Ignacio de Iriarte

artista español
Paisajes con pastores, 1665, óleo sobre lienzo, 106 x 194 cm, Madrid, Museo del Prado.
Paisaje con figuras, Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Ignacio de Iriarte (Azcoitia, 1621 - Sevilla, 1670) fue un pintor barroco español establecido en Sevilla, donde se especializó en la pintura de paisajes. Se le puede considerar el primer artista de origen vasco que alcanzó fama más allá de su tierra.

Nacido en Azcoitia (Guipúzcoa), se desconocen sus primeros pasos en la pintura hasta que, hacia 1642, decidió trasladarse a Sevilla donde al parecer se formó en el taller de Francisco Herrera el Viejo.[1]​ Allí llegó a dominar el uso de los colores, pero nunca llegó a desenvolverse bien con la figura humana, por lo que determinó dedicarse con preferencia a los paisajes, alentado por la presencia en la ciudad de una colonia de comerciantes nórdicos de gustos burgueses. Con ellos llegaría a obtener gran fama, hasta el punto de que, según Antonio Palomino, Murillo afirmaba que los hacía «por inspiración divina».[2]

En 1646 casó con Doña Francisca de Chaves en Aracena, muerta prematuramente. De vuelta en Sevilla contrajo nuevo matrimonio en 1649. Fue miembro fundador de la Academia de Sevilla y su primer secretario en 1660 y, de nuevo, de 1667 a 1669. En ella rivalizó con Bartolomé Esteban Murillo, con quien también en alguna ocasión pudo colaborar. Firmó su testamento y murió en Sevilla en septiembre de 1670 y fue enterrado en la capilla del Sagrario de la catedral.[3]

Las obras seguras del pintor, aparte de una modesta Inmaculada firmada en 1664 en la colección March, se reducen a dos paisajes, uno puro, en la colección de los duques de Alba, firmado en 1660, y el Paisaje con pastores del Museo Nacional del Prado, de 1665,[4]​ a partir de los cuales ha sido posible asignarle otros paisajes de naturaleza pujante, aunque interpretada a partir de grabados y en ocasiones con figuras trabajadas con cierto descuido, entre los que se encuentran los conservados en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo del Ermitage de San Petersburgo, así como dos dibujos firmados en el Louvre.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Pérez Sánchez, p. 381
  2. Palomino, p. 393.
  3. Kinkead, p. 197
  4. Valdivieso, p. 439 y nota 3.

Bibliografía consultadaEditar

  • Kinkead, Duncan T., Pintores y doradores en Sevilla 1650-1699. Documentos, Bloomington In., AuthorHouse, 2006, ISBN 1-4259-7205-5
  • Palomino, Antonio (1988). El museo pictórico y escala óptica III. El parnaso español pintoresco laureado. Madrid : Aguilar S.A. de Ediciones. ISBN 84-03-880005-7. 
  • Pérez Sánchez, Alfonso E. (1992). Pintura barroca en España 1600-1750, p. 381. Madrid : Ediciones Cátedra. ISBN 84-376-0994-9. 
  • Valdivieso González, Enrique, «Una Inmaculada inédita de Ignacio de Iriarte», Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, nº 54 (1988), págs. 439-441. [1]

Enlaces externosEditar