Hermano

uno o más individuos humanos que comparten uno o dos padres
(Redirigido desde «Hermana»)

El hermano o la hermana de una persona es otra que tiene, al menos, un mismo progenitor. Este término se utiliza generalmente para referirse a dos o más personas genéticamente emparentadas, aunque no necesariamente este tiene que ser el caso, puesto que puede haber uno o más hermanos que hayan sido adoptados por sus padres (hermanastros).

En la mayoría de las sociedades del mundo los hermanos usualmente crecen juntos y pasan juntos gran parte de la niñez y juventud, por lo que pueden tener conflictos. La cercanía y el trato que los hermanos tengan entre sí estarán marcados por el desarrollo de fuertes asociaciones emocionales tales como amor y enemistad. El lazo entre hermanos es a menudo muy complicado y a veces está influido por factores tales como el trato de los padres, el orden de nacimiento, la gente y las experiencias vividas fuera de la familia.[cita requerida]

El término se usa también para definir a los miembros de una comunidad religiosa (por ejemplo, muchas de las órdenes católicas) o una confraternidad (por ejemplo, la francmasonería) o una cofradía.[1]

Origen del términoEditar

La palabra española «hermano» (como el catalán germà y el portugués irmão) se originan en la palabra latina "germanus". Como «germen», viene de geno o gigno, que significa ‘carnal’ (en el sentido de pariente consanguíneo); también significa ‘verdadero’ y ‘exacto’.

Frater germanus = ‘hermano carnal’.

Soror germana = ‘hermana carnal’.[cita requerida]

Tipos de hermanosEditar

Hermanos enterosEditar

Los hermanos enteros, hermanos carnales[2]​ o hermanos plenos, son hermanos que comparten ambos padres (biológicos o adoptivos).

Medios hermanosEditar

Son los hermanos que comparten solo uno de los dos progenitores (ya sea biológica o adoptivamente). Se habla de medios hermanos o medio hermanos, cuando no se desea especificar si el vínculo es paterno o materno. A su vez, pueden ser:

  • hermanos de madre o hermanos uterinos,[3]​ los hijos de una misma madre que tienen diferente padre;
  • hermanos de padre o hermanos consanguíneos[4]​ o hermanos agnados,[5]​ los hijos de un mismo padre que tienen diferente madre.

HermanastrosEditar

Un hermanastro, según el Diccionario de la Lengua Española es, en primera acepción, el «hijo del padrastro o de la madrastra de una persona».[6]​ En una segunda acepción, incluye a los medios hermanos, que comparten uno de los padres. Sin embargo, esta segunda acepción es rechazada por algunos genealogistas. Se basan para ello en que el parentesco entre dos personas se debe designar por el término que exprese la relación más próxima que exista entre ellas, y por tanto, los términos que denotan parentesco más lejano (como es el caso de «hermanastro» respecto a «hermano» y «medio hermano») se aplican restrictivamente. Así, Jaime de Salazar y Acha previene del «error, que tanto se advierte actualmente, de denominar como hermanastros a los que en realidad son medios hermanos; es decir, a aquellos hermanos que solo tienen en común a uno de los progenitores. Los hermanastros son, sin embargo, los hijos de uno de los cónyuges respecto a los hijos del otro, es decir: que no tienen ningún parentesco de consanguinidad, sino de afinidad.[7]

Hermanos de lecheEditar

Un hermano de leche o collazo[8]​ es el «hijo de una nodriza respecto del ajeno que ésta crio, y viceversa». Análogamente a lo dicho sobre los hermanastros, solo se habla de parentesco de leche o nutricio cuando no existe el de consanguinidad. No tiene incidencia a efectos jurídicos, pero tradicionalmente tenía una consideración social semejante a la del parentesco de afinidad. La ley islámica (sharia) precisa en qué condiciones la lactancia no materna constituye parentesco nutricio (rada'a) y asimila este a la consanguinidad, prohibiendo el matrimonio entre los hermanos de leche o mahram.

Hermanos espiritualesEditar

Los hermanos espirituales o hermanos de ahijamiento son los hijos del padrino o de la madrina o los ahijados del padre o de la madre. Es el equivalente al término inglés Godbrother. No aparece en el diccionario español y no tiene incidencia a efectos jurídicos, pero tiene una gran consideración social.

Roles de género entre hijos y padresEditar

Siempre ha habido algunas diferencias entre los hermanos, especialmente entre los de distinto sexo. A menudo, los hermanos de distinto sexo pueden considerar que las cosas son injustas porque a su hermano o hermana se le permite hacer ciertas cosas debido a su género, mientras que a ellos les toca hacer algo menos divertido o simplemente diferente. McHale y su colega realizaron un estudio longitudinal con niños de mediana edad y observaron el modo en que los padres contribuían a las actitudes estereotipadas de sus hijos. En su estudio, los experimentadores analizaron dos tipos diferentes de familias, una con hermanos del mismo sexo y otra con hermanos de distinto sexo, así como el orden de nacimiento de los niños.[9]​ El experimento se realizó mediante entrevistas telefónicas, en las que los experimentadores preguntaban a los niños sobre las actividades que realizaban a lo largo del día fuera de la escuela.[9]​Los experimentadores descubrieron que en los hogares en los que había niños de ambos sexos y el padre tenía valores tradicionales, los niños también tenían valores tradicionales y, por lo tanto, también desempeñaban papeles basados en el género en el hogar.[9]​ En cambio, en los hogares en los que el padre no tenía valores tradicionales, las tareas domésticas se dividían de forma más equitativa entre sus hijos.[9]​ Sin embargo, si los padres tenían dos hijos varones, el más joven tendía a ayudar más en las tareas domésticas, pero al llegar a la adolescencia el más joven dejaba de ser tan útil en la casa. Sin embargo, la educación puede ser un factor de confusión que afecta tanto a la actitud del padre como al comportamiento de los hermanos, y las actitudes de la madre no tuvieron un impacto notable.[9]

Efecto WestermarckEditar

El antropólogo Edvard Westermarck descubrió que los niños que se crían juntos como hermanos son insensibles a la atracción sexual entre ellos más adelante. Esto se conoce como el efecto Westermarck. Puede observarse en familias biológicas y adoptivas, pero también en otras situaciones en las que los niños se crían en estrecho contacto, como el sistema de kibbutz israelí y el matrimonio chino shim-pua.[10][11]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. DRAE, s.v. «hermano».
  2. DRAE, s.v. «hermano carnal».
  3. DLE, s.v. «hermano uterino»
  4. DLE, s.v. «hermano consanguíneo».
  5. DLE, s.v. «agnado».
  6. DLE, s.v. «hermanastro»;
  7. Salazar y Acha, Jaime de (2006). Manual de genealogía española. Madrid: Hidalguía. p. 115. 
  8. DRAE, s.v. «collazo».
  9. a b c d e McHale, SM; Crouter, AC; Tucker, CJ (julio de 1999). Child development (en inglés) 70 (4): 990-1004. PMID 10446731. 
  10. Westermarck, E.A. (1921). The history of human marriage, 5th edn. London: Macmillan, 1921.
  11. Arthur P. Wolf (1970). «Childhood Association and Sexual Attraction: A Further Test of the Westermarck Hypothesis». American Anthropologist (en inglés) 72 (3): 503-515. JSTOR 672994. doi:10.1525/aa.1970.72.3.02a00010. 

Enlaces externosEditar