Hornillo

utensilio pequeño y portátil para cocinar
Hornillo

Un hornillo, cocinilla, anafe, calentador o infiernillo es un utensilio pequeño y portátil para cocinar y calentar alimentos al aire libre.[1]

Elemento básico en el origen de la alimentación humana, como objeto útil sigue usándose en excursiones, acampadas o picnics, etc.

El modelo de hornillo de gas consta de un quemador y un soporte para apoyar un recipiente sobre él. El combustible puede ser alcohol de quemar, gas licuado, acpm, gasolina, etc. Para uso doméstico existen diversos tipos de ingenios eléctricos.

Hornillos cerámicosEditar

 
Loza popular andaluza en el cuadro de Manuel Wssel de Guimbarda Vendedoras de rosquillas en una calle de Sevilla (1881, detalle). En primer plano el hornillo tradicional de origen árabe, un gran "fogón" o anafre.

En el origen histórico, morfológico y utilitario del hornillo se encuentran los anafes introducidos en Europa por las invasiones musulmanas a partir del siglo vii, cocinas portáles de las que ya hay precedente clásico en el legado arqueológico greco-romano. Los primitivos hornillos cerámicos podían tener dos pisos en su interior, siendo el superior el brasero propiamente dicho, y que servía de base al recipiente en el que se cocinaba. El brasero disponía de una serie de perforaciones o respiraderos.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «hornillo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  2. Caro Bellido, Antonio (2008). Diccionario de términos cerámicos y de alfarería. Cádiz: Agrija Ediciones. p. 33. ISBN 84-96191-07-9. 

Enlaces externosEditar