Abrir menú principal

Hopalanda

Prenda de vestir medieval
Miniatura de ca. 1412. El hombre de la derecha viste una hopalanda

Una hopalanda, abreviadamente hopa, es una prenda de vestir que constituyó el exterior del traje masculino o femenino en Europa, en los siglos XIV y XV. Era una especie de bata, a veces larga, a veces corta, con mangas muy largas que llegaban hasta el suelo. Un cuello derecho y alto la mantenía unida al cuello. Era justa de talle y se ceñía a la cintura por un cinturón.

La naturaleza del traje determinaba la longitud de la hopalanda. Para ir al baile, era corta, a veces tan corta que apenas cubría la parte de los muslos. Para los pajes y los criados, así como para los trajes de caza, era norma que cubriera hasta por encima de la rodilla. Las hopalandas largas eran utilizadas para las recepciones o el paseo.

Esta prenda de vestir también se adornaba a menudo con numerosas decoraciones. Estas tenían por objeto mostrar la gloria y el prestigio de la persona que la llevaba. El exterior se adornaba así con bordados, con perlas o con telas preciosas. El interior podía hacerse de terciopelo, satén, lana o también de piel vuelta.