Abrir menú principal

Hermandad de las Angustias (Córdoba)

La Pontificia, Real y Centenaria Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias es una hermandad de la Semana Santa de Córdoba que procesiona el Jueves Santo junto al Nazareno, el Caído, la Sagrada Cena, El Esparraguero, La Caridad y la Buena Muerte. Se trata de la Hermandad cordobesa más antigua y que más tiempo lleva procesionando de manera ininterrumpida. Cabe destacar la autoría de su imagen titular de Juan de Mesa.

Nuestra Señora de las Angustias (Córdoba)
Escudo Hdad. de las Angustias.png
Sede canónica Iglesia Conventual de San Agustín
Localidad Flag of Córdoba, Spain.svg Córdoba
País EspañaFlag of Spain.svg España
Fundación 1558
Titulares Ntra. Señora de las Angustias Coronada
Imágenes Nuestra Señora de las Angustias Coronada
Hermano Mayor Antonio Carlos Susín Cabello
Túnica Túnica negra, cubrerrostro negro con muceta morada, capa negra y cíngulo morado y dorado.
Procesiones
Día y hora Jueves Santo, 18:45
Duración 7 horas y 15 minutos

HistoriaEditar

Aunque la cofradía se echó a andar en el siglo XVI, uno de sus momentos más trascendentes llega en la primera mitad del siglo XVII, cuando se decide encargar las actuales imágenes. Es probable que el primer titular fuera un cuadro en que se representaba a la Virgen abrazada a Cristo muerto. El lienzo, conocido como cuadro fundacional, se encuentra expuesto en la parte superior del retablo de Nuestra Señora de las Angustias en la iglesia de San Agustín.

En 1626 la hermandad encargó la hechura de sus titulares al escultor Juan de Mesa y Velasco, cordobés afincado en Sevilla. El provincial de los agustinos, Fray Pedro Suárez de Góngora, antiguo prior de San Agustín, fue el intermediario en la operación. Juan de Mesa falleció el 26 de noviembre de 1627, cuando terminaba las imágenes. Su testamento así lo atestigua: "Estoy obligado a hacer una Virgen de la Soledad o Angustias para el convento de San Agustín de Córdoba, a la cual no le faltan tres días de trabajo".

Las imágenes, las más valiosas artísticamente de la Semana Santa cordobesa, se bendijeron el 18 de marzo de 1628 en San Agustín, sede de la hermandad. Los críticos de arte aseguran que se trata de una de las Piedades más hermosas de la cristiandad, a pesar de su peculiar composición. Sólo se conoce una restauración del grupo escultórico, la que realizó el profesor Peláez del Espino en 1976. Ese año la cofradía no hizo estación de penitencia el Jueves Santo, debido al delicado estado de conservación de la Virgen.

Nuestra Señora de las Angustias es una imagen de talla completa aunque pensada para vestir, sedente, que aparece con el rostro bañado en lágrimas (cinco en total). Muestra una sensación de dolor absoluto, que sin embargo no consigue ocultar su singular y delicada belleza, en la que se han extasiado miles de cordobeses a lo largo de los siglos. En su regazo porta la imagen de Cristo muerto, que destaca por su espléndida anatomía y por su unción sacra. El prodigioso brazo derecho cae a los pies de la Virgen , mientras el izquierdo se extiende de manera rígida a la izquierda de la Madre. Aunque se han propuesto otras disposiciones, algunas de las cuales se han ensayado incluso en procesión, una serie de cuadros de los siglos XVII y XVIII muestran que las imágenes siempre se han venerado tal y como hoy se encuentran, por lo que la hermandad las ha mantenido así. La Virgen sostiene una espina en su mano derecha, como si la hubiese acabado de sacar de una de las cejas del Señor, donde se puede ver la señal. Con la mano izquierda sostiene la conmovedora cabeza del Cristo.

La Virgen de las Angustias luce una magnífica corona de plata cincelada por Rafael Peidró y bendecida en 1953. Tiene dos mantos: uno negro bordado en 1817 y reformado en 1958 y otro morado, bordado en oro por las Adoratrices en 1976.

Imágenes TitularesEditar

  • Nuestra Señora de las Angustias Coronada:

Esta composición sería la última del gran maestro de la Semana Santa andaluza. Una imagen llena de pasión y fuerza, como era habitual en Juan de Mesa.

Las dos imágenes que componen este grupo están talladas por separado. El Cristo posee todas las características de la obra de Juan de Mesa en este campo, es decir, un rostro en el que se observan todos los ademanes de una persona que acaba de fallecer y además con una muerte violenta, como fue la de Jesucristo. El brazo izquierdo se encuentra en una posición natural teniendo en cuenta la situación. Es el brazo derecho el que presenta una posición algo más antinatural, quizá reflejo de el deseo de la madre que lo está sosteniendo de obtener un abrazo del cuerpo sin vida de su hijo. Este detalle hace creer a algunos expertos que quizás la figura del Cristo no fuera tallada ex profeso para este conjunto.

La imagen de la Virgen es también de una extraordinaria calidad. Esta se encuentra con su hijo muerto en su regazo tras haber fallecido en la cruz y haber sido descendido de la misma. El rostro tiene multitud de pequeños detalles que reflejan todos los matices de lo sufrido por ella. Su rostro aparece enrojecido, fruto de todo el dolor sufrido durante este proceso. La Virgen aparece con el ceño fruncido, pero no es algo especialmente exagerado, son solo leves detalles. Gran cantidad de lágrimas resbalan por su rostro, algo que una Virgen dolorosa debe tener siempre. Este conjunto es uno de los más queridos en la ciudad, además de despertar una gran devoción entre los cordobeses.

Acompañamiento musicalEditar

Actualmente es acompañada por la Banda de música de El Saucejo de Sevilla .

ItinerarioEditar

Recorrido 2017Editar

  • Itinerario de ida: Salida- San Agustín, Reja Don Gome,Muñoz Capilla, Fernán P. Oliva, Gutiérrez de los Ríos, Plaza de San Pedro, Lineros, P. Ribera, Ronda de Isassa..
  • Itinerario de vuelta: Cardenal González, San Fernando, Diario de Córdoba, Capitulares, San Pablo, Pza San Andrés, H. López Diéguez, Reja Don Gome, Entrada.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar