Guy de Boulogne

Guy de Boulogne (* 1313 - † 25 de noviembre de 1373) fue un estadista y un cardenal de la Iglesia católica, sirviendo durante el período llamado Papado de Aviñón durante 33 años. Participó en los cónclaves papales de 1352, 1362 y 1370, y fue el vicedecano del Colegio de Cardenales. Sus misiones diplomáticas fueron extensas. El historiador estadounidense Kenneth Setton lo llamó "una de las figuras dominantes de su época, y en las cartas de Petrarca abundan las referencias a él".

Guy de Boulogne
07 Grégoire XI (couronné par Guy de Boulogne).jpg
Coronación de Gregorio XI por Guy de Boulogne

Título Cardenal presbítero de Santa Cecilia
Cardenal obispo de Porto-Santa Rufina
Información religiosa
Ordenación episcopal 1340
por Benedicto XII
Proclamación cardenalicia 20 de septiembre de 1342
por Clemente VI
Información personal
Nombre Guy de Boulogne
Nacimiento 1313[1]
Condado de Boulogne, Pavillon royal de la France.svg Reino de Francia
Fallecimiento 25 de noviembre de 1373
Lérida, Estandarte de la Corona de Aragon.svg Corona de Aragón
Padres Robert VII d'Alvèrnia y Marie de Flandre
Blason de l'Auvergne.svg
Escudo de Guy de Boulogne

BiografíaEditar

Guy era el tercer hijo del conde Roberto VII de Auvernia, y su familia se encontraba conectada con las mayores casas de Francia y el Sacro Imperio Romano Germánico. Su hermana Matilde se casó con el conde Amadeo III de Ginebra, haciendo tío a Guy de cuatro condes sucesivos de Ginebra y del antipapa Clemente VII. La hija del hermano mayor de Guy, Juana, se casó con Juan, duque de Normandía, más tarde rey de Francia.

Carrera al cardenalatoEditar

El 11 de octubre de 1340, el Papa Benedicto XII aprobó la elección de Guy como arzobispo de Lyon, siendo más tarde nombrado cardenal presbítero de Santa Cecilia, en septiembre de 1342.

Al servicio de los papas de AviñónEditar

El 22 de abril de 1346, Guy, junto al cardenal Hélie de Talleyrand, fue testigo del pacto entre el rey Juan I de Bohemia, su hijo, el futuro emperador Carlos IV y el Papa Clemente VI. Entre 1348 y 1350, Guy viajó por Hungría y Lombardía como legado de Clemente, negociando la paz entre el antiguo reino y el reino de Nápoles. Los dos reinos habían estado en guerra desde el asesinato del príncipe húngaro Andrés, esposo de la reina de Nápoles Juana I, en 1345. Guy regresó a Aviñón el 7 de junio de 1350.[2]​ Más tarde ese año fue nombrado cardenal obispo de Porto-Santa Rufina.

En 1351, Cola di Rienzo, desde su prisión en Praga, escribió una carta a Guy solicitando su ayuda en la obtención de su libertad y la dirección de una cruzada. El 6 de abril de 1354 en Guînes, fue testigo de la firma por los representantes de Francia y de Inglaterra de un acuerdo preliminar para poner fin a la Guerra de los Cien Años. Entre 1359 y 1361 estuvo en España en otra legación, teniendo un papel destacado, luego, en las negociaciones de paz entre Carlos V de Francia y Carlos II de Navarra en 1366. En septiembre de 1362, tras la muerte del Papa Inocencio VI, el Colegio de Cardenales se dividió en dos facciones, una simpatizante de Guy, y la otra del cardenal Talleyrand. Finalmente, el cardenal William de Grimoard fue elegido por compromiso de ambas partes.

Guy volvió a ser legado papal, ahora en la Península Itálica, durante 1368 y 1369, y se reunió brevemente con su sobrino, el futuro Clemente VII. Ambos fueron testigos de un diploma imperial de Carlos IV en Lucca el 28 de febrero de 1369. Allí Guy estableció su cuartel general mientras se desempeñó como "teniente [lit. titular] y vicario general" para el Imperio "en las regiones [lit. partes] de Italia", después de haber sido nombrado "por nuestro Cesár majestad" Carlos IV.[3]

Últimas misionesEditar

El 21 de diciembre de 1370, Guy realizó grandes elogios a Urbano V en sus exequias, en la iglesia de Notre-Dame-des-Doms en Aviñón. El 30 de diciembre, el cardenal Pierre Roger de Beaufort, fue elegido para suceder a Urbano. El 4 de enero, Guy le ordenó sacerdote y al día siguiente le coronó como Papa Gregorio XI.

Entre 1372 y 1373, Guy emprendió su legación final en la península ibérica, su segunda en aquella zona, para tratar de hacer la paz entre Carlos II de Navarra y Enrique II de Castilla. Murió sin retornar a su patria, en Lérida, el 25 de noviembre de 1373. Existen rumores de envenenamiento por Carlos II.[4]

NotasEditar

  1. En el documento papal que lo nombra arzobispo de Lyon, se apunta expresamente que tenía 27 años en el momento de su nombramiento. ([11 de octubre] de 1340).
  2. Un sermón de Clemente Vi, nunca publicado, indica ello. Se encuentra en la Biblioteca de Santa Genoveva, París.
  3. pro maiestate nostra cesarea in partibus Italie locum tenens et generalis vicarius
  4. Informado por Étienne Baluze, cuya fuente es Vitae paparum Avenionensium, ed. Guillaume Mollat, II (Paris, 1927), 328.

ReferenciasEditar

  • Setton, Kenneth M. Archbishop Pierre d'Ameil in Naples and the Affair of Aimon III of Geneva (1363–1364). Speculum, 28:4 (1953), 643–91. Para las referencias de Guy, véase fn. 7 en páginas 647 y 648.


Predecesor:
Guillaume de Sure
Arzobispo de Lyon
1340 - 1342
Sucesor:
Henri II de Villars
Predecesor:
Guillaume de Sure
Primado de Francia
1340 - 1342
Sucesor:
Henri II de Villars
Predecesor:
Guillaume Pierre Godin
(in commendam desde 1336)
Cardenal presbítero de Santa Cecilia
1342 - 1350
Sucesor:
vacante
Predecesor:
Bernard d'Albi
Cardenal obispo de Porto-Santa Rufina
1350 - 1373
Sucesor:
Pietro Corsini
Predecesor:
Hélie de Talleyrand-Périgord
Decano del Colegio Cardenalicio
1364 - 1373
Sucesor:
Ángel de Grimoard