Iglesia (organización)

comunidad de fieles que profesan la fe cristiana

Una iglesia refiere tanto a una comunidad local como a una institución religiosa que agrupa a cristianos de una misma confesión. En sociología, este término designa a un grupo religioso institucionalizado y con vocación universalista.[1]

EtimologíaEditar

La palabra iglesia proviene de la voz griega ἐκκλησία (transliterado como ekklēsía) vía el latín ecclesia.

El sustantivo posee una doble herencia de significado en la Biblia:[2]

1. En el ámbito del mundo europeo occidental helenístico no cristiano, denotaba una asamblea o reunión de ciudadanos congregados en razón de una convocatoria pública (generalmente el llamado de un mensajero oficial o heraldo), para asuntos usualmente de orden político, y se entiende de esta manera en pasajes bíblicos como el de Hechos de los Apóstoles:
Y otros gritaban otra cosa; porque la iglesia estaba confusa, y la mayoría no sabía por qué se habían reunido.
Hch 19, 32
2. En la Septuaginta (traducción al griego del Tanaj) se emplea frecuentemente para traducir la voz hebrea qâhâl (o kahal, transliteración de קהל), que se refiere a la congregación de Israel o pueblo de Dios, como por ejemplo en: Salmos:
Anunciaré tu nombre a mis hermanos: en medio de la kahal קהל' te alabaré.
Sal 22, 22

Así, Iglesia en algunos pasajes del Nuevo Testamento podría combinar ambas ideas (la hebrea y la griega) o solo una de ellas, dando por eso profundo y complejo significado a las palabras de Jesús de Nazaret a Simón Pedro recogidas en el Evangelio según san Mateo:

Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi kahal קהל' pueblo o iglesia, y las puertas del hades no prevalecerán contra ella.
Mt 16, 18

Por otro lado, otros orígenes etimológicos de Iglesia se observan en idiomas distintos al castellano. Mientras que en las lenguas romances iglesia deviene del griego ekklēsía, como ya se ha visto, en las lenguas germánicas (alemán kirche, inglés church), procede del griego popular bizantino (kyrikē), que puede significar algo ‘referente al Señor (kyrios)’; no obstante, no existe unanimidad al respecto.

DoctrinasEditar

En sentido concreto o realEditar

En algunos pasajes de la Biblia su uso en singular hace referencia a una congregación local y específica, como es el caso del relato en Hechos de los apóstoles con respecto a la Iglesia de Jerusalén:

ηκουσθη δε ο λογος εις τα ωτα της εκκλησιας της εν ιεροσολυμοις περι αυτων και εξαπεστειλαν βαρναβαν διελθειν εως αντιοχειας.
Y llegó la fama de estas cosas á oídos de la iglesia que estaba en Jerusalem: y enviaron á Bernabé que fuese hasta Antioquía.
Hch 11, 22 (TR1894 y RVA)

Pero en otros pasajes Pablo de Tarso parece utilizar el vocablo para referirse a un conjunto de congregaciones:

ηκουσατε γαρ την εμην αναστροφην ποτε εν τω ιουδαισμω οτι καθ υπερβολην εδιωκον την εκκλησιαν του θεου και επορθουν αυτην.
Porque ya habéis oído acerca de mi conducta otro tiempo en el Judaismo, que perseguía sobremanera la iglesia de Dios, y la destruía.
Ga 1, 13 (TR1894 y RVA)

Con todo, los estudiosos concuerdan en que las Sagradas Escrituras hacen poca distinción entre el singular y el plural, por eso, del mismo modo, Iglesia puede hacer referencia a una reunión de creyentes en un hogar, como es el caso de la mencionada en la Epístola a los romanos:

και την κατ οικον αυτων εκκλησιαν ασπασασθε επαινετον τον αγαπητον μου ος εστιν απαρχη της αχαιας εις χριστον.
Asimismo á la iglesia de su casa. Saludad á Epeneto, amado mío, que es las primicias de Acaya en Cristo.
Ro 16, 5 (TR1894 y RVA)

Como asimismo a una reunión de creyentes en una sola ciudad, como los destinatarios de la Primera epístola de san Pablo a los corintios

τη εκκλησια του θεου τη ουση εν κορινθω ηγιασμενοις εν χριστω ιησου κλητοις αγιοις συν πασιν τοις επικαλουμενοις το ονομα του κυριου ημων ιησου χριστου εν παντι τοπω αυτων τε και ημων.
A la iglesia de Dios que está en Corinto, santificados en Cristo Jesús, llamados santos, y á todos los que invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo en cualquier lugar, Señor de ellos y nuestro:
1 Co 1, 2 (TR1894 y RVA)

O a la reunión de creyentes de una provincia, como se refiere San Pablo a las iglesias de Asia en su Primera epístola a los tesalonicenses:

ασπαζονται υμας αι εκκλησιαι της ασιας ασπαζονται υμας εν κυριω πολλα ακυλας και πρισκιλλα συν τη κατ οικον αυτων εκκλησια.
Las iglesias de Asia os saludan. Os saludan mucho en el Señor Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa.
1 Co 16, 19 (TR1894 y RVA)

En sentido ideal o místicoEditar

En otros pasajes de la Biblia, particularmente en las epístolas paulinas, se utiliza la palabra Iglesia para designar aquello que los cristianos han definido a lo largo de su historia como cuerpo místico de Cristo o, toda la comunidad universal de los creyentes.

Así ocurre, por ejemplo, en la Epístola a los Efesios donde Pablo de Tarso explica el eterno propósito redentor de Dios realizado en una Iglesia en la que participan tanto judíos como no judíos, personas de todas las naciones, tanto esclavos como hombres libres, etc. Un verso de la Epístola a los colosenses deja muy clara esta idea, una Iglesia

οπου ουκ ενι ελλην και ιουδαιος περιτομη και ακροβυστια βαρβαρος σκυθης δουλος ελευθερος αλλα τα παντα και εν πασιν χριστος.
Donde no hay griego ni judío, circunciso ni incircunciso, bárbaro ni escita, siervo ni libre; sino que Cristo es el todo, y en todos.
Col 3, 11 (TR1894 y RVA)

Iglesias cristianasEditar

Iglesia católicaEditar

La Iglesia católica[nota 1]​ es la Iglesia cristiana más numerosa.[3]​ Está compuesta por 24 Iglesias sui iuris: la Iglesia latina y 23 Iglesias orientales,[4][5]​ que se encuentran en completa comunión con el papa y que en conjunto reúnen a más de 1329 millones de fieles en el mundo.[6][7]

La Iglesia católica sostiene que en ella subsiste la única Iglesia fundada por Cristo,[nota 2]​ encomendada por él al apóstol Pedro, a quien le confió su difusión y gobierno junto con los demás apóstoles.[11]​ Por ello, se considera a sí misma como un «sacramento», un «signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano».[12]

Cristianismo ortodoxoEditar

En el Cristianismo ortodoxo, la Iglesia ortodoxa reúne a las Iglesias autocefalías que eligen a sus propios primates.[13]​ Debido a su influencia o su importancia histórica, una Iglesia autocéfala puede llevar el título de patriarcado o de arzobispado y, por lo tanto, ser dirigida por un patriarca o un arzobispo.[14]​ Las iglesias autónomas tienen un arzobispo.

ProtestantismoEditar

En el Protestantismo, la Iglesia universal está representada por las iglesias locales, parroquias y sínodos, afiliados a las iglesias nacionales y a las organizaciones internacionales, es decir, entre los principales, la Comunión Anglicana, la Federación Luterana Mundial, la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas. [15]​ La gestión de la Iglesia está asegurada por los ministerios que son principalmente los pastor, diácono, chantre y evangelista. [16]

Cristianismo evangélicoEditar

En el Cristianismo evangélico, la Iglesia evangélica local es la organización que representa la Iglesia universal y es vista por los evangélicos como el cuerpo de Jesucristo. [17]​ Ella es responsable de la enseñanza y las ordenanzas, a saber, el bautismo del creyente y la comunión.[18]​ Muchas iglesias están miembros de denominaciones cristianas evangélicas y se adhieren a una confesión de fe común y a las regulaciones. [19][20]​ Algunas denominaciones son miembros de una alianza nacional de la Alianza Evangélica Mundial. [21]​ La gestión de la Iglesia está asegurada por los ministerios evangélicos que son principalmente los diácono, líder de alabanza, evangelista y pastor. [22]​ El ministerio de obispo con una función de supervisión sobre las iglesias a escala regional o nacional está presente en todos los denominaciones cristianas evangélicas, incluso si los títulos de presidente del consejo o supervisor general se utilizan principalmente para esta función. [23][24]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. En ocasiones, sobre todo por influjo de países de habla inglesa, se añade el adjetivo «romana» a los anteriores. En el Credo y en el Catecismo de la Iglesia católica se dice de esta que es «una, santa, católica y apostólica», sin el término «romana». Existen, sin embargo, otros textos en los que aparece la palabra «romana» añadida a las anteriores. Cf. Juan Pablo II, Audiencia general del miércoles 26 de junio de 1985.
  2. La fórmula subsistit in (subsiste en), empleada en la constitución Lumen gentium del Concilio Vaticano II, fue objeto de varias interpretaciones que hicieron a la Congregación para la Doctrina de la Fe precisar posteriormente su significado. Dicha fórmula no vendría a negar la identidad entre la Iglesia de Cristo y la Iglesia católica, sino que busca insistir en el hecho de que la Iglesia de Cristo, con todos los medios instituidos por él, persiste (es decir: permanece, continúa) para siempre en la Iglesia católica.[8][9][10]

ReferenciasEditar

  1. (en francés) Nathalie Luca, Sectes, Églises et nouveaux mouvements religieux, sitio digital 'ÉduSCOL', Seminario « L'enseignement du fait religieux », 5-7 noviembre 2002.
  2. * Carlos T. Gattioni; «Iglesia, Ilustrado de la Biblia», Wilton M. Nelson (editor), Editorial Caribe, Miami, Estados Unidos de América, 1983, p 295. ISBN 0-89922-033-9
  3. «Major Branches of Religions». adherents.com. Consultado el 24 de agosto de 2010. 
  4. «¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias autónomas?». Aleteia. 8 de agosto de 2016. Consultado el 7 de noviembre de 2016. 
  5. Monzon, August; Martínez, Joan Alfred; Bea, Emilia (17 de febrero de 2015). Colligite Fragmenta. Repensar la tradició crisitiana en el món postmodern. Universitat de València. pp. 199-200. ISBN 978-84-370-9703-9. 
  6. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Segreteria
  7. «Presentación del Anuario Pontificio 2019 y del "Annuarium Statisticum Ecclesiae 2017"». press.vatican.va. Consultado el 5 de agosto de 2019. 
  8. Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española (2007). José Rico Pavés, ed. Comentarios al Documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, «Subsistit in Ecclesia Catholica (LG 8). Precisiones sobre la eclesiología del Concilio Vaticano II». Madrid: Edice. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  9. Ocáriz, Fernando (Diciembre de 2005). «Iglesia de Cristo, Iglesia católica e Iglesias que no están en plena comunión con la Iglesia católica». Romana (41): 348. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  10. Congregación para la doctrina de la fe (29 de junio de 2007). «Respuestas a algunas preguntas acerca de ciertos aspectos de la doctrina sobre la Iglesia». Santa Sede. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  11. Constitución dogmática Lumen gentium, 8.
  12. Cf. Concilio vaticano II, declaración dogmática Lumen gentium, nn. 1, 5.
  13. Encyclopaedia Britannica, Encyclopedia of World Religions, Encyclopaedia Britannica, USA, 2008, p. 309
  14. Erwin Fahlbusch, Geoffrey William Bromiley, The Encyclopedia of Christianity, Volume 4, Wm. B. Eerdmans Publishing, USA, 2005, p. 88
  15. J. Gordon Melton, Encyclopedia of Protestantism, Infobase Publishing, USA, 2005, p. 603, 706
  16. J. Gordon Melton, Encyclopedia of Protestantism, Infobase Publishing, USA, 2005, p. 91
  17. Robert Paul Lightner, Handbook of Evangelical Theology, Kregel Academic, USA, 1995, p. 228
  18. Robert Paul Lightner, Handbook of Evangelical Theology, Kregel Academic, USA, 1995, p. 234
  19. Timothy J. Demy Ph.D., Paul R. Shockley Ph.D., Evangelical America: An Encyclopedia of Contemporary American Religious Culture, ABC-CLIO, USA, 2017, p. 105
  20. Brad Christerson, Richard Flory, The Rise of Network Christianity, Oxford University Press, USA, 2017, p. 58
  21. Brian Stiller, Evangelicals Around the World: A Global Handbook for the 21st Century, Thomas Nelson, USA, 2015, p. 210
  22. Walter A. Elwell, Evangelical Dictionary of Theology, Baker Academic, USA, 2001, p. 778
  23. John H. Y. Briggs, A Dictionary of European Baptist Life and Thought, Wipf and Stock Publishers, USA, 2009, p. 53
  24. William K. Kay, Pentecostalism: A Very Short Introduction, OUP Oxford, UK, 2011, p. 81

Enlaces externosEditar