Iglesia de Santa María Magdalena (Sevilla)

La iglesia de la Magdalena es un templo católico y la sede de una parroquia de Sevilla, Andalucía, España. El edificio es de estilo barroco. Fue proyectada por Leonardo de Figueroa y levantada entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, como iglesia del convento dominico de San Pablo el Real. Se declaró Bien de Interés Cultural en 1970.[1]

Iglesia de Santa María Magdalena
Bien de Interés Cultural
Iglesia Magdalena Sevilla 006.jpg
Tipo Parroquia
Advocación María Magdalena
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla
Flag of Spain.svg España
Flag of Andalucía.svg Andalucía
Coordenadas 37°23′26″N 5°59′55″O / 37.390486111111, -5.9986958333333Coordenadas: 37°23′26″N 5°59′55″O / 37.390486111111, -5.9986958333333
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Sevilla
Orden Clero Diocesano
Sacerdote Francisco Román Castro
Arquitectura
Construcción 1694 - 1709
Estilo arquitectónico barroco
[editar datos en Wikidata]

Actualmente es la sede canónica de la Hermandad Sacramental de la Magdalena, de la Hermandad de Nuestra Señora del Amparo, de la Hermandad de la Quinta Angustia, de la Hermandad de Montserrat y de la Hermandad del Calvario.

Índice

HistoriaEditar

 
Portada del compás del antiguo convento de San Pablo. 1850. Calotipo de Joseph Vigier.
 
Portada de la iglesia con la escultura de Santo Domingo de Guzmán.

En 1248 Fernando III el Santo cedió unas casas en la collación de Santa María a los dominicos.[2]​ La orden fundó en este lugar el convento de San Pablo. En el 1250, en un capítulo provincial de la orden en Toledo, se asignó un número de frailes al convento. La donación de los inmuebles fue confirmada en 1255 por Alfonso X.[2]

En 1324 el infante Felipe dio muchas limosnas a este convento.[3]​ Felipe veneró en él a la Virgen de las Fiebres. Posteriormente, esta alcanzaría notoriedad por la atribución de una curación milagrosa a Pedro I en 1351. En agradecimiento, Pedro I ofreció al convento una estatuya suya de plata. Esta estatua de plata fue destruida en un derrumbe que tuvo lugar en 1691.[2]​ En torno a 1353 el convento fue destruido por un incendio y en 1361 Pedro I contribuyó a las obras de reparación.[3]

En 1421 el cabildo de la ciudad dio tres mil maravedíes para el capítulo general de la orden que tuvo lugar en el convento de San Pablo.[3]​ Este cabildo también dio otras donaciones para diversos cultos.[4]​ En 1504 los Reyes Católicos, que se encontraban en Medina del Campo, otorgaron al convento limosnas para la reparación de la techumbre de la iglesia, que había sido derribada por una fuerte tempestad.[3]​ El convento también recibió muchas ayudas de destacadas familias locales, algunas de las cuales recibieron sepultura en su iglesia.[4]

En 1504 se creó en su seno un centro de estudios, Estudio General. En 1552, por bula del papa Julio III, pasó a tener el rango de universidad.[5]

En este convento se hospedaron muchos frailes dominicos que fueron, posteriormente, a evangelizar América y Filipinas. Algunas de estas misiones a las Indias fueron organizadas por Bartolomé de las Casas. En 1544 fue nombrado en este convento obispo de Chiapas.[5]

Fue el mayor convento dominico de Andalucía.[3]​ A principios del siglo XVII contaba con 200 frailes.[6]​ En 1649 fallecieron 85 frailes por la epidemia de peste que asoló la ciudad.[6]​ En 1757 había 190 frailes.[6]

Tras los desbordamientos del río Guadalquivir que tuvieron lugar entre 1691 y 1692 la construcción medieval sufrió derrumbes y, finalmente, fue demolida para levantarse de nuevo.[7]​ El templo actual fue realizado entre 1694 y 1709.[8]

Durante la invasión francesa de Sevilla, las tropas saquearon el convento y lo ocuparon como cuartel y la iglesia del convento fue convertida en iglesia de Santa María Magdalena, en sustitución de la parroquia con esa titular que fue derribada en 1811, de acuerdo con el plan de derribos del asentista Mayer.[9][6]​ La antigua iglesia parroquial se encontraba en la zona que actualmente ocupa la plaza de la Magdalena.[10]

Posteriormente, los dominicos regresaron al convento, comenzaron a arreglar los desperfectos y volvieron a convertir este templo en su iglesia. La antigua parroquia de la Magdalena comenzó a reconstruirse en la parcela que ocupaba. Tras la desamortización de 1835 el convento fue dedicado a oficinas civiles y en 1842 se abandonó la reconstrucción de la antigua iglesia parroquial para tener aquí la sede definitiva de la iglesia de Santa María Magdalena.[10][11]

Para usos civiles, el convento fue reformado por dentro. En 1889 se derribó el compás y su portada.[11]​ En 1909 el convento fue arrasado por un incendio.[11]​ A lo largo del siglo XX se derribaron sus dos claustros y otras dependencias para proyectos de urbanismo.[11]​ En el siglo XXI solo se conservan del antiguo convento la iglesia, la sacristía y la capilla de Montserrat.[12]

ExteriorEditar

 
Parte superior de la fachada de los pies del templo, con dos espadas y en el centro, otro cuerpo con entrada al balcón.
 
Vista exterior de la cúpula.

La portada principal se encuentra a los pies de la nave central. Originalmente daba al compás del convento, aunque en la actualidad se abre a la calle Cristo del Calvario.[13]​ Está realizada en piedra. En el frontispicio hay dos jarrones, un escudo de los dominicos y un busto de Santo Tomás de Aquino atribuido a Pedro Roldán.[14]​ En esta fachada hay un gran rosetón rodeado por las cuentas de un rosario, realizadas en cerámica azul, rodeado a su vez por una corona de flores.[14]​ En la parte superior hay un balcón con la siguiente distribución: en los lados hay dos espadañas y, en el centro, otro cuerpo con una entrada al balcón.[14]

En el lado de la epístola hay tres accesos. Uno es la sencilla puerta a la capilla de la Hermandad de la Quinta Angustia. El segundo es una portada usada habitualmente para acceder al templo. En el frontispicio está el escudo de la orden y, en la parte superior, las esculturas de San Fernando flanqueado por San Isidoro y San Leandro.[15]​ El tercer acceso es una portada que comunica con el transepto. En el frontispicio de esta portada se encuentra una estatua de Santo Domingo de Guzmán, atribuida a Pedro Roldán.[15]​ Sobre la misma hay un tejaroz sostenido por ternapuntas de hierro forjado.[16]

La cúpula del crucero es la primera de la ciudad realizada sobre tambor octogonal.[13]​ Cuenta con un lucernario en su parte superior y está coronada por una corona de hierro forjado.[13]​ Figueroa diseñó cúpulas similares para la iglesia de San Luis de los Franceses y para la colegiata del Salvador.[17]

InteriorEditar

 
Planta de la Iglesia de Santa María Magdalena de Sevilla
1-6. Capillas
7. Capilla de la Quinta Angustia
8. Capilla sacramental

El interior del templo consta de tres naves longitudinales y una transversal.[8]​ Las nave central, más alta y ancha, está dividida en cinco tramos.[8]​ En la parte alta de la entrada principal hay un coro y al fondo de la iglesia se encuentra el presbiterio.[8]

CúpulaEditar

En el crucero se encuentra la cúpula, que se encuentra decorada en su interior con pinturas temáticas de la Gloria de la Virgen. En los ocho segmentos hay medallones con letras que componen la frase "Ave María" y pinturas de ángeles sosteniendo elementos que representan las letanías marianas.[18]​ En los intradós de los arcos torales se representan la Iglesia católica, la Provindencia, la Misericordia, la Sabiduría y la Justicia divinas.[19]​ En los cuatro pilares que sostienen la cúpula hay pintados 16 dominicos, identificados como: Sanctus Antoninus, B. Gundisalvus de Amarantho, B. Petrus Mártir de Verona, B. Joannes Martin de Colonia, B. Benedictus XI, B. Agustinus Gazotto, Sanctus Pius V, B. Albertus Magnus, Sanctus Hyacinthus, B. Jacubus de Mavania, Sanctus Raimundus de Peñafort, B. Petrus González Telmo, Sanctus Ludovicus Beltrán, B. Henricus Suzón, Sanctus Vecentius Ferrer y B. Ambrosius Sancedonius.[20]​ Este conjunto fue realizado por Lucas Valdés.[20]

Altar mayorEditar

 
Retablo mayor (siglo XVIII).

En la bóveda del altar mayor está representando el Triunfo de la Fe, con santo Domingo de Guzmán y santo Tomás de Aquino rodeados por una gran corte de ángeles. En los cuatro medallones situados en las pechinas de la bóveda hay representaciones de los cuatro continentes, representando la evangelización del orbe. Este conjunto también es de Lucas Valdés, datado entre 1710 y 1715.[18]

En 1577 el prior contrató un retablo mayor realizado por Juan Bautista Vázquez "el Viejo" y Miguel de Adán. Ese retablo estuvo en la iglesia hasta el 1700.[21]​ El actual es de autor desconocido, aunque es posible que fuese diseñado por Leonardo de Figueroa.[22]​ Mide dieciocho metros de altura y consta de banco y dos cuerpos. Se distribuyó en tres calles separadas por columnas salomónicas. Fue restaurado en el año 2012, con el patrocinio de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.[23]

En el centro del retablo se abre una hornacina que contiene la escultura de Santa María Magdalena. Fue realizada en 1704 por Felipe Malo de Molina y procede de la primitiva parroquia de la Magdalena.[24]​ El resto de las esculturas del retablo son atribuidas a Pedro Duque Cornejo de entre 1709 y 1724.[25]

En la predela del retablo hay una Inmaculada. En el centro del primer cuerpo está Santa María Magdalena en su hornacina y, a los laterales, las esculturas de San Francisco y Santo Domingo de Guzmán. En el centro del segundo cuerpo está San Pablo en su hornacina y, a los laterales, las esculturas de San Pío V y San Benedicto XI. En el centro del tercer cuerpo hay un relieve de la Conversión de san Pablo y, en los laterales, se encuentran Santa Catalina de Siena y Santa Rosa de Lima.[26]

A los lados del retablo mayor hay dos portadas. Cada una de ellas tiene dos columnas de mármol sosteniendo sus adintelados. En uno de los dinteles hay una escultura alegórica de la Esperanza y en el otro una de la Caridad.[27]

TranseptoEditar

 
Virgen de la Antigua.

En lado del evangelio del transepto se encuentran los siguientes elementos:

  • Capilla de la Virgen del Amparo. Con un retablo del siglo XVIII atribuido a Cristóbal de Guadix. Esta Virgen fue realizada por Roque Balduque en torno a 1555.[28]
  • Capilla de la Virgen Milagrosa. Con un retablo del siglo XVIII.[24]
  • Retablo de Santa Ana y la Virgen Niña. Retablo del siglo XVII. Esculturas realizadas por Francisco Ruiz Gijón entre 1675 y 1678.[25]
  • Retablo de la Virgen de las Fiebres. Retablo del siglo XVII. La Virgen es atribuida a Juan Bautista Vázquez "el Viejo" de 1565.[25]
  • Retablo de Jesús con la cruz a cuestas. El Jesús fue esculpido por Gaspar del Águila y policromado por Antonio de Arfián en 1587. Porta una cruz de carey con marco de plata. Proviene de la antigua parroquia de Santa María Magdalena y fue conocido primero, simplemente, como Cristo con la cruz a cuestas y Cristo de la Magdalena entre los siglos XVI y XVIII y como Nazareno de las Fatigas posteriormente.[29]

En el lado de la epístola del transepto se encuentran los siguientes elementos:

  • Capilla del Cristo del Calvario. En un retablo de principios del siglo XVIII están las imágenes titulares de la Hermandad del Cristo del Calvario, que son el Cristo del Calvario (Francisco de Ocampo, 1612), la Virgen de la Presentación (Juan de Astorga, C. 1839) y San Juan Evangelista (Juan de Astorga, C. 1839).[30]
  • Santa Catalina de Siena. Escultura del siglo XVIII.[31]
  • Capilla de San Antonio de Padua. Con un retablo de principios del siglo XVIII. En el banco del retablo hay un Ecce Homo del siglo XVII.[31]
  • Retablo de la Virgen del Carmen. Retablo y escultura del siglo XVIII.[31]
  • Retablo de San José con el Niño. Retablo y escultura del siglo XVIII.[31]
  • Retablo de la Virgen del Rosario. Retablo del siglo XVIII.[32]​ La Virgen del Rosario fue realizada por Cristóbal Ramos en torno a 1787.[33]

Capilla de la Quinta AngustiaEditar

Se encuentra adosada a la nave del evangelio. Se trata de un espacio de entre finales del siglo XIV y principios del siglo XV. Fue reformada a comienzos del siglo XVIII pero recuperó su fisionomía original en una restauración en 1917.[34]​ En el siglo XV debieron ser tres capillas independientes, cada una con su cúpula.[35]​ Tiene pinturas murales de naturaleza y tres escudos heráldicos, dos de los Ayala y uno de los Medina. En 1896 se le colocaron zócalos con azulejos de la Cartuja.[35]

Esta capilla es la sede de la Hermandad de la Quinta Angustia. Esta hermandad tiene como titulares al Jesús del Descendimiento (atribuido a Pedro Roldán de 1659) y a la Virgen de la Quinta Angustia (Vicente Rodríguez-Caso, 1932).[36]

Capilla SacramentalEditar

La capilla Sacramental es una estancia que va del transepto a la entrada lateral del templo. Esta alberga un retablo de 1817. En la mesa del altar hay un sagrario de plata del siglo XVIII retocado por Marmolejo en 1954. En el centro del retablo se encuentra una Inmaculada. En la parte superior del retablo hay un relieve de la Santísima Trinidad realizado por Manuel María Fernández y, a los lados, ángeles realizados por Juan Bautista Patrone.[37]

 
Retablo de la Asunción de la Virgen, realizado por Juan de Mesa (1619).
 
Santo Domingo en Soriano, de Francisco de Zurbarán (1626).

PinturaEditar

Destacan las pinturas al fresco de Lucas Valdés sobre los muros, con temas relacionados con la Orden de Santo Domingo, los misterios del rosario y los apóstoles. Muchas de ellas se encuentran muy deterioradas. La mayor parte de las cuales fueron realizadas por Lucas Valdés entre 1710 y 1715[18]​ Entre las obras de este autor está la de Salomón realizando una ofrenda en el templo.[38]

MuralEditar

  • El Triunfo de la Fe. Este fresco, obra de Lucas Valdés, se encuentra en la bóveda del presbiterio, representa el triunfo de la Fe sobre la herejía en los cuatro continentes gracias a la intervención de los frailes dominicos. La figura central representa a la Fe, a ambos lados se encuentran los arcángeles San Miguel y San Rafael rodeados por ángeles y músicos que tocan desde dos balcones laterales. Debajo de este conjunto entre nubes se encuentran los dos principales santos de la orden Dominica, Santo Domingo de Guzmán con una espada en llamas en su mano derecha y Santo Tomas de Aquino con una palma en la mano derecha y un pliego de papel abierto en la izquierda. Ambos triunfan sobre la herejía y la abominación que se precipitan hacia el abismo. En las esquinas cuatro medallones representan los cuatro continentes.
  • La entrada triunfal de San Fernando en Sevilla entre las alegorías de la fortaleza y de Sevilla liberada. Se encuentra en lado derecho del crucero y es obra de Lucas Valdés. Se representa la entrada de este rey en la ciudad acompañado por la Virgen de los Reyes y un gran séquito eclesiástico entre el que se encuentra Santo Domingo de Guzmán y San Pedro Nolasco. Desde arriba contemplan el acto San Isidoro y San Clemente.[20]
  • Auto de Fe en tiempos de San Fernando. Se representa un Auto de Fe en el que aparecen frailes dominicos y el mismo San Fernando que transporta leña para la hoguera. Según la leyenda este fue un acontecimiento real que se celebró en Sevilla el 28 de octubre de 1703 en el que se ejecutó entre otros a un personaje llamado Diego López Duro vecino de Osuna (Sevilla) por practicar la religión judía. Se encuentra situado en el lado izquierdo del crucero y es obra de Lucas Valdés[20]​. También aparece un grupo de dominicos llevando en burros a los condenados.[20]
  • La Virgen del Rosario protegiendo las naves española en la batalla de Lepanto. Obra de Lucas Valdés. Este fresco está enmarcado por una yesería dorada. En él aparecen la batalla de Lepanto. Sobre una nube podemos ver a la Virgen del Rosario. Según la tradición, el rezo del rosario contribuyó a la victoria de los cristianos, que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571, siendo papa Pío V, dominico. Los frailes dominicos, antiguos propietarios de la iglesia, tienen una devoción especial al santo rosario.[37]

LienzosEditar

Se representa en este cuadro un milagro que tuvo lugar tras la oración de Santo Domingo. La Santísima Virgen acompañada de dos bellas jóvenes que son Santa Cecilia y Santa Catalina, se apareció ante el lecho de Reginaldo de Orleáns que se encontraba enfermo por unas fiebres que hacían temer por su vida. La Virgen ungió la cabeza del paciente, quedando este completamente restablecido.

  • Francisco de ZurbaránLa entrega milagrosa del verdadero retrato de Santo Domingo en el monasterio de Soriano.

Según la tradición, en la noche del 15 de septiembre de 1530, la Santísima Virgen acompañada de Santa María Magdalena y Santa Catalina, se aparecieron en el convento dominico de Soriano en Calabria, al hermano sacristán Fray Lorenzo da Grottaria y le entregaron un lienzo con la imagen de Santo Domingo, para que lo colocara sobre el altar. Desde entonces esta imagen ha gozado de gran devoción y nobles reyes y papas han contribuido al engrandecimiento del santuario. Varios artistas, entre ellos Zurbarán han representado este milagro.

OrfebreríaEditar

 
Custodia.

Magnífica Custodia procesional de 2,25 metros de altura iniciada por Cristóbal Sánchez de la Rosa en 1678 continuada por Juan Laureano de Pina y rematada por Blas Amat y Cortés en 1790. Esta custodia es propiedad de la hermandad Sacramental de la Parroquia.

Es de planta octogonal y tres cuerpos de altura que culminan con un pedestal sobre el que se encuentra una estatua de la fe. Los dos cuerpos inferiores disponen de columnas salomónicas y rectas que están decorados con motivos vegetales. En el cuerpo inferior puede contemplarse una balaustrada con estatuas de los cuatro evangelistas y en el siguiente se representan figuras de ángeles. En el centro una escultura de la Inmaculada.[39]

Otros elementosEditar

  • En la nave del evangelio se encuentra el Cristo del Gonfalón. Es una talla atribuida a Nicolás de León de 1536. Pertenecía a una antigua hermandad ya extinguida llamada Cofradía de la Vida de Cristo y Confalón cuya finalidad era practicar obras de misericordia y piedad y estaba agregada a una hermandad de Roma del mismo nombre.[40][41]
  • En la iglesia también se encuentra a la Virgen en sus misterios dolorosos bajo la advocación de la Virgen de la Antigua, que es atribuida a Pedro Roldán.[40]
  • En la nave de la epístola se encuentra el retablo de la Asunción de la Virgen. En el centro hay un relieve de la Asunción realizado por Juan de Mesa en 1619.[32]​ En el ático de este retablo hay otro relieve de la Coronación de la Virgen, del mismo autor.[32]

HermandadesEditar

Varias hermandades tienen sede en esta iglesia:

  • Hermandad Sacramental de la Magdalena: Fue fundada en 1575. Realiza una procesión eucarística anual por el barrio en la festividad del Corpus Cristi. En el cortejo se procesiona con un un baldaquino (Joaquín Bilbao y Antonio Infante, 1924) que alberga un Niño Jesús (Jerónimo Herández, 1582), con una Inmaculada (Benito de Hita y Castillo, mediados del siglo XVIII) y con la custodia barroca.[42]
  • Hermandad de Nuestra Señora del Amparo: En el siglo XVI el arzobispo Fernando Valdés fundó la Hermandad del Amparo de María Santísima y San José para acocer a niños expósitos. La hermandad de gloria actual es una continuación de la fundada, con esta misma titular, a comienzos del siglo XVIII. En sus reglas de 1735 figuraba que procesionaría el 18 de diciembre, Día de la Expectación del Parto de Nuestra Señora, aunque poco después se cambió al Día del Patrocinio de la Virgen, el segundo domingo de noviembre.[43]
  • Hermandad de la Quinta Angustia: En 1575 se fundó la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús en la iglesia de San Vicente de Sevilla. En 1587 esta hermandad se trasladó al convento de San Pablo,[3]​ donde se hizo filial de la orden y dependiente del prior hasta 1764.[4]​ En 1851 se unió a la Hermandad del Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y Quinta Angustia de María Santísima, fundada en 1540.[44]​ Hace estación de penitencia el Jueves Santo.
  • Hermandad del Calvario: Existió otra hermandad con estos titulares fundada en 1571 en el hospital de Nuestra Señora de Belén, que se trasladó posteriormente a la iglesia de San Ildefonso y que desapareció a finales del siglo XVIII.[45]​ La actual es una refundación realizada en 1886 en esa iglesia de San Ildefonso. En 1916 se trasladó a la iglesia de la Magdalena.[46]​ Hace estación de penitencia en la madrugada del Viernes Santo.

La Hermandad de Montserrat tiene su sede en una capilla que formó parte del antiguo compás del convento, en la calle Cristo del Calvario. A finales del siglo XVI se fundó la Hermandad del Cristo de la Conversión del Buen Ladrón y Nuestra Señora de Montserrat. Esta se trasladó a mediados del siglo XVII al convento de San Pablo. Ahí decayó la misma y vendió sus enseres a comienzos del siglo XIX. En 1849 la hermandad fue refundada.[47]​ Desde 1546 había sido la sede de la Hermandad de Nuestra Señora de la Antigua, que se fusionó en 1596 con la Hermandad de los Siete Dolores. La Hermandad de la Antigua y Siete Dolores se extinguió a comienzos del siglo XIX, quedando la capilla abandonada hasta que volvió a ser ocupada en 1938 por la Hermandad de Montserrat.[48]​ Hace estación de penitencia el Viernes Santo.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Iglesia de La Magdalena y Capilla de Nuestra Señora de Montserrat». Base de datos de Patrimonio Inmueble Andaluz. Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  2. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 77.
  3. a b c d e f Fernández Rojas, 2008, p. 78.
  4. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 79.
  5. a b Fernández Rojas, 2008, p. 82.
  6. a b c d Fernández Rojas, 2008, p. 83.
  7. Fernández Rojas, 2008, p. 88.
  8. a b c d Fernández Rojas, 2008, p. 89.
  9. González de León, 1844, pp. 98-101.
  10. a b «Plaza de la Magdalena». Ayuntamiento de Sevilla. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  11. a b c d Fernández Rojas, 2008, p. 84.
  12. Fernández Rojas, 2008, p. 85.
  13. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 90.
  14. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 93.
  15. a b Fernández Rojas, 2008, p. 94.
  16. Fernández Rojas, 2008, p. 95.
  17. Francisco Pinto Puerto. «El cimborrio de madera del antiguo convento de San Pablo de Sevilla». Actas del Cuarto Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Cádiz, 27-29 enero 2005, ed. S. Huerta, Madrid: I. Juan de Herrera, SEdHC, Arquitectos de Cádiz, COAAT Cádiz, 2005. 
  18. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 130.
  19. Fernández Rojas, 2008, pp. 130-131.
  20. a b c d e Fernández Rojas, 2008, p. 131.
  21. Fernández Rojas, 2008, p. 104.
  22. Fernández Rojas, 2008, p. 106.
  23. «Montaña de oro y madera en la Magdalena». El Correo de Andalucía. 12 de agosto de 2012. 
  24. a b Fernández Rojas, 2008, p. 109.
  25. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 110.
  26. Fernández Rojas, 2008, p. 107.
  27. Fernández Rojas, 2008, p. 91.
  28. Fernández Rojas, 2008, p. 108.
  29. José Roda Peña (2010). El Nazareno de las Fatigas y su capilla en la parroquia de Santa María Magdalena de Sevilla (22). Laboratorio de Arte. Revista del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla. pp. 73-101.  ISSN 1130-5762
  30. Fernández Rojas, 2008, p. 114.
  31. a b c d Fernández Rojas, 2008, p. 115.
  32. a b c Fernández Rojas, 2008, p. 116.
  33. Fernández Rojas, 2008, p. 113.
  34. Fernández Rojas, 2008, p. 91-92.
  35. a b Fernández Rojas, 2008, p. 92.
  36. Hermandad de la Quinta Angustia. Consejo General de Hermandades de Sevilla. Consultado el 21 de mayo de 2017. 
  37. a b Fernández Rojas, 2008, p. 119.
  38. Fernández Rojas, 2008, p. 159.
  39. Fernando Quiles García (1991). Cristóbal Sánchez de la Rosa y Juan Laureano de Pina en un proyecto común: la custodia de la Magdalena (3). Atrio. pp. 51-54.  ISSN 0214-8293
  40. a b Fernández Rojas, 2008, p. 111.
  41. Real Hermandad de la Vera Cruz de Salteras, Santa María Magdalena de Sevilla a Salteras. Consultado el 20/4/2010
  42. «Santa María Magdalena». Consejo General de Hermandades y Cofradías. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  43. «Historia de la Hermandad del Amparo». Hermandad del Amparo. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  44. Fernández Rojas, 2008, p. 80.
  45. «Orígenes». Hermandad del Calvario. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  46. «Refundación». Hermandad del Calvario. Consultado el 22 de mayo de 2017. 
  47. Fernández Rojas, 2008, p. 81.
  48. Fernández Rojas, 2008, p. 97.

BibliografíaEditar

  • Matilde Fernández Rojas (2008). Patrimonio artístico de los coventos masculinos desamortizados en Sevilla durante el siglo XIX. Benedictinos, dominicos, agustinos, carmelitas y basilios. Secretariado de Publicaciones de la Diputación de Sevilla. ISBN 978-84-7798 259-3. 
  • Félix González de León (1844). Noticia artística, histórica y curiosa de todos los edificios públicos, sagrados y profanos de esta muy noble, muy leal, muy heroica e invicta Ciudad de Sevilla, y de muchas casas particulares con todo lo que les sirve de adorno artístico I. Hidalgo. 
  • Alfredo Morales, María Jesús Sanz, Juan Miguel Serrera y Enrique Valdivieso (2008) [1981]. Guía artística de Sevilla y su provincia. Secretariado de Publicaciones de la Diputación de Sevilla. ISBN 84-7798-210-4. 
  • José Fernández (2004). Lucas Valdes. 1661-1725. Secretariado de Publicaciones de la Diputación de Sevilla. ISBN 84-7798-201-5. 
  • Diego A. Cardoso Bueno (2006). Sevilla. El Casco Antiguo. Historia, arte y urbanismo. Guadalquivir Ediciones. ISBN 9788480931540. 

Enlaces externosEditar