Abrir menú principal

Ermita de Nuestra Señora del Valle

Bien de Interés Cultural

La ermita de Nuestra Señora del Valle es un templo de tipo románico ojival de influencia bizantina en España. Está situado en el pueblo burgalés de Monasterio de Rodilla. Se trata de un cenobio perteneciente a la segunda mitad del siglo XII, concretamente su origen se enmarca hacia el año 1170. A pesar de su antigüedad, su estado de conservación es bueno.[1]​ El edificio, de gran atracción turística, fue declarado Bien de Interés Cultural el 3 de junio de 1931.[2]

Ermita de Nuestra Señora del Valle
Ntra Sra del Valle (Monasterio de Rodilla).jpg
Información general
Catalogación Bien de Interés Cultural
Localización Monasterio de Rodilla
País España
Coordenadas 42°27′34″N 3°29′04″O / 42.459338, -3.484558Coordenadas: 42°27′34″N 3°29′04″O / 42.459338, -3.484558

Índice

HistoriaEditar

 
Vista frontal de la ermita

Antes de la existencia de la ermita actual, había en el pueblo un monasterio llamado Santa María del Valle cuyo emplazamiento no se conoce con certeza. Existen dos posturas opuestas acerca del mismo: una de ellas manifiesta que el emplazamiento del monasterio fue el mismo que el de la actual ermita, mientras que la otra señala que estaba donde se sitúa actualmente la iglesia gótica de Santa Marina (también en Monasterio de Rodilla). Como se puede suponer, el nombre del monasterio (Santa María del Valle) dio origen al de la ermita (Nuestra Señora del Valle).

 
Maqueta de la ermita Nuestra Señora del Valle

Está documentado que a principios del siglo XII, el conde Rodrigo Gómez de Bureba y su mujer Doña Elvira fueron dignos protectores del monasterio. A la muerte del conde, su viuda se retiró a Santa María del Valle. Según consta en los documentos, el hijo de ambos, de nombre Don Gonzalo, continuó con el apoyo al monasterio y ordenó edificar la actual ermita. Esta se construyó durante el periodo en el que Don Pedro Sánchez ocupaba el cargo de abad, hacia 1170 (siglo XII). La evidencia de que la iglesia no se puede remontar más allá del siglo XII debido a sus características arquitectónicas y decorativas es otro motivo de la aceptación de esta fecha.

En la colección diplomática de Oña se recoge el siguiente texto:

"El abad Pedro Sánchez dejó una memoria muy honrada para que nos acordáramos de él. Hizo la Iglesia de Nuestra Señora del Valle".

Posteriormente, el rey castellano Alfonso VIII (1155-1214) donó tierras a Nuestra Señora del Valle "en sufragio de su alma y de sus antepasados" [3]

InteriorEditar

 
Vista interior de Nuestra Señora del Valle

El interior es breve, recogido y sencillo. Presenta tres tramos: ábside interior, crucero y nave. Es destacable que existe una notable diferencia de altura entre los tres tramos. A continuación se explica cada uno de ellos:

Ábside interior: transparenta los elementos decorativos del ábside exterior. Aparecen en él tres ventanas, cada una en el centro de un arco, con sencillos capiteles. En el interior las ventanas son más abiertas que en el exterior, por lo que se encuentran abocinadas hacia el exterior. En esta división de la ermita está el altar con su correspondiente mesa. Las luz que penetra en el interior por cada una de las tres ventanas converge en el altar.

Crucero: su elemento más interesante es la cúpula, de media naranja. Su único adorno es una moldura de flores que bordea su abertura circular central. La cúpula aparece levantada por cuatro arcos torales apuntados, entre los que figuran pechinas de cuello muy alargado. Estas pechinas, de origen e influencia bizantinas, permiten el paso de un espacio cuadrangular a otro circular. Su alargamiento y fino estilo producen una sensación de elevación y espacio. A su esbeltez y finura, contribuye el leve apuntamiento de los arcos, una aproximación a la estética gótica.

 
Vista interior de la cúpula de Nuestra Señora del Valle

El crucero presenta dos absidiolos o nichos orientados hacia el sur y el norte respectivamente, en dirección perpendicular a la orientación de la nave. Cada uno de los dos absidiolos está resguardado por un arco de medio punto sostenido por dos columnas de tamaño mediano, sobre el que se alza un tejadillo a dos aguas de forma triangular. [4]

Los capiteles del crucero repiten frecuentemente la temática de los canecillos. Presentan evidentes restos de policromía. Su tema principal es la naturaleza. Combinan motivos vegetales con otros zoomorfos: aparece un león con las fauces abiertas, un águila con las alas extendidas, serpientes que se cruzan e incluso hojas de acanto y pájaros.

Nave: está formada por dos tramos cubiertos por una bóveda de medio cañón, separados entre sí por un arco fajón apuntado con dos altas columnas adosadas y capiteles. Al fondo, se aprecian signos de un coro de hechura posterior.

En la parte baja de la pared posterior se observa una pequeña puerta ojival lisa, en gran parte cegada por el muro. Su parte no cegada conecta con el exterior a modo de ventana. En lo alto de dicho muro, se distingue una ventana de medio punto cuyo único adorno es una moldura de tacos. [5]

ExteriorEditar

A grandes rasgos,se trata de una iglesia de una sola nave estrecha y de altas paredes. Entre sus principales elementos destacan:

Planta general: es muy sencilla. Contiene los tres elementos básicos de una basílica románica: nave, crucero y santuario.

Ábside semicircular: se encuentra sobre un resistente zócalo. En su estructura semicircular se suceden tres arcos ciegos de medio punto. Estos son muy abiertos y se apoyan sobre machones. No incorporan capiteles. Comprenden toda la forma semicircular del ábside y surcan el muro. Al ser el ábside bastante extenso, los arcos resultan ampliamente abiertos, algo poco común en el ámbito ortodoxo.

El muro del ábside alberga tres pequeñas ventanas cuyo objetivo es iluminar el altar. Dichas ventanas se sitúan por debajo de los tres arcos (una por debajo de cada arco). Cada ventana se encuentra escoltada por dos sencillas columnas, una a cada lado. Las ventanas y columnas se apoyan sobre delgadas pilastras, situadas a varios metros del suelo.

El ábside contiene una pequeña inscripción muy deteriorada y prácticamente ilegible.

 
Vista del ábside semicircular.

Canecillos: también conocidos como modillones, son pequeñas piezas en las que se apoya el alero de la ermita. El ábside del templo contiene 24 canecillos pero estos no se encuentran solo ahí sino que se esparcen por debajo del tejado semicircular, rodeando el perímetro de la iglesia (además de en el ábside, se encuentran en la torre, la nave y la portada).

Los canecillos llaman la atención en gran parte por su gran variabilidad y temática. Encontramos en los canecillos representaciones de cabezas humanas, así como animales: águilas, arpías, leones, peces, cerdos, cuervos e incluso un buey. También aparecen músicos, contorsionistas y hombres realizando diversas acciones como cargar un tonel o tocar un caramillo.

Portada: Se encuentra en un pequeño saliente de la fachada frontal custodiado por un tejadillo. Está formada por un arco triple levemente apuntado. Las arquivoltas que aparecen en el triple arco están acompañadas de billetes a modo de ornamento. Presenta cuatro columnas acodilladas sobre jambas cada una de las cuales está rematada por un capitel. [6]

 
Portada de Nuestra Señora del Valle

Partiendo de los elementos mencionados, la portada es románica pura en sus elementos y disposición, de influencia oriental por su escultura y del gótico incipiente por su arco.

Situación geográfica y paisajeEditar

En la comarca de la Bureba, Nuestra Señora del Valle dista 2 kilómetros del principal núcleo de Monasterio de Rodilla. Este pueblo se encuentra a los pies del puerto de la Brújula. El barrio más cercano a la ermita es el de Santa Marina. En él, se encuentra la iglesia gótica de Santa Marina, que da nombre al barrio.

El templo se sitúa en un valle custodiado por un risco rocoso de tamaño considerable. Entre los múltiples árboles que destacan, abundan los castaños. En la propia explanada de la ermita se encuentra una fuente de agua potable, así como un merendero. Por detrás del templo se extiende un camino no muy transitado. [7]

 
Vista de la ermita de Nuestra Señora del Valle, su paisaje y sus alrededores

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Ermita de Nuestra Señora del Valle de Monasterio de Rodilla». Consultado el 19 de agosto de 2019. 
  2. «Edificios Bien de Interés Cultural». Consultado el 19 de agosto de 2019. 
  3. Pérez García, Andrés (2011). Monasterio de Rodilla: HIstoria y Arte. Ayuntamiento de Monasterio de Rodilla. p. 136. ISBN 978-84-615-4387-8. 
  4. Arteguias. «MONASTERIO DE RODILLA (Burgos)». Ermita de Nuestra Señora del Valle. Consultado el 21 de agosto de 2019. 
  5. Rodríguez Pajares, Emilio José. El arte románico en el Territorio Burgalés. Universidad Popular para la Educación y la Cultura de Burgos. ISBN 84-96135-10-1. 
  6. Enciclopedia del románico en Castilla y León. Burgos, Castilla y León: Fundación Santa María la Real Centro de Estudios del Románico (2002). 2002. p. 776. ISBN 978-8489483859. 
  7. «Ermita de Nuestra Señora del Valle». Consultado el 17 de agosto.