En la mitología griega, Hirieo (Ὑριεύς) es el padre de Nicteo y Lico, e hijo de Alcíone y Poseidón.

Otro personaje llamado Hirieo, rey epónimo de la ciudad beocia de Hiria, no tenía hijos y era viudo cuando se convirtió en el padre de Orión.

En su Descripción de Grecia, Pausanias alude a un tesoro erigido en Orcómeno, llamado precisamente tesoro de Hirieo, cuya construcción atribuye a Trofonio y Agamedes, edificio del que narra una leyenda.[1]

Notas y referenciasEditar