Huésped (hostelería)

Huésped puede hacer referencia al cliente de un establecimiento de hostelería (tradicionalmente una casa de huéspedes, pensión o posada) o al invitado a una casa por un anfitrión.

La Real Academia Española anota otra acepción de uso del término para denominar al mesonero o el amo de una venta, mesón, hostal o parador, así como a la persona que hospeda en su casa.[1]

La etimología de huésped, del latín «hospes, -ĭtis», cuando el término ya tenía el mismo uso doble y aparentemente contradictorio (referido tanto a la persona que hospeda como al hospedado) rechaza la propuesta de que la confusión proceda de una mala traducción del uso del término inglés «host».[a][2]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Por el contrario, el uso de anfitrión para referirse al que hospeda no se hace popular en español sino hasta el siglo XVII, con la difusión de la obra de Molière llamada Anfitrión (que a su vez hace referencia a un rey de Tebas famoso por su hospitalidad). La difusión de la palabra anfitrión ha ido delimitando el uso de huésped solo en su acepción de persona hospedada.

ReferenciasEditar