mixta sobre papel, 55 x 42 cm. Col. particular, Badajoz.  
Bodegón del té, 1979. Gouache sobre papel, 38 x 54 cm. Col. particular, Badajoz.  
Composición (boceto para mural), 1983. Técnica mixta sobre planchas de tablex,
60 x 46 cm. Col. particular, Badajoz.
 
Tierra parda, 1985. Óleo sobre lienzo,
92 x 73 cm. Col. particular, Badajoz.
 

ExposicionesEditar

Algunas colectivasEditar

  • «IV Exposición de Artistas Locales». Casino de Salamanca, 13-20 de diciembre de 1953.[437]
  • «Exposición Nacional de Recursos Turísticos» (EXPOTUR). Palacio de exposiciones del Instituto Nacional de Industria. Madrid, 20 de junio-20 de julio de 1963.[364]
 
Folleto de mano de la "Exposición de Pintores Extremeños en Homenaje a Zurbarán". Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA). Badajoz (Casa de la Cultura de la Diputación Provincial, 27 de noviembre-diciembre de 1964). Imprenta Provincial. Imagen de cubierta.
  • «Exposición de Pintores Extremeños en Homenaje a Zurbarán». Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA): Fuente de Cantos (Colegio San Francisco Javier, 20 de septiembre-2 de octubre de 1964),[438]​ Badajoz (Casa de la Cultura de la Diputación Provincial, 27 de noviembre-diciembre de 1964. Imprenta Provincial. DL BA 164-1964).[439]
  • «Siete Artistas Extremeños de Vanguardia». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida, Badajoz, 20-28 de marzo de 1965. Tip. Vadillo.[440]
  • «Pintores de Badajoz». VI Feria Internacional del Campo (Cortijo de Badajoz). Madrid, 23 de mayo-junio de 1965.[441]
  • «Exposición ANSIBA» (Agrupación Sindical Provincias de Bellas Artes). Badajoz, 8- de febrero de 1966.[442]
  • «Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos» (primera salida). Cátedra López Prudencio de Cultura y Arte. Círculo de Artesanos. Don Benito, Badajoz, noviembre-diciembre de 1967.[443]
  • «Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos» (segunda salida). Cátedra López Prudencio de Cultura y Arte. Almendralejo, Badajoz, marzo de 1968. Imp. Doncel Industrias Gráficas.[444]
  • Exposiciones de la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA). «España Vista por sus Artistas»: San Juan de Puerto Rico (en torno a la primavera de 1968),[445]​ Nueva York y Copenhague (de octubre a noviembre del mismo año).[446]
  • «I Salón de Octubre». Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA). Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, octubre de 1968.[447]
  • «Pintores de Badajoz». Sevilla, IX Feria de Muestras Iberoamericana, 15-30 de abril de 1969.[14]
  • Selección de obras presentadas en la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo de 1970 (itinerante). Centro Cultural Genaro Pozas. Huesca, 15-22 de febrero de 1972.[448]
  • «Pintura Española Actual». Galería de Arte de la Caja de Ahorros Provincial. Alicante, 2-9 de noviembre de 1972. Se presentaron según el correspondiente catálogo un total de dieciocho obras de quince artistas españoles como Fernando Delapuente (dos), Carmelo García Barrena (una), Ignacio García Ergüin (una) o Ángel Medina (dos) que con anterioridad habían concurrido a la Nacional de Arte Contemporáneo de 1970 y en la que por parte de Silveira figuró La cuerda rota.[449]
  • Exposición conmemorativa del centenario de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí. Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, febrero de 1975. Se presentaron obras de profesores y alumnos que pasaron por ella a lo largo de sus cien años de actividad como Felipe Checa, el propio Covarsí, Juan Barjola, Timoteo Pérez Rubio, Isauro Luengo, José María Collado, Guillermo Silveira, Gabino Amaya, Antonio Juez o Eduardo Acosta, entre otros.[450]
  • «Exposición de Pintores Contemporáneos de la Baja Extremadura». Sala de exposiciones de la Caja de Ahorros Provincial de Vizcaya. Bilbao, septiembre de 1976.[233]
  • Cultural Legation Extremadura.[451]​ Diputación Provincial de Badajoz: Institución Cultural Pedro de Valencia. El Cairo, 21-29 de septiembre de 1978. Conformaron el envío «veinte cuadros del Museo Provincial, representatarios [sic] de la pintura extremeña de los siglos XIX y XX, [así como] cerca de cien fotografías de paisajes, monumentos y destacados aspectos de la provincia».[452]​ Silveira presentó el retrato Campesina (1977. Tinta y lápiz de color sobre papel, 60 x 45 cm). Por parte egipcia se hizo eco del evento el periódico Al-Ahram, si bien no se conservan ejemplares del número o los números concretos donde salió la noticia.[233]
  • «Exposición Antológica de Artistas Extremeños». Organizada por la Diputación Provincial a raíz del traslado de la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo a la Avda. de Europa dedicada por entonces al general Miguel Rodrigo. Badajoz, 10-25 de marzo de 1980.[263]
  • Exposición de artistas extremeños. Sala de exposiciones del Instituto de Bachillerato Fernando Robina. Llerena, Badajoz, abril de 1982.[263]
  • «Pintura Contemporánea Extremeña: Tendencias Actuales» (itinerante). Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, junio-septiembre de 1983.[453]
  • Exposición de artistas extremeños. Casa de España. Amberes, Europalia 85.[454]
  • Exposición inaugural de la Sala Acuarela. Badajoz, 28 de febrero-marzo de 1986.[455]

Participación en certámenes (selección)Editar

 
Catálogo de la "IX Exposición Provincial de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso". Badajoz, julio de 1960.
  • «IX Exposición Provincial de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso». Badajoz, julio de 1960:
[…] en los fuera de concurso, debió sin duda figurar también la obra de Guillermo Silveira. Así lo entendió el jurado al excluirlo de los galardones concedidos, pese a ser la suya la más considerable aportación al certamen. Casi todas las obras que presenta son conocidas de su última y relativamente reciente exposición.[309]
Obtuvo el Primer Premio la pintura abstracta Cosmos de Luis Álvarez Lencero.[456]
  • «III Premio Valdepeñas y XXIV Exposición Manchega de Artes Plásticas». Valdepeñas (Ciudad Real), septiembre de 1963.[108]
  • «XII Exposición de Otoño». Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría. Sevilla, 1 de noviembre-1 de diciembre de 1963.[108][457]
  • Les Arts en Europe (primera exposición). Consejo Europeo de Arte y Estética. Centro Internacional Rogier. Bruselas, 3-15 de junio de 1964.[458][136]
  • «IV Premio Valdepeñas y XXV Exposición Manchega de Artes Plásticas». Valdepeñas (Ciudad Real), septiembre de 1964.[153][136]
  • «XIII Exposición de Otoño». Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría. Sevilla, inaugurada en el Palacio Municipal de Exposiciones el 18 de octubre de 1964.[136][459]
  • «II Bienal de Pintura Extremeña». Cáceres, clausurada el 18 de julio de 1965.[153][460]
  • «XXV Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso» (fuera de concurso). Locales del Pabellón de Electrificación. Alicante, 30 de octubre-13 de noviembre de 1967.[461]
  • «Exposición Nacional de Pintura sobre Temas del Mar» (II Semana Naval). Salón de exposiciones de la Cámara de Comercio. Santander, clausurada el 8 de julio de 1968.[462]
  • «Exposición Nacional de Bellas Artes». Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Madrid, 1 de julio-octubre de 1968. Participaron en la muestra los pintores extremeños Juan Barjola, Eduardo Naranjo, Godofredo Ortega Muñoz (fuera de concurso), Julián Pérez Muñoz, Manuel Parralo, Gumersindo Yuste y Guillermo Silveira García-Galán, que presentó su obra La caseta (sala XVI, n.º 170).[463][464]
  • «XXX Exposición Manchega de Artes Plásticas». Valdepeñas (Ciudad Real), septiembre de 1969.[14]
  • «I Certamen de Pintura UNICEF». Club Urbis. Madrid, noviembre de 1969.[465]
  • «XXI Exposición de Otoño». Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría. Sevilla, inaugurada el 8 de octubre-noviembre de 1972.[466][467]
 
Palomas blancas sobre tejado gris,
c. 1969. Plumilla y témpera sobre papel, 56 x 41 cm. Col. particular, Badajoz.
  • «Exposición Nacional de Arte Contemporáneo 1972». Comisaría General de Exposiciones; Ministerio de Educación y Ciencia. Muestra itinerante celebrada en Barcelona, Bilbao, Granada, La Coruña, Las Palmas, Madrid, Palma de Mallorca, Salamanca, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. Concurrieron en las distintas secciones numerosos artistas del momento como José Manuel Broto, Felipe Brugueras, Fernando Delapuente, Jorge Freixas Cortés, Manuel Gannau, Fernando Gómez Catón, Juan Antonio Huguet Pretel, Bernard Petit, Carmen Pinteño, Martín Ruiz Anglada, etc.[468]​ Silveira por su parte envió la pintura al óleo En una esquina cualquiera y una versión realizada a base de técnicas mixtas de Palomas blancas sobre tejado gris a las que sumó un dibujo de comienzos de los años 1970 titulado El perdón, si bien estas dos últimas piezas no fueron seleccionadas.[212]
  • «V Bienal de Pintura Extremeña» (se presentaron fuera de concurso dos obras por autor de Bonifacio Lázaro Lozano, Julián Pérez Muñoz y Guillermo Silveira, que expuso sus cuadros En una esquina cualquiera y Fidelidad). Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 26 de febrero-14 de marzo de 1974.[469]
  • «I Premio Internacional de Dibujo Luis de Morales». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, octubre de 1974.[470]
  • «LXXX Exposición de Primavera». Pabellón Mudéjar. Ateneo de Sevilla, inaugurada el 2 de marzo de 1975.[233]
  • «III Bienal de Pintura Ciudad de Zamora». Ayuntamiento de Zamora, octubre de 1975.[233]
  • «III Premio Nacional de Pintura». Guadalajara, diciembre de 1975.[233]
  • «XXVI Exposición de Otoño». Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría. Sevilla, 16 de octubre-17 de noviembre de 1977.[233][471]
  • «III Premio Nacional de Pintura Francisco Gil» con Pan humilde. Sala de exposiciones del Gran Hotel. Salamanca, 15-30 de noviembre de 1977.[472]
  • «III Bienal Nacional de Pintura Ciudad de Huesca». Sala de exposiciones de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, octubre-noviembre de 1978.[274]
  • «I Premio Cáceres de Pintura». Diputación Provincial, diciembre de 1979.[473]
  • «VII Bienal de Pintura Provincia de León». Diputación Provincial, 19 de diciembre de 1986-11 de enero de 1987.[474]

IndividualesEditar

  • «Exposición de Óleos: Guillermo Silveira García-Galán». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 1- de diciembre de 1959.[75][80][475][336]
 
Carta del secretario de la Sociedad Liceo de Mérida a Guillermo Silveira García-Galán sobre la posible exposición a celebrar del 11 al 17 de diciembre de 1961.
  • «Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 11-17 de diciembre de 1961.[476][407][82]
  • «Exposición de Pinturas de G. Silveira García-Galán». Sala de exposiciones de la Escuela Municipal de Punta Umbría (Huelva). Calle Ancha, 4-11 de agosto de 1962.[311][82]
  • «Exposición de Pinturas y Esculturas: G. Silveira García-Galán». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 2-10 de mayo de 1963.[477]
  • «Pinturas de Silveira». Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País. Celebrada eventualmente en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de la Diputación Provincial de Badajoz, 17-25 de diciembre de 1963.[478][479]
  • «Pinturas de Silveira». Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 9-13 de febrero de 1964.[480]
  • «Silveira Expone Pinturas». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 28 de mayo-junio de 1965.[481]
  • «Pinturas de Silveira». Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 28 de noviembre-diciembre de 1966.[11][482]
  • «Pinturas de Guillermo Silveira». Salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra (Badajoz), 25 de abril-2 de mayo de 1976.[245]
  • «Exposición de Pinturas de Guillermo Silveira». Muestra retrospectiva (1959-1984) con ocasión de la Semana Cultural Militar. Sala de exposiciones del Banco de Bilbao (Badajoz), 3-9 de diciembre de 1984.[278][279][277][262]
Constó la misma de treinta y nueve piezas realizadas entre los años 1959 (Rocas y pastos. Óleo sobre madera, 53 x 84,5 cm) y 1982 (Dolor y esperanza. Dibujo litografiado,
40 x 26 cm),[308][259]​ entre las que figuraron las escultopinturas tituladas Formas contenidas metálicas (1961. 39 x 55 cm) y Torero (1963. 80 x 60 cm),[138][371]Camino de la luz y Pueblo en azul (ambas de 1963), Simbolismo de una pareja de artistas (1965) o La herencia (1981), las cuatro en paradero desconocido, los cuadros de caballete Bodegón de la ventana (1965), Palomas blancas sobre tejado gris (c. 1969), Virgen y Niño (1971), En una esquina cualquiera (1972), Los pedigüeños (1977), El adiós (1978), si bien cabe resaltar la existencia de una nota publicada en el pertinente folleto de mano en la que se advertía de que «dada la premura» con que se montó la muestra solo pudieron presentarse obras conservadas en aquel momento en diversas colecciones particulares y organismos oficiales de Badajoz capital,[483]​ así como de un conjunto de fotografías y esquemas de esculturas y murales «sitos en la ciudad», considerados por el propio artista como «de dominio público».[262]

Póstumas (2009-presente)Editar

Colectivas
  • Bodegón de la ventana, 1965. Óleo sobre lienzo, 60 x 73 cm. Col. particular, Badajoz. «La Naturaleza Muerta en la Pintura Extremeña». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 25 de octubre-12 de diciembre de 2010.[350][484]
  • La cuerda rota, 1962. Óleo sobre lienzo, 126 x 90 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. «Adquisiciones, Donaciones y Depósitos (2009-2010)». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 31 de marzo-30 de abril de 2011.[203]
  • Hombres y máquinas, otoño de 1984. Óleo sobre lienzo, 160 x 89 cm. Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra (MACF). «Primeros Premios de las XXX Ediciones del Internacional de Pintura Eugenio Hermoso». Con motivo del 50.º aniversario de la muerte del artista. Sala de exposiciones del conventual de San Francisco. Fregenal de la Sierra (Badajoz), inaugurada el 2 de febrero de 2013.[485]
  • Paisaje urbano, s/f. Óleo sobre madera, 37 x 44 cm. «Adquisiciones, Donaciones y Depósitos (2011-2012)». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 19 de febrero-31 de marzo de 2013.[486]
  • Cristo Redentor (boceto), 1962. Aglomerado de polvo de mármol, 105 x 36 x 100 cm. «Obra de Almacén: Esculturas de Iconografía Cristológica». Museo Provincial de Bellas Artes. Badajoz, 21 de marzo-25 de abril de 2013.[487]
  • «Huellas de Guillermo Silveira». Museo Provincial de Bellas Artes (Sala Vaquero Poblador-Patio de Columnas). Badajoz, 25 de febrero-15 de marzo de 2014. Se presentaron treinta y cinco piezas de siete antiguos alumnos de Silveira durante los trece años que fue profesor en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz además de dos pinturas del maestro: Niños olvidados (1980, ya expuesta en 1984) y El violinista apasionado (1985, mostrada por primera vez al público).[488][489]
  • «11 + 1». Estudio Taller. Badajoz, 5 («la noche en blanco»)-12 de septiembre de 2015. Se exhibieron once piezas de otros tantos fotógrafos, pintores y escultores más dos obras seguidas (la Composición ejecutada en 1983 fue reemplazada más tarde por una reproducción del dibujo titulado Dos músicos del circo de 1987) de Guillermo Silveira como «artista invitado».[490]
  • La cuerda rota, 1962. Exposición itinerante de reproducciones de obras de dieciocho pintores (Luis de Morales, Francisco de Zurbarán, Felipe Checa, Nicolás Megía, José Bermudo Mateos, Eugenio Hermoso, Adelardo Covarsí, José Pérez Jiménez, Antonio Juez, Timoteo Pérez Rubio, Isaías Díaz, Godofredo Ortega Muñoz, Víctor José Amador Purificación, Juan Barjola, Guillermo Silveira, Manuel Santiago Morato, Antonio Gallego Cañamero y Eduardo Naranjo) y cuatro escultores (Aurelio Cabrera Gallardo, Pedro Torre Isunza, Enrique Pérez Comendador y Juan de Avalos) extremeños de los siglos XVI al XXI conservadas en el Museo Provincial de Bellas Artes (MUBA). Sala de conferencias de la Casa de la Cultura de Monesterio (Badajoz), 13-30 de noviembre de 2018.[491][492][493]
Individuales
  • «Guillermo Silveira». Centro de exposiciones del Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz. Calle Duque de San Germán, 26 de marzo-31 de mayo de 2009.[494]​ Se expusieron sesenta y tres obras entre paisajes (22), bodegones (3), escultura y escultopintura (9), un boceto del monumento a las cien mil horas de vuelo, figura humana (26) y escenas simbolistas (2), así como una paleta del pintor, realizada por él mismo. Según los datos ofrecidos por el MUBA, de los 15 774 visitantes registrados durante los ocho primeros meses del año (enero-agosto), destacaron las 4415 personas que acudieron a la exposición, lo que la convirtió en la muestra más concurrida del momento.[495]
  • Sala de exposiciones del Casino de Algeciras, Cádiz, abril-3 de mayo de 2009. Se presentaron treinta y cuatro láminas en que se reproducían otros tantos cuadros del extremeño en formato 72 x 30 cm.[496]
  • Recordando Guillermo Silveira – Mostra Comemorativa. Fórum Cultural Transfronteiriço. Alandroal (Portugal), 8-31 de mayo de 2015. Junto con algunas obras originales como Sol de invierno, Botellas en azul, Paisaje urbano nevado, la maternidad de la serie inconclusa de 1971 Cuatro estaciones en la vida de una mujer o El abrazo se presentaron láminas y fotografías de esculturas, murales y cuadros a fin de ofrecer una visión lo más amplia posible de su trayectoria plástica.
30.º aniversario del fallecimiento de Guillermo Silveira
Exposición Lugar y tiempo de celebración Obras originales presentadas Notas
  Casa de la Cultura. Segura de León (Badajoz),
20-23 jul. 2017.[497]
Maternidad (primavera), 1971. Gouache sobre papel, 58 x 32 cm.
La despedida (invierno), 1971. Gouache sobre papel, 58 x 32 cm.
El perdón, 1972. Técnica mixta sobre papel, 51 x 36 cm.
Coro de monjas, 1965. Gouache sobre papel, 40 x 52 cm.
Botellas (estudio), c. 1962. Gouache sobre papel, 40 x 50 cm.
Palomas blancas sobre tejado gris, c. 1969. Plumilla y témpera sobre papel, 56 x 41 cm.
Composición, 1983. Técnica mixta sobre tablex, 60 x 45 cm.
Paisaje urbano nevado, años 1970. Óleo sobre tablex, 37 x 44 cm.
Campesina, 1977. Tinta y lápiz de color sobre papel, 60 x 45 cm.
Se inauguró la muestra con la audición del texto Búsquedas del pintor y escritor Francisco J. Vaz Leal, antiguo alumno del artista, acompañada de interpretaciones musicales y distintas lecturas dramatizadas.
Se expusieron también una versión abstracta de Palomas blancas sobre tejado gris de Vaz Leal y una obra de Rafael Morera (pintura acrílica sobre papel pegado a lienzo, 100 x 80 cm), inspirada según el autor en el colorido de la escultopintura de Silveira Estructura n.º 6 o Fragua.
"Soy más que nada un hombre de BÚSQUEDAS, de encuentros y hallazgos".[498]
 
Palacio de los
Barrantes-Cervantes. Trujillo, Cáceres,
15 sep.-29 oct. 2017.[499]
Se presentaron veinticuatro obras entre paisajes (6), escenas portuarias (3), bodegones (1), escultopintura (2), figura humana (10) y representaciones simbolistas (2), realizadas entre los años 1959 y 1985.[500]​ De ellas, Paisaje gris (1965), Carros en la cuesta (1968) y Marina (1968) no habían sido expuestas nunca al público. Asistieron a la inauguración el alcalde de Trujillo Alberto Casero Ávila, el director general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura Francisco Pérez Urbán, el presidente del Patronato Fundación Obra Pía de los Pizarro y Jarilla y Barrantes-Cervantes Hernando de Orellana-Pizarro y el director de Actividades de la Fundación Juan Antonio Serrano.[501]

Premios y reconocimientosEditar

  • Diploma de Honor de la X Exposición Provincial de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por Cruce de calles. Badajoz, julio de 1962.[502]
  • Medalla de Cobre (Tercera) y 750 pesetas de la XX Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por El puente (n.º 34). Sevilla, 15-29 de diciembre de 1962. Además de la obra premiada presentó los cuadros El adiós (n.º 32), Romántica dulzura (n.º 33), Cruce de calles (n.º 35) y Callejón (n.º 36).[503]
 
Catálogo de la "I Gran Bienal de Pintura Extremeña". Mérida, Badajoz,
18-27 de julio de 1963. Imagen de cubierta.
  • Premio Ayuntamiento de Cáceres de la I Gran Bienal de Pintura Extremeña por Cerro de los humildes. Mérida (Badajoz), 18-27 de julio de 1963. Dotado con 2000 pesetas y diploma acreditativo.[504]
  • Medalla Dorada al Mérito Artístico del VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística por Payaso triste. Madrid, noviembre de 1963.[116]​ Según la convocatoria «cada Jefatura Provincial de la Obra Sindical de Educación y Descanso seleccion[ó] al productor aficionado a la Pintura con mayor vocación y mejor dotado para seguir el curso, teniendo especial valoración su participación en las Exposiciones Nacionales de Arte de Educación y Descanso y los premios obtenidos en las mismas».
  • Accésit de la XXII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por Altos hornos. Palacio de Espartero. Logroño, 10-25 de junio de 1964.[505]​ Según consta en el correspondiente folleto de mano publicado concurrieron también al certamen los badajocenses Juan Nuño Arcos (empleado), Domingo Manceñido Méndez (relojero), José Hernández Parra (ferroviario), José Mangas Gago (pintor industrial), Julián Báez Sánchez y Juan M. Tena Benítez, estos dos últimos funcionarios del Instituto Nacional de Previsión (INP). Se conserva además en este aspecto una carta de 21 de julio en la que el pintor y jefe del Departamento de Educación Artística de la Obra Sindical de Educación y Descanso Luis M. Valenzuela le comunicaba que «A la vuelta del verano hablaré con el Sr. Areán y veremos de organizarle alguna exposición en Madrid. Vaya trabajando con fe y entusiasmo para ese momento».[506]
  • Medalla de Plata de la XXIII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por Estructura ascendente y espacio. Claustro gótico del convento de Santo Domingo (Capitanía General). Valencia, diciembre (el día 1 a las 12:00 horas tuvo lugar una primera inauguración de carácter privado) de 1965.[507][162][138]
  • Medalla Plateada al Mérito Artístico y Medalla de Barcelona de la XXIV Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso por Estructura n.º 6 o Fragua. Salón del Tinell. Barcelona, noviembre de 1966.[508]
  • Segundo Premio (20 000 pesetas) de la III Bienal de Pintura Extremeña por La cuerda rota. Cáceres, mayo de 1968. Obtuvo el Primer Premio la obra Paisaje de Julián Pérez Muñoz con una asignación económica de 25 000 pesetas.[106][509]
  • Primer Premio y Medalla de Oro de la IV Bienal de Pintura Extremeña por Palomas blancas sobre tejado gris. Casa del Deán. Plasencia (Cáceres), inaugurada el 1 de mayo-junio de 1970.[510][6]
  • Tercer Premio de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo por La cuerda rota. Pabellón Mudéjar. Sevilla, clausurada el miércoles 15 de julio de 1970.[201][14][106]
  • Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura por En una esquina cualquiera. Sevilla, mayo de 1975.[235]
  • Primer Premio del III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso por Hombres y máquinas. Fregenal de la Sierra (Badajoz), diciembre de 1984.[511][6]

Otras distincionesEditar

Artísticas
  • Vicepresidente provincial de la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes (ANSIBA) constituida por el escultor Juan de Ávalos en 1964.[512]
  • Calle «FRANCISCO [sic] / SILVEIRA / -PINTOR- ANTIGUA C/. BASTIMENTO-» (tras la toma de la ciudad por las tropas franquistas a mediados de septiembre de 1936,[513]​ pasó a ser denominada «TENIENTE SILVEIRA NIETO» en memoria del padre del artista), Fregenal de la Sierra (Badajoz).[514][515]
  • El 17 de mayo de 2012, en conmemoración del 90.º aniversario del nacimiento y 25.º de la muerte del artista, se celebró en la nueva sede de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País de la calle San Juan n.º 6 de Badajoz una mesa redonda en la que intervinieron entre otros los escultores Luis Martínez Giraldo y Rafael Sánchez Hernández, el profesor Diego del Moral Martínez y el pintor y presidente en aquellos entonces de la institución Francisco Pedraja para quien «el mayor valor [de Silveira] fue el saberse pintor y escultor a la vez, lo que demostró mezclando ambas disciplinas en sus escultopinturas», al mismo tiempo que subrayó la necesidad de que se elaborase un estudio en profundidad sobre la Pintura y la Escultura en Extremadura entre 1959 y 1989.[516]
  • Calle «GUILLERMO / SILVEIRA / PINTOR SIGLO XV [sic]», Badajoz.[517][518]
  • El 11 de mayo de 2017, con ocasión del 30.º aniversario de su fallecimiento, coincidente con el cincuentenario de la muerte del también pintor de Segura de León José Pérez Jiménez, se le rindió homenaje en el Salón Noble de la Diputación Provincial. Intervinieron en el acto el pintor y escritor Francisco J. Vaz Leal, alumno de Silveira en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz, el poeta y dramaturgo José Manuel Sito Lerate, la poeta y pintora Maribel Bazaga, entre otros. Con tal motivo, se publicó una carpeta con reproducciones de las obras Payaso con niña (1964. Col. particular, Salamanca), Vitral (ant. 1966. Laca vitral sobre vidrio. Col. particular, Badajoz) y Figura y carros (ant. 1968. Adquirida por un coleccionista francés en noviembre de aquel año).[519][520][521]
Militares

Textos de y acerca del autorEditar

Escritos sueltos y declaraciones a la prensaEditar

Relaciones cronológicas de exposiciones, certámenes, galardones y otros eventos de los años comprendidos de 1953 ("IV Exposición de Artistas Locales" de Salamanca) a 1984 (Primer Premio del III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso). Confeccionadas el 5 de noviembre de 1985.

En paralelo a su actividad artística y profesional se documentan una serie de escritos redactados mayormente de 1974 a 1985 (a menudo en tercera persona), entre los que sobresalen varios borradores del Informe general presentado con motivo del comienzo del curso 1974-5 en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz, la Pequeña historia de una pintura mural leída durante el acto inaugural de La nave Argón, organizado en la Escuela de Reactores de la Base Aérea de Talavera la Real el 11 de diciembre de 1981,[524]Algunos conceptos pragmáticos como base de mi arte según mi propio sentir y pensar (sin fecha), las presentaciones de los diversos artistas que exhibieron sus obras en la galería del Banco de Bilbao de Badajoz durante los al menos siete años (1979-1985) que fue su director, el proyecto de mayo de 1985 para la realización de tres conjuntos de vidrieras que decorarían la iglesia de la colonia Carlos Haya, situada a escasos metros de la mencionada base, diferentes Resúmenes biográfico-artísticos, Historiales artísticos y Textos biográficos confeccionados en forma de currículos, divisiones por épocas o etapas de su trayectoria artística a contar específicamente desde que fijó su primer domicilio en Badajoz capital en octubre de 1954 hasta mediados de la década de los ochenta, así como un cierto número de declaraciones a la prensa de los cuales se pueden extraer referencias sobre el propio pintor como lugares de residencia, exposiciones, certámenes o galardones obtenidos y en general el mundo plástico tanto regional como nacional de la segunda mitad del siglo XX.

A
  • «Allí vive Juan José Narbón, el mejor pintor abstracto de Extremadura. Tengo entendido que un americano ha abierto también allí un museo de arte contemporáneo».
—Sí, pero no ha sido un americano sino un alemán: Wolf Vostell.
Al saber que Marciano Rivero Breña era natural de Cáceres.[20]
  • «Apartemos el limitado plano euclidiano e hipotéticamente establezcamos en un lugar geométrico indeterminado del espacio un haz de rectas paralelas que a través del tiempo se cree saber que tienden a integrarse convergiendo en un punto común del infinito.
»Traslademos dicho haz a un lugar finito de nuestro espacio o entorno –es decir, a nuestro hábitat– y hagamos posible como tesis que este haz de rectas forman los factores de una unidad de textura compleja en la que cada una de ellas es determinante que condiciona particularmente las diferentes manifestaciones socioculturales, tecnológicas o económicas del desarrollo y progreso de un pueblo como un todo».
Fuente: Paralelismo textural integrador con dos sentidos reales imposibles a modo de teorema indemostrable. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Apreciaron […] la deformación y alargamiento de un brazo volante y un cuerpo alargado no sujeto a los cánones clásicos y sí a las leyes de la perspectiva por tener que ser observada con un ángulo de treinta grados y por su colocación a una distancia conveniente».
A la pregunta del diario Hoy sobre qué opinaron acerca de su imagen de la Virgen de los Ángeles el alcalde de Badajoz Ricardo Carapeto Burgos, el primer teniente de alcalde Juan Cuéllar, el arquitecto Vaca Morales y Antonio Chorot tras visitar al artista en su domicilio tan pronto supieron que estaba terminada.[87]
  • Desde 1953 –año en que colgó por primera vez un cuadro en la IV Exposición de Artistas de Salamanca– hasta 1971 el pintor ha ido acrecentando progresivamente su prestigio coronado hace unas fechas con la obtención de la Medalla Nacional de Pintura [sic]. Silveira, uno de los artistas extremeños más galardonados y reconocidos [del panorama pictórico actual] continúa en el anonimato para buena parte de las personas que viven en su tierra.
«Aquí en Badajoz no se puede hablar de esta clase de pintura, de esta clase de arte. Aquí nadie pasa de Dalí o de Picasso, si es que se llega».
González Perlado (7 nov. 1971). «Guillermo Silveira: La cúspide solitaria del pintor». Hoy. Arte, Letras y Cultura (Badajoz).
REDACCIÓN (9 nov. 1971). «Sobre el diálogo con Silveira». Hoy (Badajoz): 11.
  • «Aunque desde joven venía pintando esporádicamente, hasta el año 1958 no me puedo considerar profesional, y por entonces ya tenía treinta y cinco o treinta y seis años».
A la pregunta de José Manuel G. Torga sobre si se le podía considerar como un artista tardío.[153]
C
 
El historiador y crítico de Arte José Camón Aznar (dcha.) felicita a Guillermo Silveira por haber obtenido la Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura de Sevilla por su obra En una esquina cualquiera durante el acto de entrega celebrado el 20 de mayo de 1975 en el Pabellón Mudéjar de la ciudad andaluza.[15][235]
  • «[…] Camón Aznar en el Pabellón Mudéjar de Sevilla. En dicho acto me dedicó una glosa pública. "Silveira –dijo– es un expresionista pleno de valores humanos muy hondos". Y como punto a sus palabras agregó: "Silveira es ya un pintor nacional muy galardonado"».
A la pregunta de T. Rabanal Brito sobre quién le entregó la Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura por su obra En una esquina cualquiera.[235]
  • «Claro que sí. Hay un cierto sector que me ataca bastante. La causa me la callo. Yo creo que lo que tienen que hacer los artistas es luchar con sus obras y no con palabras. En cuanto a los seguidores […] deben ser más imparciales, dejando a un lado las relaciones sociales y ayudando a los artistas extremeños que lo merezcan para que […] triunfen en otros ámbitos».
A la pregunta de Torga sobre si tenía muchos detractores.[525]
  • «[Conservo la esperanza de que] el hombre como ser social, como portador de valores espirituales, terminará dándose cuenta de que esta forma de vida no nos está llevando a parte alguna, si acaso al caos y la destrucción».[498]
  • «Cuando veo emocionado dibujar a un niño muñecos, casas, pájaros, flores y estrellas quisiera poseer la ingenuidad y pureza de ellos para quitar de mi vida la carga de la tierra y mis pecados y marcharme a los horizontes de aurora donde el Arte sea tan limpio de corazón que se confunda con el infinito».[22]
  • «Cuando veo emocionado dibujar y colorear a mi hija menor [n. 9 jun. 1968] sus muñecos, casas, pájaros, flores y estrellas, quisiera poseer la ingenuidad y pureza de un niño para quitar de mi vida la carga de la tierra y mis pecados…»[526]
D
  • «Desde la más remota antigüedad EL HOMBRE COMO SER ubicado en las profundidades del Océano Atmosférico ha sentido la necesidad de imitar a los pájaros. La gravedad y no estar dotado para ello lo han mantenido con los pies en la tierra hasta que en su mente como ser superior surgió la idea de tener alas superando la barrera de lo natural. Desde Ícaro hasta nuestros días en que el hombre y la máquina se han fundido en un todo gracias a la investigación y la tecnología han pasado siglos.
»Hoy no solo vuela a velocidades supersónicas sino que atraviesa la atmósfera y navega por el vacío interplanetario y deja su huella en nuestro satélite […] mecanismos de comunicación [que giran] en torno a nuestra Tierra…»
Fuente: FUNDAMENTO - LITERATURA - MURAL [La nave Argón]. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
 
Los doce apóstoles y el Espíritu Santo, junio-julio de 1967. Porche de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa, Badajoz. Fotografía tomada en marzo de 2015.
  • «Dos murales-mosaicos de dieciocho metros cuadrados a base de mármol, cemento y piedra. […] dos paramentos exteriores con destino al porche de la iglesia de las Casas Aisladas de Valdebótoa.
[…]
»[Se componen] de dieciocho figuras realizadas dentro de un expresionismo de nueva figuración. […] en el primero están representados los doce apóstoles y el Espíritu Santo. En el segundo un belén.
»Han sido cuarenta y cinco días de trabajo a razón de entre nueve y diez horas [por jornada] fuera de mi actividad oficial».
A la pregunta de Tomás Rabanal Brito sobre qué hacía en julio de 1967.[191]
E
  • «El Arte es universal, imperecedero e inmutable y su creador no es viejo ni nuevo para realizarlo si el espíritu y el amor están inmersos en él cualesquiera que sean su tiempo, sus circunstancias y su credo».[22]
  • «El esquema de la vida y la obra del artista, basado en datos fiables, se puede dividir en tres amplias etapas o épocas:
»LA PRIMERA desde su nacimiento hasta el final de la Guerra Española (1922 a 1939) caracterizada de forma especial por su iniciación al arte en cuanto asiste a escuelas nacionales y posteriores primeros ensayos plásticos serios y estudio del bachillerato.
»LA SEGUNDA a partir de su ingreso en el servicio militar hasta su residencia y montaje de su estudio taller en Badajoz (1939 a 1954) con una carga de vivencias por sus numerosos viajes y estancias en distintas ciudades españolas con diversas experiencias de paisajes, gentes y estudios plásticos independientes durante catorce años, […] como base transitoria experimental hasta llegar al conocimiento de un arte sui géneris, creativo y culto.
»LA TERCERA época (1954 a 1972) […] es una fase fructífera en obras tanto de pintura como de escultura, llena de trabajo, estudios […] relaciones culturales con el mundo de las artes, las letras o la música, exposiciones, certámenes, premios y distinciones.
»A PARTIR de este [tercer] periodo sigue las nuevas tendencias vanguardistas de su tiempo (luz, color, sombra) escultopinturas geometrizantes de formas contenidas sin dejar su mundo de alpargatas reflejo de su personal modo de expresar el trabajo, la problemática social, etc.»
Fuente: INTRODUCCION PARA UN ESTUDIO BIOGRAFICO ARTISTICO. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «El pájaro como expresión de la libertad, la estrella como muestra del espíritu del hombre y la flor como mejor exponente de la naturaleza son tres símbolos a los que, a poco que nos descuidemos, habrá que hacerles una especie de réquiem».[498]
 
Sin título (bodegón), "Silveira / Garcia y Galan [sic] / otoño 1947". Óleo sobre lienzo, 34 x 44 cm. Los toques de pintura blanca que se observan en el ángulo inferior derecho de la obra corresponden a un intento de borrado por parte del propio autor al objeto de reutilizar el lienzo que finalmente no llegó a consumarse. Col. particular, Badajoz.
  • «El periodo comprendido entre los años 1940 y 1952 [se caracteriza por] una vida artística silenciosa y transicional, [básicamente] rica por sus numerosas experiencias, investigaciones y estudios plásticos. Pinta junto a otros artistas o bien en solitario y asiste esporádicamente a clases nocturnas en escuelas de Artes y Oficios de Valladolid, Zaragoza, Santiago, Salamanca…»
Fuente: ESQUEMA DE SU VIDA. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].[41]
  • «En general, de casi todos, pero hay algunos a los que tengo más afecto porque me hacen revivir momentos especiales de mi vida, entre los que puedo citar Rocas y pastos, propiedad de don Antonio Zoido, Sol de invierno, Los desahuciados, Último arco, Payaso triste y el premiado con Diploma de Honor en la exposición de 1962 [Cruce de calles]. Podría citar también otros muy valiosos para mí desde el punto de vista espiritual, pero no quiero ser más extenso».
A la pregunta de Joaquín Calderón sobre de cuál de sus cuadros se hallaba más satisfecho.[367]
  • «En todos los lugares por los que pasé en mi vida, quizá siguiendo una llamada extraña, me encaminé a las afueras, a los suburbios, como buscando un algo donde colmar mi deseo de sentirme más humano y más libre».[22]
  • «En una esquina cualquiera. Medalla de Oro del II Salón Municipal de Pintura y Escultura [Sevilla, 1975]. He tratado aquí de expresar que en cualquier lugar y con las cosas más simples y sencillas, manejadas por seres también sencillos y buenos, puede encontrarse la felicidad. Un niño mozo que toca el acordeón en una esquina cualquiera ha sido escuchado por una rapazuela que vende remolinos de papel. Esta le ofrece en pago uno de ellos al muchacho, que abre mucho los ojos y lo coge con manos delicadas, pareciéndole el mayor tesoro. [Alrededor], una tapia, un [poste] de luz, una esquina, unas casas y un cielo gris».[527]
  • «Es cierto que algunos artistas independientes, sin ayuda ninguna o con muy poca, han dado prestigio al Arte extremeño actual con su propio esfuerzo, fe y trabajo y que otros en épocas anteriores salieron de la escuela dejando constancia de los valores plásticos y estéticos que encierra la región. Pero ¿cuántos con la suficiente preparación y predisposición para triunfar y dar nombre a la institución salen hoy de ella? Casi ninguno por no decir ninguno. [Pero] no porque no existan valores en potencia, no por falta de dirección o profesorado competentes […], no por el particular empeño que las autoridades a quienes compete el caso ponen en ello sino por falta de subvención precisa y recursos necesarios no imputables a nadie en particular pero sí a todos en general».
Fuente: Informe general presentado con motivo del comienzo del curso 1974-5 en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz.[221]
  • «Es un gran pintor, pero antes lo era mucho más. Tenía un gran sentido del color, una pintura fluctuante, insinuante, a base de masas grises, negras y ocres yuxtapuestas. Ahora, con esta obra surrealista-impresionista que nos muestra, ha perdido calidad; en fin, se ha metido en política. Aunque su neofigurativismo sigue latente».
A la pregunta de González Perlado sobre "un nombre inevitable: Barjola".[528]
F
  • «Fidelidad. [Alrededor], una tapia de un cementerio rural, un [poste] de luz y una verja. En el poste perpendicular de entrada, alguien ha pintado una calavera; en la parte superior, se lee: CEMENTERIO MUNICIPAL 1893; […] Ubicados en el centro, cuatro hombres con paso firme, inclinados por el peso de la amargura, llevan un pequeño ataúd blanco con el cuerpo yerto de una niña a la que sigue un fiel perrillo portando una muñeca…»[529]
H
  • «Hará unos treinta años. Mi padre era entonces teniente de la Guardia Civil en Sigüenza (Guadalajara). Por allí iban a veranear y captar para sus obras aquellos bellos paisajes algunos artistas franceses e ingleses. Descubrieron mi inclinación por la pintura, les impresionaron algunos de mis trabajos y se prestaron a darme las primeras lecciones de Colorido y Dibujo».[367]
  • «Hasta años más tarde [Silveira] no identificaría como tal aquel movimiento pictórico ejecutado ora a base de gruesas manchas, ora de menudas de muy diversos colores y sin apenas dibujo. Pero aquel pasaje de su vida a tan temprana edad fue realmente la primera experiencia pictórica formativa que dejó en su espíritu artístico la más profunda huella».
Fuente: ESQUEMA DE SU VIDA Y SU OBRA [1930-1932]. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Hay [cuadros] maravillosos, bellos y decorativos [destinados a] llenar paredes y espacios de no sé quiénes, que crean remansos de paz con su plácida contemplación, inmovilismo e indiferencia y que lo más que sugieren es la presunción de lo que han costado o lo bien que quedan encima del sofá (para que las visitas los vean) o en el cuarto azul o rosa o blanco, qué más da. No importa que cada cual escoja la clase de arte que prefiera. Por mi parte cualquier obra que no exprese la belleza o la miseria de un pueblo… etc.»
Fuente: ESQUEMA DE SU VIDA Y SU OBRA. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Hay en su obra un fondo de problemática sentimental, una búsqueda para encontrar su yo espiritual y plástico que no acaba de definirse y, por otro lado, una fuerte carga literaria a causa de su quehacer social y de su vida como inspector administrativo de la Sociedad General de Autores de España. Todo ello le resta tiempo de su ejecución práctica […]; pero lo enriquece por la otra vertiente: la de la razón y la intuición artística, que no es poco».
Presentación. Folleto de mano de la exposición de óleos de Vincent d'Aix. Sala de exposiciones del Banco de Bilbao. Badajoz, 7-21 de junio de 1985.
  • «Hay entendidos y no entendidos. Los primeros comentan que son superiores a los vistos en exposiciones de pintores de la tierra esta temporada. Los segundos se ríen».
A la pregunta de Torga sobre cómo calificaba el público sus cuadros.[530]
 
Vista general de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa. Fotografía tomada en octubre de 2018.
  • «He sentido llegar las heladas de enero y cuarenta grados contra la pared en junio. He andado seis kilómetros diarios cada vez que marchaba al trabajo.
[…]
»Me he sentido desanimado algunas veces pero más animado la mayoría. También he sentido los dos cansancios: el material y el espiritual.
»He oído cantar al labrador; he visto amanecer y anochecer y [hasta] alguna encina solitaria sirviendo de hito al horizonte».
A la pregunta de Tomás Rabanal Brito sobre qué había sentido durante la realización de sus mosaicos de Valdebótoa.[191]
L
  • «La cuerda rota. Pintura propiedad de la Comisaría del Museo [Español] de Arte Contemporáneo, Madrid. Medalla Nacional 1970. […] [Alrededor], un carro, una tapia, un árbol, una alfombra, un bombo, etc.»
Fuente: INTRABIOGRAFIA, s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «La obra artística es un pedazo profundo de la vida de su autor; en ella, no caben la oscuridad y el engaño sino la luz y la verdad».[22]
  • «La presente introducción y los apartados que siguen no pretenden llegar a un rigor teórico-técnico de este proyecto. Su misión no es otra que dar una sencilla información para la mejor comprensión de las bases fundamentales en que se apoya el estudio y ejecución artística de las vidrieras. Las limitaciones, en sentido geométrico, de las fuentes de luz de la iglesia y el presupuesto de que se dispone no permiten desarrollar otra obra de tendencia plástica y carácter más actuales.
»Es cierto que suprimiendo fuentes de luz y ejecutando dichas vidrieras por [medio de] sistemas prefabricados de hormigón armado y vidrios especiales podría tenerse cierta opción a ello, bien sean figurativos o abstractos. Estos sistemas son siempre más modernos y de transparencias bellísimas; pero es una obra cuya ilusión hay que soslayar en esta ocasión pues los materiales y su desarrollo técnico-artístico se elevarían muy por encima de las posibilidades oficiales disponibles».
Fuente: PROYECTO VIDRIERAS - Iglesia Colonia C. HAYA (may. 1985). Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
 
El violinista apasionado, firmada y fechada el "25-JUNIO 1983". Sanguina sobre papel, 30 x 25 cm. Col. particular, Badajoz.
  • «La vida de los humildes […] [El] mundo de los seres silenciosos y sencillos».
A la pregunta de T. Rabanal Brito sobre qué era lo que más le gustaba llevar a sus obras.[235]
  • «Las buhardillas, tejados y chimeneas de los viejos caserones recortados contra un cielo gris y caótico como una llamada hacia lo infinito o las casuchas de adobe y madera retorcidas y pintadas de extraños colores con sus tejados de lata y saco tras cuyos ventanucos pudiera suceder una tragedia o un [momento de] felicidad, fueron para mí preocupación constante. Las tapias desconchadas a cuyo pie se adosan postes retorcidos de luz o un árbol seco o un sinfín de maquinarias negras, herrumbrosas y abandonadas en caminos, estaciones, puertos y arrabales, fueron llamadas de atención predominante dado el análisis de sus formas, estructura material y contenido espiritual más hondo».
Fuente: DETERMINANTES, ARTE, EJECUTORIA, TECNICA Y PRAGMATICA de la obra artística de Guillermo SILVEIRA GARCIA, s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Llevar una camisa de flores o una barba y un casco no lo hace a uno pintor. Dalí puede porque se exhibe una vez que ha demostrado suficientemente su calidad artística. Claro, que estamos en una sociedad de consumo y hay que vender, hay que ser un producto más en venta (esto va en contra de la abstracción y de todos los ismos)».
A la mención de González Perlado a "esos pintores que se sirven de la exhibición corporal para vender un cuadro".[528]
  • «Lo tienen como también tienen un significado trascendente un remolino de papel, un subnormal, la música o la felicidad nacida de la nada. Y es que todos los adelantos de la técnica y el consumo sin fe, esperanza, amor, humildad, trabajo, fidelidad, sin caridad y sin prójimo no valen para nada».
A la pregunta de Marciano Rivero Breña sobre cómo un violín, un carromato, unas almas tronchadas y errantes, desgarradas y partidas podían significar algo sublime.[20]
  • «Los paisajes urbanos pintados a base de "gouaches" mixtos contrastan con los otros cuadros y, además, busco con ellos un punto de contacto más directo con el público».
A la pregunta de José Manuel G. Torga sobre qué explicación tenían "los paisajes urbanos colocados en la exposición [de la Casa de la Cultura de Badajoz, mayo-junio de 1965] al lado de los cuadros informalistas".[153]
M
  • «Me da lo mismo el cincel que el pincel. Lo mismo».
Tico Medina (23 ene. 1969). «Las cosas y las gentes de esta tierra: El pintor». Informaciones. Crónica de España (Madrid): 25. 
Reproducido en Carretera y manta. Madrid: Azur. 1972. p. 97.  DL M 10300-1972
.
  • «Muy favorable. Pero debiera acentuarse más en todas las manifestaciones artísticas y un motivo adecuado pudiera ser promover ciclos de conferencias sobre pintura, teatro, música, poesía, etc. Abundan entre nosotros los cultivadores de esas artes. Debiera constituirse un grupo único de cada una de tales manifestaciones bajo un lema, por ejemplo, el de "El arte y las letras y la música actuales extremeñas". Pero ello con espíritu de auténtica fraternidad, sin que cupiesen entre los artistas manejos turbios tendentes a desacreditarse unos a otros».
A la pregunta del diario Hoy sobre cómo veía el panorama artístico extremeño del momento.[87]
N
 
Segura de León, Badajoz. Vista general de "la casa [de la] calle Cuesta donde está el cuartel de la Guardia Civil",[531]​ hoy Ramón y Cajal n.º 4, en la que nació Guillermo Silveira el 11 de enero de 1922.
  • «Nací el 11 de enero de 1922 en Segura de León (Badajoz), pueblo de la Baja Extremadura lleno de luz de soles, cal y dorado trigo, de tierras pardas en altiplanicies que rompen al mediodía en valles verdes, amarillos y violetas floridos; cercados de piedra berroqueña circundando encinas, higueras y olivos verde ceniza, zarzamoras y adelfas en flor hasta el horizonte, donde las veladuras de los grises del tomillo, el romero y la floresta se funden con los rojos, pardos, ocres y sienas blanquecinos de las lejanas montañas recortadas de cien azules y ocasos y amaneceres de nubes opalinas o cárdenas alternando con rosas y verdiazulados brillantes, allá en el límite de la limítrofe provincia onubense del atlántico mar de donde partieron tantos conquistadores extremeños».[532]
  • «Nada. [Las obras de arte por computadora son] solo mecánica o técnica, como quieras. No pueden ser arte porque no interviene el alma».[528]
  • «Nadie duda de que Dalí y Picasso son las dos cúspides más conocidas de la pintura española contemporánea, pero no por eso hay que olvidarse de Ortega Muñoz, Barjola, Tàpies, Miró, Guinovart, etc.»[533]
  • «No debe haber renuncia en el artista porque la tecnología parezca avanzar más que el espíritu. Este es inmortal en tanto que el arte ejecutado por la máquina es frío y yerto».[22]
  • «No es poco ser artista y producir arte, pero arte sentido, gestado, doloroso en su proceso ante al campo pictórico o en el espacio. Por eso me conformo con ser mi caso, mi circunstancia, mi arte que me duele y me llena de algo que no está vacío».
Fuente: ESQUEMA DE SU VIDA Y SU OBRA. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «¡No, por favor! Conservo la esperanza de que al final todo se arreglará. El hombre como ente social, como portador de valores espirituales terminará dándose cuenta de que esta forma de vida no nos está conduciendo a parte alguna, si acaso al caos y la destrucción. Terminaremos dándonos cuenta, ya verá».
A la afirmación del periodista Marciano Rivero Breña de que "es una persona tremendamente pesimista".[20]
O
  • «- Obras pictóricas impresionistas y escultura tradicional.
»- Estudia Historia del Arte, particularmente el gótico y el románico.
»- Examina los ismos a la vez que se interesa por Georges Rouault, Marc Chagall y Permeke.
»- Margina las formas tradicionales y el impresionismo y se sumerge en búsquedas y creaciones de tono expresionista figurativo con temas [como] SER-URBANISMO, MUNDO DEL TRABAJO Y SOCIAL.
»- La Escuela de Barcelona (Tàpies, Tharrats, Cuixart, etc.) llama su atención e incorpora tanto a su pintura como a su escultura nuevas técnicas y materiales creando esculto-pinturas de estructuras diversas.
»- En 1963 asiste al VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística y obtiene el Primer Premio. Visita a varios artistas y talleres de la cuarta Escuela de Madrid (Barjola, [Antonio] Suárez, Manrique, Rivera, etc.) y se relaciona con los críticos, conferenciantes y profesores del mismo Areán, Arines, Hierro, De la Puente y otros.
»- Visita y estudia numerosas veces el Museo del Prado y el de Arte Contemporáneo.
»- Obtiene varios premios nacionales y provinciales».
Fuente: Resumen biográfico-artístico – Etapa posterior, trabajos y actividades [1955-1972]. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
P
  • «Palomas blancas sobre tejado gris. Primer Premio y Medalla de Oro de la [IV] Bienal de Pintura Extremeña. […] No hay comida. El mozalbete mata una de las palomas con la inconsciencia de un anormal con el estómago vacío. Sufre más tarde en tanto que la madre contenta con la bondad de este lo consuela con una sonrisa quizá amarga. [Alrededor], la mesita junto al ventanuco, la cama, la ventana con los cristales rotos, la chimenea, el tejado y el cielo gris».
Fuente: INTRABIOGRAFIA, s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Pintar un mural de cuarenta metros cuadrados con el tema de los conquistadores. Sería colosal».
A la pregunta de José J. López Morales acerca de cuál era su mayor ilusión.[165]
  • «Pinto como puedo. Normalmente por la noche, que es cuando tengo tiempo libre. Apenas duermo cuando pinto. Me levanto un día sí y otro no a las seis y media de la mañana para acudir al trabajo. […] A veces no tengo ganas de pintar durante algún tiempo y no pinto. Pero los cuadros se están moldeando en la cabeza. Cuando no puedo más los echo fuera con la espátula, con los colores, a golpetazo limpio…»[534]
  • «Plásticamente [La nave Argón] es una escultopintura geometrizante, casi barroca, con ritmos lineales y masas de valores tonales pigmentarios, estructuras y texturas a base de collages…, en la línea de un arte conocido como "pobre" [en it. povera], no por su escaso valor pictórico sino por los humildes elementos materiales buscados y encontrados que la integran».
Fuente: Pequeña historia de una pintura mural, s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Podemos afirmar que todas las manifestaciones socioculturales y tecnológicas de una provincia, una región o un pueblo que no corran paralelas a las exigencias actuales de progreso y desarrollo, han de quedar relegadas a un último término, en permanente estatismo, acabando por desaparecer».[535]
  • «Por las mañanas trabajo [en la Base Aérea de Talavera]. Por las tarde y por las noches pinto. Los cuadros me quitan muchas horas de sueño…»
A la pregunta de José J. López Morales sobre qué hacía durante el día.[165]
  • «Por línea paterna existieron en su familia maestros y artistas de orígenes luso-vascos, lo que hace que lleve sangre portuguesa y vasca ligada a la extremeña por línea materna.
»[Con estos antecedentes] el artista nació de padre militar de la romana Emerita Augusta (amante de la naturaleza, constante pensador de lo humano y aficionado a la Metafísica y las Matemáticas) y madre oriunda de Barcarrota (tierra de los conquistadores de Brandenton), entonces mujer muy joven y sensible al arte que practicaba el bel canto y arropaba el sueño de sus hijos con las maravillosas notas de su violín».
Fuente: ESQUEMA DE SU VIDA Y SU OBRA. Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
Q
  • «Que los hay buenos y los hay malos. Cualquier clase de pintura tanto de vanguardia como clásica, siendo buena, me parece admirable. Pero considero también que la pintura tradicional transporta al lienzo lo que se ve con la mayor fidelidad pero sin creación. Todo lo que no sea esto entra dentro de los nuevos "ismos"».
A la pregunta de José Manuel G. Torga sobre qué opinaba de los pintores clasicistas.[153]
  • «Quien quiera aceptar [mi pintura] que la acepte y quien no que la deje».[153]
R
  • «Rompí con la estética contemplativa de lo tradicional que habían cultivado Hermoso y Covarsí y –después de ellos– tantos otros pintores extremeños».
José M.ª Pagador (7 feb. 1985). «Silveira: La miseria del mundo transformada en belleza». Hoy. Cultura (Badajoz) (2): II.
S
  • «Según mi concepción, [Palomas blancas sobre tejado gris trata] de una mujer sola, inválida en su sillón de ruedas, viviendo en una humilde buhardilla con su hijo; las palomas blancas tienen un significado espiritual y el tejado gris se refiere a cualquier cobertura de tantas familias y seres anónimos, marginados y sufrientes de tantas ciudades… Su único calor, la estufa y la esperanza…»[536]
  • —[…] ¿y la nota humana?
«Sí, también: un niño me llevaba piedrecillas del lecho transparente del río Gévora y yo las iba poniendo en el mural. Allí queda todo para que este niño lo recuerde mañana como un pequeño hito de la historia nueva de un nuevo pueblo que comenzaba a escribirla sin pluma ni papel».[191]
  • «Soy un pintor humano, sobre todo. Me siento plenamente identificado con los dolores y alegrías de los demás».[498]
  • «Sus paisajes son espacios reales y bellos. Lo dice su obra, soslayando así la añeja idea de la pintura por la pintura. Porque la muestra es producto de una necesidad espiritual a modo de ventana abierta que deja atrás la gran urbe donde reside: Madrid».
Presentación. Folleto de mano de la exposición de acuarelas de Javier Manglano Alonso. Sala de exposiciones del Banco de Bilbao. Badajoz, inaugurada el 6 de diciembre de 1985.
T
 
La familia, mediados de los años 1970. Collage,
36 x 51 cm. Col. particular, Badajoz.
  • «Técnicas artísticas indistintas: óleo, gouache, pinturas mixtas, materias incorporadas, tintas, grabados, collage, dibujo, etc.»
Fuente: RESUMEN BIOGRAFICO-ARTISTICO, s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  • «Toda obra comienza siempre por […] un sueño, un recuerdo, una música, una lectura… De la misma naturaleza que la materia buscada o encontrada».[22]
  • «Toda obra de arte debe mostrar la verdad al desnudo, [más incluso] si esta verdad es constructiva, moral y educativa».[22]
  • «Tras haber salido de la casa que me vio nacer con pocos meses y recorrer [con] la familia parte de la geografía española, regresé por primera vez a Extremadura».[537]
U
  • «Una obra de arte debe ser algo más que un dibujo coloreado o una serie de formas que se colocan encima del sofá para que las visitas la contemplen detrás de un vistoso marco».[22]
Y
  • «Yo pinto la realidad como es. Lo mío no es abstracto. Son formas reales. Todo es cuestión de saberlas ver».[165]
  • «Yo ya hacía tiempo que andaba inmerso en todo esto porque nunca estoy satisfecho de mis obras. Pero me bastó conocer [con motivo de mi asistencia al VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística organizada en Madrid del 11 al 16 de noviembre de 1963] los talleres de pintores que militan a la cabeza del arte hispánico como César Manrique, Rivera, nuestro paisano Barjola o Vento para que surgiera con ímpetu el deseo de ponerme a la altura de la pintura de nuestro tiempo».
A la pregunta de Torga sobre a qué se debía la pronunciada evolución manifiesta en la exposición celebrada en la Económica del 17 al 25 de diciembre de 1963.[538]

Sobre Guillermo Silveira (1959-presente)Editar

Apenas se tienen noticias documentales de los primeros años de existencia del artista salvo de que nació en Segura de León el 11 de enero de 1922, vivió en Madrid y Sobradillo y llegó a Almendralejo con sus padres y su hermano Luis (n. 1924) alrededor de 1928.

 
Fotografía tomada en Sevilla el 9 de mayo con motivo de la inauguración de la Exposición Iberoamericana de 1929-1930. Aparecen en la imagen el presidente del Consejo de Ministros Miguel Primo de Rivera (hacia el centro), Román Silveira (primero por la izquierda), su esposa Luisa y sus hijos Guillermo y Luis, el ministro de Economía Nacional Francisco Moreno Zuleta, el alcalde de la capital Nicolás Díaz Molero, el comisario de la muestra José Cruz-Conde Fustegueras, etc.
 
Castillo de Sigüenza, Guadalajara, utilizado al menos a comienzos de los años 1930 como casa cuartel de la Guardia Civil, en el que Guillermo Silveira residió con su familia entre los años 1930 y 1932. Aspecto actual del antiguo patio de armas.
  • «Al año siguiente, el padre es destinado a Sevilla como jefe de vigilancia del recinto de la Exposición Iberoamericana. Allí nace su primera hija, Luisa. Terminada la muestra,[539]​ Román Silveira es ascendido a brigada y trasladado a Sigüenza (Guadalajara)».
Diego del Moral Martínez (2009). «Biografía». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 23. ISBN 978-8493596088. 
El impacto del posimpresionismo
  • «Solamente una cuarta parte del castillo [de Sigüenza] estaba habitada ya que el resto lo constituían patios, torreones y sótanos, edificaciones destruidas y arcadas árabes en mal estado y el suelo cubierto con un polvo amarillento de las piedras de arenisco que el tiempo y los vientos fuertes y gélidos del Norte habían descarnado en los techos y paredes durante siglos.
»Todas las familias vivíamos alrededor de lo que era el patio de armas; mi padre, como jefe de línea, con nosotros, en lo que fue morada del personaje árabe principal de la fortaleza, con habitaciones muy espaciosas y de altos techos, muy frescas en verano pero bastante frías en invierno.
»Y fue en unas vacaciones de Navidad, en la gran explanada a la entrada del castillo. Allí, un hombre y una mujer, extranjeros. Enfrente de ellos, el portalón de la fortaleza y dos enormes torreones principales, uno a cada lado.
»Mi hermano miraba y miraba y no se alejaba de allí. Yo iba y volvía y Guillermo allí, detrás de ellos, observando. Ocho años solo y ya tenía paciencia para permanecer inmóvil mirando. Y al llegar nuevamente vi en sus manos un cuaderno y un carboncillo (luego me enteré de que aquel lápiz negro se llamaba carboncillo). Y a Guillermo le veía contento y me decía que le esperase, que ya iba a jugar, y no se movía.
»Y al día siguiente igual. Allí los pintores extranjeros y mi hermano tras ellos con el cuaderno y el carboncillo, sin apoyarse en ninguna parte. Y como hacía frío se echaba vaho en las puntas de los dedos. Y cuando se fueron los pintores continuó él, como si fuera un vicio, como algo de lo que no se podía desligar, y con maña construyó su propio caballete».
Luis Silveira García-Galán (1987). «Mi hermano Guillermo». Extremadura en Algeciras (Revista de la Casa de Extremadura en el Campo de Gibraltar). 
Reproducido en Moral Martínez, Diego del (2009). "Biografía". Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 23-24
.
Recorrido artístico (1959-1987)

En cuanto a la repercusión mediática de su actividad artística cabe referirse sobre todo a una relativamente extensa serie de artículos de periódicos y revistas especializadas (ABC, Goya, Hoy, Índice Cultural Español, La Estafeta Literaria, Odiel…), la mayoría de los cuales fueron publicados a raíz de alguna de las diez exposiciones individuales celebradas en vida del pintor o concesiones de premios –lo que lo convertiría en «uno de los autores extremeños más reconocidos fuera de la región y de los más estimados dentro de ella, sobre todo en Badajoz» (Moral Martínez, may. 2019, p. 24)–, de los que se reproducen los siguientes fragmentos:

[…]
»Silveira sabe que pintar no es copiar […] y que el Arte exige [el] sufrimiento del dolor y la inquietud del amor».
F. Vaca Morales (1959). «Belleza y sentimentalismo en nuevas pinturas». Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].[540]
  • «Hoy se inaugura la exposición del pintor extremeño Guillermo Silveira García-Galán en los salones de la Casa de la Cultura sitos en la Plaza de Minayo.
»Silveira es natural de Segura de León y esta será la primera vez que exponga en Badajoz, habiendo realizado con anterioridad [exposiciones] en Zaragoza, Salamanca, Valladolid, Santiago de Compostela, etc. Se trata de un pintor de extraordinaria personalidad, cuya pintura es discutida por lo avanzada y de la que se podrán decir muchas cosas, pero nunca podrá ocurrir que pase desapercibida.
»En esta exposición presentará 31 cuadros entre los que [se encuentran] paisajes, figuras, bodegones, etc. [Por su] estilo, como ya dijimos, muy personal, se le puede considerar como un pintor post-expresionista [sic], dentro del [lenguaje] acusado del que hablamos y que hace de Silveira un pintor muy sui géneris».
REDACCIÓN (1 dic. 1959). «Hoy se inaugura la exposición de Silveira García-Galán». Hoy. Vida pacense (Badajoz): 2.
  • «Tras de la exposición de Vaquero Poblador, clarinazo de indudable inquietud, esta […] de Guillermo Silveira, a renglón seguido de la anterior, nos trae otra muestra de pintura con virtud de contemporánea presencia y actual mensaje.
[…]
»Piedras y pastos [sic] es un ejemplo de lo que un artista puede sacar del fondo pisoteado de lo cotidiano para exaltar la naturaleza y revalorizarla idealizándola. En Sol de invierno –acaso el mejor óleo de la muestra–, los golpes de espátula componen una sinfonía trepidante que se serena en un conjunto que, insensiblemente, nos hace detenernos. Desahucio [sic] puede entenderse, si se quiere, como ejemplo de lo que puede llamarse "pintura social". Para nosotros, sencillamente pintura…»
Antonio Zoido (3 dic. 1959). «La exposición de Guillermo Silveira». Hoy (Badajoz). 
Reproducido en La crítica de Arte – Facsímil de críticas artísticas publicadas en el diario Hoy entre 1957 y 2000 I. Badajoz: Diputación Provincial. 2013. p. 24. ISBN 978-8461636129. 
 
Díptico de la "Exposición de Óleos de Guillermo Silveira García-Galán" celebrada en la sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida del 11 al 17 de diciembre de 1961. Imp. Arqueros. p. 3.
  • «El próximo día 11 [de diciembre de 1961] a las ocho de la noche será inaugurada una exposición de pinturas del conocido artista Guillermo Silveira García-Galán en el Centro Cultural y Recreativo Liceo de Mérida. Dicha exposición permanecerá abierta hasta el día 17.
»El pintor Silveira García-Galán es un artista ya conocido y que reúne diversos éxitos destacados, así como críticas muy favorables.
»El diario HOY tuvo ocasión de ocuparse detenidamente del artista con ocasión de la inauguración de la imagen colocada en la restaurada Puerta de Palmas de Badajoz, cuya imagen ha sido obra escultórica de dicho autor.
»Con tales antecedentes es de esperar que las obras que va a exponer constituyan un notable avance en su actividad pictórica».
REDACCIÓN (10 dic. 1961). «Exposición del pintor Silveira García-Galán en Mérida». Hoy (Badajoz).
  • «A las ocho de la tarde, tendrá lugar hoy sábado la inauguración de la exposición de pinturas que el artista pacense Guillermo Silveira García Galán ha instalado en la sala de la Escuela Municipal, próxima al Cine de Pescadores.
»Primer Premio [sic] en la X Exposición Provincial de Arte de Educación y Descanso de Badajoz, recientemente celebrada, viene precedido de una justa fama como pintor vanguardista y, según hemos podido deducir por los informes que nos llegan de los críticos de Arte de la región extremeña, está considerado como un pintor de extraordinaria personalidad».
J. C. (4 ago. 1962). «Exposición de pinturas de Guillermo Silveira». Odiel. Punta Umbría (Huelva): 11. 
  • «Hace cuarenta años nació en un pueblo, Segura de León, de la provincia de Badajoz. Casado, con cuatro hijas, la mayor de trece años. Y busca con urgencia un estudio para pintar ya que desde hace dos meses vive en una casa nueva [de la calle del Pilar] y no dispone de sitio para poder trabajar a gusto.
[…]
»La tristeza de los cuadros de Silveira tiene unas honduras que nos apasionan. No son tristes sus figuras porque estén concebidas en grises, lo son porque no podían ser de otra manera. […] Como Cruce de calles, Suburbio, de una fuerza terrible y sobrecogedora, u Otoñal o El puerto, de su primera época, que guarda con admiración y casi devoción uno de sus primeros compradores y ya amigo, Alfonso Rourich».
Manuel Villamor (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7, 9.
  • «Guillermo Silveira es un representante singular de la pintura extremeña, de tan rica tradición histórica. Aunque por su ímpetu innovador parece [desligarse] de todo ese acervo tradicional, muchas de las esencias puras de los grandes maestros del pasado y del presente –de Zurbarán a Ortega Muñoz– rezuman en el bronco quehacer de su paleta. Severidad tonal, melancolía, elementalidad y desnudez sinceras son otras tantas notas distintivas de la pintura prometedora y recia de Silveira.
»Resulta difícil encuadrar a este pintor en una estrecha cuadrícula estilística. De filiación netamente expresionista, su pintura, ardua de definir, le brota con espontaneidad e inspiración casi musicales, muchos de [cuyos] cuadros los concibió y realizó como un solo acto continuo y apasionado de insoslayable trance».
Sin indicación del autor. Folleto de mano de la "Exposición de Pinturas y Esculturas: G. Silveira García-Galán". Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, 2-10 de mayo de 1963.
  • «La reproducción de la estatua de Proserpina que se encuentra en el Museo Arqueológico de Mérida, obra del escultor pacense señor Silveira, ha sido rematada felizmente pese a las dificultades que entrañaba tanto por sus dimensiones como por la infinidad y profundidad de sus pliegues. El artista ha tardado en su ejecución unos veintiocho días teniendo que realizarse el vaciado con sumo cuidado y especialísimas precauciones con el fin de no perjudicar ni lo más mínimo la preciada escultura romana utilizada [para ello]».
REDACCIÓN (19 jun. 1963). «La EXPOTUR se inaugurará el próximo día 20». Hoy (Badajoz).
  • «Aunque estas dos esculturas [de Proserpina y Augusto] no le han servido de nada a Silveira en su paso por Madrid, esperamos –y confiamos sinceramente– que su próxima exposición de pintura en el Hogar Extremeño de la capital de España en el mes de octubre de este año pueda dar la medida de su capacidad artística [pese a] las limitaciones de crítica y público a que estará sometida [habida cuenta de las características de] la sala en la que va a exponer por primera vez en Madrid».
Manuel Villamor (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz).
 
Mujer con niño, 1963. Técnica mixta sobre papel, 42 x 28 cm. Col. particular, Badajoz.
  • «En el programa de esta exposición encontramos nuevos intentos expresivos del arte de Silveira: obras en maculatura, témpera y aguatinta, látex gouache, collage y otros procedimientos mixtos con distintas clases de materia incorporada y, a veces, de forma textural metálica.
»Este espíritu inquieto de Silveira, insatisfecho de sus logros, le lleva a realizar nuevos intentos expresivos.
»En el catálogo vemos también cuatro óleos látex, tres paisajes y una cabeza de Jesús».
Enrique Segura. Presentación. Folleto de mano de la exposición "Pinturas de Silveira". Sala de exposiciones de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País. Badajoz, 17-25 de diciembre de 1963.
  • «A las ocho de la tarde de ayer [17 de diciembre de 1963], en la sala de exposiciones de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, se inauguró oficialmente la muestra pictórica del conocido y galardonado artista pacense Guillermo Silveira, exhibición artística que ha sido patrocinada por la entidad cultural a la que pertenece la sala.
»Consta la misma de veinte obras entre las que se distinguen cuadros de diversas facturas pero todos ellos de signo plenamente actual.
[…]
»[Tras unas breves frases en las que el vocal de Arte de la Real Sociedad Económica señor Veiga exaltó la valentía artística del pintor], Silveira leyó un par de cuartillas en las que precisó su "mensaje pictórico" pleno de aspiraciones renovadoras para hacer de la pintura un eco fiel de realidades del mundo actual.
[…]
»La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo día 25 de siete a diez de la noche».
REDACCIÓN (18 dic. 1963). «Fue inaugurada la exposición pictórica de Silveira en Amigos del País». Hoy (Badajoz): 4.
  • «En los salones del Liceo de Mérida está abierta al público la exposición de pinturas del laureado pintor pacense Guillermo Silveira García-Galán.
»Silveira ha colgado veintisiete obras representativas de las diversas facetas de su arte: paisajes urbanos, figuras, [gente del] mundo del trabajo… y un bodegón [n.º 27 del catálogo].
[…]
»La exposición –[de] óleos, maculaturas, témperas, aguatintas, guaches, látex, collages y otros procedimientos modernos– está abierta hasta hoy día 13».
REDACCIÓN (13 feb. 1964). «Inauguración de la exposición de pinturas de Silveira García-Galán». Hoy (Badajoz).
  • «Silveira […] es un romántico becqueriano que seguramente se emociona cuando escucha un nocturno, una sonata, una romanza amorosa, quizá un poema social de Lencero, que sufre como propio el dolor ajeno y lo llora y lamenta mansamente.
»De ahí su paleta triste, sus colores apenas brillantes, sus grises y sus ocres apagados; de ahí esas formas desdibujadas, torturadas de sus cuadros […]; de ahí esas formas que pesan –Hombres y máquinas, Altos hornos, Fábrica, El puente, etcétera–, esos hierros que expresan […] su visión del mundo del trabajo; de ahí esos títulos –Capricho musical, Vidriera para un aleluya, Forma no imitativa, Floral–, de intención literaria, […] y esos otros –Encuentro, Maternidad joven, Mujer con niño, Mujer–, que se nos figura que han sido concebidos con lágrimas en los ojos».
Santos Díaz Santillana (13 feb. 1964). «Comentarios al margen: El estilo es el hombre». Hoy (Badajoz).
  • «Guillermo Silveira, el artista extremeño que en pocos años ha logrado adquirir una fuerte personalidad como pintor y escultor obteniendo señalados éxitos en repetidas exposiciones celebradas tanto en Badajoz como en otras ciudades españolas así como preciados galardones en diversas muestras, ha vuelto a ser premiado. Esta vez con [un accésit de 1000 pesetas y Medalla Bronceada al Mérito Artístico] en la XXII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso de Logroño [por el cuadro titulado Altos hornos]. El premio es tanto más digno de ser resaltado cuanto que la obra de Silveira, […] competía con quinientos cincuenta y cinco trabajos presentados al certamen.
»Nos llegan [también] noticias de que con motivo de la obtención de esta medalla el jefe del Departamento Nacional de Educación Artística de la Obra Sindical de Madrid señor Valenzuela ha dicho de […] Silveira que es un artista nato e infatigable, de calidad fuera de dudas y con una trayectoria muy bien definida».
REDACCIÓN (16 jul. 1964). «Guillermo Silveira, Medalla de Bronce en la XXII Exposición Nacional de Educación y Descanso de Logroño». Hoy (Badajoz).
  • «Guillermo Silveira va más allá del abstracto, empleando los nuevos materiales –hierros, alambres, etc.– que usan hoy algunos, colocados en la novísima modalidad de la escultopintura. Cuatro obras de esta clase cuelgan en la exposición: Estructuras metálicas ascendentes, Altar en hierro, Formas metálicas (composición) y Formas. No se puede negar que Silveira ha visto […] la exposición "25 Artistas Españoles"».[541]
Santos Díaz Santillana (28 mar. 1965). «"Siete Artistas Extremeños de VANGUARDIA": Una atractiva e interesante exposición». Hoy (Badajoz). 
  • «La realidad es que obras de Silveira que aquí se rechazan o por lo menos se miran con recelo fuera llaman la atención como ocurrió, por ejemplo, con dos de sus escultopinturas que ahora expone y que fueron muy admiradas en el [IV] Premio Valdepeñas en el que se presentaron junto a obras de Cossío, Lapayese, Barjola y otros maestros consagrados».
José Manuel G. Torga (4 jun. 1965). «De Silveira, como de El Cordobés, unos dicen que sí y otros que no». Hoy (Badajoz): 7.
  • «En el mismo local [de la Delegación de Cultura de la Diputación de Badajoz] ha expuesto el pintor pacense Guillermo Silveira, que esta vez, junto a sus personales paisajes urbanos, presentó una serie de escultopinturas y otros cuadros no figurativos a base de técnicas y materiales diversos. En conjunto, puede decirse que la exposición ha sido muy discutida, pero que ha despertado indudable interés».
JMGT (19 jun. 1965). «Badajoz». La Estafeta Literaria. Estafeta breve de las provincias (Madrid: Delegación Nacional de Prensa) (320-321): 78. 
 
"Componen la muestra veintinueve cuadros […] de los pintores José Antonio Ferreiro, Victoriano Martínez Terrón, Julio Moríñigo del Barco, Juan José Narbón, Francisco Pedraja, Guillermo Silveira y Antonio Vaquero Poblador".[542]
  • «Silveira y Pedraja, unidos, entraron primeramente en contacto en Mérida, aprovechando la ocasión de la exposición "Siete Artistas Extremeños de Vanguardia", con Ferreiro y Moríñigo del Barco. Luego hubo conversaciones con los cacereños Narbón y Martínez Terrón, barajándose también para el nacimiento del grupo los nombres de Leopoldo Gragera y Bernardo Víctor Carande y, quizá, algún otro que se sabrá de inmediato. Hasta ahora, hay un mutuo acuerdo de unión entre los ocho citados y se están redactando los estatutos para la constitución formal y la organización interna [del mismo]».
JMGT (23 jul. 1965). «El Grupo AR-EX-AC». Hoy (Badajoz). 
  • «Entre los [cuatro] cuadros con destino a [la XXIV Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso de] Barcelona y los estilos que definen la imagen de la Virgen barroca de Puerta de Palmas, la cabeza de Octavio Augusto y los pliegues de Proserpina hay muchos siglos de evolución en la búsqueda de nuevas formas de belleza».
José J. López Morales (29 nov. 1966). «C[uatro] cuadros de Silveira a Barcelona». Hoy (Badajoz).
  • «En la Casa de la Cultura se ha inaugurado la exposición de pintura del artista extremeño Guillermo Silveira García-Galán, patrocinada por la Delegación de Cultura de la Diputación Provincial.
»El vicepresidente de la Económica señor Cansinos pronunció unas palabras introductorias glosando la personalidad del artista y su aportación pictórica, de lo que era muestra relevante la exposición que se iba a inaugurar seguidamente con la visita de rigor.
[…]
»En la [propia] exposición recogemos la noticia de que al pintor le ha sido concedida recientemente una Medalla de Plata en la muestra organizada en Barcelona por la Obra Sindical de Educación y Descanso…»
REDACCIÓN (29 nov. 1966). «Se inauguró la exposición de pintura de SILVEIRA en la Casa de la Cultura». Hoy (Badajoz).
  • «Otros pintores que no convendría olvidar en esta nómina de neonaturalistas podrían ser Evaristo Guerra, pintor de un paisaje esquematizado, Vicente García Ferrando, sobrio en su versión de los montes del Mascarat, Luis Sánchez Martínez, para el que la Alhambra vuelve, Roberto Torrent, Arturo Peyrot –poeta de nieves y de las exactas apariencias–, Regino Pradillo, Francisco González Romero, Luis Torras Martínez, Bernardo Sanjurjo, Enrique Suárez –pintor de alavesas tierras "primitivas"–, Higinio Mallebrera –que es un naíf encantador–, Manuel Parralo, Manuel Muñoz Barberán –que conseguirá fisonomizar [sic] un nuevo paisaje costumbrista–, Rafael del Real –tan folclorista–, Enrique Blanco, Rafael Fernández Martínez, Andrés Barajas –uno de los más delicados coloristas de esta Exposición [Nacional de Bellas Artes de 1968]–, Francisco Navarro –alucinado paisajista–, Rodríguez Bronchú, Adalberto López, Guillermo Silveira con sus humanizados cachivaches».
A. M. Campoy (nov.-dic. 1968). «Neonaturalismo». Goya: Revista de Arte (Madrid: Fundación Lázaro Galdiano) (87): 153-157. ISSN 0017-2715. 
  • «Tàpies, para él, es el más grande. […] Hablar de Tàpies, así, con este fervor, a estas alturas y en esta casa de la clase media, ya indica muchas cosas. […] Su vida es rápida y sin contemplaciones. Vive en Sigüenza, estudia bachillerato en Fregenal de la Sierra, conoce en Madrid a Eugenio Hermoso [sic], a Castro Arines, a [Carlos] Areán… Se hace seguidor de la IX Escuela Catalana. Tomamos una cervecita en estas tazas que un día le regaló Lucía Bosé cuando iba al alfar de Otero, en Talavera, hace años. [?]
[…]
»Es un autodidacta emocional. Se extasía ante la obra del lanzaroteño César Manrique
[…]
»Y hablando de Tharrats, de Miró, de Picasso,[543]​ de un proyecto que tiene en la cabeza –a su manera– para alzar en la base de Talavera la Real un monumento a la Aviación, salimos a la calle […], hablando de la vida y de la muerte, en la agria y brillante romería de esas tascas que deberían figurar en todas las guías de turismo».
Tico Medina (23 ene. 1969). «Las cosas y las gentes de esta tierra: El pintor». Informaciones. Crónica de España (Madrid): 25. 
Reproducido en Carretera y manta. Madrid: Azur. 1972. p. 97.  DL M 10300-1972
.
  • «Nacido en Segura de León (Badajoz) el 11 de enero de 1922, Guillermo Silveira García se inicia muy joven en el Arte, en Sigüenza (Guadalajara), bajo la influencia de artistas franceses e ingleses que pintan rincones y paisajes de la ciudad.
»Practica y estudia casi todas las facetas del Arte en escuelas de Artes y Oficios de diversas ciudades españolas. Desde 1954, reside en Badajoz, donde tiene su estudio taller.
»[…] en su pintura, predomina la figuración expresionista con asuntos del mundo del trabajo.
[…]
»Como escultor, trabaja la neofiguración y los volúmenes abstractos en esculturas aisladas, conjuntos monumentales, murales-mosaicos y, por último, bustos-retratos.
»Ha mostrado sus obras en diferentes salas nacionales y extranjeras, concurriendo a numerosos concursos, certámenes y exposiciones. Entre los galardones obtenidos, se encuentran distintas Medallas de Oro, Plata y Bronce en Exposiciones Sindicales, Premios de Honor en exposiciones provinciales de Badajoz, Premio Ayuntamiento de Cáceres en la I Bienal Extremeña (1963), Segundo Premio en la III Bienal Extremeña (1968), etc.»
Círculo de Amigos de la Historia (1970). Diccionario biográfico español contemporáneo. III N-Z. Madrid: Círculo de Amigos de la Historia. p. 1434. DL B 23470-1970.
  • «Guillermo Silveira tiene así, a primera vista, el aspecto de entre domador de osos asturiano y descargador de muelles francés. Es un Sansón del arte que acaba de ganar el Primer Premio de la [IV] Bienal Extremeña celebrada recientemente en Plasencia. Sus manazas son anchas, macizas, gordas y, cuando saluda, resulta como si te fuese a tragar a través de ellas. Únicamente sus lentes, bien adosadas a las pobladas cejas, le dan una nota intelectual, entre desvaída y forzada».
Arsenio Muñoz de la Peña (29 may. 1970). «El pintor gigante». Hoy (Badajoz). 
  • «Se acordó conceder el Primer Premio y Medalla de Oro del gobernador civil de Cáceres, [dotado] con treinta mil pesetas de la Diputación Provincial cacereña, a don Guillermo Silveira García por su cuadro Palomas blancas sobre tejado gris; el Segundo Premio y Medalla de Oro del gobernador civil de Badajoz y veinticinco mil pesetas de la Diputación Provincial pacense, a don Victoriano Martínez Terrón por su obra Carbonería».
Sin indicación del autor (abril-junio de 1970). «Premios en la IV Bienal de Estudios Extremeños [sic]». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial). Año XXVI (159): 73. ISSN 0210-9859. 
  • «"Independiente, inconformista, no sujetas sus búsquedas y creaciones a escuelas o tendencias determinadas", así se define a sí mismo el pintor y escultor extremeño Guillermo Silveira…
[…]
»El de Silveira es arte de vanguardia por su iniciación –consiguientes contactos con artistas de la IV Escuela de Madrid y Barcelona–, voluntad propia e inmersión en las corrientes actuales».
VV. AA. (jun. 1971). «Arte». Revista de Fiestas (Ayuntamiento de Badajoz). La Minerva Extremeña. DL BA 143-1971. s. p.
  • «En cuanto a la pintura más moderna las opiniones se dividen. Hay allí un Silveira [titulado Palomas blancas sobre tejado gris] y el señor Collado casi se decide por él, por su escultopintura [sic]. Al director no le convencía al principio la manera de hacer del artista, pero ahora sabe que sí, que hay en sus formas, en sus aditamentos, muestras de buen pintor».
González Perlado (14 nov. 1971). «Un Covarsí, la nueva adquisición del Museo Provincial de Bellas Artes». Hoy (Badajoz). 
  • «Necesitaba este preámbulo para decidirme a contar los tres bustos de mi efigie en la sala de respeto de mi morada [de la calle Calatrava] –antiguo convento [sic]– con habitaciones para los días solemnes.
»El autor del primer busto fue el pintor [Fernández] Mejías, bien modelado, de parecido, joven y liso. La segunda cabeza de barro la esculpió el gran Silveira: escultor, pintor, militar y una gran persona artística y humana. Ambos los guardo como un tesoro».
Enrique Segura (7 dic. 1971). «Escultores y modelo». Hoy. Plumas extremeñas (Badajoz). 
  • «El pintor Guillermo Silveira, galardonado con una Tercera Medalla de Pintura en la Exposición Nacional de 1970, ha sido seleccionado para la de 1972 por su obra En una esquina cualquiera.
»Silveira se presentó a la fase inicial de Sevilla en la que pese al gran número de artistas participantes solo fueron admitidos una docena de autores en la Sección de Pintura: diez residentes en la propia capital, uno en Málaga y el citado Silveira en Badajoz.
 
Cubierta del catálogo general de la "Exposición Nacional de Arte Contemporáneo 1972" (itinerante).
»[Por su parte] la Comisaría General de Exposiciones de la Dirección General de Bellas Artes ha editado al efecto un magnífico catálogo donde se recogen las obras presentadas en las doce muestras celebradas en Barcelona, Bilbao, Granada, La Coruña, Las Palmas, Madrid, Palma de Mallorca, Salamanca, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza».
REDACCIÓN (26 jul. 1972). «Silveira en la Nacional de Bellas Artes». Hoy. La calle al habla (Badajoz).
  • «Ya en su día dimos la noticia de que un cuadro del pintor pacense Guillermo Silveira había sido incluido entre las obras enviadas a la fase regional de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo celebrada en Sevilla.
»Ahora nos enteramos de que la pieza en cuestión –un óleo titulado En una esquina cualquiera– fue escogida a fin de participar posteriormente en la Exposición de Honor que se ha organizado en Madrid.
»[Asimismo] ha remitido tres obras –en concreto dos óleos y un dibujo– a la XXI Exposición de Otoño que se abrirá también en Sevilla el próximo mes de octubre organizada por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría.
»Para el año que viene el artista extremeño proyecta participar en los Concursos Nacionales de Bellas Artes [que se convoquen]».
REDACCIÓN (10 sep. 1972). «Silveira en la Exposición de Honor de Arte Contemporáneo (Madrid)». Hoy. La calle al habla (Badajoz).
  • «Mirando estos cuadros podemos establecer una poética del abandono, detectar una especie de atención lujuriosa por todo lo que parece irremediablemente desgraciado. Y de los cuadros de Silveira asciende, por los siglos de los siglos, un grito que a veces se descompone en sus formas extremas de alarido o susurro. Expresionismo ahincado en un lirismo vigoroso que a veces denuncia crudamente y otras adora en silencio.
[…]
»Silveira se desborda. No le cabe la furia en el color. Y busca la tierra. Y hace escultopintura utilizando arenas, carbonillas machacadas de las estaciones, polvos, drogas, yesos, materia muerta que en sus manos enormes resucita y nos habla: "Suelo trabajar la materia casi directa". Y el mármol "duro y eterno", la madera olorosa, la piedra elemental se incorporan como Lázaros vivos y resisten el estrago del tiempo. Igual que el artista, situado en las cumbres del corazón, más vivo que nadie, atento a ese alrededor de la pena, inquieto y solidario, incapaz de llorar por sí mismo…»
José M.ª Bermejo (may. 1974). «Guillermo Silveira: En el corazón de la vida». Hoy (Badajoz). 
 
Fregenal de la Sierra, Badajoz. Vista parcial de la antigua casa estudio de Catón en la que Guillermo Silveira tomó clases de Dibujo, Colorido, Composición y Figura del artista entre los años 1934 y 1936.
  • «A mí no se me olvida que Guillermo Silveira aprendió algo, tal vez mucho de Catón. […] No sé si estuvo alguna vez con su maestro después del aprendizaje, cuando yo lo conocí. Parece como si espiritualmente Catón le hubiera transferido aquella su pena de la vida que ahora pinta Silveira, y esto no quiere decir un achaque de influencias puesto que Catón era solo paisajista, muy buen paisajista […] Esto son coincidencias, cosas que se me ocurren no sé por qué análoga impresión que guardo del maestro y saco ante la pintura de Silveira mientras flota en su alrededor mi espíritu raro y extraño; pero ¡nada de influencias!»
Francisco Lebrato Fuentes (13 ago. 1974). «Silveira, pintor, pinta». Hoy (Badajoz). 
  • «Desde luego nadie pone en duda la categoría artística de Silveira, que aparte del valor objetivo de su obra, viene avalada por numerosos premios y medallas que ha obtenido en diversos e importantes certámenes pictóricos nacionales.
»Las críticas, en lugar de dirigirse hacia el artista, cosa para la que no hay motivo pues Silveira no ha hecho más que aceptar un encargo, son para la Diputación.
»En opinión de algunos, si la realización de dicho cuadro no se ha sacado a concurso, al menos debería haberse encargado a un especialista del retrato, cosa que Silveira no es, como reconocen todos los críticos y aficionados que hayan seguido sus exposiciones y su temática.
»Por otra parte la cifra de 150 000 pesetas ha parecido desorbitaba y no porque se ponga en duda el valor de una obra de Silveira sino porque se entiende que hay artistas de similar calidad que cobran más barato».
José M.ª Pagador (7 dic. 1975). «Polémica en torno a los retratos del rey». Hoy (Badajoz).
  • «En el panorama pictórico actual la personalidad y la obra de Guillermo Silveira destacan con acusadas y singulares características rebasando el marco de lo estrictamente regional. Sus galardones y medallas nacionales vendrían a respaldar su obra desde un punto de vista operacional y formalista. Pero para quien esto escribe –que desde los primeros momentos de la carrera del pintor oteó y auguró las muchas posibilidades de su personalidad y ha seguido paso a paso su carrera– por encina de aquellas tan justas concesiones estimativas detecta el aprecio subjetivo y entrañable de un estilo y un intransferible y singular modo de hacer.
[…]
»La pintura de Guillermo Silveira es eminentemente espiritual y símbolo de una combustión poética extremada y sensible, realizada sin embargo con razonadas dosis de técnica y depurados conocimientos de arte. Pintura que produce lienzos de doloroso y lírico expresionismo figurativo. Esa galería de humanos rostros, de aptitudes y efigies imborrables en su impronta, clavadas siempre con dulzura en la incomprensión, el sufrimiento paciente en la resignación, en el abandono social y que en su contestación vibrante llevan sin embargo un germen atractivo de sugerente proximidad que acercan e inclinan hacia ellas al contemplador…»
Antonio Zoido. Folleto de mano de la exposición "Pinturas de Guillermo Silveira". Salón de actos del Ayuntamiento de Fregenal de la Sierra (Badajoz), 25 de abril-2 de mayo de 1976.
  • «He encontrado en Extremadura, como representantes genuinos del pueblo, de su pueblo, de todos los pueblos del universo, a dos grandes hombres: el poeta Manuel Pacheco y el pintor-escultor Guillermo Silveira, ambos en plena madurez, con algo más del medio siglo cada uno».
Evaristo López de Viesca (1976). Sombra, penumbra y luz en la Extremadura – Apuntes para no extremeños. Ediciones del Centro. p. 143. ISBN 8472270440. 
  • «Guillermo Silveira García es […] pionero de la región en el abandono de la estética costumbrista e introdujo la técnica de la escultopintura, pues también es escultor.
[…]
»Guillermo Silveira García, ya conocido como pintor, representa en la escultura otro valor actual».
Julián Álvarez Villar (1979). Noguer; Publicaciones de la Fundación Juan March, eds. Extremadura. Col. Tierras de España. Barcelona. pp. 317-318. ISBN 978-8470751462. 
 
Dolor y esperanza, 1982. Dibujo litografiado, 40 x 26 cm, numerado 2/300. "Exposición de Pinturas de Guillermo Silveira". Muestra retrospectiva (1959-1984) con ocasión de la Semana Cultural Militar. Sala de exposiciones del Banco de Bilbao (Badajoz), 3-9 de diciembre de 1984 (n.º 39 del catálogo). Col. particular, Badajoz.
  • «Guillermo Silveira, artista extremeño independiente y expresionista, expone treinta y nueve [obras entre] óleos y dibujos […] Inicia sus primeras pinturas bajo la dirección de posimpresionistas franceses. Una serie de estancias y viajes a través de casi toda la geografía española con conocimiento de paisajes y gentes, lleno de vivencias, búsquedas y encuentros, estudios, investigaciones y experiencias plásticas o unido esporádicamente a otros artistas y escuelas marcaron definitivamente su obra».
REDACCIÓN (5 dic. 1984). «Numeroso público en los actos de la "Semana Cultural Militar"». Hoy (Badajoz). 
  • «Una de las características de gran parte de [su] pintura –vertida en óleos de amplio formato sobre todo aquellos con humana figuración temática– es, junto a su empeño de constructivo acabamiento, su minuciosidad esmerada en la tarea, lo que le hizo muchas veces producir con lentitud. La atención simultánea a la demanda de su hacer de otro lado le vedaron quizá ofrecer conjuntos expositivos traducidos a fragmentaciones equívocas, que no es lo que ambiciosamente pretendiera brindar al público pacense».
Antonio Zoido (8 dic. 1984). «Importante muestra antológica de Silveira». Hoy (Badajoz): 16. 
Reproducido en La crítica de Arte – Facsímil de críticas artísticas publicadas en el diario Hoy entre 1957 y 2000 II. Badajoz: Diputación Provincial. 2013. p. 384. ISBN 978-8461636129. 
  • «Coincidiendo con estos días navideños, se han desarrollado [en Fregenal] importantes acontecimientos culturales, todos ellos en torno a la obra y la figura de Eugenio Hermoso. Como ya informábamos en crónica anterior, el pintor Francisco [sic] Silveira sería el ganador del preciado III Premio de Pintura Eugenio Hermoso, dotado con 400 000 pesetas, creándose también un nuevo accésit de 100 000, dada la calidad de las cuatro obras finalistas».
José Luis Nogales (28 dic. 1984). «Erigido un monumento a Eugenio Hermoso en Fregenal de la Sierra». Hoy (Badajoz): 18. 
  • «Y, en el fondo de todo, la tristeza se repite como el gran personaje oculto de toda su obra, que más que personaje es clima, atmósfera llena de comprensión y de melancolía: "Los míos son personajes humildes, desheredados, silenciosos. Y esa tristeza que puedan rezumar mis cuadros, es la tristeza del humilde. […] Pero no es porque yo me proponga hacerlo así, sino porque sale así, porque es una cosa atávica".
»A la vez, Guillermo Silveira lee, visita incontables exposiciones, experimenta, investiga. Es un innovador en todo el sentido de la palabra. Hace escultura, introduce en Extremadura la "esculto-pintura", incorpora a los lienzos toda clase de materiales y de objetos, y rompe, como él mismo dice, "con la estética contemplativa de lo tradicional" que habían cultivado Hermoso y Covarsí y –después de ellos– tantos otros pintores extremeños.
[…]
»Su estudio en la pacense Avenida de Colón es también el taller de un alquimista. En grandes botes, guarda las materias secretas de sus gruesos empastes. En un rincón, colgado de la pared, el viejo violín que su madre tocaba cuando él y sus hermanos eran pequeños. Cuadros y recuerdos por todas partes…»
José M.ª Pagador (7 feb. 1985). «Silveira: La miseria del mundo transformada en belleza». Hoy. Cultura (Badajoz) (2): I-II. 
 
Badajoz. Vista parcial del bloque de oficiales del Ejército del Aire ubicado en la Avda. Cristóbal Colón n.º 7 en el que Guillermo Silveira residió con su familia desde finales de los años 1970 hasta su fallecimiento la mañana del 11 de mayo de 1987.
  • «La emoción conmueve nuestra pluma. En lograda plenitud, ha fallecido en Badajoz el excelente pintor extremeño Guillermo Silveira. Ayer mismo –convaleciente de arriesgada intervención quirúrgica– departíamos con él el pan de la amistad y nos prometía una vez más su entrega afanosa a la inspiración de su paleta.
[…]
»Por eso sus óleos de temas siempre humanos producían en el espectador (no obstante su vigor) la sensación musical de las notas y acordes de un violín. […] Mujeres dolientes y humildes, músicos bohemios, rostros y gestos de niños candorosos que llaman a la compasión y a la caricia eran –junto a sus panoramas y rincones de fuerte nostalgia– los mejores temas de su hacer».
Antonio Zoido (12 may. 1987). «Ha muerto Guillermo Silveira, un auténtico valor de la pintura regional». Hoy (Badajoz): 14. 
  • «El pasado día 12 de mayo [sic] falleció en Badajoz el pintor Guillermo Silveira. Nacido en Segura de León en 1922, Silveira era uno de los pintores más caracterizados de la ciudad. Aunque tardíamente iniciado en la pintura, de formación autodidacta, obtuvo el reconocimiento público en distintos certámenes de ámbito regional y nacional: fue Primer Premio de la IV Bienal de Pintura Extremeña y, recientemente, en 1984 consiguió el Primer Premio del III Concurso de Pintura "Eugenio Hermoso". Durante la segunda mitad de los años 50 su obra comenzó a destacar en los ambientes artísticos locales. A partir de los 60 su dedicación a la creación plástica fue cada vez más intensa y su obra cada vez más personal. Entre la pasión y la ternura la pintura de Silveira buscó su propia identidad por el camino de un expresionismo que ofrece una visión poética de la gente humilde y del dolor humano».
REDACCIÓN (may. 1987). «Ha fallecido el pintor Guillermo Silveira». Anaquel. Artes Plásticas (Mérida: Editora Regional de Extremadura) (18): 21. 
  • «Νo hace mucho tiempo se nos murió Guillermo. A ratos parece que hubiese sido ayer, hace un momento, ahora. Su muerte tuvo el color plomizo de las cosas inesperadas, el tono apagado de lo incomprensible por súbito y rotundo. Intencionadamente he querido que pasase el tiempo antes de redactar estas líneas: me horrorizaba la idea de que pudieran asemejarse a las notas necrológicas, elaboradas con prisa en el último momento. Las notas necrológicas tienen el color de las esquelas y mi intención no era escribir en negro».
Francisco J. Vaz Leal (nov. 1987). «Las lecciones de Guillermo Silveira (Guía para mirar el mundo como si fuese un cuadro)». Anaquel (Mérida: Editora Regional de Extremadura) (6): 29-30. 
Post mortem

Como resaltaba el profesor Moral Martínez en su artículo de mayo de 2019 Guillermo Silveira el pintor de la humildad y la inocencia, tras su muerte en 1987 «su nombre fue cayendo en el olvido».[544]

En idéntico sentido se expresaba el por entonces presidente de la Diputación Provincial Valentín Cortes Cabanillas cuando a raíz de la exposición antológica póstuma celebrada en el Museo de Bellas Artes de Badajoz de marzo a mayo de 2009 hablaba de Silveira como de un artista «tan desconocido en estos tiempos».[545]

No obstante, se detecta sobre todo a partir de dicha muestra un creciente interés de la crítica especializada por el conocimiento del autor y su obra, si bien la mayoría de las veces no como asunto principal sino en el contexto artístico y cultural de su época.

  • «Atraído en un primer momento por la pintura posimpresionista pronto encontró su personal camino por la vía de un formalismo al tiempo monumental e ingenuo, centrándose su temática en escenarios de marginación y pobreza que evoca con particular acento poético».
Francisco José Mayans Joffre [director]; Antonio Franco Domínguez (1989-1992). SILVEIRA GARCÍA, Guillermo. Gran enciclopedia extremeña 9. Mérida: Ediciones Extremeñas. p. 180. ISBN 848742001X.
 
Maternidad (primavera), 1971. Gouache sobre papel, 58 x 32 cm. De la serie inconclusa Cuatro estaciones en la vida de una mujer. Col. particular, Badajoz.
  • «Guillermo Silveira nace en Segura de León (1922). Como Francisco Pedraja, cuando presenta su obra en Badajoz (donde fija su residencia y fallece en 1987), provoca con su radical expresionismo una conmoción admirativa en los ámbitos pacenses por su audacia en el género. Ensayista de variadas técnicas, artista de vocación tardía pero hervorosa, sobre todo en sus cuadros de figuras sentimentales –maternidades, niños dolientes, escenas de lírica saudade– infunde una enorme energía y una delicada dulzura».
Francisco Pedraja Muñoz [coord.]; Antonio Zoido (1992). Pintura extremeña contemporánea en el Museo de Bellas Artes de Badajoz. Extremadura. León: Everest. p. 173. ISBN 842413950X. 
  • «GUILLERMO SILVEIRA GARCÍA (Segura de León, 1922-Badajoz, 1987). Pintor y escultor, a veces se expresa en ambos lenguajes a la vez obteniendo escultopinturas meritorias. Fue profesor de Escultura de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí de Badajoz.
»El paisaje urbano de la acuarela del museo muestra su época realista mientras que la obra titulada Palomas blancas sobre tejado gris se adscribe a un expresionismo posterior.
»Entre los galardones obtenidos pueden citarse la Medalla de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo de Sevilla, el Premio Eugenio Hermoso y el de la IV Bienal de Pintura Extremeña».
Román Hernández Nieves (2003). Catálogo de pinturas del Museo de Bellas Artes de Badajoz. Badajoz: Diputación Provincial. p. 621. ISBN 8493250724. 
  • «GUILLERMO SILVEIRA […], aprendió el oficio de la mano de Gómez Catón, aunque su interés por las Matemáticas y la Filosofía, heredado de su padre, tuvo cierta trascendencia en su concepción pictórica. Formó parte del ambiente cultural que se dio en Badajoz a mediados de los años cincuenta, exponiendo en 1959 con el apoyo de Antonio Zoido, quien destacó cómo sin herir expresó una realidad hostil. La distorsión y la geometrización se conjugaron en sus lienzos con un colorido un tanto estridente, muy lejos del costumbrismo que él mismo consideraba ya trasnochado y, a veces, cercano a un mundo onírico y triste, pero nunca sangrante ni trágico».
Javier Cano Ramos (2009). La Pintura del siglo XX en Extremadura – De la tradición a la renovación (1880-2007). Don Benito: FundArte. p. 71. ISBN 978-8461300730. 
 
Fernando Saavedra Campos (izda.) y Francisco Tejada Vizuete la tarde inaugural de la exposición antológica celebrada en el Museo de Bellas Artes de Badajoz del 26 de marzo al 31 de mayo de 2009.
  • «La pintura que desarrolló Guillermo Silveira no fue uniforme ni evolutivamente homogénea sino que transitó por diferentes etapas y medios de expresión desde la pintura del natural y el expresionismo a través de formas próximas y evocadoras del cubismo y el "tubismo" de Fernand Léger llegando hasta incursiones en el neosurrealismo y la abstracción».
Román Hernández Nieves (2009). Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes. Presentaciones (Badajoz: Diputación Provincial). p. 17. ISBN 978-8493596088. 
  • «Aunque el pintor tuviese la oportunidad de organizar en 1984 una exposición antológica sobre su propia carrera artística, veinticinco años después era imprescindible realizar una nueva revisión de la misma con la necesaria investigación científica que ordenase y analizara su trayectoria y personal estilo».
María Teresa Rodríguez Prieto (2009). Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes. Presentaciones (Badajoz: Diputación Provincial). p. 19. ISBN 978-8493596088. 
  • «Como la mayoría de los pintores extremeños de su época, es decir, de las décadas de los sesenta a los ochenta del siglo pasado, Guillermo Silveira no formó parte de ningún grupo o escuela sino que mantuvo una trayectoria artística muy personal, la cual le llevó a transitar por diferentes tendencias plásticas desde el naturalismo, el expresionismo, formas próximas al cubismo y el tubismo [sic] de Fernand Léger, hasta expresarse en lenguajes cercanos al surrealismo y la abstracción».
Román Hernández Nieves (2010). La naturaleza muerta en la Pintura extremeña. Badajoz: Museo Provincial de Bellas Artes. p. 184. ISBN 978-8493792718. 
  • «En Segura de León (1922) nace un renovador de la estética costumbrista, […] se trata de Guillermo Silveira. Es la suya una pintura en la que tomando como base y temática personajes populares distorsiona el dibujo con figuras que recuerdan un cubismo incipiente, dándole un nuevo lenguaje al costumbrismo».
Carmelo Arribas Pérez (oct. 2010). «El costumbrismo en el Arte como afirmación de la identidad regional desde finales del XIX hasta principios del XX – El caso de Mérida». Actas de las III Jornadas de Historia en Mérida (Ayuntamiento de Mérida; Archivo Histórico; Biblioteca Municipal Juan Pablo Forner). ISBN 8487833047. 
 
Belén, junio-julio de 1967. Porche de la capilla escuela de las Casas Aisladas de Valdebótoa, Badajoz. Fotografía tomada en enero de 2021.
  • «Los murales de Valdebótoa son sus únicas realizaciones en mosaico. Hay dieciocho metros cuadrados de trozos de mármol en diversos colores y piedras de río. Representan por un lado a los doce apóstoles y el Espíritu Santo y por otro el portal de Belén y la adoración de los pastores. Y aunque la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura las ha inventariado recientemente estas obras van a desaparecer si no se las saca del lugar para llevarlas a un museo, algún templo en uso u otro lugar digno para las mismas».[546]
  • «Guillermo Silveira (1922-1987) é um pintor e escultor espanhol, com apelido de origem lusa. Estudou desenho e paisajismo com Rafael Gómez Catón e colorido com Eugenio Hermoso, ambos pintores de Fregenal de la Sierra (Badajoz). Mais tarde cursou estudos na Escola de Artes "Adelardo Covarsí" de Badajoz e na Escola Superior de Belas Artes "San Eloy" de Salamanca.
»Iniciado no fauvismo e no expressionismo, as obras de Chagall, Permeke e Rouault conduziram-no a um estilo peculiar, até alcançar una personalidade indiscutível. Foi um criador incansável que praticou a pintura e a escultura, e que, incluso, uniu ambas disciplinas no que chamou "escultopinturas", obras de abstratos acabados.
»Expôs em Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilha, Barcelona, Nova Iorque, San Juan de Porto Rico, Copenhaga, El Cairo… e logrou importantes prémios como a medalha nacional de arte contemporânea, a medalha de ouro da "Bienal Extremeña de Pintura" e o premio internacional "Eugenio Hermoso".
»É autor de esculturas monumentais, como la "Virgen de los Ángeles" na emplemática "Puerta de Palmas", de Badajoz, e a dedicada às Cem mil Horas de Voo, na Base Aérea de Badajoz-Talavera la Real.
»Faleceu em Badajoz no dia 11 de Maio de 1987».
Sin indicación del autor. Díptico de la exposición Recordando Guillermo Silveira – Mostra Comemorativa (en portugués). Fórum Cultural Transfronteiriço. Alandroal (Portugal), 8-31 de mayo de 2015. s. p.
 
La despedida (invierno), 1971. Gouache sobre papel, 58 x 32 cm. De la serie inconclusa Cuatro estaciones en la vida de una mujer. Col. particular, Badajoz.
  • «Con el paso del tiempo, y sobre todo en los diez últimos años de su vida, los personajes humanos irán ganando más y más importancia en la obra de Guillermo Silveira. Aferrándose cada vez más a su visión primitivista del mundo, irá derivando hacia posiciones figurativas cada vez más concretas, llevando a sus lienzos imágenes de seres marginales, aunque cotidianos y por ello reconocibles: pedigüeños, músicos ambulantes que sacan de un violín las notas desabridas que habrán de conmover el corazón de los viandantes, mujeres que se abrazan en lo que se intuye es una amarga despedida… Hay, así, en la obra más tardía, y por ello más madura, de Silveira un viraje hacia una línea de trabajo que cada vez tiene menos relación con el expresionismo y más que ver con un neoprimitivismo sereno, civilizado, profundamente anclado en la triste realidad de la época que le tocó vivir. La pintura de Guillermo Silveira se llena, en la producción de sus últimos años, de referencias a un tiempo duro y difícil, a una realidad desconsolada y opresiva. Su pintura se entronca en lo social (como lo hizo la poesía de Gabriel Celaya, de Blas de Otero o de José Hierro), pero sin intención de denuncia. Silveira busca, antes que cualquier otra cosa, reflejar la tristeza de un mundo que está muy lejos de ser el mundo que nos gustaría habitar, un mundo lleno de seres perdidos, dolientes; pero lo hace sin alaridos, sin estridencias, sin proclamas políticas ni manifiestos. Silveira fotografía, distorsionándola con la lente de una sensibilidad acendrada, una realidad amarga. Pero sabe transformar la amargura en armonía, lo que permite que la obra mantenga sus referencias al plano de lo social sin caer en la propaganda. De este modo, si hay algo que Silveira reivindica con su pintura es la profunda soledad del ser humano, la búsqueda desesperada de la propia identidad y la lucha por huir de la soledad y el abandono».
Francisco J. Vaz Leal (2017). Búsquedas – Retrospectiva 15 de septiembre-29 de octubre de 2017 – Palacio de los Barrantes-Cervantes (Trujillo (Cáceres): Fundación Obra Pía de los Pizarro y Jarilla y Barrantes-Cervantes). DL CC 289-2017. s. p.
  • «El caso de Silveira (Segura de León, Badajoz, 1922-Badajoz, 1987) es curioso. Durante años, fue uno de los autores extremeños más reconocidos fuera de la región y de los más estimados dentro de ella, sobre todo en Badajoz, ciudad donde pasó gran parte de su vida. Pero luego, tras su muerte, su nombre fue cayendo en el olvido. Olvido del que hace unos años ha sido rescatado gracias sobre todo al esfuerzo de su familia por conservar y difundir su legado.
»Aun así, todavía hay badajocenses que al pasar por la Puerta de Palmas no pueden decir quién fue el autor de esa virgen que sonríe al viandante desde lo alto de su capilla abalconada…»
Diego del Moral Martínez (may. 2019). «Guillermo Silveira el pintor de la humildad y la inocencia». Crecer en Extremadura (Badajoz: Círculo Publicitario) (17): 24. 
Ángel, 1960. Detalle del busto.  
Imagen de la Virgen de los Ángeles, 1960. Detalle del busto.  
Imagen de la Virgen de los Ángeles, 1960. Detalle de la cabeza.  
Imagen de la Virgen de los Ángeles, 1960. Detalle de la cabeza.  
Ángel, 1960. Detalle de la cabeza.  
  • «Los paisajistas extremeños de estilo más personal fueron, entre otros, Ortega Muñoz, Guillermo Silveira, Massa Solís o Luis Canelo».
Román Hernández Nieves (2019). El paisaje en la Pintura extremeña. Mérida: Consejería de Cultura e Igualdad. Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural. p. 183. ISBN 978-8498525700. 

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

  1. Pérez Reviriego, 1996, p. 156.
  2. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  3. Hernández Nieves, 2009, p. 17.
  4. a b c Hernández Nieves, 2010, p. 184.
  5. Lozano Bartolozzi, 1990, p. 394.
  6. a b c d e Mayans Joffre y Franco Domínguez, 1989-1992, p. 180.
  7. Ver p. ej.: Moral Martínez, Diego del (2009). «Biografía». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 27-28. ISBN 978-8493596088.
  8. VV. AA., jun. 1971.
  9. Pedraja Muñoz y Zoido, 1992, p. 173.
  10. "[…] de Guillermo Silveira se ha dicho que es el pionero en introducir técnicas como el gouache, látex, pintura matérica, grabados, collages, y en abandonar la estética costumbrista, pasando a una figuración geometrizante de claro sabor escultopictórico". Fuente: Cano de la Iglesia, Jesús (sep.-dic. 1996). «Cincuenta años de Arte en Extremadura». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial). Época II (39): 62. ISSN 0210-9859. 
  11. a b c d Zoido, 1 dic. 1966.
  12. a b Álvarez Villar, 1979, p. 317.
  13. Reproducida en Pérez Reviriego, Miguel (25 jun. 1989). «Guillermo Silveira García». Hoy. Dominicalia (Badajoz): 27 (III). 
  14. a b c d e f g h i j k Moral Martínez, 2009, p. 43.
  15. a b c d REDACCIÓN, 21 may. 1975, p. 59.
  16. a b Olmedo, 24 may. 1975, pp. 81-82.
  17.  
    Acta del "III Concurso de Pintura Eugenio Hermoso" emitida "En Fregenal de la Sierra, a veintidós de diciembre de mil novecientos ochenta y cuatro, siendo las doce horas…"
  18. Ver p. ej.: Nogales, José Luis (23 dic. 1984). «El "Eugenio Hermoso" para Silveira». Hoy (Badajoz).  Nogales, José Luis (23 dic. 1984). «El Premio "Eugenio Hermoso" para G. Silveira». Hoy (Badajoz): 14.  Nogales, José Luis (28 dic. 1984). «Erigido un monumento a Eugenio Hermoso en Fregenal de la Sierra». Hoy (Badajoz): 18.  Pagador, José M.ª (7 feb. 1985). «El pintor ha obtenido el Premio "Eugenio Hermoso"». Hoy. Cultura (Badajoz) (2): II. 
  19. a b MEAC, 1983, pp. 234-235.
  20. a b c d e Rivero Breña, 26 ago. 1978, p. 18.
  21. Cano Ramos, 2009, p. 71.
  22. a b c d e f g h i j "SU VIDA: Fuentes y determinantes…", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  23. Fuente: Iglesia Ruiz, Fernando de la; et al. (2016). Balas de agosto – Badajoz 1936. El Ejido (Almería): Editorial Círculo Rojo. pp. 51, 71, 104, 219. ISBN 978-8491265528. 
  24.  
    Acta de nacimiento de Guillermo Silveira García. Sección I del Registro Civil de Segura de León (Badajoz). Lib. 20.
    Fol. 141. N.º 281.
  25. Fuente: Archivo Parroquial de Segura de León (Badajoz). Lib. 29 de bautismos. Fol. 166r. N.º 21.
  26. "Puede usted poner que en calidad de testigos firmarán el acta matrimonial el sargento de la Guardia Civil Román Silveira Nieto y el guardia Pedro Hernández Pérez. […] Recordamos entre los invitados a la ceremonia a las señoras doña Luisa García de Silveira, doña Luisa Calero de Álvarez y doña Concepción Álvarez de Izquierdo". Fuente: Corresponsal (25 ene. 1929). «Boda». Correo Extremeño. Información de Almendralejo (Badajoz) (7220): 6. 
  27. a b c d Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  28. Ver p. ej.: — (29 nov. 1938). «Premios de "efectividad"». Boletín Oficial del Estado (Burgos) (152): 2635. 
  29. Fuente: Sección I del Registro Civil de Segura de León (Badajoz). Lib. 20. Fol. 141. N.º 281.
  30. Añadido al García materno dio lugar al "García-Galán" utilizado desde sus primeros tiempos a manera de segundo apellido artístico compuesto.
  31. Fuente: Sección I del Registro Civil de Segura de León (Badajoz). Lib. 20. Fol. 141. N.º 281.
  32. Denominada hasta mayo de 1927 como "Oliva de Jerez". Fuente: Archivo Municipal de Oliva de la Frontera. Libro de Actas 1926-1930. 6.ª sesión ordinaria del día 30 de mayo de 1927. pp. 52-55.
  33. Fuentes: "DETERMINANTES, ARTE, EJECUTORIA, TECNICA Y PRAGMATICA de la obra artística de Guillermo SILVEIRA GARCIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. "HISTORIAL ARTISTICO", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  34. "TEXTO BIOGRAFICO SILVEIRA GARCIA Guillermo", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  35. Fuente: "HISTORIAL ARTISTICO", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  36. Moral Martínez, 2009, p. 23.
  37. Fuente: Chaves Palacios, Julián (2008). La Guerra Civil en Extremadura – Operaciones militares (1936-1939) I. Mérida (Badajoz): Editora Regional de Extremadura. pp. 138-139. ISBN 978-8498520941. 
  38. INSTITUTO LOCAL DE 2.ª ENSEÑANZA DE FREGENAL DE LA SIERRA. Papeleta de examen de Guillermo Silveira García de 12 años de edad. Curso 1934-5.
    INSTITUTO LOCAL DE 2.ª ENSEÑANZA DE FREGENAL DE LA SIERRA. Papeleta de examen de Guillermo Silveira García de 13 años de edad. Curso 1935-6.
  39. "FICHA BIOGRAFICA RESUMIDA…", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  40. Fuentes: Lebrato Fuentes, Francisco (13 ago. 1974). «Silveira, pintor, pinta». Hoy (Badajoz).  Pérez Reviriego, Miguel (sep.-dic. 1976). «Carta inédita de Eugenio Hermoso a D. Rafael Gómez Catón». Revista de Estudios Extremeños (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial). XXXII (III): 483-489. ISSN 0210-2854.  Ídem (4 nov. 1990). «Rafael Gómez Catón (1890-1961)». Hoy. Dominicalia (Badajoz): 28-29 (IV-V).  Oyola Fabián, Andrés (1995). Recetarios manuscritos: Cocina y alimentación en la Baja Extremadura (1860-1960). Colección Gastronómica (2). Badajoz: Diputación Provincial. pp. 33-37. ISBN 8477968705.  Cano Ramos, Javier (2009). La Pintura del siglo XX en Extremadura – De la tradición a la renovación (1880-2007). Don Benito: FundArte. p. 71. ISBN 978-8461300730.  Hernández Nieves, Román (2019). El paisaje en la Pintura extremeña. Mérida: Consejería de Cultura e Igualdad. Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural. pp. 58-59, 183. ISBN 978-8498525700. 
  41. a b c Moral Martínez, 2009, p. 26.
  42. Moral Martínez, 2009, pp. 24-25.
  43. a b Moral Martínez y Saavedra, 2014, p. 11.
  44. Fuente: Calderón, Joaquín (11 ago. 1962). «Exposición Silveira García-Galán». Odiel (Huelva): 11.
  45. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  46. "Guillermo Silveira PINTOR Y ESCULTOR VICEPRESIDENTE PROVINCIAL DE ANSIBA 20 de marzo de 1971". Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  47. Fuente: "INTRABIOGRAFIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  48. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  49. Moral Martínez, 2009, p. 25.
  50. V. t.: "RESUMEN BIOGRAFICO-ARTISTICO", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar], etc.
  51. Fuente: "HISTORIAL ARTISTICO", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  52. Fuente: — (23 mar. 1937). «Decretos». Diario Oficial del Ministerio de la Guerra (Valencia) I (71): 827. 
  53. Fuente: Acta de nacimiento de Francisca Silveira García. Sección I del Registro Civil de Fregenal de la Sierra (Badajoz). N.º 283.
  54. Fuente: Acta de nacimiento de Francisca Silveira García. Sección I del Registro Civil de Fregenal de la Sierra (Badajoz). 30 nov. 1935 (11:00 h). N.º 283.
  55. a b c Moral Martínez, 2009, p. 52.
  56. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  57. "Conoce a varios artistas de la nueva generación. Es invitado a visitar una exposición de tendencia surrealista e intercambia opiniones con el autor. Con este motivo, vuelve la preocupación por lo subjetivo. Abandona el impresionismo y las formas tradicionales y se sumerge en búsquedas y creaciones de carácter expresionista y surrealista". Fuente: "Pintura del natural…", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  58. El 30 de agosto de este último año contrajo matrimonio con Amalia Antonia Calixta Lanot Rodríguez (1925-2010) en la ermita de la Virgen de la Soledad de Badajoz. Actuaron como testigos José y Manuel López Lanot, hijos del escritor José López Prudencio y parientes de la novia.
  59. Fuentes: "Pintura del natural…", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. Archivo Histórico del Ejército del Aire. Villaviciosa de Odón (Madrid).
  60. Fuente: — (5 dic. 1981). «Orden Ministerial 523/03136/81». Diario Oficial del Ejército del Aire (Madrid) (146): 1882.  DL M 3919-1963.
  61. a b c d Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  62. "Pintura del natural…", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  63. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  64. «ismo». Diccionario de la lengua española. Real Academia Española. Consultado el 15 de agosto de 2019. 
  65. Fuente: Zoido, Ángel (19 feb. 1965). «A Pintura abstracta, repulsa concreta». Hoy (Badajoz): 7. 
  66. A partir de aquel momento residió con su creciente familia en no pocos domicilios estudio de las calles Cristóbal Oudrid, perteneciente a la familia de su esposa, Alfonso XIII (San Roque), la colonia Carlos Haya, inmediata a la base de Talavera la Real (c. 1955-1962), los pabellones de la antigua calle del Pilar (hoy Antonio Montero Moreno) n.º 1-3.º o la Trasera de Colón n.º 1-1.º 2. Ya a finales de los años 1970 se trasladó al bloque de oficiales de la Avda. Cristóbal Colón n.º 7 donde falleció a las 11:00 horas del lunes 11 de mayo de 1987.
  67. Rodríguez Prieto, 2009, p. 19.
  68. Mοral Martínez, 2009, p. 62.
  69. Fuente: "DETERMINANTES, ARTE, EJECUTORIA, TECNICA Y PRAGMATICA de la obra artística de Guillermo SILVEIRA GARCIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  70. Moral Martínez, 2009, pp. 27-31.
  71. V. t.: López-Arza y Moreno, Francisco (ene.-abr. 2001). «Poesía y sociedad en la Extremadura de posguerra (1936-1975)». Revista de Estudios Extremeños (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial). LVII (I): 335-336.  Pecellín Lancharro, Manuel (12 ago. 2002). «Faulkner no estaba lejos». ABC. Tribuna (Madrid) (31 668): 60. 
  72. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  73. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  74. Catálogo de obras
      1. El puente.
      2. Hijos del mar.
      3. El arrabal.
      4. El valle.
      5. Otoñal.
      6. Sol de invierno.
      7. Paz.
      8. Rocas y pastos.
      9. Ocaso.
    10. Dama exótica.
    11. Muchacha de la blusa moteada.
    12. Transición.
    13. Payaso melancólico.
    14. El coro.
    15. Último arco.
    16. Plazuela.
    17. El gallinero.
    18. Cuarto azul-rosa.
    19. Jarra y cebollas.
    20. Jarra de siemprevivas.
    21. Jarra policroma.
    22. Paisaje.
    23. Plaza.
    24. Los desahuciados.
    25. Pastoral.
    26. La loma.
    27. El camino.
    28. El lago y la barca.
    29. Casa de campo.
    30. Paisaje de Talavera.
    31. Los viejos.
  75. a b REDACCIÓN, 1 dic. 1959, p. 2.
  76. A las habituales salas de exposiciones de la ciudad como la del Círculo Pacense, la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, el Casino de Badajoz o el Hogar de la Falange, se sumaría esta, inaugurada a expensas de la Diputación Provincial en 1955, en la que hasta principios de los años 1980 mostraron sus obras numerosos pintores pacenses del momento, entre los que sobresalen los "rupturistas" Francisco Pedraja, Antonio Vaquero Poblador y Guillermo Silveira (en cuatro ocasiones), herederos de los valores académicos tradicionales como Leopoldo y Diego Gragera, Manuel Fernández Mejías o Ramón Fernández Moreno o las pintoras María Teresa Romero y Eva Callejo.
  77. a b Zoido, 2 jun. 1965.
  78. Acerca del balance comercial de la misma se sabe más concretamente que de las treinta y una obras presentadas se vendieron al menos los cuadros Hijos del mar y Rocas y pastos (n.os 2 y 8 del catálogo) conservados hoy en día en sendas colecciones particulares de Talavera la Real y Madrid. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  79. Según Diego del Moral (2009, pp. 28, 31) las únicas noticias que tenía el público pacense de algo parecido a las obras de Silveira eran la exposición "Noventa Años de Pintura Universal" (diciembre de 1954) en la que a base de reproducciones en color se ofrecía una cierta panorámica del Arte contemporáneo del impresionismo a la abstracción o las primeras de Godofredo Ortega Muñoz (abril de 1957) o Antonio Vaquero Poblador (clausurada el 30 de noviembre de 1959), "de un impresionismo nervudo y armonioso". Fuentes: REDACCIÓN (1 dic. 1959). «Hoy se inaugura la exposición de Silveira García-Galán – Ayer clausuró la suya el pintor Vaquero Poblador». Hoy. Vida pacense (Badajoz): 2.  Zoido Díaz, Antonio (2013, vol. I). «La crítica de Arte – Facsímil de críticas artísticas publicadas en el diario Hoy entre 1957 y 2000». La exposición de Antonio Vaquero Poblador (Badajoz: Diputación Provincial): 23. ISBN 978-8461636129. 
  80. a b c d e f g Zoido, 3 dic. 1959.
  81. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  82. a b c d e Moral Martínez, 2009, p. 32.
  83. Fuente: Villamor, Manuel (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7.
  84. Vaca Morales, F. (1959). Belleza y sentimentalismo en nuevas pinturas. Badajoz.  Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  85. Se trata de la muestra de obras del artista celebrada "con gran éxito" en la Casa de la Cultura de la Plaza de Minayo en abril de 1957. Fuente: Gutiérrez Macías, Valeriano (24 abr. 1957). «Exposición pictórica de Ortega Muñoz». La Vanguardia (Barcelona): 4. 
  86. También en este artículo menciona sin nombrarlos de forma expresa a Pedraja, de quien afirma que "anda a saltos de corzo por las lejanas ondulaciones de Palencia, y cambia unos membrillos por mazorcas colgadas o [pinta] los árboles negros de André Derain", y Vaquero Poblador, que "quiere enseñarnos canales tipo Van Gogh, un Moulin Rouge no como lo pintaba Toulouse-Lautrec, ya pasado para ellos, sino como pintó el propio Van Gogh el Moulin de la Galette, […] plazas de pueblo de Utrillo o largos bulevares a lo Marquet, brillantemente salpicados de anuncios luminosos".
  87. a b c d e REDACCIÓN, 10 sep. 1960.
  88. Murillo, Ángela (1 may. 2018). «El Badajoz que dejó de ser». hoy.es. Consultado el 6 de mayo de 2018. 
  89. Fuentes: Villamor, Manuel (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7. Calderón, Joaquín (11 ago. 1962). «Exposición Silveira García-Galán». Odiel (Huelva): 11.
  90. a b c d e Hernández Nieves, 2003, p. 621.
  91. V. t.: Rodríguez Prieto, María Teresa (2009). «El proyecto». Esculturas de Iconografía Cristológica – Exposición 21 de marzo-25 de abril de 2013 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 2-3.  REDACCIÓN (22 mar. 2013). «El Bellas Artes exhibe tres esculturas de Cristo hasta el próximo 25 de abril». El Periódico Extremadura (Cáceres). 
  92. J. C., 4 ago. 1962, p. 11.
  93. Fuente: REDACCIÓN (10 may. 1963). «Hoy se clausura la exposición de Silveira García Galán». Hoy (Badajoz). 
  94. a b c Zoido, 5 may. 1963.
  95. Fuente: Villamor, Manuel (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7.
  96. Fuente: REDACCIÓN (18 jul. 1962). «Silveira García, De la Calle y Alonso García, primeros premios del Concurso de Arte de E. y Descanso». Hoy (Badajoz). 
  97. a b c d e Obra documentada del artista, 2009, p. 155.
  98. Fuentes: REDACCIÓN (23 dic. 1962). «Premios de la XX Exposición Nacional de Educación y Descanso». ABC. Arte y artistas (Sevilla) (18 481): 76.  REDACCIÓN (27 dic. 1962). «XX Exposición Nacional de Arte de Educación y Descanso». ABC. Vida cultural (Madrid) (17 717): 75. 
  99. a b Moral Martínez, 2009, pp. 32-33.
  100. a b c d e f g h i j k Obra documentada del artista, 2009, p. 156.
  101. Delgado Valhondo, 23 jul. 1963, p. 13.
  102. Moral Martínez, 2009, pp. 33.
  103. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  104. a b Catálogo, 2009, p. 119.
  105. a b c d e Obra documentada del artista, 2009, p. 157.
  106. a b c d e f g h i j k l Obra documentada del artista, 2009, p. 159.
  107. Fuente: REDACCIÓN (29 nov. 1963). «XII Exposición de Otoño». ABC. Arte y artistas (Sevilla): 50. 
  108. a b c Moral Martínez, 2009, p. 37.
  109. Aunque tradicionalmente se ha identificado con Proserpina, para el arqueólogo alemán Walter Trillmich la estatua en cuestión no representaría a la diosa romana sino a una de las nueve musas. Fuente: REDACCIÓN (26 oct. 2006). «Ni la diosa Ceres presidía la escena ni la estatua es de Ceres». Hoy (Mérida).  Edición digital.
  110. Fuentes: REDACCIÓN (26 may. 1963). «La provincia de Badajoz en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (19 jun. 1963). «La EXPOTUR se inaugurará el próximo día 20». Hoy (Badajoz).  Villamor, Manuel (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz). 
  111. Fuente: Villamor, Manuel (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz). 
  112. Fuente: Villamor, Manuel (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz). 
  113. Fuente: C. D. (dic. 1963). «Trabajadores-pintores han realizado un curso de orientación y especialización en la sede central de Sindicatos». Tiempo Nuevo (Madrid) (118). 
  114. Junto con las actividades prácticas del curso, cabe resaltar las conferencias de Joaquín de la Puente (sobre impresionismo y expresionismo), Carlos Areán (sobre Velázquez, Picasso y la Pintura no imitativa), Castro Arines, Juan Antonio Vallejo-Nágera ("Dimensión psicológica de la Pintura")…, así como las visitas a los estudios del escultor José Planes o los pintores Pancho Cossío, Daniel Vázquez Díaz, Benjamín Palencia, los extremeños Ortega Muñoz y Juan Barjola, entre otros, lo que llevó a Silveira a optar por conocer el de este último. Fuente: Convocatoria VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística de la Obra Sindical de Educación y Descanso. Archivo Histórico Provincial de Badajoz. Fondo Organización Sindical y AISS.
  115. Fuente: Expediente VI Curso Nacional de Orientación y Especialización Artística de la Obra Sindical de Educación y Descanso. Archivo Histórico Provincial de Badajoz. Fondo Organización Sindical y AISS.
  116. a b REDACCIÓN, 17 nov. 1963, p. 101.
  117. Se conocen otras dos versiones de esta obra. Fuente: C. D. (dic. 1963). «Trabajadores-pintores han realizado un curso de orientación y especialización en la sede central de Sindicatos». Tiempo Nuevo (Madrid) (118). 
  118. No debe confundirse con pinturas anteriores como, por ejemplo, el Payaso melancólico presentado en Badajoz y Mérida en diciembre de 1959 y 1961, respectivamente, o el Payaso triste expuesto en Punta Umbría (Huelva) en agosto de 1962.
  119. Fuentes: REDACCIÓN (16 nov. 1963). «Silveira, primer premio en un concurso sindical de Arte en Madrid». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (18 nov. 1963). «Clausura del IV Curso de Orientación Artística Sindical». Hoja del Lunes (Badajoz).  C. D. (dic. 1963). «Trabajadores-pintores han realizado un curso de orientación y especialización en la sede central de Sindicatos». Tiempo Nuevo (Madrid) (118). 
  120. Fuente: C. D. (dic. 1963). «Trabajadores-pintores han realizado un curso de orientación y especialización en la sede central de Sindicatos». Tiempo Nuevo (Madrid) (118). 
  121. Moral Martínez, 2009, p. 36.
  122. Término utilizado para referirse a la estampa resultante de volver a imprimir una plancha sin entintarla de nuevo con el fin de eliminar la tinta sobrante retenida en los surcos o incisiones de la misma, lo que lógicamente se traduce en líneas de escasa intensidad y bajo contraste. Ver p. ej.: Blas Benito, Javier [coord.]; et al. (1996). Diccionario del dibujo y de la estampa – Vocabulario y tesauro sobre las artes del dibujo, grabado, litografía y serigrafía. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid: Calcografía Nacional.
  123. Zoido, 3 ene. 1964.
  124. Fuentes: REDACCIÓN (15 dic. 1963). «Mañana, sesión de "Aula de Cultura" con coloquio sobre pintura de vanguardia». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (16 dic. 1963). «En la Económica, hoy, coloquio sobre Arte». Hoy (Badajoz). 
  125. Fuente: REDACCIÓN (18 dic. 1963). «Fue inaugurada la exposición pictórica de Silveira en Amigos del País». Hoy (Badajoz): 4. 
  126. Moral Martínez, 2009, p. 34.
  127. a b Villamor, 22 dic. 1963.
  128. REDACCIÓN, 13 feb. 1964.
  129. a b Díaz Santillana, 13 feb. 1964.
  130. Segura, 1964.
  131. Fuente: Folleto de mano de la exposición "Pinturas de Silveira". Sala de exposiciones de la Sociedad de Instrucción y Recreo Liceo de Mérida (Badajoz), 9-13 de febrero de 1964.
  132. Fuente: REDACCIÓN (3 jul. 1964). «Galardón internacional al pintor García del Moral». ABC. Arte y artistas (Sevilla) (18 981): 32. 
  133. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  134. Fuentes: Areán, Carlos Antonio (1964). XXII Exposición Nacional de Arte de la OS de Educación y Descanso. Cuadernos de Arte (9). Madrid: Publicaciones Españolas: Langa y Cía.  s. p. REDACCIÓN (24 jun. 1964). «Exposición de Arte de Educación y Descanso». ABC (Madrid) (18 181): 74.  REDACCIÓN (16 jul. 1964). «Guillermo Silveira, Medalla de Bronce en la XXII Exposición Nacional de Educación y Descanso de Logroño». Hoy (Badajoz). 
  135. Obra documentada del artista, 2009, pp. 156-157.
  136. a b c d e f g Moral Martínez, 2009, p. 38.
  137. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  138. a b c d e f g h i j k l Obra documentada del artista, 2009, p. 167.
  139. Fuente: REDACCIÓN (23 jun. 1964). «Bendición de una imagen en el "Grupo Escolar Nuestra Señora de Bótoa"». Hoy. Badajoz capital (Badajoz). 
  140. Fuente: Abajo Blanco, María de (25 sep. 1964). «Homenaje a ZURBARÁN en su pueblo natal, Fuente de Cantos, en el III centenario de su muerte». Hoy (Badajoz). 
  141. Fuentes: REDACCIÓN (28 nov. 1964). «Se inauguró la exposición de pintores extremeños en homenaje a Zurbarán». Hoy (Badajoz).  Zoido, Antonio (4 dic. 1964). «Exposición de pintores extremeños en homenaje a Zurbarán». Hoy (Badajoz). 
  142. Fuente: Zoido, Antonio (4 dic. 1964). «Exposición de pintores extremeños en homenaje a Zurbarán». Hoy (Badajoz). 
  143. Obra documentada del artista, 2009, pp. 165, 158.
  144. Ver p. ej.: REDACCIÓN (20 oct. 1964). «La Exposición de Otoño». ABC (Sevilla) (19 074): 13.  REDACCIÓN (13 nov. 1964). «Los premios de la XIII Exposición de Otoño». ABC. Arte y artistas (Sevilla) (19 095): 46. 
  145. Obra documentada del artista, 2009, pp. 158, 162.
  146. Fuente: REDACCIÓN (15 ene. 1965). «En Zafra, Cultura y Arte del G. E. Díter adjudica los premios de los concursos convocados». Hoy (Badajoz). 
  147. REDACCIÓN (23 mar. 1965). «Inauguración y apertura al público de la exposición de pintura "Siete Artistas Extremeños de Vanguardia"». Hoy (Badajoz).  "Componen la muestra veintinueve cuadros […] de los pintores José Antonio Ferreiro, Victoriano Martínez Terrón, Julio Moríñigo del Barco, Juan José Narbón, Francisco Pedraja, Guillermo Silveira y Antonio Vaquero Poblador". Fuente: Díaz Santillana, Santos (28 mar. 1965). «"Siete Artistas Extremeños de VANGUARDIA": Una atractiva e interesante exposición». Hoy (Badajoz). 
  148. Fuente: Díaz Santillana, Santos (28 mar. 1965). «"Siete Artistas Extremeños de VANGUARDIA": Una atractiva e interesante exposición». Hoy (Badajoz). 
  149. Fuente: JMGT (23 jul. 1965). «El Grupo AR-EX-AC». Hoy (Badajoz). 
  150. a b c Moral Martínez, 2009, p. 39.
  151. Fuentes: REDACCIÓN (27 may. 1965). «Mañana, apertura de la exposición de Silveira». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (28 may. 1965). «[…] inaugura la exposición de Silveira». Hoy (Badajoz). 
  152. Fuente: REDACCIÓN (25 may. 1965). «El viernes, apertura de una exposición de Silveira en la Casa de la Cultura». Hoy (Badajoz). 
  153. a b c d e f g h i j k l G. Torga, 4 jun. 1965, p. 7.
  154. Ver p. ej.: REDACCIÓN (23 may. 1965). «El jefe del Estado inauguró ayer la VI Feria Internacional del Campo». ABC (Madrid) (18 465): 67-70. 
  155. Fuentes: REDACCIÓN (4 jun. 1965). «Cuadros en el "Cortijo de Badajoz"». Hoy (Badajoz).  Logos (11 jun. 1965). «La exposición de pintores extremeños que se presenta en el "Cortijo de Badajoz" está siendo muy visitada». Hoy (Badajoz). 
  156. Fuente: Logos (11 jun. 1965). «La exposición de pintores extremeños que se presenta en el "Cortijo de Badajoz" está siendo muy visitada». Hoy (Badajoz). 
  157. Ver p. ej.: Gutiérrez Macías, Valeriano (7 jul. 1965). «Fallo del jurado de la II Bienal Extremeña de Arte». ABC. Vida cultural (Madrid) (18 503): 65. 
  158. "II EXPOSICION BIENAL DE PINTURA EXTREMEÑA", 8 jun. 1965. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  159. Zoido, 7 ene. 1966.
  160. Fuente: XXIII Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso. Valencia, 1965. Archivo Histórico Provincial de Badajoz. Fondo Organización Sindical y AISS. Caja 1588.
  161. Fuentes: Delgado Valhondo, Jesús (31 dic. 1965). «Silveira, Medalla de Plata en la Exposición Nacional de Educación y Descanso». Hoy. Noticias literarias de dentro y fuera (Badajoz).  Zoido, Antonio (7 ene. 1966). «Silveira, Medalla de Plata en la Exposición Nacional de Educación y Descanso». Hoy (Badajoz). 
  162. a b Moral Martínez, 2009, pp. 39-40.
  163. Fuente: Μoral Μartínez, Diego del (2009). «Catálogos y folletos de exposiciones». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 180. ISBN 978-8493596088. 
  164. Ver p. ej.: REDACCIÓN (dic. 1966). «Tuvo efecto en el Salón del Tinell». Acción Sindicalista (Barcelona: Ediciones y Publicaciones Populares) (47): 18. 
  165. a b c d López Morales, 29 nov. 1966.
  166. Ver p. ej.: Moral Martínez, 2009, p. 41.
  167.  
    Telegrama informativo del premio obtenido en la 24.ª edición de la "Exposición Nacional de Arte de la Obra Sindical de Educación y Descanso" celebrada en Barcelona (Salón del Tinell) en noviembre de 1966.
  168. "En el transcurso del acto inaugural, al que asistieron varias autoridades, el artista recibió un telegrama dándole cuenta de que había logrado una Medalla de Plata [sic] en la Exposición Nacional de Bellas Artes organizada por la Obra Sindical de Educación y Descanso y que se celebra en Barcelona". Fuente: Gonzalo Fausto, corresponsal de Radio Nacional de España (Madrid) y Centro Emisor del Sur (Sevilla). Transmitida el 28 nov. 1966.
  169. Fuentes: «Se inauguró la exposición de pintura de Silveira en la Casa de la Cultura». Hoy (Badajoz). 29 nov. 1966. 
  170. Fuente: G. A. (27 oct. 1967). «XXV Exposición Sindical de Arte en Alicante». ABC (Madrid) (19 221): 81. 
  171. Carta de Luis M. Valenzuela, s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  172. Carta de Luis M. Valenzuela, s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  173. Moral Martínez, 2009, p. 55.
  174. Si se tiene en cuenta que el salario mínimo para cualquier trabajador mayor de dieciocho años quedó fijado por Decreto 2342/1967 de 21 de septiembre (es decir, poco más de un mes antes de la venta en cuestión) en "noventa y seis pesetas día o dos mil ochocientas ochenta pesetas mes, según que el salario esté fijado por días o por meses", las 25 000 pesetas pagadas por la obra le habrían supuesto a dicho trabajador casi nueve meses de actividad.
  175. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  176. Fuentes: Zoido Díaz, Antonio (nov. 1967). «Propósito». Folleto de mano de la Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos (Círculo de Artesanos. Don Benito): 2. REDACCIÓN (26 nov. 1967). «Se inauguró en Don Benito la exposición antológica de pintores extremeños contemporáneos». Hoy (Badajoz). REDACCIÓN (1 dic. 1967). «Se inauguró la Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos». Hoy (Badajoz).
  177. Ver p. ej.: Campos, Fernando (1968). «Seis pintores forman la representación extremeña en la Exposición N. de Bellas Artes». Hoy (Badajoz). 
  178. "Almendralejo 12 de julio de 1968. Sr. D. Antonio Zoido. Badajoz". Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  179. Ver p. ej.: Zoido Díaz, Antonio (2013, vol. I). «Exposición Primer Salón de Octubre». La crítica de Arte – Facsímil de críticas artísticas publicadas en el diario Hoy entre 1957 y 2000 (Badajoz: Diputación Provincial): 81. ISBN 978-8461636129. 
  180. Moral Martínez, 2009, pp. 42, 55.
  181. Ver p. ej.: REDACCIÓN (16 abr. 1969). «La IX Feria de Muestras Iberoamericana abrió ayer solemnemente sus puertas». ABC (Sevilla) (20 470): 41. 
  182. Ver p. ej.: REDACCIÓN (11 nov. 1969). «I Certamen de Pintura UNICEF». ABC. Arte y artistas (Madrid) (19 857): 50-51. 
  183. Ver p. ej.: "El Presidente de la Agrupación Nacional Sindical de Bellas Artes Saluda" (24 abr. 1968). Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  184. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  185. Fuente: "SRS. JUNTA DIRECTIVA DE ANSIBA. Badajoz, 26 de julio de 1968". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  186. Fuentes: REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Un cuadro de Silveira a Nueva York». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Será expuesto en Copenhague». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (may. 1987). «Ha fallecido el pintor Guillermo Silveira». Anaquel. Artes Plásticas (Mérida: Editora Regional de Extremadura) (18): 21. 
  187. Fuente: REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Será expuesto en Copenhague». Hoy (Badajoz). 
  188. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  189. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  190. 245 x 400 cm. Tras su primitiva ubicación en el vestíbulo de la Escuela Sindical de Formación Profesional de Fregenal de la Sierra en mayo de 1967 y posterior reforzamiento entre los años 1969 y 1970 fue trasladado en 2008 al nuevo pabellón de Formación Profesional del IES Eugenio Hermoso, si bien cabe precisar que su emplazamiento en un pasillo de reducida amplitud, excesivamente iluminado la mayor parte del día, no permite la apropiada contemplación de una obra de tales dimensiones.
  191. a b c d e f Rabanal Brito, jul. 1967.
  192. El hecho de que nunca llegara a utilizarse con fines religiosos ni escolares supuso el consiguiente abandono del edificio, aprovechado más tarde como albergue de animales de carga y gallinero. Fuentes: Moral Martínez, 2009, pp. 41-42. Saavedra, Fernando (2014). «Mosaicos de Guillermo Silveira, a punto de desaparecer». Sharia (Asociación Amigos de Badajoz) (73): 4. 
  193. Moral Martínez, 2009, p. 41.
  194. a b Márquez Martínez, may. 2018, p. 9.
  195. Fuente: REDACCIÓN (16 jul. 1964). «Guillermo Silveira, Medalla de Bronce en la XXII Exposición Nacional de Educación y Descanso de Logroño». Hoy (Badajoz). 
  196. Círculo de Amigos de la Historia, 1970, p. 1434.
  197. a b c d e f g h i Obra documentada del artista, 2009, p. 162.
  198. Compusieron el mismo el diputado y Presidente de la Comisión Provincial de Educación, Deportes y Turismo Narciso Puig Megías (presidente), Manuel Fernández Álvarez (catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Salamanca), María Cecilia Martín Iglesias y Antonio Lucas Verdú (profesora de Pintura y director, respectivamente, de la ya citada "Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy" de Salamanca) y Emilio Macías Sáenz (director de la Escuela de Bellas Artes de Cáceres), quien actuó como secretario. Fuente: REDACCIÓN (17 may. 1970). «Guillermo Silveira García, Primer Premio de la Bienal». Hoy (Badajoz): 7. 
  199. Fuente: Entrevista de José Carlos Duque a Vaquero Poblador (abr. 1976). Hoy (Badajoz). Reseñada en Rodríguez Prieto, María Teresa (2007). «Antonio Vaquero Poblador». Exposición 20 de septiembre-18 de noviembre de 2007 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 46-47. ISBN 978-8493435875. 
  200. Ver p. ej.: Corresponsal (4 ene. 1970). «Posesión de los gobernadores civiles de Cáceres y Badajoz». ABC (Madrid) (19 903): 31. 
  201. a b REDACCIÓN, 12 jul. 1970, p. 40.
  202. Ya en mayo de 1968 había ganado el Segundo Premio de la III Bienal de Pintura Extremeña cuyo jurado estuvo presidido por el arquitecto y ensayista Fernando Chueca Goitia, director por aquellos entonces del Museo Español de Arte Contemporáneo. Fuentes: Gutiérrez Macías, Valeriano (29 may. 1968). «Premios de la III Bienal Extremeña de Pintura». ABC (Madrid) (19 404): 95-96.  Gutiérrez Macías, Valeriano (31 may. 1968). «CÁCERES: Han sido adjudicados los premios de la III Bienal Extremeña de Pintura». La Vanguardia (Barcelona): 9. 
  203. a b Ηernández Νieves, 2010, pp. 10, 70-71.
  204. Fuente: Bermejo, José M.ª (may. 1974). «Guillermo Silveira: En el corazón de la vida». Hoy (Badajoz). 
  205. Fuente: REDACCIÓN (13 jun. 1971). «Francia se interesa por el artista pacense Guillermo Silveira». Hoy. La calle al habla (Badajoz).  Basado en una carta de 7 de junio de 1971 en la que el secretario de redacción de la Revue Moderne des Arts et de la Vie de París le pedía a "Monsieur Silveira" que le facilitase apuntes sobre su carrera artística, sus gustos y tendencias, exposiciones en las que había participado y que proyectaba celebrar en adelante, así como fotografías o grabados de algunas de sus obras, con el fin de dedicarle un amplio reportaje.
  206. Fuente: Zoido, Antonio (1971). «Artistas en el estudio: Guillermo Silveira». Hoy (Badajoz). 
  207. Moral Martínez, 2009, pp. 43-44.
  208. Fuente: REDACCIÓN (26 oct. 1971). «El domingo fue inaugurada la XX Exposición de Otoño». ABC (Sevilla) (21 257): 39. 
  209. a b c d e f g Obra documentada del artista, 2009, p. 160.
  210. Fuente: Millán-Puelles, Antonio [director]; Callejo Serrano, C. (1971). «VI. ARTE». EXTREMADURA. Gran Enciclopedia Rialp IX. Madrid: Ediciones Rialp. p. 689. ISBN 978-8432190117. 
  211. Fuentes: Olmedo, Manuel (19 oct. 1972). «La XXI Exposición de Otoño». ABC (Sevilla) (21 562): 13-15.  REDACCIÓN (15 dic. 1972). «Villar Palasí inaugura la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo». ABC (Madrid) (20 819): 69. 
  212. a b Obra documentada del artista, 2009, pp. 165-166.
  213. REDACCIÓN, 15 ago. 1973, p. 4.
  214. Saavedra, Fernando (23 ago. 1973). «Éxito de Guillermo Silveira». Hoy (Badajoz). 
  215. Sesenta horas en torno a la Pintura con la juventud española. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  216. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  217. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  218. Meléndez Galán, 2019, pp. 455 et seq.
  219. Sobre la etapa de Silveira como profesor v. t.: Moral Martínez, Diego del (2009). «Profesor de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 44-48. ISBN 978-8493596088. Moral Martínez, Diego del; Saavedra Campos, Fernando (2014). «La huella de un profesor». Huellas de Guillermo Silveira – Exposición 25 de febrero-15 de marzo de 2014 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 6-19. DL BA 65-2014. Vaz Leal, Francisco J. (2017). «En aquella habitación tan húmeda e inhóspita». Búsquedas – Retrospectiva 15 de septiembre-29 de octubre de 2017 – Palacio de los Barrantes-Cervantes (Trujillo (Cáceres): Fundación Obra Pía de los Pizarro y Jarilla y Barrantes-Cervantes). DL CC 289-2017. s. p., etc.
  220. a b Fuente: Segura, Enrique (7 dic. 1971). «Escultores y modelo». Hoy. Plumas extremeñas (Badajoz). 
  221. a b c Moral Martínez, 2009, p. 45.
  222. REDACCIÓN (29 ene. 1975). «Objetivo: Salvar la Escuela "Adelardo Covarsí"». Hoy (Badajoz). 
  223. Moral Martínez, 2009, pp. 45, 56.
  224. Se conserva en este aspecto un documento fechado el 27 de marzo de 1976 en el que el entonces presidente de la Diputación Provincial, Manuel Romero Cuerda, agradecía a Guillermo Silveira la donación de un cheque por valor de 49 847 pesetas "para su entrega a la Escuela Adelardo Covarsí". Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  225. Moral Martínez, 2009, pp. 44-48.
  226. Moral Martínez y Saavedra, 2014, pp. 6-19.
  227. Ver p. ej.: Callejo Serrano, C. (enero-marzo de 1974). «La V Bienal Extremeña de Pintura». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial) (174): 54-56. ISSN 0210-9859.  Zoido, Antonio (may. 1974). «La V Bienal Extremeña de Pintura». Bellas Artes (Ministerio de Cultura: Dirección General de Bellas Artes y Archivos) (33): 48-49. ISSN 0210-0495. 
  228. A las 12:30 horas se procedió al descubrimiento en la fachada principal de la casa natal del pintor, conocida popularmente como "Casa del Ermitaño", de una placa conmemorativa del evento modelada por el grabador local Ildefonso Díaz y Díaz.
  229. Fuentes: REDACCIÓN (5 oct. 1974). «Timoteo Pérez Rubio». ABC (Madrid) (21 377): 115.  REDACCIÓN (13 dic. 1974). «En honor de Timoteo Pérez Rubio». ABC (Madrid) (21 436): 9. 
  230. Chacel, 1980, p. 75.
  231. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  232. Ver p. ej.: REDACCIÓN (29 ene. 1975). «Objetivo: Salvar la Escuela "Adelardo Covarsí"». Hoy (Badajoz).  Herrera Pérez, Antonio (13 feb. 1975). «El ministro de Educación en Extremadura». ABC (Madrid) (21 483): 35.  "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  233. a b c d e f g h i j Moral Martínez, 2009, p. 49.
  234. Fuente: REDACCIÓN (21 may. 1975). «Inaugurado el II Salón Municipal de Pintura y Escultura». El Correo de Andalucía (Sevilla).
  235. a b c d e f Rabanal Brito, 24 may. 1975.
  236. "Madrid, 22 de marzo 1974. Sr. D. Guillermo Silveira García". Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  237. Fuente: REDACCIÓN (29 nov. 1975). «Pleno de la Diputación». Hoy (Badajoz). 
  238. Lebrato, 3 dic. 1975.
  239. Pagador, 5 dic. 1975.
  240. a b Pagador, 7 dic. 1975.
  241. Callejo, 9 dic. 1975, p. 21.
  242. Rabanal Brito, 9 dic. 1975, p. 21.
  243. Moral Martínez, 2009, pp. 47, 49.
  244. Aparecen en el díptico correspondiente, entre otras, El puente (ant. 1960), Ría (ant. 1964), La caseta (1966), Paisaje (canal de riego) (1968. Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra [MACF]), En una esquina cualquiera (1972), Pan humilde (c. 1975), El maquinista (1975), etc.
  245. a b Pérez Reviriego, 29 abr. 1976, p. 5.
  246. "[El] cuadro de Guillermo Silveira titulado Paisaje será expuesto en Copenhague dentro de una exposición de artistas españoles organizada por una prestigiosa sala danesa. La obra de Guillermo Silveira representa un trozo de nuestro solar extremeño cruzado por los canales de esa maravilla técnica que es el Plan Badajoz. Silveira ha inyectado en el cuadro el ardor, el encanto y la dureza de nuestra tierra". Fuente: REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Será expuesto en Copenhague». Hoy (Badajoz). 
  247. Fuente: REDACCIÓN (15 abr. 1976). «Premio y homenaje a Pepi Sánchez.». La Estafeta Literaria (Madrid: Editora Nacional) (586): 34. ISSN 0014-1186. 
  248. Fuente: Zoido, Antonio (28 may. 1976). «Exposición-subasta de artistas extremeños». Hoy (Badajoz).  Reproducida en Zoido Díaz, Antonio (2013, vol. I). La crítica de Arte – Facsímil de críticas artísticas publicadas en el diario Hoy entre 1957 y 2000. Badajoz: Diputación Provincial. p. 170. ISBN 978-8461636129. 
  249. Fuentes: REDACCIÓN (6 nov. 1977). «Los premios de la Exposición de Otoño». ABC. ABC de las Artes (Sevilla) (23 128): 45.  Núñez Izquierdo, Sara (2014). El arquitecto Francisco Gil González (1905-1962) y la arquitectura salmantina del segundo tercio del siglo XX. Universidad de Salamanca: Servicio de Publicaciones. p. 619. ISBN 978-8490124710. 
  250. Mοral Martínez, 2009, p. 49.
  251. En años posteriores formó parte de la exposición retrospectiva celebrada en la sala de exposiciones del Banco de Bilbao (Badajoz) del 3 al 9 de diciembre de 1984 con motivo de la Semana Cultural Militar. Fue presentada también en la Casa de la Cultura de Segura de León (Badajoz) con ocasión de la muestra organizada en la localidad natal del artista del 20 al 23 de julio de 2017 a raíz del 30.º aniversario de su fallecimiento. Fuente: REDACCIÓN (20 jul. 2017). «Homenaje a Guillermo Silveira de su pueblo». El Periódico Extremadura (Cáceres): 17. 
  252. Conformaron el envío "veinte cuadros del Museo Provincial, representatarios [sic] de la pintura extremeña de los siglos XIX y XX, [así como] cerca de cien fotografías de paisajes, monumentos y destacados aspectos de la provincia". Fuente: REDACCIÓN (27 sep. 1978). «Delegación cultural extremeña en El Cairo». ABC. Vida cultural (Madrid) (22 610): 43. 
  253. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  254. Fuente: A. Z. (15 abr. 1979). «Guillermo Silveira y sus proyectos». Hoy (Badajoz): IX. 
  255. Fuente: Pinero, Félix (febrero de 1980). «Premio Cáceres de Pintura 1979». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial). Época II (1): 45-49. ISSN 0210-9859. 
  256. V. t.: REDACCIÓN (dic. 1979). «Cerca de cien obras seleccionadas para el I Premio Cáceres de Pintura». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (dic. 1979). «Doce extremeños participarán en el I Premio Cáceres de Pintura». Hoy (Badajoz). 
  257. Fuente: "SILVEIRA GARCIA Guillermo (1922)". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  258. a b Catálogo, 2009, p. 126.
  259. a b c d e f g h i j k l m n Obra documentada del artista, 2009, p. 165.
  260. a b Catálogo, 2009, p. 125.
  261. a b c Silveira, 2009, p. 197.
  262. a b c d e f g Zoido, 8 dic. 1984, p. 16.
  263. a b c d e f g Moral Martínez, 2009, p. 51.
  264. Zoido Díaz, 2013, vol. II, p. 384.
  265. Se trataría de las piezas tituladas Niños olvidados, Paisaje urbano y Patio de carros (las tres ejecutadas en 1980), La herencia (1981), Dolor y esperanza (1982) y Melancolía bohemia o Arlequín (1983), inscritas respectivamente con los n.os 7, 36, 11, 12, 39 y 13 del catálogo.
  266. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  267. Moral Martínez, 2009, pp. 51, 57-58.
  268. Moral Martínez, 2009, pp. 51, 58.
  269. V. t.: REDACCIÓN (1983). «El Museo de Badajoz, caso único en España». Hoy. Región (Badajoz): 14. 
  270. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. V. t.: Araya Iglesias, Carmen; et al. (2006). Catálogo de los fondos artísticos de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí. Caja de Badajoz. p. 184. ISBN 978-8461119585. 
  271. a b Catálogo, 2009, p. 116.
  272. "PROYECTO VIDRIERAS - Iglesia Colonia C. HAYA", may. 1985. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  273. López-Lago, J. (8 dic. 2015). «La maleza invade la colonia de la base aérea». hoy.es. Consultado el 18 de julio de 2018. 
  274. a b c Moral Martínez, 2009, p. 50.
  275. Mοral Martínez, 2009, pp. 68-69.
  276. Fuente: REDACCIÓN (12 dic. 1981). «Presentado un mural de Silveira para la Escuela de Reactores». Hoy (Badajoz). 
  277. a b c REDACCIÓN, 5 dic. 1984.
  278. a b REDACCIÓN, 1 dic. 1984, p. 14.
  279. a b REDACCIÓN, 4 dic. 1984, p. 17.
  280. Pérez Reviriego, 15 mar. 2021.
  281. Pérez Reviriego, mar. 2021, p. 14.
  282. Si se tiene en cuenta que el salario mínimo interprofesional entre el 1 de enero de 1984 y el 31 de diciembre del mismo año para cualquier trabajador mayor de edad quedó fijado por Real Decreto 3238/1983 de 28 de diciembre en "1576 pesetas por jornada legal", las 400 000 pesetas del premio le habrían supuesto a dicho trabajador entre ocho y nueve meses de actividad.
  283. a b Mοral Martínez, 2009, p. 59.
  284. a b Rivero Breña, 26 ago. 1978, p. 17.
  285. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z Saavedra Campos y Vaz Leal, 2017.
  286. Sierra, Laura (22 feb. 2021). «El Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal abre sus puertas». Hoy (Fregenal de la Sierra).  Edición digital.
  287. Sierra, Laura (feb. 2021). «El Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal se inaugura el día 4 de marzo». Hoy (Fregenal de la Sierra): 12.  Edición impresa.
  288. Sierra, Laura (3 mar. 2021). «El Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal se inaugura este jueves como nuevo centro cultural». Hoy (Fregenal de la Sierra).  Edición digital.
  289. Sierra, Laura (4 mar. 2021). «Inaugurado el Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra». Hoy (Fregenal de la Sierra).  Edición digital.
  290. Sierra, Laura (mar. 2021). «Fregenal se abre al arte contemporáneo». Hoy (Fregenal de la Sierra): 1-3.  Edición impresa.
  291. Moral Martínez, 2009, p. 58.
  292. Ver p. ej.: Carretero Galán, José Eugenio (6 ene. 1985). «Aquel tirón de oreja». Hoy. Tras el III Concurso de Pintura "Eugenio Hermoso" (Badajoz). 
  293. "Finalmente, se procedió a la entrega de los premios a los ganadores del II Concurso de Pintura 'Eugenio Hermoso'; por cierto que el pintor galardonado con el Primer Premio había comentado en una de sus intervenciones que más de una vez durante las clases en la Escuela de Bellas Artes [sic] el maestro frexnense, excesivamente exigente, le había dado un buen tirón de oreja… Presumo que ya intuía que andando el tiempo ganaría el certamen que lleva su nombre con un lienzo titulado 'Hombres y máquinas'". Fuente: Carretero Galán, José Eugenio (6 ene. 1985). «Aquel tirón de oreja». Hoy. Tras el III Concurso de Pintura "Eugenio Hermoso" (Badajoz). 
  294. Fuente: «Entre el regionalismo y la crítica de la realidad» (1985). Catálogo de pintores extremeños. Mérida: Junta de Extremadura: Dirección General de Acción Cultural. 
  295. Fuente: Gutiérrez Macías, Valeriano (abril-junio de 1968). «La inauguración del monumento al genial pintor de Extremadura, Adelardo Covarsí, constituyó un fervoroso tributo a la egregia figura». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial). Año XXII (151): 76-78. ISSN 0210-9859. 
  296. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  297. Fuente: Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  298. Fuente: REDACCIÓN (23 mar. 1985). «Hoy se cumple el centenario de Adelardo Covarsí». Hoy. Región (Badajoz): 16. 
  299. Fuentes: REDACCIÓN (21 sep. 1985). «El Museo de Badajoz cede cuadros para "Europalia"». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (5 oct. 1985). «Inaugurada una exposición extremeña en Amberes». Hoy (Badajoz). 
  300. Fuente: Zoido, Antonio (3 mar. 1986). «Pintores locales, en Nueva Galería». Hoy. Actualidad artística (Badajoz). 
  301. a b Catálogo, 2009, p. 94.
  302. Fuente: Olmos Criado, Rosa María (2009). Las corrientes informalistas en León. Universidad de León: Facultad de Filosofía y Letras. pp. 153-154. 
  303. a b Zoido, 12 may. 1987, p. 14.
  304. Acta de defunción de Guillermo Silveira García. Registro Civil N.º 2 de Badajoz.
    T. 00020. P. 522. Sec. 3.ª
    Certificación literal que contiene la reproducción íntegra del asiento correspondiente librada con fecha 21 dic. 2017.
  305. Ver p. ej.: REDACCIÓN (12 may. 1987). «65 años de intensa actividad». Hoy. Región (Badajoz): 14.  Don/EL SEÑOR Don Guillermo Silveira García (12 may. 1987). Hoy. Esquelas (Badajoz) (2): 28. 
  306. Fuente: Diputación Provincial de Badajoz. Libro de actas 1987. s. p.
  307. Moral Martínez y Saavedra, 2014, p. 7.
  308. a b c d e f g Obra documentada del artista, 2009, p. 164.
  309. a b Fuente: Zoido, Antonio (22 jul. 1960). «IX Exposición Provincial de Arte de Educación y Descanso». Hoy (Badajoz). 
  310. Fuente: Calderón, Joaquín (11 ago. 1962). «Exposición Silveira García-Galán». Odiel (Huelva): 11.
  311. a b c Montenegro Pinzón, 10 ago. 1962, p. 9.
  312. a b c Mοral Martínez, 2009, p. 60.
  313. "RESUMEN BIOGRAFICO-ARTISTICO", s/f. Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  314. a b Mοral Martínez, 2009, p. 67.
  315. a b c d e f Obra documentada del artista, 2009, p. 153.
  316. a b c Obra documentada del artista, 2009, p. 158.
  317. Fuentes: "Pintura del natural…", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. Archivo Histórico del Ejército del Aire. Villaviciosa de Odón (Madrid).
  318. Fuente: "INTRABIOGRAFIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  319. Ver p. ej.: REDACCIÓN (6 jul. 1968). «Segunda Semana Naval». ABC (Madrid) (19 437): 61.  Baro Quesada, José (9 jul. 1968). «La Semana Naval en Santander». ABC (Madrid) (19 440): 31.  REDACCIÓN (10 jul. 1968). «Clausura de la II Semana Naval». ABC (Madrid) (19 441): 61. 
  320. Moral Martínez, 2009, pp. 43, 55.
  321. Fuente: Exposición Nacional de Pintura sobre Temas del Mar. Santander, jul. 1968. Archivo Histórico Provincial de Badajoz. Fondo Organización Sindical y AISS.
  322. Mοral Martínez, 2009, pp. 59-72.
  323. Catálogo, 2009, pp. 95-98.
  324. Medina, 23 ene. 1969, p. 25.
  325. Silveira, 2009, p. 198.
  326. Fuente: "DETERMINANTES, ARTE, EJECUTORIA, TECNICA Y PRAGMATICA de la obra artística de Guillermo SILVEIRA GARCIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  327. Mοral Martínez, 2009, pp. 63-64.
  328. Catálogo, 2009, p. 151.
  329. a b Mοral Martínez, 2009, p. 69.
  330. Pagador, 7 feb. 1985, p. II.
  331. Obra documentada del artista, 2009, pp. 166-167.
  332. Catálogo, 2009, pp. 96-97.
  333. Obra documentada del artista, 2009, pp. 153-169.
  334. Se trata en este caso de un retrato a tinta de José Lanot Asensio (suegro del pintor) realizado según inscripción el "otoño [de] 1949", un boceto en color del mural para la antigua Escuela Sindical de Formación Profesional de Fregenal de la Sierra (Fábricas, 1966), así como los óleos El maquinista y la versión inacabada de El violinista apasionado, ambos de 1975.
  335. a b c d e Obra documentada del artista, 2009, p. 163.
  336. a b c Zoido Díaz, 2013, vol. I, p. 24.
  337. Catálogo, 2009, p. 124.
  338. a b c Obra documentada del artista, 2009, p. 161.
  339. Catálogo, 2009, p. 77.
  340.  
    Payaso, mayo de 1962. Óleo con espátula sobre tablex, 51,5 x 50 cm. Nota al dorso: "debajo de esta pintura del payaso / hay otra: una mujer con los pechos desnudos".
  341. a b c Obra documentada del artista, 2009, p. 154.
  342. Catálogo, 2009, p. 80.
  343. TORGA (dic. 1963). «Hay quien alaba su pintura y quien se ríe». Hoy. Diálogo sin rodeos (Badajoz). 
  344. Catálogo, 2009, p. 79.
  345. Catálogo, 2009, p. 120.
  346. a b c d e f g h i j k l Obra documentada del artista, 2009, p. 166.
  347. Catálogo, 2009, p. 78.
  348. Catálogo, 2009, p. 81.
  349. Catálogo, 2009, p. 102.
  350. a b Hernández Nieves, 2010, pp. 184-185.
  351. Catálogo, 2009, p. 82.
  352. Catálogo, 2009, p. 121.
  353. Catálogo, 2009, p. 83.
  354. "Ministerio de Educación y Ciencia. Madrid, 19 de octubre de 1968. El jefe de la Sección de Museos y Exposiciones". Fuente: Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  355. Catálogo, 2009, p. 84.
  356. Hernández Nieves, 2019, pp. 90-91.
  357. Catálogo, 2009, p. 111.
  358. Moral Martínez, may. 2019, pp. 24-25.
  359. Ver p. ej.: Ontivero Hernández, Cristina; López-Arza Moreno, Francisco (2004). Luis Álvarez Lencero – Obra plástica y poética. Badajoz: Museo Provincial de Bellas Artes. ISBN 8493250759. 
  360. Fuentes: Villamor, Manuel (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7. Calderón, Joaquín (11 ago. 1962). «Exposición Silveira García-Galán». Odiel (Huelva): 11.
  361. Moral Martínez, 2009, pp. 32, 34.
  362. Fuentes: Rodríguez Prieto, María Teresa (2009). «El proyecto». Esculturas de Iconografía Cristológica – Exposición 21 de marzo-25 de abril de 2013 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 2-3.  REDACCIÓN (22 mar. 2013). «El Bellas Artes exhibe tres esculturas de Cristo hasta el próximo 25 de abril». El Periódico Extremadura (Cáceres). 
  363. Fuentes: REDACCIÓN (26 may. 1963). «La provincia de Badajoz en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz).  Villamor, Manuel (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz). 
  364. a b c Moral Martínez, 2009, pp. 33-34.
  365. Fuentes: REDACCIÓN (26 may. 1963). «La provincia de Badajoz en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (19 jun. 1963). «La EXPOTUR se inaugurará el próximo día 20». Hoy (Badajoz).  Villamor, Manuel (may.-jul. 1963). «Silveira en la EXPOTUR». Hoy (Badajoz). 
  366. Fuente: REDACCIÓN (23 jun. 1964). «Bendición de una imagen en el "Grupo Escolar Nuestra Señora de Bótoa"». Hoy. Badajoz capital (Badajoz). 
  367. a b c Calderón, 11 ago. 1962, p. 11.
  368. Fuente: "DETERMINANTES, ARTE, EJECUTORIA, TECNICA Y PRAGMATICA de la obra artística de Guillermo SILVEIRA GARCIA", s/f. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  369. Catálogo, 2009, p. 107.
  370. Catálogo, 2009, p. 108.
  371. a b c d e Obra documentada del artista, 2009, p. 168.
  372. Catálogo, 2009, p. 109.
  373. Catálogo, 2009, p. 110.
  374. Mientras que las iglesias propiamente dichas fueron cedidas por el Instituto Nacional de Colonización al Obispado y convertidas en nuevas parroquias, las capillas escuela pasaron a depender de los Ayuntamientos, en este caso del de Badajoz. Fuente: Saavedra, Fernando (2014). «Mosaicos de Guillermo Silveira, a punto de desaparecer». Sharia (Asociación Amigos de Badajoz) (73): 4. 
  375. Catálogo, 2009, p. 86.
  376. Catálogo, 2009, p. 85.
  377. Catálogo, 2009, p. 129.
  378. Catálogo, 2009, p. 128.
  379. Saavedra, ago. 1987.
  380. Presentada junto con Homenaje al "I Premio Internacional de Dibujo Luis de Morales". Casa de la Cultura de la Diputación Provincial. Badajoz, octubre de 1974. Obtuvo el único premio del certamen, dotado con 100 000 pesetas, el dibujo de Eduardo Naranjo titulado Sueños blancos.
  381. Catálogo, 2009, p. 148.
  382. Catálogo, 2009, p. 130.
  383. Catálogo, 2009, p. 131.
  384. Catálogo, 2009, p. 132.
  385. Catálogo, 2009, p. 133.
  386. Ver p. ej.: Villamor, Manuel (31 ago. 1962). «Silveira, pintor de tristeza y hondura». Hoy (Badajoz): 7, 9.
  387. Catálogo, 2009, p. 134.
  388. Obra documentada del artista, 2009, pp. 155-156.
  389. «molinete». Diccionario de la lengua española. Real Academia Española. Consultado el 24 de junio de 2018.  2.
  390. Catálogo, 2009, p. 127.
  391. Catálogo, 2009, p. 112.
  392. "La portada es del pintor Guillermo Silveira. Cuatro colores: silueta de ciudad amurallada con perfil de cabeza de hombre seguida de cruz y en el centro un reloj de arena". Fuente: Segura Covarsí, Enrique (may.-ago. 1977). Revista de Estudios Extremeños. Recensiones (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial). XXXIII (II): 427-428. ISSN 0210-2854. 
  393. «Cualquier día - Antonio Zoido». IberLibro.com. El autor. 1976. Consultado el 19 de febrero de 2021. 
  394. "La portada es de Silveira y la contraportada de Pedro de Lorenzo". Fuente: Segura Covarsí, Enrique (may.-ago. 1979). Revista de Estudios Extremeños. Recensiones (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial) XXXV (II): 413-415. ISSN 0210-2854.  V. t.: Rodríguez Prieto, María Teresa (2007). «Antonio Vaquero Poblador». Exposición 20 de septiembre-18 de noviembre de 2007 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 210. ISBN 978-8493435875.
  395. Catálogo, 2009, p. 137.
  396. Catálogo, 2009, p. 138.
  397. Catálogo, 2009, p. 114.
  398. Catálogo, 2009, p. 113.
  399. Catálogo, 2009, p. 93.
  400. Catálogo, 2009, p. 140.
  401. Catálogo, 2009, p. 136.
  402. Catálogo, 2009, p. 139.
  403. Catálogo, 2009, p. 142.
  404. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. V. t.: Araya Iglesias, Carmen; et al. (2006). Catálogo de los fondos artísticos de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí. Caja de Badajoz. p. 184. ISBN 978-8461119585. 
  405. Catálogo, 2009, p. 115.
  406. Ver p. ej.: Revista de Estudios Extremeños. Intercambios (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial) XLII (I): 249. ene.-abr. 1986. ISSN 0210-2854.  Rodríguez Prieto, María Teresa (2007). «Antonio Vaquero Poblador». Exposición 20 de septiembre-18 de noviembre de 2007 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 213. ISBN 978-8493435875.
  407. a b c Díaz Santillana, 23 dic. 1961.
  408. Catálogo, 2009, p. 87.
  409. Catálogo, 2009, p. 90.
  410. Catálogo, 2009, p. 91.
  411. Catálogo, 2009, p. 101.
  412. Catálogo, 2009, p. 103.
  413. Fuente: REDACCIÓN (4 mar. 1975). «LA EXPOSICION DE PRIMAVERA». ABC (Sevilla) (22 296): 5. 
  414. Catálogo, 2009, p. 141.
  415. Obra documentada del artista, 2009, pp. 153-154.
  416. Habida cuenta de que el gallinero que da título a la obra era el del jardín de la vivienda de la colonia Carlos Haya, inmediata a las instalaciones de la base de Talavera la Real, en la que el artista y su familia vivieron desde mediados de los años 1950 y de que fue presentada en Badajoz a finales de 1959 (n.º 17), la pintura debió de realizarse cerca de estos años.
  417. Obra documentada del artista, 2009, pp. 157-158.
  418. Mοral Martínez, 2009, p. 65.
  419. Villamor, 31 ago. 1962, p. 9.
  420. Catálogo, 2009, p. 88.
  421. Catálogo, 2009, p. 89.
  422. Hernández Nieves, 2012, p. 41.
  423. Catálogo, 2009, p. 95.
  424. Catálogo, 2009, p. 96.
  425. Catálogo, 2009, p. 97.
  426. Catálogo, 2009, p. 98.
  427. «Club mediodía». IMDb (en inglés). Consultado el 7 de agosto de 2018. 
  428. V. t.: Μoral Μartínez, Diego del (2009). «Catálogos y folletos de exposiciones». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 180. ISBN 978-8493596088. 
  429. Catálogo, 2009, p. 123.
  430. Catálogo, 2009, p. 122.
  431. Catálogo, 2009, p. 135.
  432. Catálogo, 2009, p. 92.
  433. Mοral Martínez, 2009, p. 68.
  434. Catálogo, 2009, p. 144.
  435. Catálogo, 2009, p. 143.
  436. Catálogo, 2009, p. 147.
  437. Junto con las de más de treinta artistas noveles catalogados, se expusieron varias obras de Daniel Vázquez Díaz. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  438. "A continuación se inauguró la exposición de pintores extremeños instalada en el citado colegio y en la que figuran 46 obras de los más prestigiosos pintores de la tierra [como] Carlos Pérez Alonso, Leopoldo Gragera, Francisco Pedraja, José María Collado, Silveira Galán, Julián Báez, Antonio Ferreiro, Juan Pablo Alba, Francisco Lebrato, etc." Fuente: Abajo Blanco, María de (25 sep. 1964). «Homenaje a ZURBARÁN en su pueblo natal, Fuente de Cantos, en el III centenario de su muerte». Hoy (Badajoz). 
  439. Fuentes: REDACCIÓN (28 nov. 1964). «Se inauguró la exposición de pintores extremeños en homenaje a Zurbarán». Hoy (Badajoz).  Zoido, Antonio (4 dic. 1964). «Exposición de pintores extremeños en homenaje a Zurbarán». Hoy (Badajoz). 
  440. Según la profesora Rodríguez Prieto, "en abril de 1991, se producirá un reencuentro artístico gracias a la organización por parte de la Caja Postal [de Badajoz] de una exposición que reunirá a los 'siete artistas de vanguardia' que en 1965 habían expuesto de forma conjunta en el Liceo emeritense: Vaquero Poblador, Martínez Terrón, Juan José Narbón, Francisco Pedraja, Julio Moríñigo, José Antonio Ferreiro y Guillermo Silveira, este último ya fallecido…" Fuente: Rodríguez Prieto, María Teresa (2007). «Antonio Vaquero Poblador». Exposición 20 de septiembre-18 de noviembre de 2007 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). pp. 55, 59. ISBN 978-8493435875. 
  441. Fuentes: REDACCIÓN (4 jun. 1965). «Cuadros en el "Cortijo de Badajoz"». Hoy (Badajoz).  Logos (11 jun. 1965). «La exposición de pintores extremeños que se presenta en el "Cortijo de Badajoz" está siendo muy visitada». Hoy (Badajoz). 
  442. Fuente: Μoral Μartínez, Diego del (2009). «Catálogos y folletos de exposiciones». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 180. ISBN 978-8493596088. 
  443. Se expusieron en aquella ocasión treinta y dos obras de otros tantos artistas extremeños, entre los que cabe mencionar a Felipe Checa (Consulta), Adelardo Covarsí, Eugenio Hermoso (Muchacha campesina), Ortega Muñoz, las pintoras Mari-Cruz Albarrán, Eva Callejo, Josefa Carrillo, Blanca Durán y María Teresa Romero, Francisco Pedraja, Guillermo Silveira (Paisaje) o Vaquero Poblador. Fuentes: Zoido Díaz, Antonio (nov. 1967). «Propósito». Folleto de mano de la Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos (Círculo de Artesanos. Don Benito): 2.  REDACCIÓN (26 nov. 1967). «Se inauguró en Don Benito la exposición antológica de pintores extremeños contemporáneos». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (1 dic. 1967). «Se inauguró la Exposición Antológica de Pintores Extremeños Contemporáneos». Hoy (Badajoz). 
  444. Fuente: Μoral Μartínez, Diego del (2009). «Catálogos y folletos de exposiciones». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 180. ISBN 978-8493596088. 
  445. "PARA PUERTO RICO - 'ESPAÑA VISTA POR SUS ARTISTAS'. Paisaje. Dimensiones: 0,90 [ancho] x 0,70 [altura] sin marco. Remitido el 16 - 4 - 68 a MADRID". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  446. En la exposición de Nueva York, figuró La cuerda rota. Por su parte, en Dinamarca, se exhibió la obra Paisaje (canal de riego) (1968. Óleo sobre lienzo, 90 x 121 cm. Museo de Arte Contemporáneo de Fregenal de la Sierra [MACF]). Fuentes: "BADAJOZ 26 de julio de 1968". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar]. REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Un cuadro de Silveira a Nueva York». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (14 dic. 1968). «Será expuesto en Copenhague». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (may. 1987). «Ha fallecido el pintor Guillermo Silveira». Anaquel. Artes Plásticas (Mérida: Editora Regional de Extremadura) (18): 21. 
  447. Moral Martínez, 2009, p. 42.
  448. Fuente: Μoral Μartínez, Diego del (2009). «Catálogos y folletos de exposiciones». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 181. ISBN 978-8493596088. 
  449. «Pintura Española Actual». todocoleccion. Alicante: Comisaría General de Exposiciones; Dirección General de Bellas Artes; Ministerio de Educación y Ciencia; en colaboración con la Confederación Española de Cajas de Ahorros, eds. 1972. Consultado el 4 de marzo de 2020. «Obras seleccionadas de Gabriel Alberca, Enrique Blanco Lac, Luis Cajal, Fernando Delapuente, Carmelo García Barrena, Ignacio García Ergüin, José Antonio García Ruiz, Evaristo Guerra, Manuel González García, J. Manuel Gutiérrez Montiel, Miguel Gutiérrez Fernández, Juan Ramón Luzuriaga, Ángel Medina, Mariano Peláez, Guillermo Silveira». 
  450. Ver p. ej.: REDACCIÓN (29 ene. 1975). «Objetivo: Salvar la Escuela "Adelardo Covarsí"». Hoy (Badajoz). 
  451. Fuente: "Resumen de un texto biográfico PARA UNA MONOGRAFIA. Badajoz, 5 de noviembre de 1985". Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  452. Fuente: REDACCIÓN (27 sep. 1978). «Delegación cultural extremeña en El Cairo». ABC. Vida cultural (Madrid) (22 610): 43. 
  453. Junto a las de dieciocho artistas extremeños se expusieron obras del italiano afincado en Badajoz Alberto Rotili y el aragonés Manuel Viola. Fuente: REDACCIÓN (1983). «El Museo de Badajoz, caso único en España». Hoy. Región (Badajoz): 14. 
  454. Se presentaron obras de Eugenio Hermoso, Adelardo Covarsí, Timoteo Pérez Rubio, Ortega Muñoz, Antonio Juez, Bonifacio Lázaro, Eduardo Acosta, José Amador, Manuel Fernández Mejías, Leopoldo Gragera, Vaquero Poblador, Francisco Pedraja, Manuel Santiago Morato, Eduardo Naranjo, Ramón Fernández Moreno, Antonio Gallego Cañamero, Julián Pérez Muñoz y Guillermo Silveira (Palomas blancas sobre tejado gris). Fuentes: REDACCIÓN (21 sep. 1985). «El Museo de Badajoz cede cuadros para "Europalia"». Hoy (Badajoz).  REDACCIÓN (5 oct. 1985). «Inaugurada una exposición extremeña en Amberes». Hoy (Badajoz). 
  455. Concurrieron a la muestra, entre otros, Leopoldo Gragera, Francisco Pedraja, Santiago Morato, María Teresa Romero, Fernández Moreno, Enrique Parra y Guillermo Silveira (Tierra parda, 1985). Fuente: Zoido, Antonio (3 mar. 1986). «Pintores locales, en Nueva Galería». Hoy. Actualidad artística (Badajoz). 
  456. Ver p. ej.: Zoido, Antonio (22 jul. 1960). «IX Exposición Provincial de Arte de Educación y Descanso». Hoy (Badajoz).  Moral Martínez, Diego del (2009). «Biografía». Guillermo Silveira – Exposición 26 de marzo-31 de mayo de 2009 – Museo Provincial de Bellas Artes (Badajoz: Diputación Provincial). p. 28. ISBN 978-8493596088.
  457. Pavón Villa, 2015, p. 236.
  458. Ver p. ej.: REDACCIÓN (23 feb. 1964). «Exposición internacional "Las Artes en Europa"». ABC. Vida cultural (Madrid) (18 078): 75. 
  459. Pavón Villa, 2015, pp. 243-244.
  460. V. t.: "EXPOSICIONES-BIENALES-COLECTIVAS-CONCURSOS Y OTROS". Papeles varios. Archivo digital Guillermo Silveira [sin clasificar].
  461. Moral Martínez, 2009, pp. 40-41.
  462. Ver p. ej.: Baro Quesada, José (9 jul. 1968). «La Semana Naval en Santander». ABC (Madrid) (19 439): 31. 
  463. Fuente: Campos, Fernando (1968). «Seis pintores forman la representación extremeña en la Exposición N. de Bellas Artes». Hoy (Badajoz). 
  464. De los artistas citados, resultaron galardonados Juan Barjola, que obtuvo una Medalla de Primera Clase por su obra Escenas de guerra, Eduardo Naranjo, Medalla de Tercera Clase por el grabado Triste homenaje y Julián Pérez Muñoz, que recibió el Premio Cooperativa Santa Ana de Almendralejo (Badajoz), dotado con 15 000 pesetas. Ver p. ej.: REDACCIÓN (17 oct. 1968). «Premios de la Exposición Nacional de Bellas Artes». ABC (Madrid) (19 499): 78. 
  465. Concursaron también los artistas Juan Barjola, Guijarro, Hernández Quero, Lapayese, Mingorance, Villaseñor, etc. Ver p. ej.: REDACCIÓN (11 nov. 1969). «I Certamen de Pintura UNICEF». ABC. Arte y artistas (Madrid) (19 857): 50-51. 
  466. Torres Martín, Ramón (12 oct. 1972). «Treinta y dos pintores exponen doscientos cuarenta y nueve cuadros». El Correo de Andalucía (Sevilla): 12.  "Silveira, cuya obra, muy personal, está ubicada en el área del expresionismo de signo patético". Fuente: Olmedo, Manuel (19 oct. 1972). «La XXI Exposición de Otoño». ABC (Sevilla) (21 562): 13-15. 
  467. Pavón Villa, 2015, pp. 307-308.
  468. «Exposición Nacional de Arte Contemporáneo 1972 – catálogo general – dibujo, escultura, pintura, grabado y demás artes de estampación y nuevas tendencias». Artium. 1972. Consultado el 17 de octubre de 2020. 
  469. Fuentes: Zoido Díaz, Antonio (may. 1974). «La V Bienal Extremeña de Pintura». Bellas Artes (Madrid: Dirección General de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Educación y Ciencia) (33): 48-49. ISSN 0210-0495.  Segura Covarsí, Enrique (may.-ago. 1974). Revista de Estudios Extremeños. Noticias (Badajoz: Servicios Culturales de la Excma. Diputación Provincial) XXX (II): 417. ISSN 0210-2854. 
  470. "El primer y único premio, dotado con 100 000 pesetas, ha sido otorgado al dibujo presentado por don Eduardo Naranjo, con el título de Sueños blancos". Fuente: Pyresa (16 oct. 1974). «Eduardo Naranjo, Premio de Pintura "Luis de Morales"». ABC (Madrid) (21 387): 66. 
  471. Pavón Villa, 2015, p. 348.
  472. "Concurrieron en esta edición sesenta y cinco obras de las cuales solo veintiuna fueron exhibidas en el Gran Hotel". Fuente: Núñez Izquierdo, Sara (2014). El arquitecto Francisco Gil González (1905-1962) y la arquitectura salmantina del segundo tercio del siglo XX. Universidad de Salamanca: Servicio de Publicaciones. p. 619. ISBN 978-8490124710. 
  473. "Los doce extremeños seleccionados fueron: Guillermo Silveira, José María Villalón, Jaime de Jaraíz, Ana María Hernando, Ángel González Muriel, Evamaría Renner, Juan Narciso, Pedro Mora Piris, Antonio Gallego Cañamero, Mari Luz Antequera, Enrique Jiménez Carrero y Magdalena Leroux". Fuente: Pinero, Félix (febrero de 1980). «Premio Cáceres de Pintura 1979». Revista Alcántara (Cáceres: Diputación Provincial). Época II (1): 45-49. ISSN 0210-9859.