Abrir menú principal

Historia del Club Deportivo Tenerife

La historia del Club Deportivo Tenerife abarca desde 1912 hasta la actualidad. Es un club de fútbol español de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, fundado el 21 de noviembre de 1912 como «Sporting Club Tenerife». Actualmente juega en la Segunda División de España. La propiedad jurídica del club es de sociedad anónima deportiva tras entrar en vigor en 1992 la normativa de transformación que afectó a la práctica totalidad de clubes deportivos en España.

Cuenta con un total de 13 temporadas en Primera División, 42 en Segunda, 8 en Segunda B, 3 en Tercera y 40 en Regionales. Históricamente es el vigésimo octavo mejor equipo de España con 510 puntos y según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) fue el 137.º mejor equipo del siglo XX a nivel europeo.

Sus grandes hitos deportivos son dos quintos puestos en Primera División (temporada 1992-93 y 1995-96), la disputa de unas semifinales de la Copa del Rey contra el Celta de Vigo en la edición 1993-94, la disputa de unas semifinales de la Copa de la UEFA 1996-97 contra el FC Schalke 04 y la conquista del Trofeo Joan Gamper 1993, al derrotar al FC Barcelona por 3-1. Mantiene una intensa rivalidad con la Unión Deportiva Las Palmas, contra la que disputa el derbi canario.

HistoriaEditar

Orígenes y fundaciónEditar

La aparición del fútbol en Tenerife según los especialistas, se remonta a la última década del siglo XIX. Los marinos de la flota británica en sus descansos durante su estancia en la capital, realizaban y practicaban este deporte.[1]​ La aparición del fútbol de equipos en Santa Cruz surgió en 1902, cuando se forma el Club Inglés, una entidad constituida por ciudadanos de origen británico.[2]​ Tras la respuesta de los habitantes locales, se creó el Club Añaza, el cual se fusionó con el Nivaria Sporting Club en 1909, entidad de la que se formó el Tenerife Sporting Club.[2]

El 21 de noviembre de 1912 en los salones de la entidad Centro de Dependientes se celebró la reunión para constituir oficialmente el club y elegir la primera directiva.[3]

En los elegantes salones de la entusiasta entidad Centro de Dependientes se celebró antes de ayer noche la anunciada reunión á la que habían citado distinguidas y cultas personalidades de esta capital. Presidió el acto el Señor Santa Cruz. El número de concurrentes fue grandísimo, reinando entre todos, elevados entusiasmo de patriotismo y amor a esa fuente de riqueza que hemos dado en llamar tourismo. Hablaron los Señores Rodríguez Ortiz, Santa Cruz y Marti, conviniendo todos en la necesidad de constituir el Tenerife Sporting Club, ofreciendo al turista, toda clase de deportes.
Gaceta de Tenerife (22 de noviembre de 1912)[4]

En el acto se eligió a Juan Yanes Rodríguez como primer presidente del club, un concejal santacrucero del Partido Liberal. Apenas duró dos meses a cargo de la presidencia.[3]

La primera junta directiva estuvo formada por:[3]

  • Presidente: Juan Yanes Rodríguez
  • Vicepresidentes: Arturo Rodríguez Ortiz y Edmundo Caulfield
  • Secretario: Juan Bautista Acevedo
  • Tesorero: Manuel Beautell
  • Vocales: W. Wilson, Emilio Serra, Juan Martí, Enrique Albert, Juan Santa Cruz y Edgar Caulfield

Controversias sobre la fecha de fundaciónEditar

Cabe mencionar que, el 21 de noviembre de 1912 no siempre fue reconocido como la fecha oficial de fundación del club de fútbol. Al efecto, durante su existencia, distintas fechas han sido postuladas y reconocidas como las fundacionales, tanto oficial como extraoficialmente:

  • 8 de agosto de 1922: fecha reconocida por las últimas directivas del club[5]​ y por la Liga de Fútbol Profesional (LFP),[6]​ que corresponde a un cambio de nombre del club y la formación de una nueva directiva, dirigida por Mario García Cames.[3]​ No obstante, se llegaron a celebrar actos por el cincuentenario del club tanto en 1962 como en 1972.[7]​ En 2008 el club creó una comisión para investigar la fecha exacta de su creación, concluyendo que se produjo el 21 de noviembre de 1912 y que en 1922, simplemente, fue el cambio no de su nombre en sí, sino su denominación anglosajona de Sporting Club a Club Deportivo.[8]

Etapa en categorías regionales (1912-1953)Editar

El 21 de noviembre de 1912 se formó el Tenerife Sporting Club, nombrándose como primer presidente al tinerfeño Juan Yanes Rodríguez.[9]​ Quedó campeón de Canarias en tres temporadas consecutivas, en 1914, 1915 y 1916.[10]​ Siendo el único equipo de la competición en conseguir hacerlo.[10]​ Por otro lado, quedó subcampeón en las edicones de 1912 y 1913, aunque estas no fueron oficiales.[10][n. 1]​ En 1915 el club realizó su primer desplazamiento a la península ibérica, donde se midió al Sevilla F. C. y el Cádiz C. F., venciendo en ambos encuentros.[11]​ El 8 de agosto de 1922 se formó una nueva directiva y se cambió el nombre de la entidad a «Club Deportivo Tenerife».[3]​ Durante esos años el club no puede jugar ni viajar mucho a la península para enfrentarse a otros equipos, pues tiene que pagar grandes cantidades de dinero por la lejanía de las islas respecto a esta.[11]​ En el año 1925 se inauguró el actual Estadio Heliodoro Rodríguez López, con el nombre en ese entonces de Stadium.[12]

El Tenerife no pudo participar en las competiciones nacionales, ya que los equipos peninsulares se negaban a viajar a las islas por la larga distancia y costes que esto suponía.[13]​ Sin embargo, a finales de los años cuarenta cambió, con la recién creada Unión Deportiva Las Palmas, el Tenerife empezó a competir en torneos nacionales.[13]​ Mientras tanto, el fútbol canario se basaba en ligas locales e interinsulares. En el año 1931 la Federación Canaria se dividió en dos, quedando la Federación Tinerfeña de Clubs de Foot-ball y la Federación de Clubs de Foot-ball de Las Palmas.[13]

En 1945 se incendió la sede del club, se quemaron y perdieron todos los trofeos y documentos almacenados hasta el momento.[14]​ Un año después, se nombró como nuevo presidente a, el anteriormente jugador del equipo, Heliodoro Rodríguez López, y en 1949 se realizaron obras y se renovó gran parte de la cancha.[15]​ En 1950 el estadio cambió su nombre al actual, en reconocimiento al fallecido Heliodoro.[16]

El mismo año, los equipos de fútbol de Santa Cruz de Tenerife, viendo que la Unión Deportiva Las Palmas había accedido a Segunda División como resultado de la unión de algunos equipos de su isla, deciden ayudar al Tenerife en un proyecto en el que reúnen a varios de los considerados como «mejores jugadores» de la localidad.[17]​ Este dio como consecuencia la creación de la Unión Deportiva Tenerife, a través de una fusión entre el Club Deportivo Iberia y el Club Deportivo Price.[17]​ En 1953 la Unión abandonó la competición, entre otras cosas, porque el Tenerife dejó de apoyarla y buscar el ascenso por su parte.[17]

Ascenso a Segunda y un subcampeonato (1953-1960)Editar

 
Localización del archipiélago canario (en rojo) respecto a la península ibérica (en blanco).

El 31 de mayo de 1953, después de cuarenta años jugando en categorías regionales, ascendió a Segunda División tras superar en la promoción de ascenso al Orihuela Deportiva, ganando por 3-0 en casa y perdiendo 2-1 en el campo del Orihuela.[7]​ En la vuelta Carlos Muñiz, el primer entrenador, alineó a Cuco, Chicho, Isidoro, Perla, Villar, Servando, Óscar, Julio, Antonio, Méndez y Paquillo.[18]​ Julio, en dos ocasiones, y Paquillo fueron los goleadores del equipo blanquiazul.[18]

En la temporada 1953-54, el Tenerife conservó prácticamente el mismo bloque del ascenso, incluido el técnico Carlos Muñiz. El equipo blanquiazul debutó con derrota ante el Jerez por 2-1, pero una semana después estrenó su casillero de victorias en categoría nacional al imponerse por 1-0 al Linense, en el Heliodoro.[19]​ A partir de aquí, el Tenerife repitió en casa de manera que a cada dos partidos como local le seguían otros tantos como visitante.[19]​ Esta medida acallaba las quejas de los equipos peninsulares, siempre reacios a desplazarse hasta el Archipiélago, y les permitía saldar en un solo viaje sus enfrentamientos a domicilio ante la Unión Deportiva Las Palmas y el Tenerife. Su mejor puesto en la temporada fue el quinto y su peor fue el décimo.[19]​ Acabó sexto, pero se quedó cerca de meterse en la liga de ascenso. Además, goleó al Mallorca con un escandaloso 8-0 en la decimocuarta fecha del torneo.[20]​ Antonio «El Loco», con 20 goles, fue el máximo goleador del equipo y del campeonato.[21]

En la segunda campaña del Tenerife en la segunda categoría, la 1954-55, la directiva eligió a José Planas como sustituto de Carlos Muñiz, que no fue renovado.[22]​ El Tenerife se estancó entre los puestos decimotercero y decimocuarto de un grupo que entonces tenía sólo 16 equipos.[22]​ La cercanía de las posiciones de descenso originó un conato de crisis que fue resuelto a principios de diciembre con el cese de José Planas y la incorporación de nuevos directivos.[22]​ El club recuperó a Carlos Muñiz, que cogió al equipo decimotercero y a un punto del penúltimo, en la jornada 14.[22]​ El equipo mejoró y cerró el campeonato en novena posición.[23]Julio Alonso Arribas fue el máximo anotador de la categoría con 25 goles.[23]

La temporada 1955-56 fue la última de Domingo Pisaca Márquez en la presidencia.[24]​ El motivo, el enorme esfuerzo económico que en lo personal tuvo que hacer aquella directiva para afrontar la prolongada estancia en categorías nacionales.[24]​ El propio mandatario explicó en una entrevista, concedida al semanario Aire Libre, sentirse desamparado en el aspecto financiero ante la escasa aportación de las instituciones.[25]​ Por otro lado, en lo deportivo, el Tenerife, con Carlos Muñiz otra vez de técnico, fue noveno.[25]

 
Heriberto Herrera consiguió salvar al equipo en la temporada 1959-60.[26]

En 1956, la difícil situación económica caracterizó el año de mandato de José Badía Galván, sustituto de Domingo Pisaca al frente de la directiva blanquiazul. La institución confió en Diego Lozano para la dirección del primer equipo, que trabajó como entrenador-jugador.[27]​ El Tenerife logró la permanencia en la recta final del campeonato, gracias a tres victorias consecutivas.[28]​ Por lo demás, la temporada deparó también un trágico accidente del Málaga.[28]​ El vuelo que desplazaba a los andaluces hasta la isla se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en Los Baldíos, que se saldó con un aparatoso incendio y con la muerte de la inquilina de la casa donde se estrelló el avión.[28]

Antonio Perera Hernández encabezó la Comisión Gestora que construyó el quinto proyecto del Tenerife en Segunda División. José Badía Galván abandonó la presidencia del club tras un año de mandato, aunque luego formó parte de la nueva directiva.[29]​ La candidatura de Lorenzo Machado tardó en tomar forma; de manera que fue la Gestora quien hizo los fichajes para la campaña 1957-58.[29]

En el curso 1958-59 Pepe Espada cogió el relevo de Diego Lozano en el banquillo; mientras que Antonio Fuentes hizo las funciones de ayudante.[29]​ El grupo de Pepe Espada fue líder durante siete jornadas consecutivas y nunca se desprendió de la zona privilegiada de la clasificación.[29]​ El éxito de los blanquiazules se edificó a partir de su solidez defensiva y sólo el Real Betis le privó de alcanzar la máxima categoría por primera vez en su historia. Por aquel entonces, sólo subía el primero, así que el representativo tuvo que consolarse con un meritorio subcampeonato.[29]

En la temporada 1959-60 se le confió el puesto de entrenador a Urbieta, que perdió sus cuatro primeros partidos de Liga, el último de ellos por un escandaloso 8-2 coincidiendo con su visita al Levante.[30]​ Luego, encadenó tres victorias consecutivas que le permitieron desalojar el último puesto de la tabla.[30]​ Urbieta lo dejó en la decimocuarta jornada y dio paso a Vicente Gimeno, un interino de la casa que ejerció de primer entrenador durante poco más de un mes, justo hasta que el club contrató a Heriberto Herrera.[31]​ El equipo quedó el décimo clasificado.[32]​ Aquella fue la primera temporada en la presidencia de Ricardo Hodgson Lecuona, que relevaba en el cargo al general Machado.[33]​ Por lo demás, la temporada deparó también el estreno de la nueva indumentaria: camisa blanca con una franja ancha de color azul a la altura del pecho y pantalón y medias blancas. Además, la directiva barajó la posibilidad de vender el estadio y construir otro.[31]

Debut en Primera y años posteriores (1960-1967)Editar

 
Ljubiša Broćić dimitió a mediados de la temporada 1961-62.[34]

El 30 de abril de 1961 ascendió por primera vez a la máxima categoría del fútbol español. Fue con Heriberto Herrera de técnico y en la campaña 1960-61.[35]​ El equipo blanquiazul cerraba la temporada con un empate a cero ante el Extremadura, un resultado que le concedía el título del Grupo Sur de la división de plata y el ascenso a Primera División.[35]​ Aquella fue la culminación de un ascenso que se gestó básicamente en el Estadio Heliodoro Rodríguez López. El grupo de Heriberto jugó 15 partidos como local, ganó 14 y empató uno.[36]

El debut en la máxima categoría fue pésimo, pese a la goleada por 4-1 conseguida ante la Real Sociedad en la fecha inaugural del campeonato, el Tenerife entró en barrena.[37]​ Un 5-0 contra el Athletic Club en la quinta jornada encendió la luz de alarma.[38]​ Los acontecimientos se precipitaron antes de la visita al Real Zaragoza en la novena jornada.[34]Santiago Villar y Juan Padrón fueron separados una semana del plantel sin ninguna explicación oficial de por medio y la prensa adelantaba la dimisión de Ljubiša Broćić.[34]​ Sin embargo, el mutismo marcaba las declaraciones de entrenador y directivos.[39]​ El 23 de octubre se confirmó la marcha del yugoslavo y Vicente Gimeno, que hasta entonces desempeñaba tareas de ayudante, hizo de técnico interino antes de la contratación de un nuevo entrenador. Finalmente el equipo se puso en manos de Enric Rabassa,[39]​ pero el equipo quedó el último clasificado y regresó a la categoría de plata.[40]

En la temporada 1962-63, José López Gómez inició el primero de sus dos ciclos como presidente[41]​ y Eduardo Toba fue el elegido para sentarse en el banquillo del primer equipo.[42]​ El grupo de Toba cerró el curso en décima posición, si bien su mejor puesto a lo largo del campeonato fue séptimo.[43]​ El conjunto blanquiazul compaginó resultados de mérito, como un 0-1 en El Insular en la que fue la primera victoria oficial contra la Unión Deportiva Las Palmas,[44]​ con otros menos dignos como una derrota por 5-0 contra el Hércules.[45]

En la campaña 1963-64, frustrados los intentos por incorporar a Rosendo Hernández, la directiva de Pepe López eligió a Paco Campos para entrenar al equipo blanquiazul.[46]​ El Tenerife cuajó una temporada aceptable, aunque pasó algún que otro apuro en la primera vuelta. Sin embargo, conforme avanzaron las jornadas, el grupo de Campos ganó credibilidad y fue escalando posiciones, hasta acabar el quinto clasificado.[46]​ La tardía reacción y el discreto balance a domicilio (tres victorias, un empate y once derrotas) privó a los tinerfeños de soñar con cotas mayores.[46]

El ajetreo en el asunto de fichajes marcó la pauta durante la temporada 1964-65. El equipo tuvo que armarse otra vez a raíz de las más de diez bajas que acontecieron al finalizar la campaña anterior.[47]​ El Tenerife se había acostumbrado a fortalecerse con jugadores salidos de sus categorías inferiores, así como del fútbol regional, por lo que recibió el prestigioso Trofeo Amberes, galardón que antaño premiaba el trabajo con la base en los equipos de Primera y Segunda División.[47]​ Por lo demás, el técnico escogido para dirigir el proyecto blanquiazul fue Satur Grech, aunque antes se barajaron otros nombres, entre ellos el del brasileño Otto Bumbel, que quedó descartado por sus elevadas pretensiones económicas.[47]​ Pese a comenzar con una victoria por 0-1 contra el Cádiz, el Tenerife no acabó nunca por despegarse de la zona peligrosa de la clasificación, así que la directiva optó por ceder el mando del equipo a Santiago Villar a partir de la jornada 22, que hasta entonces había oficiado de ayudante.[47]​ Su llegada mejoró ligeramente la trayectoria de los tinerfeños, que cerraron el curso en undécima posición.[48]

El proyecto tinerfeñista para la temporada 1965-66 fue a parar esta vez a las manos de José Iglesias.[49]​ Como local, hizo del Heliodoro Rodríguez López uno de los estadios más complicados de la categoría. Once victorias, tres empates y una sola derrota apuntalaron esa teoría.[50]​ Por el camino, festejó también victorias sonadas, como un 7-0 al Constancia.[51]​ A domicilio, en cambio, el grupo de Joseíto dejó de puntuar en diez encuentros, consiguió tres empates y sólo dos victorias.[50]​ Además, encajó marcadores abultados, como un 5-1 ante el Real Valladolid[52]​ y un 4-0 ante el Algeciras.[53]​ La disparidad de resultados que ofreció el saldo entre los guarismos en casa y los cosechados en la Península tuvo su punto de equilibrio en el octavo puesto conseguido al cierre del campeonato.[54]​ Una vez concluida la liga doméstica, el presidente Pepe López fue ratificado por los compromisarios.[49]

El proyecto tinerfeñista correspondiente a la campaña 1966-67 cayó en manos de José Luis Riera, quien tuvo que hacer frente a las consecuencias que deparó el cambio de grupo.[55]​ Habituado a enfrentarse a rivales meridionales, la ubicación en el Grupo Norte complicó las opciones del Tenerife, que no estaba muy acostumbrado a desenvolverse en campos tan pesados y en medio de unas circunstancias meteorológicas tan desfavorables.[55]​ El equipo radicalizó a extremos considerables el desequilibrio entre sus resultados en casa y fuera que venía caracterizando su transitar liguero en las últimas temporadas.[55]​ El grupo de Riera no perdió un solo partido de anfitrión (once victorias y cuatro empates en 15 encuentros), pero tampoco ganó ninguno a domicilio (dos empates y 13 derrotas).[56]​ Con este panorama, el equipo blanquiazul terminó el curso en undécima posición.[57]

Descenso a Tercera División y vuelta a Segunda (1967-1971)Editar

En la temporada 1967-68, regresó al Grupo Sur, su hábitat natural en la división de plata.[58]​ Sin embargo, otra decisión federativa trastocó el discurrir liguero del representativo, al unificar los dos grupos habituales de Segunda División. Eso supuso que los ocho últimos de cada grupo tuvieran que descender a Tercera División.[59]​ La inestabilidad en el banquillo tampoco ayudó a centrarse al equipo tinerfeño, que contó hasta con tres técnicos diferentes a lo largo del campeonato: José Luis Riera, Santiago Villar y Ramón Cobo.[59]​ El Tenerife se movió en unos registros muy similares a los cosechados en las campañas anteriores, pero esta vez no valió con acomodarse en la zona media baja de la clasificación.[59]​ El representativo clausuró el curso en novena posición y empatado a puntos con el Valencia Mestalla, que ocupó el octavo y último puesto de permanencia.[58]​ Igualado el coeficiente particular, la mejor diferencia general del filial valencianista condenó al grupo blanquiazul a la Tercera División.[58]​ La noticia más positiva de la temporada fue la explosión definitiva de José Antonio Barrios, que fue el máximo goleador de la categoría con 15 aciertos[58]​ y por el camino se consolidó en las divisiones inferiores de la selección española, lo que le valió para participar en los Juegos Olímpicos de México 1968.[59]

Esta crisis económica y deportiva provoca que en el verano de 1968 algunos equipos de fútbol de la isla presten jugadores y dinero con el fin de ascender Segunda División.[60]​ A la unión de estos equipos con el Club Deportivo Tenerife se le denomina federativamente: Tenerife Atlético Club.[61]​ El Tenerife Atlético Club se convierte en un intento para alcanzar mayores éxitos deportivos, pero no prospera, por lo que en 1971 el nombre se cambia nuevamente a Club Deportivo Tenerife.[61]

En la campaña 1968-69, el Tenerife hizo borrón y cuenta nueva a raíz del descenso a Tercera. Un total de 15 jugadores causaron baja, y la directiva construyó un plantel prácticamente nuevo y para ello echó mano de la cantera. Carlos Galbis fue el elegido para entrenar al equipo de entrada, pero no pasó de la novena jornada.[61]​ El tándem local formado por Luis Guiance y Santiago Villar asumió el mando hasta que dimitó tras una doble visita a Extremadura, ocurrió en la decimocuarta jornada y el club optó por colocar a Fernando Cova como máximo responsable del plantel tinerfeñista.[61]​ El grupo mejoró considerablemente y acabó en el quinto puesto.[62]​ Institucionalmente, también hubo novedades, ya que Eduardo Valenzuela dimitió de su cargo y hubo que convocar elecciones.[61]​ José Antonio Oramas ejerció de presidente en funciones hasta la proclamación de José González Carrillo como nuevo rector tinerfeñista.[63]

El nuevo proyecto blanquiazul para la temporada 1969-70 cayó en manos de García Verdugo.[64]​ El conjunto tinerfeño ganó en consistencia y, con 25 tantos, fue el menos goleado de su grupo.[15]​ El Heliodoro siguió siendo un fortín y, al igual que el año pasado, el Tenerife sólo dejó escapar dos empates y una derrota como local.[64]​ La temporada deparó goleadas como un 7-0 al Olivenza, un 6-1 al Extremadura o un 4-0 al Aviaco.[64]​ Los equipos de la periferia de Madrid, así como los representantes de Extremadura y Castilla La Mancha volvieron a ser los vecinos del Tenerife en un grupo con un calendario atípico, por aquello de que el equipo blanquiazul tenía que agrupar sus salidas de dos en dos.[64]​ Finalmente, el equipo quedó segundo, superado por el Colonia Moscardó.[15]

Tras el fallido subcampeonato del curso anterior, el proyecto blanquiazul para la campaña 1970-71 se encomendó a un grupo formado mayoritariamente por jugadores de la tierra y la directiva, que entonces presidía José González Carrillo, renovó su confianza en Francisco García Verdugo.[65]​ Camino de la meta perseguida, el Tenerife firmó unos números extraordinarios, sobre todo en casa, donde se mantuvo invicto, hizo 45 goles y tan sólo recibió 3.[65]​ El equipo blanquiazul consiguió el título y el ascenso matemático a Segunda en la misma jornada, justo en la penúltima entrega del campeonato y en el Heliodoro.[66]​ El Tenerife necesitaba ganar al Real Unión Club y además esperar a que el Osasuna ganara al Valladolid. El partido decisivo se disputó el 30 de mayo, el Tenerife ganó 4-0 al Real Unión y el Osasuna ganó por 1-0 al Valladolid, resultados que valieron para que los blanquiazules volvieran a Segunda División tres temporadas después.[66]

Etapa en Segunda y un nuevo descenso (1971-1978)Editar

José González Carrillo confió en el hombre que había devuelto al Tenerife a la categoría de plata para seguir al frente del grupo blanquiazul en la temporada 1971-72.[67]​ Sin embargo, García Verdugo tuvo un mal arranque de temporada, el equipo tardó cinco jornadas en ganar su primer partido y no marcó en siete de las trece primeras jornadas del campeonato.[68]​ Un balance un tanto preocupante, esto es, dos victorias, cinco empates y seis derrotas, obligaron a la directiva a destituir al entrenador.[69]Héctor Núñez sustituyó a Verdugo a partir de la decimocuarta fecha.[69]​ El equipo tinerfeño mejoró sus números y acabó la temporada en una aceptable novena posición.[70]José Juan, con 14 goles, fue el máximo realizador del Tenerife aquella temporada, seguido de Mauro.[70]​ Por lo demás, los tinerfeños cayeron en la cuarto ronda de la Copa del Generalísimo ante el Granada.[71]

Antes del comienzo de la temporada 1972-73, José González Carrillo presentó su dimisión y cedió el relevo a Domingo Pisaca, que hasta entonces había formado parte de su equipo de trabajo. Antes de su dimisión, González Carrillo organizó los actos del cincuentenario.[72]​ De esta forma, el club fijaba definitivamente el año 1922 como fecha de su fundación, cuando en realidad la aparición del equipo insular se había producido una década antes, en noviembre de 1912.[72]​ El nuevo técnico, Ignacio Eizaguirre, dimitió tras la cuarta jornada de Liga, después de que el equipo no hubiera sido capaz de estrenar su casillero de goles, ni el de victorias (dos empates y dos derrotas).[72]​ Su marcha dió paso a Héctor Núñez, el mismo entrenador que había logrado la salvación el año anterior.[72]​ El representativo finalizó decimocuarto en la tabla y tuvo que salvar una promoción contra el Ensidesa para mantener la categoría, el grupo de Núñez dejó sentenciada la eliminatoria en el partido de ida con un 6-0 y empató a cero en el de vuelta.[72]

En la campaña 1973-74, la reapertura de fronteras nacionales para jugadores foráneos que aplicó la Federación Española en 1973 fijó en dos el cupo de extranjeros por equipo, una legislación que se mantuvo vigente hasta principio de los noventa.[73]​ Una de las noticias más afortunadas que deparó el discurrir de la Liga fue la explosión definitiva de Manolo Cantudo como goleador.[73]​ Su buena temporada llamó la atención de varios equipos peninsulares; de manera que al cierre del campeonato se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Sevilla.[73]​ El Tenerife concluyó la temporada en cuarta posición.[74]​ El Heliodoro recuperó la solidez de temporadas anteriores (16 victorias, dos empates y una sola derrota) y los números a domicilio mejoraron considerablemente (tres triunfos, seis empates y diez derrotas).[74]​ Por lo demás, Cristóbal González Cano asumió el relevo de Domingo Pisaca en la presidencia,[73]​ mientras que el Real Betis eliminó al representativo de la Copa del Generalísimo, después de que éste eliminara al Lleida y al Córdoba.[75]

Julio Santaella, más conocido como Colo y jugador blanquiazul a principio de los sesenta, relevó a Cristóbal González Cano una vez iniciada la temporada 1974-75.[76]​ El equipo tinerfeño tuvo un inicio titubeante que empeoró entre finales de septiembre y durante el mes de octubre, periodo durante el cual encadenó cinco derrotas consecutivas y siete partidos seguidos sin ganar.[77]​ Las dudas que sembró aquel cúmulo de resultados negativos acabarían por costarle el puesto a Dagoberto Moll, sustituido a partir de la jornada 16 por José María Negrillo.[76]​ Finalmente, el Tenerife cerró el curso en duodécima posición.[78]

 
Julio Montero Castillo jugó en el equipo durante la temporada 1975-76.[79]

El discurrir liguero de la campaña 1975-76 tuvo al equipo en la pelea por el ascenso, pero una inoportuna derrota en casa contra el Córdoba por 0-3 le descolgó de los puestos de privilegio.[80]​ Pero, la atención aquella temporada se centró en la Copa del Generalísimo, ya que el Tenerife accedió a cuartos de final por segunda vez en su historia, después de eliminar en octavos al Real Madrid.[81]​ El conjunto blanquiazul gestó su hazaña en el partido de ida disputado en la isla durante el mes de marzo y en el que ganó por 2-0.[81]​ Luego, en la vuelta, y pese a que Santillana adelantó a los blancos en el minuto 8, el Tenerife se hizo dueño del partido y ganó en el global por 2-1.[81]​ Pero el equipo no pudo llevar más allá su aventura copera, ya que cayó en cuartos de final ante el Real Zaragoza.[81]Antonio Illán fue el máximo goleador de la categoría, con 19 aciertos.[82]

Felipe Mesones argumentó problemas particulares para no renovar con el Tenerife al cierre de la temporada 1975-76, el hispano-argentino se comprometió con el Elche y la directiva blanquiazul eligió a Mariano Moreno como su sustituto para la campaña 1976-77.[83]​ Moreno lamentó públicamente que la directiva no fichara los refuerzos solicitados en pretemporada y tuvo que trabajar con una plantilla descompensada, saturada de defensas y casi huérfana de delanteros.[83]​ Varios casos de jugadores apartados y más lesiones de la cuenta importunaron la compenetración del grupo.[83]​ Eso, la deuda acumulada y los atrasos en el pago de las fichas precipitaron primero la dimisión del vicepresidente y el secretario y, después, la del presidente Julio Santaella.[83]​ Una Comisión Gestora, con Alfredo Pedreira a la cabeza, se hizo cargo de la entidad mientras duró el periodo electoral.[83]​ Durante ese tiempo, el club expedientó al propio entrenador,[84]​ que fue separado del plantel y relevado por Ñito, entonces secretario técnico.[83]​ Luis Morales, cuya candidatura incluía, entre otros, a Juan Padrón y a Manolo Hermoso, se retiró de la carrera electoral y dio paso a la segunda etapa de Pepe López como presidente, con su vuelta, el expediente de Moreno quedó sobreseído.[83]​ El Tenerife acabó la temporada en el sexto puesto.[85]

Con Pepe López confirmado en la presidencia, Manuel Sanchís fue el elegido para dirigir el proyecto blanquiazul correspondiente a la temporada 1977-78.[86]​ De una forma o de otra, el Tenerife acusó las ausencias de jugadores y se fue complicando progresivamente la permanencia.[86]​ El Heliodoro no fue el fortín de otras veces y por ahí se escaparon más puntos de los previstos.[87]​ Nueve victorias, cinco empates y otras tantas derrotas,[87]​ incluida una goleada en contra ante Deportivo de la Coruña por 0-4, completaron el registro como anfitrión de los blanquiazules.[88]​ Peor aún fue el balance a domicilio, sólo dos triunfos jalonaron el recorrido de los tinerfeños por tierras peninsulares, además de cuatro empates y trece derrotas.[87]​ El grupo de Sanchís encajó varias goleadas, como un 6-0 contra el Real Murcia,[89]​ un 4-0 ante el Recreativo de Huelva[90]​ o un 4-1 contra el Real Zaragoza.[91]​ El Tenerife no fue capaz de levantar cabeza y acabó el decimonoveno clasificado, descendiendo a Segunda División B.[87]​ A pesar de los resultados en liga, el representativo pasó cuatro rondas de la Copa del Rey, hasta caer en octavos contra el Valencia.[92]

Etapa en Segunda B y ascenso a Segunda (1978-1983)Editar

 
Manuel Sanchís entrenó al equipo durante la temporada 1977-78[93]​ y fue destituido al principio de la temporada 1978-79.[94]

Manolo Sanchís continuó en el banquillo blanquiazul pese al descenso de categoría, pero transcurridas ocho jornadas de la campaña 1978-79 perdió su puesto.[94]​ Hasta la fecha, el Tenerife había ganado tres encuentros, empatado dos y perdido otros tres.[94]Olimpio Romero, hasta entonces ayudante, asumió el relevo y firmó un balance meritorio.[94]​ Aun así, le llegó para ser sexto.[95]​ El grupo de Olimpio Romero se ganó el respeto de sus rivales cuando le tocó hacer de anfitrión: 15 victorias, dos empates y otras tantas derrotas.[94]​ No ocurrió lo mismo a domicilio, el equipo perdió buena parte de su credibilidad como candidato en sus desplazamientos a la Península y encajó, incluso, un par de goleadas inapropiadas para su condición de favorito, caso por ejemplo del 5-0 que recibió en su visita al Palencia o el 4-0 de la última jornada ante el ya descendido Caudal.[94]​ Sólo cuatro victorias y el mismo número de empates jalonaron el balance blanquiazul fuera del Heliodoro Rodríguez López, eso y once derrotas.[94]

La directiva de Pepe López acordó que Olimpio Romero era la persona más adecuada para llevar las riendas del Tenerife en la temporada 1979-80.[96]​ El Tenerife cuajó una temporada más que aceptable como local.[96]​ El filial del Athletic Club fue el único capaz de ganar en la isla.[97]​ Por lo demás, el grupo de Olimpio Romero empató tres encuentros y ganó quince. Sin embargo, el punto débil del equipo eran los compromisos a domicilio, con ocho derrotas, seis empates y sólo cinco victorias vetaron el acceso a las dos primeras plazas.[97]​ El representativo acabó a seis y cinco puntos de los dos primeros puestos.[97]

José Ramón Lamelo fue el encargado de dirigir al equipo en la campaña 1980-81, el tercer proyecto consecutivo del Tenerife durante su antepenúltima etapa en la división de bronce.[98]​ El transitar liguero del Tenerife estuvo marcado por la irregularidad, especialmente fuera de casa.[98]​ El mejor momento de la temporada llegó entre las jornadas 17 y 22, cuando el grupo de Lamelo hilvanó cinco victorias consecutivas, aunque aquella racha se vio interrumpida con la visita y derrota por 3-0 ante al Bilbao Athletic.[13]​ El equipo cerró la temporada con un quinto puesto.[13]​ El cuadro tinerfeño quedó empatado a puntos con el tercero y el cuarto, pero muy lejos de los dos primeros.[13]​ La mayor alegría de aquella campaña llegó en la Copa del Rey, ya que el Tenerife eliminó por primera vez, a la UD Las Palmas. El representativo empató a dos en el choque de ida disputado en El Insular,[99]​ con dos goles de Barrios; y sentenció en la vuelta ganando por 2-1, con tantos de Lolín y de Chalo.[100]

Por primera vez desde el ingreso en categoría nacional, el tránsito del representativo por el tercer peldaño del fútbol español superó los tres años. La cuarta experiencia consecutiva en Segunda B, la temporada 1981-82, fue la más traumática.[101]​ Por tradición, el equipo blanquiazul partía una vez más entre los candidatos al ascenso, pero los malos resultados cambiaron el guión, las cosas se complicaron en la recta final del campeonato.[101]​ A eso hay que añadir la inoportuna huelga de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que dio paso a juveniles y amateurs en la jornada del 11 de abril.[101]​ La disparidad de criterios caracterizó la postura del vestuario tinerfeñista, pero más allá de quien apoyó o no aquel parón, el problema es que durante mucho tiempo la zozobra se hizo dueña del panorama futbolístico español en un momento delicado para el Tenerife.[101]​ Nueve días después, el 20 de abril del 1982, la directiva blanquiazul, entonces presidida por Pepe López, destituyó a Joseíto.[101]​ El técnico zamorano dejó al representativo en decimoquinta posición en un grupo de veinte equipos.[101]José María Ramos, hasta ese momento entrenador del Tenerife Aficionados, asumió el relevo en el banquillo, mientras que Justo Gilberto le sustituyó en el filial.[101]​ Finalmente, el equipo quedó el decimotercero clasificado.[102]

El alivio llegó en la campaña 1982-83, cuando el equipo blanquiazul recuperaba su sitio en la Segunda A a las órdenes de José Ramón Fuertes y con Pepe López en la presidencia.[103]​ El equipo insular encarriló el regreso a Segunda en la trigésimo quinta jornada con un rotundo 6-1 ante la Cultural y Deportiva Leonesa.[103]​ Este triunfo le situó a dos puntos del ascenso matemático, pero éste se haría de rogar.[103]​ La derrota por 2-1 ante el Gimnástic de Tarragona aplazó la fiesta una semana más, aunque eso por lo menos permitió festejarlo en casa.[103]​ La rúbrica llegó ante el Compostela el 15 de mayo de 1983, el Heliodoro Rodríguez López registró un lleno histórico y el Tenerife respondió con un escandaloso 6-0.[103]

Pequeña etapa en Segunda y vuelta a Segunda B (1983-1986)Editar

 
Voro fue jugador del equipo entre las temporadas 1983-84 y 1984-85.[104]

En la temporada 1983-84, el reencuentro con la división de plata cortó de raíz la ilusión que había generado el ascenso y lo transformó en angustia. Fuertes repitió al frente del banquillo blanquiazul, pero el Tenerife perdió solidez y, sobre todo, perdió gol.[105]​ El promedio goleador del equipo blanquiazul menguó, casi un gol por partido menos que el año anterior redujo drásticamente el número de victorias.[105]​ Los malos resultados condenaron a Fuertes, que fue cesado en la jornada 24, tras caer por 4-1 contra el Celta de Vigo.[105]Gilberto ejerció de técnico puente hasta la llegada de Juanjo García.[105]​ El nuevo entrenador no cambió de manera radical el caminar del representativo, pero sí que mejoró ligeramente la consistencia defensiva.[105]​ El Tenerife construyó su salvación en las últimas cuatro jornadas, en las que no conoció la derrota.[106]​ El mayor mérito aconteció en la penúltima fecha, cuando el equipo blanquiazul ganó por 0-2 en El Insular.[107]​ Finalmente, el equipo quedó el decimoquinto clasificado.[108]

Para la campaña 1984-85, la directiva, presidida por Pepe López, eligió como técnico al yugoslavo Dragoljub Milosevic.[109]​ El técnico balcánico echó mano del Tenerife Aficionado y del escaparate regional.[109]​ Con estos mimbres, el Tenerife completó una temporada irregular, aunque por lo menos no sufrió para conseguir la permanencia.[109]​ El representativo compaginó resultados meritorios con otros desconcertantes, como un 0-4 en casa ante el Calvo Sotelo, a la postre pasajero del vagón de descendidos.[109]​ Al final, el equipo quedó el undécimo clasificado.[110]

Al comienzo de la temporada 1985-86, el equipo entró en una mala racha de resultados.[111]​ Abrumado por las circunstancias, el Tenerife llegó a sentirse débil fuera de casa y en el Heliodoro.[111]

«Tendremos que ir a buscar la salvación fuera de casa, porque aquí no podemos jugar con tranquilidad»

Ante este panorama, la directiva tomó una decisión anunciada.[111]​ Destituido Milosevic, el equipo quedó en manos de Domingo Rivero, que hasta entonces oficiaba como entrenador de los juveniles.[111]​ Domingo cogió al representativo colista y no pudo más que mejorar en un puesto aquella clasificación, insuficiente para evitar el descenso a Segunda B, quedando el decimonoveno clasificado.[112]​ Camino del desastre, la directiva que presidía Pepe López llegó a hacer pública, incluso, su predisposición para crear una Comisión Mixta, en la que entrarían algunos miembros de aquellas candidaturas que pretendían ejercer como alternativa.[111]

Ascenso a Segunda y a Primera en tres temporadas (1986-1989)Editar

 
Campello jugó en el equipo durante las temporadas 1986-87 y 1987-88.[113]

El 20 de junio de 1986, Javier Pérez tomó la presidencia con el equipo descendido en Segunda División B.[114]Martín Marrero fue el elegido para dirigir el proyecto blanquiazul de la campaña 1986-87.[115]​ El Tenerife tuvo el mérito de completar una vuelta entera sin perder (21 partidos), en la que que fue la mejor racha del club en categorías nacionales sin conocer la derrota.[116]​ La hinchada se inquietó por momentos, porque circunstancialmente el equipo encadenó varios resultados ajustados.[115]

«El que quiera espectáculo, que vaya al Cine Víctor»

El equipo blanquiazul acabó siendo el segundo máximo goleador de la categoría.[118]​ El 1 de junio de 1987, el representativo materializó su ansiado retorno a Segunda División A,[115]​ después de derrotar en casa a la Real Sociedad B por 5-1.[119]​ Por entonces, aún quedaban dos jornadas para la conclusión del torneo y el grupo de Martín acabaría alzándose con el título de campeón.[115]

 
Homenaje a Rommel Fernández, jugador del Tenerife entre 1989 y 1991, en las afueras del Estadio Heliodoro Rodríguez.[120]

En la temporada 1987-88, Martín Marrero fue destituido en la séptima fecha del campeonato, tras un mal arranque de temporada.[121]​ Dos jornadas de transición con Gilberto de interino dieron paso a la llegada de Pepe Alzate.[121]​ El técnico andaluz cogió al representativo en el decimosexto puesto[121]​ y lo dejó duodécimo al cierre del campeonato.[122]​ Esa temporada se fichó a Rommel Fernández, que fue descubierto mientras disputaba un Mundial de la Emigración en el sur de la Isla.[121]​ Rommel acabaría por erigirse en uno de los símbolos en la historia del tinerfeñismo.[121]

Tuvieron que pasar 27 años para que el Tenerife regresara a la máxima categoría, ocurrió en el curso 1988-89 y con Benito Joanet como entrenador.[123]​ Una racha de seis victorias consecutivas que tuvo su punto de partida en la undécima jornada del campeonato acabó por convencer a la plantilla y a la afición de que había argumentos para pelear por el ascenso.[123]​ El conjunto blanquiazul fue fortaleciendo su autoestima con el paso de las jornadas hasta conseguir la comunión idónea entre todos los integrantes del grupo.[123]​ Sólo desde una confianza inmensa como la que alcanzó el equipo de Benito Joanet puede explicarse como aquel Tenerife se sobrepuso a los varapalos que surgieron en el transcurrir de la liga.[123]​ Uno de ellos a tres jornadas del final, a raíz de una victoria inesperada del Burgos en el Heliodoro por 0-1.[123]​ Una jornada más tarde, el equipo tinerfeño se aseguró la promoción al ganar a domicilio ante el Castilla por 1-2.[123]​ Una vez en la promoción, el conjunto tinerfeño quedó emparejado con el Real Betis y sentenció la eliminatoria con un glorioso 4-0 en el choque de ida, con dos goles de Rommel Fernández.[124]​ En el partido de vuelta, el Betis sólo pudo marcar un gol, y el Tenerife consiguió el ascenso a Primera gracias al resultado de la ida.[123]​ Por el camino, Rommel marcó cuatro goles en la victoria por 4-2 ante el Figueres.[125]

Larga etapa en Primera División y dos particiones en Europa (1989-2002)Editar

 
Vicente Miera fue destituido a mediados de la temporada 1989-90.[126]

Para la campaña 1989-90, Vicente Miera, contratado tardíamente durante la pretemporada de agosto, fue el entrenador elegido por la directiva inicialmente, aunque luego sería sustituido por Xavier Azcargorta en el segundo partido de la segunda vuelta.[126]​ La llegada del técnico vasco supuso una ligera mejoría, pero el Tenerife no se libró nunca de las últimas posiciones.[126]​ A dos jornadas del final, una derrota en casa ante el Cádiz con un gol en propia puerta de Manolo Hierro sentenció prácticamente a los blanquiazules a disputar la promoción.[126]​ En la jornada de clausura perdió por 2-1 ante el Málaga, lo que hizo que el Tenerife quedara decimoctavo clasificado, por lo que la permanencia tuvo que decidirse a una sola eliminatoria con el Deportivo de la Coruña.[126]​ El partido de ida se disputó el 2 de junio de 1990 en el Heliodoro y el cuadro gallego consiguió un empate a cero que ponía la eliminatoria cuesta arriba para el Tenerife.[126]​ En la vuelta, el vestuario tinerfeñista decidió que Manolo Hierro hiciera el calentamiento con un suéter diferente al de los demás para que llamara la atención.[126]

«Queríamos provocar de alguna manera al público para que luego a la hora del partido estuviera un poco cansada de gritarnos»
«Tratamos de que todas las iras del público cayeran sobre Manolo. No sabíamos si aquello iba a servir de algo y es difícil afirmar que luego influyó realmente en el resultado, pero lo cierto es que al final ganamos y la presión no nos afectó, por lo menos no lo suficiente»

La estrategia de los insulares tenía su razón de ser en la tirria que la hinchada coruñesa le había cogido pocos meses antes a Fernando Hierro, hermano del entonces defensa blanquiazul, durante un partido de Copa del Rey contra el Valladolid en el que el central lesionó de gravedad a un jugador deportivista tras una fuerte entrada.[126]​ El gol de Eduardo, un cabezazo en el segundo palo entrando desde atrás, llegó en el minuto 13 y a raíz de un centro de Chapi Ferrer.[126]​ El partido acabó con un 0-1 a favor de los tinerfeños, que salvaron la categoría.[126]

 
Jorge «el Indio» Solari dirigió al equipo durante las temporadas 1990-91 y 1991-92.[127]

Superados los nervios del estreno, la temporada 1990-91 arrancó con un fichaje sonado, el de Fernando Redondo.[128]​ El jugador argentino pasaba entonces por ser una de las más firmes promesas de la albiceleste, pero nadie esperaba que diera tan pronto el salto a Europa.[128]​ El Tenerife aprovechó un error burocrático de su club de origen para hacerse con sus servicios.[128]​ El grupo de Xavier Azcargorta nunca le cogió el pulso a la Liga, es más, por momentos, dio sensación de descalabro.[128]​ Un 5-1 ante el Castellón en Castalia, en la sexta fecha del campeonato, y un inmediato y preocupante 0-4 ante el Sevilla, sembraron de inquietud el entorno tinerfeñista.[128]​ El equipo reaccionó a medias, más bien parcheó la situación con alegrías esporádicas; así que al final llegó el cese de Azcargorta.[128]​ Ocurrió tras un empate a uno con el Betis en el Heliodoro, durante la decimoséptima jornada.[128]​ Javier Pérez buscó un revulsivo y se trajo a Jorge Solari,[129]​ que cambió el rumbo del equipo, lo suficiente al menos como para conseguir la salvación sin apuros.[128]​ Una racha de cinco victorias consecutivas, entre las entregas 27 y 31, acabó por confirmar la mejoría de un Tenerife que aseguraba la permanencia matemática en la penúltima fecha ante el Valladolid.[128]

El proyecto de Jorge Solari para la campaña 1991-92 había perdido credibilidad.[130]​ El propio técnico, consciente de que su ciclo en el banquillo insular estaba agotado, aseguró que quizás lo mejor era «dar un paso al costado».[130]​ El descenso acechaba al equipo blanquiazul, que por aquel entonces era decimosexto en la tabla con 23 puntos y venía de una racha desastrosa de sólo dos puntos en los últimos seis partidos.[130]​ En medio de ese panorama tan poco alentador, el Tenerife se fijó en Jorge Valdano.[130]​ Valdano aceptó el reto con dos condiciones: quería a Ángel Cappa de segundo y un contrato que incluyera aquel final de liga y una temporada más.[130]

«Fue la decisión más difícil de mi vida»
 
Jorge Valdano fue el entrenador del equipo desde 1992 hasta 1994.[131]

La era Valdano arrancó con dos victorias de raza ante el Valencia y el Barcelona, y culminó su primera temporada con un triunfo épico ante un Real Madrid que llegó a la isla pensando en los preparativos del alirón y se marchó sin título y hundido moralmente.[130]​ En tan poco espacio de tiempo, Valdano consiguió no sólo salvar al Tenerife del descenso, sino también que la España futbolística comenzara a asociar al equipo blanquiazul con el buen fútbol.[130]​ Finalmente, el equipo quedó el decimocuarto clasificado.[132]

«Atraímos miradas y una especie de simpatía estética. Ocurría algo singular: un equipo al borde del abismo, que parecía condenado a caer en Segunda, pretendía salir del hoyo de una manera poco usual, atacando, cuidando mucho la pelota, asumiendo riesgos que parecen estar reservados sólo a los equipos grandes. En ese sentido, aquella aventura se consideró una osadía, pero yo creo que lo que intentábamos era adaptable al tipo de jugadores que había en el equipo»
 
Jupp Heynckes vivió la etapa de mayor esplendor del club como entrenador.[133]

Cabe destacar las dos ligas consecutivas, las de las temporadas 1991-92 y 1992-93, en las que se convirtió en parte decisiva para decidir el campeón del torneo al vencer en las dos ocasiones al Real Madrid en la última jornada, lo que privó a dicho club de ambos títulos en favor del Barcelona.[134][135]​ El 25 de noviembre de 1992 el club se convierte en sociedad anónima deportiva.[136][137]​ En la temporada de 1992-93 logra el mejor puesto de su historia en la Primera División, con Jorge Valdano como entrenador, al concluir en quinto lugar.[138]

En la temporada 1993-94, tras la clasificación para la Copa de UEFA de la temporada anterior, juega su primera eliminatoria en competición europea frente al Auxerre,[139]​ en la cual sale victorioso tras ganar 3-2 en el global.[140]​ En la segunda ronda le tocó jugar con el Olympiacos, pasando a la siguiente ronda, tras un empate a cinco goles.[140][n. 2]​ Pero fue eliminado en dieciseisavos de final por la Juventus de Turín, tras perder 4-2 en el global.[140]​ En Copa del Rey llegó a semifinales, máxima trayectoria en esta competición, siendo eliminado por el Celta de Vigo.[141]

En la temporada 1995-96, con Jupp Heynckes en el banquillo, consigue otro quinto puesto en liga.[133]​ Tras la segunda clasificación para la Copa de la UEFA, logra imponerse a la Lazio por 5-3 en el global,[142]​ accediendo a octavos de final. En octavos vence al Feyenoord 4-2 en el global y en cuartos 2-1 al Brøndby.[142]​ En semifinales cayó derrotado, por 2-1, en la prórroga ante el Schalke 04.[143][142]

En la temporada 1998-99 el equipo queda décimonoveno en liga y desciende a Segunda División tras 10 temporadas consecutivas en la máxima categoría.[144]​ Sin embargo, dos años después, el 17 de junio de 2001, logra el ascenso a Primera, con Rafa Benítez como entrenador,[145]​ gracias a un gol de falta ejecutado por Hugo Morales, en la victoria en el campo del CD Leganés.[146]​ Tras quedar decimonoveno consumó un nuevo descenso a Segunda División,[147]​ con graves incidentes entre los aficionados del club y sus jugadores.[148][149]

 
Paulino Rivero hizo un llamamiento político para crear la promotora Tenerife Inversiones y Proyectos Deportivos S.A.[150]

Cambios en la presidencia y periplo en Segunda (2002-2008)Editar

A finales de 2002, Javier Pérez pierde la presidencia, en unas elecciones ganadas por Víctor Pérez Ascanio.[151]​ Víctor consiguió el 68,55% de los votos y 17.148 acciones.[152]​ Tras el descenso se mantendría durante siete temporadas consecutivas en la categoría, hasta que el equipo consiguió el ascenso. Durante las tres primeras temporadas consiguió dos octavos puestos y un noveno.[153][154][155]

En la temporada 2005-06 se teme por su continuidad en la categoría al quedar el decimoctavo clasificado.[156]​ En 2005 el club arrastraría 50 millones euros de deuda.[150]​ Debido a la situación económica tan inestable, a la vez que deportiva, Víctor Pérez Ascanio, presenta la dimisión en 2006.[157]​ Ese mismo año comenzó una etapa convulsa del club a nivel institucional, con acusaciones que se vierten sobre el club por especulaciones y corrupción.[150]​ Un grupo de los principales empresarios de la isla, aglutinados por llamamiento del político Paulino Rivero, fundan la promotora Tenerife Inversiones y Proyectos Deportivos S.A., la cual acuerda en la junta de creación donar el 50% de sus beneficios al club.[150]​ Tras la creación de la promotora, el empresario Miguel Concepción asume la presidencia.[158]​ Durante los siguientes años, Miguel Concepción consigue reducir la deuda hasta los 30 millones de euros,[159]​ lo que se ha relacionado con la venta de terrenos sobrevalorados en un 2.500% al Cabildo de Tenerife.[160]

Un cambio en sus directrices y la llegada de Miguel Concepción,[158]​ hace que en los últimos años se recupere y acceda a puestos más tranquilos, quedando séptimo[161]​ y undécimo respectivamente.[162]

Del ascenso a Primera al descenso a Segunda B (2008-2011)Editar

En la temporada 2008-09, tras siete temporadas en Segunda División, el 13 de junio de 2009 el Tenerife venció 0-1, con gol de Kome, frente al Girona consolidando su liderazgo y alcanzando el ascenso a Primera División a falta de disputarse un partido.[164]​ En el partido homónimo en casa, correspondiente a la jornada 20, el Tenerife ganó en casa por 4-1 al Girona y entró en puestos de ascenso, no volviendo a salir de estos en el resto de temporada.[165][166]​ Finalmente el equipo quedó el tercero clasificado, quedando por detrás del Xerez y el Zaragoza, mientras que Nino se proclamó máximo goleador del campeonato.[167]

En la temporada 2009-10, pese a luchar hasta la última jornada, acaba descendiendo de categoría, quedando decimonoveno en liga, a un solo punto de la salvación, tras perder 1-0 en la última jornada contra el Valencia.[168]

En la temporada 2010-11 el club no renovó a José Luis Oltra.[169]​ Se fijó el ascenso como objetivo principal, reflejando en el eslogan de la campaña de abonos: «En menos de lo que piensas, estaremos en Primera».[170]​ Tras una irregular pretemporada el equipo comenzó perdiendo los cuatro primeros encuentros de liga y cayendo eliminados en Copa, hecho que motivó la destitución de Gonzalo Arconada como entrenador.[171]​ Tras una interinidad del entrenador del filial, Alfredo Merino,[172]​ se nombra entrenador a Juan Carlos Mandiá.[173]​ Una serie de malos resultados dieron con la destitución de Mandiá tras el empate a uno contra la UD Las Palmas, sustituyéndolo en el cargo Antonio Tapia.[174]​ Antonio también fue destituido y lo sustituyó en el cargo David Amaral,[175]​ pero finalmente se consumó el descenso, quedando el vigésimo clasificado, a Segunda División B, en la jornada 39, pese a que ganó 3-2 al Valladolid.[176][177]

Etapa en Segunda División B y ascenso (2011-2013)Editar

 
El Tenerife se proclamó campeón del grupo I de Segunda B tras ganar 0-3, en el Nuevo Matapiñonera, al San Sebastián.[178]

En la temporada 2011-12, ya en la categoría de bronce, el Tenerife vivió una irregular campaña, con hasta tres entrenadores: Antonio Calderón,[179]Andrés García Tébar[180]​ y Quique Medina.[181]​ Finalmente, el conjunto tinerfeño acabó segundo clasificado del grupo I, clasificándose para la promoción de ascenso, pero fue eliminado por la SD Ponferradina en la última y decisiva ronda.[182]​ Esa temporada, la afición mostró su mejor versión, apoyando al equipo en todos los lugares donde jugaba.[183]​ El Tenerife eliminó en el play-off al Badalona, a la Balompédica Linense y en la última eliminatoria la SD Ponferradina dejó al Tenerife a las puertas de la categoría de plata, eliminatoria durante la cual se produjeron actos vandálicos por parte de la afición local, que lanzaron objetos como botellas y piedras hacia donde estaban los aficionados del rival, incluida la hija del presidente de la Ponferradina, que recibió el impacto de una pedrada.[184]

Para la temporada 2012-13 se apostó por Álvaro Cervera como nuevo técnico para intentar volver a la categoría de plata,[185]​ consiguiendo ser campeón de invierno, siendo líder del grupo I.[186]​ Posteriormente, se proclamó campeón del grupo el 5 de mayo de 2013, a dos jornadas del final de la temporada, tras ganar a domicilio 0-3 al San Sebastián de los Reyes.[178]​ El 2 de junio de 2013 ascendió a Segunda División tras ganar en la promoción de ascenso al Centre d'Esports L'Hospitalet por 3-1 en la ida en el Heliodoro y perder 1-0 en el campo del Hospitalet.[187]

De vuelta a Segunda (2013-presente)Editar

 
Joseba Etxebarria relevó a Martí en el banquillo.[188]

En la temporada 2013-14, tras dos temporadas en Segunda B, el equipo vuelve al fútbol profesional español.[189]Álvaro Cervera continuó como entrenador. Aunque el conjunto tuvo un inicio regular, se supo recomponer acumulando una larga racha positiva de partidos invicto, llegando a meterse en los play-offs de ascenso, pero una racha de siete partidos perdidos le privó de entrar en ellos al final de temporada, quedando undécimo.[190]​ En las dos siguientes temporadas, la 2014-15 y 2015-16, logró salvar la categoría, quedando el decimoséptimo[191]​ y décimo tercero respectivamente.[192]

En la temporada 2016-17, con José Luis Martí como entrenador, a pesar de tener nuevamente un inicio irregular en liga,[193]​ consigue quedar el cuarto y disputar las eliminatorias del play-off de ascenso.[194]​ Si bien perdió 1-0 contra el Cádiz en la primera ronda,[195]​ logró remontar el resultado con un gol del japonés Gaku Shibasaki[196]​ (pasaba el Tenerife al haber quedado mejor posicionado en la clasificación).[197]​ En la final, contra el Getafe, el conjunto tinerfeño ganó 1-0 en casa,[198]​ pero perdería 3-1 en el campo del Getafe,[199]​ consiguiendo el ascenso el equipo local.[200]​ En la temporada 2017-18 se empieza con José Luis Martí en el puesto de entrenador,[201]​ pero tras 29 partidos y una trayectoria irregular se decide cambiar de entrenador,[202]​ convirtiéndose Joseba Etxebarria en su relevo.[188]​ Joseba logró 8 victorias en 17 partidos, cifra que no fue suficiente para entrar en el play-off de ascenso, quedando finalmente el undécimo.[203]

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

NotasEditar

  1. La primera edición parece que no es oficial al no estar constituido legalmente el club tinerfeño, hecho producido en noviembre, mientras que en la segunda edición se desconoce el motivo.
  2. Empató a cinco en el global, pero pasó de ronda debido a la regla del gol de visitante.

ReferenciasEditar

  1. Domínguez García, Javier. «Historia de Canarias y revista Canarii». www.revistacanarii.com. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  2. a b Cola Benítez, Luis (11 de octubre de 2015). «Apuntes futboleros: Génesis del C. D. Tenerife (Retales de la Historia - 233)». amigos25julio.com. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  3. a b c d e Marta Plasencia (28 de noviembre de 2011). «Los orígenes del CD Tenerife». Diario de Avisos. Consultado el 15 de abril de 2018. 
  4. «Tenerife Sporting Club». Gaceta de Tenerife. 22 de noviembre de 1912. Consultado el 23 de octubre de 2018. 
  5. «Club Deportivo Tenerife». Tenerife - Web Oficial. Consultado el 13 de noviembre de 2018. 
  6. «Club Deportivo Tenerife S. A. D.». Liga de Fútbol Profesional. Consultado el 13 de noviembre de 2018. 
  7. a b Historia del Fútbol Canario (ed.). «El Tenerife asciende a Segunda División». Consultado el 24 de diciembre de 2018. 
  8. «La comisión para investigar la fecha de fundación del club la sitúa en 1912». El Día. 5 de noviembre de 2010. Consultado el 18 de junio de 2018. 
  9. Luis Padilla (18 de noviembre de 2013). «La fundación del Tenerife (Sporting Club)». El Día. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  10. a b c Domínguez, Javier y Raúl Torre. «Lista de los Campeones de las Islas Canarias». RSSSF. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  11. a b Luis Padilla (14 de abril de 2014). «La primera gira del Tenerife por la Península». El Día. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  12. «Una foto histórica del estadio será la imagen de la campaña de abonos». La Opinión de Tenerife. 26 de junio de 2015. Consultado el 18 de junio de 2018. 
  13. a b c d e f Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas :24
  14. Arencibia de Torres, Juan J. (1997). C.D. Tenerife, 1922-1997: 75 años de historia. p. 35. ISBN 84-922978-0-8. 
  15. a b c «Tercera División 1969-70». Futbolme. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  16. «El rincón de José Carlos: Heliodoro Rodríguez López o un hombre de fútbol». El rincón de José Carlos. 16 de febrero de 2016. Consultado el 24 de junio de 2018. 
  17. a b c Arencibia de Torres, Juan J. (1997). C.D. Tenerife, 1922-1997: 75 años de historia. p. 40. ISBN 84-922978-0-8. 
  18. a b BDFutbol (ed.). «Tenerife - Orihuela (3 - 0) 31/05/1953». Consultado el 14 de noviembre de 2018. 
  19. a b c Arencibia de Torres, 1997, p. 43.
  20. BDFutbol (ed.). «Partido Tenerife - Mallorca (8 - 0)». Consultado el 9 de junio de 2018. 
  21. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1953-54». Consultado el 13 de noviembre de 2018. 
  22. a b c d Arencibia de Torres,, p. 1997.
  23. a b BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1954-55». Consultado el 13 de noviembre de 2018. 
  24. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 45.
  25. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 46.
  26. Hoy (24 de abril de 2018). «92 años del Sargento de Hierro, aquel imposible de domar». Consultado el 24 de abril de 2018. 
  27. Caraballo, Adison Daniel Pérez (11 de junio de 2018). «La apuesta por el entrenador-jugador». AtlanticoHoy. Consultado el 14 de noviembre de 2018. 
  28. a b c Arencibia de Torres, 1997, p. 47.
  29. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 48.
  30. a b BDFutbol (ed.). «Partidos del Tenerife 1959-60». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  31. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 49.
  32. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1959-60». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  33. Falange, ed. (17 de junio de 1959). «Don Ricardo Hodgson Lecuona, nuevo presidente del C. D. Tenerife». Consultado el 4 de noviembre de 2018. 
  34. a b c «La Romareda no fue nunca plaza fácil para el CD Tenerife». Tenerife - Web Oficial. 29 de abril de 2009. Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  35. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 50.
  36. BDFutbol (ed.). «Partidos del Tenerife 1960-61». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  37. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Real Sociedad (4 - 1) 03/09/1961». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  38. BDFutbol (ed.). «Atlético de Bilbao - Tenerife (5 - 0) 01/10/1961». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  39. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 51.
  40. BDFutbol (ed.). «Clasificación Primera División 1961-62». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  41. «Pepe López fallece a los 89 años». La Opinión de Tenerife. 14 de abril de 2013. Consultado el 24 de octubre de 2018. 
  42. Caraballo, Adison Daniel Pérez (14 de agosto de 2018). «La profecía de Toba». AtlanticoHoy. Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  43. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1962-63». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  44. BDFutbol (ed.). «Las Palmas - Tenerife (0 - 1) 10/03/1963». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  45. BDFutbol (ed.). «Hércules - Tenerife (5 - 0) 03/03/1963». Consultado el 15 de noviembre de 2018. 
  46. a b c Arencibia de Torres, 1997, p. 53.
  47. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 54.
  48. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1964-65». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  49. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 55.
  50. a b BDFutbol (ed.). «Partidos Tenerife 1965-66». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  51. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Constancia (7 - 0) 12/09/1965». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  52. BDFutbol (ed.). «Valladolid - Tenerife (5 - 1) 20/03/1966». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  53. BDFutbol (ed.). «Algeciras - Tenerife (4 - 0) 03/04/1966». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  54. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1965-66». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  55. a b c Arencibia de Torres, 1997, p. 56.
  56. BDFutbol (ed.). «Partidos del Tenerife 1966-67». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  57. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Norte 1966-67». Consultado el 16 de noviembre de 2018. 
  58. a b c d BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División Sur 1967-68». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  59. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 57.
  60. Juan J. Arencibia de Torres, ed. (1997). C.D. Tenerife, 1922-1997: 75 años de historia. p. 52. ISBN 84-922978-0-8. 
  61. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 58.
  62. «Tercera División 1968-69». Futbolme. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  63. El Eco de Canarias, ed. (20 de mayo de 1969). «Tras la reunión de la Junta del Tenerife Atlético, se inicia una nueva etapa». Consultado el 3 de noviembre de 2018. 
  64. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 59.
  65. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 60.
  66. a b El Eco de Canarias, ed. (1 de junio de 1971). «El Tenerife Atlético, campeón y ascendido a Segunda División». Consultado el 15 de junio de 2019. 
  67. El Eco de Canarias, ed. (17 de septiembre de 1971). «El Tenerife Atlético, nuevo en Segunda División». Consultado el 15 de junio de 2019. 
  68. Resultados de fútbol (ed.). «Temporada 1971-72 del Tenerife». Consultado el 15 de junio de 2019. 
  69. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 61.
  70. a b BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1971-72». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  71. Linguasport (ed.). «Copa del Generalísimo 1971-72». Consultado el 15 de junio de 2019. 
  72. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 62.
  73. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 63.
  74. a b BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1973-74». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  75. «Copa del Generalísimo 1974». www.rsssf.com. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  76. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 64.
  77. BDFutbol (ed.). «Partidos del Tenerife 1974-75». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  78. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1974-75». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  79. BDFutbol (ed.). «Julio Walter Montero Castillo». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  80. Arencibia de Torres, 1997, p. 65.
  81. a b c d «Copa del Generalísimo 1976». www.rsssf.com. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  82. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1975-76». Consultado el 17 de noviembre de 2017. 
  83. a b c d e f g Arencibia de Torres, 1997, p. 66.
  84. «El entrenador del Tenerife». El País. 18 de diciembre de 1976. ISSN 1134-6582. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  85. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1976-77». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  86. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 67.
  87. a b c d BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1977-78». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  88. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Deportivo de La Coruña (0 - 4) 04/02/1978». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  89. BDFutbol (ed.). «Murcia - Tenerife (6 - 0) 26/03/1978». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  90. BDFutbol (ed.). «Recreativo de Huelva - Tenerife (4 - 0) 20/11/1977». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  91. BDFutbol (ed.). «Zaragoza - Tenerife (4 - 1) 07/05/1978». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  92. «Copa del Rey 1978». www.rsssf.com. Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  93. BDFutbol (ed.). «Manuel Sanchis Martínez». Consultado el 17 de noviembre de 2018. 
  94. a b c d e f g Arencibia de Torres, 1997, p. 68.
  95. «Segunda División B 1978-79». Futbolme. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  96. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 69.
  97. a b c «Segunda División B 1979-80». Futbolme. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  98. a b Arencibia de Torres, 1997, p. 70.
  99. «Partido Las Palmas - Tenerife | Copa del Rey 1981». www.resultados-futbol.com. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  100. «Partido Tenerife - Las Palmas | Copa del Rey 1981». www.resultados-futbol.com. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  101. a b c d e f g Arencibia de Torres, 1997, p. 71.
  102. «Segunda División B 1981-82». Futbolme. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  103. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 72.
  104. BDFutbol (ed.). «Salvador González Marco». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  105. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 73.
  106. BDFutbol (ed.). «Partidos Tenerife». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  107. BDFutbol (ed.). «Las Palmas - Tenerife (0 - 2) 20/05/1984». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  108. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1983-84». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  109. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 74.
  110. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1984-85». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  111. a b c d e f Arencibia de Torres, 1997, p. 75.
  112. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 1985-86». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  113. BDFutbol (ed.). «Salvador Estañ Campello». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  114. «Javier Pérez, el presidente del mejor Tenerife». www.elmundo.es. 14 de diciembre de 2004. Consultado el 24 de junio de 2018. 
  115. a b c d Arencibia de Torres, 1997, p. 76.
  116. BDFutbol (ed.). «Partidos del Tenerife 1986-87». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  117. Caraballo, Adison Daniel Pérez (30 de marzo de 2018). «El espectáculo, en el cine Víctor». AtlanticoHoy. Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  118. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División B 1986-87». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  119. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Real Sociedad B (5 - 1) 31/05/1987». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  120. «Homenaje a Rommel Fernández». Tenerife - Web Oficial. 6 de mayo de 2018. Consultado el 24 de marzo de 2018. 
  121. a b c d e Arencibia de Torres, 1997, p. 77.
  122. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División B 1987-88». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  123. a b c d e f g Arencibia de Torres, 1997, p. 78.
  124. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Betis (4 - 0) 28/06/1989». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  125. BDFutbol (ed.). «Tenerife - Figueres (5 - 1) 25/06/1989». Consultado el 18 de noviembre de 2018. 
  126. a b c d e f g h i j k Arencibia de Torres, 1997, p. 79.
  127. BDFutbol (ed.). «Jorge Raúl Solari». Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  128. a b c d e f g h i Arencibia de Torres, 1997, p. 80.
  129. País, Ediciones El (29 de julio de 1989). «Solari, al Tenerife». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 14 de mayo de 2018. 
  130. a b c d e f g h i Arencibia de Torres, 1997, p. 81.
  131. BDFutbol (ed.). «Jorge Valdano Castellano». Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  132. BDFutbol (ed.). «Clasificación Primera División 1991-92». Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  133. a b Gómez, Óscar Reyes (21 de julio de 2011). «Equipo para el recuerdo: El CD Tenerife de Heynckes». Somewhere futbol. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  134. «Los finales de Liga más apretados de la historia reciente». marca.com. Consultado el 15 de diciembre de 2014. 
  135. SER, Cadena (19 de mayo de 2017). «El recuerdo de las Ligas de Tenerife». El Larguero. Consultado el 24 de marzo de 2018. 
  136. «Ley de Transparencia hasta 2016». Tenerife - Web Oficial. Consultado el 17 de junio de 2018. 
  137. «Sociedades Anónimas Deportivas: Luces y sombras.». lafutbolteca.com. Consultado el 17 de junio de 2018. 
  138. BDFutbol (ed.). «Clasificación Primera División 1992-93». Consultado el 3 de julio de 2018. 
  139. País, Ediciones El (9 de septiembre de 1993). «El Auxerre, peor negocio para el Tenerife». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 3 de julio de 2018. 
  140. a b c «Copa de la UEFA 1993-94». www.rsssf.com. Consultado el 3 de julio de 2018. 
  141. «Copa del Rey 1993-94». www.ceroacero.es. Consultado el 3 de julio de 2018. 
  142. a b c «Copa de la UEFA 1996-97». www.rsssf.com. Consultado el 3 de julio de 2018. 
  143. «Ya sólo los mayores de edad recuerdan al 'eurotenerife'». eldiario.es. 22 de abril de 2015. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  144. BDFutbol (ed.). «Clasificación Primera División 1998-99». Consultado el 3 de julio de 2018. 
  145. País, Ediciones El (18 de junio de 2001). «Rafa Benítez y la revolución juvenil». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  146. Jaume Soler (18 de junio de 2001). «Hugo Morales devuelve al Tenerife a la élite». Mundo Deportivo. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  147. BDFutbol (ed.). «Clasificación Primera División 2001-02». Consultado el 3 de julio de 2018. 
  148. «El iracundo Lussenhoff». 30 de abril de 2002. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  149. «Actos violentos en el partido de ayer». 29 de abril de 2002. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  150. a b c d «Rivero quiere el Tenerife sea echadero político». 22 de diciembre de 2013. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  151. «Hoy se cumplen 15 años de la llegada de Ascanio a la presidencia». Diario de Avisos. 30 de diciembre de 2012. Consultado el 30 de junio de 2018. 
  152. Aragón, El Periódico de (31 de diciembre de 2002). «Pérez Ascanio se hace con la presidencia del Tenerife». El Periódico de Aragón. Consultado el 32 de junio de 2018. 
  153. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2002-03». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  154. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2003-04». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  155. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2004-05». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  156. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2005-06». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  157. Juan José Ramos (20 de diciembre de 2006). «El día que todo cambió». El día. Archivado desde el original el 1 de julio de 2018. Consultado el 30 de junio de 2018. 
  158. a b Mediterráneo, El Periódico (16 de febrero de 2006). «Concepción, nuevo presidente del Tenerife». El Periódico Mediterráneo. Consultado el 30 de junio de 2018. 
  159. «CD Tenerife ha reducido deuda millones últimos seis años.». 21 de abril de 2012. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  160. «El CD Tenerife vende parcela de la ciudad deportiva y reduce deuda». 29 de diciembre de 2011. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  161. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2006-07». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  162. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2007-08». Consultado el 30 de junio de 2018. 
  163. BDFutbol (ed.). «Partido Girona 0-1 Tenerife». Consultado el 23 de marzo de 2018. 
  164. Agencia EFE (13 de junio de 2009). «El Tenerife no dio opción a la sorpresa y selló su ascenso en Girona». Marca. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  165. S.L., Unidad Editorial Internet, (13 de junio de 2009). «Siete años después el Tenerife vuelve a Primera». www.elmundo.es. Consultado el 27 de junio de 2018. 
  166. elEconomista.es (18 de enero de 2009). «4-1. Un atrevido Tenerife se coloca en puestos de ascenso al vencer al Girona». EcoDiario.es. Consultado el 27 de junio de 2018. 
  167. «Estadísticas de Segunda División 2008-09». www.marca.com. Consultado el 27 de junio de 2018. 
  168. 20Minutos (16 de mayo de 2010). «El Tenerife baja a Segunda (1-0)». 20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 22 de julio de 2018. 
  169. LaInformacion (16 de febrero de 2016). «Emotiva despedida del Tenerife de un José Luis Oltra que no pudo contener las lágrimas». La Información. Consultado el 26 de junio de 2018. 
  170. «"En menos de lo que piensas estaremos en Primera"». La Opinión de Tenerife. 7 de julio de 2010. Consultado el 26 de junio de 2018. 
  171. Martín, Cristo (20 de septiembre de 2010). «Arconada, destituido como entrenador del Tenerife». AS. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  172. Sportcartagena. «Alfredo Merino suple a Arconada en el Tenerife». Sportcartagena. Consultado el 14 de mayo de 2018. 
  173. «Mandiá, nuevo entrenador del Tenerife - SPORTYOU». SPORTYOU. 26 de septiembre de 2010. Consultado el 14 de mayo de 2018. 
  174. «El Tenerife contrata a Antonio Tapia». eldia.es. 24 de enero de 2011. Consultado el 26 de junio de 2018. 
  175. Iván Bonales (5 de abril de 2011). «David Amaral se convertirá en la última 'bala' del Tenerife». Marca. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  176. Alejandro Rodríguez (15 de mayo de 2011). «¿Cómo bajar de Primera a Segunda B en menos de un año?». Cadena SER. 
  177. Tenerife, La Opinión de (16 de mayo de 2011). «El Tenerife desciende a Segunda B». Consultado el 26 de junio de 2018. 
  178. a b «El Tenerife llega a la cima». La Opinión de Tenerife. 6 de mayo de 2013. Consultado el 29 de junio de 2018. 
  179. «Antonio Calderón, destituido como entrenador del Tenerife». www.marca.com. 22 de enero de 2012. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  180. «García Tebar deja de ser el entrenador del CD Tenerife». www.elblogoferoz.com. 9 de abril de 2012. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  181. Tenerife, La Opinión de (9 de abril de 2012). «El Tenerife confía a Quique Medina el equipo - La Opinión de Tenerife». www.laopinion.es. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  182. Manoj Daswani (25 de junio de 2012). «La Ponferradina asciende ante un rival desquiciado». AS. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  183. Míchel Martín (26 de septiembre de 2011). «La afición por el CD Tenerife nunca desciende». Marca. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  184. «La hija del presidente de la 'Ponfe' recibe una pedrada». 24 de junio de 2012. Consultado el 25 de marzo de 2018. 
  185. «Álvaro Cervera, nuevo entrenador del Tenerife». Marca. 3 de julio de 2012. Consultado el 24 de julio de 2018. 
  186. Avisos, Diario de (6 de enero de 2013). «Suso hace al Tenerife más líder». Diario de Avisos. Consultado el 25 de marzo de 2018. 
  187. 20Minutos (2 de junio de 2013). «El CD Tenerife vuelve a Segunda tras eliminar a L'Hospitalet». 20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  188. a b elEconomista.es (5 de febrero de 2018). «Joseba Etxeberria, nuevo entrenador del CD Tenerife». Consultado el 7 de julio de 2018. 
  189. AS, Diario (2 de junio de 2013). «El Tenerife vuelve a ser equipo de Segunda División A». AS.com. Consultado el 7 de julio de 2018. 
  190. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2013-14». Consultado el 7 de julio de 2018. 
  191. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2014-15». Consultado el 7 de julio de 2018. 
  192. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2015-16». Consultado el 7 de julio de 2018. 
  193. «El CD Tenerife tenía cuatro puntos menos y estaba a uno del descenso la pasada temporada - ElDorsal.com». ElDorsal.com. 12 de octubre de 2017. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  194. Tenerife, La Opinión de (11 de junio de 2017). «"Quería quedar cuarto porque nuestra afición nos va a dar un plus"». Consultado el 10 de junio de 2018. 
  195. País, El (17 de junio de 2017). «El Cádiz toma ventaja ante el Tenerife (1-0)». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  196. «Shibasaki mete al Tenerife en la final doblegando a un gran Cádiz - Marca.com». Marca.com. 18 de junio de 2017. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  197. «El Tenerife elimina al Cádiz y se jugará el ascenso contra el Getafe». ELMUNDO. 18 de junio de 2017. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  198. AS, Diario (21 de junio de 2017). «Tenerife 1 - 0 Getafe: goles, resultado y resumen». AS.com. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  199. AS, Diario (24 de junio de 2017). «Getafe vs Tenerife: resultado, resumen y goles». AS.com. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  200. «Sufrido ascenso del Getafe». abc. 25 de junio de 2017. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  201. AS, Diario (5 de julio de 2017). «José Luis Martí renueva por una temporada más». AS.com. Consultado el 7 de julio de 2018. 
  202. «Pep Lluis Martí despedido como entrenador del CD Tenerife en Segunda». top-sport.es. 4 de febrero de 2018. Consultado el 7 de julio de 2018. 
  203. BDFutbol (ed.). «Clasificación 2ª División 2017-18». Consultado el 7 de julio de 2018. 

BibliografíaEditar

  • Arencibia de Torres, Juan (1997). C.D. Tenerife, 1922-1997: 75 años de historia. ISBN 84-922978-0-8. 

Enlaces externosEditar