Guinea española

colonia española en África (1926-1968)

La Guinea española (de manera oficial, Territorios Españoles del Golfo de Guinea), también conocida como Guinea Ecuatorial, fue una colonia africana de España al igual que el Protectorado Español de Marruecos, Ifni y el Sahara español. Localizada en el golfo de Guinea y que se convirtió en el Estado independiente de Guinea Ecuatorial desde el 12 de octubre de 1968. Los españoles obtuvieron los primeros territorios en esta zona por el tratado de El Pardo de 1778. Se formó a partir de la colonia de Río Muni (creada en 1900), la isla de Fernando Poo, la colonia de Elobey, Annobón y Corisco, y otras islas adyacentes. La colonia tuvo vigencia entre 1843 y 1968. Fue reunificada administrativamente en 1926, convirtiéndose en la Guinea española.

Territorios Españoles
del Golfo de Guinea
Territorio
1843-1968[nota 1]

Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
Coat of Arms of the Portuguese and Spanish Guinea.svg

Eq Guinea ES.PNG
Fronteras de la Guinea Española desde el Tratado de París de 1900.
Coordenadas 1°35′00″N 10°21′00″E / 1.5833333333333, 10.35
Capital Santa Isabel
Entidad Territorio
 • País España[nota 2]
Idioma oficial Español
 • Otros idiomas varios idiomas indígenas
Gentilicio hispanoguineano/a
Religión Católica
Período histórico Imperio español
 • 11 de agosto
de 1843
Unión de las colonias del Golfo de Guinea
 • 12 de octubre
de 1968[nota 1]
Independencia
Forma de gobierno Gobierno colonial
Gobernador

Carlos de Chacón y Michelena
Francisco Núñez Rodríguez
Precedido por
Sucedido por
Ocupación Británica de Fernando Poo
Guinea Ecuatorial

HistoriaEditar

Antecedentes (1471 - 1777)Editar

El explorador portugués Fernão do Pó es considerado el primer europeo en pisar la isla de Bioko en 1472 y, aunque la llamó Formosa, acabó siendo conocida por su nombre. Las islas de Fernando Póo y Annobón fueron puestas bajo soberanía portuguesa en 1474, país que ya controlaba en la zona las islas de Santo Tomé y Príncipe.

En 1641 la holandesa Compañía de las Indias estableció puestos comerciales en la isla de Fernando Póo, centralizando desde allí temporalmente el comercio de esclavos del golfo de Guinea, si bien los portugueses en 1648 sustituyeron la Compañía neerlandesa por una propia dedicada al mismo comercio y establecida en Corisco.

Portugal mantuvo su control hasta 1777 cuando las islas y los derechos de comercio sobre la costa continental entre los ríos Níger y Ogooué fueron cedidos a España por el tratado de San Ildefonso de 1777, y por el tratado de El Pardo de 1778 entre la reina María I de Portugal y el rey Carlos III de España.

Primera presencia española (1778 - 1827)Editar

 
Mapa de las posesiones españolas en el Golfo de Guinea en 1897, antes del Tratado de París de 1900.

El 17 de abril de 1778 salen de Montevideo dos fragatas y un paquebote con tropas españolas y artillería para tomar posesión de Fernando Póo y Annobón. Tras varios retrasos, el 17 de octubre se formaliza la toma de posesión de Fernando Póo en la propia isla, ante las autoridades portuguesas; el 19 de noviembre se hizo lo propio en Annobón. El 9 de diciembre de 1779 desembarca la expedición española, fundando Concepción en Fernando Póo, para establecerse definitivamente y ponerla bajo la jurisdicción del nuevo Virreinato del Río de la Plata.

El 24 de septiembre de 1780, ante la falta de apoyos de la metrópoli, las enfermedades y la hostilidad de los nativos, se produce un motín en la colonia. Los rebeldes apresan a la máxima autoridad (el teniente coronel Primo de Rivera), pasando el mando al segundo, Sargento Martín. El nuevo jefe evacuó la colonia, dirigiendo a los supervivientes a Santo Tomé, donde fue apresado por los portugueses que restituyeron al Ten. Cor. Primo de Rivera en su cargo. Después de conocer que Concepción había sido arrasada por los nativos, y tras un ataque inglés en Santo Tomé, los españoles decidieron regresar a Montevideo, abandonando las islas.

Ocupación inglesa (1827 - 1843)Editar

Gracias a esto, y pese a la soberanía formal española sobre las islas, de 1827 a 1843, el imperio británico estableció su presencia en la isla de Fernando Poo con el pretexto de combatir la trata de esclavos fundando Port Clarence (hoy Malabo) y San Carlos; sin embargo el tráfico de esclavos continuó con la presencia británica.

Colonia española de Guinea (1843-1968)Editar

 
Rey Malabo (1837-1937).
 
Bengas de Corisco (1910).
 
Sello español (1924).
 
Vuelo inaugural con Iberia de Madrid a Bata, año 1941.

En 1843 Juan José Lerena volvió a establecer la presencia española en Malabo; para afianzar los derechos de España, en 1858 llegó el primer gobernador español, Carlos de Chacón y Michelena. La porción continental, hoy Río Muni, se convirtió en protectorado en 1885 y en colonia en 1900, año en el que un tratado firmado en París determinó los límites del territorio reconocido a España. Ambos territorios (insular y continental) fueron unidos en 1926 como la colonia de Guinea española con capital en Santa Isabel (hoy Malabo), en la isla de Bioko.

Sin embargo, España carecía de la riqueza y el interés necesarios para desarrollar una infraestructura económica importante durante la primera mitad del siglo XX. No obstante, España desarrolló grandes plantaciones de cacao en la isla de Bioko con miles de trabajadores nigerianos importados como braceros. Al proclamarse la independencia en 1968, fundamentalmente como resultado de este sistema, Guinea Ecuatorial tenía uno de los mayores ingresos per cápita de África. España también ayudó a que Guinea Ecuatorial consiguiera una de las mayores tasas de alfabetización del continente así como una notable red de instalaciones sanitarias.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914 (en la que España se declaró neutral), Río Muni estaba totalmente rodeada por la colonia alemana de Camerún y no muy lejos del África ecuatorial francesa, de manera que cuando empezaron los combates entre las tropas coloniales, hubo miedo por parte de las autoridades españolas de que esos combates se trasladaran a Río Muni. Para solucionar el problema, el gobernador Ángel Barrera hizo instalar cuatro puestos militares (Mibonde, Mikomeseng, Mongomo y Ebibeyín) muy simples (sin emisoras de radio o ametralladoras y con muy pocos soldados), pero que fueron suficiente para mostrar los límites simbólicos de la soberanía española y cumplieron su función, evitando la extensión de la guerra hacia la Guinea Continental. Posteriormente esas bases se convirtieron en focos de crecimiento comercial y desde allí se lanzaron ataques contra los fang que se resistían a la colonización.

El 30 de diciembre de 1916 España envió una compañía expedicionaria de infantería de marina para hacerse cargo de tropas alemanas que, procedentes de Camerún, se habían internado en la Guinea Española huyendo de la presión británica. El grueso volvió en 1917, quedándose oficiales junto a los internados hasta que acabó la guerra. En 1918, y con el conflicto mundial a punto de finalizar, ocurrió una rebelión indígena en el interior de Río Muni, que fue reprimida por las tropas coloniales españolas. No obstante, los conflictos armados que a menudo rebasaban las fronteras de la colonia convencieron a las autoridades para empezar una verdadera colonización del territorio. Al término de la Gran Guerra comenzarían a establecerse misiones, plantaciones y puestos militares en a lo largo del interior del territorio guineano, mientras se lanzaban expediciones para someter a las tribus.

Con motivo del golpe de Estado del 18 de julio de 1936, la colonia permanece fiel al gobierno republicano. No será hasta el 18-19 de septiembre que la Guardia Colonial se rebele y tome el control de la isla de Fernando Poo; sin embargo, la parte continental (Bata) permanecerá fiel al gobierno hasta que un desembarco el 14 de octubre pone el territorio en manos de los sublevados.

En 1956 los territorios se organizaron como provincia del Golfo de Guinea y en 1959, los territorios españoles del golfo de Guinea adquirieron el estatus de provincias españolas, sumándose al resto de provincias metropolitanas. El territorio se dividió en dos provincias: Fernando Poo y Río Muni, y se denominó Región ecuatorial española. Como tal región, fue regida por un gobernador general ejerciendo todos los poderes civiles y militares. Las primeras elecciones locales se celebraron en 1960, y se eligieron los primeros procuradores en cortes ecuatoguineanos. En septiembre de 1960 quedaron constituidas la Diputación Provincial de Fernando Poo y la Diputación Provincial de Río Muni.[1]

Autonomía (1964-1968) e independencia (1968)Editar

 
Centro Cultural de España en Malabo.
 
Firma de la independencia de Guinea Ecuatorial por el entonces ministro español Manuel Fraga junto al nuevo presidente Macías Nguema el 12 de octubre de 1968.

Bajo la Ley Básica de diciembre de 1963, las dos provincias fueron reunificadas como Guinea Ecuatorial y dotadas de una limitada autonomía, con órganos comunes a todo el territorio (entre ellos un cuerpo legislativo) y organismos propios de cada provincia. Aunque el comisionado general nombrado por el gobierno español tenía amplios poderes, la Asamblea General de Guinea Ecuatorial tenía considerable iniciativa para formular leyes y regulaciones. Se constituyó un Consejo de Gobierno Autónomo presidido por Bonifacio Ondó Edu.

Con posterioridad se formó una convención constituyente que produjo una ley electoral y un borrador de constitución. El referéndum constitucional de Guinea Ecuatorial se produjo el 11 de agosto de 1968, bajo la supervisión de un equipo de observadores de la Organización de Naciones Unidas. Un 63 % del electorado votó a favor de la Constitución, que preveía un gobierno con una Asamblea General y un Tribunal Supremo con jueces nombrados por el presidente. Las primeras elecciones de la recién creada Guinea Ecuatorial dieron la victoria a Francisco Macías Nguema, tras lo que se produjo la independencia de Guinea Ecuatorial. Macías gobernó de manera dictatorial hasta que fue depuesto, juzgado y mandado fusilar por su sobrino Teodoro Obiang el 29 de septiembre de 1979.

PoblaciónEditar

Durante el período colonial la población estaba estratificada[2]​ en:

  1. Peninsulares, blancos españoles cuya inmigración estaba regulada por el gobierno.
  2. Emancipados, población negra asimilada a los blancos. Con educación cristiana española.[3]​ Algunos descendientes de esclavos liberados enviados de Cuba, deportados o libres, en el siglo XIX.[3]​ Se incluían los mulatos reconocidos por su padre blanco.[3]​ Constituían una pequeña minoría, y podían comprar aceite de oliva, pan de trigo y bebidas alcohólicas.[4]​ Además tenían derecho a beber en público en los mismos bares que los blancos y a tener propiedades.[4]​ Los requisitos para acceder a este grupo social incluían ser monógamo,[5]​ ser bien visto por la Iglesia o las autoridades locales[5]​ (siendo necesario presentar un Certificado de buena conducta religiosa),[6]​ tener una buena situación económica[4]​ y tener un título académico o educación formal (saber leer y escribir).[5]​ El órgano encargado de conceder o revocar el estatus de emancipado era el Patronato de Indígenas.[5]
  3. Individuos de color bajo patronato, la mayoría de la población indígena, generalmente bantúes. No tenían propiedades y podían ser obligados a trabajar. Se incluían los mulatos no reconocidos.
  4. Trabajadores africanos procedentes de Nigeria o Camerún, y personas de diversos orígenes.

Este sistema de estratificación social fue establecido en 1944 y desapareció en 1964 con la entrada en vigor de la autonomía.[4]

DeportesEditar

FútbolEditar

La Federación de Guinea Española de Fútbol se creó el 26 de noviembre de 1948, empezando a organizar el campeonato regional la temporada 1948-1949. Dicho campeonato subsistió durante veinte temporadas, hasta su desaparición con la independencia del país tras la campaña 1967-1968. La Federación la formaban dos zonas, Insular (sede en Santa Isabel) y Continental (sede en Bata).

Al principio los campeonatos se organizaron por separado en las dos zonas de la colonia, con un campeonato de liga de tres categorías (Primera, Segunda y Tercera) en la zona Insular, y otro de dos categorías (Primera y Segunda) en la zona Continental. Así la temporada 1951-1952 militan en primera Cultural, Rebola, Juventud, Racing, Laka, Español, Isleño e Ibós (zona insular) y Continental, Ekuku, Racing, Royal, Africano, Hércules, Atlético y Las Palmas (zona continental).

Posteriormente se organizaron campeonatos separados para europeos e indígenas; la temporada 1956-1957 están afiliados a la federación los «europeos» CD Juvenil, Barcelona Júnior, CD Santa Isabel, CD Los Polos y CD Canarias (todos de Santa Isabel) y los «indígenas» CD Cultural, CD Hércules, CD Escolar, CD Español de Santiago de Baney, CD Isleño, CD Oriental y CD San Fernando (también todos de Santa Isabel).

La Federación de Guinea Española de Fútbol también organizó un torneo de Copa en el territorio.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

NotasEditar

  1. Para la colonia unificada con sus límites geográficos definitivos el periodo de duración sería entre 1926 y 1968.
  2. En 1958 su estatus cambió al de Región española y desde 1963 hasta su independencia tuvo el carácter de Región autónoma española.

ReferenciasEditar

  1. Han sido constituidas las Diputaciones de Fernando Poo y Río Muni, diario ABC, Madrid, 2 de septiembre de 1960.
  2. Bolekia Boleká, Justo. «Introducción histórica». Panorama de la literatura en español en Guinea Ecuatorial, en el Anuario del Instituto Cervantes (2005).
  3. a b c Belmonte Medina, Pedro María. «Penología e indigenismo en la antigua Guinea española». Espacio, Tiempo y Forma, Serie V, Hª Contemporánea, t. 11, 1998, págs. 113–138.
  4. a b c d Televisión Española (10 de septiembre de 1982). «En este país - Guinea Ecuatorial, el nacimiento de una nación». Consultado el 7 de agosto de 2017. 
  5. a b c d «LEYES SOBRE LA PROPIEDAD INDÍGENA EN GUINEA ESPAÑOLA». 25 de octubre de 2012. Consultado el 7 de agosto de 2017. 
  6. Aranzadi, Juan (2014). PERSPECTIVAS ANTROPOLÓGICAS SOBRE GUINEA ECUATORIAL. Editorial UNED. ISBN 9788436268096. Consultado el 7 de agosto de 2017. 

BibliografíaEditar

  • Mariano L. de Castro y María Luisa de la Calle, La colonización española en Guinea ecuatorial (1858–1900), CEIBA Ediciones, Vic, 2007, 363 pp.
  • Anuarios de la Real Federación Española de Fútbol (1952, 1954, 1956 y 1962).

Enlaces externosEditar