Abrir menú principal

Hernando Colón

Segundo hijo de Cristóbal Colón

Hernando o Fernando Colón y Enríquez de Arana (Córdoba, 15 de agosto de 1488-Sevilla, 12 de julio de 1539) fue un bibliógrafo y cosmógrafo español, hijo de Cristóbal Colón y hermano de Diego Colón. Acompañó a su padre en el cuarto viaje a América y posteriormente a su hermano Diego y escribió la Historia del almirante en honor a su padre.

Hernando Colón
Hernando Colón.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Hernando Colón y Enríquez de Arana
Nacimiento 15 de agosto de 1488jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Córdoba (Corona de Castilla) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 12 de julio de 1539jul. Ver y modificar los datos en Wikidata (50 años)
Sevilla, Corona de Castilla
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Cristóbal Colón y Beatriz Enríquez de Arana
Familiares Diego Colón (medio hermano)
Información profesional
Ocupación Explorador, bibliotecario, biógrafo y pintor Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Hernando Colón signature.jpg
Tumba de Hernando Colón en la catedral de Sevilla con los cuatro libros que escribió y la leyenda "A Castilla y León Nuevo Mundo dio Colón".

BiografíaEditar

Infancia y paje realEditar

Hernando nació en Córdoba, fruto de la relación de su padre Cristóbal Colón y de la cordobesa Beatriz Enríquez de Arana. Su padre se encontraba en la ciudad buscando financiación para su viaje, ya que los Reyes Católicos vivían en el Alcázar. Por lo tanto, el joven pasó sus primeros años de vida en la ciudad.

Tras el regreso de su padre Cristóbal Colón de su primer viaje a América, y a pesar de ser considero hijo ilegímito, Hernando confirmó sus privilegios y tanto él como su hermano Diego fueron presentados en la corte a principios de 1494 y se convirtió en paje del heredero a la Corona española, el príncipe Juan de Aragón, recibiendo la misma educación que el mismo heredero al trono. Esta esmerada formación influenciará mucho a Hernando especialmente en su faceta como bibliófilo. El 4 de octubre de 1497, el príncipe Juan muere y queda libre como paje, ayudando a su padre a organizar los preparativos del tercer viaje a América. No obstante, el viaje se retrasa y tras las tensiones, decide regresar a la corte como paje de la mismísima reina Isabel la Católica el 18 de febrero de 1498 en Alcalá de Henares.[1]

Viajes a AméricaEditar

Con su padre Cristóbal (1502-1504)Editar

Su padre Cristóbal regresa destituido como virrey y apresado, volviendo a ver a sus hijos a mediados de diciembre de 1500 en Granada. No obstante, al contar Hernando con casi catorce años, se decidió a acompañar a su padre en su cuarto viaje a América, abandonando las costas gaditanas el 11 de mayo de 1502. Hicieron una breve parada en las Islas Canarias y llegaron a América en tan solo veintiún días. A finales de julio alcanzaron las costa de la actual Honduras tras sortear múltiples peligros en la mar; Colón incluso habla de las calamidades que su hijo debe pasar siendo tan joven:

“El dolor del hijo [Hernando] que yo tenía allí me arrancaba el ánimo, y más por verle de tan nueva edad de trece años en tanta fatiga”.

Hernando también hablará de este viaje en la Historia del almirante. A finales del año recorren la costa de Veragua y el istmo de Panamá hasta el golfo de Darién, hasta decidir regresar a la Española. A finales de junio de 1503 se encuentran en la bahía de Santa Ana, en Jamaica, donde encallan los dos barcos que les quedaban y tardarán un año hasta poder llegar a Santo Domingo y finalmente, de vuelta en Sanlúcar de Barrameda el 7 de noviembre de 1504.[2]

Con su hermano Diego (1509)Editar

Tras la muerte de de su progenitor, Hernando regresó al Nuevo Mundo en 1509 junto a su hermano Diego, ya que este había sido nombrado gobernador de La Española. Sin embargo, Hernando regresó a España dos meses después con el fin de defender los intereses familiares durante los Pleitos Colombinos.[3]

Estancia en CastillaEditar

Hernando Colón fue el elemento más activo durante la celebración de los Pleitos Colombinos, en la que se discutieron los derechos de la familia Colón en América. Su postura fue bastante firme hasta el final de sus días y defendió a su hermano Diego en relación a la gobernabilidad de todos los territorios conquistados. Tras la muerte de su hermano en 1526 perderá bastante influencia y en 1535 el nombre de la familia Colón se hallaba en su peor momento. Será entonces cuando, entre 1536 y 1539, Hernando escriba Historia del almirante para honrar la memoria de su padre.

Hernando Colón murió en Sevilla, en su casa ubicada en la puerta de Goles el 12 de julio de 1539 y fue enterrado en la nave principal de la catedral de esta ciudad, donde siguen sus restos actualmente bajo la leyenda "A Castilla y a León Mundo Nuevo dio Colón".[4]​ En su testamento estipuló que su biblioteca se conservaría en su casa, pero la casa y otras propiedades de Hernando Colón fueron embargadas y subastadas públicamente para reembolsar sus deudas. Sus herederos optaron por ceder la biblioteca al Convento de San Pablo el Real (Sevilla). Finalmente tras un pleito planteado por el Cabildo de la Catedral de Sevilla ante la chancillería de Granada, los libros pasaron a ser depositados en la Biblioteca Colombina de la Catedral de Sevilla.[5]

CosmógrafoEditar

Hernando Colón fue un afamado cosmógrafo. Adelantó la solución al problema de la medida de la longitud geográfica en el mar, indicando que este se resolvería llevando a bordo un reloj con la hora del punto de partida.[6]

Los códices 10-1-2 y 10-1d-3 de la Biblioteca Colombina de Sevilla contienen su Descripción y Cosmografía de España, obra también denominada Itinerario. Con este ambicioso proyecto geográfico comenzado en 1517, Colón pretendió "hazer la cosmografía de España y en ella escribir todas las particularidades y cosas memorables". Según Juan Pérez, su criado, para ello "fue necesario enviar por todos los pueblos de España algunas personas que informasen en cada pueblo de los vecinos que había y de todo lo demás que en él hobiese dino de memoria y habida la información la truxiesen por fee de escribanos e de testigos fidedinos".[6]

 
Vista de Sevilla en 1585, conservado en la Biblioteca Nacional, que muestra la casa de Hernando Colón en primer término en la puerta de Goles.

Esta obra quedó repentinamente interrumpida: el 13 de junio de 1523, una provisión real del Consejo de Castilla ordenaba al corregidor de Córdoba que se les retiraran a Hernando Colón y sus colaboradores los permisos para la realización del trabajo.[6]

BibliófiloEditar

Preocupado por la cultura y el pensamiento de su época, Hernando Colon dedicó su tiempo y su fortuna a reunir una de las más grandes bibliotecas del Renacimiento.

«Tuvo también don Hernando, mi señor, ... muy grande deseo de allegar muchos libros y aún todos los que pudiese hallar como lo puso por obra, y allegó y puso en su librería todos los más que hasta su tiempo se imprimieron, y dejó renta para que siempre se comprasen los que demás se hallasen. Este deseo que tuvo tan intenso, fue y es digno de grande admiración, y de él resulta y siempre se seguirá provecho incomparable, aunque muchos inconsideradamente se han engañado, no advirtiéndolo, pareciéndoles que sería mejor que estos dineros y tiempo, que en esta tan santa obra empleó, los empleara en cetrerías o en otros ejercicios de caballeros...»
Memorial de Juan Pérez
 
Historia del Almirante, publicada en 1571 a título póstumo.

Así, entre 1509 y 1539 recorrió gran parte de Europa buscando obras impresas y manuscritas para su colección, una biblioteca de corte universal que sirviese de instrumento de trabajo a los estudiosos e investigadores. Pero no solamente compraba libros, sino que también los leía, los catalogaba y los resumía. Además anotaba el precio de cada uno, dónde lo compró o quién se lo regaló. Este catálogo es conocido como el Libro de los Epítomes. Durante mucho tiempo se ha considerado perdido, pero se ha encontrado por casualidad en 2019 en Copenhague.[7]Nicolás Antonio en su Bibliotheca Hispana Nova (1783) dijo de Hernando Colón: «Allí (junto a la Puerta Real, llamada anteriormente de Goles) reunió y organizó, con grandes gastos y mayor interés, una biblioteca riquísima de casi todos los libros que entonces estaban impresos, además de muchos códices manuscritos; en vida, con el uso se familiarizó con ellos y al morir la dejó a la Iglesia Hispalense, a la que también entregó su cuerpo para que le dispensasen los ritos cristianos y sepultura en un lugar honorabilísimo».

La Biblioteca Colombina –o Hernandina como quiso llamarla su creador- llegó a alcanzar los 15.000 volúmenes, de los cuales –desgraciadamente- sólo ha llegado hasta nosotros una quinta parte, entre ellos 1.250 incunables y 636 manuscritos, que se conservan en la Institución Colombina. La gran colección de grabados se dispersó, posiblemente para pagar deudas. En 2004, la Fundación La Caixa organizó una exposición sobre dichos grabados, con colaboración del Museo Británico de Londres.

Hernando dejó dispuesto en su testamento que todos sus libros llevasen una nota a modo de ex libris: «Don Fernando Colón, hijo de Don Cristobal Colón, primer Almirante que descubrió la India, dejó este libro para uso e provecho de todos sus prójimos, rogad a Dios por él».

Historia del AlmiranteEditar

Hernando Colón escribió una obra sobre la vida y viajes de su padre que hoy se conoce como la Historia del Almirante. Hernando no llegó a publicarla y, a su muerte en 1539, el manuscrito pasó a su cuñada María de Toledo, esposa de Diego Colón. Posteriormente, Luis Colón (hijo y heredero de Diego) se lo entregó al genovés Baliano de Fornari, al parecer en pago de una deuda. Fue Fornari el que lo llevó a Venecia, donde se imprimió finalmente en 1571, con el título de Historie del S.D.Fernando Colombo; nelle s'ha particolare et vere relatione della vita e de fatti dell'Almiraglio D. Christoforo Colombo suo padre. La traducción del castellano al italiano la realizó Antonio de Ulloa.[8]

En el texto se distinguen dos partes claramente definidas: una primera que esboza la biografía de Cristóbal Colón y una segunda que narra los viajes del Almirante a las Indias.[4]​ Más precisamente, el contenido de la obra es el siguiente:

  • Capítulos 1 a 14: Biografía de Cristóbal Colón hasta 1492
  • Capítulos 15 a 41: Primer Viaje de Colón
  • Capítulo 42: Colón en la Península en 1493
  • Capítulo 43: Transcripción de las Capitulaciones de Santa Fe y de un privilegio real de confirmación fechado a 28 de mayo de 1493
  • Capítulos 44 a 63: Segundo Viaje, incluyendo en el capítulo 61 la "relación de fray Ramón Pané" sobre las costumbres de los indios
  • Capítulo 64: Colón en la Península en 1497-98
  • Capítulos 65 a 86: Tercer Viaje
  • Capítulo 87: Colón en la Península en 1500-02
  • Capítulo 88 a 108: Cuarto Viaje
  • Capítulo 108: Últimos años de Colón (1504 - 1506)

Existen dudas entre los historiadores sobre la autenticidad y fiabilidad de la obra, sobre todo de la primera parte. Antonio Romeu de Armas ha afirmado que la narración de los Viajes en la Historia es veraz y precisa pero que la parte biográfica es falsa e inventada. En su opinión el manuscrito de Hernando Colón sólo contenía la parte relativa a los viajes mientras que la pseudo-biografía de Colón fue añadida después por un autor desconocido. Otros historiadores defienden la autoría de Hernando sobre el conjunto de la obra y echan la culpa de los errores a simples despistes o a fallos del traductor; otros opinan, al contrario, que ni una sola palabra fue escrita por Hernando Colón.[4][9]

Entre los errores y omisiones más evidentes de la Historia del Almirante se destacan las siguientes:[4][10]

  • no aclara el lugar de nacimiento de Colón;
  • atribuye a Colón una ascendencia noble que hoy se estima inexistente;
  • afirma que Colón estudió en la Universidad de Pavía, cosa también considerada falsa hoy día;
  • ubica el puerto andaluz de Palos en Portugal;
  • afirma que Colón estaba viudo cuando dejó Portugal.

En general se considera que la Historia es una obra parcial, no objetiva, encaminada a enaltecer la figura de Colón y criticar a sus detractores y rivales. En particular ataca duramente a Gonzalo Fernández de Oviedo, cronista oficial de Indias, y a los hermanos Pinzón, co-descubridores de América.[4]

BibliografíaEditar

Ediciones de la Historia del Almirante
  • Colón, Hernando (1892). Historia del almirante Don Cristóbal Colón. Madrid: Imprenta Tomas Minuesa.  Tomo 1 Tomo 2
Bibliografía secundaria

ReferenciasEditar

  1. Josefina Mateu lbars: Hernando Colón. Una biblioteca excepcional, la de Hernando Colón (1488-1539) y la actual edición de su "Catálogo concordado". Sevilla, 1993. Universidad de Barcelona. Consultado el 25 de diciembre de 2011
  2. «Hernando Colón | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 22 de agosto de 2019. 
  3. Irving, Washington (1828). A history of the life and voyages of Christopher Columbus, Volume 3. New York, New York: G. & C. Carvill. p. 232.
  4. a b c d e CARRERA DÍAZ, Manuel (2006). «Introducción». Historia del Almirante. Planeta. ISBN 84-08-06680-3. 
  5. Archivo Histórico Provincial de Sevilla (20 de octubre de 2014). «Hernando Colón. Datos para su biografía.». Consultado el 22 de octubre de 2014. 
  6. a b c Artehistoria: Hernando Colón, cosmógrafo.
  7. «Hallado en Copenhague un manuscrito perdido de la biblioteca de Hernando Colón, hijo del descubridor». abc. 1 de abril de 2019. Consultado el 21 de agosto de 2019. 
  8. THOMAS, Hugh (2006). «Prólogo». Historia del Almirante. Planeta. ISBN 84-08-06680-3. 
  9. ARRANZ MÁRQUEZ, Luis (2006). Cristóbal Colón: misterio y grandeza. Editorial Marcial Pons Historia. ISBN 8496467236. , pág.35
  10. Rumeu de Armas, Antonio. La época de Hernando Colón y su Historia del Almirante. pp. 7-25. Consultado el 15 de agosto de 2015. 

Enlaces externosEditar