Hispano flamenco

(Redirigido desde «Hispanoflamenco»)
Virgen de los Reyes Católicos, de maestro anónimo, 1490.

Hispano flamenco es un término con el que la historiografía[1] designa la estrecha relación entre la cultura y el arte del espacio conocido impropiamente como Flandes (en realidad el Estado borgoñón) y la Monarquía Hispánica de la época de los Reyes Católicos (1469-1516), aunque realmente la relación se produjo especialmente con la Corona de Castilla y se extendió durante todo el Antiguo Régimen.[2]

La relación tenía una fuerte base política, social y económica, que se remontaba al menos hasta el siglo XIV, cuando la crisis bajomedieval, la guerra de los cien años y la apertura de las rutas marítimas abrieron un periodo histórico caracterizado por el predominio de la lana castellana (propiedad de la alta nobleza y las instituciones eclesiásticas que controlaban la Mesta) en el mercado textil de las pujantes ciudades burguesas de Flandes, en perjuicio de la lana inglesa. No es casual que la red de enlaces debidos a la diplomacia matrimonial diera como resultado que la casa de Habsburgo terminara gobernando ambos territorios.

No sólo los tapices flamencos llegaron por los puertos cantábricos a España, sino también la pintura de los llamados primitivos flamencos. En general se produjo un predominio del gusto flamenco frente al gusto italiano que a su vez llegaba por los puertos mediterráneos de la Corona de Aragón, más conectada con la Italia de la época, en plena explosión estética del Renacimiento.

Ventana del Palacio de Cogolludo (1492-1502).

Índice

Arquitectura hispano flamencaEditar

Frente a las formas clásicas del renacimiento italiano, la arquitectura del denominado gótico hispano flamenco o gótico isabelino es una evolución de las formas del gótico final, además de presentar características locales que se pueden atribuir a la pervivencia del arte mudéjar.

No obstante, también se usa la denominación renacimiento hispano flamenco, dado que tanto el foco italiano como el flamenco, especialmente en pintura, son co-protagonistas de la revolución artística del siglo XV.

A las pervivencias del gótico clásico (francés) y a las adiciones del gótico nórdico, la arquitectura hispano-flamenca añade estructuralmente algunas, aunque escasas, novedades, como la variedad en el empleo de bóvedas y arcos, donde se recreó la habilidad técnica de los canteros-entalladores en estrecha coordinación con los arquitectos; a lo que se sumaba un rico repertorio decorativo ecléctico con origen en lo mudéjar, lo flamenco y lo germano.[3]

Los dos focos castellanos desde donde maestros catedralicios de origen nórdico difundirán nuevas escuelas de cantería fueron Toledo (Hanequin de Bruselas y Juan Guas) y Burgos (hermanos Colonia -Francisco de Colonia y Simón de Colonia, hijos de Juan de Colonia-). También en el reino de Valencia (Enrique Alemán, Juan de Valenciennes y Raulines Vauster, a los que hay que sumar la personalidad local de Guillén Sagrera). Otras presencias foráneas en puntos como Barcelona, Lérida, Oviedo, León o Sevilla, fueron más efímeras. Entre los arquitectos locales (algunos provenientes de familias nórdicas) destacaron los Egas, los Siloé, Juan de Rasines o Juan Gil de Hontañón.[4]

 
Virgen de la mosca de la Colegiata de Toro, atribuida a distintos autores hispanoflamencos (Michel Sittow, Fernando Gallego, Maestro de Segovia y Maestro de la Santa Sangre), datada entre 1518 y 1525.

Pintura hispano flamencaEditar

En pintura, tras el estilo elegante y refinado denominado gótico internacional, que también proviene de la influencia francesa y flamenca (Nicolás Florentino y Nicolás Francés en Castilla, Lluís Borrasà y Pere Nicolau en Aragón)[5] el estilo hispanoflamenco se caracteriza por un gran realismo y la profusión de detalles, permitidos por la nueva técnica del óleo. Los colores son vivos, los trazos vigorosos, los fondos dorados (en ocasiones junto con el pastillaje -modelado de joyas o guirnaldas en yeso recubierto de pan de oro- y cartelas identificativas en letra gótica[6] ), y las escenas y expresiones de intenso dramatismo.[7] Se introducen paisajes y arquitecturas, aunque sin una utilización lineal de la perspectiva en la determinación de las proporciones.[8] Es característica una representación almidonada, artificial o plegada de las ropas, que hay quien atribuye no sólo a cuestiones estéticas, sino al reflejo de las características comerciales de la relación entre ambos espacios.[9] Juan de Flandes y Michael Sittow fueron los principales pintores de corte de Isabel la Católica (retablo de Isabel la Católica); y hubo otros como Juan de Borgoña abierto a las fórmulas renacentistas italianas. Entre los pintores locales identificados con la escuela hispano flamenca están los castellanos Diego de la Cruz, Fernando Gallego o Bartolomé Bermejo. El estilo puede verse también en los pintores de la corona de Aragón (Jaime Huguet, Luis Dalmau, Jacomart),[10] o en los del reino de Portugal (Nuno Gonçalves). También ocurrió que pintores castellanos reflejaron la influencia italiana, como Pedro Berruguete, quien no obstante, a su vuelta a España utilizó las convenciones del estilo hispano-flamenco que el gusto de su clientela prefería.

 
Cristo en la columna con cuatro santos, atribuido a Juan de Borgoña, h. 1500-1510.
 
Retablo mayor de la Cartuja de Miraflores, edificio de Juan de Colonia y Simón de Colonia (1454-1484). La talla en madera es de Gil de Siloé, y el policromado y dorado de Diego de la Cruz (1496-1499). Los sepulcros en piedra son también obra de Gil de Siloé (1489-1493).

Escultura hispano flamencaEditar

En escultura, fue característica la presencia de maestros del norte de Europa (no sólo flamenco-borgoñones, sino también alemanes -Rodrigo Alemán, los Colonia-) que establecieron sus talleres en Castilla y formaron escuelas locales de las que salieron maestros castellanos que evolucionaron hacia la escultura renacentista, como los Egas, Juan Guas, Sebastián de Almonacid,[11] Felipe Bigarny o Gil de Siloé. También los maestros de la corona de Aragón desarrollaron en el siglo XV un estilo que presenta influencia flamenca, a pesar de los mayores contactos con Italia (Jaime Cascalls, Pere Johan, Guillem Sagrera). En Navarra fue muy importante la actividad de Janin Lomme de Tournai.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Término acuñado por José María de Azcárate. Begoña Alonso Ruiz, Arquitectura Tardogótica en Castilla: Los Rasines, Universidad de Cantabria, 2003, ISBN 8481023043, pg. 23:

    En el tercer cuarto del siglo XV, el arte morisco y el flamenco -en virtud de las estrechas relaciones con Borgoña y Flandes-, coexisten en la corte castellana y la integración de ambas corrientes es lo que Azcárate señala como el fundamento del estilo "hispano-flamenco" caracterizado por su monumentalismo, la decoración fastuosa propia del mudejarismo y la desvirtuación de la funcionalidad de los elementos constructivos. Para el profesor Azcárate este estilo hispano-flamenco es el correspondiente artístico a la unidad política nacional; es un arte cortesano "peculiar" que supone "el canto de cisne de la arquitectura gótica hispana", "la fase barroca del estilo gótico en España". Sin embargo, debemos considerar que el término, válido para la pintura, no se ajusta en modo alguno a la realidad arquitectónica que quiere significar, ya que no se trata de una simbiosis de ambas culturas arquitectónicas, sino que hace referencia al trabajo en nuestro país de artistas bretones, flamencos y germanos. Flamenco no significa invariablemente flamígero y flamígero no es exclusivo de Flandes.



  2. Continuó en el siglo XVI (preferencia de Felipe II por pintores como El Bosco) y el XVII (la figura de Rubens). Véase Arte de la Edad Moderna.
  3. Begoña Alonso Ruiz Arquitectura tardogótica en Castilla: los Rasines, pg. 28-29.
  4. Begoña Alonso, op. cit., pg. 29-30
  5. Emilio Mitre, La España Medieval: Sociedades, Estados, Culturas, AKAL, 1979, ISBN 8470900943, pg. 325.
  6. Artehistoria, "Hispanoflamenco", op. cit.
  7. Sebastián Quesada Diccionario de civilización y cultura española, pg. 185.
  8. Artehistoria, op. cit.
  9. http://web.archive.org/web/http://www.aguainfant.com/arte/htm/virgen-nino/hisp-flam-caracter.htm
  10. La influencia flamenca en Valencia y Aragón, Museo Nacional de Arte de Cataluña.
  11. http://www.tesisenxarxa.net/TESIS_UM/AVAILABLE/TDR-0402109-133519//GarciaLeon08de14.pdf pg. 452. http://www.pueblos-espana.org/castilla+la+mancha/toledo/torrijos/ Cita como fuente Historia de Torrijos de Jesús María Ruiz-Ayúcar.
  12. Sillería - El Coro en lacalzada.com

Enlaces externosEditar